Normas sobre los grupos políticos en el PE

05-06-2019

Los diputados al Parlamento Europeo (DalPE) pueden formar grupos políticos, que no se organizan por nacionalidades, sino por afinidades políticas. Desde las primeras elecciones directas de 1979, el número de grupos políticos ha oscilado entre siete y diez. Tras las elecciones de 2019, es probable que el número, el tamaño y la composición de los grupos políticos sigan fluctuando, como consecuencia de la posible disolución de algunos grupos políticos y la creación de otros nuevos. Para formar un grupo político, se requiere un mínimo de 25 diputados, elegidos en al menos una cuarta parte (en la actualidad, siete) de los Estados miembros de la Unión. A los diputados que no pertenecen a ningún grupo político se les conoce como diputados no inscritos. Miembros de los grupos políticos Aunque los grupos políticos desempeñan un papel muy destacado en la vida del Parlamento, los diputados por separado o varios diputados actuando conjuntamente también tienen muchos derechos, por ejemplo en relación con el ejercicio de supervisión de otras instituciones de la Unión, como la Comisión. No obstante, la pertenencia a un grupo político reviste especial importancia en lo que respecta a la asignación de puestos clave en las estructuras políticas y organizativas del Parlamento, como las presidencias de las comisiones y delegaciones y las funciones de ponentes de expedientes importantes. Además, los grupos políticos reciben más fondos para su personal colectivo y sus actividades parlamentarias que los diputados no inscritos. La financiación de los grupos políticos, sin embargo, es distinta de la financiación concedida a los partidos políticos europeos y a las fundaciones políticas europeas, que, si cumplen los requisitos para registrarse como tales, puede solicitar financiación del Parlamento Europeo.

Los diputados al Parlamento Europeo (DalPE) pueden formar grupos políticos, que no se organizan por nacionalidades, sino por afinidades políticas. Desde las primeras elecciones directas de 1979, el número de grupos políticos ha oscilado entre siete y diez. Tras las elecciones de 2019, es probable que el número, el tamaño y la composición de los grupos políticos sigan fluctuando, como consecuencia de la posible disolución de algunos grupos políticos y la creación de otros nuevos. Para formar un grupo político, se requiere un mínimo de 25 diputados, elegidos en al menos una cuarta parte (en la actualidad, siete) de los Estados miembros de la Unión. A los diputados que no pertenecen a ningún grupo político se les conoce como diputados no inscritos. Miembros de los grupos políticos Aunque los grupos políticos desempeñan un papel muy destacado en la vida del Parlamento, los diputados por separado o varios diputados actuando conjuntamente también tienen muchos derechos, por ejemplo en relación con el ejercicio de supervisión de otras instituciones de la Unión, como la Comisión. No obstante, la pertenencia a un grupo político reviste especial importancia en lo que respecta a la asignación de puestos clave en las estructuras políticas y organizativas del Parlamento, como las presidencias de las comisiones y delegaciones y las funciones de ponentes de expedientes importantes. Además, los grupos políticos reciben más fondos para su personal colectivo y sus actividades parlamentarias que los diputados no inscritos. La financiación de los grupos políticos, sin embargo, es distinta de la financiación concedida a los partidos políticos europeos y a las fundaciones políticas europeas, que, si cumplen los requisitos para registrarse como tales, puede solicitar financiación del Parlamento Europeo.