Presupuesto: cómo aprovecha el Parlamento Europeo al máximo su financiación anual 

El Parlamento es capaz de mantener el trabajo de sus 751 diputados y operar en 24 lenguas diferentes gracias a su presupuesto anual. Esto representa una quinta parte del total de gastos administrativos de todas las instituciones de la Unión, que, a su vez, supone solo un 1,2 % del presupuesto general de la Unión. La gran mayoría de la financiación de la Unión se invierte directamente en los Estados miembros.

Presupuesto del Parlamento Europeo 2018

Presupuesto de la Unión Europea

El presupuesto incluye:
  • 94% : Presupuesto operativo de la Unión Europea ( Financiación de políticas aplicadas en el nivel de la Unión )
  • 6% : Presupuesto administrativo de la Unión Europea ( El presupuesto del Parlamento Europeo supone una quinta parte de este )

Presupuesto del Parlamento Europeo

El presupuesto del Parlamento representa el 1,2% del presupuesto general de la Unión

  • Actividades políticas:

    • Diputados : 22%
    • Actividades de los grupos/fundaciones/partidos políticos : 6%
  • Costes operativos:

    • TI : 7%
    • Inmuebles : 14%
    • Administración : 3%
  • Personal:

    • Agentes contractuales y servicios lingüísticos : 7%
    • Gastos de personal : 34%
    • Otros gastos relacionados con el personal : 3%
  • Com.:

    • Comunicaciones : 5%

Estas categorías se utilizan en el informe del secretario general a la Mesa sobre el anteproyecto de estado de previsiones.

La suma de los distintos porcentajes excede del 101 % debido a los redondeos

Cómo se decide el presupuesto

El procedimiento para preparar el presupuesto del Parlamento empieza normalmente en febrero. El Secretario General presenta una propuesta en la que se definen las prioridades y los recursos para el siguiente año. La Mesa, compuesta por el Presidente y los 14 vicepresidentes, toma dicha propuesta como base para adoptar el anteproyecto de estado de previsiones y lo envía a la Comisión de Presupuestos .

Se nombra a uno de los miembros de la comisión (conocido como ponente para el presupuesto) para que elabore un informe en el que se presenten las prioridades de trabajo del Parlamento y se proponga cuánto dinero se debería gastar en ellas. La Comisión de Presupuestos vota el informe en primer lugar, y después lo hacen todos los diputados en un pleno, normalmente en el mes de mayo. Estas previsiones se incorporan entonces al proyecto de presupuesto de la Unión para el año siguiente, modificado y adoptado posteriormente por los diputados en otro pleno, celebrado en diciembre a más tardar.