skip to content

Cookies en la web de la UE

Usamos cookies para ofrecer una experiencia óptima. Seguirá recibiendo cookies si no cambia su configuración. Puede controlar y suprimir cookies siempre que lo desee.

Continuar
 
 
 
03/10/2019

Brexit: el PE considera que las últimas propuestas del Reino Unido no ofrecen las garantías que la UE e Irlanda necesitan

Brexit
Brexit

El negociador principal de la UE para el Brexit, Michel Barnier, ha informado al grupo de trabajo del Parlamento Europeo sobre el Brexit (EP Brexit Steering Group) sobre las últimas propuestas por parte del gobierno británico.

Después de un intercambio de posturas, los eurodiputados han acordado la siguiente declaración:

"El grupo de trabajo del Parlamento Europeo sobre el Brexit (BSG) estima que las últimas propuestas formuladas por el gobierno del Reino Unido el 2 de octubre no representan, en su forma actual, la base para un acuerdo que el Parlamento Europeo pueda aprobar. Las propuestas no abordan los verdaderos problemas que tienen que resolverse en caso de que la salvaguarda (backstop) fuese retirada, especialmente respecto a la economía de toda la isla, el respeto absoluto a los Acuerdos de Viernes Santo y la integridad del Mercado Único. 

Aunque permanecemos abiertos a una solución factible, operativa legalmente y seria, las propuestas del Reino Unido se quedan cortas y representan un movimiento significativo lejos de los compromisos comunes y los objetivos.  

En particular, se han señalado tres aspectos de la propuesta. En primer lugar, las propuestas del Reino Unido en aspectos regulatorios y aduaneros proveen una infraestructura, controles y revisiones específicas, pero no se detalla dónde y cómo estos se llevarían a cabo. Cualquier tipo de control o revisión en o alrededor de la frontera significaría el fin de un comercio libre de fricciones y, como tal, podría dañar la economía de toda la isla, así como representar una seria amenaza al proceso de paz e implicar un riesgo serio para los consumidores y las empresas. De este modo, las propuestas sometidas por el gobierno del Reino Unido quebrantan una serie de principios y líneas rojas aprobadas en las resoluciones de esta casa. Al mismo tiempo, estos controles no serían suficientes para garantizar la protección de los consumidores y las empresas europeas en todas las circunstancias, dejando potencialmente un significativo agujero en el Mercado Único de la Unión Europea. 

En segundo lugar, las propuestas del Reino Unido solo se desarrollarían operacionalmente en detalle por la UE y el Reino Unido, o por el Reino Unido de manera unilateral, durante el mes catorce del periodo de transición. Esto no provee la necesaria certidumbre ni satisface los principios acordados en el Acuerdo de Retirada. En consecuencia, supondría que el Parlamento Europeo tendría que dar su aprobación al protocolo sin conocer sus implicaciones totales y sin tener ninguna garantía sobre su aplicación legal. Esto es inaceptable.  

En tercer lugar, el derecho de consentimiento ofrecido a la Asamblea de Irlanda del Norte supone efectivamente que el acuerdo esté supeditado a la incertidumbre, provisionalidad y dependencia de una decisión unilateral, en vez de a la red de seguridad provista por la salvaguarda. Además, la Asamblea de Irlanda del Norte no se ha convocado en casi tres años, por lo que es cuestionable si será capaz de reunirse de nuevo y tomar la responsabilidad que supone un tratado internacional de esta naturaleza.   

En resumen, el BSG tiene serias dudas sobre la propuesta sometida por el Reino Unido. Salvaguardar la paz y la estabilidad en la isla de Irlanda, la protección de los ciudadanos y el orden legal de la Unión Europea tienen que ser los principales focos de cualquier acuerdo. Las propuestas del Reino Unido no se asemejan ni remotamente a lo que fue acordado como una cesión mutua suficiente como fue la salvaguarda.   

El Parlamento Europeo permanece abierto a explorar todas las propuestas, pero estas tienen que ser creíbles, legalmente operativas y tener en la práctica el mismo efecto que los compromisos presentes en el Acuerdo de Retirada.”

Nota aclaratoria

El Parlamento Europeo continúa apoyando un “Brexit ordenado” basado en las negociaciones ya incluidas en el Acuerdo de Retirada, como así reafirmaron los eurodiputados en la pasada resolución adoptada por una amplia mayoría el pasado 18 de septiembre. Cualquier acuerdo de retirada y asociación futura o acuerdo internacional con el Reino Unido necesitan ser aprobados por la Eurocámara. 

Más información

Página principal sobre el Brexit en el PE

Infografía sobre el Reino Unido y la UE

Página del Centro Multimedia del PE sobre el Brexit

Contacto de prensa en Madrid

Damián CASTAÑO
Tel.  (+34) 91 436 4766
Tel.  (+33) 3 881 64512 (Estrasburgo)
Móvil (+34) 608 577 966
e-mail: damian.castano@europarl.europa.eu