El papel de Altiero Spinelli en el camino hacia la Unión Europea

21-09-2016

El 14 de febrero de 1984 el Parlamento Europeo debatió y aprobó el proyecto de Tratado constitutivo de la Unión Europea, también conocido como «proyecto Spinelli», por el nombre del ponente-coordinador de la comisión parlamentaria redactora del texto. Dos años después, el 23 de mayo de 1986, fallecía en Roma Altiero Spinelli. Hoy, treinta años después de su muerte, tanto él como el proyecto de Tratado que promovió se consideran elementos fundamentales del proceso de integración europea. Con todo, este proyecto no fue sino la culminación de la carrera política de Spinelli, el hombre capaz de imaginar una Europa unida aún antes del nacimiento de la Comunidad Europea. La evolución del pensamiento y de la obra de Spinelli puede entenderse mejor a la luz de los argumentos expuestos en el Manifiesto de Ventonene y de su subsiguiente actividad en el Movimiento Federalista Europeo hasta el inicio de su trayectoria en las instituciones europeas, primero como comisario y posteriormente como diputado al Parlamento Europeo. A lo largo de su carrera, este político italiano no solo asistió a las diversas etapas de la integración europea, sino que a menudo supo anticiparse a ellas. Persiguió el objetivo de crear una unión política entre los países europeos, con confianza y determinación hasta el final. El último paso debía darse en la institución que Spinelli siempre consideró la más representativa e idónea para jugar el papel protagonista en el proceso de integración: el Parlamento Europeo.

El 14 de febrero de 1984 el Parlamento Europeo debatió y aprobó el proyecto de Tratado constitutivo de la Unión Europea, también conocido como «proyecto Spinelli», por el nombre del ponente-coordinador de la comisión parlamentaria redactora del texto. Dos años después, el 23 de mayo de 1986, fallecía en Roma Altiero Spinelli. Hoy, treinta años después de su muerte, tanto él como el proyecto de Tratado que promovió se consideran elementos fundamentales del proceso de integración europea. Con todo, este proyecto no fue sino la culminación de la carrera política de Spinelli, el hombre capaz de imaginar una Europa unida aún antes del nacimiento de la Comunidad Europea. La evolución del pensamiento y de la obra de Spinelli puede entenderse mejor a la luz de los argumentos expuestos en el Manifiesto de Ventonene y de su subsiguiente actividad en el Movimiento Federalista Europeo hasta el inicio de su trayectoria en las instituciones europeas, primero como comisario y posteriormente como diputado al Parlamento Europeo. A lo largo de su carrera, este político italiano no solo asistió a las diversas etapas de la integración europea, sino que a menudo supo anticiparse a ellas. Persiguió el objetivo de crear una unión política entre los países europeos, con confianza y determinación hasta el final. El último paso debía darse en la institución que Spinelli siempre consideró la más representativa e idónea para jugar el papel protagonista en el proceso de integración: el Parlamento Europeo.