Parlámetro 2019: Atendiendo al llamamiento más allá del voto. Un Parlamento más fuerte que escuche la voz de los ciudadanos 

Pasados algunos meses de las elecciones europeas, la encuesta Eurobarómetro de otoño del Parlamento, el Parlámetro 2019, pone de manifiesto que el apoyo ciudadano a la pertenencia a la Unión Europea se ha estabilizado en niveles elevados: casi seis de cada diez europeos siguen mostrándose favorables a que su país forme parte de la Unión.

Además, las elecciones europeas de 2019 han redundado en una mayor satisfacción en cuanto al funcionamiento de la democracia en la Unión: el 52 % (un aumento de 3 puntos porcentuales) de los europeos coinciden en esta impresión.

La ciudadanía europea quiere en concreto que se fortalezca el Parlamento Europeo, con un 58 % de los encuestados que piden que el Parlamento adquiera mayor influencia en el futuro: se trata de una subida de 7 puntos porcentuales con respecto a la primavera de 2019 y el porcentaje más elevado en esta pregunta desde 2007.

El cambio climático pasa a ser la máxima prioridad para la mayoría de los europeos. Si bien las prioridades varían entre los distintos Estados miembros, el cambio climático ocupa el primer puesto de media en la Unión, descollando sobre la lucha contra la pobreza, el terrorismo y el desempleo. En lo que a los valores europeos respecta, hay una clara mayoría que apuesta por la defensa de los derechos humanos en todo el mundo, la libertad de expresión y la igualdad de género como principales valores fundamentales que han de preservarse en la Unión.

En el Parlámetro 2019 se entra en mayor detalle en la cuestión de la protección del medio ambiente. Para la mayoría absoluta de los encuestados, el cambio climático es el principal problema medioambiental de nuestros días, seguido de la contaminación atmosférica, la contaminación del mar, la deforestación y el aumento de la cantidad de residuos. Por otra parte, casi seis de cada diez europeos consideran que las manifestaciones por el clima convocadas por los jóvenes influyeron directamente en las políticas tanto a escala de la Unión como en el ámbito nacional.

Por último, conviene recordar que el Eurobarómetro de otoño del Parlamento permite hacerse una idea del tipo de información relacionada con la Unión que podría resultar de interés para los ciudadanos europeos, así como la manera en que estos creen que podrían sentirse más implicados en la formulación de las políticas de la Unión. En conjunto, a tres cuartas partes (77 %) de los europeos les gustaría recibir más información sobre las actividades de las instituciones europeas, en concreto sobre las consecuencias específicas de la legislación de la Unión a escala local, regional y nacional, así como sobre las actividades del Parlamento Europeo y sus diputados.