Logros de la Comisión de Peticiones durante la legislatura 2014-2019 y retos para el futuro

03-07-2019

Durante la legislatura 2014-19, la Unión y, en particular, el Parlamento Europeo, a través de su Comisión de Peticiones (PETI), ha seguido defendiendo el derecho de los ciudadanos a presentar peticiones al Parlamento Europeo para plantear cuestiones y preocupaciones y pedir reparación y medidas en ámbitos de competencia de la Unión, movilizando a las instituciones y a los Estados miembros tanto en relación con las cuestiones que ocupan un lugar central en el debate político como con las cuestiones «huérfanas» o «latentes». Con el fin de servir mejor a los ciudadanos de la Unión, la comisión ha desarrollado un Portal de Peticiones para facilitar la presentación de peticiones y aumentar la interacción y los servicios de información. Adoptó directrices nuevas y actualizadas para facilitar la tramitación de las peticiones y el proceso de toma de decisiones de la comisión. También ha conseguido introducir algunos cambios positivos en el Reglamento interno del PE. La cooperación con otras comisiones del PE fue reforzada y mejorada, en particular a través de la creación de una Red de Peticiones. Por primera vez, la Comisión PETI creó un grupo de trabajo especial, el Grupo de Trabajo sobre Asuntos Relativos al Bienestar Infantil, que era responsable de investigar una serie de peticiones sobre los derechos de los niños y de informar a la comisión por medio de recomendaciones. La Comisión PETI mantuvo buenas relaciones laborales con la Comisión, el Consejo, los Estados miembros y el Defensor del Pueblo Europeo. Trabajó en estrecha colaboración con los servicios del PE, en particular con el Servicio Jurídico del Parlamento Europeo, y aumentó exponencialmente el uso de la experiencia de investigación del Departamento Temático de Derechos de los Ciudadanos y Asuntos Constitucionales para estudios y talleres, así como del EPRS. Además, en la legislatura 2014-2019, organizó un gran número de audiencias públicas. A su vez, la comisión consiguió mantener la actividad parlamentaria global notablemente estable al comparar el número de informes, opiniones, preguntas orales, resoluciones y visitas de información realizadas durante las legislaturas 2014-2019 y 2009-2014 (véase el anexo 1). En este contexto, la Comisión PETI siguió examinando un gran número de peticiones que planteaban problemas en todos los ámbitos de actividad de la Unión: derechos fundamentales, migración, derecho de petición, ciudadanía, libre circulación, discriminación, Iniciativa Ciudadana Europea; derechos del niño, medio ambiente, bienestar de los animales, discapacidad, política social y empleo, Brexit, mejora de la legislación y aplicación de la legislación de la Unión, apertura, transparencia, acceso a los documentos, conflictos de intereses, y acuerdos internacionales. La Comisión PETI también trató algunos temas muy específicos, por ejemplo, la legislación hipotecaria y los instrumentos financieros de riesgo. Debido a su importante papel en la detección de violaciones de los derechos de las personas con discapacidad (la llamada «función de protección» dentro del marco de la Unión establecido para aplicar la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad a escala de la Unión y de los Estados miembros), la Comisión PETI ha dedicado mucha atención al tema de la discapacidad.

Durante la legislatura 2014-19, la Unión y, en particular, el Parlamento Europeo, a través de su Comisión de Peticiones (PETI), ha seguido defendiendo el derecho de los ciudadanos a presentar peticiones al Parlamento Europeo para plantear cuestiones y preocupaciones y pedir reparación y medidas en ámbitos de competencia de la Unión, movilizando a las instituciones y a los Estados miembros tanto en relación con las cuestiones que ocupan un lugar central en el debate político como con las cuestiones «huérfanas» o «latentes». Con el fin de servir mejor a los ciudadanos de la Unión, la comisión ha desarrollado un Portal de Peticiones para facilitar la presentación de peticiones y aumentar la interacción y los servicios de información. Adoptó directrices nuevas y actualizadas para facilitar la tramitación de las peticiones y el proceso de toma de decisiones de la comisión. También ha conseguido introducir algunos cambios positivos en el Reglamento interno del PE. La cooperación con otras comisiones del PE fue reforzada y mejorada, en particular a través de la creación de una Red de Peticiones. Por primera vez, la Comisión PETI creó un grupo de trabajo especial, el Grupo de Trabajo sobre Asuntos Relativos al Bienestar Infantil, que era responsable de investigar una serie de peticiones sobre los derechos de los niños y de informar a la comisión por medio de recomendaciones. La Comisión PETI mantuvo buenas relaciones laborales con la Comisión, el Consejo, los Estados miembros y el Defensor del Pueblo Europeo. Trabajó en estrecha colaboración con los servicios del PE, en particular con el Servicio Jurídico del Parlamento Europeo, y aumentó exponencialmente el uso de la experiencia de investigación del Departamento Temático de Derechos de los Ciudadanos y Asuntos Constitucionales para estudios y talleres, así como del EPRS. Además, en la legislatura 2014-2019, organizó un gran número de audiencias públicas. A su vez, la comisión consiguió mantener la actividad parlamentaria global notablemente estable al comparar el número de informes, opiniones, preguntas orales, resoluciones y visitas de información realizadas durante las legislaturas 2014-2019 y 2009-2014 (véase el anexo 1). En este contexto, la Comisión PETI siguió examinando un gran número de peticiones que planteaban problemas en todos los ámbitos de actividad de la Unión: derechos fundamentales, migración, derecho de petición, ciudadanía, libre circulación, discriminación, Iniciativa Ciudadana Europea; derechos del niño, medio ambiente, bienestar de los animales, discapacidad, política social y empleo, Brexit, mejora de la legislación y aplicación de la legislación de la Unión, apertura, transparencia, acceso a los documentos, conflictos de intereses, y acuerdos internacionales. La Comisión PETI también trató algunos temas muy específicos, por ejemplo, la legislación hipotecaria y los instrumentos financieros de riesgo. Debido a su importante papel en la detección de violaciones de los derechos de las personas con discapacidad (la llamada «función de protección» dentro del marco de la Unión establecido para aplicar la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad a escala de la Unión y de los Estados miembros), la Comisión PETI ha dedicado mucha atención al tema de la discapacidad.