Procedimiento : 2008/2007(INI)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : A6-0308/2008

Textos presentados :

A6-0308/2008

Debates :

PV 03/09/2008 - 19
CRE 03/09/2008 - 19

Votaciones :

PV 04/09/2008 - 7.7
Explicaciones de voto
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P6_TA(2008)0408

INFORME     
PDF 155kWORD 127k
14.7.2008
PE 404.591v02-00 A6-0308/2008

sobre una política portuaria europea

(2008/2007(INI))

Comisión de Transportes y Turismo

Ponente: Josu Ortuondo Larrea

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO
 EXPOSICIÓN DE MOTIVOS
 OPINIÓN de la Comisión de Desarrollo Regional
 RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN COMISIÓN

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO

sobre una política portuaria europea

(2008/2007(INI))

El Parlamento Europeo,

–    Vista la Comunicación de la Comisión titulada «Comunicación sobre una política portuaria europea» (COM(2007)0616),

–    Vista la Comunicación de la Comisión titulada «Hacia una política marítima de la Unión Europea: Perspectiva europea de los océanos y los mares» (COM(2006)0275),

–    Vista su Resolución, de 12 de julio de 2007, sobre una futura política marítima de la Unión Europea: Perspectiva europea de los océanos y los mares(1),

–    Vista su Resolución, de 11 de marzo de 2008, sobre la política europea de transporte sostenible teniendo en cuenta las políticas europeas de la energía y del medio ambiente(2),

–    Vista la Directiva 79/409/CEE del Consejo, de 2 de abril de 1979, relativa a la conservación de las aves silvestres(3),

–    Vista la Directiva 92/43/CEE del Consejo, de 21 de mayo de 1992, relativa a la conservación de los hábitats naturales y de la fauna y flora silvestres(4),

–    Vista la Directiva 1999/31/CE del Consejo, de 26 de abril de 1999, relativa al vertido de residuos(5),

–    Vista la Directiva 2000/60/CE del Parlamento Europeo y el Consejo, de 23 de octubre de 2000, por la que se establece un marco comunitario de actuación en el ámbito de la política de aguas(6),

–    Visto el apartado 2 del artículo 299 del Tratado CE,

–    Visto el artículo 45 de su Reglamento,

–    Vistos el informe de la Comisión de Transportes y Turismo y la opinión de la Comisión de Desarrollo Regional (A6–0308/2008),

A.  Considerando que el acceso al mercado de los servicios portuarios ha sido un tema de debate en el Parlamento y que, por lo tanto, la Comisión ha emprendido una amplia consulta de las partes interesadas,

B.   Considerando que la Comunicación de la Comisión sobre una política portuaria europea, mencionada anteriormente, no propone nuevas medidas sobre el acceso al mercado de los servicios portuarios,

C.  Considerando que una política portuaria europea a nivel de la Comunidad, que aproveche sus ventajas comparativas en términos geopolíticos, es adecuada para este sector dada la dimensión internacional del mismo,

D.  Considerando que los puertos son importantes, no sólo para el transporte marítimo, fluvial y modal en Europa, sino también como ejes económicos, fuentes de empleo y factores de integración de la población,

E.   Considerando que la política portuaria europea, al tener como objetivos el fomento de la competitividad del transporte marítimo y la prestación de servicios modernos de gran calidad, debe promover los cuatro aspectos siguientes: seguridad - servicio rápido - bajo coste - respeto del medio ambiente,

F.   Considerando que los puertos europeos se enfrentarán en el futuro a una serie de retos, en particular en los ámbitos del medio ambiente, la globalización, el desarrollo sostenible, el empleo y las condiciones sociales, y especialmente en materia de seguridad y aprendizaje permanente, de financiación, de acceso al mercado y de administración, así como respecto a las medidas contra la competencia y discriminatorias adoptadas por países que no pertenecen a la UE en mercados geográficamente significativos,

G.  Considerando que la falta de territorios potenciales para el desarrollo portuario en Europa, así como la escasez y la fragilidad de los hábitats naturales, destacan la importancia que reviste para el legislador obtener un equilibrio y una claridad jurídica respecto a sus obligaciones medioambientales, económicas y sociales,

H.  Considerando que existe una gran diversidad en el sector portuario europeo, y que se prevé un fuerte crecimiento del mismo durante los próximos años,

I.    Considerando que la ampliación del Canal de Panamá tendrá consecuencias, que probablemente acelerarán la tendencia actual hacia unos buques de mayor tamaño,

J.    Considerando que unas infraestructuras modernas, y unas conexiones eficaces con el interior y con las islas, son importantes para los puertos,

1.   Acoge favorablemente la Comunicación de la Comisión sobre una política portuaria europea, mencionada anteriormente;

2.   Felicita a la Comisión por su enfoque durante la elaboración de esta Comunicación, y en particular por el amplio proceso de consulta en la preparación de la misma;

3.   Acoge con satisfacción el enfoque de la Comisión en el sentido de adoptar medidas de orden indicativo tales como la publicación de directrices o la eliminación de obstáculos administrativos;

4.   Recuerda la importancia fundamental que reviste el sector portuario en la Unión Europea desde los puntos de vista económico, comercial, social, medioambiental y estratégico;

5.   Cree que el papel de Comisión es importante para asegurarse de que todos los puertos europeos puedan aprovechar todo su potencial;

6.   Aprueba la intención de la Comisión de publicar orientaciones relativas a la aplicación de la legislación medioambiental comunitaria en el caso de la adaptación de los puertos y de sus infraestructuras, con el objetivo primordial de proteger el medio ambiente marino y las zonas que rodean los puertos; insta a la Comisión a publicar esas orientaciones antes de que concluya 2008;

7.   Considera que los puertos y la naturaleza pueden coexistir de manera sostenible, puesto que la destrucción de la naturaleza a menudo causa perjuicios económicos a otros sectores, como el turismo, la agricultura y la pesca, por lo que pide al Comisario de Transportes que colabore estrechamente con el Comisario de Medio Ambiente en la elaboración y aplicación de las normas y orientaciones europeas en materia de puertos y medio ambiente;

8.   Considera que el objetivo de estas orientaciones debe ser tratar de la inseguridad jurídica que resulta de algunas directivas en el ámbito del medio ambiente y, al mismo tiempo, abordar verdaderamente la política medioambiental teniendo en cuenta la especificidad de los puertos en la Unión;

9.   Subraya la necesidad de que las autoridades portuarias y locales participen en la elaboración de los planes de gestión de las cuencas fluviales y de los puertos marítimos en lo relativo a la calidad de las aguas, de conformidad con la Directiva 2000/60/CE;

10. Indica la necesidad de que las autoridades regionales apoyen los esfuerzos para reducir las emisiones de CO2 procedentes de los buques, y del transporte terrestre y aéreo, mediante la elaboración de planes de gestión de la calidad del aire, de conformidad con el Convenio Marpol y la Directiva 96/62/CE del Consejo, de 27 de septiembre de 1996, sobre evaluación y gestión de la calidad del aire ambiente(7);

11. Subraya la necesidad de desarrollar una política europea integrada que impulse la competitividad regional y la cohesión territorial, teniendo en cuenta los aspectos sociales, medioambientales, económicos y de seguridad a todos los niveles territoriales mediante la estructuración de asociaciones interinstitucionales, intersectoriales y multiterritoriales;

12. Observa la preocupación de la Comisión por la distribución de los flujos comerciales en Europa, e indica la diversidad del sector portuario y el crecimiento de los puertos de tamaño pequeño y medio en Europa; considera asimismo que la Comisión debe tener en cuenta los importantes cambios que se esperan en el tráfico marítimo internacional a raíz de las evoluciones tecnológicas y económicas en este sector, de la ampliación del Canal de Panamá y del aumento del tamaño y la capacidad de los buques, que, sin duda alguna, tendrán efectos importantes sobre el sector;

13. Subraya la dimensión territorial del desarrollo de los puertos europeos, en particular la necesidad de una cooperación y armonización transfronterizas entre las regiones portuarias limítrofes; señala la importancia de la Política Europea de Vecindad y de la estrategia regional para los mares Mediterráneo, Báltico y Negro; acoge con satisfacción la propuesta de la Comisión de elaborar un inventario de los puntos conflictivos entre los puertos de la Unión Europea y los puertos de los Estados limítrofes;

14. Pide a la Comisión que efectúe un seguimiento sistemático del desarrollo de las nuevas tecnologías y métodos de gestión aplicados a escala internacional a los puertos y terminales de servicio para buques, fletes, pasajeros y transportes por carretera, con objeto de promover medidas e iniciativas para el desarrollo de los puertos comunitarios y la mejora de su eficiencia y productividad, en beneficio de éstos y de los usuarios;

15. Considera que los cambios tecnológicos necesarios para permitir a los puertos intermedios afrontar los desafíos que conlleva un mayor volumen de tráfico entrañarán importantes consecuencias financieras para las regiones afectadas; considera que esas regiones deberían poder utilizar para ello los Fondos estructurales para financiar la adquisición de instalaciones tecnológicas avanzadas, crear empleos en sectores innovadores y rehabilitar las zonas urbanas disponibles a raíz del traslado de las actividades portuarias fuera de las ciudades;

16. Considera que la seguridad jurídica del ordenamiento jurídico comunitario en el ámbito marítimo, derivado del marco jurídico internacional, depende de la rápida aprobación del Paquete Marítimo ERIKA III;

17. Hace un llamamiento a la Comisión y a los Estados miembros para que fomenten la cooperación entre los puertos europeos; subraya en este sentido el papel de los puertos en la economía regional de sus zonas de influencia terrestre; subraya, a este respecto, que el desarrollo armonioso de los puertos es un elemento clave de la política marítima integrada de la UE;

18. Destaca el papel social y cultural de los puertos para la población del interior y considera necesaria una mejor información de los ciudadanos sobre la importancia de los puertos como medio de desarrollo;

19. Considera que el transporte marítimo y fluvial no pueden considerarse por separado del transporte terrestre y aéreo, y que la conexión con el interior reviste una enorme importancia para el éxito comercial de un puerto, por lo que es necesario establecer conexiones entre los puertos, las plataformas logísticas en tierra y los «puertos secos»; a este respecto, cree asimismo que la participación co-modal de los puertos es necesaria en relación tanto con la red transeuropea de transporte (RET-T) como con los futuros corredores verdes de la Comunidad para asegurar un mejor aprovechamiento de las capacidades de transporte en el ámbito del cabotaje y del transporte fluvial, y también por lo que respecta a las conexiones con el transporte terrestre y aéreo, con objeto de garantizar una política de transportes genuina y coherente;

20. Respalda por tanto la intención de la Comisión de evaluar, con ocasión del examen intermedio de la RET-T en 2010(8), el estatuto de las conexiones de los puertos con el interior y sus necesidades y consecuencias para una red equilibrada de flujos de transporte;

21. Considera que uno de los objetivos del examen intermedio de la RET-T en 2010 debe ser integrar el transporte marítimo y fluvial con el transporte terrestre a través de los puertos europeos;

22. Pide a las autoridades regionales interesadas que apliquen una política de transporte más multimodal de manera que se incremente, junto con las autopistas, el transporte ferroviario y por vías navegables interiores, que establezcan unas conexiones efectivas de las zonas portuarias con las RET-T y que proporcionen a los puertos unas conexiones más eficaces con el interior del país, en particular mediante el uso del ferrocarril y de las vías navegables interiores;

23. Constata que los puertos europeos compiten con puertos de terceros países que, a menudo, no están sujetos a las mismas normas, y deben también hacer frente a las políticas económicas discriminatorias desarrolladas por países vecinos de la UE, por ejemplo mediante políticas arancelarias discriminatorias;

24. Pide a la Comisión que estudie de nuevo los temas de seguridad de los puertos y calcule el incremento de costes con respecto a la competitividad de los puertos europeos;

25. Acoge favorablemente la intención de la Comisión de hacer un recuento de los problemas que padecen los puertos europeos en este ámbito, y pide a la Comisión que considere la elaboración de un registro de los mismos con el fin de abordar de manera específica los problemas que genera la competencia con los puertos de fuera de la Unión Europea y las medidas contra la competencia y discriminatorias adoptadas por países limítrofes de la UE;

26. Destaca la necesidad de fomentar la colaboración con terceros países para elaborar y presentar programas comunes sobre el desarrollo, la coordinación y la transferencia de conocimientos entre puertos vecinos;

27.  Considera que la Comisión debería estudiar la posibilidad de crear un programa comunitario sobre la renovación de los buques de carga y, en particular, los destinados al cabotaje y al transporte fluvial;

28.  Considera que las nuevas tecnologías, en particular, la informática, son elementos clave que permiten que los puertos europeos, ya sujetos a presiones debidas a la competencia con puertos de terceros países, pero también, en algunos casos, a la falta de espacio para desarrollarse, aumenten su eficacia y su rentabilidad;

29. Insta a la Comisión y a los Estados miembros a acelerar, mediante los órganos competentes, la puesta en marcha de sistemas de pilotaje a distancia con el fin de incrementar la eficacia y la seguridad en la gestión del tráfico en los puertos, así como en las conexiones por carretera;

30. Anima a la Comisión a que prosiga la investigación y la innovación en este sector a través de los programas marco de la Unión, y pide a la Comisión y a los Estados miembros que apoyen la investigación en los ámbitos de la seguridad, con el fin de reducir lo más posible el número de accidentes, de la logística, con el fin de mejorar la utilización del espacio en los puertos, y del medio ambiente, con el fin de reducir, entre otras cosas, las emisiones de CO2 y la contaminación causada por los residuos;

31. Pide a la Comisión y a los Estados miembros que apoyen las propuestas ante la Organización Marítima Internacional de sustituir el carburante actual por el diesel para 2020, así como la posibilidad de incluir el sector marítimo en el Régimen de Comercio de Emisiones;

32. Pide a la Comisión y a los Estados miembros que presten un apoyo activo a la mejora continua de la flota de búsqueda y salvamento (SAR) y de las demás funciones de SAR en los puertos, de conformidad con los Convenios para la seguridad de la vida humana en el mar y sobre búsqueda y salvamento marítimos (SOLAS y SAR) y que sigan incrementando la cooperación entre los Centros de coordinación de salvamento marítimo;

33. Considera necesario seguir desarrollando y promoviendo los programas «Clean-Ship» y «Clean-Port»;

34. Pide a la Comisión y al sector que animen a las compañías marítimas a reducir el número de contenedores vacíos transportados y a utilizar plenamente su capacidad, y que apoyen iniciativas a este fin (por ejemplo, mediante programas de investigación) teniendo en cuenta las necesidades reales y específicas de los clientes y reduciendo el impacto medioambiental;

35. Acoge de manera muy favorable la intención de la Comisión de presentar una propuesta legislativa sobre la creación de un espacio europeo del transporte marítimo sin barreras, y considera que el objetivo de esta propuesta debe ser garantizar una competencia equitativa entre el transporte marítimo y el transporte terrestre en la Unión;

36.  Preconiza, pues, eximir a las mercancías despachadas de aduana para la Comunidad de todo control aduanero en el transporte marítimo de corta distancia en la Comunidad y preconiza también, en la medida de lo posible, la creación de zonas portuarias separadas para el tráfico intracomunitario y para el tráfico internacional, así como la simplificación del transporte interior, la normalización y la identificación de contenedores especiales;

37. Pide a la Comisión que reexamine y mejore las medidas para el desarrollo y apoyo del transporte marítimo de corta distancia;

38.  Pide a la Comisión que considere la posibilidad de establecer un documento de transporte único para los contenedores en la Comunidad con el fin de simplificar los procedimientos administrativos;

39. Pide a la Comisión que elabore un estudio sobre los fondos proporcionados por las autoridades públicas a los puertos comerciales europeos con el fin de detectar posibles distorsiones de competencia, y que aclare en las orientaciones sobre las ayudas estatales qué tipos de ayuda recibida por las autoridades portuarias deben considerarse ayudas estatales; entiende que no deben considerarse ayudas estatales las posibles inversiones de las autoridades públicas para el desarrollo de los puertos cuando se destinen directamente a mejoras medioambientales o a la descongestión y menor utilización de las carreteras para el transporte de mercancías, sobre todo cuando resulta imprescindible para garantizar la cohesión económica, social y territorial (como en el caso de las islas), excepto cuando sirva para beneficiar a un solo usuario u operador;

40. Insta a la Comisión a que publique unas orientaciones relativas a las ayudas estatales a favor de los puertos en 2008, y opina que estas orientaciones deben abarcar las zonas portuarias como tales, distinguiendo entre las infraestructuras de acceso y defensa, las infraestructuras de explotación y la superestructura, pero sin distinguir entre distintas categorías de puertos;

41. Aprueba la ampliación de las obligaciones de transparencia establecidas por la Directiva 2006/111/CE de la Comisión, de 16 de noviembre de 2006, relativa a la transparencia de las relaciones financieras entre los Estados miembros y las empresas públicas, así como a la transparencia financiera de determinadas empresas(9), pero pide a la Comisión que considere un umbral mínimo reducido de ingresos anuales en lugar de una obligación absoluta;

42. Señala, en particular, el análisis llevado a cabo por la Comisión en lo relativo a las concesiones portuarias y pide a la Comisión que tenga en cuenta la importancia que reviste para las autoridades portuarias una cierta flexibilidad sobre este tema, en particular, para la renovación de las concesiones vinculadas a grandes inversiones, pero considera que esta flexibilidad no puede servir de excusa para impedir la competencia entre los puertos;

43. Considera de extrema importancia mantener un equilibrio entre la libre prestación de servicios y las solicitudes específicas de los puertos, subrayando a la vez la necesidad de colaboración entre el sector público y el privado con vistas a la modernización de los puertos;

44. Preconiza la utilización de los programas de cooperación territorial europea en el marco de la política de cohesión y de los programas de cooperación en el marco de las políticas comunitarias de vecindad y de ampliación, pero también, en la medida de lo posible, la aplicación por parte de la Comisión, los Estados miembros y las autoridades regionales interesadas, de una estrategia transfronteriza de utilización de las capacidades existentes en el contexto de la cofinanciación de las infraestructuras portuarias;

45.  Expresa su enérgico apoyo al papel de los puertos de propiedad local gestionados por entidades sin fines de lucro e insta a las autoridades locales, regionales, nacionales y europeas a que tomen medidas para protegerlos del abandono, puesto que sus beneficios sociales, recreativos y turísticos para las comunidades vecinas van más allá de su función económica original;

46.  Subraya firmemente que, si se quiere realizar un fructífero debate sobre Europa y su política marítima, debe incluirse el importante papel que el sector europeo de la navegación de recreo desempeña para el desarrollo económico local, puesto que los puertos de recreo no sólo son una ventana hacia el interior y un instrumento eficaz para el fomento de la explotación del puerto y sus alrededores, sino también un servicio de aprovisionamiento esencial para las empresas locales;

47.  Acoge favorablemente el hincapié que se ha hecho en el diálogo en el sector portuario; insta a la creación de un comité de diálogo social europeo y considera que debería tratar de temas relacionados con los puertos, incluidos los derechos de los trabajadores, las concesiones y el Convenio no 152 de la Organización Internacional del Trabajo de 1979 sobre seguridad e higiene (trabajos portuarios);

48.  Destaca la importancia de la protección y del más alto nivel de formación de los trabajadores portuarios; apoya la voluntad de la Comisión de proporcionar a los trabajadores portuarios una cualificación básica mutuamente reconocible con el fin de apoyar la flexibilidad en este sector; a este fin, y como primer paso, debería establecerse una comparación entre los diversos sistemas existentes de cualificaciones profesionales para los trabajadores portuarios; considera, sin embargo, que esta cualificación básica no debe tener como consecuencia la disminución del nivel medio de cualificación de los trabajadores portuarios en un Estado miembro;

49.  Propone que la temática de las cualificaciones profesionales y de la formación permanente se trate con los interlocutores sociales en el marco del futuro comité de diálogo social europeo;

50.  Anima a la Comisión a promover el intercambio de buenas prácticas en el sector portuario en general y, en particular, en materia de innovación y formación de los trabajadores, con objeto de mejorar la calidad de los servicios, de la competitividad y de las inversiones;

51.  Acoge con satisfacción la creación de un Día Marítimo Europeo el 20 de mayo de cada año y apoya, en particular, el establecimiento de una «jornada de puertas abiertas» que animaría al público a comprender mejor el trabajo y la importancia del sector portuario;

52.  Insta a la Comisión, de acuerdo con la Resolución del Parlamento Europeo de 8 de mayo de 2008 sobre el Consejo Económico Transatlántico(10), a que siga esforzándose por garantizar la modificación de la normativa de Estados Unidos, que prevé la exploración de la totalidad de los contenedores con destino a este país, para convertirla en una cooperación basada en el reconocimiento mutuo de los «operadores económicos autorizados» y de las normas de seguridad acordadas en el marco de la Organización Mundial de Aduanas (C-TPAT, SAFE); pide a la Comisión que evalúe los costes potenciales de las medidas relativas a la exploración de la totalidad de los contenedores para las empresas y la economía de la UE, así como sus posibles repercusiones para las operaciones aduaneras;

53.  Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo y a la Comisión, así como a los Gobiernos y a los Parlamentos de los Estados miembros.

(1)

Textos Aprobados, P6_TA(2007)0343.

(2)

Textos Aprobados, P6_TA(2008)0087.

(3)

DO L 103 de 25.4.1979, p. 1.

(4)

DO L 206 de 22.7.1992, p. 7.

(5)

DO L 182 de 16.7.1999, p. 1.

(6)

DO L 327 de 22.12.2000, p. 1.

(7)

DO L 296 de 21.11.1996, p. 55.

(8)

Artículo 19 del Reglamento (CE) nº 680/2007 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 20 de junio de 2007, por el que se determinan las normas generales para la concesión de ayudas financieras comunitarias en el ámbito de las redes transeuropeas de transporte y energía (DO L 162 de 22.6.2007, p. 1)

(9)

DO L 318 de 17.11.2006, p. 17.

(10)

Textos Aprobados, P6_TA(2008)0192.


EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

Contexto

La Comunicación actual es el resultado de una extensa consulta realizada por la Comisión sobre una política portuaria europea. Dicha consulta ha tenido lugar después de la presentación infructuosa de dos Directivas en este ámbito. Forma parte del programa de la Unión Europea para el transporte de mercancías, que comprende asimismo las comunicaciones sobre un plan de acción en materia de logística, sobre una red ferroviaria con prioridad para las mercancías y sobre las autopistas del mar.

La importancia de los puertos en Europa queda puesta de manifiesto por la intensidad del debate sobre las dos Directivas recientemente rechazadas por el Parlamento Europeo. Tal importancia se debe a factores económicos, pero también a la función que desempeñan los puertos en la sociedad. El extenso proceso de consulta llevado a cabo por la Comisión como preparación de esta Comunicación constituye la muestra de un nuevo enfoque y del interés de la propia Comisión por el sector.

El sector portuario se encuentra en pleno crecimiento. El transporte marítimo tiene una importancia crítica para el comercio europeo y mundial. Además, es un sector particularmente afectado por la globalización, y una de sus características es el carácter internacional: de hecho, ciertas concesiones en puertos europeos están gestionadas por empresas, o incluso por autoridades portuarias, de terceros países. Asimismo, determinados puertos europeos están gestionados por autoridades o empresas de terceros países.

La Comunicación de la Comisión

La Comunicación se divide en seis grandes partes. La primera se refiere al rendimiento de los puertos y a las conexiones interiores. Frente al crecimiento del comercio mundial y a la falta de espacio alrededor de una gran parte de los puertos europeos actuales, la mejor solución es aumentar su rendimiento. Las conexiones interiores revisten una importancia capital para los puertos. Durante la elaboración del presente informe, el ponente ha tenido la oportunidad de visitar el puerto de Amberes y la ocasión le ha permitido confirmar la importancia de las conexiones terrestres. Por su parte, la Comisión tiene previsto confiar esta cuestión del rendimiento a las autoridades de los Estados miembros y al juego del mercado. La Comisión pretende evaluar la cuestión al examinar la red transeuropea de transporte en 2010.

La segunda parte se ocupa de la conciliación del respeto al medio ambiente con el aumento de la capacidad portuaria. La Comisión recuerda que los puertos europeos no siempre están situados en emplazamientos óptimos para su desarrollo, pese a que este último es vital para el sector marítimo. La Comisión reconoce que, para determinadas partes interesadas, existe inseguridad jurídica en relación con la legislación en vigor, sobre todo con las Directivas sobre aves y sobre hábitats. Como respuesta, tiene previsto publicar orientaciones sobre la aplicación de la legislación medioambiental comunitaria en esta materia.

En lo que respecta al tratamiento de los residuos, la regulación a escala comunitaria está contenida en la Directiva 2000/59/CE sobre instalaciones portuarias receptoras de desechos. La Comisión considera que la aplicación de esta Directiva sigue siendo un objetivo que ha de cumplirse. Así pues, consultará a las partes interesadas y presentará una propuesta para mejorar el mecanismo previsto de la Directiva. De esta manera, contribuirá al trabajo de la Organización Marítima Internacional (OMI) en relación con las medidas para la reducción de las emisiones contaminantes en los puertos.

En la sección de la Comunicación relativa a la modernización, la Comisión toma nota de la mejora de las relaciones entre buque y tierra que prevé gracias a nuevos sistemas tecnológicos como SafeSeaNet, AIS (sistema de identificación automática) y LRIT (sistema de identificación y seguimiento a gran distancia). En su informe de propia iniciativa sobre el transporte marítimo a corta distancia (2004/2161(INI)), el Parlamento Europeo ha preconizado una reducción de los trámites administrativos sin comprometer los aspectos de seguridad y el control aduanero.

La Comisión también desea reducir las fórmulas administrativas y simplificar los procedimientos del transporte marítimo a corta distancia. Actualmente, en la Unión Europea, el transporte marítimo entre los Estados miembros de la Unión está sometido a la supervisión aduanera, ya que los puertos europeos forman parte de la frontera exterior de la Unión. En consecuencia, el transporte marítimo está en desventaja con los demás tipos de transporte, ya que estos últimos no están sujetos a las mismas condiciones en el interior de la Unión. La Comisión tiene previsto publicar una propuesta legislativa sobre la creación de un espacio europeo de transporte marítimo sin barreras en octubre de 2008. Su objetivo es simplificar las gestiones administrativas y, cuando sea posible, eximir de esos trámites a los buques que transporten mercancías despachadas para el conjunto de la Comunidad. La Comisión ya ha propuesto la implantación de un entorno sin papel para las aduanas y el comercio y una ventanilla única para el envío de datos.

Asimismo, la Comisión desea mejorar el tratamiento administrativo de los buques. Tiene previsto publicar un documento de política sobre el despliegue de servicios de «transporte marítimo en línea» en 2009. Espera que el progreso tecnológico en el sector de la información y las comunicaciones suponga un crecimiento de la eficacia de los puertos europeos. Así, en 2009 la Comisión especificará la definición de una serie de indicadores genéricos para todos los tipos de transporte. Dichos indicadores constituyen herramientas prácticas para fomentar el análisis de la calidad del servicio y para medir el impacto de este tipo de transporte en el medio ambiente.

La cuarta parte de la Comunicación estudia las actividades portuarias en Europa y las normas que las regulan. El objetivo debe ser la existencia de unas reglas de juego justas en Europa, que no es lo que sucede actualmente. En este sentido, es necesario subrayar la diversidad del sector portuario en Europa, diversidad que se repite en lo que respecta a la gestión por las autoridades de los Estados miembros. Además, la Comisión adoptará en octubre de 2008 orientaciones sobre las ayudas estatales a los puertos.

En relación con el papel de las autoridades portuarias, la Comisión analiza la diversidad de este sector y explica que los puertos europeos están gestionados por empresas completamente privadas o por entidades o empresas públicas. Sin embargo, la Comisión no tiene previsto intervenir para armonizar las diversas prácticas de los puertos en relación con los servicios de manutención de carga y los servicios técnico-náuticos. La Comisión recuerda los términos del Tratado y las condiciones relativas a la competencia y al mercado interior, a las que están sujetos los servicios de interés económico general y las normas sobre el mercado interior, especialmente las relativas a la libertad de establecimiento y la libre prestación de servicios.

Dentro del objetivo del aumento de la transparencia en el sector portuario, la Comisión tiene previsto ampliar las disposiciones de la Directiva 2006/11/CE relativas a la transparencia a todos los puertos mercantes sin excepción. A día de hoy, dicha Directiva únicamente se aplica a los puertos cuyos ingresos anuales superan los 40 millones de euros.

En el ámbito de las concesiones portuarias, la Comisión subraya que están sujetas a las normas y a los principios del Tratado. Sobre este punto, menciona la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas, según la cual las concesiones están sujetas a obligaciones de transparencia y de competencia en lo que respecta a su adjudicación y al control de la imparcialidad y la neutralidad de los procedimientos correspondientes. La competencia en este ámbito requiere que la duración de las concesiones se fije de modo que no limite la libre competencia. No obstante, es necesario reducir el riesgo que asume un concesionario y darle la posibilidad de garantizar una remuneración razonable. La cuestión de la renovación de las concesiones es importante. La necesidad de competencia se sobreentiende aunque, naturalmente, las autoridades portuarias desearán, por supuesto, renovar una concesión terminada según un procedimiento administrativo simplificado.

Además, la Comisión desea contribuir a la difusión de las buenas prácticas de transparencia sobre los derechos portuarios y detallar los problemas que encuentran los puertos europeos con puertos de terceros países. Como se ha señalado, estos últimos no suelen estar sujetos a las mismas normas y exigencias que los puertos europeos, lo que puede constituir una ventaja para ellos.

La quinta parte trata de las relaciones entre los puertos y las ciudades. La Comisión recuerda que ha propuesto la organización de un día europeo marítimo. Además, desea proponer una jornada de «puertas abiertas» para invitar al público a examinar los puertos y mejorar el conocimiento de la función que desempeñan en su sociedad. La Comisión examinará posibles fuentes de financiación para mejorar la integración de los puertos en las ciudades a las que están vinculados. Asimismo, la Comisión prevé una evaluación del impacto de las medidas de seguridad actuales con el fin de conciliarlas con la accesibilidad de las zonas portuarias.

Finalmente, en la última parte de la Comunicación, la Comisión aborda el trabajo en los puertos. Tiene la intención de respaldar la creación de un Comité Europeo de Diálogo Sectorial en los puertos. También emprenderá la elaboración de un marco para el reconocimiento mutuo de la formación de los trabajadores portuarios. En lo que respecta a la salud y la seguridad en el trabajo, la Comisión recuerda las normas actuales y sus comunicaciones precedentes sobre el asunto. Velará por un seguimiento de las normas existentes y por la recopilación de estadísticas sobre los accidentes a través de Eurostat.

La opinión del ponente: puntos claves

El ponente acoge favorablemente la Comunicación de la Comisión. La propuesta de resolución del Parlamento Europeo subraya, en particular, la importancia de este sector en Europa, así como su diversidad.

En lo que respecta a la publicación de orientaciones sobre la aplicación de la legislación medioambiental comunitaria en este sector, el informe evidencia la importancia de adoptar una perspectiva común en relación con el medio ambiente y el desarrollo portuario. Es necesario tener en cuenta la especificidad del sector portuario al abordar legislativamente la política medioambiental.

Las conexiones interiores son de considerable importancia para los puertos y su desarrollo. Un puerto bien emplazado no podrá hacer realidad su potencial si no cuenta con buenas conexiones. Además, el transporte marítimo debe tratarse de la misma forma que los demás tipos de transporte. Por tanto, el ponente invita a la Comisión a garantizar igualdad de condiciones para este sector en su propuesta sobre un transporte marítimo sin barreras. El transporte marítimo a corta distancia en Europa no debe estar en desventaja y las mercancías despachadas para la Comunidad no deberían estar sujetas a una nueva supervisión aduanera en Europa.

En cuanto a la tecnología, el informe subraya la importancia del papel de las nuevas tecnologías en este sector. Las nuevas tecnologías pueden permitir a los puertos superar las presiones derivadas de la competencia con terceros países y de la falta de espacio para desarrollarse, así como aumentar su eficacia y su rentabilidad. La competencia con los puertos de terceros países constituye una fuente de inquietud, porque estos no están sujetos a las mismas obligaciones ni normas de nuestra Comunidad y, por consiguiente, pueden beneficiarse de la ventaja que comporta una regulación más permisiva en materia de ayudas estatales o de medio ambiente.


OPINIÓN de la Comisión de Desarrollo Regional (16.4.2008)

para la Comisión de Transportes y Turismo

sobre una política portuaria europea

(2008/2007(INI))

Ponente de opinión: Pierre Pribetich

SUGERENCIAS

La Comisión de Desarrollo Regional pide a la Comisión de Transportes y Turismo, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de resolución que apruebe:

1.  Apoya la intención de la Comisión Europea de acompañar los puertos europeos en su búsqueda de modernización al tiempo que se respeta el medio ambiente, apostando por la incitación mediante líneas directrices en lugar de intentar una armonización reglamentada difícilmente aplicable vista la gran heterogeneidad de las prácticas de los puertos europeos; espera que estas líneas directrices aporten una mayor seguridad jurídica a los puertos con miras a realizar las inversiones necesarias para hacer frente al incremento previsto del transporte marítimo; en consecuencia, hace un llamamiento a la Comisión y a los Estados miembros para que fomenten la cooperación entre los puertos europeos; subraya en este sentido también el papel de los puertos en la economía regional de sus zonas de influencia terrestre; subraya, a este respecto, que el desarrollo armonioso de los puertos es un elemento clave de la política marítima integrada de la Unión;

2.  Subraya la necesidad de desarrollar una política europea integrada que impulse la competitividad regional y la cohesión territorial, teniendo en cuenta los aspectos sociales, medioambientales, económicos y de seguridad a todos los niveles territoriales mediante la estructuración de asociaciones interinstitucionales, intersectoriales y multiterritoriales;

3.  Insiste en la necesidad de que la Comisión acompañe a las partes interesadas y las ciudades hacia un diálogo estructurado con el fin de mejorar la imagen de los puertos y lograr una mayor integración de éstos en la ciudad y la vida urbana; se trata de garantizar el carácter sostenible de las actividades portuarias; observa asimismo que la interpenetración de hábitat y trabajo redunda en beneficio de la sostenibilidad (menos tráfico) y habitabilidad de las ciudades y de las regiones circundantes;

4.  Señala la dimensión territorial del desarrollo de los puertos europeos, en particular la necesidad de una cooperación y armonización transfronterizas entre las regiones portuarias limítrofes; señala la importancia de la Política Europea de Vecindad y de la estrategia regional para los mares Mediterráneo, Báltico y Negro; acoge con satisfacción la propuesta de la Comisión de elaborar un inventario de los puntos conflictivos entre los puertos de la Unión Europea y los puertos de los países vecinos;

5.  Recuerda que los principales puertos de la Unión Europea suelen estar bien equipados y que son eficaces, pero que subsisten considerables diferencias en términos de equipamiento y tecnología entre los puertos de los nuevos y los antiguos Estados miembros;

6.  Considera que los cambios tecnológicos necesarios para permitir a los puertos intermedios afrontar los desafíos que conlleva un mayor volumen de tráfico entrañarán importantes consecuencias financieras para las regiones afectadas; insta por lo tanto a esas regiones a que exploten las posibilidades brindadas por el FEDER y el Fondo de Cohesión con objeto de financiar la adquisición de instalaciones tecnológicas avanzadas, crear empleos en sectores innovadores y rehabilitar las zonas urbanas disponibles a raíz del traslado de las actividades portuarias fuera de las ciudades;.

7.  Preconiza, al mismo tiempo, la utilización de los programas de cooperación territorial europea en el marco de la política de cohesión y de los programas de cooperación en el marco de las políticas comunitarias de vecindad y de ampliación, pero también, en la medida de lo posible, la aplicación por parte de la Comisión, los Estados miembros y las autoridades regionales interesadas de una estrategia transfronteriza de utilización de las capacidades existentes en el contexto de la cofinanciación de las infraestructuras portuarias;

8.  Acoge con satisfacción la propuesta de la Comisión de establecer, a nivel comunitario, una serie de requisitos comunes para la formación profesional de los trabajadores portuarios con el objetivo de incrementar su movilidad mediante el reconocimiento recíproco de sus cualificaciones y del desarrollo armonioso de los puertos;

9.  Pide a las autoridades locales y regionales interesadas que apliquen una política para fomentar un transporte más multimodal con objeto de promover, en paralelo a las autopistas, el transporte ferroviario y por vía navegable, y permitir la conexión efectiva de las zonas portuarias con las redes transeuropeas de transporte y una conexión más efectiva de los puertos con el interior del país, en particular mediante el uso del ferrocarril y de las vías navegables interiores; pide además a la Comisión que aproveche la revisión intermedia de 2010 para crear más medios que permitan un mayor uso de los puertos intermedios para la descarga en una o varias escalas de trasbordo con el fin de descongestionar los puertos principales y su periferia y acercarse al los destinatarios; pide asimismo que al planificar las instalaciones portuarias se evalúe con precisión si estos puntos de descarga más pequeños y próximos de los destinatarios pueden recibir un número mayor de descargas por lo que respecta a sus infraestructuras y ejes de carretera con el fin de que no se produzca un fenómeno de deslizamiento del problema hacia otras zonas portuarias;

10. Subraya la necesidad de que las autoridades portuarias y locales participen en la elaboración de los planes de gestión de las cuencas fluviales y de los puertos marítimos en lo relativo a la calidad de las aguas, de conformidad con la Directiva marco 2000/60/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 23 de octubre de 2000, por la que se establece un marco comunitario de actuación en el ámbito de la política de aguas; hace hincapié en la necesidad de que las colectividades territoriales apoyen los esfuerzos para reducir las emisiones de CO2 procedentes de los buques, del transporte terrestre y aéreo mediante planes de gestión de la calidad del aire, de conformidad con el Convenio Marpol y la Directiva marco 96/62/CE del Consejo, de 27 de septiembre de 1996, sobre evaluación y gestión de la calidad del aire ambiente;

11.  Pide el establecimiento de una red de intercambio de buenas prácticas entre los puertos de la Unión; encarece a las organizaciones regionales en las que colaboran Estados miembros y terceros países, como la Cooperación Económica del Mar Negro, que adopten procedimientos y prácticas compatibles, a fin de facilitar el comercio regional y reducir costes;

12. Desea vivamente recordar que, en el marco de una reflexión exhaustiva sobre Europa y su política marítima, la Europa de la navegación de recreo desempeña un papel importante para el desarrollo económico local, puesto que los puertos de recreo son una ventana hacia el interior, un instrumento turístico eficaz como descubrimiento del puerto y sus alrededores, pero también un servicio de aprovisionamiento esencial para los comercios de proximidad;

RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN COMISIÓN

Fecha de aprobación

8.4.2008

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

48

0

1

Miembros presentes en la votación final

Emmanouil Angelakas, Stavros Arnaoutakis, Elspeth Attwooll, Rolf Berend, Jana Bobošíková, Victor Boştinaru, Antonio De Blasio, Petru Filip, Gerardo Galeote, Iratxe García Pérez, Eugenijus Gentvilas, Gábor Harangozó, Filiz Hakaeva Hyusmenova, Mieczysław Edmund Janowski, Rumiana Jeleva, Gisela Kallenbach, Tunne Kelam, Evgeni Kirilov, Miloš Koterec, Constanze Angela Krehl, Sérgio Marques, Miroslav Mikolášik, James Nicholson, Jan Olbrycht, Maria Petre, Markus Pieper, Pierre Pribetich, Elisabeth Schroedter, Grażyna Staniszewska, Catherine Stihler, Margie Sudre, Kyriacos Triantaphyllides, Lambert van Nistelrooij, Vladimír Železný

Suplentes presentes en la votación final

Bernadette Bourzai, Jan Březina, Brigitte Douay, Den Dover, Emanuel Jardim Fernandes, Francesco Ferrari, Madeleine Jouye de Grandmaison, Ramona Nicole Mănescu, Ljudmila Novak, Mirosław Mariusz Piotrowski, Zita Pleštinská, Samuli Pohjamo, Manfred Weber

Suplentes (art. 178, apdo. 2) presentes en la votación final

Jean-Paul Gauzès, Jacques Toubon


RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN COMISIÓN

Fecha de aprobación

24.6.2008

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

41

0

1

Miembros presentes en la votación final

Gabriele Albertini, Inés Ayala Sender, Etelka Barsi-Pataky, Michael Cramer, Luis de Grandes Pascual, Arūnas Degutis, Christine De Veyrac, Petr Duchoň, Saïd El Khadraoui, Robert Evans, Francesco Ferrari, Brigitte Fouré, Mathieu Grosch, Georg Jarzembowski, Timothy Kirkhope, Dieter-Lebrecht Koch, Jaromír Kohlíček, Bogusław Liberadzki, Eva Lichtenberger, Seán Ó Neachtain, Josu Ortuondo Larrea, Paweł Bartłomiej Piskorski, Reinhard Rack, Brian Simpson, Renate Sommer, Dirk Sterckx, Silvia-Adriana Ţicău, Yannick Vaugrenard

Suplentes presentes en la votación final

Margrete Auken, Philip Bradbourn, Nathalie Griesbeck, Lily Jacobs, Elisabeth Jeggle, Maria Eleni Koppa, Helmuth Markov, Rosa Miguélez Ramos, Vural Öger, Marie Panayotopoulos-Cassiotou, Corien Wortmann-Kool

Suplentes (art. 178, apdo. 2) presentes en la votación final

Ioannis Gklavakis, Helmut Kuhne, Maria Petre

Aviso jurídico - Política de privacidad