INFORME sobre la aplicación de las disposiciones sociales en el ámbito del transporte por carretera

    10.9.2008 - (2008/2062(INI))

    Comisión de Empleo y Asuntos Sociales
    Ponente: Alejandro Cercas

    Procedimiento : 2008/2062(INI)
    Ciclo de vida en sesión
    Ciclo relativo al documento :  
    A6-0357/2008
    Textos presentados :
    A6-0357/2008
    Debates :
    Textos aprobados :

    PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO

    sobre la aplicación de las disposiciones sociales en el ámbito del transporte por carretera

    (2008/2062(INI))

    El Parlamento Europeo,

    - Visto el Informe de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo sobre las consecuencias de la exclusión de los conductores autónomos del ámbito de la Directiva 2002/15/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 11 de marzo de 2002, relativa a la ordenación del tiempo de trabajo de las personas que realizan actividades móviles de transporte por carretera (COM(2007)0266),

    - Visto el vigésimo tercer Informe de la Comisión sobre la aplicación en el periodo 2003-2004 del Reglamento (CEE) nº 3820/85 relativo a la armonización de determinadas disposiciones en materia social en el sector de los transportes por carretera (COM(2007)0622),

    - Visto el Reglamento (CEE) n° 3820/85 del Consejo, de 20 de diciembre de 1985, relativo a la armonización de determinadas disposiciones en materia social en el sector de los transportes por carretera[1],

    - Vista la Directiva 2002/15/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 11 de marzo de 2002, relativa a la ordenación del tiempo de trabajo de las personas que realizan actividades móviles de transporte por carretera[2],

    - Visto el Reglamento (CE) n° 561/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 15 de marzo de 2006, relativo a la armonización de determinadas disposiciones en materia social en el sector de los transportes por carretera y por el que se modifican los Reglamentos (CEE) n° 3821/85 y (CE) n° 2135/98 del Consejo y se deroga el Reglamento (CEE) n° 3820/85 del Consejo[3],

    - Vista la Directiva 2006/22/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 15 de marzo de 2006, sobre las condiciones mínimas para la aplicación de los Reglamentos del Consejo (CEE) n° 3820/85 y (CEE) n° 3821/85 en lo que respecta a la legislación social relativa a las actividades de transporte por carretera y por la que se deroga la Directiva 88/599/CEE del Consejo[4],

    - Vista la sentencia, de 24 de septiembre de 2004, en los asuntos acumulados C-184/02 y C-223/02, Reino de España y República de Finlandia contra Parlamento Europeo y Consejo de la Unión Europea, en la que el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas establece que los conductores autónomos no pueden quedar permanentemente excluidos del ámbito de aplicación de la Directiva 2002/15/CE,

    - Visto el dictamen del Comité Económico y Social Europeo sobre la Comunicación de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo titulada «Por una Europa en movimiento. Movilidad sostenible para nuestro continente - Revisión intermedia del Libro Blanco del transporte de la Comisión Europea de 2001»[5],

    - Vistas las cartas del Presidente de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales al Comisario Vladimir Spidla y al Vicepresidente Jacques Barrot, de 21 de junio de 2007 y 29 de junio de 2007, y la respuesta del Vicepresidente Barrot, de 3 de octubre de 2007,

    - Visto el informe de la Fundación Europea para la Mejora de las Condiciones de Vida y de Trabajo titulado «Impact of the working time directive on collective bargaining in the road transport sector»[6],

    - Visto el artículo 45 de su Reglamento,

    - Vistos el informe de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales y la opinión de la Comisión de Transportes y Turismo (A6-0357/2008),

    A.  Considerando que algunos Estados miembros no transmitieron dentro de los plazos las informaciones a cuya transmisión están obligados por el Reglamento del Consejo (CEE) n° 3820/85 y relativas a las actividades de inspección y de control que efectuaron durante el período 2003-2004, lo que hizo que el informe de la Comisión (COM(2007)0622) sobre la aplicación de dicho Reglamento durante el citado período se presentara con año y medio de retraso,

    B.   Considerando que el número de infracciones detectadas ha permanecido estable, mientras que ha aumentado el de infracciones denunciadas en algunos Estados miembros de forma considerable, apreciándose una tendencia al incremento de los casos de incumplimiento de las normas sobre interrupciones y tiempos de descanso, frente a una disminución de las infracciones de los tiempos máximos de conducción,

    C.  Considerando que el próximo informe bienal será el primero en incluir obligatoriamente informaciones sobre la transposición de la Directiva 2002/15/CE[7],

    D.  Considerando que es de interés general que las normas en materia de tiempo de trabajo, conducción y de reposo tanto de los trabajadores móviles y como de los autónomos se apliquen correctamente,

    E.   Considerando que el objetivo de la Directiva 2002/15/CE es establecer prescripciones mínimas relativas a la ordenación del tiempo de trabajo para mejorar la protección de la seguridad y la salud de las personas que realizan actividades móviles de transporte por carretera, así como mejorar la seguridad vial y aproximar las condiciones de competencia,

    F.   Considerando que la Directiva 2002/15/CE entró en vigor el 23 de marzo de 2002 y los Estados miembros disponían de un plazo de tres años, que finalizó el 23 de marzo de 2005, para aplicar sus disposiciones, y que la mayoría de los Estados miembros no han conseguido transponer la Directiva durante este periodo de transición de tres años,

    G.  Considerando que, dos años después del período de transición previsto para la transposición de la Directiva 2002/15/CE, algunos Estados miembros siguen sin haber transpuesto todas las disposiciones de la Directiva,

    H.  Considerando que los conductores autónomos están excluidos del ámbito de aplicación de la Directiva 2002/15/CE hasta al menos el 23 de marzo de 2009,

    I.    Considerando que, en el informe de la Comisión sobre las consecuencias de la exclusión de los conductores autónomos del ámbito de aplicación de la Directiva 2002/15/CE, se exponen las ventajas y los inconvenientes tanto de la inclusión como de la exclusión de los conductores autónomos, pero sin sacar conclusiones definitivas,

    J.    Considerando que el Parlamento ha resaltado en diferentes momentos la importancia de luchar contra la práctica fraudulenta del sector consistente en clasificar a muchos empleados como conductores autónomos,

    K.  Considerando que es importante eliminar las disparidades entre los Estados miembros y contribuir a garantizar una competencia equitativa en el sector del transporte por carretera incluyendo a los conductores autónomos,

    L.   Considerando que es importante mantener la coherencia con el ámbito de aplicación del Reglamento (CEE) nº 3820/85 relativo a las duraciones de conducción y al tiempo de descanso, que no hace distinción entre los conductores,

    M.  Considerando que la limitación del tiempo de trabajo para el sector del transporte por carretera tiene un efecto positivo sobre la seguridad en la carretera mucho más amplio si se incorpora a los conductores autónomos,

    N.  Considerando que la inclusión de los conductores autónomos no menoscaba su capacidad ni la necesidad de dedicarse a tareas administrativas o de gestión para su empresa, puesto que, a efectos de la Directiva 2002/15/CE, el tiempo de trabajo se limita a las actividades vinculadas directamente con el transporte por carretera,

    O.  Considerando que los agentes sociales representados en el Comité Económico y Social Europeo mantienen un amplio acuerdo a favor de la inclusión de los trabajadores autónomos, para así asegurar una igualdad de trato para todos los trabajadores del sector, evitar distorsiones de la competencia y promover mejores condiciones de trabajo,

    P.   Considerando que el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas ha establecido claramente que el artículo 71 del Tratado CE es una base jurídica suficiente para la aplicación de la Directiva 2002/15/CE a los trabajadores autónomos, precisamente porque contribuye a los objetivos de la seguridad vial y de aproximación de las condiciones de competencia,

    Q.  Considerando que la Comunicación y el Informe de la Comisión sobre las consecuencias de la exclusión de los conductores autónomos del ámbito de la Directiva 2002/15/CE, citados más arriba, muestran que siguen siendo preocupantes los retrasos en materia de transposición y aplicación de la Directiva 2002/15/CE en algunos Estados miembros, así como de otras normativas en materia social en el transporte por carretera,

    R.   Considerando que, aunque algunos Estados miembros no hayan transpuesto todavía la Directiva 2002/15/CE, los informes de aplicación bianuales deben presentarse dentro del calendario previsto en la propia Directiva,

    1.   Deplora las notables diferencias que siguen apreciándose en relación con la aplicación y ejecución del Reglamento (CEE) n° 3820/85; observa que los Estados miembros deben hacer mayores esfuerzos para garantizar una aplicación eficiente y armonizada de las disposiciones en materia social mejoradas;

    2.   Se declara preocupado por las insuficiencias y los retrasos en materia de transposición y aplicación de la Directiva 2002/15/CE en algunos Estados miembros; considera necesario que dichos Estados miembros faciliten con rapidez una aclaración y comentarios sobre las razones del incumplimiento, junto con la mención de los obstáculos que puedan subsistir;

    3.   Recuerda que la Directiva 2002/15/CE contiene disposiciones mínimas, y que su transposición no puede tener como resultado un menor nivel de protección de los trabajadores ni un menor grado de respeto de las condiciones más favorables en determinados Estados miembros en virtud de la legislación laboral general o de convenios colectivos;

    4.   Pide a los Estados miembros que aceleren el proceso de transposición y muestren la mayor diligencia en la aplicación de las normativas sociales sobre el transporte por carretera para ajustarse al interés general de la seguridad vial y la salud y seguridad de los conductores, y establecer un marco inequívoco de competencia leal;

    5.   Pide a la Comisión que se realicen los informes de aplicación de la Directiva 2002/15/CE en los plazos bianuales previstos, aunque aún existan Estados miembros pendientes de trasponer esta normativa a su legislación nacional;

    6.   Expresa su preocupación por el número de infracciones, invariablemente elevado, concretamente en el ámbito del transporte de viajeros, y espera de los Estados miembros que cumplan en mayor medida las normas vigentes; pide a los Estados miembros que emprendan un mayor número de iniciativas conjuntas de fomento del intercambio de información y de personal y de controles concertados;

    7.   Pide a la Comisión la máxima firmeza frente a las infracciones de los Estados miembros respecto a la legislación comunitaria sobre elementos sociales del transporte por carretera, que prevea medidas coercitivas en caso de incumplimiento de las disposiciones y que actúe preventivamente y, si es preciso, por la vía jurisdiccional, para asegurar un riguroso cumplimiento de la legislación comunitaria;

    8.   Pide a la Comisión que, para octubre de 2008 y en el marco del procedimiento de comitología del Reglamento (CE) nº 561/2006, presente orientaciones con miras a una definición y una clasificación uniformes de las infracciones;

    9.   Pide a la Comisión que, en el estudio oficial de impacto, considere la dimensión social de la seguridad vial y de la salud y la seguridad de los conductores y otros usuarios de la carretera con la adecuada prioridad frente a cualquier otra consideración, con vistas a la presentación de una propuesta legislativa para modificar la Directiva 2002/15/CE, tal como se solicita en su artículo 2, apartado 1;

    10. Pide a la Comisión que, al elaborar su estudio oficial de impacto mencionado más arriba, tenga en cuenta las difíciles condiciones de trabajo de los conductores de camiones que viajan a través de Europa, debido a la falta de acceso a zonas de descanso adecuadas, a pesar de que, en el artículo 12 del Reglamento (CE) nº 561/2006[8] sobre el tiempo de conducción y de descanso, se reconoce expresamente la importancia de disponer de un número suficiente de instalaciones de descanso seguras y protegidas para los conductores profesionales en la red de autopistas de la UE; pide, por tanto, a la Comisión que siga en la línea del proyecto piloto sobre zonas de aparcamiento seguras y protegidas lanzado por el Parlamento Europeo y tenga en cuenta las medidas recomendadas en el dictamen del Comité Económico y Social Europeo sobre «La política europea de seguridad vial y los conductores profesionales — Aparcamientos seguros y vigilados»[9];

    11. Pide a la Comisión que en el estudio oficial de impacto considere plenamente la posición y las razones del Parlamento en favor de que los trabajadores autónomos se integren completamente en el ámbito de aplicación de la Directiva 2002/15/CE;

    12. Pide a la Comisión que en el estudio oficial de impacto considere la opinión general en el sector del transporte sobre la oportunidad de incluir a los autónomos, y considera que sería sumamente difícil distinguir legalmente y perseguir la figura del falso autónomo, sin olvidar las dificultades prácticas y burocráticas que habría que superar para tener la garantía de que tales figuras no serían usadas masivamente para exonerarse de los límites a las jornadas de trabajo;

    13. Pide a la Comisión que presente con la suficiente antelación las iniciativas pertinentes para que el 23 de marzo de 2009 pueda entrar en pleno vigor, con todos sus elementos, la Directiva 2002/15/CE y se extienda su campo de aplicación a los trabajadores autónomos;

    14. Pide a la Comisión que vele por que los estudios de impacto se completen con carácter urgente, de forma que se pueda realizar sin más dilación un análisis objetivo de los cambios que pueda proceder examinar;

    15. Pide a la Comisión que analice los controles en carretera realizados en los distintos Estados miembros y que presente al Parlamento un informe al respecto; pide a la Comisión, en la medida en que haya modalidades de control que limiten la libre circulación de los bienes o de las personas, que reexamine la legislación comunitaria vigente y que presente una propuesta de modificación para garantizar un sistema uniforme de control en carretera;

    16. Pide a los Estados miembros y a la Comisión que presenten los datos recogidos y los informes de ejecución basados en dichos datos con mayor premura, de modo que las adaptaciones legales que resultaren necesarias puedan efectuarse sin más dilaciones;

    17. Considera que los datos publicados sobre infracciones confirman una vez más su punto de vista de que urge efectuar ciertos ajustes en la legislación; expresa su convicción de que, con la entrada en vigor en mayo de 2006 de la Directiva 2006/22/CE[10], y la del Reglamento 561/2006[11] en abril de 2007, en el futuro la aplicación de la normativa será más rigurosa y homogénea;

    18. Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo y a la Comisión, así como a los Gobiernos y Parlamentos de los Estados miembros, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones.

    • [1]  DO L 370 de 31.12.1985, p. 1.
    • [2]  DO L 80 de 23.3.2002, p.35.
    • [3]  DO L 102 de 11.4.2006, p. 1.
    • [4]  DO L 102 de 11.4.2006, p. 35.
    • [5]  DO C 161 de 13.7.2007, p. 89.
    • [6]  http://www.eurofound.europa.eu/docs/eiro/tn0704039s/tn0704039s.pdf.
    • [7]  DO L 80 de 23.3.2002, p. 35.
    • [8]  Reglamento (CE) nº 561/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 15 de marzo de 2006 , relativo a la armonización de determinadas disposiciones en materia social en el sector de los transportes por carretera (DO L 102, de 11.4.2006, p. 1).
    • [9]  DO C 175 de 27.7. 2007, p. 88.
    • [10]  Directiva 2006/22/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 15 de marzo de 2006, sobre las condiciones mínimas para la aplicación de los Reglamentos del Consejo (CEE) nº 3820/85 y (CEE) nº 3821/85 en lo que respecta a la legislación social relativa a las actividades de transporte por carretera.
    • [11]  Reglamento (CE) nº 561/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 15 de marzo de 2006, relativo a la armonización de determinadas disposiciones en materia social en el sector de los transportes por carretera (DO L 102 de 11.4.2006, p.1).

    EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

    El transporte por carretera desempeña en Europa un papel primordial entre las actividades económicas y continúa con una evolución muy dinámica y en crecimiento. El sector es muy importante por lo que se refiere al empleo ya que ocupa directamente a más de 3 millones de personas en el conjunto de la Unión. Desgraciadamente la transposición y el respeto a nivel nacional de las normativas sociales en el sector, concretamente las normas sobre la ordenación del tiempo de trabajo y las relativas al tiempo de conducción y descanso, dejan mucho que desear con los consiguientes efectos y riesgos sobre la seguridad vial y sobre la salud y la seguridad de los conductores, como viene señalando el Parlamento.

    Por otra parte, la intensa competencia dentro del sector y con otros sectores del transporte necesita de normas claras y de procedimientos eficaces de control y sanción para evitar que la ausencia de respeto de las normas comunes sea una vía para quebrar el principio de competencia leal, que es una condición indispensable para el funcionamiento ordenado y racional del sector en el espacio económico europeo. Respetar la competencia leal y el exacto cumplimiento de las normas sobre conducción, trabajo y descanso, son las dos caras de la misma moneda y son los requisitos básicos para asegurar, simultáneamente, la seguridad vial de los ciudadanos de la Unión y la salud y seguridad de los conductores de transportes de personas y mercancías.

    Para asegurar estos importantes y difíciles desafíos, se ha producido un importante aparato normativo, no siempre todo lo claro y coherente que sería preciso y, sobre todo, no siempre diligentemente transpuesto a las legislaciones nacionales y llevado a la práctica en las actividades de transporte de todos los Estados miembros.

    Existen dos bloques de legislación que caminan por sendas no siempre coincidentes: la relativa a tiempos de conducción y descanso, de la que suele conocer la Comisión de Transportes y Turismo de este Parlamento, que dispone de una nueva legislación[1], y la legislación relativa a la ordenación del tiempo de trabajo de las persones que realizan actividades móviles de transporte por carretera, contenida en la Directiva 2002/15/CE de 11 de marzo de 2002, que viene ocupando las preocupaciones de la Comisión de Empleo y que es el motivo principal de este informe.

    En concreto los objetivos de salud y seguridad que procura la Directiva 2002/15/CE adolecen aún de dos tipos de cuestiones:

    1.  En primer lugar, de los fallos en la transposición al derecho nacional. Los Estados miembros dispusieron, hasta el 23 de marzo 2005, de tres años después de la entrada en vigor, para aplicar las disposiciones de la misma. En dicha fecha, un tercio de los Estados miembros habían incumplido y, aún hoy, cuatro de ellos no han comunicado las medidas de transposición, por lo cual la Comisión estima que no está en disposición de publicar su primer informe bianual de aplicación, que debería haber hecho en marzo de 2007.

    2.  En segundo lugar, continúa la incertidumbre y está aún sin concretar la inclusión de los autónomos en el campo de la aplicación de la Directiva, como pedía el Parlamento, y que sólo se consiguió tras ardua conciliación con el Consejo. La Comisión emitió el día 23 de mayo de 2007 el preceptivo informe (COM(2007)266) sobre las consecuencias de la exclusión de los conductores autónomos del ámbito de la Directiva 2002/15/CE. Dicho informe debería haber clarificado el alcance de las iniciativas legislativas que la Comisión debe proponer para que la inclusión de los autónomos pueda ser realidad el próximo día 23 de marzo de 2009, tal como se prevé en el artículo 2.1 de la Directiva 2002/15/CE. Sin embargo, el informe de la Comisión concluyó que no estaba aún en condiciones de iniciar la propuesta que está autorizada y que debe realizar una evaluación más en profundidad tomando en consideración otros elementos, entre los que cita el nuevo Reglamento (CE) nº 561/2006 sobre tiempo de conducción y descanso. De la lectura de este documento muchos deducen que la Comisión ya no defiende la inclusión de los autónomos con el vigor que lo hacía en el pasado, y que las consideraciones económicas se anteponen o colisionan con las sociales.

    Con fechas 21 de junio de 2007 y 29 de octubre de 2007, y en nombre de la Comisión de Empleo, su Presidente Jan Andersson, remitió al Comisario Vladimir Spidla y al Vicepresidente Jacques Barrot una comunicación oficial en la que expresaba su satisfacción porque "la Comisión continúe considerando que una reducción del tiempo de trabajo para el sector en su conjunto, incluidos los autónomos, tendría un efecto positivo en la seguridad vial". La carta terminaba recordando que "es en efecto importante mantener la coherencia con el Reglamento sobre el tiempo de conducción y de descanso, evitar una fragmentación de la industria por la clasificación de muchos empleados como conductores autónomos (falsos), así como asegurar una competencia leal a través de la aplicación de la Directiva en todo el sector de transporte por carretera".

    El Vicepresidente Barrot contestó a la carta y dijo que en el estudio disponible no hay una conclusión definitiva sobre la inclusión o exclusión de los trabajadores autónomos, lo que obliga a continuar profundizando. Por ello, se ha iniciado un estudio oficial de impacto sobre las tres opciones posibles:

    A.  mantener la Directiva como está, que resultará en una inclusión total y automática de los trabajadores autónomos a partir de 23 marzo 2009;

    B.  fortalecer la Directiva con disposiciones para asegurar la inclusión de los llamados "falsos autónomos" dentro del ámbito de aplicación de la Directiva, mientras que los trabajadores autónomos reales quedarían excluidos;

    C.  extender el ámbito de aplicación de la Directiva a todos los conductores autónomos excepto a los conductores autónomos que sólo realizan actividades de transporte nacional.

    A la vista del tiempo transcurrido se hace necesario que el Parlamento se pronuncie con el doble objetivo de que antes del final de nuestro mandato la Directiva sea una realidad completa y en toda Europa, y de que la Comisión recuerde que la posición del Parlamento fue la firme defensa de la incorporación de todos los trabajadores del sector a la ordenación del tiempo de trabajo, única manera de asegurar eficaz y simultáneamente

    - la seguridad vial

    - la salud y seguridad de los conductores

    - la competencia leal dentro del sector y en el espacio común europeo.

    • [1]  Reglamento (CE) n° 561/2006 del Parlamento Europeo y el Consejo, de 15 de marzo de 2006, relativo a la armonización de determinadas disposiciones en materia social en el sector de los transportes por carretera y por el que se modifican los Reglamentos (CEE) n° 3821/85 y (CE) n° 2135/98 del Consejo y se deroga el Reglamento (CEE) n° 3820/85 del Consejo (DO L 102 de 11.4. 2006, p. 1), y la Directiva 2006/22/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 15 de marzo de 2006, sobre las condiciones mínimas para la aplicación de los Reglamentos del Consejo (CEE) n° 3820/85 y (CEE) n° 3821/85 en lo que respecta a la legislación social relativa a las actividades de transporte por carretera y por la que se deroga la Directiva 88/599/CEE del Consejo (DO L 112 de 11.4. 2006, p. 35).

    OPINIÓN de la Comisión de Transportes y Turismo (1.7.2008)

    para la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales

    sobre la aplicación de las disposiciones sociales en el ámbito del transporte por carretera
    (2008/2062(INI))

    Ponente de opinión: Helmuth Markov

    SUGERENCIAS

    La Comisión de Transportes y Turismo pide a la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de resolución que apruebe:

    A. Considerando que algunos Estados miembros no transmitieron a tiempo las informaciones a cuya transmisión están obligados por el Reglamento del Consejo (CEE) n° 3820/85, de 20 de diciembre de 1985, relativo a la armonización de determinadas disposiciones en materia social en el sector de los transportes por carretera[1], relativas a las actividades de inspección y de control que efectuaron durante el período 2003-2004, lo que hizo que el informe de la Comisión (COM(2007)0622) sobre la aplicación de dicho Reglamento durante el citado período se presentara con año y medio de retraso,

    B.  Considerando que el próximo informe bienal será el primero en presentar obligatoriamente informaciones sobre la transposición de la Directiva 2002/15/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 11 de marzo de 2002, relativa a la ordenación del tiempo de trabajo de las personas que realizan actividades móviles de transporte por carretera[2],

    C. Considerando que cinco Estados miembros (Bélgica, Alemania, Francia, Luxemburgo y Austria) incrementaron durante el período 2003-2004 el número de jornadas laborales en que efectuaron controles, mientras que los demás Estados miembros redujeron sus jornadas de control, aunque siguen por debajo de la cuota mínima prescrita,

    D. Considerando que el número de infracciones detectadas ha permanecido estable, mientras que ha aumentado el de incumplimientos sancionados en algunos Estados miembros de forma considerable, apreciándose un incremento de los casos de incumplimiento de las normas sobre interrupciones y tiempos de descanso, frente a una disminución de las infracciones de los tiempos máximos de conducción,

    1.  Deplora las notables diferencias que siguen apreciándose en relación con la aplicación y ejecución del Reglamento (CEE) n° 3820/85; comprueba que los Estados miembros deben hacer mayores esfuerzos para garantizar una aplicación eficiente y armonizada de las disposiciones en materia social mejoradas;

    2.  Expresa su preocupación por el número de infracciones, invariablemente elevado, concretamente también en el ámbito del transporte de viajeros, y espera de los Estados miembros una mayor vigilancia sobre el debido cumplimiento de las normas vigentes; insta a los Estados miembros a que lleven a cabo un mayor número de iniciativas de fomento del intercambio de información y de personal y de controles concertados;

    3.  Pide a la Comisión que analice los controles en carretera realizados en los distintos Estados miembros y que presente al Parlamento un informe al respecto; pide a la Comisión, en la medida en que haya modalidades de control que limiten la libre circulación de los bienes o de las personas, que reevalúe la legislación comunitaria vigente y que presente una propuesta de modificación para garantizar un sistema uniforme de control en carretera;

    4.  Pide a los Estados miembros y a la Comisión que presenten los datos recogidos y los informes de ejecución basados en dichos datos con mayor premura, de modo que las adaptaciones legales que resultaren necesarias puedan efectuarse sin más dilaciones;

    5.  Se ve de nuevo corroborado, por los datos publicados, en su apreciación de que era urgente efectuar ciertos ajustes en la legislación; expresa su convicción de que ahora, con la entrada en vigor en mayo de 2006 de la Directiva 2006/22/CE[3], y la del Reglamento 561/2006[4] en abril de 2007, la aplicación de la normativa será más rigurosa y homogénea;

    6.  Insta a la Comisión a que presente para octubre de 2008 y en el marco del procedimiento de comitología del Reglamento (CE) nº 561/2006 orientaciones con miras a una definición y una clasificación uniformes de las infracciones;

    7.  Censura los retrasos en la transposición y aplicación de la Directiva 2002/15/CE, cuya incorporación a los ordenamientos jurídicos de los Estados miembros debía haberse producido el 23 de marzo de 2005, a más tardar; insiste en que la excepción temporal relativa a los trabajadores autónomos debe quedar derogada a partir de 2009, conforme está previsto, y que el tiempo máximo de trabajo durante cada período de dos semanas no ha de exceder de 100 horas;

    8.  Pide a la Comisión y a los Estados miembros que tomen las medidas necesarias para asegurar el nivel necesario de inversiones en el desarrollo de infraestructuras de transporte por carretera; considera que, en este contexto, debería ser prioritaria la construcción de aparcamientos seguros;

    9.  Exhorta a la Comisión a que examine las obligaciones administrativas con miras a su eficiencia y a su simplificación;

    10. Insta a la Comisión a que tome medidas en general para reclamar la aplicación y el control,

    RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN COMISIÓN

    Fecha de aprobación

    24.6.2008

     

     

     

    Resultado de la votación final

    +:

    –:

    0:

    39

    2

    0

    Miembros presentes en la votación final

    Inés Ayala Sender, Etelka Barsi-Pataky, Paolo Costa, Michael Cramer, Luis de Grandes Pascual, Arūnas Degutis, Christine De Veyrac, Petr Duchoň, Saïd El Khadraoui, Robert Evans, Francesco Ferrari, Brigitte Fouré, Mathieu Grosch, Georg Jarzembowski, Timothy Kirkhope, Dieter-Lebrecht Koch, Jaromír Kohlíček, Bogusław Liberadzki, Eva Lichtenberger, Seán Ó Neachtain, Josu Ortuondo Larrea, Paweł Bartłomiej Piskorski, Reinhard Rack, Brian Simpson, Renate Sommer, Dirk Sterckx, Silvia-Adriana Ţicău, Yannick Vaugrenard

    Suplente(s) presente(s) en la votación final

    Margrete Auken, Philip Bradbourn, Lily Jacobs, Elisabeth Jeggle, Maria Eleni Koppa, Helmuth Markov, Rosa Miguélez Ramos, Vural Öger, Marie Panayotopoulos-Cassiotou

    Suplente(s) (art. 178, apdo. 2) presente(s) en la votación final

    Ioannis Gklavakis, Helmut Kuhne, Maria Petre, Eoin Ryan

    • [1]  DO L 370 de 31.12.1985, p. 1.
    • [2]  DO L 80, de 23.3.2002, p. 35.
    • [3]  Directiva 2006/22/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 15 de marzo de 2006 , sobre las condiciones mínimas para la aplicación de los Reglamentos del Consejo (CEE) nº 3820/85 y (CEE) nº 3821/85 en lo que respecta a la legislación social relativa a las actividades de transporte por carretera (DO L 102, de 11.4.2006, p. 35).
    • [4]  Reglamento (CE) nº 561/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 15 de marzo de 2006, relativo a la armonización de determinadas disposiciones en materia social en el sector de los transportes por carretera (DO L 102 de 11.4.2006, p.1).

    RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN COMISIÓN

    Fecha de aprobación

    10.9.2008

     

     

     

    Resultado de la votación final

    +:

    –:

    0:

    29

    16

    1

    Miembros presentes en la votación final

    Jan Andersson, Edit Bauer, Iles Braghetto, Philip Bushill-Matthews, Milan Cabrnoch, Alejandro Cercas, Ole Christensen, Derek Roland Clark, Jean Louis Cottigny, Jan Cremers, Proinsias De Rossa, Harald Ettl, Richard Falbr, Carlo Fatuzzo, Ilda Figueiredo, Roger Helmer, Stephen Hughes, Karin Jöns, Ona Juknevičienė, Jean Lambert, Bernard Lehideux, Elizabeth Lynne, Thomas Mann, Maria Matsouka, Mary Lou McDonald, Elisabeth Morin, Juan Andrés Naranjo Escobar, Csaba Őry, Siiri Oviir, Pier Antonio Panzeri, Rovana Plumb, Jacek Protasiewicz, Elisabeth Schroedter, José Albino Silva Peneda, Jean Spautz, Gabriele Stauner, Ewa Tomaszewska, Anne Van Lancker, Gabriele Zimmer

    Suplente(s) presente(s) en la votación final

    Petru Filip, Donata Gottardi, Rumiana Jeleva, Sepp Kusstatscher, Claude Moraes, Roberto Musacchio, Csaba Sógor