INFORME sobre la transposición, aplicación y ejecución de la Directiva 2005/29/CE relativa a las prácticas comerciales desleales de las empresas en sus relaciones con los consumidores en el mercado interior y la Directiva 2006/114/CE sobre publicidad engañosa y publicidad comparativa

18.12.2008 - (2008/2114 (INI))

Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor
Ponente: Barbara Weiler

Procedimiento : 2008/2114(INI)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento :  
A6-0514/2008
Textos presentados :
A6-0514/2008
Textos aprobados :

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO

Sobre la transposición, aplicación y ejecución de la Directiva 2005/29/CE relativa a las prácticas comerciales desleales de las empresas en sus relaciones con los consumidores en el mercado interior y la Directiva 2006/114/CE sobre publicidad engañosa y publicidad comparativa

(2008/2114(INI))

El Parlamento Europeo,

–   Visto el Tratado constitutivo de la Comunidad Europea y, en concreto, las disposiciones del mismo por las que se establece el mercado interior y que garantizan a las empresas la libre prestación de servicios en otros Estados miembros,

- Vista la Directiva 2005/29/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 11 de mayo de 2005, relativa a las prácticas comerciales desleales de las empresas en sus relaciones con los consumidores en el mercado interior[1] («Directiva sobre las prácticas comerciales desleales»),

- Vista la Directiva 2006/114/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 12 de diciembre de 2006, sobre publicidad engañosa y publicidad comparativa [2],

- Vista la Directiva 97/55/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 6 de octubre de 1997, por la que se modifica la Directiva 84/450/CEE sobre publicidad engañosa, a fin de incluir en la misma la publicidad comparativa[3],

- Vista la Directiva 84/450/CEE del Consejo, de 10 de septiembre de 1984, relativa a la aproximación de las disposiciones legales, reglamentarias y administrativas de los Estados miembros en materia de publicidad engañosa[4],

- Visto el Reglamento (CE) nº 2006/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de octubre de 2004, sobre la cooperación entre las autoridades encargadas de la aplicación de la legislación de protección de los consumidores (Reglamento sobre la cooperación en materia de protección de los consumidores)[5],

- Vista la Directiva 98/27/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 19 de mayo de 1998 relativa a las acciones de cesación en materia de protección de los intereses de los consumidores[6], y al informe de la Comisión, de 18 de noviembre de 2008, concerniente a su aplicación (COM(2008)0756),

–    Visto el Libro Verde de la Comisión, de 27 de noviembre de 2008, sobre el recurso colectivo de los consumidores (COM(2008)0794),

- Vista la Comunicación de la Comisión de 13 de marzo de 2007 sobre la estrategia comunitaria en materia de política de los consumidores 2007-2013 (COM(2007)0099),

- Vistas las más de 400 peticiones sobre empresas fraudulentas dedicadas a la elaboración de directorios profesionales de 24 Estados miembros y 19 países terceros, recibidas por la Comisión de Peticiones,

- Vista su Resolución, de 16 de diciembre de 2008, sobre empresas fraudulentas dedicadas a la elaboración de directorios profesionales[7],

- Visto el Acuerdo Interinstitucional «Legislar mejor»[8],

- Visto el artículo 45 de su Reglamento,

–    Visto el informe de la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor (A6‑0514/2008),

A.  Considerando que la estrategia comunitaria de protección de los consumidores 2007-2013 de la Comisión pretende «mejorar el seguimiento de los mercados de consumo y de las políticas nacionales de los consumidores» y, en concreto, lograr «la transposición oportuna y uniforme de la Directiva sobre las prácticas comerciales desleales»,

B.   Considerando que la Directiva sobre prácticas comerciales desleales representa un nuevo enfoque en el ámbito de la legislación comunitaria de los consumidores, instituyendo la máxima armonización en la protección de los consumidores frente a las prácticas comerciales desleales,

C.  Considerando que la Directiva sobre publicidad engañosa y publicidad comparativa codifica la Directiva 84/450/CEE y, en concreto, las enmiendas a la misma introducidas por la Directiva 97/55/CE, reduciendo su ámbito a las operaciones entre empresas (B2B),

D.  Considerando que el ámbito de la Directiva sobre prácticas comerciales desleales está limitado a las transacciones entre empresas y consumidores, sin cubrir todas las prácticas comerciales sino únicamente las que pueden considerarse injustas; considerando que dicha Directiva se limita a las prácticas comerciales susceptibles de perjudicar los intereses de los consumidores, y que no se requieren, en el marco de la Directiva, ajustes de la legislación nacional de protección de las empresas frente a las prácticas comerciales desleales de otras empresas,

E.   Considerando que tres Estados miembros no han comunicado a la Comisión las medidas adoptadas para transponer la Directiva sobre prácticas comerciales desleales, concretamente, Alemania, España y Luxemburgo; considerando que se han remitido al Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas (TJCE) tres peticiones de decisión prejudicial sobre la compatibilidad con la Directiva sobre prácticas comerciales desleales con las medidas nacionales; considerando que la Comisión considera que se han detectado transposiciones inadecuadas en algunos Estados miembros,

F.   Considerando que las Directivas sobre prácticas comerciales desleales y sobre publicidad engañosa y comparativa dejan a los Estados miembros una considerable discreción sobre los remedios jurídicos y sanciones a adoptar por la vulneración de sus disposiciones,

G.  Considerando la inexistencia remedios jurídicos efectivos contra las infracciones de la Directiva sobre prácticas comerciales desleales, así como la deficiente aplicación de la misma, como, entre otros factores, ponen de manifiesto las empresas de directorios profesionales que realizan prácticas desleales,

Introducción

1.   Subraya la importancia de las mencionadas Directivas para aumentar la confianza de los consumidores y de los profesionales en la realización de operaciones transfronterizas y para garantizar una mayor seguridad jurídica para las empresas sobre la admisibilidad de diferentes prácticas comerciales y tipos de publicidad en el mercado interior;

2.   Destaca la Directiva sobre prácticas comerciales desleales como un hito legislativo en materia de legislación sobre protección al consumidor de la UE, cuya transposición, aplicación y ejecución serán una fuente esencial en la futura evolución de la legislación sobre protección del consumidor de la UE, así como en el pleno aprovechamiento de las posibilidades del mercado interior y el desarrollo de los intercambios transfronterizos y del comercio electrónico;

3.   Está firmemente convencido de que la adecuada transposición, aplicación y ejecución de estas Directivas es esencial para lograr sus objetivos, en particular teniendo en cuenta las diferencias existentes en los sistemas de ejecución y las técnicas de aplicación de los Estados miembros, la complejidad de algunos conceptos jurídicos incluidos en las Directivas, las diversas y prolijas normas nacionales que regulan las prácticas comerciales desleales y la publicidad, y el amplio ámbito de aplicación de las Directivas;

4.   Pide a la Comisión que, de conformidad con el considerando 8 de la Directiva sobre prácticas comerciales desleales, examine la necesidad de proteger a las PYME de las prácticas comerciales agresivas así como, si procede, que adopte las medidas de seguimiento que se impongan;

Codificación y transposición

5.   Celebra los esfuerzos de la Comisión para ayudar a los Estados miembros a transponer las Directivas sobre prácticas comerciales desleales y sobre publicidad engañosa y comparativa;

6.   Destaca la supresión del artículo 3 bis, apartado 2, de la Directiva 84/450/CEE, modificada por la Directiva 97/55/CE, relativo a «comparaciones que hagan referencia a una oferta especial», que no aparece ni en ninguna de las dos Directivas; lamenta que exista confusión sobre las consecuencias de esta supresión en las relaciones entre empresas y consumidores, lo que en concreto se pone de manifiesto en los distintos enfoques de los Estados miembros respecto al mantenimiento en sus legislaciones nacionales, tras la adopción de la Directiva sobre prácticas comerciales desleales, de disposiciones ya existentes que aplican el artículo 3 bis, apartado 2, de la Directiva 84/450/CEE, modificada por la Directiva 97/55/CE; insta a los Estados miembros a que investiguen este asunto con la ayuda de la Comisión y a adoptar posibles medidas de seguimiento;

7.   Considera que la Comisión debería bien presentar una propuesta de enmienda de la Directiva sobre publicidad engañosa y publicidad comparativa que incluya una lista «negra» de prácticas que deben considerarse engañosas en cualquier circunstancia o ampliar el ámbito de la Directiva sobre prácticas comerciales desleales para incluir los contratos entre empresas, con especial referencia al punto 21 del Anexo I de la misma; solicita a la Comisión que informe sobre las medidas adoptadas antes de diciembre de 2009;

8.   Observa que varios Estados miembros han dividido la «lista negra» incluida en el Anexo I de la Directiva sobre prácticas comerciales desleales, a la hora de transponerla e implementarla en sus sistemas jurídicos; considera que la división de la lista negra en distintas medidas legislativas nacionales origina confusión para las empresas y que podría conllevar distorsiones en la aplicación de la Directiva; pide a la Comisión que coopere con los Estados miembros en la adaptación de sus legislaciones nacionales, de forma que la visibilidad y utilidad de las «listas negras» para los consumidores sea la mayor posible;

9.   Insta a los Estados miembros a que revisen sus sistemas jurídicos para evitar el posible solapamiento entre las normas adoptadas en la transposición de las mencionadas Directivas y las disposiciones nacionales ya existentes, garantizando así una mayor seguridad para empresas y consumidores en lo concerniente al proceso de transposición;

10. Insta a los Estados miembros a que centren sus esfuerzos en la adecuada transposición, implementación y ejecución de las Directivas, así como en garantizar que se respetan todas las resoluciones judiciales nacionales y del TJCE relevantes en la materia;

11. Considera que la transposición incorrecta o lenta de las directivas por parte de los Estados miembros supone un obstáculo para los consumidores y las empresas en el comercio transfronterizo;

Implementación y ejecución

12. Destaca que algunos Estados miembros han establecido que sólo determinados órganos regulatorios puedan aplicar las normas nacionales adoptadas para la aplicación de la Directiva sobre prácticas comerciales desleales sin establecer un derecho directo de indemnización para los consumidores, quienes, en consecuencia, no están legitimados a presentar demandas de indemnización por los perjuicios derivados de prácticas comerciales desleales; insta a los Estados miembros que todavía no lo hayan hecho a que consideren la necesidad de otorgar a los consumidores un derecho directo de indemnización, para garantizar que están suficientemente protegidos frente a las prácticas comerciales desleales;

13. Celebra los resultados de las operaciones de barrido a escala de la UE de los sitios Web de las líneas aéreas y de melodías para móviles emprendidas por la Comisión como primer paso para supervisar mejor cómo se implementa y aplica la legislación sobre mercado interior, destacando la necesidad de llevar a cabo periódicamente los correspondientes controles ampliados; insta a la Comisión a que, en colaboración con la Red sobre la cooperación en materia de protección de los consumidores, recabe datos similares sobre la aplicación de la legislación del mercado interior en otros sectores clave del mercado interior;

14. Anima a la Comisión a desarrollar herramientas más eficaces para supervisar la aplicación de la normativa, como las operaciones de barrido («sweeps»), de forma que pueda mejorarse la aplicación de la legislación sobre protección al consumidor; pide a la Comisión que examine la viabilidad de integrar las operaciones de barrido en los mecanismos de control del Cuadro de Indicadores de Consumo;

15. Pide a todos los Estados miembros que cooperen plenamente con la Comisión en la realización y el seguimiento de las operaciones de barrido de la Comisión;

16. Subraya la importancia de disponer de información y datos realistas, oportunos y exactos para poder controlar adecuadamente los mercados de bienes de consumo; observa el papel clave que desempeñan las organizaciones empresariales y de consumidores en la facilitación de esos datos;

17. Subraya la importancia de la aplicación transfronteriza para el funcionamiento del mercado interior; pide a la Comisión que impulse adicionalmente la utilización de la Red sobre la cooperación en materia de protección de los consumidores, de forma que pueda mejorarse la aplicación transfronteriza de la ley; subraya la necesidad de dar mejor a conocer la Red de Centros Europeos de los Consumidores;

18. Insta a los Estados miembros a que dediquen a la aplicación transfronteriza de la ley los recursos de personal y financieros adecuados;

19. Pide a los Estados miembros y a las autoridades judiciales nacionales que refuercen la cooperación transfronteriza relativa a los servicios de bases de datos engañosos;

20. Celebra la iniciativa de la Comisión de establecer una base de datos accesible al público con las medidas nacionales adoptadas para la transposición de la Directiva sobre prácticas comerciales desleales, jurisprudencia al respecto y otra información relevante; pide a la Comisión que incluya en dicha base de datos los informes de seguimiento realizados por los expertos que, sobre la base de los casos documentados en la base de datos, formulen recomendaciones específicas para la mejora de la aplicación de la legislación; insta, asimismo, a la Comisión a que use esa base de datos para crear un sitio Web «de acceso único», donde tanto empresas como consumidores puedan obtener información sobre la legislación en vigor en los Estados miembros;

21. Pide a la Comisión y a los Estados miembros que organicen campañas de información con objeto de que los consumidores tomen más conciencia de sus derechos, ofreciéndoles una mayor protección frente a prácticas comerciales desleales y prácticas de publicidad comparativa engañosa;

22. Destaca que el control de la aplicación y la ejecución supone un ejercicio que emplea gran número de recursos; por tanto, considera que la Comisión debe ser dotada de recursos humanos adecuados para vigilar más efectivamente dicha aplicación;

23. Pide a los Estados miembros que faciliten un asesoramiento adecuado a las empresas en el ámbito nacional; subraya como mejor práctica la guía «Consumer Protection from Unfair Trading Regulations: a basic guide for business», publicada por el Ministerio de Negocios, Empresa y Reforma Reguladora del Reino Unido, en asociación con la Oficina para el Comercio Justo británica;

24. Insiste en que la Comisión, de conformidad con el artículo 18 de la Directiva sobre prácticas comerciales desleales, presente, dentro del plazo previsto y, a más tardar, el 12 de junio de 2011, un informe de aplicación exhaustivo, que incluya la experiencia adquirida con la Directiva sobre publicidad y publicidad comparativa;

°

° °

25. Encarga a su Presidente que transmite esta resolución al Consejo, la Comisión y los Gobiernos y Parlamentos de los Estados miembros.

  • [1]  DO L 149 de 11.6.2005, p. 22.
  • [2]  DO L 376 de 27.12.2000, p. 21.
  • [3]  DO L 290 de 23.10.1997, p. 18.
  • [4]  DO L 250 de 19.9.1984, p. 17.
  • [5]  DO L 364 de 9.12.2004, p. 1.
  • [6]  DO L 166 de 11.6.1998, p. 51.
  • [7]  Textos Aprobados, P6_TA(2008)0608.
  • [8]  DO C 321 de 31.12.2003, p. 1.

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

Introducción

La legislación comunitaria sobre prácticas comerciales desleales ha sufrido cambios recientemente. Se ha derogado la Directiva sobre publicidad engañosa (84/450/CEE), que se aplica tanto a las relaciones interempresariales como a las relaciones entre empresas y consumidores, así como sus modificaciones, en concreto, la Directiva 97/55/CE relativa a la publicidad engañosa, habiendo sido codificada en un acto jurídico único: la Directiva sobre publicidad engañosa y publicidad comparativa (2006/114/CE), limitada a las operaciones entre empresas. Además, se ha adoptado la Directiva sobre prácticas comerciales desleales (2005/29/CE), centrada en las relaciones entre empresas y consumidores.

Estas Directivas tienen como objetivo proporcionar una mayor confianza para que los consumidores participen en transacciones transfronterizas y una mayor seguridad jurídica para las empresas con respecto a la admisibilidad de distintas prácticas comerciales y de publicidad en el mercado interior. Mientras que la Directiva sobre publicidad engañosa y comparativa no pretende introducir cambios sustantivos de peso frente a la legislación anterior, la Directiva sobre prácticas comerciales desleales incluye varias modificaciones de calado en la regulación de las prácticas comerciales en las relaciones de las empresas con los consumidores. En concreto, una «lista negra» de prácticas comerciales que deben ser prohibidas en cualquier caso, así como varios conceptos novedosos, como el de «diligencia profesional», que se introducen como herramientas nuevas en la protección de los consumidores frente a las prácticas comerciales desleales. Además, la Directiva sobre prácticas comerciales desleales supone un enfoque innovador en materia de legislación comunitaria de protección al consumidor, al establecer la máxima armonización para la protección de los consumidores frente a las prácticas comerciales desleales.

La ponente está firmemente convencida de que la adecuada transposición, aplicación y ejecución de las dos Directivas es esencial para lograr sus objetivos, sobre todo teniendo en cuenta las diferencias de los sistemas de aplicación de los Estados miembros, la complejidad

de algunos conceptos jurídicos, las múltiples y amplias normativas que regulan las prácticas

comerciales desleales y el amplio ámbito de aplicación de las Directivas. En opinión de la ponente, los problemas para acabar con el fraude de las empresas de «directorios» que utilizan prácticas desleales demuestran la carencia de remedios jurídicos efectivos y la falta de aplicación de la Directiva sobre publicidad engañosa y publicidad comparativa.

Codificación y transposición

La ponente celebra los esfuerzos de la Comisión para ayudar a los Estados miembros a transponer las dos Directivas. Sin embargo, considera que los Estados miembros deberían centrarse en garantizar una adecuada transposición de las mismas. Hasta la fecha, hay tres países que no han notificado a la Comisión sus medidas de incorporación de la Directiva sobre prácticas comerciales desleales: Alemania, España y Luxemburgo; además, la Comisión ha detectado una transposición incorrecta en varios Estados miembros. Además, se han remitido tres casos al TJCE.

La ponente observa que varios Estados miembros han dividido la «lista negra» incluida en el Anexo de la Directiva sobre prácticas comerciales desleales a la hora de transponerla y aplicarla en sus sistemas jurídicos, y considera que la división de la lista negra en distintas medidas legislativas nacionales origina confusión para las empresas y que podría traducirse en distorsiones en la aplicación de la misma. La ponente estima importante que los Estados miembros revisen adecuadamente sus sistemas jurídicos para evitar el posible solapamiento entre las normas adoptadas en la transposición de las dos Directivas y las disposiciones nacionales ya existentes, garantizando así una mayor seguridad para empresas y consumidores en lo concerniente al proceso de transposición.

La Comisión de Mercado Interior y Protección al Consumidor ha analizado pormenorizadamente el fraude practicado por las empresas de «directorios» que realizan prácticas engañosas en el marco de su opinión sobre el informe de la Comisión de Peticiones relativo a European City Guide (Petición 45/2006). Teniendo en cuenta el Estudio sobre prácticas engañosas de las empresas de directorios encargado por la Comisión de Mercado Interior y Protección al Consumidor, la ponente sugiere que la Comisión debería bien contemplar la modificación de la Directiva sobre publicidad engañosa y publicidad comparativa para incluir una lista de prácticas «negras» que deben considerarse engañosas o bien ampliar el alcance de la Directiva sobre prácticas comerciales desleales para incluir los contratos entre empresas (B2B), con especial referencia al punto 21 del Anexo I de la misma.

Implementación y ejecución

La ponente considera que los importantes cambios para consumidores y empresas que se introducen en la Directiva de prácticas comerciales desleales deben respaldarse con procedimientos de aplicación accesibles y con soluciones efectivas en caso de infracción por parte de comerciantes sin escrúpulos. En concreto, respalda que los Estados miembros introduzcan el derecho de los consumidores a presentar demandas de indemnización derivadas de prácticas comerciales desleales.

En 2007, la Comisión empleó por primera vez el «barrido a escala de la UE» como nueva

herramienta para comprobar y ejecutar la aplicación de la legislación en materia de protección

de los consumidores. El barrido es una comprobación sistemática que se lleva a cabo

simultáneamente en distintos Estados miembros por parte de las autoridades responsables de

la aplicación nacional y está coordinada por la Comisión Europea bajo el Reglamento sobre la

cooperación en materia de protección de los consumidores (Reglamento (CE) nº 2006/2004),

que entró en vigor a finales de 2006.

Se detectaron irregularidades durante la fase de ejecución en un 43,6 % de los sitios Web revisados. Dichas irregularidades se referían principalmente a indicaciones de precios incompletas (sin impuestos ni tasas incluidos en la estimación inicial), casillas de verificación y ofertas ficticias de venta anticipada o billetes gratuitos.

La ponente celebra los resultados de los barridos de los sitios Web de las aerolíneas en 2007 y el barrido de los servicios telefónicos 2008 realizados por la Comisión Europea. Considera que la Comisión debería desarrollar herramientas de supervisión de la implementación más eficientes, como los mencionados barridos.

La ponente considera que debería prestarse especial atención a las prácticas comerciales con

una dimensión transfronteriza, es decir, prácticas en las que un comerciante vende mercancía

y servicios comerciales de un país (país de origen) a consumidores que tienen su domicilio en

otro (país de destino). En dichos casos, resulta mucho más difícil para las autoridades del país

destino aplicar sanciones en contra de los comerciantes. Además, en ocasiones las autoridades

de los consumidores del país de origen no están interesadas en adoptar medidas adecuadas en

contra de las prácticas comerciales desleales llevadas a cabo en el país de destino. Los Estados miembros también dedican distintos recursos para las actividades de aplicación, y

surgen vacíos considerables en la aplicación y ejecución de la Directiva sobre las prácticas comerciales por lo que respecta a las ventas transfronterizas...

La ponente considera importante que la Comisión siga empleando las posibilidades que ofrece la Red sobre la cooperación en materia de protección de los consumidores, de forma que pueda mejorarse la aplicación transfronteriza de la ley. Por otra parte, los Estados miembros deberían también dedicar los recursos de personal y financieros apropiados a la aplicación transfronteriza.

La correcta aplicación de la Directiva implica que los individuos sean plenamente conscientes

de sus derechos. La ampliación de los derechos del consumidor con la Directiva sobre las prácticas comerciales desleales debería ir unida a una serie de medidas necesarias para respaldar el ejercicio de dichos derechos. Deberían considerarse la realización de campañas de sensibilización de los consumidores, el incremento del nivel de educación del consumidor y la formación de los asesores de los consumidores en cada Estado miembro. La ponente destaca la guía «The Consumer Protection from Unfair Trading Regulations: a basic guide for business», publicada para el Comercio Justo del Reino Unido, como mejor práctica en la prestación de asesoramiento a las empresas.

Por último, la ponente celebra la iniciativa de la Comisión de establecer una base de datos accesible al público con las medidas nacionales de transposición de la Directiva sobre prácticas comerciales desleales, jurisprudencia y otra información relevante, y aconseja que la Comisión emplee esa base de datos para crear un sitio Web «de acceso único», donde tanto empresas como consumidores puedan obtener información sobre la legislación en vigor en los Estados miembros.

RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN COMISIÓN

Fecha de aprobación

15.12.2008

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

30

0

0

Miembros presentes en la votación final

Gabriela Creţu, Janelly Fourtou, Martí Grau i Segú, Malcolm Harbour, Anna Hedh, Iliana Malinova Iotova, Alexander Graf Lambsdorff, Kurt Lechner, Catiuscia Marini, Nickolay Mladenov, Catherine Neris, Zita Pleštinská, Zuzana Roithová, Heide Rühle, Leopold Józef Rutowicz, Christel Schaldemose, Andreas Schwab, Bernadette Vergnaud, Barbara Weiler, Marian Zlotea

Suplente(s) presente(s) en la votación final

Emmanouil Angelakas, Wolfgang Bulfon, Colm Burke, Giovanna Corda, Brigitte Fouré, Joel Hasse Ferreira, Othmar Karas

Suplente(s) (art. 178, apdo. 2) presente(s) en la votación final

Zdzisław Kazimierz Chmielewski, Gay Mitchell, Vladimir Urutchev