INFORME sobre el transporte de mercancías en Europa

    28.7.2008 - (2008/2008(INI))

    Comisión de Transportes y Turismo
    Ponente: Michael Cramer

    Procedimiento : 2008/2008(INI)
    Ciclo de vida en sesión
    Ciclo relativo al documento :  
    A6-0326/2008
    Textos presentados :
    A6-0326/2008
    Textos aprobados :

    PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO

    sobre el transporte de mercancías en Europa

    (2008/2008(INI))

    El Parlamento Europeo,

    –   Vistas las Comunicaciones de la Comisión tituladas «Agenda de la Unión relativa al transporte de mercancías: reforzar su eficiencia, su integración y su sostenibilidad en Europa» (COM(2007)0606), «Plan de acción para la logística del transporte de mercancías» (COM(2007)0607), «Hacia una red ferroviaria con prioridad para las mercancías» (COM(2007)0608) y «Contratos plurianuales en pro de la calidad de la infraestructura ferroviaria» (COM(2008)0054),

    –   Vista la Comunicación de la Comisión titulada «La logística del transporte de mercancías en Europa – la clave para la movilidad sostenible» (COM(2006)0336),

    –   Vista la Comunicación de la Comisión sobre el despliegue del sistema europeo de señalización ferroviaria ERTMS/ETCS (COM(2005)0298),

    –   Vistas las Conclusiones del Consejo, de los días 29 y 30 de noviembre y 3 de diciembre de 2007, sobre la Comunicación de la Comisión titulada «Plan de acción para la logística del transporte de mercancías» y, de 7 de abril de 2008, sobre la Comunicación de la Comisión titulada «Hacia una red ferroviaria con prioridad para las mercancías»,

    –   Visto el Libro Verde de la Comisión titulado «Hacia una nueva cultura de la movilidad urbana» (COM(2007)0551),

    –   Vista su Resolución, de 5 de septiembre de 2007, sobre la logística del transporte de mercancías en Europa – la clave para la movilidad sostenible[1],

    –   Vista su Resolución, de 9 de julio de 2008, sobre «Hacia una nueva cultura de la movilidad urbana»[2],

    –   Visto el artículo 45 de su Reglamento,

    –   Visto el informe de la Comisión de Transportes y Turismo (A6-0326/2008),

    A. Considerando que el sector del transporte es responsable de casi el 30 % de las emisiones de CO2 en la UE - en las ciudades incluso del 40 % - y que, a pesar del esfuerzo realizado en mejora tecnológica e innovación, entre 1990 y 2005 se ha registrado un incrementado del 26 %, en tanto que en otros sectores se han podido reducir las emisiones de CO2 en un 10 % mediante inversiones de miles de millones de euros,

    B.  Considerando que un transporte de mercancías sostenible y eficiente en Europa desempeña un cometido esencial para disfrutar de una economía competitiva y de éxito, atender la demanda de los consumidores y crear un gran número de puestos de trabajo y riqueza para los ciudadanos europeos,

    C. Considerando que en el caso del transporte de mercancías se prevé un incremento del 50 % (en toneladas por kilómetro) entre 2000 y 2020, según se vaticinaba en el Libro Blanco titulado «La política europea de transportes de cara al 2010: la hora de la verdad» (COM(2001)0370), y que el transporte de mercancías ya ha aumentado entre 1995 y 2005 un 30 % más rápidamente que el producto interior bruto; considerando asimismo que el crecimiento de todo el sector del transporte de mercancías es consecuencia del incremento del transporte vial y aéreo con respecto a los otros modos de transporte,

    D. Considerando que las soluciones en favor de unos sistemas más sostenibles y eficientes de logística y transporte de mercancías, así como las soluciones de integración intermodal de todos los modos de transporte, no sólo conducen a una mejoría de la economía y de la seguridad sino también a la consecución de los objetivos de la Unión Europea en los ámbitos de la lucha contra el cambio climático y el ahorro energético antes de 2020,

    E.  Considerando que para afrontar esos desafíos en un contexto de recursos presupuestarios insuficientes conviene que la UE y sus Estados miembros se impongan coordinadamente determinadas prioridades, concentren sus recursos en un número limitado de medidas en favor de la sostenibilidad e intermodalidad del transporte de mercancías y tengan en cuenta a las regiones sensibles,

    F.  Considerando que conviene desarrollar mejor la red europea de corredores de transporte a partir de la red actual y de las estructuras y tecnologías existente, integrando asimismo en ese concepto los «corredores verdes» para todos los modos de transporte de mercancías con criterios ambientales ambiciosos y sostenibles,

    G. Considerando que el objetivo del citado Plan de Acción para la logística del transporte de mercancías debe consistir en facilitar las operaciones de transporte de mercancías en Europa y en el mundo en beneficio de todas las empresas europeas y de la competitividad europea en su conjunto,

    1.  Destaca que los sistemas europeos de transporte de mercancías deben superar urgentes desafíos para incrementar la integración efectiva y la sostenibilidad del transporte de mercancías en Europa, contribuyendo en mayor medida a mejorar la movilidad y la eficiencia energética y a reducir el consumo de petróleo, las emisiones contaminantes y los costes externos, por lo que se congratula de las citadas comunicaciones de la Comisión y de las conclusiones del Consejo; anima a la Comisión, a los Estados miembros y a la industria a que apoyen en el futuro una política de transporte de mercancías más sostenible con respecto a la movilidad, el medio ambiente, el clima, la economía, la seguridad y las cuestiones sociales, estimulando en una Unión Europea ampliada la utilización de sistemas logísticos más eficientes como parte de la integración paulatina de los corredores ferroviarios transfronterizos prioritarios para el transporte de mercancías, los ejes y las redes convencionales, y promoviendo los principios «quien utiliza paga» y «quien contamina paga» para todos los modos de transporte;

    2.  Apoya el parecer de la Comisión de que la comodalidad y la intermodalidad siguen siendo factores clave para la consecución de un transporte de mercancías sostenible y eficiente en Europa;

    3.  Constata, no obstante, que las competencias y los recursos de la UE para la mejora de los mercados del transporte de mercancías son limitados; observa que ya se están utilizando a plena capacidad porciones clave de la red; insta, por consiguiente, a los ministros de Transporte competentes para los principales corredores europeos que aborden la cuestión de las inversiones en infraestructuras y acuerden, al menos, coordinar sus planes nacionales de inversión en lo relativo a sus corredores respectivos;

    4.  Expresa su convicción de que la logística del transporte urbano de mercancías requiere un enfoque específico; confía en que el debate sobre el citado Libro Verde sobre la movilidad urbana junto con el Plan de Acción para la logística del transporte de mercancías conduzca al intercambio de buenas prácticas entre las ciudades con miras a encontrar formas sostenibles de transportar los suministros a los núcleos urbanos;

    5.  Sugiere, por lo tanto, que la Comisión proponga a más tardar a finales de 2008 un programa de refuerzo de la cooperación entre los Estados miembros responsables de los proyectos en este sector, y que facilite y evalúe las soluciones de los actuales bloqueos, con especial atención al transporte de mercancías, teniendo debidamente en cuenta el valor añadido del factor logístico;

    6.  Apoya la idea de que las redes destinadas al transporte de mercancías deben aprovechar las redes existentes de tráfico convencional que se liberan como resultado del progreso de los trenes de alta velocidad;

    7.  Destaca que las redes ferroviarias para el transporte de mercancías deben basarse en los corredores de transporte de mercancías más «pertinentes para el mercado», teniendo en cuenta los corredores actuales del ERTMS (Sistema Europeo de Gestión del Tráfico Ferroviario) y la RTE-T (Red Transeuropea de Transportes), es decir, ampliándolos donde proceda para incluir las áreas específicas que generan gran volumen de trafico, por ejemplo los puertos; considera que convendría designar coordinadores de alto nivel para los corredores en los casos en que aún no se haya hecho; pide a la Agencia Ferroviaria Europea que, en cuanto autoridad del ERTMS, vele por la interoperabilidad de esas rutas;

    8.  Espera que la Comisión, con arreglo a la legislación de la UE, sus objetivos y los sistemas de transporte inteligentes, defina los «corredores verdes» como proyectos ejemplares de movilidad e intermodalidad, evolucione hacia modos de transporte respetuosos con el medio ambiente, reduzca la siniestralidad general, la congestión, el ruido, la contaminación local tóxica y no tóxica, las emisiones de CO2, el deterioro del paisaje y el consumo de energía y aumente la utilización de fuentes renovables (en particular de las energías eólica y solar);

    9.  Insta, en este contexto, a la Comisión y a los Estados miembros a que ofrezcan incentivos más intensos para mejorar el rendimiento ambiental de todos los modos de transporte y a que apoyen las combinaciones más eficientes de modos de transporte, con objeto de reducir al mínimo el impacto sobre el medio ambiente, en especial en los corredores verdes;

    10. Propone que se apoye la integración de la planificación regional, los procesos de producción y la estructura del mercado, incluida la prevención del transporte innecesario, y que se contribuya a la reducción de las distancias y a la adaptación de la velocidad en el transporte de mercancías; considera que en el sector del transporte de mercancías convendría evitar mediante la adaptación de la velocidad por ordenador las retenciones de tráfico que tanto tiempo y energía consumen;

    11. Considera prioritario mejorar la aplicación de la legislación vigente en materia de transporte de mercancías peligrosas y contaminantes y reforzar las disposiciones al respecto;

    12. Insta a la Comisión y a los Estados miembros a que impulsen el intercambio de mejores prácticas en las zonas transfronterizas sensibles (zonas montañosas y aglomeraciones urbanas) y en las ciudades, teniendo en cuenta las recomendaciones incluidas en su Resolución sobre la movilidad urbana ya mencionada, así como la experiencia del programa CIVITAS para un transporte urbano más limpio y eficaz, reforzando su vertiente logística;

    13. Pide a la Comisión que centre la cofinanciación de la UE en la eficiencia, la interoperabilidad y la mejora de la infraestructura ferroviaria, en los ejes intermodales y en todos los demás modos de transporte de mercancías, y que, tal como solicitó en su Resolución, de 12 de julio de 2007, sobre la aplicación del primer paquete ferroviario, destine al menos el 40 % de los créditos de la UE previstos para las infraestructuras de transportes al ferrocarril[3];

    14. Insta asimismo a la Comisión y a los Estados miembros a que, a la espera de la refundición del presupuesto de la UE prevista para 2009, comiencen a reflexionar ya sobre el lugar del transporte en ese presupuesto para no repetir los errores del pasado y garantizar inversiones suficientes en el futuro en infraestructuras estratégicas con el fin de alcanzar los objetivos que se ha marcado la Unión en materia de desarrollo sostenible y reducción de emisiones;

    15. Destaca la gran importancia que reviste la existencia de un sistema interoperable de peaje para un transporte eficiente de mercancías en Europa;

    16. Considera que la existencia de mejores enlaces entre los puertos marítimos y fluviales y la red vial y ferroviaria del interior constituye un elemento importante de la infraestructura de transportes; destaca el importante papel que desempeñan las plataformas logísticas interiores y los puertos secos;

    17. Está convencido del potencial de las vías navegables interiores para el transporte de mercancías, e insta a la Comisión a que vele por una ejecución adecuada del programa de acción NAIADES para el fomento del transporte por vías navegables en Europa;

    18. Destaca que las inversiones en terminales interiores pueden llevarse a cabo con flexibilidad y rapidez, eliminando así puntos de congestión en la red general intermodal;

    19. Solicita que se conceda una importancia estratégica al respeto y/o el establecimiento de normas intermodales estables con respecto a las dimensiones y los pesos de los vehículos, contenedores e instalaciones de carga y descarga, con vistas a trasladar la logística del transporte de mercancías al ferrocarril y a las vías fluviales sostenibles y reducir así los costes de infraestructura;

    20. Constata que, con frecuencia, no están suficientemente normalizadas las diferentes técnicas horizontales que podrían contribuir al traslado de la carga del camión al ferrocarril, así como a la adaptación a los diferentes anchos de vía; insta, por consiguiente, a los órganos internacionales y europeos competentes a que velen, en particular, por la normalización de esas normas, a fin de lograr una mayor eficiencia y una reducción de los costes; destaca, a este respecto, la importancia de lograr adoptar rápidamente una norma mundial para las unidades de carga intermodales;

    21. Pide a la Comisión que elabore sus directrices de ayudas medioambientales y ferroviarias de tal manera que se faciliten las inversiones en favor del transporte ferroviario sostenible de mercancías; destaca, en este contexto, la importancia estratégica de una cofinanciación de la reducción del ruido también en origen (modificaciones de los vagones de mercancías), tal como se hace ya con el equipamiento del material rodante con ERTMS;

    22. Expresa su convicción de que la gestión de la infraestructura y la prestación de servicios deben ser transfronterizas, no discriminatorias y transparentes con objeto de lograr una logística del transporte de mercancías eficiente, interoperable y fluida; destaca, a este respecto, la importancia de la realización ulterior del mercado interior del transporte para todos los modos de transporte; celebra, en este contexto, la propuesta de la Comisión para el establecimiento de un espacio europeo de transporte marítimo sin fronteras, y apoya la idea de prever un documento único de transporte y una interfaz única para todos los modos de transporte;

    23. Destaca que un mercado interior de transporte por carretera operativo podría contribuir a que el transporte sea más eficiente y a reducir el número de viajes de vacío; pide a la Comisión que aplique estrictamente la legislación de la UE sobre transporte internacional por carretera y cabotaje; reconoce que se permita a los Estados miembros restringir el cabotaje con arreglo a determinadas condiciones, pero pide a la Comisión que, como guardiana de los Tratados, adopte medidas rigurosas contra las restricciones y sanciones desproporcionadas que algunos Estados miembros imponen a los transportistas extranjeros en este contexto;

    24. Insta a la Comisión a que en los contratos plurianuales en pro de la calidad de la infraestructura ferroviaria prevea condiciones marco para unas normas mínimas de calidad en toda Europa; propone que los Estados miembros supediten a esas normas de calidad la concesión de ayudas a la construcción, la ampliación y el mantenimiento de la infraestructura ferroviaria y las consideren como un todo indivisible, contribuyendo así a una mayor eficiencia y al ahorro de costes;

    25. Pide a la Comisión que apoye los proyectos de uso diferenciado de las líneas de alta velocidad, por ejemplo para el transporte de mercancías ligeras;

    26. Propone que la Comisión elabore una lista de los vagones de mercancías provistos de sistema de navegación por satélite en la UE con objeto de examinar la interoperabilidad y/o la compatibilidad transfronteriza de esos sistemas con la tecnología existente, que instaure la navegación interoperable por satélite para los nuevos vagones y que fomente la instalación de ese equipo en los vagones de mercancías en activo; aboga por la adopción de mejores prácticas en técnicas de carga, estructurando la cadena intermodal desde el principio hasta el fin del proceso de trasbordo y descarga, de forma que se impulse la eficiencia de todo el sector;

    27. Subraya la necesidad de normalizar y simplificar los procedimientos administrativos de las autoridades implicadas en la administración del mercado del transporte de mercancías, así como de contar con normas y trámites aduaneros simplificados en las fronteras; celebra, en particular, la decisión de crear un espacio europeo de transporte marítimo sin fronteras; insta a la Comisión a que pida a las asociaciones y organizaciones internacionales competentes que desarrollen un documento único intermodal;

    28. Destaca que las universidades no ofrecen una buena formación en materia de logística de transportes y pide, por consiguiente, a los Estados miembros que concedan una prioridad absoluta a la educación superior y de postgrado en el ámbito de la logística y el transporte de mercancías;

    29. Insta a la Comisión a que apoye los proyectos, la investigación y los trabajos destinados a instaurar flujos normalizados de información con objeto de garantizar la integración y la interoperabilidad de los modos de transporte a nivel de los datos;

    30. Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo y a la Comisión.

    EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

    1. Contexto del transporte de mercancías en Europa

    La primera fase de la política de transporte de los años noventa estuvo caracterizada por la liberalización y la apertura de los mercados, aunque no hubo una buena armonización y sinergia entre los sistemas nacionales. Surgieron nuevos problemas en el sector de los transportes o se intensificaron las dificultades ya existentes (congestión del tráfico, daños al medio ambiente, accidentes en la carretera, fallos de interoperabilidad, etc.). Además, se han modificado las condiciones generales existentes en la Unión Europea como consecuencia de la acelerada globalización, la inseguridad del abastecimiento energético, el aumento del calentamiento global y la ampliación de la UE.

    El problema del transporte de mercancías y de la logística constituye una prioridad de la Comisión tal como se describe, por ejemplo, en el Libro Blanco de 2001. Entre 2000 y 2020, el transporte de mercancías aumentará en la UE-25 en un 50 % (en t/km). De 1995 a 2005 ya creció a razón de un 2,8 % anual. El mayor incremento siguió correspondiendo a la proporción del transporte terrestre y aéreo, más nociva para el medio ambiente.

    Como consecuencia de esta liberalización y evolución del sector del transporte de mercancías, deben armonizarse los objetivos de eficiencia y sostenibilidad.

    2. La respuesta de la Comisión: el paquete de medidas sobre transporte de mercancías y logística

    Tras la evaluación intermedia de 2006, la Comisión publicó una serie de comunicaciones dirigidas a fomentar la sostenibilidad y la eficiencia del sector del transporte de mercancías. Todas ellas hacen referencia a posibles medidas e iniciativas legislativas y deben inspirar el trabajo concreto de la Comisión hasta 2010.

    2.1 Agenda de la Unión relativa al transporte de mercancías: reforzar su eficiencia, su integración y su sostenibilidad en Europa

    Estos dos objetivos —sostenibilidad y eficiencia— deben perseguirse mediante planteamientos estratégicos:

    -  la concentración en los corredores de transporte: este concepto constituye la base de una política europea intermodal de mejora de la utilización y la combinación de diversos modos de transporte;

    -  el fomento de las tecnologías innovadoras, las infraestructuras y la gestión más eficiente del transporte de mercancías;

    -  la simplificación de la administración de las cadenas de transporte de mercancías, especialmente mediante la creación de un interfaz único para los requisitos administrativos y la armonización intermodal de las disposiciones en el sector ferroviario;

    -  la mejora del atractivo de medios de transporte distintos de la carretera.

    2.2 Plan de acción para la logística del transporte de mercancías

    Esta Comunicación analiza el papel esencial que desempeña la logística para mejorar la sostenibilidad y la competitividad de los sistemas de transporte en Europa. La cuota de la industria logística se acerca al 14 % del PIB europeo y, en promedio, ha crecido más que el conjunto de la economía. Este aumento es fruto, en primer lugar, de la liberalización, de la integración europea y del bajo coste del transporte de mercancías, que no se corresponde con el coste real. Por otro lado, ha dado lugar a la congestión de los puertos, centros de transbordo, ejes y tramos ferroviarios. La Comisión desea desarrollar una política coherente en seis ámbitos:

    1.  Flete electrónico y STI: el concepto de «flete electrónico» da la idea de un flujo de información sin papel que permite seguir y localizar las mercancías en su desplazamiento en los diferentes modos de transporte, con lo que éstas se hacen independientes del modo de transporte y, al mismo tiempo, se simplifica la gestión. Todas las acciones están previstas para 2009. El desarrollo de sistemas de navegación por satélite como Galileo hará posible en el futuro esta «Internet de las mercancías» (información disponible en línea).

    2. Calidad y eficiencia sostenibles: la Comisión desea encontrar soluciones prácticas y jurídicas (2008) o realizar una evaluación comparativa de las terminales intermodales en 2010. Hasta finales de 2009 se determinará, junto con los interesados, un conjunto básico de indicadores genéricos y, al mismo tiempo, se supervisará la disponibilidad de datos estadísticos sobre la logística del transporte de mercancías. En el ámbito de la formación y el personal, la Comisión trabajará con los interlocutores sociales europeos en la elaboración de una lista de cualificaciones mínimas en materia de logística.

    3. Simplificación de las cadenas de transporte: en este ámbito se prevén diversas iniciativas. Los trámites administrativos se simplificarán mediante la creación de una «ventanilla única» y de un «trámite administrativo único» de aquí a 2012. También en 2008, la Comisión presentará una propuesta legislativa para la simplificación y la facilitación del transporte marítimo de corta distancia. En 2009 debe analizarse la posibilidad de establecer un documento de transporte único, independiente del modo de transporte. Es posible que la Comisión presente una propuesta en 2009 sobre una cláusula estándar de responsabilidad. Además, en 2008 elaborará normas europeas sobre la seguridad de los modos de transporte.

    4. Dimensiones de los vehículos y normas de carga: la Comisión analizará las normas relativas al peso y las dimensiones de los vehículos y, en su caso, propondrá una actualización de la Directiva 96/53/CE (2008). Además, trabajará en la normalización de las unidades intermodales europeas de carga (2007).

    5. Corredores «verdes» para el transporte: este concepto engloba una serie de variados objetivos de la Comisión. En primer lugar, ésta desea concentrar el transporte de mercancías en corredores en los que se utilicen la comodalidad y tecnologías avanzadas. En 2008 establecerá corredores verdes y organizará la cooperación entre las autoridades y las empresas de transporte. Para 2008 están previstas las primeras propuestas sobre redes ferroviarias de transporte de mercancías y, para 2012, las primeras propuestas sobre corredores.

    6. Logística del transporte de mercancías en las ciudades: en este apartado, la Comisión subraya la dimensión urbana del transporte de mercancías. Actualmente, se están elaborando recomendaciones de parámetros de referencia o indicadores de rendimiento, adoptados de común acuerdo, para medir la eficiencia y la sostenibilidad.

    2.3 Hacia una red ferroviaria con prioridad para las mercancías

    La Comisión estima que las dificultades del ferrocarril en el ámbito del transporte de mercancías estriban en la incapacidad para mejorar la cuota de mercado. Estas dificultades conciernen a la fiabilidad, las capacidades disponibles, la gestión de la información, la velocidad media y la flexibilidad. Lamentablemente, los resultados de la política ferroviaria de los quince últimos años no son suficientes para lograr los objetivos deseados de una transferencia. De hecho, en el transporte ferroviario de mercancías han disminuido de forma continua los costes y las tarifas y ha mejorado la competitividad, pero todavía no se ha alcanzado la plena interoperabilidad.

    El objetivo de la Comunicación es «la creación de una red ferroviaria europea que estructure una parte de la RTE-T donde el transporte de mercancías sea más fiable y eficaz». Esta red podría basarse en las redes actuales.

    Se proponen seis nuevas medidas:

    -  Creación de corredores orientados al transporte de mercancías: la Comisión propondrá una definición jurídica. Cada Estado miembro deberá participar en una de las estructuras de gestión de los corredores en 2012.

    -  Medición de la calidad del servicio en los corredores: tras la elaboración de un informe relativo a las medidas adoptadas por las empresas ferroviarias en materia de mejora de la calidad, la Comisión propondrá medidas legislativas sobre indicadores de calidad.

    -  Capacidad de la infraestructura de los corredores: a fin de evitar futuros puntos de congestión, la Comisión desea armonizar la capacidad de la infraestructura (longitud de los trenes, gálibo, etc.).

    -  Asignación de franjas al transporte internacional de mercancías: la Comisión propondrá medidas legislativas sobre la asignación internacional de franjas y favorecerá la cooperación entre las autoridades reguladoras nacionales.

    -  Normas sobre prioridad en caso de perturbación del tráfico: la Comisión reforzará las medidas legislativas relativas al transporte internacional de mercancías en caso de perturbación de la red. Las estructuras de gestión de las infraestructuras deben aplicar normas únicas sobre prioridad.

    -  Servicios ferroviarios anexos: la Comisión desea animar a las estructuras de gestión de los corredores y a los gestores de infraestructuras a establecer una red de terminales y zonas de maniobras eficaz. Además, deben adoptarse medidas legislativas con el fin de mejorar la transparencia y la facilidad de acceso a los servicios ferroviarios.

    3. Los contratos plurianuales en pro de la calidad de la infraestructura ferroviaria

    Seis años después de la votación del primer paquete de infraestructuras ferroviarias, existen dudas sobre la suficiencia de su financiación para garantizar la calidad y el rendimiento del sector. La consulta a los interesados realizada entre mayo de 2006 y septiembre de 2007 confirmó estas preocupaciones. En consecuencia, la falta de financiación ocasiona demoras en el mantenimiento necesario en las redes.

    La Comisión informa sobre la experiencia de los contratos plurianuales en pro de la calidad de la infraestructura ferroviaria y sobre las ventajas de estas formas de financiación propuestas como solución para la falta de financiación en la Directiva 2001/14/CE. Los contratos plurianuales ofrecen una perspectiva a más largo plazo para el mantenimiento de las redes ferroviarias. Puesto que, hasta el momento, sólo la mitad de los Estados miembros utiliza dichos contratos, y a niveles muy distintos, es necesario armonizar su uso.

    4. Observaciones más importantes del ponente

    Debido a la limitación de las competencias y los medios de la Unión Europea, el ponente propone reforzar la concentración en las prioridades pragmáticas:

    -  La Comisión debe identificar diez corredores transfronterizos y diez estrangulamientos y proponer soluciones antes de 2008.

    -  Debe mejorarse la definición de los corredores verdes atendiendo a su sostenibilidad, teniendo en cuenta criterios medioambientales europeos acordados en materia de ruido, cambio climático, contaminación atmosférica y consumo energético o fuentes de energía renovables.

    -  La gestión de las infraestructuras y los procedimientos administrativos deben normalizarse y simplificarse de forma transfronteriza.

    -  El conjunto de la cofinanciación comunitaria de la infraestructura de transporte debe hacerse compatible con los objetivos acordados para la organización ecológica de sistemas de transporte.

    Aunque la internalización de los costes externos y las propuestas de modificación de la euroviñeta hasta el 10 de junio de 2008 son muy importantes para conseguir una política de transporte de mercancías aceptable desde el punto de vista ambiental y social, el ponente se abstiene de volver a presentar propuestas en este sentido, puesto que hace poco que el Parlamento Europeo ha votado sobre esta cuestión, por ejemplo, en el informe sobre la política europea del transporte sostenible, teniendo en cuenta las políticas europeas en materia de energía y medio ambiente.

    RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN COMISIÓN

    Fecha de aprobación

    15.7.2008

     

     

     

    Resultado de la votación final

    +:

    –:

    0:

    39

    0

    0

    Miembros presentes en la votación final

    Gabriele Albertini, Inés Ayala Sender, Etelka Barsi-Pataky, Paolo Costa, Michael Cramer, Luis de Grandes Pascual, Christine De Veyrac, Saïd El Khadraoui, Robert Evans, Emanuel Jardim Fernandes, Francesco Ferrari, Brigitte Fouré, Mathieu Grosch, Georg Jarzembowski, Stanisław Jałowiecki, Timothy Kirkhope, Dieter-Lebrecht Koch, Sepp Kusstatscher, Jörg Leichtfried, Bogusław Liberadzki, Eva Lichtenberger, Seán Ó Neachtain, Paweł Bartłomiej Piskorski, Reinhard Rack, Gilles Savary, Brian Simpson, Renate Sommer, Ulrich Stockmann, Silvia-Adriana Ţicău, Yannick Vaugrenard, Roberts Zīle

    Suplente(s) presente(s) en la votación final

    Zsolt László Becsey, Johannes Blokland, Zita Gurmai, Lily Jacobs, Anne E. Jensen, Marie Panayotopoulos-Cassiotou, Corien Wortmann-Kool

    Suplente(s) (art. 178, apdo. 2) presente(s) en la votación final

    Constantin Dumitriu