Procedimiento : 2007/2106(INI)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : A6-0003/2008

Textos presentados :

A6-0003/2008

Debates :

PV 30/01/2008 - 22
CRE 30/01/2008 - 22

Votaciones :

PV 31/01/2008 - 8.10
CRE 31/01/2008 - 8.10
Explicaciones de voto
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P6_TA(2008)0033

INFORME     
PDF 408kWORD 356k
8.1.2008
PE 390.513v01-00 A6-0003/2008

sobre el Plan de acción para la eficiencia energética: realizar el potencial

(2007/2106 (INI))

Comisión de Industria, Investigación y Energía

Ponente: Fiona Hall

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO
 EXPOSICIÓN DE MOTIVOS
 OPINIÓN de la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios
 OPINIÓN de la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria
 OPINIÓN de la Comisión de Desarrollo Regional
 RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN COMISIÓN

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO

sobre el Plan de acción para la eficiencia energética: realizar el potencial

(2007/2106 (INI))

El Parlamento Europeo,

–   Vista la Comunicación de la Comisión de 19 de octubre de 2006 titulada «Plan de acción para la eficiencia energética: realizar el potencial» (COM(2006)0545),

–   Visto el documento de trabajo de los servicios de la Comisión (SEC(2006)1173) que acompaña a la mencionada Comunicación de la Comisión de 19 de octubre de 2006,

–   Vista la evaluación de impacto del Plan de acción (SEC(2006)1174) y su resumen (SEC(2006)1175),

–   Vista la Comunicación de la Comisión de 10 de enero de 2007 titulada «Una política energética para Europa» (COM(2007)0001),

–   Vista las Conclusiones de la Presidencia del Consejo Europeo de los días 8 y 9 de marzo de 2007, relativas al apoyo del Consejo Europeo a un «Plan de Acción del Consejo Europeo (2007-2009) - Política energética para Europa» (7224/07),

–   Vista la Directiva 92/75/CEE del Consejo, de 22 de septiembre de 1992, relativa a la indicación del consumo de energía y de otros recursos de los aparatos domésticos, por medio del etiquetado y de una información uniforme sobre los productos(1),

–   Vista la Directiva 2002/91/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 16 de diciembre de 2002, relativa a la eficiencia energética de los edificios(2),

–   Vista la Directiva 2004/8/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 11 de febrero de 2004, relativa al fomento de la cogeneración sobre la base de la demanda de calor útil en el mercado interior de la energía(3),

–   Vista la Directiva 2005/32/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 6 de julio de 2005, por la que se instaura un marco para el establecimiento de requisitos de diseño ecológico aplicables a los productos que utilizan energía(4),

–   Vista la Directiva 2006/32/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 5 de abril de 2006 sobre la eficiencia del uso final de la energía y los servicios energéticos(5),

–   Vista la Decisión del Consejo 2006/1005/CE, de 18 de diciembre de 2006, relativa a la celebración del Acuerdo entre el Gobierno de los Estados Unidos de América y la Comunidad Europea sobre la coordinación de los programas de etiquetado de la eficiencia energética para los equipos ofimáticos(6), así como el texto de dicho Acuerdo(7),

–   Vista la propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo relativo a un programa comunitario de etiquetado de la eficiencia energética para los equipos ofimáticos (COM(2006)0576),

–   Vista la Decisión nº 1639/2006/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 24 de octubre de 2006, por la que se establece un programa marco para la innovación y la competitividad (2007 a 2013)(8) y, en particular, el Capítulo III de su Título II, relativo al Programa «Energía inteligente – Europa»,

–   Vista la Decisión nº 1982/2006/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 18 de diciembre de 2006, relativa al Séptimo Programa Marco de la Comunidad Europea para acciones de investigación, desarrollo tecnológico y demostración (2007 a 2013)(9),

–   Visto el Reglamento (CE) nº 761/2001 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 19 de marzo de 2001, por el que se permite que las organizaciones se adhieran con carácter voluntario a un sistema comunitario de gestión y auditoría medioambientales (EMAS)(10),

–   Vista su Resolución, de 1 de junio de 2006, relativa al Libro Verde sobre la eficiencia energética o cómo hacer más con menos(11),

–   Vista su Resolución, de 14 de diciembre de 2006, sobre una Estrategia europea para una energía sostenible, competitiva y segura – Libro Verde(12),

–   Visto el artículo 45 de su Reglamento,

–   Vistos el informe de la Comisión de Industria, Investigación y Energía y las opiniones de la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios, de la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria y de la Comisión de Desarrollo Regional (A6‑0003/2008),

A. Considerando que se producirá un cambio climático caótico si la temperatura global se eleva más de 2 grados Celsius por encima de los niveles de la época preindustrial, como lo atestigua, entre otros, el informe de mayo de 2007 del Grupo intergubernamental de expertos sobre el cambio climático; considerando que se requieren reducciones drásticas de las emisiones de carbono de aquí a 2015 para que el ascenso de la temperatura global no supere los 2 grados Celsius; considerando que un uso más eficiente de la energía constituye la forma más rápida y rentable de reducir las emisiones de carbono,

B.  Considerando que la eficiencia energética ha de desempeñar un papel fundamental en la reducción de la dependencia de la Unión Europea respecto a las importaciones de energía, en la consideración de la futura penuria de fuentes de energía y en la amortiguación del impacto de turbulencias en los precios de la energía,

C. Considerando que la evaluación del impacto relacionado con el Plan de acción para la eficiencia energética reconocía una escasez de capacidades para su aplicación, en todos los niveles de elaboración de políticas en el seno de la Comisión, y calculaba que se requerirían 20 puestos adicionales en la plantilla de personal a fin de que el Plan de acción se realizara con éxito,

D. Considerando que la Directiva 2002/91/CE sólo se ha incorporado como es debido en la legislación cinco Estados miembros,

E.  Considerando que la Directiva 2006/32/CE exigía a los Estados miembros que presentasen a la Comisión los planes de acción nacionales para la eficiencia energética (PAEE) antes del 30 de junio de 2007; considerando que, a 1 de septiembre de 2007, la Comisión sólo había recibido nueve de dichos planes nacionales y que, a 30 de octubre de 2007, sólo había recibido quince,

F.  Considerando que la aplicación por parte de los Estados miembros de la Directiva 2004/8/CE llega tarde y dista mucho de ser perfecta,

G. Considerando que la Unión Europea es una de las regiones más ricas y más avanzadas tecnológicamente del mundo; considerando que la Unión Europea ha aumentado su producción económica en casi un 40% y la renta per cápita media en un tercio desde 1990; considerando que, durante el mismo período, la demanda de energía y de recursos energéticos se ha incrementado solamente en un 11 %,

H. Considerando que las tecnologías de la información y de la comunicación —si se dan las señales políticas correctas— podrían generar aumentos adicionales de productividad más allá del objetivo de la UE fijado en el 20 %; considerando que ciertas tecnologías, tales como la tecnología de redes inteligentes, los sistemas inteligentes de gestión y las tecnologías de computación granular («speckled computing»), deben ser por lo tanto objeto de recomendaciones políticas efectivas,

1.  Acoge favorablemente el Plan de acción para la eficiencia energética y aplaude sus objetivos y su ámbito de aplicación;

2.  Considera que el objetivo de mejorar la eficiencia energética en más del 20 % de aquí a 2020, además de las mejoras debidas a efectos estructurales autónomos o a los precios, es completamente viable tanto técnica como económicamente, y pide a la Comisión y a los Estados miembros que velen por la realización de dicho objetivo y de los objetivos de cambio climático;

3.  Observa con gran preocupación que la aplicación por parte de los Estados miembros de la legislación vigente sobre eficiencia energética es incompleta y ha sufrido retrasos respecto del calendario previsto;

4.  Destaca la necesidad de que la política en materia de eficiencia energética se aplique a todos los niveles de gobierno;

5.  Observa que la aplicación por los Estados miembros de la Directiva 2004/08/CE es incompleta y lleva mucho retraso;

6.  Critica que no se haya procedido a desplegar el número de funcionarios de la Comisión necesario para garantizar la plena y pronta aplicación del Plan de acción y de la legislación sobre eficiencia energética en la que éste se basa;

7.  Lamenta que, a 1 de septiembre de 2007, sólo se hubieran realizado plenamente tres de las 21 acciones de la Comisión que debían completarse en 2007 con arreglo al Plan de acción, aunque el 30 de octubre de 2007 la Comisión afirmó que 16 de aquellas 21 acciones previstas para 2007 estaban curso de realización y tenían buenas perspectivas de completarse; deplora el grave desfase en el calendario previsto para la adopción de normas mínimas de eficiencia energética para las categorías de productos prioritarias,

8.  Critica que muchos Gobiernos de los Estados miembros hayan sido incapaces de priorizar la plena y rápida transposición y el cumplimiento de la legislación sobre eficiencia energética, pese a la retórica respecto a hacer frente al cambio climático y reducir las importaciones de energía en la EU;

9.  Insta a la Comisión a agilizar el proceso de preparación del futuro memorando de entendimiento relativo a la cooperación con el Consejo de Organismos Europeos de Reglamentación de la Energía (CEER), que contendrá orientaciones y un código de conducta comunes, con objeto de mejorar la eficiencia de la utilización final de la energía en todos los sectores;

10. Insta a que se haga una urgente y franca evaluación, en la Comisión y en cada Estado miembro, de las deficiencias de capacidad y de otros obstáculos que han conducido actualmente a una aplicación inadecuada de la legislación sobre eficiencia energética, y de cómo podrían superarse dichas deficiencias y obstáculos;

11. Observa, en particular, la falta generalizada de una información sencilla e inmediata y de un apoyo organizativo sobre eficiencia energética en los puntos en que puede surgir la necesidad de forma súbita (por ejemplo, en caso de avería de aparatos domésticos o de otro equipamiento) o en relación con algún suceso especial (por ejemplo, en caso de traslado de domicilio); considera que la falta de atención hacia las necesidades concretas de los ciudadanos socava muchos proyectos de eficiencia energética y, en consecuencia, subraya la importancia de la ayuda práctica y la financiación inicial;

12. Subraya que las tecnologías de la información (TIC) y de la comunicación deben promoverse como elemento clave de impulso hacia el ahorro de energía en diversos sectores tales como el transporte, la construcción, la energía y la fabricación; acoge favorablemente en este contexto el estudio de la Comisión para evaluar la contribución potencial de diversas tecnologías de vanguardia basadas en las TIC a la mejora de la eficiencia energética de la economía de la UE y a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero hasta 2020; insta a la Comisión a incluir entre las materias abarcadas por dicho estudio el papel de los sistemas inteligentes de gestión, en general, y de las tecnologías de redes inteligentes y de los sistemas empotrados, en especial;

Equipos y aparatos

13. Acoge favorablemente la estrategia de adoptar normas mínimas de eficiencia energética y pide a la Comisión que las establezca y aplique a los aparatos de aire acondicionado y a todos los tipos de descodificador de televisión para 2008; insta a que esto se haga en combinación con una revisión dinámica del etiquetado y señala que el marcado CE puede ayudar a imponer unas normas mínimas de eficiencia energética; pide a los Estados miembros que destinen más recursos a la vigilancia del mercado;

14. Aprueba la inclusión del alumbrado doméstico en la lista de categorías de productos prioritarias y subraya la importancia de que la Comisión se ajuste al calendario propuesto para retirar del mercado las bombillas menos eficientes, en consonancia con las conclusiones del Consejo Europeo de marzo de 2007;

15. Constata progresos recientes en la tecnología de las lámparas LED; pide a la Comisión que explore vías para avanzar en la investigación sobre las lámparas LED y para aumentar su uso;

16. Insta a la Comisión a establecer calendarios para retirar del mercado los equipos, aparatos y otros productos consumidores de energía que ofrezcan el grado más bajo de eficiencia energética, tales como los calefactores de exterior;

17. Acoge favorablemente el énfasis que se ha puesto en la reducción de las pérdidas en el modo de espera (stand by) y a la difusión de productos y tecnologías que garanticen que los productos y aparatos sólo consuman energía cuando ello sea verdaderamente necesario; pide a la Comisión que proponga, para el modo de espera, un requisito de eficiencia fijado en un vatio, así como un análisis del ahorro energético potencial que se lograría minimizar y eliminar el consumo en modo de espera no esencial, en particular en el modo de espera pasivo;

18. Acoge con satisfacción que se haya firmado un nuevo Acuerdo Energy Star con los Estados Unidos, ya que en él se establecen normas comunes de eficiencia energética para los equipos ofimáticos, y en particular que se haya incluido en su reglamento de aplicación una disposición de carácter vinculante en materia de contratos públicos; insta a la Comisión a impulsar las negociaciones para ampliar el ámbito de cooperación de Energy Star entre la UE y los Estados Unidos a otros productos, en consonancia con el compromiso proclamado en la cumbre UE-Estados Unidos del 30 de abril de 2007;

19. Acoge favorablemente la propuesta de establecer antes de 2010 normas mínimas de eficiencia para otros aparatos y equipos que tienen un consumo importante de energía; pide a la Comisión que empiece por los productos con menor eficiencia energética presentes en el mercado;

20. Expresa su apoyo a la voluntad de la Comisión de formular criterios para el etiquetado ecológico de las tecnologías de calefacción y refrigeración, en particular para el uso primario de la energía, a fin de velar por que los usuarios dispongan de información fiable sobre las alternativas más eficientes y ecológicas disponibles en el mercado de equipos de calefacción y refrigeración de edificios;

21. Insta a la aplicación rigurosa de los requisitos de 2006 relativos a la instalación de contadores inteligentes, a fin de aumentar la sensibilización de los consumidores respecto al consumo de electricidad, ayudar a los proveedores de electricidad a gestionar la demanda de forma más eficaz y ayudar a mejorar los requisitos para las estadísticas de eficiencia energética;

22. Pide la elaboración de una norma para los contadores inteligentes de calor, que se habrán de instalar en los sistemas centrales de calefacción y en las redes de calefacción urbana, con objeto de animar a los consumidores finales a actuar con mayor responsabilidad («pay what you use»), y la eliminación de los sistemas de costes fijos, que producen el efecto contrario;

23. Considera que las tecnologías industriales deberían servir para asegurar un menor consumo de energía en los procesos de producción; expresa su convicción de que podría conseguirse una gran ahorro energético reduciendo el peso de los vehículos y los medios de transporte;

Requisitos de eficiencia de los edificios

24. Insta a la Comisión a incoar procedimientos de infracción contra los Estados miembros que no hayan transpuesto debidamente o no hayan aplicado completamente la Directiva 2002/91/CE;

25. Dada la larga duración de vida de los edificios, subraya la importancia primordial de asegurar que los edificios nuevos se construyan con arreglo a unas normas de eficiencia energética lo más elevadas posible y que los edificios existentes se adapten a las normas modernas; considera que en algunas ocasiones podría apoyarse, como alternativa a la renovación, la demolición de edificios energéticamente ineficientes combinada con la construcción de nuevos edificios energéticamente eficientes;

26. Pide a la Comisión que revise la Directiva 2002/91/CE con objeto de que, a partir de 2009, se incluyan en el ámbito de aplicación del artículo 6 todos los edificios que requieren calefacción o refrigeración, independientemente de sus dimensiones;

27. Pide a la Comisión que tenga en cuenta, en su estudio sobre el rendimiento de las calderas, que las calderas de cogeneración (microproducción combinada de calor y electricidad) son con mucho las más eficaces y que establezca en consecuencia requisitos mínimos de rendimiento para las calderas;

28. Acoge favorablemente la propuesta de establecer requisitos mínimos de eficiencia para los edificios nuevos y reformados y para sus componentes, como, por ejemplo, las ventanas y las películas para ventanas;

29. Pide a la Comisión que proponga una disposición de carácter vinculante para que todos los edificios nuevos que requieran calefacción o refrigeración se construyan a partir de 2011 con arreglo a las normas de viviendas pasivas o su equivalente no residencial, así como la obligación de emplear soluciones de calefacción y refrigeración pasivas a partir de 2008;

30. Pide a la Comisión que considere la introducción gradual de redes de calefacción y refrigeración urbanas para todos los edificios para reducir el uso de los combustibles fósiles en la calefacción y la refrigeración utilizando las pérdidas que se producen en la transformación de energía;

31. Pide a la Comisión que considere soluciones arquitectónicas para la calefacción y la refrigeración pasivas, por ejemplo, estructuras constructivas con propiedades térmicas, al examinar las medidas fiscales y de otro tipo con vistas a promover la eficiencia energética;

32. Pide a la Comisión y a los Estados miembros que promuevan la refrigeración urbana con fuentes renovables de energía como alternativa eficaz para cubrir la demanda creciente de refrigeración para fines de confort;

33. Pide a la Comisión que cree una base de datos transparente y accesible para los ciudadanos de la Unión de las medidas nacionales, regionales y locales que promueven la eficiencia energética de los edificios, en especial, de las medidas de financiación, en interés del intercambio de buenas prácticas en la UE y de la información y la sensibilización del público;

Generación y distribución de electricidad

34. Insta a los Estados miembros a incluir en sus PAEE proyectos para incrementar la cogeneración de alta eficiencia, pasar a una planificación global y fomentar el suministro de electricidad, calefacción y refrigeración, y, más en general, a estimular la utilización de la micro cogeneración y la cogeneración a pequeña escala y suprimir los obstáculos administrativos que las dificultan; insta a la Comisión a considerar desfavorablemente los PAEE que no incluyan estos aspectos;

35. Señala que el transporte y la distribución son una de las fuentes de pérdida de energía y de cortes en el suministro, y resalta el papel que pueden desempeñar la microgeneración y una generación descentralizada y diversificada para garantizar la seguridad del suministro y la reducción de pérdidas; considera que deben crearse incentivos para la mejora de las infraestructuras con miras a la reducción de las pérdidas de transmisión y distribución;

36. Pide a la Comisión que preste una mayor atención al mercado de la calefacción, pues el calor representa la mayor parte del consumo de energía, y a los instrumentos (planificación urbana, cartografía térmica, incentivos de inversión) que pueden permitir la recuperación de excedentes de calor obtenido de fuentes renovables a través del desarrollo de infraestructuras de calefacción y refrigeración urbanas;

37. Pide a la Comisión que supervise de cerca la aplicación de la Directiva 2004/8/CE(13) y que evalúe si los sistemas de apoyo resultan adecuados para aprovechar los potenciales nacionales para la cogeneración de alta eficacia;

38. Indica a la Comisión la necesidad de prever redes locales de refrigeración como respuesta alternativa eficaz a la creciente demanda de refrigeración en las viviendas y herramienta para una espectacular reducción de las correspondientes emisiones de CO2;

39. Pide a la Comisión que amplíe el ámbito de aplicación de los actuales incentivos financieros a los progresos que permitan alimentar las redes existentes con energía producida a partir de fuentes renovables, creadas para la energía a partir de combustibles fósiles; considera que la mejora de las redes existentes aumentaría de manera significativa, a corto plazo y con menor coste, la eficiencia de la producción de energía a partir de fuentes renovables, contribuyendo al mismo tiempo a incrementar la garantía del suministro como consecuencia de esas mejoras oportunas.

Transporte

40. Pide a la Comisión que establezca requisitos mínimos de eficiencia energética para todos los modos de transporte, incluido el transporte público; subraya la necesidad de una política de transportes energéticamente eficientes que dé preferencia al transporte público, al uso de la bicicleta y al hábito de caminar en las zonas urbanas; acoge con satisfacción el Libro Verde sobre el transporte urbano y pide a la Comisión que ponga en marcha una iniciativa referida específicamente al transporte urbano y a la integración de la protección del clima, del ahorro de energía y de la salud pública en una política sostenible de movilidad para grandes y pequeñas ciudades; insta a los municipios de la UE a que examinen medidas encaminadas a reducir las emisiones de CO2 de los automóviles y de los vehículos de transporte de pasajeros, por ejemplo mediante tasas por congestión del tráfico; recuerda que imponer límites de emisión en función de las ventas de vehículos nuevos de transporte de pasajeros contribuye a que la UE alcance sus objetivos vinculantes de emisiones de CO2;

41. Pide que la Directiva 1999/94/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 13 de diciembre de 1999, relativa a la información sobre el consumo de combustible y sobre las emisiones de CO2 facilitada al consumidor al comercializar turismos nuevos(14), se modifique de forma que exija el etiquetado de los automóviles en el formato claro, de la A a la G, utilizado en el etiquetado de aparatos; propone que al menos el 20 % del espacio dedicado a la publicidad y promoción de automóviles nuevos se reserve a la información sobre el consumo eficiente de combustible y las emisiones;

42. Lamenta asimismo que la Directiva propuesta en relación con la fiscalidad de los vehículos de pasajeros, destinada a reducir las emisiones de CO2 de acuerdo con los compromisos de la UE en virtud del Protocolo de Kyoto, aún no haya sido aprobada por el Consejo, e insta a su rápida aplicación;

43. Pide a la Comisión que elabore una estrategia marco que permita conseguir importantes mejoras en la eficiencia del transporte urbano y suburbano exigiendo a los operadores de los sistemas de transporte urbano y suburbano que elaboren estudios, incluidos estudios de viabilidad, sobre los niveles sistémicos de eficiencia y servicio y que dicha estrategia se conciba asimismo para el establecimiento de mecanismos horizontales de apoyo con vistas al desarrollo de sistemas de transporte público que cumplan criterios más estrictos de eficiencia y coherencia;

44. Acoge con satisfacción la constitución de la empresa común «Cielo Limpio», cuyo objetivo es producir aeronaves más ecológicas, más sostenibles desde el punto de vista medioambiental y energéticamente más eficientes;

Aspectos financieros y política regional

45. Observa la importancia de acceder a los fondos estructurales para financiar la eficiencia energética, por medio de organismos como el Banco Europeo de Inversiones y el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo, así como a través de mecanismos de la banca privada;

46. Pide a la Comisión que incremente del 3 % al 5 %, como mínimo, la proporción de fondos estructurales y de cohesión que debe asignarse a la mejora de la eficiencia energética de las viviendas existentes, y pide a los Estados miembros que aprovechen plenamente esa oportunidad;

47. Lamenta la complejidad de gran parte de la financiación de la UE destinada a la eficiencia energética, pese a la existencia de la iniciativa JEREMIE («recursos europeos conjuntos para las microempresas y las PYME»); observa que la falta de financiación sencilla y accesible constituye una enorme barrera para las empresas pequeñas y las microempresas en particular, que no cuentan con la capacidad necesaria para acceder a programas complejos;

48. Señala la vital importancia de la actividad de investigación y desarrollo y de la innovación en el ámbito de la eficiencia energética; insta a los Estados miembros, a las autoridades regionales y locales y a las pequeñas y medianas empresas a que hagan uso de la financiación disponible con cargo al Séptimo Programa Marco, a los Fondos Estructurales y al Programa Marco para la Innovación y la Competitividad - «Energía inteligente – Europa», que tienen por objetivo estimular la investigación en eficiencia energética y fomentar las tecnologías de energía renovable y el desarrollo de nuevos modos de transporte y almacenamiento de energía que permitan reducir las pérdidas; insta a la Comisión a responder con generosidad a las solicitudes de financiación de actividades de investigación en eficiencia energética; pide a la Comisión y a los Estados miembros que velen por que se dé la máxima prioridad a los esfuerzos continuados que deben hacerse para elevar al máximo el grado de utilización de la investigación y los programas de desarrollo tecnológico que se llevan a cabo en la Unión Europea;

49. Pide que las microempresas reciban el mismo trato que los hogares y se les ofrezca una financiación muy sencilla para las mejoras de la eficiencia energética, tales como las subvenciones iniciales;

50. Pide a la Comisión que apoye las normas de ayuda estatal más favorables a las medidas de eficiencia energética (tales como la innovación ecológica y las mejoras de la productividad); considera que tales normas deben ser simples, prácticas y transparentes y eliminar las barreras para la aplicación efectiva de las medidas de eficacia energética;

51. Insta a la Comisión a que presente con la máxima urgencia propuestas de medidas específicas que estén dirigidas a obtener una mayor eficiencia energética en las regiones ultraperiféricas, que sean adecuadas a las características especiales de las mismas y que tengan en cuenta los efectos de las limitaciones permanentes a las que están sujetas estas regiones;

52. Subraya el papel de los organismos locales y regionales de producción y suministro de energía en la ejecución efectiva de medidas de eficiencia energética; pide la participación de todos los organismos (a nivel europeo, nacional y local) en la formulación y aplicación de planes de acción en materia de eficiencia energética;

Fiscalidad

53. Pide al Consejo que anime a los Estados miembros aplicar un tipo reducido del IVA sobre la mano de obra y los materiales y componentes que mejoran la eficiencia energética de los edificios; pide al Consejo que garantice que el sistema fiscal general refleja de manera coherente el objetivo de mejorar la eficiencia energética de los edificios;

54. Anima a los Estados miembros a hacer pleno uso de la posibilidad de un tipo reducido de IVA sobre el trabajo para la renovación y restauración de viviendas particulares, con el fin de mejorar su eficiencia energética; acoge favorablemente la decisión de la Comisión de evaluar la eficacia de los créditos fiscales tanto para los consumidores que adquieren los aparatos de mayor eficiencia energética como para las empresas que producen y promocionan dicho equipamiento;

55. Observa que la fiscalidad se encuentra en el ámbito de competencias de los Estados miembros; observa que las medidas fiscales que haya escogido el Estado miembro pueden incluirse como elemento del PAEE correspondiente; aboga por la internalización de los costes medioambientales;

56. Pide a los Estados miembros que introduzcan incentivos específicos para animar a los hogares, a las microempresas y a los propietarios privados a adoptar y mantener medidas de eficiencia energética y a comprar productos energéticamente eficientes;

57. Considera que en determinadas circunstancias pueden utilizarse los incentivos fiscales para la demolición de edificios energéticamente ineficientes cuando esa operación vaya combinada con la construcción de nuevos edificios energéticamente eficientes;

Cambiar el comportamiento

58. Destaca el importante cometido que debe desempeñar el sector público en la promoción de soluciones de eficiencia energética;

59. Concuerda en que los programas de educación y formación en materia de eficiencia energética han de desempeñar un papel clave particularmente para las pequeñas y medianas empresas; observa que la educación energética debería iniciarse en una edad muy temprana con la incorporación de cursos en ese sentido en los programas educativos de las escuelas en toda la UE; observa que la puesta en práctica de técnicas innovadoras para la construcción y para la gestión de la energía requerirá un amplio marco de trabajadores con cualificaciones adecuadas; manifiesta su preocupación por el hecho de que los Estados miembros no hayan elaborado todavía programas de formación adecuados para desarrollar las competencias relacionadas con la eficiencia energética; pide que las necesidades de recursos humanos se consideren un elemento fundamental de los PAEE;

60. Alienta a las autoridades regionales y locales a establecer asociaciones estrechas con las agencias de energía regionales para mejorar las infraestructuras de formación de técnicos en energía y de profesionales de sectores relacionados; hace hincapié en la necesidad de crear más redes coordinadas de agentes locales para divulgar las mejores prácticas en eficiencia energética en las regiones menos desarrolladas;

61. Hace hincapié en el papel que pueden desempeñar la contratación pública y servicios como las auditorías energéticas en la reducción de las pérdidas y en la promoción de un mejor aprovechamiento del potencial energético de cada edificio; insta a los Estados miembros y a sus autoridades regionales, locales y de otra naturaleza a que sean los primeros en dar ejemplo, no sólo en los edificios administrativos, sino también en los demás edificios públicos, como escuelas, universidades y hospitales, así como en los edificios de las entidades de servicios de aguas, energía, transportes y correos;

62. Pide a la Comisión que aumente la investigación sobre la economía del comportamiento y la toma de decisiones por el ser humano para ayudar a adaptar las futuras campañas de información en materia de eficiencia energética (tales como la campaña «Energía sostenible para Europa») y para maximizar así sus beneficios;

63. Suscribe la opinión de que la eficiencia energética empieza en casa; pide a la Comisión, al Consejo y al Parlamento que asuman el liderazgo y propugnen el establecimiento de normas de eficiencia energética ejemplares para todos los edificios de las instituciones de la UE, como parte de una auditoría más amplia del consumo energético de las instituciones que debería comprender las modalidades de trabajo y de desplazamiento, los incentivos y las localizaciones, así como el equipamiento y la contratación pública;

64. Pide a la Comisión y a los Estados miembros que organicen anualmente un Día Europeo de acción en pro de la eficiencia energética;

65. Observa que el sector de la alta tecnología puede desempeñar un papel crucial en el aumento de la conciencia de los consumidores y de su voluntad de contribuir a mejorar la eficiencia energética al ofrecer productos energéticamente eficientes y de mejor calidad;

66. Considera que los contratos de servicios de energía entre proveedores y consumidores de energía son un medio eficaz para aumentar la eficiencia de las instalaciones de calefacción y refrigeración; pide a la Comisión que suprima los obstáculos administrativos y jurídicos que dificultan la celebración de estos contratos;

Ciudades

67. Reconoce la importancia de intercambiar y fomentar las mejores prácticas urbanas en materia de eficiencia energética; sugiere que el foro Eurocities ya existente podría constituir un instrumento adecuado para ello;

68. Insta a la Comisión y a las otras instituciones de la UE a cooperar con las grandes ciudades de la UE, favoreciendo los presupuestos destinados al hermanamiento y al intercambio de buenas prácticas entre las principales ciudades;

69. Se congratula de la iniciativa «Pacto entre alcaldes», que reunirá en una red permanente a los alcaldes de las 20 o 30 ciudades europeas más importantes y pioneras, y solicita más detalles respecto a su puesta en marcha; hace hincapié, sin embargo, en que el «Pacto entre alcaldes» debe complementar las actividades de redes similares ya existentes;

La dimensión global

70. Apoya a la Comisión en su propuesta de creación de una plataforma internacional de cooperación en materia de eficiencia energética; pide a los estados miembros y a la Comisión que intensifiquen la cooperación internacional en el ámbito de la eficiencia energética para que los nuevos reglamentos y estándares no fragmenten el mercado mundial; expresa el deseo de que estos acuerdos internacionales, tanto bilaterales como multilaterales, no sólo contengan un compromiso compartido de normas mínimas de eficiencia energética, sino que prevean también la puesta en común de la tecnología en materia de eficiencia energética; subraya el imperativo estratégico de difundir la tecnología, lo que requiere considerar los derechos de la propiedad intelectual desde el punto de vista del interés público;

71. Reconoce el trabajo que está en marcha a nivel técnico sobre normas compartidas de eficiencia energética, en particular con China; manifiesta su preocupación por el hecho de que este trabajo se vea contrarrestado por la falta de coordinación entre los Estados miembros, que da pie a la confusión en países terceros; insta a un enfoque integrado respecto a dichas normas;

72. Constata la preocupación generalizada de que Rusia no sea capaz de atender su demanda interna y contractual de gas e insta a la Comisión, en interés de la seguridad energética, que dedique mayores recursos al diálogo UE-Rusia sobre eficiencia energética, concediendo una atención especial a la modernización de las redes de calefacción urbana en Rusia y al aprovechamiento del gas que actualmente se quema en los campos de petróleo;

73. Acoge con satisfacción la iniciativa del Consejo con vistas a una asociación de África y la UE en materia de energía y pide que dicha asociación conceda prioridad a un crecimiento sostenible en África, basado en la eficiencia energética;

74. Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo y a la Comisión, así como a los Parlamentos y a los Gobiernos de los Estados miembros.

(1)

DO L 297, 13.10.1992, p. 16. Directiva modificada por el Reglamento (CE) nº 1882/2003 del Parlamento Europeo y del Consejo (DO L 284, 31.10.2003, p. 1).

(2)

DO L 1, 4.1.2003, p. 65.

(3)

DO L 52, 21.2.2004, p. 50.

(4)

DO L 191, 22.7.2005, p. 29.

(5)

DO L 114 de 27.4.2006, p. 64.

(6)

DO L 381 de 28.12.2006, p. 24.

(7)

DO L 381 de 28.12.2006, p. 26.

(8)

DO L 310 de 9.11.2006, p. 15.

(9)

DO L 412 de 30.12.2006, p. 1.

(10)

DO L 114 de 24.4.2001, p. 1. Reglamento modificado en último lugar por el Reglamento (CE) del Consejo nº 1791/2006 (DO L 363, 20.12.2006, p. 1).

(11)

DO C 298 E de 8.12.2006, p. 273.

(12)

DO C 317 E de 23.12.2006, p. 876.

(13)

Directiva 2004/8/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 11 de febrero de 2004, relativa al fomento de la cogeneración sobre la base de la demanda de calor útil en el mercado interior de la energía (DO L 52 de 21.2.2004, p. 50).

(14)

DO L 12, 18.1.2000, p. 16. Directiva modificada en último lugar por el Reglamento (CE) nº 1882/2003.


EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

Contexto

Las últimas investigaciones científicas ponen en evidencia que el mundo apenas dispone de ocho años para hacer frente al cambio climático. Si la temperatura global se eleva en más de 2 grados Celsius con respecto a los niveles preindustriales, se calcula que el cambio climático entrará en una espiral fuera de control.

La eficiencia energética constituye el instrumento más rentable e inmediatamente disponible en la lucha para limitar las emisiones de gases de efecto invernadero. Ya existe una amplia gama de tecnología para la eficiencia energética que puede introducirse en un menor plazo de tiempo del que se requiere para grandes proyectos de construcción nuevos.

La eficiencia energética también es un instrumento fundamental en los esfuerzos de la UE por asegurar un abastecimiento adecuado de energía, en particular para aquellos Estados miembros que actualmente dependen del gas ruso. Tampoco debe subestimarse la importancia de la eficiencia energética en los países suministradores: la AIE calcula que podría ahorrarse la energía equivalente a un quinto de las exportaciones rusas a los países de la OCDE mediante la mejora de la tecnología y la eficiencia energética en Rusia.

Por otra parte, la eficiencia energética ha de desempeñar un papel importante en la realización de la agenda de Lisboa: la eficiencia energética equivale a la eficiencia económica. La industria dedicada a la eficiencia energética constituye un sector con un alto crecimiento del empleo, donde cabe señalar que la renovación de edificios es la actividad con mayor creación de empleo. El Comisario Piebalgs calculaba (Berlín, abril de 2007) que la supresión del umbral de 1000 m2 en el artículo 6 de la Directiva relativa a la eficiencia energética de los edificios conduciría a la creación de 250 000 puestos de trabajo adicionales y conllevaría el ahorro de 70 millones de toneladas equivalentes de petróleo y de 140 millones de toneladas de CO2.

La reglamentación estratégica en materia de eficiencia energética es necesaria a todas luces. Si bien la intensidad energética ha mejorado en la UE desde 1990, no lo ha hecho de forma suficiente como para contrarrestar el aumento, año tras año, en el PIB, por lo que se ha producido, en definitiva, un incremento del consumo de energía. El comercio de las emisiones de carbono ofrece ahora un instrumento clave a escala mundial para hacer frente al cambio climático, pero no hay pruebas ni precedentes de que los mecanismos del mercado por sí solos puedan lograr resultados de inmediato. A fin de lograr un ahorro energético en el plazo de tiempo que nos queda para controlar el cambio climático, los consumidores han de hacer su elección dentro de una gama restringida de opciones cada vez más eficientes desde el punto de vista energético.

La importancia estratégica del Plan de acción para la eficiencia energética presentado por la Comisión se ha visto subrayada por la participación del propio Presidente Barroso en el lanzamiento del Plan en octubre de 2006.

Puntos fuertes y puntos débiles del Plan de acción

La ponente acoge con satisfacción el Plan de acción y, en particular, el énfasis que se ha puesto en la lucha contra el despilfarro de energía originado por los edificios y aparatos.

El Plan subraya un enfoque estratégico. En el caso de los edificios, un sector que consume más del 40% de la energía, las normas estrictas para los edificios nuevos irán acompañadas de medidas para mejorar la eficiencia energética de los edificios existentes –teniendo en cuenta que el 75 % de los mismos seguirá en pie en 2050. La ponente considera que las normas de eficiencia energética deben ser rigurosas y aplicarse a todos los edificios que requieren calefacción y refrigeración, ya que presentan una demanda de energía. En cuanto a los edificios nuevos, hay que acelerar la transición hacia el modelo de viviendas pasivas. Ya se dispone de la tecnología y el conocimiento necesarios para construir viviendas pasivas que requieren un mínimo de calefacción y refrigeración, pero es necesario proceder a su difusión.

En cuanto a los aparatos, la Comisión propone un plan de etiquetado dinámico acompañado de medidas para retirar del mercado los productos menos eficientes. Su realización debe seguir un calendario riguroso para ser eficaz. La ponente considera que el enfoque adoptado respecto al etiquetado de aparatos también constituye un enfoque adecuado para atajar las emisiones de carbono de los automóviles, aspecto que debería introducirse también junto con las medidas propuestas por la Comisión.

Al tiempo que se felicita por las orientaciones generales del Plan de acción, la ponente alberga graves preocupaciones respecto a su eficacia. Este Plan de acción no es un documento autónomo. Remite a la legislación previa en materia de eficiencia energética, en la que está basado, especialmente la Directiva sobre la eficiencia energética de los edificios, la Directiva sobre requisitos de diseño ecológico y la Directiva sobre la eficiencia del uso final de la energía y los servicios energéticos. Para que funcionara el presente Plan de acción, sería necesario que se hubiera aplicado efectivamente la legislación previa. Nada está más lejos de la realidad.

Tanto la Comisión como los Gobiernos de los Estados miembros han faltado a sus obligaciones en lo que se refiere a la aplicación de la legislación sobre la eficiencia energética. La Comisión no ha sido capaz de asignar el número de personas necesario para asegurar una aplicación completa y a tiempo de la Directiva relativa a los edificios y de los planes nacionales para la eficiencia energética, que son las piedras angulares del presente Plan de acción de la UE. Los Estados miembros han sido incapaces de valorar la importancia estratégica de la eficiencia energética y la necesidad de convertirla en una prioridad política.

Corresponde ahora al Parlamento Europeo dar el impulso político que ha faltado en las otras dos instituciones. Los representantes elegidos en la UE deben seguir muy de cerca el Plan de acción, tanto a través del Parlamento Europeo como de los Parlamentos nacionales y de organismos de vigilancia, como Energy Watch, a fin de asegurar que este Plan se aplique por completo y según el calendario previsto.

Anexos:

Fuente: "Energy and Transport in figures, 2006 - Part 2: Energy", Comisión Europea, DG-TREN, en cooperación con Eurostat.

Implementing measures under Directive on the Ecodesign of Energy-using Products (2005/32/EC) - State of play and next steps

Source: http://ec.europa.eu/energy/demand/legislation/images/planning_overview_first_15_products.gif


OPINIÓN de la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios (21.11.2007)

para la Comisión de Industria, Investigación y Energía

sobre el plan de acción para la eficiencia energética: realizar el potencial

(2007/2106(INI))

Ponente de opinión: Heide Rühle

SUGERENCIAS

La Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios pide a la Comisión de Industria, Investigación y Energía, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de resolución que apruebe:

A. Considerando que Europa sigue derrochando al menos el 20 % de su energía debido a la ineficiencia y que el coste directo de nuestra incapacidad para utilizar la energía de forma eficiente se elevará a más de 100 000 millones de euros anuales para 2020;

B.  Considerando que el potencial total de ahorro de energía se calcula en un 27 % y un 30 % de la utilización de energía de los sectores residencial y comercial respectivamente, así como en un 25 % para el sector industrial y un 26 % para el transporte;

1.  Acoge con satisfacción el planteamiento integrado de la Comisión en lo que respecta a la mejora de la eficiencia energética; reitera a este respecto el papel crucial de la educación y de la información para aumentar la sensibilización y promover un cambio de conducta;

2.  Subraya la importancia de desarrollar un entorno económico que fomente la inversión en I&D, promueva la innovación y aliente el progreso tecnológico; reafirma los grandes beneficios derivados de la realización del mercado interior de la energía tanto para el medio ambiente como para la competitividad de la industria europea; es partidario de un desplazamiento significativo de la fiscalidad sobre el trabajo hacia la fiscalidad medioambiental;

3.  Recuerda que el ahorro de energía es la manera más eficaz de reducir las emisiones de carbono y estimular el desarrollo de un amplio mercado puntero para tecnologías y productos eficientes desde el punto de vista energético;

4.  Subraya que debe reforzarse la sensibilización y motivación con respecto al ahorro de energía entre los ciudadanos europeos; considera que debe examinarse la posibilidad de lanzar una gran campaña de información dirigida a los ciudadanos y a las empresas y si, es posible, copatrocinada con recursos de la UE;

5.  Considera que las normas de adjudicación de contratos públicos pueden desempeñar un papel positivo para aumentar la eficiencia energética; insta a las autoridades públicas de los Estados miembros a utilizar plenamente las cláusulas medioambientales de la Directiva 2004/17/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 31 de marzo de 2004, sobre la coordinación de los procedimientos de adjudicación de contratos en los sectores del agua, de la energía, de los transportes y de los servicios postales(1) para integrar, entre otras cosas, las consideraciones de eficiencia energética;

6.  Comparte la opinión de que la eficiencia energética en el sector de la construcción tiene la máxima prioridad;

7.  Acoge con satisfacción el claro apoyo al desarrollo urbano y la renovación de las viviendas sociales del nuevo marco de la política de cohesión para el período 2007-2013;

8.  Alienta a los Estados miembros a utilizar plenamente la posibilidad de aplicar un tipo reducido del IVA al factor trabajo en la renovación y reparación de viviendas privadas con el fin de mejorar la eficiencia energética; pide al Consejo que refleje de manera coherente en el sistema fiscal general el objetivo de mejorar la eficiencia energética en los edificios;

9.  Pide a la Comisión que inicie un procedimiento de auditoría en relación con el ahorro energético en los edificios oficiales de las instituciones de la UE y que estimule prácticas similares en todos los edificios públicos de los Estados miembros;

10. Considera de suma importancia realizar ahorros energéticos en el sector del transporte; aboga por la internalización de los costes medioambientales;

11. Lamenta asimismo que la Directiva propuesta sobre la fiscalidad de los vehículos de pasajeros, destinada a reducir las emisiones de CO2 de acuerdo con los compromisos de la UE en virtud del Protocolo de Kyoto, aún no haya sido aprobada por el Consejo, e insta a su rápida aplicación;

12. Considera que el pleno ahorro en el sector del transporte requiere un cambio substancial a otros modos de transporte; considera esencial que en las ciudades europeas se fomente la utilización del transporte público, el compartir los automóviles y los modos de transporte no motorizados con el fin de abordar eficazmente el creciente impacto del tráfico en el medio ambiente;

13. Considera que en el sector de los vehículos de pasajeros la eficiencia energética debe mejorarse utilizando un planteamiento integrado, aprovechando no sólo la capacidad de ahorro de energía de la tecnología de motores de vehículos sino también las capacidades medioambientales de otras medidas como la conducción ecológica, la mejora de la infraestructura o la organización del tráfico;

14. Recuerda la importancia de una política coherente en lo que se refiere a la eficiencia energética; subraya que los objetivos medioambientales de la UE, en particular la eficiencia energética, deben reflejarse adecuadamente en las prioridades de asignación de los Fondos Estructurales y las iniciativas de investigación y desarrollo de la UE;

15. Pide que se establezcan acuerdos sectoriales de ahorro de energía e intercambio de mejores prácticas en los grandes sectores industriales y de servicios; en este contexto, reafirma la necesidad de establecer, mediante el reconocimiento mutuo y la aplicación, igualdad de condiciones a nivel nacional e internacional con el fin de garantizar que el respeto del medio ambiente, incluidos los instrumentos de ahorro de energía, no socava la competitividad europea.

RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN COMISIÓN

Fecha de aprobación

21.11.2007

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

38

0

1

Miembros presentes en la votación final

Mariela Velichkova Baeva, Zsolt László Becsey, Pervenche Berès, Slavi Binev, Sharon Bowles, Udo Bullmann, Ieke van den Burg, Christian Ehler, Jonathan Evans, Elisa Ferreira, Donata Gottardi, Benoît Hamon, Gunnar Hökmark, Karsten Friedrich Hoppenstedt, Sophia in 't Veld, Piia-Noora Kauppi, Wolf Klinz, Kurt Joachim Lauk, Andrea Losco, Cristobal Montoro Romero, Joseph Muscat, John Purvis, Alexander Radwan, Bernhard Rapkay, Dariusz Rosati, Heide Rühle, Eoin Ryan, Antolín Sánchez Presedo, Manuel António dos Santos, Margarita Starkevičiūtė, Ivo Strejček, Cornelis Visser, Sahra Wagenknecht.

Suplente(s) presente(s) en la votación final

Harald Ettl, Ján Hudacký, Werner Langen, Thomas Mann, Gianni Pittella.

Suplente(s) (art. 178, apdo. 2) presente(s) en la votación final

Holger Krahmer

(1)

DO L 134 de 30.4.2004, p. 1.


OPINIÓN de la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria (11.10.2007)

para la Comisión de Industria, Investigación y Energía

sobre el plan de acción para la eficiencia energética: realizar el potencial

(2007/2106(INI))

Ponente de opinión: Evangelia Tzampazi

SUGERENCIAS

La Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria pide a la Comisión de Industria, Investigación y Energía, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de resolución que apruebe:

1.  Acoge favorablemente la Comunicación de la Comisión titulada «Plan de acción para la eficiencia energética: realizar el potencial» y apoya las acciones prioritarias previstas en ella, a la vez que pide su pronta aplicación;

2.  Acoge favorablemente el compromiso vinculante asumido en el Consejo de Primavera de 2007 de lograr el objetivo de reducir en un 20 % el consumo de energía de aquí a 2020, que también contribuirá a lograr el objetivo de reducir en un 20 % las emisiones de gases de efecto invernadero para 2020, como compromiso unilateral de la Unión Europea que podrá ser incrementado hasta el 30%, en coordinación con compromisos análogos de los otros países industrializados; también subraya la necesidad de fijar objetivos intermedios de reducción desglosados por sectores energéticos;

3.  Acoge favorablemente la iniciativa de la Comisión de alcanzar acuerdos marco con los principales países socios en el ámbito del comercio exterior y con organizaciones internacionales, y pide que se celebren estos acuerdos con países que disponen de tecnologías altamente desarrolladas en relación con la eficiencia en el sector de la transformación, distribución y utilización de energía;

4.  Subraya que la pronta aplicación y el control de la legislación comunitaria existente en el ámbito de la eficiencia energética (como la Directiva 2002/91/CE relativa a la eficiencia energética de los edificios, la Directiva 92/75/CE sobre el etiquetado, la Directiva 2005/32/CE sobre el diseño ecológico y la Directiva 2006/32/CE sobre la eficiencia del uso final de la energía y los servicios energéticos) contribuirá a la mitad del logro de este objetivo; pide a los Estados miembros que usen correctamente, apliquen y perfeccionen los planes nacionales de eficiencia energética y pide a la Comisión que compruebe la correcta transposición y ejecución en los plazos previstos de las directivas ya adoptadas;

5.  Apoya el punto de vista de acuerdo con el cual las mayores posibilidades de ahorro se encuentran en los sectores de la construcción y de los transportes, haciendo hincapié en las posibilidades de mejora de los transportes urbanos y los edificios públicos; por tanto, pide que se realicen acciones prioritarias en estos ámbitos; pide asimismo que se revise la Directiva sobre los edificios para ampliar su ámbito de aplicación e incluir normas mínimas de eficiencia a escala de la Unión Europea; por otra parte, pide a los Estados miembros que promuevan el transporte público, así como el transporte por ferrocarril y la navegación interior y marítima;

6.  Pide a la Comisión que no exija un aumento en el rendimiento energético solo en el caso de las nuevas construcciones, sino que también establezca el rendimiento energético como criterio obligatorio para la renovación de edificios antiguos, y que pida que se cubra un porcentaje significativo de las necesidades energéticas a partir de fuentes de energía renovables; para ello, pide a la Comisión que prevea un especial apoyo, en forma de incentivos financieros, a las renovaciones que están llevándose a cabo para cumplir los criterios de eficiencia energética;

7.  Reconoce que la necesidad de renovar los edificios destinados a vivienda familiar y viviendas sociales constituye un serio problema que afecta a un número considerable de ciudadanos comunitarios, en particular en los nuevos Estados miembros; pide por tanto que, a la hora de revisar los futuros Fondos Estructurales de la Unión Europea, se incremente la financiación que pueda ser utilizada para mejorar la eficiencia energética de este tipo de edificios en los nuevos Estados miembros;

8.  Señala que el transporte y la distribución son una de las fuentes de pérdida de energía y de cortes en el suministro, y resalta el papel que pueden desempeñar la microgeneración y una generación descentralizada y diversificada para garantizar la seguridad del suministro y la reducción de pérdidas; considera que deben crearse incentivos para la mejora de las infraestructuras con miras a la reducción de las pérdidas de transmisión y distribución;

9.  Subraya que la función de los instrumentos basados en el mercado (por ejemplo, los certificados «blancos») y los incentivos económicos (por ejemplo, el fomento de una política fiscal «verde») a las empresas para conseguir los objetivos de eficiencia energética y reforzar la competitividad europea no bastan por sí solos y que, por tanto, deberían activarse fondos públicos y comunitarios ad hoc que, de acuerdo con el principio de «quien contamina paga», puedan canalizar recursos para la investigación, la innovación tecnológica y la eficiencia energética de manera más adecuada;

10. Anima a los Estados miembros a examinar de cerca sus políticas fiscales en relación con la eficiencia energética y a aplicar incentivos fiscales cuando lo consideren ventajoso, adoptando a la par medidas destinadas a contrarrestar los posibles efectos negativos en el ámbito social;

11. Hace hincapié en el papel que pueden desempeñar servicios como auditorías energéticas en la reducción de las pérdidas y en la promoción de un mejor aprovechamiento del potencial energético de cada edificio; insta a los Estados miembros a que sean los primeros en dar ejemplo, no sólo en los edificios administrativos, sino también en los demás edificios públicos, como escuelas, universidades y hospitales;

12. Subraya la necesidad de promover la investigación, la transferencia de conocimientos y la innovación ecológica en el ámbito de las tecnologías energéticamente eficientes, fomentando las inversiones, el intercambio de las mejores prácticas y la transferencia de tecnologías, lo que puede estimular el crecimiento económico, el aumento del empleo y constituir una ventaja comparativa de la industria europea, contribuyendo así a conseguir los objetivos de la Estrategia de Lisboa; destaca el papel del Séptimo Programa marco de Investigación, así como de otros instrumentos financieros comunitarios;

13. Pide a la Comisión que fije normas mínimas de eficiencia energética en el marco de la Directiva sobre el diseño ecológico; pide que se revise la Directiva sobre el etiquetado para incluir nuevos productos, así como una mayor coherencia entre estas directivas para sensibilizar a los consumidores y facilitarles una elección informada dentro de un sistema claro y completo;

14. Destaca la necesidad de promover un plan de acción para la racionalización del consumo de energía en las campañas educativas e informativas, con vistas a conseguir que los consumidores tengan todos los conocimientos necesarios para tomar decisiones racionales en la compra de bienes de consumo y les den posteriormente un uso sensato y conforme a los principios del desarrollo sostenible;

15. Subraya el papel fundamental de las autoridades públicas para fomentar la eficiencia energética y apoya la integración de las exigencias de eficiencia energética en las normas relativas a contratación pública;

16. Anima a la Comisión a que promueva un acuerdo internacional sobre eficiencia energética; pide a ésta que incluya la eficiencia energética en los acuerdos bilaterales de la Unión Europea con terceros países;

17. Destaca la necesidad de que la política en materia de eficiencia energética se aplique a todos los niveles de gobierno;

18. Pide a la Comisión que amplíe el ámbito de aplicación de los actuales incentivos financieros a los progresos que permitan alimentar las redes existentes con energía producida a partir de fuentes renovables, creadas para la energía a partir de combustibles fósiles; la mejora de las redes existentes aumentaría de manera significativa, a corto plazo y con menor coste, la eficiencia de la producción de energía a partir de fuentes renovables, contribuyendo al mismo tiempo a incrementar la garantía del suministro como consecuencia de esas mejoras oportunas.

RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN COMISIÓN

Fecha de aprobación

9.10.2007

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

35

0

0

Miembros presentes en la votación final

Adamos Adamou, Margrete Auken, Pilar Ayuso, Johannes Blokland, John Bowis, Frieda Brepoels, Hiltrud Breyer, Dorette Corbey, Jill Evans, Anne Ferreira, Karl-Heinz Florenz, Satu Hassi, Jens Holm, Dan Jørgensen, Christa Klaß, Eija-Riitta Korhola, Urszula Krupa, Peter Liese, Jules Maaten, Linda McAvan, Miroslav Ouzký, Vladko Todorov Panayotov, Vittorio Prodi, Guido Sacconi, Daciana Octavia Sârbu, Karin Scheele, Carl Schlyter, Richard Seeber, María Sornosa Martínez, Antonios Trakatellis, Evangelia Tzampazi, Anja Weisgerber

Suplente(s) presente(s) en la votación final

Lambert van Nistelrooij

Suplente(s) (art. 178, apdo. 2) presente(s) en la votación final

Vincenzo Aita, Manuel Medina Ortega


OPINIÓN de la Comisión de Desarrollo Regional (9.10.2007)

para la Comisión de Industria, Investigación y Energía

sobre un Plan de acción para la eficiencia energética: realizar el potencial

(2007/2106(INI))

Ponente de opinión: Tiberiu Bărbuleţiu

SUGERENCIAS

La Comisión de Desarrollo Regional pide a la Comisión de Industria, Investigación y Energía, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de resolución que apruebe:

1.  Acoge con satisfacción la Comunicación de la Comisión relativa a la eficiencia energética(1); lamenta, sin embargo, la falta de visión de los Estados miembros en el proceso de aplicación de las medidas propuestas, la falta de las necesarias acciones de información y publicidad sobre las mismas y la aparente descoordinación entre los diferentes niveles de gobernanza;

2.  Hace hincapié en el papel fundamental que deben desempeñar las autoridades regionales y locales de la Unión Europea para alcanzar el objetivo de reducir el consumo de energía en un 20 % para 2020(2), en particular mediante su actuación como consumidoras, gestoras, proveedoras, reguladoras y asesoras con responsabilidad para controlar las decisiones energéticas e influir en las mismas; acoge con satisfacción, por tanto, el propósito de la Comisión de facilitar la conexión de fuentes descentralizadas de generación de electricidad a la red de suministro general, por ejemplo con medidas que hagan posible una mayor interoperabilidad; pide a la Comisión, a este respecto, que dé prioridad a la generación descentralizada de electricidad y que aclare qué instrumento regulador piensa proponer, así como el plazo previsto para su aplicación, la naturaleza de los operadores implicados y la implicación contractual de los mismos;

3.  Se congratula de la iniciativa «Pacto entre alcaldes», que reunirá en una red permanente a los alcaldes de las 20 o 30 ciudades europeas más importantes y pioneras, y solicita más detalles respecto a su puesta en marcha; hace hincapié, sin embargo, en que el «Pacto entre alcaldes» tiene que complementar la actividad de redes similares ya existentes;

4.  Insta a la Comisión a agilizar el proceso de preparación del futuro memorando de entendimiento relativo a la cooperación con el Consejo de Organismos Europeos de Reglamentación de la Energía (CEER), que contendrá orientaciones y un código de conducta comunes, con objeto de mejorar la eficiencia de la utilización final de la energía en todos los sectores;

5.  Pide a la Comisión que exija a los Estados miembros un apoyo sistemático a la eficiencia energética cuando revisen los programas operativos en los que se establecen las prioridades para la aplicación de los Fondos Estructurales; insta a los nuevos Estados miembros a que apoyen de forma adecuada la inversión de fondos comunitarios en eficiencia energética, fomentando la colaboración público-privada (CPP) para fomentar la remodelación de edificios dentro de los límites establecidos en el Reglamento (CE) nº 1080/2006(3), la modernización de las instalaciones de calefacción urbanas y la microgeneración combinada de calor y electricidad;

6.  Alienta a los actores regionales y locales a aprovechar las oportunidades de financiación y la asistencia técnica disponible en las iniciativas JASPERS, JEREMIE y JESSICA con objeto de impulsar el desarrollo de proyectos de eficiencia energética; insta a que se divulgue ampliamente a nivel regional una información precisa y de fácil acceso relativa a la aplicación práctica de estas iniciativas;

7.  Insta a la Comisión a que presente con la máxima urgencia medidas específicas que estén dirigidas a obtener una mayor eficiencia energética en las regiones ultraperiféricas, que sean adecuadas a las características especiales de las mismas y que tengan en cuenta los efectos de las limitaciones permanentes a las que están sujetas estas regiones;

8.  Pide a todas las autoridades regionales y locales que desarrollen planes regionales y locales de eficiencia energética y pide a los Estados miembros que todavía no lo hayan hecho que transpongan en su legislación nacional la Directiva relativa a la eficiencia energética de los edificios(4); pide a la Comisión que desarrolle directrices sobre mecanismos de control para garantizar la adecuada aplicación de dicha Directiva, así como sistemas de evaluación precisos;

9.  Subraya el papel fundamental de las autoridades nacionales, regionales y locales en la divulgación eficaz de productos energéticos más eficientes, recurriendo, por ejemplo, a campañas públicas de información sobre el marco reglamentario en vigor y haciendo uso del etiquetado de eficiencia energética;

10. Alienta a las autoridades regionales y locales a dar ejemplo estableciendo programas de ahorro de energía en los edificios públicos e incluyendo criterios de eficiencia energética en los procedimientos de contratación pública; insta a la Comisión a que ayude a las autoridades locales a participar en la contratación conjunta de productos de alta eficiencia energética proporcionándoles un marco claro que facilite la definición de objetivos y criterios de calidad cuantificables;

11. Alienta a las autoridades regionales y locales a establecer asociaciones estrechas con las agencias de energía regionales para mejorar las infraestructuras de formación de técnicos en energía y de profesionales de sectores relacionados; hace hincapié en la necesidad de crear más redes coordinadas de agentes locales para divulgar las mejores prácticas en eficiencia energética en las regiones menos desarrolladas.

12. Subraya la necesidad de aumentar la información y comunicación sobre la eficiencia energética a escala regional y local; pide, a este fin, que se adiestre y capacite a equipos locales con objeto de promover la eficiencia energética.

RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN COMISIÓN

Fecha de aprobación

4.10.2007

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

39

1

0

Miembros presentes en la votación final

Stavros Arnaoutakis, Elspeth Attwooll, Jean Marie Beaupuy, Jana Bobošíková, Wolfgang Bulfon, Gerardo Galeote, Iratxe García Pérez, Eugenijus Gentvilas, Ambroise Guellec, Marian Harkin, Mieczysław Edmund Janowski, Rumiana Jeleva, Gisela Kallenbach, Tunne Kelam, Evgeni Kirilov, Miloš Koterec, Constanze Angela Krehl, Jamila Madeira, Mario Mantovani, Sérgio Marques, Miguel Ángel Martínez Martínez, Yiannakis Matsis, Miroslav Mikolášik, Lambert van Nistelrooij, Markus Pieper, Wojciech Roszkowski, Elisabeth Schroedter, Grażyna Staniszewska, Catherine Stihler, Kyriacos Triantaphyllides, Oldřich Vlasák

Suplentes(s) presente(s) en la votación final

Emanuel Jardim Fernandes, Zita Pleštinská, Samuli Pohjamo, Miloslav Ransdorf, Toomas Savi, Richard Seeber, Nikolaos Vakalis

Suplente(s) (art. 178, apdo. 2) presente(s) en la votación final

Mariela Velichkova Baeva, Zbigniew Zaleski

(1)

Comunicación de la Comisión titulada «Plan de acción para la eficiencia energética: realizar el potencial» (COM(2006)0545).

(2)

Libro Verde de la Comisión sobre la eficiencia energética o cómo hacer más con menos (COM(2005)0265).

(3)

Reglamento (CE) nº 1080/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 5 de julio de 2006 , relativo al Fondo Europeo de Desarrollo Regional, DO L 210 de 31.7.2006, p. 1.

(4)

Directiva 2002/91/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 16 de diciembre de 2002, relativa a la eficiencia energética de los edificios.


RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN COMISIÓN

Fecha de aprobación

19.12.2007

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

49

0

0

Miembros presentes en la votación final

Jan Březina, Jerzy Buzek, Dragoş Florin David, Den Dover, Nicole Fontaine, Romana Jordan Cizelj, Angelika Niebler, Paul Rübig, Nikolaos Vakalis, Alejo Vidal-Quadras, Norbert Glante, Mary Honeyball, Reino Paasilinna, Anni Podimata, Dagmar Roth-Behrendt, Britta Thomsen, Catherine Trautmann, Lena Ek, Anne Laperrouze, Romano Maria La Russa, Rebecca Harms, Umberto Guidoni, Vladimír Remek, Renato Brunetta, Giles Chichester, Pilar del Castillo Vera, Herbert Reul, Ján Hudacký, Dominique Vlasto, Adam Gierek, Pia Elda Locatelli, Atanas Paparizov, Andres Tarand, Šarūnas Birutis, Jorgo Chatzimarkakis, Fiona Hall, Patrizia Toia, David Hammerstein, Claude Turmes y Miloslav Ransdorf

Suplentes(s) presente(s) en la votación final

Danutė Budreikaitė, Joan Calabuig Rull, Avril Doyle, Edit Herczog, Eija-Riitta Korhola, Pierre Pribetich, Lambert van Nistelrooij, Silvia-Adriana Ţicău y Vladimir Urutchev

Suplente(s) (art. 178, apdo. 2) presente(s) en la votación final

 

Aviso jurídico - Política de privacidad