skip to content

Cookies en la web de la UE

Usamos cookies para ofrecer una experiencia óptima. Seguirá recibiendo cookies si no cambia su configuración. Puede controlar y suprimir cookies siempre que lo desee.

Continuar
 
 
 
05/06/2019

Elecciones Europeas - ¿Y ahora qué?

Parlamento Europeo en Estrasburgo
Parlamento Europeo en Estrasburgo

El nuevo ciclo legislativo comenzará en Estrasburgo el 2 de julio de 2019 con un periodo en el que se elegirán los principales puestos directivos en las instituciones europeas, acordes a los resultados de las elecciones europeas en las que participaron más de 200 millones de ciudadanos europeos.

Tras unas elecciones donde la principal noticia ha sido el aumento de la participación (ha pasado del 42,61 por ciento de media en las elecciones de 2014, a 51 por ciento en las de 2019) y una mayor pluralidad y representación femenina en el hemiciclo (cerca del 39% frente al 36% que había hasta ahora), ahora se abre paso al momento decisivo donde esos resultados deben ayudar a configurar los liderazgos en las principales instituciones de la Unión Europea.

Este proceso echará a andar en el primer pleno de la legislatura el próximo 2 de julio y un primer tema sobre la mesa: la elección del presidente del Parlamento Europeo, con un mandato de media legislatura, es decir, dos años y medio.

Hasta ese día, los eurodiputados electos no tomarán posesión de su escaño y, por lo tanto, su mandato para los siguientes cinco años no empezará hasta las 10.00 horas del 2 de julio.

¿Cómo se elige al presidente del Parlamento Europeo?

Ese primer pleno estará presidido en su inicio por el presidente saliente, Antonio Tajani (PPE, IT), que será el que dé paso a las votaciones. Puede presentarse para la candidatura a presidir la Eurocámara cualquier eurodiputado respaldado por un grupo político o por una vigésima parte del hemiciclo (38 eurodiputados, en este caso).

Los eurodiputados deberán depositar en una urna un papel con su voto en una votación secreta, necesitándose mayoría absoluta de los votos emitidos. En caso de no lograrse, se podría repetir el mismo procedimiento hasta en dos ocasiones más. En caso de que en tercera ronda ningún candidato haya logrado la mayoría absoluta de los votos, los dos candidatos más votados en la tercera se enfrentarían en una cuarta ronda, para la que sería suficiente con una mayoría simple de los votos.

Una vez elegido, el presidente podrá hacer unas declaraciones de apertura antes de pasar a presidir el resto de la sesión, en la que se tienen que elegir a los 14 vicepresidentes y a los cinco cuestores. En este caso, cada eurodiputado deberá entregar una papeleta con un mínimo de más de la mitad de los puestos a cubrir en esa ronda y como máximo la cantidad de puestos en disputa (es decir, que en la primera ronda deberá incluir un mínimo de 8 nombres a cubrir para las 14 vicepresidencias, y un máximo de 14). Los candidatos necesitarán mayoría absoluta de los votos emitidos para ser elegidos, y en caso de no cumplirse los puestos en primera ronda, se haría una siguiente ronda con la misma fórmula y una tercera ronda igual, pero en la que bastaría con mayoría simple.

¿Cómo se componen las comisiones?

Durante este primer pleno, el Parlamento Europeo también decidirá el número de componentes que debe tener cada comisión. Primero, los grupos políticos y eurodiputados no inscritos deben enviar sus propuestas, tanto de los nombres como del número de miembros por comisión (en la pasada legislatura oscilaron entre 25 y 73 miembros por comisión).

Estas propuestas se llevarán a votación en la Conferencia de Presidentes (el órgano formado por los portavoces de los distintos grupos y el presidente de la Eurocámara), y una vez aprobado se llevará a votación en el pleno, que debe aprobarlo por mayoría simple, también en esta primera sesión (2-4 de julio).

Posteriormente, la semana siguiente en Bruselas, las comisiones se reúnen para elegir a sus presidentes y vicepresidentes (hasta un máximo de cuatro), con mandatos también de dos años y medio.

El trabajo de las comisiones es fundamental, porque son los encargados de aprobar un informe de trabajo legislativo antes de que llegue al pleno, con la posibilidad de incluir enmiendas, además de ser los que nombran a un grupo negociador para los trílogos con Consejo y Comisión, u otras actividades como organizar audiencias con expertos, adoptar informes de iniciativa propia o supervisar el trabajo en su ámbito de otras instituciones y órganos de la UE.

Los grupos políticos

Como ya se ha mencionado, los grupos políticos son una de las claves del funcionamiento del Parlamento Europeo en sus primeras semanas, desde la presentación de candidaturas a presidente del Parlamento Europeo como la composición de las comisiones.

Para poder erigirse como grupo político, este debe constar de un mínimo de 25 eurodiputados electos en al menos un cuarto de los Estados miembros (es decir, siete). La fecha máxima para notificar la creación de un grupo y sus integrantes en el Parlamento Europeo es el próximo 24 de junio para estar reflejados en la sesión inaugural, aunque se puede comunicar durante toda la legislatura la creación de un nuevo grupo.

El grupo político puede disfrutar de un cierto presupuesto financiado por el Parlamento Europeo para el contrato de asistentes y/u otras facilidades administrativas, que no podrá usarse para cubrir gastos de campañas electorales europeas, nacionales, regionales o locales ni financiar a partidos políticos a nivel nacional o europeo ni ningún organismo dependiente de ellos.

Estos grupos deciden internamente quién será su portavoz en el pleno, que también les representará en la Conferencia de Presidentes, que es la encargada de organizar la planificación legislativa y negociadora del Parlamento Europeo, así como de las relaciones con otras instituciones de la UE, parlamentos nacionales o países extracomunitarios.

¿Cómo se elige al presidente de la Comisión Europea?

El segundo pleno de la legislatura, que se celebrará apenas dos semanas después del primero (15-18 de julio) será la primera oportunidad para designar al próximo presidente de la Comisión Europea. Previamente, los Estados miembros, reunidos en el Consejo Europeo, deben acordar y proponer un candidato a presidir el Ejecutivo comunitario (mayoría cualificada), pero deben hacerlo acorde a los resultados de las elecciones europeas, y teniendo en cuenta que el presidente de la Comisión debe ser elegido por mayoría absoluta de la Eurocámara (376 votos a favor).

Si el candidato no obtiene el voto favorable, el Consejo debe proponer un nuevo candidato en un espacio inferior a un mes. Desde las pasadas elecciones de 2014, está vigente el proceso de cabezas de lista (Spitzenkandidaten), por el cual los principales grupos políticos europeos nominaron a un candidato a presidir la Comisión si su grupo era el más votado.

¿Y los comisarios?

Para la elección de los comisarios, cada Estado miembro nomina a un candidato, salvo el país al que pertenezca el recién elegido presidente de la Comisión Europea. Los 27 propuestos pasan a formar parte de una lista que debe ser aprobada por el presidente electo de la Comisión y el Consejo Europeo.

Estos candidatos a comisarios deberán someterse a audiencias (presumiblemente en octubre) en las respectivas comisiones del Parlamento Europeo según la temática para la que han sido propuestos. La evaluación sobre las aptitudes del candidato por parte de cada comisión se envía al presidente del Parlamento Europeo. Una evaluación negativa normalmente supone que el candidato se retira del proceso, que se iniciaría con una nueva candidatura.

Una vez pasadas estas audiencias, la propuesta en bloque de las comisarías, incluyendo al presidente de la Comisión y al Alto/a Representante para Asuntos Exteriores y Política de Defensa, se vota en el pleno, y si es aprobada, debe refrendarse por el Consejo Europeo por mayoría cualificada.

Centro multimedia del Parlamento Europeo
Contenido audiovisual sobre las elecciones europeas 23-26 de mayo

Contacto de prensa en Madrid:

Damián CASTAÑO

(+34) 91 436 4766

(+33) 3 881 64512 (Estrasburgo)
(+34) 608 577 966
damian.castano@europarl.europa.eu