Procedimiento : 2006/0206(COD)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : A6-0227/2007

Textos presentados :

A6-0227/2007

Debates :

PV 19/06/2007 - 19
CRE 19/06/2007 - 19

Votaciones :

PV 20/06/2007 - 5.2
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P6_TA(2007)0267

INFORME     ***I
PDF 264kWORD 320k
11.6.2007
PE 384.513v02-00 A6-0227/2007

sobre la propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo relativo a la prohibición de la exportación de mercurio metálico y a su almacenamiento seguro

(COM(2006)0636 – C6‑0363/2006 – 2006/0206(COD))

Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria

Ponente: Dimitrios Papadimoulis

PROYECTO DE RESOLUCIÓN LEGISLATIVA DEL PARLAMENTO EUROPEO
 EXPOSICIÓN DE MOTIVOS
 OPINIÓN de la Comisión de Comercio Internacional
 OPINIÓN DE LA COMISIÓN DE ASUNTOS JURÍDICOS SOBRE EL FUNDAMENTO JURÍDICO
 PROCEDIMIENTO

PROYECTO DE RESOLUCIÓN LEGISLATIVA DEL PARLAMENTO EUROPEO

sobre la propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo relativo a la prohibición de la exportación de mercurio metálico y a su almacenamiento seguro

(COM(2006)0636 – C6‑0363/2006 – 2006/0206(COD))

(Procedimiento de codecisión: primera lectura)

El Parlamento Europeo,

–   Vista la propuesta de la Comisión al Parlamento Europeo y al Consejo (COM(2006)0636)(1),

–   Vistos el apartado 2 del artículo 251, el artículo 133 y el apartado 1 del artículo 175 del Tratado CE, conforme a los cuales la Comisión le ha presentado su propuesta (C6‑0363/2006),

–   Vista la opinión de la Comisión de Asuntos Jurídicos sobre el fundamento jurídico propuesto,

–   Vistos los artículos 51 y 35 de su Reglamento,

–   Vistos el informe de la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria y la opinión de la Comisión de Comercio Internacional (A6‑0227/2007),

1.  Aprueba la propuesta de la Comisión en su versión modificada;

2.  Pide a la Comisión que le consulte de nuevo, si se propone modificar sustancialmente esta propuesta o sustituirla por otro texto;

3.  Encarga a su Presidente que transmita la posición del Parlamento al Consejo y a la Comisión.

Texto de la Comisión  Enmiendas del Parlamento

Enmienda 1

Título

Propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo relativo a la prohibición de la exportación de mercurio metálico y a su almacenamiento seguro

Propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo relativo a la prohibición de la exportación de mercurio metálico, mineral de cinabrio, compuestos de mercurio, calomelano y determinados productos que contengan mercurio y a su almacenamiento seguro

Justificación

Consecuencia de los cambios introducidos en el artículo 1

Enmienda 2

Visto 1

Visto el Tratado constitutivo de la Comunidad Europea y, en particular, su artículo 133 y su artículo 175, apartado 1,

Visto el Tratado constitutivo de la Comunidad Europea y, en particular, su artículo 175, apartado 1,

Justificación

La existencia de un fundamento jurídico doble no tiene justificación. De conformidad con la jurisprudencia del TJCE, sólo se puede utilizar un fundamento jurídico doble si, de manera excepcional, se puede demostrar que el acto persigue simultáneamente varios objetivos sin que ninguno de ellos sea secundario o indirecto respecto de los demás. Ello no ocurre en este caso ya que, como la misma Comisión afirma en la exposición de motivos, la medida no obedece a consideraciones de política comercial (artículo 133 TCE), sino a los objetivos de protección de la salud humana y del medio ambiente (artículo 175 TCE).

Enmienda 3

Considerando 1

(1) Las liberaciones de mercurio constituyen una amenaza mundial reconocida que justifica la adopción de medidas nacionales, regionales y mundiales.

(1) Las liberaciones de mercurio constituyen una amenaza mundial reconocida que justifica la adopción de medidas locales, regionales, nacionales y mundiales.

Justificación

Las emisiones de mercurio suponen un riesgo no sólo a gran escala, sino también, y fundamentalmente, a pequeña escala. Los gobiernos locales son un eslabón básico en el sistema de gestión de residuos, ya que en la práctica es a ellos a quien compete la obligación de disponer de los residuos —incluidos los peligrosos— de un modo seguro. El mercurio se encuentra dentro de la categoría de residuos peligrosos (véanse la Directiva 75/442/CEE, sobre residuos, y la Directiva 91/689/CEE, sobre residuos peligrosos).

Enmienda 4

Considerando 2

(2) De conformidad con la Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo y al Consejo «Estrategia comunitaria sobre el mercurio», resulta necesario reducir el riesgo de exposición al mercurio para los seres humanos y el medio ambiente.

(2) De conformidad con la Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo y al Consejo «Estrategia comunitaria sobre el mercurio» y con la Resolución del Parlamento Europeo, de 14 de marzo de 20061, sobre dicha estrategia, resulta necesario reducir el riesgo de exposición al mercurio para los seres humanos y el medio ambiente.

 

 

1 DO C 291 E de 30.11.2006, p. 128.

Justificación

El Parlamento Europeo instó a la Comisión en su Resolución a proteger la salud humana y el medio ambiente mediante medidas jurídicamente vinculantes que eliminaran las emisiones de mercurio y sus componentes en el medio ambiente.

Enmienda 5

Considerando 3 bis (nuevo)

 

(3 bis) El mercurio no está sujeto hasta ahora a restricciones vinculantes en virtud de acuerdos multilaterales en materia de medio ambiente, con excepción del Protocolo de 1998 sobre los metales pesados del Convenio de la CEPE sobre la contaminación atmosférica transfronteriza a gran distancia.

Justificación

La reducción progresiva de la exportación de mercurio metálico y de compuestos de mercurio de la Comunidad no será suficiente para proteger la salud humana y el medio ambiente contra los efectos negativos del mercurio liberado en el medio ambiente; por consiguiente, es necesario, además, un compromiso internacional, con objeto de llegar a un acuerdo sobre un instrumento jurídicamente vinculante.

Enmienda 6

Considerando 3 ter (nuevo)

 

(3 ter) El Parlamento Europeo y el Consejo reconocieron los problemas ambientales y sociales derivados del cierre de las minas de mercurio en la comarca de Almadén (España) y consideraron recomendable la adopción de medidas adecuadas de compensación para que la comarca afectada encontrara soluciones viables para el medio ambiente, el empleo y la actividad económica locales. Además, el Parlamento Europeo consideró, en su mencionada Resolución de 14 de marzo de 2006, que las minas de la comarca de Almadén serían un buen emplazamiento para el almacenamiento seguro de mercurio metálico.

Justificación

Es importante hacer una referencia a la comarca de Almadén, productor histórico de mercurio en la Unión Europea, y a la Resolución que el Parlamento aprobó con motivo de la evaluación global de la estrategia comunitaria del mercurio.

Enmienda 4

Considerando 4

(4) La exportación de mercurio metálico de la Comunidad debe prohibirse para reducir de forma importante la oferta mundial de mercurio.

(4) La exportación de mercurio metálico, mineral de cinabrio, calomelano y compuestos de mercurio de la Comunidad debe prohibirse para reducir de forma importante la oferta mundial de mercurio. Los Estados miembros deben tener derecho a imponer prohibiciones más amplias y estrictas de conformidad con el Artículo 176 del Tratado.

Justificación

Es necesario ampliar el alcance de la prohibición para incluir también los compuestos de mercurio a fin de lograr reducciones sustanciales del fondo mundial de mercurio. Los Estados miembros deben tener derecho a imponer prohibiciones más estrictas.

Enmienda 8

Considerando 4 bis (nuevo)

 

(4 bis) Por la misma razón, queda prohibida la exportación de productos que contengan mercurio cuya comercialización ya esté prohibida o esté a punto de serlo en la Unión Europea. La Comisión debe elaborar una lista consolidada de los productos de que se trate, que debe actualizarse anualmente en función de la evolución del Derecho comunitario.

Justificación

Es necesario ampliar la prohibición para incluir en ella los productos que contienen mercurio y que están sujetos a restricciones en la UE, a fin de lograr una reducción sustancial del fondo mundial de mercurio. Por razones de transparencia, estos productos deberían figurar en una lista consolidada que la Comisión debería que actualizar anualmente.

Resulta más adecuado hablar de prohibición, ya que una cosa puede estar regulada sin estar prohibida.

Enmienda 9

Considerando 4 ter (nuevo)

 

(4 ter) Queda prohibida la importación de mercurio metálico, mineral de cinabrio, calomelano y compuestos de mercurio para proteger en mayor medida la salud humana y el medio ambiente en la Unión Europea.

Justificación

Se ha de prohibir la importación de mercurio para reducir al mínimo la cantidad de mercurio existente en Europa y fomentar la recuperación de residuos y materias primas.

Enmienda 10

Considerando 5 bis (nuevo)

 

(5 bis) Los Estados miembros deben facilitar periódicamente información a la Comisión sobre el mercurio metálico, el mineral de cinabrio y los compuestos de mercurio que entren, salgan o sean objeto de comercio transfronterizo en su territorio, con objeto de posibilitar la eficacia del instrumento que deberá evaluarse en su momento. Esta información debe ser fácilmente accesible al público.

Justificación

Dado que resulta necesario disponer de mejores datos sobre los flujos del mercurio en Europa (lo que también se ha reconocido en la 23ª reunión del Consejo de Administración del PNUMA), deben reforzarse con carácter urgente las disposiciones existentes sobre el seguimiento y la información sobre el mercurio, el mineral de cinabrio y los compuestos de mercurio y, en la medida en que sea necesario, establecer otras.

Enmienda 11

Considerando 6

(6) Para poder contemplar posibilidades de almacenamiento seguro del mercurio que ya no utilice el sector cloroalcalino, es preciso establecer una excepción a lo dispuesto en el artículo 5, apartado 3, letra a), de la Directiva 1999/31/CE del Consejo, de 26 de abril de 1999, relativa al vertido de residuos en el caso de determinados tipos de vertedero y declarar inaplicables al almacenamiento no subterráneo los criterios de la sección 2.4 del anexo de la Decisión 2003/33/CE del Consejo, de 19 de diciembre de 2002, por la que se establecen los criterios y procedimientos de admisión de residuos en los vertederos con arreglo al artículo 16 y al anexo II de la Directiva 1999/31/CE.

(6) La Decisión 90/3 relativa al PARCOM (Convenio para la prevención de la contaminación marina de origen terrestre) apunta al objetivo de suprimir gradual y totalmente las plantas cloroalcalinas de células de mercurio para 2010. Para poder contemplar posibilidades de almacenamiento seguro temporal del mercurio que ya no utilice el sector cloroalcalino, es preciso establecer una excepción a lo dispuesto en el artículo 5, apartado 3, letra a), de la Directiva 1999/31/CE del Consejo, de 26 de abril de 1999, relativa al vertido de residuos en el caso de determinados tipos de vertedero y declarar inaplicables al almacenamiento en superficie y recuperable los criterios de la sección 2.4 del anexo de la Decisión 2003/33/CE del Consejo, de 19 de diciembre de 2002, por la que se establecen los criterios y procedimientos de admisión de residuos en los vertederos con arreglo al artículo 16 y al anexo II de la Directiva 1999/31/CE.

Justificación

Las células de mercurio que se utilizan en la industria cloroalcalina constituyen con mucho el mayor volumen de existencias de mercurio en la UE. Así pues, es importante situar la eliminación gradual de estas células del sector cloroalcalino en el contexto de la Decisión 90/3 relativa al PARCOM.

El mercurio metálico es líquido. Debería quedar claro que el almacenamiento de mercurio líquido sólo se puede aceptar de manera temporal. Su eliminación definitiva debe producirse en su forma solidificada. En la actualidad se están desarrollando procesos comerciales con vistas a la solidificación del mercurio metálico y se espera que estén disponibles en unos años.

Enmienda 12

Considerando 7

(7) A fin de garantizar un almacenamiento seguro para la salud humana y el medio ambiente, la evaluación de la seguridad contemplada en la Decisión 2003/33/CE para el almacenamiento subterráneo debe ser completada con requisitos específicos y aplicarse asimismo al almacenamiento no subterráneo.

(7) A fin de garantizar un almacenamiento temporal seguro para la salud humana y el medio ambiente, la evaluación de la seguridad contemplada en la Decisión 2003/33/CE para el almacenamiento subterráneo debe aplicarse al almacenamiento en superficie y recuperable.

Justificación

Enmienda coherente con la modificación del artículo 3 por el mismo autor. Con el almacenamiento de mercurio líquido en minas se corre el riesgo de que éste se convierta de hecho en una forma de «eliminación» definitiva. Ello no sería aceptable y sí contrario a las disposiciones sobre seguridad de la Directiva relativa al vertido de residuos. El almacenamiento debe ser sólo temporal y producirse únicamente en superficie, de modo que pueda procederse a una recuperación.

Enmienda 13

Considerando 7 bis (nuevo)

 

(7 bis) La industria cloroalcalina debería enviar todos los datos pertinentes en cuanto a la retirada de las células de mercurio de sus plantas a la Comisión y a las autoridades competentes de los Estados miembros interesados para facilitar la aplicación del presente Reglamento. Los sectores industriales que obtienen mercurio de la depuración del gas natural o como subproducto de la minería no férrea y las operaciones de fundición deberían también proporcionar los datos pertinentes a la Comisión y a las autoridades competentes de los Estados miembros interesados. La Comisión debería permitir que esta información sea accesible al público.

Justificación

La industria cloroalcalina se comprometió voluntariamente a proporcionar datos a la Comisión Europea sobre la eliminación de las células de mercurio. No obstante, estos datos revisten una importancia crucial para garantizar la aplicación del presente Reglamento, por lo que deberían incluirse en el mismo. Igual cabe decir de los demás sectores industriales que obtienen mercurio. Los datos deberían facilitarse a la Comisión Europea y a las autoridades competentes de los Estados miembros interesados y deberían ponerse también a disposición del público de conformidad con la reglamentación relativa al acceso a los asuntos ambientales por lo que respecta a las instituciones comunitarias.

Enmienda 14

Considerando 8

(8) Procede organizar un intercambio de información para evaluar la posible necesidad de medidas complementarias relacionadas con la exportación y el almacenamiento de mercurio, sin perjuicio de las normas sobre competencia del Tratado, en especial su artículo 81.

(8) Procede organizar un intercambio de información con todas las partes interesadas para evaluar la posible necesidad de medidas complementarias relacionadas con la importación, la exportación y el almacenamiento temporal de mercurio, compuestos de mercurio y productos que contengan mercurio, así como su eliminación definitiva, sin perjuicio de las normas sobre competencia del Tratado, en especial su artículo 81.

Justificación

Todas las partes interesadas deberían participar en el intercambio de información por lo que se refiere a la posible necesidad de medidas complementarias, también en el ámbito de la importación y la eliminación definitiva del mercurio, así como las medidas sobre los compuestos de mercurio y los productos que contienen mercurio.

Enmienda 15

Considerando 9

(9) Los Estados miembros deben proporcionar información sobre las autorizaciones que expidan para las instalaciones de almacenamiento, así como sobre la aplicación del instrumento y sus efectos en el mercado, de forma que se pueda evaluar el instrumento en el momento oportuno.

(9) Los Estados miembros deben proporcionar información sobre las autorizaciones que expidan para las instalaciones de almacenamiento, así como sobre la aplicación del instrumento temporal y sus efectos en el mercado, de forma que se pueda evaluar el instrumento en el momento oportuno.

Justificación

Conviene especificar que el almacenamiento de mercurio sólo puede ser temporal.

Enmienda 16

Considerando 10 bis (nuevo)

 

(10 bis) La Comisión y los Estados miembros deben promover y facilitar la sensibilización y garantizar que se ponga a disposición del público la información sobre la prohibición de exportar mercurio metálico, mineral de cinabrio y compuestos de mercurio, así como sobre el almacenamiento seguro del mercurio metálico.

Justificación

Está demostrado que la disponibilidad de la información para el público es sumamente importante para garantizar un elevado nivel de protección de la salud humana y del medio ambiente.

Enmienda 17

Considerando 11 bis (nuevo)

 

(11 bis) Los Estados miembros determinarán el régimen de sanciones aplicables a las infracciones de las disposiciones del presente Reglamento y velarán por su ejecución. Esas sanciones deben ser eficaces, proporcionadas y disuasorias.

Justificación

Dado que el incumplimiento del presente Reglamento puede causar daños a la salud humana y al medio ambiente, debe establecerse un procedimiento practicable y transparente sobre sanciones por incumplimiento.

Enmienda 18

Considerando 11 ter (nuevo)

 

(11 ter) La Comisión y los Estados miembros deben proporcionar asistencia técnica, directamente a los países en desarrollo y a los países con economías en transición o indirectamente apoyando los proyectos de las Organizaciones No Gubernamentales (ONG), especialmente en forma de ayuda destinada a facilitar la transición a tecnologías alternativas sin mercurio y, finalmente, la reducción progresiva del uso y de la liberación de mercurio y compuestos de mercurio.

Justificación

La prohibición de la exportación de mercurio podría tener un impacto negativo significativo a corto plazo en los países en desarrollo y las economías en transición, donde el mercurio aún se utiliza, por ejemplo, en la extracción artesanal de oro. Así pues, se precisa asistencia de la UE para facilitar la transición a las tecnologías libres de mercurio.

Enmienda 19

Considerando 12

(12) El Reglamento contiene aspectos relacionados con el comercio y otros motivados por consideraciones de política medioambiental. El artículo 1 se refiere al comercio y se basa por tanto en el artículo 133 del Tratado, mientras que los demás artículos se basan en el artículo 175, apartado 1.

(12) El Reglamento obedece a necesidad de proteger la salud humana y el medio ambiente.

Justificación

Un fundamento jurídico doble no está justificado. En primer lugar, la propia Comisión afirma que la medida obedece a la necesidad de proteger la salud humana y el medio ambiente (artículo 175) y no a consideraciones de política comercial (artículo 133). En segundo lugar, la referencia a la sentencia reciente del TJCE sobre el Convenio de Rotterdam para defender el doble fundamento jurídico no es apropiada. El Convenio de Rotterdam fija un régimen comercial, mientras que el presente Reglamento establece una prohibición de comerciar, que son dos cosas muy distintas.

Enmienda 20

Artículo 1

Queda prohibida a partir del 1 de julio de 2011 la exportación de mercurio metálico (Hg, CAS RN 7439-97-6) de la Comunidad.

Queda prohibida a partir del 1 de diciembre de 2010 la exportación de mercurio metálico (Hg, CAS RN 7439-97-6), mineral de cinabrio y compuestos de mercurio con una concentración de mercurio superior al 5 % peso por peso (p/p) de la Comunidad.

Justificación

El mercurio y sus compuestos son altamente tóxicos para las personas y los animales. Los compuestos de mercurio con una concentración de mercurio superior al 5 % y el mineral de cinabrio deberían incluirse también en la prohibición para evitar exportaciones indirectas de mercurio.

Las mayores existencias de mercurio se encuentran en la industria cloroalcalina. De conformidad con la Decisión 90/3 relativa al PARCOM, las células de mercurio de este sector deben eliminarse para 2010. Esperar hasta 2011 para prohibir la exportación resulta casi cínico, puesto que permitiría la exportación de todo el mercurio retirado antes de esta fecha, con demasiada frecuencia con consecuencias desastrosas en países terceros (por ejemplo, la minería del oro a cielo abierto).

En la Resolución del Parlamento Europeo relativa a la estrategia comunitaria sobre el mercurio (2005/2050(INI)) aprobada en marzo de 2006, se pedía que se prohibieran las exportaciones a partir de 2010.

Enmienda 21

Artículo 1 bis (nuevo)

 

Artículo 1 bis

 

Queda prohibida a partir del 1 de enero de 2010 la exportación de productos que contengan mercurio cuya venta o distribución estén prohibidas en la Unión Europea.

Enmienda 22

Artículo 1 bis (nuevo)

 

Artículo 1 bis

 

Quedará prohibida a partir del 1 de julio de 2010 la importación en la Comunidad de mercurio metálico (Hg, CAS RN 7439-97-6), mineral de cinabrio y compuestos de mercurio con una concentración de mercurio superior al 5 % peso por peso (p/p).

 

Los Estados miembros deberán cubrir sus propias necesidades de mercurio mediante recuperación a partir de los residuos y materias primas.

Justificación

La prohibición de la exportación debería completarse con una prohibición similar de la importación que se aplique al mismo tiempo.

La prohibición de importar mercurio tendrá como consecuencia que la Unión Europea cubrirá sus necesidades recuperando el mercurio en los residuos y materias primas.

Enmienda 23

Artículo 2

A partir de la fecha fijada en el artículo 1, el mercurio metálico que ya no utilice el sector cloroalcalino, el mercurio obtenido como subproducto de la limpieza de gas natural y el mercurio obtenido como subproducto de las operaciones de minería y fundición de minerales no férreos se almacenará en una forma de calidad y concentración que no presente riesgos para la salud humana y el medio ambiente.

A partir de la fecha fijada en el artículo 1, los Estados miembros asegurarán que el mercurio metálico que ya no utilice el sector cloroalcalino o que se extraiga del mineral de cinabrio, el mercurio recuperado como subproducto de la limpieza de gas natural y el mercurio recuperado como subproducto de las operaciones de minería y fundición de minerales no férreos se almacenará, y si procede se eliminará dentro de la Comunidad, en una forma que no presente riesgos para la salud humana y el medio ambiente, en instalaciones que cumplan las condiciones requeridas, procediéndose a una evaluación de la seguridad y del permiso correspondiente, de conformidad con el presente Reglamento.

Justificación

La tecnología que permite eliminar de manera segura el mercurio líquido aún no está comercialmente disponible. Por consiguiente, debemos considerar que el almacenamiento de mercurio líquido de momento sólo debería ser temporal. Cuando la tecnología esté disponible, el mercurio metálico almacenado provisionalmente deberá ser eliminado en condiciones de seguridad en la Comunidad.

En numerosos casos, no sólo el modo de almacenamiento sino también la vía de transporte con las preceptivas medidas de seguridad, son parte integral de las acciones en el sector cloroalcalino, de minería y de fundición, uno de cuyos objetivos es minimizar los efectos adversos del mercurio sobre el medio ambiente y la salud humana.

Enmienda 24

Artículo 2, párrafo 1 bis (nuevo)

 

De forma previa a cualquier otra alternativa, se examinará la posibilidad de designar Almadén para el almacenamiento seguro de las reservas existentes de mercurio metálico o del mercurio metálico secundario resultante de la industria europea ―nunca de productos con mercurio que hayan pasado a ser residuos―, aprovechando así las infraestructuras, la mano de obra y los conocimientos técnicos existentes in situ.

Justificación

El mercurio debe almacenarse de una manera segura que respete las normas de una gestión medioambiental sana a largo plazo. El propio Parlamento ya señaló sobre este asunto, en su Resolución relativa a la estrategia comunitaria sobre el mercurio, que conviene examinar la posibilidad de designar Almadén para el almacenamiento seguro de las reservas existentes de mercurio metálico o del mercurio metálico secundario resultante de la industria europea ―nunca de productos con mercurio que hayan pasado a ser residuos―, aprovechando así las infraestructuras, la mano de obra y los conocimientos técnicos existentes in situ.

Enmienda 25

Artículo 3, apartado 1, párrafo 1

1. No obstante lo dispuesto en el artículo 5, apartado 3, letra a), de la Directiva 1999/31/CE, el mercurio metálico que se considere residuo se podrá almacenar con un confinamiento apropiado en cualquiera de los emplazamientos siguientes:

1. No obstante lo dispuesto en el artículo 5, apartado 3, letra a), de la Directiva 1999/31/CE, el mercurio metálico que se considere residuo se almacenará temporalmente con un confinamiento apropiado:

a) una mina de sal subterránea adaptada al vertido de residuos;

a) una mina de sal subterránea adaptada al almacenamiento temporal de mercurio metálico antes de su eliminación final, de conformidad con el artículo 5; o

b) una instalación dedicada exclusivamente al almacenamiento temporal de mercurio metálico antes de su eliminación final y equipada al efecto.

b) una instalación en superficie dedicada exclusivamente al almacenamiento temporal de mercurio metálico antes de su eliminación final y equipada al efecto.

Justificación

La propuesta no permite saber si la Comisión se propone autorizar el almacenamiento de mercurio metálico en minas de sal subterráneas o su eliminación definitiva en dichas minas. Con demasiada frecuencia, el almacenamiento en minas de sal subterráneas se convierte en un hecho permanente que perdido de vista, cae en el olvido. Ahora bien, la eliminación definitiva del mercurio líquido en las minas no sería aceptable e iría claramente en contra de la Decisión 2003/33/CE, que dispone que «los envases y la capa protectora de la cavidad no deberán tenerse en cuenta al evaluar los riesgos a largo plazo de los depósitos de residuos a causa de su vida útil limitada».

El hecho de que el mercurio sea líquido y la cuestión de si las minas de sal pueden conservarlo intacto, sin que los barriles en los que se almacena el mercurio terminen con fugas o despidan vapores, sigue siendo objeto de preocupación. Desde un punto de vista medioambiental, la eliminación es la opción preferida. Sin embargo, por razones económicas y técnicas puede ser necesario mantener un almacenamiento seguro durante un período limitado de tiempo con el fin de encontrar una solución a largo plazo.

Enmienda 26

Artículo 3, apartado 2

2. No obstante lo dispuesto en el artículo 11, apartado 1, letra a), del Reglamento (CE) n° 1013/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo, las autoridades competentes de destino y expedición no podrán formular objeciones a los traslados de mercurio metálico que se considere residuo invocando que el traslado o vertido previstos no se ajustarían a las disposiciones de aplicación de los principios de proximidad, prioridad de revalorización y autosuficiencia.

2. No obstante lo dispuesto en el artículo 11, apartado 1, letra a), del Reglamento (CE) n° 1013/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 14 de junio de 2006, relativo a los traslados de residuos, las autoridades competentes de destino y expedición no podrán formular objeciones a los traslados de mercurio metálico que se considere residuo y que esté destinado al almacenamiento temporal invocando que el traslado previsto no se ajustaría a las disposiciones de aplicación de los principios de proximidad, prioridad de revalorización y autosuficiencia.

Justificación

El mercurio metálico solo debería ser objeto de una eliminación definitiva en forma solidificada. Los métodos para tal solidificación solo estarán disponibles dentro de algunos años. Hasta entonces, los traslados de mercurio metálico sólo pueden tener lugar con fines de almacenamiento temporal.

Enmienda 27

Artículo 4

1. La evaluación de la seguridad que debe llevarse a cabo de conformidad con la Decisión 2003/33/CE con vistas al almacenamiento en una mina de sal subterránea adaptada al almacenamiento de residuos abordará en especial los riesgos suplementarios que puedan plantear las características y el comportamiento a largo plazo del mercurio metálico y su confinamiento.

1. La evaluación de la seguridad que debe llevarse a cabo de conformidad con la Decisión 2003/33/CE con vistas al almacenamiento en una mina de sal subterránea adaptada al almacenamiento temporal de residuos abordará en especial los riesgos suplementarios que puedan plantear las características y el comportamiento a largo plazo del mercurio metálico y su confinamiento.

2. Se llevará a cabo una evaluación de la seguridad que garantice un nivel de protección del medio ambiente equivalente al nivel garantizado por la Decisión 2003/33/CE y se presentará a la autoridad competente en relación con el almacenamiento temporal en una instalación dedicada exclusivamente al almacenamiento de mercurio metálico y equipada al efecto.

2. Se llevará a cabo una evaluación de la seguridad que garantice un nivel de protección de la salud humana y del medio ambiente equivalente al nivel garantizado por la Decisión 2003/33/CE y se presentará a la autoridad competente en relación con el almacenamiento temporal en una instalación en superficie dedicada exclusivamente al almacenamiento de mercurio metálico y equipada al efecto.

3. La autorización contemplada en los artículos 8 y 9 de la Directiva 1999/31/CE en relación con las minas de sal subterráneas o las instalaciones dedicadas exclusivamente al almacenamiento temporal de mercurio metálico y equipadas al efecto contemplará requisitos de inspección visual periódica de los recipientes y la instalación de los equipos apropiados de detección de vapores para detectar cualquier fuga.

3. La autorización contemplada en los artículos 8 y 9 de la Directiva 1999/31/CE en relación con las minas de sal subterráneas o las instalaciones dedicadas exclusivamente al almacenamiento temporal de mercurio metálico y equipadas al efecto contemplará requisitos de inspección visual periódica de los recipientes y la instalación de los equipos apropiados de detección de vapores para detectar cualquier fuga. El mercurio deberá ser recuperable para su eliminación final, de conformidad con el artículo 5.

Justificación

El hecho de que el mercurio sea líquido y la cuestión de si las minas de sal pueden conservarlo intacto, sin que los barriles en los que se almacena el mercurio terminen con fugas o despidan vapores, sigue siendo objeto de preocupación. Desde un punto de vista medioambiental, la eliminación es la opción preferida. Sin embargo, por razones económicas y técnicas puede ser necesario mantener un almacenamiento seguro durante un período limitado de tiempo con el fin de encontrar una solución a largo plazo.

En el presente Reglamento, la política de protección de la salud reviste una importancia idéntica a la otorgada a la política medioambiental, por lo cual la evaluación de la seguridad debe referirse también a los efectos del mercurio sobre la salud.

Enmienda 28

Artículo 4 bis (nuevo)

 

Artículo 4 bis

 

La Comisión llevará a cabo la revisión de la evaluación de seguridad mencionada en la Decisión 2003/33/CE para garantizar que están cubiertos los riesgos específicos de almacenamiento de mercurio metálico resultantes de la naturaleza y del comportamiento a largo plazo del mercurio metálico y su contención. Esta revisión deberá completarse…*.

 

 

* Seis meses antes de la entrada en vigor de la prohibición de exportación.

Justificación

El almacenamiento debe controlarse de manera muy estricta. Teniendo en cuenta la naturaleza especialmente tóxica y el comportamiento a largo plazo del mercurio metálico, resulta necesaria una evaluación de la seguridad ulterior en términos adecuados, antes de que entre en vigor la prohibición de exportación.

Enmienda 29

Artículo 4 ter (nuevo)

 

Artículo 4 ter

 

Durante el almacenamiento temporal, la responsabilidad será del propietario de la instalación de almacenamiento. Los Estados miembros crearán un fondo para garantizar la disponibilidad de recursos financieros para la eliminación final segura del mercurio. El fondo se creará sobre la base de una contribución financiera con cargo al sector cloroalcalino y otros sectores que hacen uso del mercurio como, por ejemplo, el gas natural y las manufacturas no ferrosas, proporcional a la cantidad de mercurio enviado para su almacenamiento temporal. Cuando el mercurio se envíe para su eliminación final, de conformidad con el artículo 5, los Estados miembros asumirán la responsabilidad administrativa y financiera de la eliminación.

Justificación

Dado que el mercurio entraña riesgos particulares, la cuestión de la seguridad sigue pendiente durante el almacenamiento temporal. Es, por consiguiente, fundamental, de acuerdo con el principio de «quien contamina paga», que la responsabilidad recaiga en los propietarios de las instalaciones de almacenamiento. Los Estados miembros deben también asumir sus responsabilidades y facilitar los recursos financieros destinados a una eliminación final segura.

Enmienda 30

Artículo 4 quáter (nuevo)

 

Artículo 4 ter

 

1. Las empresas interesadas del sector cloroalcalino comunicarán a la Comisión Europea y a las autoridades competentes de los Estados miembros interesados los datos siguientes relativos al mercurio retirado del circuito en el curso de un año determinado:

 

– la estimación más precisa posible de la cantidad total de mercurio todavía en uso,

 

– la cantidad de mercurio recuperado con ocasión del cierre o de la reconversión de instalaciones cloroalcalinas,

 

– la cantidad enviada a las diferentes instalaciones de almacenamiento temporal,

 

– la ubicación de todas las instalaciones de almacenamiento y los datos de contacto,

 

– las transferencias a otras plantas cloroalcalinas en la Unión Europea para el funcionamiento de células aún en servicio,

 

– la cantidad almacenada temporalmente bajo la responsabilidad del propietario inicial para el funcionamiento de las células aún en servicio.

 

2. Las empresas interesadas de los sectores industriales que recuperan mercurio a partir de la depuración de gas natural o de operaciones de extracción y de fusión de metales no ferrosos comunicarán a la Comisión Europea y a las autoridades competentes de los Estados miembros interesados los datos siguientes relativos al mercurio recuperado en el curso de un año determinado:

 

– la cantidad de mercurio recuperado,

 

– la cantidad enviada a las diferentes instalaciones de almacenamiento temporal,

 

– la ubicación de todas las instalaciones de almacenamiento y los datos de contacto.

 

3. Las empresas interesadas enviarán los datos a los que se hace referencia en los apartados 1 y 2, según los casos, por primera vez el 31 de mayo de ...* y, con posterioridad, cada año antes del 31 de mayo.

 

4. La Comisión hará pública la información a la que se refiere el apartado 3 de conformidad con el Reglamento (CE) nº 1367/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 6 de septiembre de 2006, relativo a la aplicación, a las instituciones y a los organismos comunitarios, de las disposiciones del Convenio de Aarhus sobre el acceso a la información, la participación del público en la toma de decisiones y el acceso a la justicia en materia de medio ambiente.

 

 

*año siguiente a la entrada en vigor del presente Reglamento.

 

1 DO L264 de 25.9.2006, p. 13.

Justificación

La industria cloroalcalina se ha comprometido voluntariamente a comunicar datos sobre la retirada de las células de mercurio a la Comisión Europea. Dado que estos datos son esenciales para garantizar el cumplimiento del Reglamento, su comunicación debe estar prevista en el Reglamento. Lo mismo debe aplicarse a los otros sectores industriales que recuperan mercurio. Los datos deberían ser comunicados a la Comisión Europea y a las autoridades competentes de los Estados miembros interesados, y deberían ser accesibles al público de conformidad con la reglamentación sobre el acceso a la información en materia de medio ambiente para las instituciones europeas.

Enmienda 31

Artículo 5

La Comisión organizará un intercambio de información entre los Estados miembros y las industrias interesadas.

La Comisión organizará un intercambio de información entre los Estados miembros y las partes interesadas correspondientes, a más tardar el 30 de junio de 2010.

Ese intercambio de información versará especialmente sobre la posible necesidad de ampliar la prohibición de exportación a los compuestos de mercurio y a los productos que contienen mercurio, de ampliar la obligación de almacenamiento al mercurio metálico procedente de otras fuentes y de fijar plazos al almacenamiento en una instalación dedicada exclusivamente al almacenamiento temporal de mercurio metálico y equipada al efecto.

Ese intercambio de información versará especialmente sobre la necesidad de ampliar la prohibición de exportación a los compuestos de mercurio con una concentración de mercurio inferior al 5 % en masa/masa (m/m), de ampliar la obligación de almacenamiento al mercurio metálico procedente de otras fuentes y de fijar plazos al almacenamiento en una mina de sal subterránea o en una instalación en superficie dedicada exclusivamente al almacenamiento temporal de mercurio metálico y equipada al efecto.

 

En este intercambio de información se analizarán, entre otros, los resultados del examen de Almadén como emplazamiento para el almacenamiento seguro de las reservas existentes de mercurio metálico o del mercurio metálico secundario resultante de la industria europea según lo establecido en el artículo 2.

Justificación

Durante la preparación de la Estrategia comunitaria sobre el mercurio y el presente Reglamento se estuvo llevando a cabo una amplia consulta de todas las partes interesadas. Los organismos interesados, incluidos los Estados miembros, el sector industrial y las ONG activas en el sector del medio ambiente y de la salud, deberían tomar parte en el intercambio de información.

Debe quedar claro que el intercambio de información es un proceso continuo. Este intercambio de información debería tratar sobre todo las cuestiones aún no abordadas por el presente Reglamento.

La enmienda da cumplimiento a lo aprobado por el Parlamento Europeo en su Resolución, de 14 de marzo de 2006, relativa a la estrategia comunitaria sobre el mercurio.

Enmienda 32

Artículo 6, apartado 2

2. El 30 de noviembre de 2014 a más tardar, los Estados miembros informarán a la Comisión sobre la aplicación y los efectos en el mercado del presente Reglamento en sus territorios respectivos. A petición de la Comisión, los Estados miembros presentarán esa información antes de la fecha fijada en la frase primera.

2. Los Estados miembros elaborarán un registro de compradores, vendedores y comerciantes de mercurio, mineral de cinabrio y compuestos de mercurio, y recogerán la información correspondiente. Informarán a la Comisión sobre la aplicación y los efectos en el mercado del presente Reglamento en sus territorios respectivos cada dos años, dentro de los seis meses posteriores al final del período de que se trate. La Comisión publicará la información en un informe sucinto en el plazo de un año a partir de su presentación por los Estados miembros. La primera remesa de información abarcará los años 2007-2008, se presentará a la Comisión el 30 de junio de 2009, a más tardar, y se publicará el 30 de junio de 2010, a más tardar. La información se presentará en un formato establecido por la Comisión el…*, a más tardar.

 

 

* Un año después de la entrada en vigor del presente Reglamento.

Justificación

La introducción de la prohibición de exportar exigirá un sistema eficaz de seguimiento para garantizar que no se transporta mercurio de manera ilegal a los mercados globales. Debe establecerse un sistema de control del comercio para registrar todas las importaciones y exportaciones de mercurio metálico y componentes de mercurio entre los Estados miembros y entre la UE y terceros países en los que no está restringido el comercio.

Enmienda 33

Artículo 6, apartado 3

3. La información a que se refiere el apartado 2 incluirá, como mínimo, datos sobre lo siguiente:

3. La información a que se refiere el apartado 2 incluirá, como mínimo, datos sobre lo siguiente:

a) volúmenes, precios, país de origen y destino y uso previsto del mercurio metálico que entre o salga de la Comunidad;

a) volúmenes, precios, país de origen y destino y uso previsto del mercurio metálico, del mineral de cinabrio, del calomelano y compuestos de mercurio que entre o salga de la Comunidad;

b) volúmenes, precios, país de origen y destino y uso previsto del mercurio metálico objeto de comercio transfronterizo en la Comunidad.

b) volúmenes, precios, país de origen y destino y uso previsto del mercurio metálico, del mineral de cinabrio, del calomelano y compuestos de mercurio objeto de comercio transfronterizo en la Comunidad.

Justificación

Consecuencia de la enmienda al artículo 1.

Enmienda 34

Artículo 6 bis (nuevo)

 

Artículo 6 bis

 

Los Estados miembros determinarán el régimen de sanciones aplicable a las infracciones de las disposiciones del presente Reglamento y adoptarán todas las medidas necesarias para garantizar su aplicación. Las sanciones previstas deben ser efectivas, proporcionadas y disuasorias. Los Estados miembros notificarán esas disposiciones a la Comisión el…*, a más tardar y notificarán de inmediato toda modificación posterior de las mismas.

 

 

* Un año después de la entrada en vigor del presente Reglamento.

Justificación

El presente artículo es una disposición estándar sobre las sanciones que deben aplicarse en caso de infracción.

Enmienda 35

Artículo 6 ter (nuevo)

 

Artículo 6 ter

 

La Comisión y los Estados miembros promoverán y facilitarán la sensibilización y garantizarán que se ponga a disposición del público la información sobre la prohibición de exportar mercurio metálico, mineral de cinabrio y compuestos de mercurio, así como sobre el almacenamiento seguro del mercurio metálico.

Justificación

Un mayor acceso del público a la información sobre la prohibición de exportar mercurio metálico y compuestos de mercurio, así como la divulgación de dicha información, contribuyen a una protección más efectiva de la salud humana y a mejorar el medio ambiente.

Enmienda 36

Artículo 7

1. La Comisión evaluará la aplicación y los efectos en el mercado del presente Reglamento en la Comunidad, teniendo en cuenta la información contemplada en el artículo 6.

1. La Comisión evaluará la aplicación y los efectos en el mercado del presente Reglamento en la Comunidad, teniendo en cuenta la información contemplada en los artículos 5 y 6.

2. La Comisión presentará un informe al Parlamento Europeo y al Consejo a más tardar el 30 de junio de 2015.

2. La Comisión presentará un informe al Parlamento Europeo y al Consejo a más tardar el 30 de junio de 2012. El informe irá acompañado, si procede, de propuestas de revisión del presente Reglamento.

 

2 bis. La Comisión evaluará, seis meses antes de la entrada en vigor de la prohibición de exportación de acuerdo con lo establecido en el artículo 1, la eficacia y efectos de las medidas de compensación, adoptadas a fin de permitir que la comarca afectada por el cierre de las minas de mercurio encuentre soluciones alternativas viables desde los puntos de vista económico y social.

Justificación

Después de un determinado período de aplicación y de conformidad con el cambio de la fecha de prohibición de exportación, deberá evaluarse la eficacia de las medidas jurídicas propuestas con vistas a elaborar un informe recapitulativo con propuestas de revisión.

Enmienda 37

Artículo 8

Un año como mínimo antes de la fecha fijada en el artículo 1, la Comisión informará al Parlamento Europeo y al Consejo respecto al curso de las actividades y negociaciones multilaterales sobre el mercurio, evaluando sobre todo la coherencia del calendario y del ámbito de aplicación de las medidas establecidas en el presente Reglamento con la evolución de la situación internacional al respecto.

La Comisión informará al Parlamento Europeo y al Consejo, el 31 de diciembre de 2009, a más tardar, respecto al curso de las actividades y negociaciones multilaterales sobre el mercurio, evaluando sobre todo la coherencia de las medidas establecidas en el presente Reglamento con la evolución de la situación internacional al respecto.

Enmienda 38

Artículo 8 bis (nuevo), apartado 1

 

Artículo 8 bis

 

1. Teniendo en cuenta, en particular, las necesidades de los países en desarrollo y los países con economías en transición afectados, la Comisión y los Estados miembros cooperarán a la hora de fomentar la asistencia técnica, incluida la formación, encaminada a desarrollar la infraestructura, la capacidad y los conocimientos técnicos necesarios para avanzar en la transición hacia tecnologías alternativas libres de mercurio y, finalmente, proceder a una reducción gradual del uso y de la liberación de mercurio y compuestos de mercurio.

Justificación

La prohibición de la exportación de mercurio podría tener un impacto negativo significativo a corto plazo en los países en desarrollo y las economías en transición, donde el mercurio aún se utiliza, por ejemplo, en la extracción artesanal de oro. Así pues, se precisa asistencia de la UE para facilitar la transición a las tecnologías libres de mercurio. Esta enmienda está tomada de la nueva propuesta de Reglamento relativo a la exportación e importación de productos químicos peligrosos.

Enmienda 39

Artículo 8 bis (nuevo), apartado 2

 

2. La Comisión y los Estados miembros estudiarán también la posibilidad de apoyar a las ONG que se hayan mostrado especialmente eficaces a la hora de prestar este tipo de servicios.

Justificación

Se podría estudiar la posibilidad de canalizar la ayuda también a través de ONG con una experiencia práctica importante en este tipo de trabajo.

(1)

DO C ... / Pendiente de publicación en el DO.


EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

Introducción

El mercurio y sus compuestos son extremadamente tóxicos para los seres humanos, especialmente para el desarrollo del sistema nervioso de los niños. Son además nocivos para los ecosistemas y la vida silvestre. La contaminación por mercurio, que empezó considerándose un grave problema local, es percibida ahora como un problema mundial, difuso y crónico. En dosis elevadas, el mercurio puede ser mortal para los seres humanos, pero también en dosis relativamente bajas puede acarrear problemas neurológicos graves y desde hace poco se ha relacionado asimismo con efectos nocivos sobre los sistemas cardiovascular, inmunológico y reproductor. Además, el mercurio retarda la actividad microbiológica en el suelo y es una sustancia peligrosa prioritaria según la Directiva marco del agua.

El mercurio, en contacto con el ambiente, puede transformarse en metilmercurio, que puede bioacumularse y concentrarse en las cadenas tróficas, sobre todo en la cadena alimentaria acuática. El metilmercurio atraviesa fácilmente la barrera placentaria y la barrera hematoencefálica.

Suministro de mercurio en la Unión Europea

El mercurio aparece en el medio ambiente de forma natural y existe en diversas formas. En forma pura se denomina «mercurio elemental» o «mercurio metálico» (Hg(0)). En la naturaleza normalmente no se encuentra en forma pura, como metal líquido, sino en forma de compuestos y sales inorgánicas.

Las principales fuentes de suministro de mercurio existente en la UE son las siguientes:

–     los excedentes de la industria cloroalcalina resultantes de la reconversión a procesos en los que no se emplea mercurio o del cierre (retirada) de alguna instalación;

–     como subproducto de las operaciones de minería y fundición de minerales no ferrosos (minerales de zinc, cobre, plomo, hierro, plata y otros); si no se recupera como mercurio metálico, el subproducto de este proceso puede ser calomelano (cloruro de mercurio), dependiendo del proceso de purificación;

–     como subproducto de la limpieza de gas natural;

–     mercurio reciclado a partir de productos que lo contengan (lámparas fluorescentes, pilas, amalgama dental, equipos de medición y control, interruptores) y a partir de residuos de procesos industriales;

–     existencias de mercurio acumuladas en años anteriores por vendedores e intermediarios, como MAYASA.

La mayor mina de mercurio del mundo se encuentra en Almadén, España. La extracción en Almadén se detuvo en 2003, pero la empresa propietaria, MAYASA, se dedica a recoger y vender a escala internacional (sobre todo a países en desarrollo) el mercurio procedente de instalaciones retiradas de la industria cloroalcalina de Europa occidental, así como mercurio procedente de otras fuentes.

Propuesta de la Comisión dirigida a la prohibición de la exportación de mercurio y al almacenamiento de los excedentes

Teniendo en cuenta el peligro que representa el mercurio y el hecho de que existan procesos alternativos que no lo necesitan, en 1990 la Comisión de París (después Comisión OSPAR) recomendó que, para el 2010, todas las fábricas cloroalcalinas de células de mercurio se reconvirtieran a tecnologías exentas de mercurio (Decisión PARCOM 90/3).

En su resolución referente a la estrategia comunitaria sobre el mercurio (marzo de 2006), el Parlamento Europeo pidió a la Comisión que procediera a aplicar la Decisión 90/3 OSPAR. Aparte de las actuales emisiones de mercurio procedentes de las fábricas cloroalcalinas de células de mercurio, cuando éstas se reconviertan a tecnologías sin empleo de mercurio, las grandes cantidades de mercurio existentes en dichas células se deberán gestionar de manera adecuada desde el punto de vista medioambiental. Para impedir que tales excedentes de mercurio invadan el mercado mundial de este producto, en octubre de 2006 se adoptó una propuesta de Reglamento que prohibiría las exportaciones de mercurio metálico el 1 de julio de 2011 a más tardar. La propuesta incluye disposiciones paralelas sobre el almacenamiento seguro de los excedentes de mercurio que se producirán, sobre todo, por la retirada de las fábricas cloroalcalinas de células de mercurio, con el fin de impedir su reventa (actualmente existen unas 12 000 toneladas del producto en células de mercurio en Europa). Con este fin, la Comisión Europea ha pedido a Euro Chlor (Federación Europea de Fabricantes de Cloro), y ésta lo ha aceptado, la firma de un acuerdo voluntario para el almacenamiento de los excedentes de mercurio procedentes de la industria cloroalcalina, reconociendo que ese almacenamiento será necesario.

Se propone la obligatoriedad de almacenamiento del mercurio metálico que se deje de utilizar en la industria cloroalcalina, de los subproductos de mercurio procedentes de la producción de metales no ferrosos y de los subproductos de mercurio procedentes de la limpieza de gas. Intencionadamente, la obligación de almacenamiento no abarca el mercurio reciclado a partir de los productos que contienen mercurio.

Recomendaciones del ponente

El ponente acoge favorablemente esta propuesta de la Comisión. Sin embargo, considera que se deben introducir algunas modificaciones para proteger mejor la salud humana y el medio ambiente. A este respecto, propone varias enmiendas que se refieren principalmente a los siguientes aspectos:

Fecha de la prohibición de la exportación

Puesto que la UE exporta en total más mercurio que ninguna otra región del mundo, una prohibición temprana de la exportación, unida a otras medidas internacionales, reducirá considerablemente las desproporcionadas repercusiones que tiene en el mundo en desarrollo la exposición al mercurio debido a las abundantes existencias. Mientras la prohibición no esté en vigor, el mercurio de la UE seguirá entrando al mercado, con lo que aumentará el riesgo para la salud humana y el medio ambiente. Por ello la prohibición propuesta se debería poner en práctica lo antes posible, preferiblemente no más tarde de 2009.

En anteriores proyectos de la Comisión se proponía 2008 como fecha de la prohibición y lo mismo proponía la presidencia luxemburguesa.

La comisión no ha seguido enteramente la recomendación del ponente sobre este punto y ha adelantado la fecha de prohibición de exportaciones al 1 de diciembre de 2010.

Alcance de la prohibición de la exportación de mercurio

Para que el reglamento sea justo y simple, la prohibición debería incluir los compuestos de mercurio. Dichos compuestos (excepto el sulfuro de mercurio) están clasificados como tóxicos a partir de contenidos del 0,5 % y, en algunas sustancias específicas, a partir de una cifra incluso menor.

El ponente apoya la inclusión de los compuestos de mercurio en la prohibición de exportación.

Existe la preocupación, justificada, de que el mercurio pueda ser exportado a otros países en forma de compuesto (calomelano Hg2Cl2) producido, por ejemplo, durante operaciones de minería y fundición de metales no ferrosos, y ser convertido allí en mercurio elemental para aplicarlo a otros usos. En opinión del ponente, una prohibición general de la exportación que incluya los compuestos de mercurio contribuirá a la reducción de las emisiones y de la cantidad de mercurio en circulación. Asimismo, una prohibición de la exportación de los compuestos de mercurio puede impedir que se utilicen compuestos con un gran contenido de este metal como materia prima para el procesamiento de mercurio metálico. Así se impediría una posible laguna jurídica en el reglamento.

Por otra parte, una prohibición de la exportación de cinabrio puede impedir que se utilicen compuestos con un gran contenido de este metal como materia prima para el procesamiento de mercurio metálico.

También se deberían incluir en la prohibición aquellos productos que contengan mercurio que estén sujetos a restricciones de comercialización y utilización en la UE. Ésta debería evitar los dobles criterios. Los productos que contengan mercurio y estén prohibidos en la UE no deberían ser exportados a países en los que quizá su uso no esté regulado todavía.

El Parlamento Europeo (marzo de 2006) pidió que la prohibición de exportación incluyera los compuestos de mercurio y los productos que lo contengan que estén o vayan pronto a estar sujetos a restricciones de comercialización y utilización en la UE.

Importaciones de mercurio

El ponente es de la opinión de que la CE debería contemplar una prohibición de la importación de mercurio en la UE a fin de que la oferta de mercurio en la misma esté en consonancia con la demanda, las obligaciones de almacenamiento y las políticas que fomenten la recuperación de mercurio a partir de residuos y productos. No tiene ningún sentido que por un lado se almacene mercurio originario de la UE y, al mismo tiempo, se importe mercurio para los usos justificados en la UE.

Sistema de seguimiento del comercio

Se debería establecer un sistema para hacer un seguimiento periódico de las importaciones y exportaciones de mercurio metálico y de compuestos de mercurio con destino u origen en la UE o dentro de la misma. El Parlamento Europeo (marzo de 2006) pidió que, antes de la prohibición de las exportaciones, se instaurara un sistema de seguimiento del comercio de mercurio.

El sistema de seguimiento garantizará la transparencia de los intercambios y permitirá que las tendencias contrarias a la intención y la eficacia de la prohibición sean valoradas fácilmente por la Comisión y por las partes interesadas.

Los Estados miembros deberían proporcionar periódicamente información a la Comisión, que a su vez debería hacer pública tal información.

Solución de almacenamiento seguro y sostenible del mercurio excedentario

Los excedentes de mercurio se deben almacenar o eliminar. Al final, todo él se debe eliminar de manera no peligrosa y segura para el medio ambiente.

La eliminación del mercurio metálico en minas de sal plantea graves preocupaciones con respecto a la seguridad ambiental a largo plazo. El hecho de que el mercurio sea líquido y la pregunta de si se puede mantener intacto en las minas de sal, sin que los barriles en que se guarda acaben teniendo fugas y emitiendo vapores, sigue causando preocupación.

También el mercurio extraído del cinabrio se debería almacenar, ya que, de permitirse su utilización, se acabaría añadiendo nuevo mercurio al mercado, lo cual es contrario al objetivo del reglamento.

El ponente opina que, mientras no se desarrollen técnicas seguras de eliminación y se haga una evaluación completa de las mismas, habría que tener el mercurio metálico almacenado provisionalmente como antesala de la eliminación permanente. El volumen del mercurio en cuestión es bastante pequeño en términos relativos. Debido a su elevada densidad, las aproximadamente 12 000 toneladas de excedentes de mercurio procedentes de la industria cloroalcalina tendrán un volumen de unos 1 000 m cúbicos.

Habría que establecer un marco de condiciones mínimas de almacenamiento que garantice el seguimiento continuo, unas normas mínimas de seguridad, la notificación regular y transparente, planificación y proyecciones por adelantado, unas garantías de entrega y penalizaciones por incumplimiento.

Según el principio «quien contamina paga», la responsabilidad durante el almacenamiento provisional debería ser del propietario de las instalaciones de almacenamiento.

Los Estados miembros asumirán la responsabilidad administrativa y financiera de la eliminación final segura.

El Parlamento Europeo (marzo de 2006) pidió la introducción de medidas jurídicamente vinculantes a fin de que todo el mercurio procedente de la industria cloroalcalina no vuelva al mercado y se almacene sin peligro en lugares seguros, bajo supervisión continua y en emplazamientos donde pueda producirse una intervención activa inmediata si es necesario. Por otro lado, el Parlamento pidió unas normas de seguridad mínimas, información regular y transparente, planificación y proyecciones por adelantado, penalizaciones y sanciones, destacando la importancia de aplicar el principio «quien contamina paga» en lo que al almacenamiento se refiere, y que los sectores industriales responsables de la producción de mercurio deben contribuir a financiar el almacenamiento seguro del mercurio excedentario.


OPINIÓN de la Comisión de Comercio Internacional (26.3.2007)

para la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria

sobre la propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo relativo a la prohibición de la exportación de mercurio metálico y a su almacenamiento seguro

(COM(2006)0636 – C6‑0363/2006 – 2006/0206(COD))

Ponente de opinión: Jens Holm

BREVE JUSTIFICACIÓN

El mercurio, metal pesado, es un peligroso contaminante. Tan pronto como penetra en nuestro entorno, se extiende con gran facilidad y puede transformarse también en un compuesto aún más peligroso: el mercurio de metilo. Este compuesto se acumula en la cadena alimentaria y, la mayoría de las veces, termina en el pescado que consumimos. Una vez liberado, el mercurio constituye una seria amenaza para la salud humana, los animales y el medio ambiente en un futuro no lejano. Existen cada vez más pruebas de que los costes de todo ello para la sociedad, en términos de perjuicios a la salud pública y al medio ambiente, son probablemente mucho mayores de lo que se había pensado.

El mercurio y sus compuestos afectan al sistema nervioso central, a los riñones y al hígado y pueden alterar también los procesos autoinmunes, causar temblores, problemas de vista y audición, parálisis, insomnio e inestabilidad emocional. Los compuestos de mercurio cruzan la barrera de la placenta y pueden ocasionar carencias durante el desarrollo del feto, al igual que un déficit de atención y retrasos en el desarrollo durante la infancia. Incluso las dosis bajas de mercurio contienen compuestos que tienen repercusiones negativas graves para el desarrollo neurológico y que se han relacionado recientemente con posibles efectos dañinos para el sistema cardiovascular, el sistema inmunitario y el sistema reproductor.

El mercurio se utiliza hoy en día en procesos industriales; por ejemplo, en la industria cloroalcalina y en la extracción de oro artesanal a pequeña escala. Este metal puede encontrarse también en un número considerable de productos de consumo que se venden en todo el mundo, tales como lámparas fluorescentes, compuestos eléctricos, equipos de medición y amalgamas dentales. No obstante, en la UE, este metal se libera básicamente en la naturaleza mediante la combustión de combustibles fósiles, especialmente el carbón. El mercurio es un metal que se mueve mucho y puede recorrer fácilmente largas distancias. La diseminación de mercurio constituye un problema mundial, por lo que hay que adoptar urgentemente medidas claras.

Así pues, la estrategia para el mercurio que presentó la Comisión a principios de 2005 fue acogida con gran satisfacción. La medida 5 de esta estrategia habla de «ir reduciendo paulatinamente las exportaciones de mercurio de la Comunidad». Esto es especialmente importante porque la UE es el mayor exportador mundial de mercurio. Cada año, la UE exporta unas 1 000 toneladas de mercurio bruto de un total de 3 600. La mayor parte de este mercurio termina en los países en desarrollo donde la gestión y el control no son tan estrictos. Ello plantea importantes riesgos de contaminación de los trabajadores y las comunidades locales.

La propuesta de Reglamento relativo a la prohibición de la exportación de mercurio metálico y a su almacenamiento seguro se envió al Parlamento Europeo y al Consejo el 26 de octubre de 2006. Esta propuesta representa un primer paso significativo y, a la vez, envía al resto del mundo una señal que indica claramente que la UE está dispuesta a aceptar su responsabilidad internacional por lo que se refiere a gran parte de las liberaciones intencionadas y usos del mercurio.

No obstante, la propuesta contiene ciertas carencias a las que hay que poner remedio. Las modificaciones que se proponen tienen por objeto convertir el Reglamento en un auténtico instrumento destinado a reducir el fondo mundial de mercurio.

En este sentido, el ponente propone una serie de enmiendas que se centran básicamente en los siguientes puntos:

–     La ampliación de la prohibición de las exportaciones para incluir en ella los compuestos de mercurio.

–     La ampliación de la prohibición de las exportaciones para incluir en ella a los productos que contienen mercurio y que están sujetos a restricciones de uso y comercialización en la UE.

–     La aplicación de la prohibición de exportar mercurio, compuestos de mercurio y productos que contienen mercurio tan pronto como sea posible y, a más tardar, el 1 de enero de 2008.

–     La prohibición de importar mercurio metálico y compuestos de mercurio.

–     El establecimiento de un sistema de rastreo del comercio de mercurio en la Comunidad y del comercio con terceros países, ya que ello aumentaría la transparencia y el flujo de información para las partes interesadas.

–     La necesidad de proporcionar asistencia a los países en desarrollo afectados y a los países con economías en transición, con el fin del acelerar la conversión a una tecnología libre de mercurio y la eliminación de la liberación y el uso del mismo.  

ENMIENDAS

La Comisión de Comercio Internacional pide a la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria, competente para el fondo, que incorpore en su informe las siguientes enmiendas:

Texto de la Comisión(1)  Enmiendas del Parlamento

Enmienda 1

Considerando 4

(4) La exportación de mercurio metálico de la Comunidad debe prohibirse para reducir de forma importante la oferta mundial de mercurio.

(4) La exportación de mercurio metálico y de compuestos de mercurio de la Comunidad debe prohibirse para reducir de forma importante la oferta mundial de mercurio. Los Estados miembros deben tener derecho a imponer prohibiciones más amplias y estrictas de conformidad con el artículo 176 del Tratado CE.

Justificación

Es necesario ampliar el alcance de la prohibición para incluir también los compuestos de mercurio a fin de lograr reducciones sustanciales del fondo mundial de mercurio.

Enmienda 2

Considerando 4 bis (nuevo)

 

(4 bis) Hay que prohibir también la exportación de productos que contienen mercurio y que están sujetos a restricciones de uso y distribución en la Unión Europea. La Comisión debe elaborar una lista consolidada de los productos de que se trate, que debe actualizarse anualmente en función de la evolución del Derecho comunitario.

Justificación

Es necesario ampliar la prohibición para incluir en ella los productos que contienen mercurio y que están sujetos a restricciones en la UE, a fin de lograr una reducción sustancial del fondo mundial de mercurio. Por razones de transparencia, estos productos deberían figurar en una lista consolidada que la Comisión debería que actualizar anualmente.

Enmienda 3

Considerando 7 bis (nuevo)

 

(7 bis) Hay que prohibir la importación de mercurio metálico y compuestos de mercurio, con el fin de mejorar la protección del medio ambiente y la salud pública en la Unión Europea.

Justificación

Habría que introducir una prohibición de las importaciones de mercurio metálico y compuestos de mercurio con el fin de proteger mejor el medio ambiente y la salud pública en la UE y gestionar más eficazmente la oferta y la demanda de mercurio.

Enmienda 4

Considerando 8 bis (nuevo)

 

(8 bis) Los Estados miembros deben presentar información sobre el mercurio que entra o sale de la Comunidad, o se comercializa en intercambios transfronterizos en su seno, a fin de poder realizar una evaluación de la eficacia del instrumento a su debido tiempo.

Justificación

Se ha de proceder a una mejora inmediata de la información sobre los flujos comerciales, tal como se indica en el informe del PNUMA, de noviembre de 2006, sobre la oferta, el comercio y la demanda. Ello permitirá disponer también de información pertinente para establecer comparaciones en el proceso de revisión, poner de manifiesto los cambios en los mercados, etc.

Enmienda 5

Considerando 11 bis (nuevo)

 

(11 bis) La Comisión y los Estados miembros deben proporcionar asistencia técnica, directamente a los países en desarrollo y a los países con economías en transición o indirectamente apoyando los proyectos de las Organizaciones No Gubernamentales (ONG), especialmente en forma de ayuda destinada a facilitar la transición a tecnologías alternativas sin mercurio y, finalmente, la reducción progresiva del uso y de la liberación de mercurio y compuestos de mercurio.

Justificación

La prohibición de la exportación de mercurio podría tener un impacto negativo significativo a corto plazo en los países en desarrollo y las economías en transición, donde el mercurio aún se utiliza, por ejemplo, en la extracción artesanal de oro. Así pues, se precisa asistencia de la UE para facilitar la transición a las tecnologías libres de mercurio.

Enmienda 6

Artículo 5, párrafo 1

La Comisión organizará un intercambio de información entre los Estados miembros y las industrias interesadas.

La Comisión organizará un intercambio inicial de información entre los Estados miembros, las ONG y las industrias interesadas, el 1 de julio de 2010, a más tardar.

Justificación

El intercambio de información debería incluir también a las ONG. Hay que alcanzar un acuerdo sobre una fecha concreta para la reunión de las partes interesadas, con el fin de revisar los nuevos datos y experiencias, de las que informarán los Estados miembros de conformidad con el artículo 6, tal como ha sido enmendado.

Enmienda 7

Artículo 5, párrafo 2

Ese intercambio de información versará especialmente sobre la posible necesidad de ampliar la prohibición de exportación a los compuestos de mercurio y a los productos que contienen mercurio, de ampliar la obligación de almacenamiento al mercurio metálico procedente de otras fuentes y de fijar plazos al almacenamiento en una instalación dedicada exclusivamente al almacenamiento temporal de mercurio metálico y equipada al efecto.

Ese intercambio se basará en la información recogida hasta el momento y versará sobre la posible necesidad de ampliar la obligación de almacenamiento al mercurio metálico procedente de otras fuentes y de fijar plazos al almacenamiento en una instalación dedicada exclusivamente al almacenamiento temporal de mercurio metálico y equipada al efecto.

Justificación

Por razones de coherencia con los artículos enmendados.

Enmienda 8

Artículo 6, apartado 2

2. El 30 de noviembre de 2014 a más tardar, los Estados miembros informarán a la Comisión sobre la aplicación y los efectos en el mercado del presente Reglamento en sus territorios respectivos. A petición de la Comisión, los Estados miembros presentarán esa información antes de la fecha fijada en la frase primera.

2. Los Estados miembros elaborarán un registro de compradores, vendedores y comerciantes en mercurio, así como compuestos de mercurio, y recogerán la información pertinente. Informarán a la Comisión sobre la aplicación y los efectos en el mercado del presente Reglamento en sus territorios respectivos, cada dos años y no más de seis meses después de finalizado el período de que se trate. La información se presentará en un formato fijado por la Comisión. La primera remesa de información abarcará los años 2007-2008 y se presentará a la Comisión el 30 de junio de 2009, a más tardar. La Comisión publicará la información en un informe sucinto en el plazo de un año a partir de su presentación por los Estados miembros y el 30 de junio de 2010, a más tardar.

Justificación

Se ha de proceder a una mejora inmediata de la información sobre los flujos comerciales, tal como se indica en el informe del PNUMA, de noviembre de 2006, sobre la oferta, el comercio y la demanda. Ello permitirá disponer también de información pertinente para establecer comparaciones en el proceso de revisión, poner de manifiesto los cambios en los mercados, etc.

Enmienda 9

Artículo 7, apartado 1

1. La Comisión evaluará la aplicación y los efectos en el mercado del presente Reglamento en la Comunidad, teniendo en cuenta la información contemplada en el artículo 6.

1. La Comisión evaluará la aplicación y los efectos en el mercado del presente Reglamento en la Comunidad, teniendo en cuenta la información contemplada en los artículos 5 y 6.

Enmienda 10

Artículo 7, apartado 2

2. La Comisión presentará un informe al Parlamento Europeo y al Consejo a más tardar el 30 de junio de 2015.

2. La Comisión presentará un informe al Parlamento Europeo y al Consejo a más tardar el 30 de junio de 2012. En caso necesario, el informe se acompañará de propuestas de revisión de las disposiciones pertinentes del presente Reglamento.

Justificación

Para garantizar un seguimiento de la información recogida mediante los procedimientos establecidos en los artículos 5 y 6, la Comisión debería presentar un informe con propuestas de revisión, en caso necesario.

Enmienda 11

Artículo 8

Un año como mínimo antes de la fecha fijada en el artículo 1, la Comisión informará al Parlamento Europeo y al Consejo respecto al curso de las actividades y negociaciones multilaterales sobre el mercurio, evaluando sobre todo la coherencia del calendario y del ámbito de aplicación de las medidas establecidas en el presente Reglamento con la evolución de la situación internacional al respecto.

La Comisión informará al Parlamento Europeo y al Consejo, el 31 de diciembre de 2009, a más tardar, respecto al curso de las actividades y negociaciones multilaterales sobre el mercurio, evaluando sobre todo la coherencia de las medidas establecidas en el presente Reglamento con la evolución de la situación internacional al respecto.

Justificación

Para mantener la coherencia con el cambio de la fecha en el artículo 1, tal como ha sido enmendado.

Enmienda 12

Artículo 8 bis (nuevo), apartado 1

 

Artículo 8 bis

 

1. Teniendo en cuenta, en particular, las necesidades de los países en desarrollo y los países con economías en transición afectados, la Comisión y los Estados miembros cooperarán a la hora de fomentar la asistencia técnica, incluida la formación, encaminada a desarrollar la infraestructura, la capacidad y los conocimientos técnicos necesarios para avanzar en la transición hacia tecnologías alternativas libres de mercurio y, finalmente, proceder a una reducción gradual del uso y de la liberación de mercurio y compuestos de mercurio.

Justificación

La prohibición de la exportación de mercurio podría tener un impacto negativo significativo a corto plazo en los países en desarrollo y las economías en transición, donde el mercurio aún se utiliza, por ejemplo, en la extracción artesanal de oro. Así pues, se precisa asistencia de la UE para facilitar la transición a las tecnologías libres de mercurio. Esta enmienda está tomada de la nueva propuesta de Reglamento relativo a la exportación e importación de productos químicos peligrosos.

Enmienda 13

Artículo 8 bis (nuevo), apartado 2

 

2. La Comisión y los Estados miembros estudiarán también la posibilidad de apoyar a las ONG que se hayan mostrado especialmente eficaces a la hora de prestar este tipo de servicios.

Justificación

Se podría estudiar la posibilidad de canalizar la ayuda también a través de ONG con una experiencia práctica importante en este tipo de trabajo.

PROCEDIMIENTO

Título

Prohibición de las exportaciones y el almacenamiento de mercurio metálico

Referencias

COM(2006)0636 - C6-0363/2006 - 2006/0206(COD)

Comisión competente para el fondo

ENVI

Opinión emitida por

       Fecha del anuncio en el Pleno

INTA

14.11.2006

 

 

 

Ponente de opinión

       Fecha de designación

Jens Holm

22.11.2006

 

 

Examen en comisión

27.2.2007

 

 

 

Fecha de aprobación

21.3.2007

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

16

11

0

Miembros presentes en la votación final

Kader Arif, Graham Booth, Carlos Carnero González, Béla Glattfelder, Eduard Raul Hellvig, Jacky Henin, Syed Kamall, Ģirts Valdis Kristovskis, Caroline Lucas, Marusya Ivanova Lyubcheva, Erika Mann, David Martin, Georgios Papastamkos, Godelieve Quisthoudt-Rowohl, Tokia Saïfi, Peter Šťastný, Daniel Varela Suanzes-Carpegna, Zbigniew Zaleski

Suplente(s) presente(s) en la votación final

Jean-Pierre Audy, Danutė Budreikaitė, Elisa Ferreira, Małgorzata Handzlik, Jens Holm, Eugenijus Maldeikis y Zuzana Roithová

Suplente(s) (art. 178, apdo. 2) presente(s) en la votación final

Corien Wortmann-Kool y Sepp Kusstatscher

(1)

Pendiente de publicación en el DO.


OPINIÓN DE LA COMISIÓN DE ASUNTOS JURÍDICOS SOBRE EL FUNDAMENTO JURÍDICO

Sr. D. Miroslav Ouzký

Presidente

Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria

BRUSELAS

Asunto:       Opinión sobre el fundamento jurídico de la propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo relativo a la prohibición de la exportación de mercurio metálico y a su almacenamiento seguro (COM(2006)0636 – C6‑0363/2006 – 2006/0206(COD))(1)

Señor Presidente:

Mediante carta de 4 de mayo de 2007, usted solicitó a la Comisión de Asuntos Jurídicos, que, de conformidad con el apartado 2 del artículo 35 del Reglamento, examinase la validez y la procedencia del fundamento jurídico de la propuesta de la Comisión de referencia.

La comisión examinó la cuestión mencionada en la reunión del 11 de junio de 2007.

La propuesta tiene un doble fundamento jurídico, el artículo 133 y el apartado 1 del artículo 175 del Tratado CE.

La comisión ha aprobado una enmienda a la propuesta por la que se suprime el fundamento jurídico del artículo 133, pues consideró que no estaba justificado un doble fundamento jurídico porque el acto propuesto no persigue varios objetivos simultáneos sin que uno de ellos sea secundario e indirecto con respecto a los demás.

Por el contrario, la Comisión, en su exposición de motivos, afirma que la medida parte de consideraciones de protección de la salud humana y del medio ambiente, y no de consideraciones de política comercial.

Los fundamentos jurídicos sometidos a consideración

Artículo 133

1.    La política comercial común se basará en principios uniformes, particularmente por lo que se refiere a las modificaciones arancelarias, la celebración de acuerdos arancelarios y comerciales, la consecución de la uniformidad de las medidas de liberalización, la política de exportación, así como las medidas de protección comercial, y, entre ellas, las que deban adoptarse en caso de dumping y subvenciones.

2.    Para la ejecución de esta política comercial común, la Comisión presentará propuestas al Consejo.

3.    En el caso de que deban negociarse acuerdos con uno o varios Estados u organizaciones internacionales, la Comisión presentará recomendaciones al Consejo, que la autorizará para iniciar las negociaciones necesarias. Corresponderá al Consejo y a la Comisión velar por que los acuerdos negociados sean compatibles con las políticas y normas internas de la Comunidad.

La Comisión llevará a cabo dichas negociaciones consultando a un Comité especial, designado por el Consejo para asistirla en dicha tarea y en el marco de las directrices que el Consejo pueda dirigirle. La Comisión informará periódicamente al Comité especial sobre la marcha de las negociaciones.

Serán aplicables las disposiciones pertinentes del artículo 300.

4.    En el ejercicio de las atribuciones que le confiere el presente artículo, el Consejo decidirá por mayoría cualificada.

5.    Lo dispuesto en los apartados 1 a 4 se aplicará asimismo a la negociación y a la celebración de acuerdos en los ámbitos del comercio de servicios y de los aspectos comerciales de la propiedad intelectual, en la medida en que dichos acuerdos no estén contemplados en dichos apartados y sin perjuicio de lo dispuesto en el apartado 6.

No obstante lo dispuesto en el apartado 4, el Consejo decidirá por unanimidad sobre la negociación y la celebración de un acuerdo en uno de los ámbitos contemplados en el primer párrafo cuando dicho acuerdo contenga disposiciones para las que se requiera la unanimidad para la adopción de normas internas o cuando tal acuerdo se refiera a un ámbito en el que la Comunidad todavía no haya ejercido, mediante la adopción de normas internas, sus competencias en virtud del presente Tratado.

El Consejo decidirá por unanimidad sobre la negociación y la celebración de un acuerdo de carácter horizontal siempre que también se refiera al párrafo precedente o al segundo párrafo del apartado 6.

Lo dispuesto en el presente apartado no afectará al derecho de los Estados miembros de mantener y celebrar acuerdos con terceros países u organizaciones internacionales, siempre y cuando dichos acuerdos respeten el Derecho comunitario y los demás acuerdos internacionales pertinentes.

6.    El Consejo no podrá celebrar un acuerdo si incluye disposiciones que excedan de las competencias internas de la Comunidad, en particular por tener como consecuencia una armonización de las disposiciones legales o reglamentarias de los Estados miembros en un ámbito en que el presente Tratado excluya dicha armonización.

A este respecto, y no obstante lo dispuesto en el primer párrafo del apartado 5, los acuerdos en el ámbito del comercio de los servicios culturales y audiovisuales, de los servicios de educación, así como de los servicios sociales y de salud humana serán competencia compartida entre la Comunidad y sus Estados miembros. Por consiguiente, la negociación de tales acuerdos exigirá, además de una decisión comunitaria adoptada de conformidad con las disposiciones pertinentes del artículo 300, el común acuerdo de los Estados miembros. Los acuerdos negociados de esta forma serán celebrados conjuntamente por la Comunidad y por los Estados miembros.

La negociación y la celebración de acuerdos internacionales en el ámbito de los transportes seguirán sujetas a las disposiciones del título V y del artículo 300.

7.    Sin perjuicio de lo dispuesto en el primer párrafo del apartado 6, el Consejo, por unanimidad, a propuesta de la Comisión y previa consulta al Parlamento Europeo, podrá hacer extensiva la aplicación de los apartados 1 a 4 a las negociaciones y acuerdos internacionales relativos a la propiedad intelectual, en la medida en que no estén contemplados en el apartado 5.

Artículo 175

1.    El Consejo, con arreglo al procedimiento previsto en el artículo 251 y previa consulta al Comité Económico y Social y al Comité de las Regiones, decidirá las acciones que deba emprender la Comunidad para la realización de los objetivos fijados en el artículo 174.

2.    No obstante el procedimiento de toma de decisiones contemplado en el apartado 1, y sin perjuicio del artículo 95, el Consejo, por unanimidad, a propuesta de la Comisión y previa consulta al Parlamento Europeo, al Comité Económico y Social y al Comité de las Regiones, adoptará:

a)   disposiciones esencialmente de carácter fiscal;

b)   las medidas que afecten a:

   la ordenación territorial,

   la gestión cuantitativa de los recursos hídricos o que afecten directa o indirectamente a la disponibilidad de dichos recursos,

   la utilización del suelo, con excepción de la gestión de los residuos;

c)    las medidas que afecten de forma significativa a la elección por un Estado miembro entre diferentes fuentes de energía y a la estructura general de su abastecimiento energético.

El Consejo, en las condiciones previstas en el primer párrafo, podrá definir las materias mencionadas en el presente apartado sobre las cuales las decisiones deban ser tomadas por mayoría cualificada.

3.    En otros ámbitos, el Consejo adoptará, con arreglo al procedimiento previsto en el artículo 251 y previa consulta al Comité Económico y Social y al Comité de las Regiones, programas de acción de carácter general que fijen los objetivos prioritarios que hayan de alcanzarse.

El Consejo adoptará, en las condiciones previstas en el apartado 1 o en el apartado 2, según el caso, las medidas necesarias para la ejecución de dichos programas.

4.    Sin perjuicio de determinadas medidas de carácter comunitario, los Estados miembros tendrán a su cargo la financiación y la ejecución de la política en materia de medio ambiente.

5.    Sin perjuicio del principio de quien contamina paga, cuando una medida adoptada con arreglo a lo dispuesto en el apartado 1 implique costes que se consideren desproporcionados para las autoridades públicas de un Estado miembro, el Consejo establecerá, en el propio acto de adopción de dicha medida, las disposiciones adecuadas en forma de:

       —   excepciones de carácter temporal,

       —   apoyo financiero con cargo al Fondo de Cohesión creado de conformidad con lo dispuesto en el artículo 161, o ambas posibilidades.

El contenido del Reglamento puede analizarse del modo siguiente:

Artículo 1 - Asunto, ámbito de aplicación y definiciones.

El Reglamento propuesto establece el requisito de que se prohíba la exportación de mercurio metálico a partir del 1 de julio de 2011.

Artículo 2 - Establece el requisito de que el mercurio metálico se almacene de manera segura para la salud humana y el medio ambiente.

Esta obligación afecta a las tres fuentes más importantes de mercurio metálico en la Comunidad. La obligación de almacenamiento se aplica al mercurio con independencia de que esté clasificado como residuo o no. En este contexto, el almacenamiento no cubre solamente las opciones a corto y medio plazo, sino que también comprende las opciones a largo plazo. En cuanto al calendario, este elemento está ligado a la entrada en vigor de la prohibición de exportación del mercurio metálico.

Artículo 3 - Aclara el vínculo con la legislación vigente.

Conforme al ordenamiento actual, cualquier almacenamiento de mercurio metálico (que es líquido) en cualquier clase de vertedero infringiría lo dispuesto en el artículo 5, apartado 3, letra a), de la Directiva 1999/31/CE. No se pueden aplicar al mercurio líquido los valores límite de lixiviación y otros criterios establecidos sobre los residuos granulares en la sección 2.4 de la Decisión 2003/33/CE del Consejo por la que se establecen los criterios y procedimientos de admisión de residuos en los vertederos. El artículo 3 propone el establecimiento de excepciones a esas disposiciones en lo relativo a dos posibilidades concretas de almacenamiento del mercurio metálico, a saber, el subterráneo en minas de sal adaptadas al efecto y el temporal en instalaciones dedicadas específicamente a ese objeto, las cuales pueden considerarse seguras para la salud humana y el medio ambiente.

Artículo 4 - Sirve de complemento al artículo 2 al añadir requisitos más detallados sobre la aplicación de las dos posibilidades de almacenamiento.

Se centra en la necesidad de llevar a cabo una evaluación apropiada de la seguridad, teniendo en cuenta las características de la sustancia. También fija requisitos mínimos sobre el tenor de las autorizaciones necesarias para las instalaciones de almacenamiento temporal.

Artículo 5 - Establece el intercambio de información entre los Estados miembros y la Comisión.

El intercambio de información no debería limitarse al mercurio metálico, sino abarcar también los compuestos de mercurio y los productos que contienen esta sustancia.

Artículo 6 - Impone algunas obligaciones de notificación a los Estados miembros.

Establece que los Estados miembros deben presentar a la Comisión cualquier autorización que concedan a las instalaciones de almacenamiento de mercurio. Los Estados miembros también deben informar a la Comisión sobre los efectos del instrumento en el plazo de tres años y cinco meses desde la entrada en vigor de la prohibición de exportación.

Artículo 7 - Establece que la Comisión evaluará la aplicación del Reglamento y sus efectos en el mercado y que elaborará un informe en el plazo de cuatro años desde la entrada en vigor de la prohibición de exportación.

La evaluación se basará en la información presentada por los Estados miembros.

Artículo 8 - Dispone que la Comisión debe informar al Parlamento y al Consejo sobre las novedades internacionales respecto al mercurio, en especial sobre las negociaciones multilaterales acerca de cuestiones de oferta y demanda.

Esto permitirá controlar la coherencia entre las medidas mundiales y las comunitarias al efecto de sacar las máximas ventajas para el medio ambiente.

Artículo 9 - Es un texto tipo relativo a la entrada en vigor del instrumento.

Evaluación

El fundamento jurídico define las competencias de la Comunidad ratione materiae y especifica de qué forma deben ejercerse dichas competencias, en particular, los instrumentos legislativos que pueden utilizarse y el procedimiento de toma de decisión.

A la luz de lo expuesto, debe determinarse si el fundamento jurídico adecuado para el Reglamento propuesto es el constituido por el artículo 133 junto con el apartado 1 del artículo 175, el constituido por el artículo 133 por sí solo o bien el constituido por el apartado 1 del artículo 175 por sí solo.

El análisis de la propuesta permite concluir con claridad que su propósito fundamental es proteger la salud humana y el medio ambiente y que no está motivada por consideraciones de política comercial.

En la reunión del 11 junio 2007, la Comisión de Asuntos Jurídicos decidió, en consecuencia, por unanimidad(2), recomendarle como fundamento jurídico apropiado para la propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo relativo a la prohibición de la exportación de mercurio metálico y a su almacenamiento seguro (COM(2006)0636) el apartado 1 del artículo 175 del Tratado CE.

Le saluda muy atentamente,

Giuseppe Gargani

(1)

Pendiente de publicación en el DO.

(2)

Estuvieron presentes en la votación final: Cristian Dumitrescu (presidente en funciones), Lidia Joanna Geringer de Oedenberg (vicepresidenta), Manuel Medina Ortega (ponente de opinión), Carlo Casini, Janelly Fourtou, Luis de Grandes Pascual, Kurt Lechner, Klaus-Heiner Lehne, Antonio Masip Hidalgo, Hans-Peter Mayer, Michel Rocard, Aloyzas Sakalas, Gabriele Stauner, József Szájer, Jaroslav Zvěřina y Tadeusz Zwiefka.


PROCEDIMIENTO

Título

Prohibición de la exportación de mercurio metálico y a su almacenamiento seguro

Referencias

COM(2006)0636 – C6-0363/2006 –- 2006/0206(COD)

Fecha de la presentación al PE

26.10.2006

Comisión competente para el fondo

       Fecha del anuncio en el Pleno

ENVI

14.11.2006

Comisión(es) competente(s) para emitir opinión

       Fecha del anuncio en el Pleno

INTA

14.11.2006

ITRE

14.11.2006

 

 

Opinión(es) no emitida(s)

       Fecha de la decisión

ITRE

27.2.2007

 

 

 

Ponente(s)

       Fecha de designación

Dimitrios Papadimoulis

28.11.2006

 

 

Impugnación del fundamento jurídico

       Fecha de la opinión JURI

JURI

11.6.2007

 

 

 

Examen en comisión

22.3.2007

 

 

 

Fecha de aprobación

3.5.2007

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

39

10

0

Miembros presentes en la votación final

Adamos Adamou, Margrete Auken, Liam Aylward, Pilar Ayuso, Martin Callanan, Chris Davies, Avril Doyle, Anne Ferreira, Karl-Heinz Florenz, Matthias Groote, Satu Hassi, Gyula Hegyi, Jens Holm, Marie Anne Isler Béguin, Dan Jørgensen, Christa Klaß, Eija-Riitta Korhola, Holger Krahmer, Urszula Krupa, Peter Liese, Jules Maaten, Marios Matsakis, Linda McAvan, Alexandru-Ioan Morţun, Roberto Musacchio, Péter Olajos, Miroslav Ouzký, Dimitrios Papadimoulis, Vittorio Prodi, Dagmar Roth-Behrendt, Guido Sacconi, Karin Scheele, Carl Schlyter, Richard Seeber, María Sornosa Martínez, Antonios Trakatellis, Evangelia Tzampazi, Thomas Ulmer, Anja Weisgerber, Glenis Willmott

Suplente(s) presente(s) en la votación final

Christofer Fjellner, Jutta Haug, Karin Jöns, Henrik Lax, Miroslav Mikolášik, Stefan Sofianski, Bart Staes

Suplente(s) (art. 178, apdo. 2) presente(s) en la votación final

Gabriela Creţu, Miguel Angel Martínez Martínez

Fecha de presentación

11.6.2007

Aviso jurídico - Política de privacidad