Cooperación europea en la lucha contra el trabajo no declarado

26-01-2016

El trabajo no declarado afecta tanto a las personas a título individual —en la medida en que determina unas condiciones de salud, sociales y laborales menos favorables— como a la sociedad en su conjunto, como consecuencia de la competencia desleal y de los efectos del trabajo no declarado en las haciendas públicas y los sistemas de seguridad social. El 9 de abril de 2014, la Comisión Europea propuso la creación de una plataforma europea contra el trabajo no declarado que se encargaría de apoyar y coordinar los esfuerzos de los Estados miembros en la tarea de prevenir, desincentivar y combatir ese tipo de actividad.

El trabajo no declarado afecta tanto a las personas a título individual —en la medida en que determina unas condiciones de salud, sociales y laborales menos favorables— como a la sociedad en su conjunto, como consecuencia de la competencia desleal y de los efectos del trabajo no declarado en las haciendas públicas y los sistemas de seguridad social. El 9 de abril de 2014, la Comisión Europea propuso la creación de una plataforma europea contra el trabajo no declarado que se encargaría de apoyar y coordinar los esfuerzos de los Estados miembros en la tarea de prevenir, desincentivar y combatir ese tipo de actividad.