Procedimiento : 2006/2227(INI)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : A6-0190/2007

Textos presentados :

A6-0190/2007

Debates :

PV 10/07/2007 - 20
CRE 10/07/2007 - 20

Votaciones :

PV 12/07/2007 - 6.5
CRE 12/07/2007 - 6.5
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P6_TA(2007)0345

INFORME     
15.5.2007
PE 382.389v02-00 A6-0190/2007

«Por una Europa en movimiento - movilidad sostenible para nuestro continente»

(2006/2227(INI))

Comisión de Transportes y Turismo

Ponente: Etelka Barsi-Pataky

ERRATA/ADDENDA
PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO
 EXPOSICIÓN DE MOTIVOS
 OPINIÓN de la Comisión de Industria, Investigación y Energía
 PROCEDIMIENTO

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO

«Por una Europa en movimiento - movilidad sostenible para nuestro continente»

(2006/2227(INI))

El Parlamento Europeo,

–   Vista la Comunicación de la Comisión el Consejo y al Parlamento Europeo «Por una Europa en movimiento. Movilidad sostenible para nuestro continente - Revisión intermedia del Libro Blanco del transporte de la Comisión Europea de 2001» (COM(2006)0314),

–   Vista la síntesis de la Presidencia finlandesa sobre la revisión intermedia del Libro Blanco del transporte de la Comisión Europea de 2001, que refleja el debate en el Consejo de Transportes de 12 de octubre de 2006 (documento del Consejo 13847/06 TRANS 257),

–   Visto el artículo 45 de su Reglamento,

–   Vistos el informe de la Comisión de Transportes y Turismo y la opinión de la Comisión de Industria, Investigación y Energía (A6‑0190/2007),

A. Considerando que se ha publicado la Comunicación de la Comisión «Por una Europa en movimiento. Movilidad sostenible para nuestro continente - Revisión intermedia del Libro Blanco del transporte de la Comisión Europea de 2001» y que el Parlamento Europeo acoge con satisfacción que, tras una amplia consulta con participación de las partes interesadas, esté basada en un enfoque actualizado y sea acorde con los objetivos de Lisboa que inciden en el marco del desarrollo sostenible europeo,

B.  Considerando que el Parlamento reconoce los logros alcanzados hasta ahora en determinados ámbitos de la política europea de transportes y subraya la importancia de esfuerzos continuos como:

-     la construcción del mercado único interior de los servicios de transporte mediante la interconexión de las redes de infraestructuras, la puesta en práctica de políticas de fomento de interoperabilidad y la apertura de los accesos a este mercado con el fin de lograr la necesaria permeabilidad transfronteriza, y mediante la aplicación de medidas específicas encaminadas a compensar las desventajas geográficas de las regiones periféricas y de los países situados en las fronteras exteriores de la Unión,

-     el refuerzo de la cohesión entre los ciudadanos y las regiones mediante herramientas de la política de transportes y de otro tipo,

-     las medidas para reducir los efectos medioambientales negativos del sector de los transportes,

-     la continua revisión y el desarrollo de la seguridad en todos los modos de transporte (aviación, transporte marítimo, navegación fluvial, ferrocarril y carretera), teniendo en cuenta su importancia socioeconómica,

-     los esfuerzos por incrementar la calidad del servicio y proteger a los consumidores en todos los modos de transporte, con la miras puestas en el objetivo de crear un mercado interior,

-     los esfuerzos por defender los derechos básicos de los pasajeros, garantizando, entre otros medios, un servicio universal en cooperación con los Estados miembros,

-     la aplicación efectiva de condiciones de trabajo,

C. Considerando que el Parlamento Europeo subraya que la política europea de transportes debe responder a los nuevos desafíos siguientes:

-     la demanda de transporte crece más rápidamente de lo que se esperaba, y ha crecido más que el PIB,

-     la competitividad de la economía europea exige más que nunca un sistema de transportes eficiente, sostenible y que funcione bien, y el transporte debe considerarse parte del crecimiento y de la competitividad europeos,

-     tras la última ampliación han surgido nuevos retos de integración para el sistema europeo de transportes,

-     se han agravado los efectos desfavorables de los gases de efecto invernadero como factores del cambio climático, en particular si se tiene en cuenta cómo contribuye este sector a dicho cambio,

-     siguen aumentando los precios de la energía, principalmente de los carburantes fósiles utilizados en el transporte,

-     ha aumentado en proporción importante el potencial de innovación y de nuevas tecnologías,

-     han surgido nuevas tareas como consecuencia de la globalización,

-     la seguridad y la protección de las infraestructuras de transporte frente al terrorismo tienen cada vez mayor importancia,

-     se han agravado los problemas relacionados con la delincuencia en el transporte y con el robo organizado de vehículos comerciales y sus cargas,

-     las metrópolis experimentan crecientes dificultades para mantener la fluidez de la circulación de mercancías y personas,

D. Considerando que el sector de los transportes representa alrededor del 7 % del PIB europeo y que los ingresos del mismo crecen continuamente; destacando que un transporte eficiente no sólo contribuye al crecimiento de la economía, sino que es vital para la inversión en las tecnologías disponibles que sean viables comercialmente y sostenibles económicamente; considerando que la saturación de los transportes ha aumentado y cuesta a la Unión Europea alrededor del 1 % del PIB; considerando que el sector de los transportes representa alrededor del 5 % del empleo en la Unión, lo que significa que más de 10 millones de personas ocupan un empleo relacionado con los transportes; considerando que la revisión intermedia ofrece al Parlamento Europeo una oportunidad para expresar los objetivos de la política europea de transportes de manera más explícita, más clara y más centrada en los objetivos con objeto de promover una movilidad sostenible,

1.  Subraya la necesidad de una interconexión pragmática y cooperativa en el ámbito del transporte y en otras áreas políticas como la energía, el medio ambiente y la innovación; hace hincapié en que estas políticas tienen que incorporar también las exigencias de la protección del clima; considera que sólo con un enfoque integrado se pueden alcanzar resultados positivos en cuanto a reducción del número de víctimas y del nivel de emisiones y en cuanto a la mejora de la seguridad y del medio ambiente, tal como se expone, por ejemplo, en la iniciativa CARS 21; subraya la importancia de facilitar información ajustada a las necesidades de los ciudadanos como usuarios de los transportes y de animarles a comportarse con mayor responsabilidad; propone que la política transportes se integre plenamente en la Estrategia de Lisboa y sea tenida en cuenta en la evaluación y las recomendaciones presentadas cada año por los Estados miembros en sus planes nacionales con miras a medir y comparar los progresos hechos;

2.  Está completamente de acuerdo en que la legislación comunitaria —de acuerdo con el principio de «legislar mejor» y el principio de subsidiariedad— debe centrarse en nuevas áreas, como el transporte urbano, en las que la legislación es necesaria y en las que deben adoptarse medidas políticas a nivel de la UE sólo en los casos en que presenten un valor añadido claro al sustituir el corpus burocrático excesivo que constituyen 27 legislaciones nacionales sobre la misma materia, y al mismo tiempo pide a la Comisión y a los Estados miembros que aseguren la aplicación y el cumplimiento de la legislación europea en vigor en materia de transportes; pide además a la Comisión que realice un seguimiento regular para observar la eficacia de las medidas para alcanzar los objetivos establecidos y, en su caso, poder introducir correcciones;

3.  Lamenta las condiciones de aplicación de la política de transportes de la Unión por parte del Consejo y reclama con urgencia una mayor rapidez de decisión en su seno, en el marco del procedimiento legislativo, así como transposiciones nacionales más rápidas y mejor coordinadas; pide a la Comisión que haga todo cuanto esté en su mano para lograr este objetivo;

4.  Señala que los recursos comunitarios destinados a la financiación de los proyectos transeuropeos de transportes siguen siendo limitados y que el valor añadido del programa de la RTE-T no puede lograrse a menos que se complete la red en su totalidad; subraya la necesidad de financiar infraestructuras, en particular allí donde los problemas de congestión sean más graves, y la importancia de los tramos transfronterizos y de los nudos de comunicaciones; considera que las inversiones prioritarias progresan más despacio de lo previsto; hace hincapié en que los proyectos de la RTE-T, supervisados por sus coordinadores, deben ser seleccionados con arreglo a su viabilidad financiera y, en particular, con arreglo a la disposición financiera de los Estados miembros interesados y de su regiones, y también con arreglo a su nivel de viabilidad operativa y al progreso de su planificación técnica, con miras a garantizar que las declaraciones de intenciones encuentren expresión práctica en planes de inversión que se incorporen en las distintas leyes presupuestarias de los Estados miembros; considera que estos productos deben ofrecer un valor añadido paneuropeo demostrado para la creación de una red transeuropea verdaderamente interconectada e interoperable, con el fin de evitar la aparición de un mosaico heterogéneo de redes nacionales;

5.  Señala que la continuada inacción financiera en lo relativo a las infraestructuras encierra un grave riesgo para el crecimiento de la economía europea; pide a la Comisión que en el marco de la revisión del marco financiero plurianual, en 2008, presente propuestas para la posible extensión de nuevas formas alternativas e innovadoras de financiación —teniendo en cuenta también el informe sobre el futuro de los recursos propios de la Unión Europea—, y para la captación de recursos extraordinarios con destino a los transportes y a las líneas de investigación relacionadas con ellos; hace hincapié en que dichas propuestas deben incluir la búsqueda de recursos para las inversiones en transportes y, asimismo, el establecimiento de un sistema de tarifas equitativo —basado en el principio de que «el usuario paga» y en la posibilidad de aplicar el principio de que «quien contamina paga»—, a condición de que los recursos allegados se reinviertan en el sector de los transportes; considera que la Comisión y los Estados miembros deberían examinar juntos todos los problemas financieros que plantea a largo plazo la construcción de la RTE-T como un conjunto y la necesidad de hacerla operativa, teniendo presente que el período de construcción cubrirá, por lo menos, dos períodos financieros de siete años y que el ciclo de vida de las nuevas infraestructuras abarca, por lo menos, varias décadas;

6.  Acoge con satisfacción el establecimiento del Fondo de Garantía, pero espera que se adopten más iniciativas de este tipo —en particular cuando las colaboraciones público‑privadas, en un marco jurídico adecuado, puedan desempeñar un papel en la financiación de las mismas—, siempre que dichas iniciativas ofrezcan una viabilidad económica y financiera clara; hace hincapié en el papel del BEI, que, sin embargo, debe compatibilizarse con un mayor grado de participación del sistema bancario y financiero europeo en los proyectos de infraestructuras y de transporte;

7.  Señala que la extensión geográfica de la Unión ha causado un aumento significativo de la diversidad, por lo que, antes de legislar, los análisis en profundidad del impacto deben hacer consciente a la Unión Europea del posible efecto de las normativas en cada uno de los Estados miembros, especialmente en los que se han adherido recientemente; pide a las instituciones y a los Estados miembros que hagan todos los esfuerzos posibles para explotar plenamente los fondos dedicados al desarrollo de los transportes; considera que donde haya falta de capacidad y de infraestructura debe hacerse un progreso cualitativo con ayuda de la comodalidad y el transporte inteligente;

8.  Acuerda seguir una vía más realista que hasta ahora y hacer un uso óptimo de las limitadas capacidades existentes y subraya la importancia de utilizar con eficiencia y de forma innovadora los distintos modos de transporte, tanto de los funcionan de manera autónoma como de los que lo hacen en integración multimodal; hace hincapié en que el desarrollo de la comodalidad debe ser paralelo a la reducción del impacto del transporte en el medio ambiente; señala que cada modo de transporte debe desarrollarse por su propio esfuerzo, respetando las correspondientes normas medioambientales y cubriendo sus propios costes, para que de esta manera la movilidad aumente gracias a un mayor grado de eficiencia en todos los modos de transporte; hace hincapié en que la comodalidad permite conseguir un uso óptimo y sostenible de los recursos mediante la gestión de la movilidad en la logística de transporte y mediante la creación de enlaces intermodales, que podrían reducir los volúmenes de tráfico originando al mismo tiempo capacidades añadidas en beneficio de todo el sistema;

9.  Considera que completar la red RTE-T es la principal manera de crear las condiciones para una mejor comodalidad; señala que en distintos mercados es fundamental la transferencia modal para reducir el impacto medioambiental del transporte y que bastaría una transferencia modal de proporciones modestas para aliviar la congestión en las carreteras; señala que debería conseguirse la transferencia hacia modos de transporte más respetuosos del medio ambiente, como el ferrocarril, los autobuses y autocares, el transporte marítimo o la navegación fluvial, y que debería hacerse hincapié en los modos de transporte cuyo nivel de participación todavía es bajo, para poner de manifiesto que poseen un gran potencial de desarrollo;

10. Señala que, mientras continúa la ejecución de los proyectos de la RTE-E, las medidas convencionales están llegando a sus límites; pone de relieve, en consecuencia, el potencial de los sistemas de transporte inteligentes, las innovaciones tecnológicas y las inversiones en telemática para aumentar la eficiencia del transporte, reducir la congestión y mejorar la seguridad y el rendimiento medioambiental; insiste en la necesidad de hacer realidad los beneficios de los sistemas inteligentes y las innovaciones tecnológicas (SEAR, ERTMS, RIS, Galileo, etc.); hace hincapié en que la principal tarea de la comunidad y del sector es sostener el mercado para las nuevas soluciones innovadoras y crear un entorno jurídico y técnico adecuado que incluya mayores facilidades para la aplicación de las nuevas tecnologías mediante contratos públicos;

11. Observa que surgen nuevos desafíos como resultado de la globalización de la logística, que es un elemento clave para la competitividad de la economía europea; subraya que la política europea de transportes debe integrar la logística en el desarrollo de los puertos y en la integración y el desarrollo de plataformas logísticas; apoya el desarrollo de una estrategia marco para el transporte de mercancías; alienta las soluciones logísticas multimodales y el sistema modular europeo, las conexiones de infraestructura y la informática avanzada; apoya el desarrollo de una estrategia marco para el transporte de mercancías en Europa; considera que tal estrategia debe basarse en el punto de vista de que la logística es en lo fundamental un ámbito de actuación puramente empresarial y la regulación debe limitarse, por ello, al establecimiento de unas condiciones marco adecuadas para un transporte eficiente de mercancías;

12. Subraya la necesidad de cooperación y de acuerdos de la UE con terceros países, individualmente y en el marco de organizaciones internacionales en los ámbitos del transporte, la energía y el medio ambiente y expresa su deseo de tener una participación importante en las negociaciones de dichos acuerdos;

13. Observa con satisfacción los planes del Libro de trabajo para los próximos años:

      - subraya la importancia de la política marítima europea y, en particular, de la estrategia integrada de trasporte marítimo, que, junto con una política de puertos, deben incluirse en el ámbito de aplicación del Tratado;

- subraya la importancia del proyecto de «autopistas del mar»;

- destaca los progresos hechos en el ámbito de la aviación, incluido el comercio de emisiones, y expresa su apoyo a los avances del programa SESAR;

- señala que para evitar asignaciones inadecuadas de recursos es necesaria una concepción general común a escala europea para el desarrollo de los aeropuertos;

- apoya la continuación del programa Marco Polo;

- insiste en que deben acelerarse la ejecución del programa Galileo y de los proyectos ERTMS;

- respalda el avance de los proyectos eSafety y RFID;

- apoya el progreso del proyecto Naiades, insta a la Comisión y a los Estados miembros a que presenten propuestas relativas a la ejecución de las acciones anunciadas en el marco de este plan de acción y expresa su apoyo al desarrollo de los SIF,

- espera con interés la presentación por la Comisión, en 2008, de un modelo aplicable en general, transparente y comprensible para la evaluación de todos los costes externos que deberá servir de base para futuros cálculos de costes de infraestructura y que deberá acompañarse de un análisis del impacto de la internalización de los costes externos para todos los modos de transporte y de una estrategia para la aplicación del propio modelo a todos ellos;

- pide a la Comisión que intensifique sus esfuerzos por aplicar plenamente la Directiva 2004/52/CE relativa a la interoperabilidad de los sistemas de telepeaje de las carreteras de la Comunidad y que presente un informe sobre la aplicación de la misma a finales de 2007 a más tardar;

- pide que se elabore un estudio de viabilidad, en consonancia con el informe sobre los recursos propios de la UE, con el fin de asegurar una financiación duradera;

- hace hincapié en que para la ejecución del séptimo Programa Marco debe darse prioridad a los proyectos y programas relacionados con la logística y los sistemas inteligentes de transporte, incluidos los relacionados con la seguridad vial, el transporte urbano y las tecnologías de motores limpias;

- pide que se garanticen unos estándares de calidad e interoperabilidad aplicables a los biocarburantes en toda la UE;

- señala la necesidad de una hoja de ruta de la eficiencia energética;

- pone de relieve la importancia del Libro Verde sobre el transporte urbano y espera que se destinen recursos a contribuir específicamente a que el transporte público urbano avance hacia la integración modal, el desarrollo de sistemas de gestión de tráfico y la creación de condiciones que permitan recompensar a los usuarios por su decisión de hacer uso de las alternativas;

- subraya la importancia de adoptar nuevas medidas en favor del transporte sostenible en las regiones montañosas y en las más densamente pobladas, tras la firma por el Consejo de Transportes, el 11 de diciembre de 2006, del Protocolo relativo a la aplicación del Convenio de los Alpes en el ámbito de los transportes,

- pide que se presente un Libro Verde sobre el turismo europeo y que se elabore una evaluación específica del impacto de la legislación que influya con claridad en el turismo europeo;

14. Subraya que, aunque la política de transportes de la Europa reunificada se ha enfrentado y sigue enfrentándose a nuevos desafíos, la revisión intermedia del Libro blanco sobre los transportes publicado en 2001 no ha establecido objetivos a largo plazo ni ha dado respuestas sobre un enfoque integrado de la futura política europea de transportes; pide a la Comisión, por consiguiente, que comience de inmediato a trabajar en la elaboración de una política de transportes europea bien preparada para después de 2010, capaz de responder a los nuevos desafíos de manera sostenible;

15. Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo y a la Comisión.


EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

Antecedentes

Cinco años después del Libro Blanco de 2001: «Política europea de transportes para 2010: tiempo de decidir», esta revisión a mitad de período ofrece una gran oportunidad para hacer un resumen y también para identificar nuevos planteamientos y piedras angulares.

Si bien reconoce los logros de la legislación europea en materia de transportes, la ponente considera que es necesaria una legislación más dinámica para alcanzar los objetivos esenciales del Libro Blanco. Por ello, se acoge con satisfacción el plan de trabajo para los próximos años con sus objetivos nuevos y rastreables (Libro de trabajo).

A juicio de la ponente, la debilidad de la política de transportes es la aplicación y la realización, que en algunos casos sufre un retraso significativo. La revisión a mitad de período del Libro Blanco no se enfrenta suficientemente a este problema y, por consiguiente, no presenta una propuesta o solución explícitas para solucionarlo. Esta es una deficiencia grave de la revisión a mitad de período.

Los principales objetivos establecidos en 2001 siguen siendo válidos, si bien muchos de ellos se han modificado ligeramente debido a nuevas circunstancias o porque no se han alcanzado logros.

La revisión a mitad de período señala correctamente que el transporte como servicio desempeña un papel clave en la economía y en la sociedad y que es inseparable de ambas. Estos objetivos sitúan a la política de transportes de la Unión en el centro de la agenda de Lisboa y muestran la dirección —mejor regulación, desarrollo sostenible, planteamiento flexible y pragmático— para satisfacer las necesidades del transporte.

Las nuevas circunstancias a partir de 2001 deben ser tenidas en cuenta. Entre estas circunstancias, el contexto internacional, la globalización, la última y la próxima ampliación, el desarrollo general del mercado interior y la competitividad de la economía europea hacen necesario un planteamiento más amplio y más flexible.

La ponente considera que si la política europea de transportes no se renueva y se ajusta con vistas a enfrentarse a estos nuevos retos, la congestión creciente, la presión medioambiental y los problemas de sostenibilidad social serán importantes obstáculos para el crecimiento económico y la prosperidad de Europa.

En este informe de propia iniciativa la ponente desearía subrayar las cuestiones más importantes de los diferentes ámbitos políticos, sobre las que la Comunidad debería centrarse aún más. Pedimos al Consejo y a la Comisión que presenten soluciones más explícitas a estas cuestiones y que las consideren piedras angulares de los nuevos retos de la política europea de transportes.

Puntos principales del informe

1. La aplicación insuficiente y la ejecución incompleta de la legislación en materia de transportes son uno de los principales obstáculos para que la política europea de transportes tenga éxito. Esto debe cambiar y sólo puede ser solucionado si se refuerza la cooperación entre los diferentes niveles.

Además es necesaria una interconexión pragmática y en cooperación del transporte y otras áreas políticas como la energía, el medio ambiente y la innovación, y debe formar parte de la legislación. Esta interconexión debe ser iniciada en el seno de la Comisión.

2. La ponente expresa su total acuerdo con el objetivo de Legislar Mejor, en el sentido de que la legislación europea debe centrarse en los ámbitos en los que es necesaria y que las medidas políticas deben adoptarse a nivel de la UE solo cuando proporcionen un claro valor añadido. Alentamos a la Comisión a intervenir más firmemente con vistas a aplicar y ejecutar la política europea de transportes existente.

3-4. En cuanto a la financiación, Europa necesita soluciones más creativas y audaces, que ofrezcan diferentes soluciones a los diferentes modos de transporte. Existe una falta generalizada de financiación para infraestructuras y de apoyo político para ejecutar proyectos europeos clave. La demanda de transporte está creciendo más rápidamente de lo que se esperaba. Existe el riesgo real para la economía europea derivado de esta continua falta de acción. Europa necesita corredores de transportes con coordinación de precios, interoperabilidad y normas operativas, para las que las inversiones no pueden retrasarse.

En vista de ello, la ponente considera indispensable que las instituciones europeas encuentren una solución en el curso de la revisión de la Comisión Temporal sobre Retos Políticos y Medios Presupuestarios de la Unión Europea en 2008 como muy tarde. La preparación de esta tarea debe comenzar lo antes posible, en primer lugar estableciendo nuevas formas alternativas e innovadoras de financiación.

Debe reconocerse el logro de la Directiva sobre la euroviñeta, que propone que los ingresos de la imposición deben gastarse en transportes. El Parlamento Europeo espera el resultado del análisis de la Comisión sobre la internalización de los costes externos.

5. La ponente considera que deben tenerse en cuenta las oportunidades y las tareas para la política de transportes derivadas de la reunificación de Europa en 2004 y en 2007.

La última ampliación de la Unión comportó un aumento significativo de la diversidad. La legislación comunitaria y las medidas políticas individuales deben satisfacer las diferentes necesidades de los Estados miembros y deben basarse en análisis detallados que muestren el posible efecto en cada uno de los Estados miembros y más allá, separadamente, en los nuevos Estados miembros, si procede. Debe realizare un progreso cualitativo y un salto donde sea posible con la ayuda de la comodalidad y el transporte inteligente. La comodalidad puede llevar a una optimización y a un desarrollo proporcional de todos los modos de transporte. La cofinanciación comunitaria es inevitable en estos casos.

Es extremadamente importante que las instituciones y los estados miembros hagan todos los esfuerzos posibles con el fin de explotar plenamente la dotación para transportes del Fondo de cohesión y también apoyar inversiones medioambientales relacionadas con el transporte a cargo de la dotación medioambiental del Fondo de Cohesión.

También sería importante que las empresas estatales de los nuevos Estados miembros analizaran las contribuciones financieras que no se consideran ayudas estatales.

6. La futura política de transportes deberá optimizar el potencial propio de cada modo para alcanzar el objetivo de lograr sistemas de transportes limpios y eficientes.

A la ponente le gustaría subrayar los logros del cambio modal con ayuda del programa Marco Polo y antigua legislación. No obstante, el cambio modal no es la única solución y no debemos esperar más de los que puede ofrecer. La ponente apoya soluciones más flexibles y competitivas, donde cada modo de transporte desempeña su papel lo mejor posible en el complejo del transporte y donde los modos pueden ser utilizados juntos para beneficiarse de todo el sistema.

7. La ponente subraya y apoya la importancia de los sistemas de transporte inteligente. Debe reforzarse el potencial tecnológico con el fin de conseguir un transporte más seguro y más respetuoso con el medio ambiente, Sin levantar expectativas demasiado grandes, es importante integrar el sistema inteligente de transporte en la política europea de transportes.

La cuestión más importante en este ámbito es cómo crear un mercado adecuado para estas nuevas soluciones innovadoras. La Comunidad debe trabajar en estrecho contacto con la industria para resolver esta cuestión. La ponente acoge con satisfacción el Libro Verde sobre la aplicación de Galileo pero hay que progresar más para que el sistema inteligente de transporte se convierta en parte de nuestra gestión diaria del transporte, en particular la logística y la gestión de la seguridad (SESAR, ERTMS, RIS, eCall).

8-9. La ponente está de acuerdo en que Europa necesita integrar la dimensión logística en las políticas de transporte. Aunque la logística en sí es principalmente una actividad empresarial, la comunidad debe crear condiciones marco adecuadas.

La dimensión global del sector de los transportes necesita estar más integrada en la política general de transportes comunitaria y debe desarrollarse una relación más amplia con terceros países y organizaciones. Galileo tiene ahora un alcance global y tanto la aviación como el transporte marítimo ofrecen ejemplos de éxitos, que son inseparables de las condiciones globales (acuerdos OMI y OIT, normas de aplicación en materia de emisiones, acuerdo UE-EE.UU. en el ámbito de la aviación).

10. Se acoge con satisfacción el Libro de trabajo de las principales acciones para los próximos años. Sería deseable mantener este calendario pero señalamos algunos puntos en el informe. Además de considerar la subsidiariedad, existe una demanda creciente de proporcionar modelos de mejores prácticas sobre transporte urbano. Apoyamos esta demanda. La ponente desearía atraer la atención sobre el hecho de que la revisión a mitad de período no contempla algunos medios de transporte, como el autobús, la motocicleta y la bicicleta, que deben ser complementados.


OPINIÓN de la Comisión de Industria, Investigación y Energía (28.2.2007)

para la Comisión de Transportes y Turismo

sobre una Europa en movimiento: Movilidad sostenible para nuestro continente

(2006/2227(INI))

Ponente de opinión: Satu Hassi

SUGERENCIAS

La Comisión de Industria, Investigación y Energía pide a la Comisión de Transportes y Turismo, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de resolución que apruebe:

1.  Acoge con satisfacción la Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo y al Consejo titulada «Por una Europa en movimiento. Movilidad sostenible para nuestro continente», que constituye una revisión de su Libro Blanco del transporte, así como el objetivo de hacer que la política de transportes sea más sostenible desde el punto de vista económico, medioambiental y social;

2.  Recuerda la importancia de la política de transportes europea tanto en la Estrategia de Lisboa renovada como en la Estrategia de Desarrollo Sostenible revisada y acoge con satisfacción la reciente propuesta del Consejo de Transportes, a iniciativa de la Presidencia alemana, de reforzar el papel de la política de transportes de cara a las conclusiones del próximo Consejo Europeo de primavera;

3.  Reitera la necesidad de reducir sensiblemente las emisiones de CO2, tanto de los vehículos individualmente como de todo el sector de los transportes;

4.  Recomienda la extensión del «enfoque de prevención» adoptado en el sector del transporte de mercancías al transporte de viajeros;

5.  Pide a la Comisión que defina el término «comodalidad» y que intensifique sus esfuerzos para lograr un cambio modal hacia modos de transporte más seguros, más económicos y más respetuosos del medio ambiente, como el transporte por ferrocarril y el transporte marítimo y fluvial;

6.  Insta a la Comisión a que presente propuestas encaminadas a una legislación eficiente sobre el cabotaje orientada a la apertura de los mercados, con el fin de mejorar la eficiencia de los transportes, lo que a su vez reducirá las emisiones y la congestión del tráfico;

7.  Pide a la Comisión que otorgue prioridad a un menor número de proyectos de RTE-T, orientados hacia la sostenibilidad a largo plazo, la ampliación de la UE y la interoperabilidad transfronteriza;

8.  Pide a la Comisión que conceda prioridad, en la puesta en marcha del Séptimo Programa Marco, a los proyectos y programas relacionados con los sistemas inteligentes de transporte y la logística, con la seguridad vial, el transporte urbano y los carburantes alternativos, animando a ello tanto a los Estados miembros como al resto de los actores implicados;

9.  Subraya que invertir en infraestructuras y optimizar el uso de los recursos existentes del sector de transportes en los Estados miembros deben considerarse prioridades de la política de transportes de la UE;

10. Subraya la necesidad de internalizar progresivamente todos los costes externos en el precio del transporte, de introducir el principio de «quien contamina, paga» y de promover la libre competencia, en particular en los ámbitos del transporte por carretera y aéreo; pide a la Comisión, en este sentido, que diseñe, a más tardar a finales de 2007, una metodología para la internalización de los costes externos y que proponga, posteriormente, una nueva directiva «Euroviñeta 3» que establezca unos cánones mínimos para el conjunto de la red de carreteras de la UE;

11. Insta a la Comisión y a los Estados miembros a que examinen atentamente los pasos futuros en la imposición del transporte por carretera sobre la base de las emisiones de CO2; subraya que los ingresos de los gravámenes sobre el transporte por carretera deben reinvertirse en infraestructuras modernas y que deben evaluarse concienzudamente todas las implicaciones de la internalización de costes externos en los precios del transporte;

12. Pide a la Comisión que adopte medidas adicionales en favor del transporte sostenible en zonas montañosas y densamente pobladas, tras la firma, por el Consejo de Transportes celebrado el 11 de diciembre de 2006, del Protocolo de transportes al Convenio de los Alpes;

13. Señala que las emisiones de CO2 están aumentando más rápidamente en el sector de los transportes que en cualquier otro sector y contrarrestando las reducciones de emisiones en otros sectores; considera vital, habida cuenta de lo anterior, el establecimiento de límites vinculantes de emisión de CO2 para los vehículos nuevos y objetivos estrictos de emisiones de CO2 para todo el parque automovilístico, a ser posible en forma de un mecanismo de intercambio de derechos individuales de emisión de CO2 aparte para el transporte por carretera;

14. Toma nota del papel que pueden desempeñar los biocombustibles para reducir las emisiones de CO2 del sector del transporte; pide a la Comisión que garantice unos mismos estándares de calidad y de interoperabilidad en toda la UE para los biocombustibles;

15. Insta a que se introduzca un «etiquetado del transporte» que exprese las emisiones de CO2 por kilómetro de todas las formas de transporte;

16. Insiste en que el Sistema Modular Europeo no sólo reduce las emisiones, sino que además mejora la eficiencia de las operaciones logísticas gracias a la reducción de la congestión del tráfico y la seguridad en carretera, gracias al menor número de vehículos en circulación;

17. Pide a los Estados miembros que fomenten alternativas sostenibles para responder a las necesidades de transporte de corta distancia y de transporte urbano, como el desplazamiento a pie y en bicicleta, el transporte público y el uso compartido de automóviles y que tomen medidas para fijar un precio para las emisiones de CO2;

18. Insta a la Comisión a que mantenga los esfuerzos para reducir el impacto de la aviación sobre el clima, por ejemplo, mediante la introducción de un impuesto sobre el queroseno y del IVA en los billetes de avión en la UE; reitera que todo mecanismo de comercio de emisiones relacionado con la aviación debe tener en cuenta todas las repercusiones de la aviación sobre el clima y evitar las potenciales ganancias imprevistas mediante la práctica de subastas;

19. Pide a la Comisión que integre el ahorro de energía (a través de la gestión de la velocidad) y la protección del clima (mediante la cooperación intensiva con los servicios meteorológicos) en la gestión del tráfico aéreo y, en particular, en el proyecto SESAR;

20. Insta a la Comisión y a los Estados miembros a que tomen medidas adicionales y a que mejoren el marco jurídico para impulsar unos mejores servicios (transfronterizos) de transporte ferroviario de mercancías y pasajeros y de transporte por vía marítima y fluvial a fin de facilitar la comodalidad.

PROCEDIMIENTO

Título

Una Europa en movimiento: Movilidad sostenible para nuestro continente

Número de procedimiento

2006/2227(INI)

Comisión competente para el fondo

TRAN

Opinión emitida por
  Fecha del anuncio en el Pleno

ITRE
28.9.2006

Cooperación reforzada − fecha del anuncio en el Pleno

 

Ponente de opinión
  Fecha de designación

Satu Hassi
4.10.2006

Ponente de opinión sustituido

 

Examen en comisión

22.1.2007

27.2.2007

 

 

 

Fecha de aprobación

27.2.2007

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

21

1

14

Miembros presentes en la votación final

Jan Březina, Pilar del Castillo Vera, Jorgo Chatzimarkakis, Den Dover, Lena Ek, Adam Gierek, Norbert Glante, András Gyürk, Fiona Hall, David Hammerstein Mintz, Erna Hennicot-Schoepges, Ján Hudacký, Werner Langen, Eugenijus Maldeikis, Eluned Morgan, Reino Paasilinna, Atanas Paparizov, Vladimír Remek, Herbert Reul, Teresa Riera Madurell, Paul Rübig, Andres Tarand, Britta Thomsen, Patrizia Toia, Claude Turmes, Nikolaos Vakalis y Alejo Vidal-Quadras

Suplente(s) presente(s) en la votación final

Alexander Alvaro, Etelka Barsi-Pataky, Danutė Budreikaitė, Philip Dimitrov Dimitrov, Robert Goebbels, Satu Hassi, Gunnar Hökmark, Lambert van Nistelrooij y Esko Seppänen

Suplente(s) (art. 178, apdo. 2) presente(s) en la votación final

 

Observaciones (datos disponibles en una sola lengua)

 


PROCEDIMIENTO

Título

Por una Europa en movimiento - movilidad sostenible para nuestro continente

Número de procedimiento

2006/2227(INI)

Comisión competente para el fondo
Fecha del anuncio de la autorización en el Pleno

TRAN
28.9.2006

Comisión(es) competentes(s) para emitir opinión
  Fecha del anuncio en el Pleno

ITRE

28.9.2007

ENVI

28.9.2007.

EMPL

28.9.2007

ECON

28.9.2007

BUDG

28.9.2007

Opinión(es) no emitida(s)
  Fecha de la decisión

ENVI
3.10.2006

EMPL
10.7.2006

ECON
24.10.2006

BUDG
26.2.2007

 

Cooperación reforzada
  Fecha del anuncio en el Pleno

 

 

 

 

 

Ponente(s)
  Fecha de designación

Etelka Barsi-Pataky
5.9.2006

 

Ponente(s) sustituido(s)

 

 

Examen en comisión

22.11.2006

24.1.2007

27.3.2007

 

 

Fecha de aprobación

8.5.2007

Resultado de la votación final

+

-

0

31

4

0

Miembros presentes en la votación final

Inés Ayala Sender, Etelka Barsi-Pataky, Jean-Louis Bourlanges, Michael Cramer, Arūnas Degutis, Christine De Veyrac, Saïd El Khadraoui, Robert Evans, Emanuel Jardim Fernandes, Mathieu Grosch, Stanisław Jałowiecki, Georg Jarzembowski, Dieter-Lebrecht Koch, Bogusław Liberadzki, Eva Lichtenberger, Erik Meijer, Willi Piecyk, Reinhard Rack, Luca Romagnoli, Gilles Savary, Brian Simpson, Renate Sommer, Dirk Sterckx, Ulrich Stockmann, Silvia-Adriana Ţicău, Georgios Toussas, Yannick Vaugrenard

Suplente(s) presente(s) en la votación final

Zsolt László Becsey, Salvatore Tatarella, Ari Vatanen, Corien Wortmann-Kool

Suplente(s) (art. 178, apdo. 2) presente(s) en la votación final

Den Dover, Árpád Duka-Zólyomi, Béla Glattfelder, Robert Goebbels

Fecha de presentación

15.5.2007

Observaciones (datos disponibles en una sola lengua)

 

Aviso jurídico - Política de privacidad