Diálogo con Iglesias, asociaciones o comunidades religiosas, organizaciones filosóficas y no confesionales 

En la Europa diversa de hoy en día, muchas iglesias, religiones y organizaciones filosóficas realizan una importante aportación a la sociedad. Las instituciones de la Unión Europea se han comprometido a entablar un diálogo abierto con estas organizaciones religiosas y no confesionales, y el Parlamento Europeo colabora activamente con ellas en las políticas de la Unión.

Contexto

Con el artículo 17 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE), introducido por el Tratado de Lisboa, se cuenta por primera vez con un fundamento jurídico para un diálogo abierto, transparente y regular entre las instituciones de la Unión y las iglesias, asociaciones religiosas y organizaciones filosóficas y no confesionales. En dicho artículo se dispone lo siguiente:

  1. La Unión respetará y no prejuzgará el estatuto reconocido en los Estados miembros, en virtud del Derecho interno, a las iglesias y las asociaciones o comunidades religiosas.
  2. La Unión respetará asimismo el estatuto reconocido, en virtud del Derecho interno, a las organizaciones filosóficas y no confesionales.
  3. Reconociendo su identidad y su aportación específica, la Unión mantendrá un diálogo abierto, transparente y regular con dichas iglesias y organizaciones.»

Mientras que en los dos primeros apartados del artículo 17 se prevé la salvaguarda del estatuto especial, en virtud del Derecho interno, de las iglesias y de las asociaciones o comunidades religiosas, así como de las organizaciones filosóficas y no confesionales que gocen de un estatuto comparable, en el apartado 3 se insta a las instituciones de la Unión a mantener un diálogo abierto, transparente y regular con dichas iglesias y organizaciones.

Todos los años, el Parlamento acoge varias conferencias de alto nivel abiertas a todos los interlocutores y centradas en temas de actualidad e importantes relacionados con el trabajo y el debate parlamentarios en curso.