INFORME sobre el Libro Verde sobre el papel de la sociedad civil en la política de la Unión Europea en materia de drogas

    12.3.2008 - (2007/2212(INI))

    Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior
    Ponente: Giusto Catania

    Procedimiento : 2007/2212(INI)
    Ciclo de vida en sesión
    Ciclo relativo al documento :  
    A6-0073/2008
    Textos presentados :
    A6-0073/2008
    Debates :
    Textos aprobados :

    PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO

    sobre el Libro Verde sobre el papel de la sociedad civil en la política de la Unión Europea en materia de drogas

    (2007/2212(INI))

    El Parlamento Europeo,

    –   Vista su Recomendación destinada al Consejo y al Consejo Europeo, de 15 de diciembre de 2004, sobre la estrategia europea en materia de lucha contra la droga (2005-2012)[1],

    –   Visto el Libro Verde de la Comisión, de 26 de junio de 2006, sobre el papel de la sociedad civil en la política de la Unión Europea en materia de drogas (COM(2006)0316),

    –   Vistos el Informe y las respuestas recibidas acerca de los resultados de la consulta abierta realizada en el marco del Libro Verde, publicados el 28 de abril de 2007[2],

    –   Visto el Título VI del Tratado UE y, en particular, el artículo 29 y el artículo 31, apartado 1, letra e) del mismo,

    –   Vistos los instrumentos internacionales, europeos y nacionales de protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales y, en particular, los de protección del derecho a la vida y a la salud,

    –   Vistos la Convención Única de las Naciones Unidas sobre Estupefacientes, de 30 de marzo de 1961, modificada por el Protocolo de Ginebra de 25 de marzo de 1972, el Convenio sobre sustancias psicotrópicas, de 21 de febrero de 1971, y la Convención contra el tráfico ilícito de estupefacientes y sustancias psicotrópicas, de 19 de diciembre de 1988,

    –   Visto el Reglamento (CEE) nº 1920/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 12 de diciembre de 2006, sobre el Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías[3], que refunde la normativa anterior,

    –   Visto el Informe anual 2007 del Observatorio europeo de la droga y las toxicomanías[4],

    –   Vista la Decisión no 1150/2007/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 25 de septiembre de 2007, por la que se establece para el período 2007-2013 el programa específico «Información y prevención en materia de drogas» como parte del programa general «Derechos fundamentales y justicia»[5] y, en particular, los artículos 2 a 7,

    –   Visto el documento del grupo de trabajo de la Comisión, de 21 de diciembre de 2006, sobre el estado actual de aplicación del Plan de acción de la UE en materia de lucha contra la droga (2005-2008) (SEC(2006)1803),

    –   Vista la Comunicación de la Comisión relativa al informe 2007 sobre el estado actual de aplicación del Plan de acción de la UE en materia de lucha contra la droga (2005-2008, de 10 de diciembre de 2007 (COM(2007)0781),

    –   Visto el Plan de acción de la UE en materia de lucha contra la droga (2005-2008), adoptado por el Consejo en junio de 2005[6],

    –   Vista la Decisión 2005/387/JAI del Consejo, de 10 de mayo de 2005, relativa al intercambio de información, la evaluación del riesgo y el control de las nuevas sustancias psicotrópicas[7],

    –   Vista la Estrategia europea en materia de lucha contra la droga (2005-2012), aprobada por el Consejo Europeo de los días 16 y 17 de diciembre de 2004[8],

    –   Visto el Reglamento (CE) no 273/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 11 de febrero de 2004, sobre precursores de drogas[9],

    –   Vistas la Declaración política sobre las drogas y las resoluciones aprobadas los días 8 y 10 de junio de 1998, con ocasión del período extraordinario de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas (UNGASS),

    –   Vistas las actividades de las Naciones Unidas y, en particular, la 51 sesión de la Comisión de Estupefacientes, que se celebrará del 10 al 14 de marzo de 2008[10],

    –   Vistos el Libro Blanco sobre Gobernanza Europea (COM(2001)0428) y las comunicaciones de la Comisión tituladas «Hacia una cultura reforzada de consulta y diálogo - Principios generales y normas mínimas para la consulta de la Comisión a las partes interesadas» (COM(2002)0704) y «Objetivos estratégicos 2005 – 2009, Europa 2010: Una Asociación para la renovación - Prosperidad, Solidaridad y Seguridad» (COM(2005)0012),

    –   Visto el artículo 45 de su Reglamento,

    –   Visto el informe de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior (A6‑0073/2008), y la opinión de la Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género (A6-0073/2008),

    A. Considerando que es necesario promover un diálogo más exigente entre y con los diferentes sectores de la sociedad civil (a nivel nacional, regional y local) a escala europea, con vistas a mejorar la formulación, aplicación y evaluación de las decisiones relativas a las políticas en materia de drogas, tanto a escala nacional como europea,

    B.  Considerando que la organización de las asociaciones de la sociedad civil a nivel europeo constituye claramente un valor añadido desde el punto de vista de las organizaciones nacionales, regionales y locales de la sociedad civil,

    C. Considerando, en particular, que la sociedad civil puede aportar una amplia experiencia a algunos aspectos específicos de la política en materia de drogas, como la prevención, la provisión de información, el apoyo a quienes salen de la dependencia y la reinserción social,

    D. Considerando que la Estrategia europea en materia de lucha contra la droga (2005-2012) tiene como objetivo prioritario proporcionar información correcta y reforzar el papel de la sociedad civil en relación con las drogas,

    E.  Considerando que el Libro Verde sobre el papel de la sociedad civil en la política de la Unión Europea en materia de drogas y la creación del Foro de la sociedad civil sobre las drogas constituyen un primer paso práctico hacia la consecución de este objetivo,

    F.  Considerando que la mayoría de las organizaciones que contestaron a la consulta de la Comisión recibieron muy favorablemente la idea de una vinculación temática de las redes existentes;

    G. Considerando que es importante que exista una mayor sinergia entre la sociedad civil y las instituciones y organismos europeos, con objeto de establecer una relación basada en la consulta permanente y favorecer el intercambio de información y de mejores prácticas, con especial atención a las contribuciones científicas,

    H. Considerando que se debe hacer hincapié la importancia fundamental de la acción y de la valorización de las organizaciones de la sociedad civil comprometidas en la cooperación con terceros países y en la promoción de estrategias alternativas y sostenibles para hacer frente a los problemas relacionados con las drogas,

    I.   Considerando que un medio abierto como Internet debe incluirse en cualquier estructura propuesta para diálogo o consultas con redes seleccionas sobre cuestiones específicas, que estarían respaldada por consultas abiertas de todas las partes interesadas,

    J.   Considerando que el importante papel que la sociedad civil puede desempeñar en este asunto debería complementar y reforzar la considerable responsabilidad de los Estados miembros y de las organizaciones internacionales para cooperar en la lucha contra la producción y el tráfico de drogas, tal como lo hacen en materia de terrorismo,

    K. Considerando que una mayor implicación de las instituciones de la UE con la sociedad civil en el ámbito de las drogas les ayudaría a evaluar adecuadamente las estrategias actuales,

    L.  Considerando que el término «droga» cubre las substancias estupefacientes, narcóticas y psicotrópicas conforme están definidas en las convenciones de las Naciones Unidas citadas anteriormente,

    M. Considerando que el consumo de drogas puede conllevar riesgos específicos para la salud de las jóvenes y de las mujeres, en particular en lo que concierne al embarazo o la transmisión del VIH/Sida,

    N. Considerando que los hombres suelen superar en número a las mujeres en los programas de tratamiento y que éstas constituyen alrededor del 20 % de las personas que participan en programas de tratamiento de la drogadicción en la Unión Europea en la actualidad,

    O. Considerando que se han observado importantes diferencias entre los hombres y las mujeres en los niveles y modelos de consumo de drogas; que varios estudios revelan importantes diferencias entre géneros en relación con una serie de factores fisiológicos y psicológicos asociados al desarrollo de la dependencia y el comportamiento frente al riesgo y en la búsqueda de ayuda,

    1.  Reconoce el papel fundamental de la sociedad civil en el apoyo al desarrollo, la definición la ejecución, la evaluación y el control de las políticas en materia de droga; subraya en especial el valor añadido que constituyen su experiencia sobre el terreno, su capacidad de innovación y su potencial en términos de intercambio de información y mejores prácticas, probadas y documentadas de manera científica en la aplicación concreta de las políticas en materia de drogas;

    2.  Pide a los Gobiernos de todos los Estados miembros, a las organizaciones no gubernamentales, a la sociedad civil y a las asociaciones de padres y de profesionales que lleven a cabo campañas de información exhaustivas sobre:

         -    los riesgos y los daños para la salud física y mental causados por las drogas, en particular en el caso de las jóvenes, las mujeres embarazadas o lactantes y los niños;

         -    la salud materna y la transmisión de las drogas de la madre al feto;

         -     los tratamientos para menores y delincuentes drogadictos;

         -     el apoyo a los padres con hijos toxicómanos;

    3.  Reconoce que las iglesias y las comunidades religiosas han sido muy activas en la lucha contra las drogas y que, por consiguiente, sus experiencias deben ser tenidas en cuenta en la formulación, aplicación y evaluación de las políticas en materia de drogas;

    4.  Insiste en la importancia de reforzar el papel de la sociedad civil en el desarrollo de una política en materia de drogas de dimensión europea, objetivo principal de la Estrategia europea en materia de lucha contra la droga (2005-2012);

    5.  Subraya la importancia del papel que desempeña Internet para asegurar una forma transparente y coherente de intercambiar información acerca de la aplicación y desarrollo de la estrategia en materia de drogas de la UE 2005-2012, facilitando y garantizando la participación de la sociedad civil (incluyendo usuarios y grupos comunitarios) en la aplicación del Plan de acción antes mencionado —a todos los niveles y en el Foro de la Sociedad Civil sobre Drogas— mejorando el acceso a los programas de prevención y su efectividad y reforzando la sensibilización;

    6.  Insiste en la asociación fundamental con los medios de comunicación, incluidos los medios electrónicos, para la difusión de información científica sobre los riesgos que el consumo de drogas entraña para la salud física y mental, en particular entre las mujeres jóvenes y las mujeres embarazadas; alienta a dichos medios a convertirse en interlocutores privilegiados en la lucha contra las drogas, habida cuenta de su influencia en las generaciones más jóvenes;

    7.  Acoge con satisfacción la puesta en marcha del programa específico «Prevención e información en materia de drogas» para el periodo 2007-2013 y señala que la participación de la sociedad civil en la ejecución y desarrollo de la Estrategia europea en materia de lucha contra la droga (2005-2012) es un objetivo específico de dicho programa;

    8.  Lamenta los retrasos en la puesta a disposición de los fondos asignados en el marco de dicho programa;

    9.  Pide a la Comisión que vele por que la nueva estrategia en materia de salud 2008-2013 tenga en cuenta el diferente grado del impacto de las drogas en las mujeres, en particular en relación con el nivel de financiación de los programas de información antidroga de las organizaciones de la sociedad civil;

    FORO - dimensión estructural

    10. Subraya la importancia de la creación del Foro de la sociedad civil sobre las drogas, que constituye un primer paso hacia la participación más práctica y constructiva de las asociaciones europeas de la sociedad civil en las actividades de la UE en materia de políticas para la prevención del consumo y la lucha contra la droga;

    11. Lamenta que algunas asociaciones hayan percibido el proceso de selección de los participantes en el Foro de la sociedad civil sobre las drogas como falto de transparencia y pide a la Comisión que piense en cómo remediar este problema, esperando que, en el futuro, las ampliaciones del Foro se lleven a cabo de manera más transparente;

    12. Considera que el Foro de la Sociedad civil sobre drogas debe ser más inclusivo que exclusivo y representar un amplio espectro y un equilibrio de puntos de vista;

    13. Señala que el objetivo del Foro de la sociedad civil sobre las drogas no es constituir una asamblea destinada a expresar diferentes ideologías, sino mantener un diálogo y contactos directos con asociaciones que se encuentran en primera línea en la lucha contra las drogas, tanto a nivel de la prevención como de la rehabilitación, y disponer un instrumento práctico para apoyar la elaboración y la ejecución de políticas para prevenir la utilización de drogas y combatirlas sobre la base de experiencias fructíferas y del análisis de los problemas transfronterizos dentro de la UE como consecuencia de las diferencias existentes en las legislaciones nacionales, especialmente en las regiones fronterizas;

    14. Pide a los Estados miembros que intercambien las mejores prácticas utilizadas actualmente en la lucha contra las drogas y en la prevención y la información para los niños y los jóvenes, y que fomenten su desarrollo en colaboración con los representantes de la sociedad civil;

    15. Lamenta la escasa participación en el Foro de asociaciones representativas de los nuevos Estados miembros; insiste en que es necesaria una mayor sensibilización y participación de la sociedad civil de los nuevos Estados miembros, a la vista de la importancia de estos países en la Unión Europea ampliada;

    16. Lamenta la falta de participación de las redes no gubernamentales nacionales y transnacionales especialmente representativas de las asociaciones de mujeres, madres y jóvenes, así como de las organizaciones que se ocupan de la salud y los derechos sexuales y reproductivos, en el primer Foro de la Sociedad Civil sobre las Drogas, celebrado en diciembre de 2007; pide a la Comisión que apoye activamente la participación de estas organizaciones, así como de otras organizaciones con valiosa experiencia por lo que concierne a las drogas y al abuso de drogas, con el fin de proporcionar servicios especializados accesibles a gran escala;

    17. Apoya los esfuerzos de la Comisión para definir qué función debe desempeñar el Foro de la sociedad civil sobre las drogas en la lucha contra la droga a escala europea, para clarificar los objetivos finales de la consulta a dicho organismo;

    18. Considera que el Foro de la sociedad civil sobre las drogas debería tener un mandato claro, agendas bien definidas, procedimientos transparentes y planes de trabajo realizables que tengan una incidencia real en el proceso de definición de políticas;

    19. Espera que el diálogo con la sociedad civil tenga un impacto tangible en el proceso de toma de decisiones de la UE; considera, por consiguiente, que es necesario formalizar el estatuto de la sociedad civil en el ámbito de los objetivos definidos en la Estrategia de la UE en materia de droga 205-2012, entre otras cosas, mediante:

         -    la participación del Foro, entre otros organismos independientes, en la evaluación del    plan de acción de la UE en materia de lucha contra la droga (2005-2008), que llevará a   cabo la Comisión durante el año 2008;

         -    relaciones más profundas y más transparentes con los Estados miembros con vistas a   una genuina cooperación entre el Foro y los Estados miembros;

         -    la presencia permanente del Foro en las reuniones organizadas por la Presidencia de la  Unión con los coordinadores nacionales de la lucha contra la droga;

         -    contactos permanentes con el Parlamento y la organización por éste de una      conferencia anual con el Foro, otros grupos interesados y las instituciones de la UE   que trabajan en el ámbito de la droga, y la evaluación de los resultados obtenidos;

         -    una fuerte sinergia entre las actividades del Foro y las del Observatorio Europeo de las  Drogas y las Toxicomanías (OEDT), que podría dedicar una parte de su informe anual   a las actividades de la sociedad civil europea;

    20. Pide al Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías que elabore estadísticas sobre el consumo femenino de drogas en la Unión Europea, que analice la evolución de este consumo y que tenga en cuenta el impacto diferenciado según el género en su informe anual, con vistas a garantizar una mejor información y una mayor sensibilización de la sociedad civil europea;

    21. Preconiza la vinculación temática de las redes existentes, bien al margen del Foro de la sociedad civil sobre las drogas o en forma de grupos o subgrupos de trabajo organizados en el marco del Foro;

    22. Pide que la Unión Europea, previo control presupuestario, conceda más ayuda financiera a las actividades de la sociedad civil europea, tanto para los proyectos en curso como para futuras iniciativas en este ámbito;

    23. Pide a los Estados miembros que, en la medida de lo posible, amplíen las disposiciones relativas a la financiación pública a los servicios prestados por las organizaciones civiles profesionales, siempre que se cumplan unos criterios adecuados de garantía de calidad, no sólo en el caso de los servicios sanitarios o sociales, sino en el caso de los servicios para la reducción de efectos nocivos y los servicios a los más desfavorecidos; considera que así será posible asegurar la planificación y la sostenibilidad de los servicios, y que éstos cumplan las normas de calidad;

    24. Subraya la importancia de que la sociedad destine recursos económicos a apoyar a las organizaciones de voluntarios y de padres que se dedican a luchar contra el abuso de las drogas, en particular entre los jóvenes;

    Sociedad civil - dimensión interior

    25. Destaca la importancia de la acción de la sociedad civil para lograr los objetivos de la Estrategia europea en materia de lucha contra la droga (2005-2012) en materia de políticas de prevención, información y gestión de los problemas vinculados a las drogodependencias y el control de la correcta aplicación de dichas políticas;

    26. Pide a todas las partes interesadas, tanto a nivel europeo como nacional, que presten más atención a los aspectos innovadores que la experiencia de la sociedad civil puede aportar para alcanzar los objetivos de la Estrategia europea en materia de lucha contra la droga (2005-2012), en particular, en materia de iniciativas de sensibilización de la población y políticas de reducción de los daños, de apoyo a quienes salen de la dependencia y de reinserción social;

    27. Considera importante que se intensifique el diálogo a nivel de la UE con las organizaciones que representan a los usuarios de drogas, condición necesaria para afrontar los retos de la reinserción social y proporcionar apoyo a quienes salen de la dependencia:

    28. Pide a la Comisión y a los Estados miembros que, con la colaboración de la sociedad civil, promuevan la igualdad de acceso a los programas y la cobertura segura de los grupos de población oculta y los grupos marginalizados y que trabajen para desarrollar las capacidades necesarias para garantizar la durabilidad y la eficacia de los programas ejecutados;

    29. Pide a la Comisión y a los Estados miembros que promuevan iniciativas de la sociedad civil encaminadas a:

         -    reforzar la prevención y la información sobre los riesgos ligados a la utilización de         estupefacientes y substancias psicotrópicas en el lugar de trabajo y entre los jóvenes;

         -    tratar a los toxicómanos encarcelados;

         -    organizar en los barrios de riesgo de las zonas urbanas, y en particular entre los            jóvenes, con ayuda de las organizaciones sociales y sindicales, planes detallados para   luchar contra la utilización de drogas y sustancias psicotrópicas adecuados a las   necesidades de salud física y mental de esos barrios;

         -    organizar, en colaboración con las asociaciones de padres, de estudiantes y de  profesores y de científicos, campañas de información y de prevención sobre la droga y   sus efectos nocivos para la salud y la vida social, que se lleven a cabo en las escuelas y   se extiendan a distintos grupos demográficos;

         -    poner en práctica políticas para la reducción de los daños a través del contacto directo  en las calles y en barrios desfavorecidos de las metrópolis y las ciudades;

         -    elaborar y ejecutar proyectos especiales de reinserción social para los niños de la calle  y las familias socialmente desfavorecidas;

    30. Señala la creciente preocupación de que probablemente las mujeres no acceden a los cuidados debido a la falta de apoyo social y económico y, en particular, a sus obligaciones de atención a los hijos, factores que pueden conducir a las mujeres a no recurrir a los servicios de tratamiento de la drogadicción; señala que los servicios que ofrecen facilidades para la guarda de niños registran generalmente proporciones más elevadas de mujeres entre sus clientes, en comparación con los que no los ofrecen;

    31. Pide a la Comisión y a los Estados miembros que presten especial atención a las regiones fronterizas, que en muchos casos deben hacer frente a los efectos de las diferencias existentes en las legislaciones nacionales en materia de drogas;

    32. Expresa su apoyo a las organizaciones de la sociedad civil que actúan con plena conciencia para combatir el consumo de drogas y sus derivados por los menores;

    33. Pide a la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea que elabore un análisis de los efectos de las políticas de lucha contra la droga, evalúe su eficacia y verifique si esas políticas han sobrepasado los límites y constituyen una violación de los derechos individuales, y hasta qué punto;

    34. Subraya la necesidad de basar las políticas en materia de drogas en pruebas científicas sólidas obtenidas en cooperación con la sociedad civil en el marco de la investigación relativa a las drogas, reconociendo al mismo tiempo la necesidad de desarrollar políticas fundadas en estudios y hechos concretos y de realizar actividades sobre la base de datos factuales, incluidas las destinadas a prevenir y a reducir los daños para la salud;

    35. Pide a los Estados miembros que intensifiquen las actividades comunes y los servicios comunes de ejecución entre los servicios de aplicación de la ley y las organizaciones de la sociedad civil, en particular a nivel de comunidades locales;

    Sociedad civil - la dimensión exterior

    36. Reconoce la importancia de la función que desempeña la sociedad civil en la dimensión exterior de la política europea de lucha contra la droga, teniendo en cuenta que la Unión Europea es el líder mundial en la lucha contra las drogas por lo que concierne a la financiación de programas y acciones en el exterior;

    37. Pide que se elabore y apoye una estrategia exterior de la UE, que tenga un impacto sostenible, tangible y práctico en la situación de las regiones productoras de las materias primas de la droga;

    38. Subraya la experiencia de las organizaciones europeas que se ocupan de promover la reconversión de los cultivos locales a usos terapéuticos u otros usos médicos, recordando al mismo tiempo que esos cultivos deben estar sometidos constantemente al control más estricto;

    39. Pide a la Comisión y a los Estados miembros que exploren las distintas maneras de colaborar con las organizaciones de la sociedad civil comprometidas en la promoción de sustancias derivadas de la hoja de coca para usos estrictamente legales, como medio de contribuir eficazmente, al absorber materia prima, a la lucha internacional contra el narcotráfico, garantizando al mismo tiempo el uso seguro de dichas sustancias;

    40. Pide a la Comisión y a lo Estados miembros que den seguimiento a su Recomendación destinada al Consejo, de 25 de octubre de 2007, sobre la producción de opio para fines médicos en Afganistán[11] y que apoyen las iniciativas de la sociedad civil para cooperar con los países productores de substancias estupefacientes en la lucha contra la droga, y los eventuales efectos positivos de estas iniciativas en el proceso de democratización de esos países; subraya la importancia de promover proyectos piloto, como por ejemplo el proyecto «Adormideras para la medicina», que tienen por objeto convertir parte de los campos ilegales existentes en cultivos destinados a la producción industrial de analgésicos de base opiácea legales, y de estudiar los beneficios que podría aportar la concesión de licencias para el cultivo de la adormidera con fines médicos, y de determinar la manera de proceder y los controles que se deben realizar bajo la responsabilidad de las Naciones Unidas;

    41. Pide a la Comisión que, junto con la sociedad civil, explore las posibilidades de luchar contra las plantaciones ilegales de adormidera en Afganistán mediante la fumigación que no sea perjudicial para los humanos, los animales o el medio ambiente;

    42. Pide a la Comisión y a los Estados miembros que soliciten la colaboración de los institutos científicos de los Estados miembros, las organizaciones científicas y las revistas médicas, así como los centros de estudios, asociaciones, institutos especializados y organizaciones de la sociedad civil que, en los últimos años, han sido un punto de referencia para las políticas de lucha contra el narcotráfico y para el análisis de la situación geopolítica y de los flujos económicos derivados del comercio internacional de estupefacientes;

    43. Considera importante promover la cooperación entre las asociaciones europeas y las redes internacionales de asociaciones en el ámbito de las drogas, con el fin de favorecer el intercambio de experiencias e información;

    44. Toma nota de la experiencia del Comité de ONG de Viena sobre los estupefacientes, que representa a la sociedad civil ante la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), y confía en que las actividades futuras de ese Comité se caractericen por una participación más amplia de organizaciones y personas a título individual, teniendo en cuenta propuestas como «Beyond 2008», una iniciativa cuyo principal objetivo es promover el papel de la sociedad civil en la revisión a los diez años de los parámetros establecidos en 1998 con ocasión del período extraordinario de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas (UNGASS) dedicado a las drogas; propone que se establezca una consulta análoga entre las asociaciones europeas con vistas a la revisión de la estrategia europea en materia de lucha contra la droga después de 2012;

    45. Opina que, para extraer enseñanzas aplicables en la estrategia futura, diez años después de la UNGASS de 1998, cuyo objetivo principal era lograr un mundo sin drogas en un plazo de diez años, es necesario proceder a una evaluación de los resultados reales de las políticas actuales en materia de drogas a fin de determinar qué estrategias han sido positivas;

    o o

    o

    46. Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo y, para información, al Consejo Europeo y a la Comisión, así como a los Gobiernos y Parlamentos de los Estados miembros, al Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías, al Consejo de Europa y a las Naciones Unidas y sus agencias especializadas.

    • [1]  DO C 226E de 15.9.2005, p. 233.
    • [2]  http://ec.europa.eu/justice_home/news/consulting_public/news_consulting_public_en.htm
    • [3]  DO L 376 de 27.12.2006, p. 1.
    • [4]  http://www.emcdda.europa.eu/html.cfm/index407EN.html
    • [5]  DO L 257 de 3.10.2007, p. 23.
    • [6]  DO C 168 de 8.7.2005, p. 1.
    • [7]  DO L 127 de 20.5.2005, p. 32.
    • [8]  Consejo de la UE, Estrategia europea en materia de lucha contra la droga (2005-2012), doc. 15074/1/04.
    • [9]  DO L 47 de 18.2.2004, p. 1
    • [10]  http://www.unodc.org/documents/commissions/CND-Session51/CND-51_Info_Participants.pdf
    • [11]  Textos aprobados, P6_TA(2007)0485.

    OPINIÓN de la Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género (28.2.2008)

    para la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interiorsobre el Libro Verde sobre el papel de la sociedad civil en la política de la Unión Europea en materia de drogas
    (2007/2212(INI))

    Ponente de opinión: Anna Záborská

    SUGERENCIAS

    La Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género pide a la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de resolución que apruebe:

    A. Considerando que, en numerosos Estados miembros, el consumo de cannabis y de otras drogas, particularmente por mujeres jóvenes y adolescentes, registra un preocupante aumento, por resultar especialmente fácil de conseguir alrededor de los centros escolares y dentro de éstos,

    B.  Considerando que el consumo de drogas puede conllevar riesgos específicos para la salud de las jóvenes y de las mujeres, en particular problemas durante el embarazo o de transmisión del VIH,

    C. Considerando que se ha registrado un aumento significativo de la delincuencia, de las actividades ilícitas y de la prostitución en la sociedad, en particular entre las jóvenes y las mujeres que sufren de drogodependencia,

    D. Considerando que los hombres suelen superar en número a las mujeres en los programas de tratamiento y que, en la actualidad, en Europa las mujeres representan cerca del 20 % de las personas que participan en programas de tratamiento de la drogadicción,

    E.  Considerando que se han observado importantes diferencias en términos de niveles y modelos de consumo de drogas entre los hombres y las mujeres; que varios estudios revelan importantes diferencias en términos de género en relación con una serie de factores fisiológicos y psicológicos asociados al desarrollo de la dependencia, la asunción de riesgos y el comportamiento en lo que se refiere a la búsqueda de ayuda,

    F.  Considerando la necesidad de reconocer la relación entre el tráfico de mujeres y la política en materia de drogas; que, con frecuencia, las organizaciones dedicadas al tráfico de estupefacientes y de seres humanos interrelacionadas y que las mujeres corren el riesgo de desarrollar problemas de drogas y de alcohol como respuesta a la situación en que se encuentran,

    1.  Pide a los Gobiernos de todos los Estados miembros, a las organizaciones no gubernamentales, a la sociedad civil y a las asociaciones de padres y de profesionales que lleven a cabo campañas de información exhaustivas sobre:

         -    los riesgos y los daños para la salud física y mental causados por las drogas, en particular en el caso de las jóvenes, las mujeres embarazadas o lactantes y los niños;

         -    la salud materna y la transmisión de las drogas de la madre al feto;

         -     los tratamientos para menores y delincuentes drogadictos;

         -     el apoyo a los padres con un hijo que consume drogas;

    2.  Toma nota de la preocupación cada vez mayor que se registra en el sentido de que probablemente las mujeres no recurren a los servicios de cuidados debido a la falta de apoyo social y económico y, en particular, a sus obligaciones en relación con el cuidado de los hijos, factores que pueden conducir a las mujeres a no recurrir a los servicios de tratamiento de la drogadicción; señala que, si se comparan con los servicios que no brindan la posibilidad de cuidar a los niños, aquellos que sí lo hacen registran generalmente proporciones más elevadas de mujeres entre sus clientes;

    3.  Subraya la importancia de que la sociedad destine recursos económicos a apoyar las organizaciones de voluntarios y las asociaciones de padres que se dedican a la lucha contra el abuso de drogas, en particular en relación con los jóvenes;

    4.  Pide a los Estados miembros que intercambien las mejores prácticas para la lucha contra las drogas, como por ejemplo las políticas de «tolerancia cero» en relación con el suministro de drogas, de prevención y de información para los niños y adolescentes y que fomenten su desarrollo, en colaboración con los actores de la sociedad civil;

    5.  Pide a la Comisión que vele por que la nueva estrategia en materia de salud 2008-2013 tenga en cuenta el diferente grado del impacto de las drogas en las mujeres, en particular en relación con el nivel de financiación de los programas de información antidroga de las organizaciones de la sociedad civil;

    6.  Hace hincapié en el papel primordial de la asociación con los medios de comunicación, incluidos los medios electrónicos, para la difusión de información científica sobre los riesgos que entraña el consumo de drogas para la salud física y mental, en particular en el caso de las mujeres jóvenes y las mujeres embarazadas; alienta dichos medios a convertirse en interlocutores privilegiados para la lucha contra la droga habida cuenta de su influencia en las generaciones más jóvenes;

    7.  Pide al Observatorio Europeo de las Drogas y Toxicomanías que elabore estadísticas sobre el consumo femenino de drogas en la Unión Europea, que analice la evolución de este consumo y que tenga en cuenta el impacto diferenciado según el género en su informe anual, con vistas a garantizar una mejor información y una mayor sensibilización de la sociedad civil europea;

    8.  Considera necesario, para generar una toma de conciencia a la altura de la gravedad y de la urgencia de la situación y fomentar la adopción de soluciones adaptadas e innovadoras:

         -    calcular los costes de la toxicomanía, tanto directos (tratamientos de la drogodependencia, trastornos psicóticos, depresión, comportamientos violentos, conducta arriesgada, accidentes, VIH/sida, hepatitis C, problemas de fertilidad, embarazo y transmisión de determinadas drogas de la madre al feto), como indirectos (pérdida de motivación escolar o profesional, desempleo, delincuencia debida al consumo de drogas) y humanos que afectan particularmente a las madres y sus hijos,

         -    desarrollar indicadores para medir la eficacia de las políticas emprendidas (absentismo y fracaso escolar, exclusión del mercado de trabajo, desempleo, delincuencia debida al consumo de drogas),

         -    desarrollar otros indicadores que posibiliten la comparación de nuevas estrategias en materia de prevención internacional dirigidas, en particular, a las mujeres y a las jóvenes;

    9. Considera necesario evaluar la eficacia de las políticas aplicadas hasta ahora en la lucha contra la droga y, si procede, mejorarlas teniendo en cuenta que se trata de una cuestión de salud pública que afecta a la sociedad en su conjunto; insiste en que es primordial, en el marco de una política de prevención, llamar la atención sobre las consecuencias nefastas del consumo de drogas; recuerda que las mujeres embarazadas y los jóvenes deben considerarse personas frágiles que necesitan una ayuda mediante terapia, seguimiento médico y programas de reinserción socioprofesional en cooperación con la sociedad civil;

    10. Lamenta la falta de participación de las redes no gubernamentales nacionales y transnacionales que cuentan con una participación especial de las organizaciones de mujeres, madres y jóvenes, así como de las organizaciones que se ocupan de la salud y los derechos sexuales y reproductivos, en el primer Foro de la Sociedad Civil sobre las Drogas, organizado en diciembre de 2007; pide a la Comisión que apoye activamente la participación de estas organizaciones, así como de otras organizaciones con valiosa experiencia por lo que concierne a las drogas y al abuso de drogas, con el fin de proporcionar servicios especializados accesibles a gran escala;

    11. Pide a los Estados miembros que, en colaboración con la sociedad civil, luchen con mayor decisión contra la delincuencia organizada, en particular contra la trata de seres humanos, estrechamente vinculada al tráfico de estupefacientes;

    RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN COMISIÓN

    Fecha de aprobación

    27.2.2008

     

     

     

    Resultado de la votación final

    +:

    –:

    0:

    27

    0

    2

    Miembros presentes en la votación final

    Edit Bauer, Emine Bozkurt, Hiltrud Breyer, Edite Estrela, Ilda Figueiredo, Věra Flasarová, Lívia Járóka, Piia-Noora Kauppi, Rodi Kratsa-Tsagaropoulou, Urszula Krupa, Roselyne Lefrançois, Astrid Lulling, Siiri Oviir, Marie Panayotopoulos-Cassiotou, Zita Pleštinská, Anni Podimata, Teresa Riera Madurell, Eva-Britt Svensson, Anne Van Lancker, Anna Záborská

    Suplente(s) presente(s) en la votación final

    Lidia Joanna Geringer de Oedenberg, Ana Maria Gomes, Donata Gottardi, Anna Hedh, Elisabeth Jeggle, Marusya Ivanova Lyubcheva, Maria Petre

    Suplente(s) (art. 178, apdo. 2) presente(s) en la votación final

    Manolis Mavrommatis, Milan Gaľa

    RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN COMISIÓN

    Fecha de aprobación

    28.2.2008

     

     

     

    Resultado de la votación final

    +:

    –:

    0:

    34

    0

    1

    Miembros presentes en la votación final

    Philip Bradbourn, Mihael Brejc, Michael Cashman, Giusto Catania, Carlos Coelho, Esther De Lange, Panayiotis Demetriou, Gérard Deprez, Claudio Fava, Armando França, Kinga Gál, Roland Gewalt, Jeanine Hennis-Plasschaert, Lívia Járóka, Ewa Klamt, Wolfgang Kreissl-Dörfler, Stavros Lambrinidis, Roselyne Lefrançois, Sarah Ludford, Martine Roure, Inger Segelström, Csaba Sógor, Søren Bo Søndergaard, Ioannis Varvitsiotis, Manfred Weber, Renate Weber, Tatjana Ždanoka

    Suplente(s) presente(s) en la votación final

    Marco Cappato, Sophia in ‘t Veld, Metin Kazak, Jean Lambert, Jörg Leichtfried, Nicolae Vlad Popa, Eva-Britt Svensson, Antonio Tajani