Procedimiento : 2008/2183(INI)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : A6-0108/2009

Textos presentados :

A6-0108/2009

Debates :

PV 24/03/2009 - 3
CRE 24/03/2009 - 3

Votaciones :

PV 24/03/2009 - 4.20
Explicaciones de voto
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P6_TA(2009)0165

INFORME     
PDF 179kWORD 133k
26.2.2009
PE 414.264v02-00 A6-0108/2009

sobre la aplicación del Reglamento de los Fondos Estructurales para el periodo 2007-2013: resultados de las negociaciones relativas a las estrategias y los programas de la política de cohesión

(2008/2183(INI))

Comisión de Desarrollo Regional

Ponente: Miroslav Mikolášik

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO
 EXPOSICIÓN DE MOTIVOS
 OPINIÓN de la Comisión de Industria, Investigación y Energía
 OPINIÓN de la Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género
 RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN COMISIÓN

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO

sobre la aplicación del Reglamento de los Fondos Estructurales para el periodo 2007-2013: resultados de las negociaciones relativas a las estrategias y los programas de la política de cohesión

(2008/2183(INI))

El Parlamento Europeo,

–       Visto el Tratado constitutivo de la Comunidad Europea,

–       Vistos el artículo 2 y el artículo 3, apartado 2, del Tratado CE,

–       Vista la Comunicación de la Comisión, de 14 de mayo de 2008, sobre los resultados de las negociaciones relativas a las estrategias y los programas de la política de cohesión del periodo de programación 2007-2013 (COM(2008)0301),

–       Visto el Reglamento CE n° 1083/2006 del Consejo, de 11 de julio de 2006, por el que se establecen las disposiciones generales relativas al Fondo Europeo de Desarrollo Regional, al Fondo Social Europeo y al Fondo de Cohesión(1) (Reglamento general sobre el FEDER, el FSE y el Fondo de Cohesión),

–       Vista la Decisión 2006/702/CE del Consejo, de 6 de octubre de 2006, relativa a las directrices estratégicas comunitarias en materia de cohesión(2) (directrices estratégicas en materia de cohesión),

–       Vistos los resultados de las negociaciones relativas a las estrategias y los programas de la política de cohesión del periodo de programación 2007-2013 – Fichas descriptivas por Estado miembro,

–       Visto el Cuarto Informe sobre la cohesión económica y social (COM(2007)0273) («el cuarto informe sobre la cohesión»),

–       Vista la propuesta de Reglamento del Consejo que modifica el Reglamento (CE) nº 1083/2006, sobre el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, el Fondo Social Europeo y el Fondo de Cohesión, por lo que se refiere a determinadas disposiciones relativas a la gestión financiera (COM(2008)0803),

–       Vista la propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo que modifica el Reglamento (CE) nº 1080/2006, relativo al Fondo Europeo de Desarrollo Regional, por lo que se refiere a la subvencionabilidad de las inversiones en eficiencia energética y energías renovables en viviendas (COM(2008)0838),

–       Vista la propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo por el que se modifica el Reglamento (CE) nº 1081/2006 en lo que respecta al Fondo Social Europeo para ampliar los tipos de costes subvencionables por el FSE (COM(2008)0813),

–       Vista su Resolución, de 21 de octubre de 2008, sobre gobernanza y asociación a nivel nacional y regional, y una base para proyectos en el ámbito de la política regional(3),

–       Visto el artículo 45 de su Reglamento,

–       Vistos el informe de la Comisión de Desarrollo Regional y las opiniones de la Comisión de Industria, Investigación y Energía y de la Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género (A6‑0108/2009),

A.     Considerando que la Comisión ha publicado la comunicación mencionada más arriba basándose en los resultados de las negociaciones con los Estados miembros sobre los marcos de referencia estratégicos nacionales y los programas operativos,

B.     Considerando que la Comunidad, para reforzar su cohesión económica y social, y de conformidad con el artículo 158 del Tratado, se propone reducir las diferencias entre los niveles de desarrollo de las diferentes regiones y el retraso de las regiones o islas menos favorecidas, incluidas las zonas rurales,

C.     Considerando que las diferencias regionales de la Comunidad, que aumentaron considerablemente a raíz de las dos últimas ampliaciones de la Unión Europea, han de ser tratadas de forma adecuada para promover un desarrollo armonioso, equilibrado y sostenible,

D.     Considerando que los últimos informes sobre la cohesión ponen de relieve la tendencia a la agravación de algunas disparidades territoriales entre las regiones de la UE y a nivel intrarregional, disparidades que se caracterizan por fenómenos como la segregación territorial, que han desembocado en la aparición de cierto tipo de guetos, y el declive continuo de determinadas zonas rurales predominantemente agrarias o remotas;

E.     Considerando que, en octubre de 2006, el Consejo adoptó las directrices estratégicas comunitarias en materia de cohesión anteriormente citadas, como un marco indicativo para los Estados miembros en la preparación del marco de referencia estratégico nacional y los programas operativos para el periodo de programación 2007-2013,

F.     Considerando que las tres prioridades principales establecidas en las directrices estratégicas en materia de cohesión hacen referencia a la idea de convertir Europa y sus regiones en lugares más atractivos donde invertir y trabajar, mejorar el conocimiento y la innovación con vistas al crecimiento y crear más y mejores empleos,

G.     Considerando que el traslado de estas prioridades a programas operativos debería permitir a las regiones hacer frente a los retos de la globalización, los cambios estructurales y demográficos y el cambio climático, así como fortalecer el desarrollo sostenible,

H.     Considerando que existen diferencias significativas en la manera en que los Estados miembros han incluido las prioridades anteriormente citadas en sus programas operativos, dependiendo de qué objetivo de desarrollo regional, convergencia o competitividad regional y empleo corresponde a cada región,

I.      Considerando que el Reglamento general del FEDER, el FSE y el Fondo de Cohesión exige a los Estados miembros que se adhirieron a la Unión Europea antes del 1 de mayo de 2004 que destinen el 60 % del gasto total para el objetivo de convergencia y el 75 % para el objetivo de competitividad regional y empleo a las prioridades de la Estrategia de Lisboa, y considerando asimismo que se aconseja a los Estados miembros que se adhirieron a la Unión Europea el 1 de mayo de 2004 o posteriormente la adopción del mismo enfoque,

J.      Considerando que la sostenibilidad, la prevención de todo tipo de discriminación, una gestión y aplicación adecuadas del principio de asociación, junto con una fuerte capacidad institucional y administrativa, son elementos fundamentales para garantizar la aplicación correcta de la política de cohesión,

K.     Considerando que la política de cohesión debe ser lo suficientemente fuerte y flexible como para desempeñar un papel importante en los esfuerzos de la UE por contrarrestar los efectos de la actual crisis económica mundial,

1.      Reconoce los esfuerzos realizados por todos los Estados miembros para incorporar en sus programas operativos las tres prioridades establecidas en las directrices estratégicas en materia de cohesión, que corresponden a los objetivos de la Agenda de Lisboa;

2.      Toma nota de la considerable lentitud con que ha comenzado el nuevo período de programación en muchos Estados miembros, lo que puede obstaculizar la utilización eficaz de la financiación; manifiesta, no obstante, su confianza en que se respeten los compromisos asumidos durante las negociaciones y el proceso de aprobación de los programas operativos, en beneficio de las regiones y de toda la Unión Europea;

Reducción de las diferencias regionales

3.      Toma nota de la determinación de los Estados miembros a afrontar las necesidades territoriales específicas derivadas de su ubicación geográfica y su desarrollo económico e institucional, a través de la elaboración de estrategias para reducir los desequilibrios dentro de las regiones y entre ellas; recuerda, en este contexto, las medidas propuestas por los Estados miembros para afrontar los retos particulares de desarrollo de las regiones con factores geográficos específicos, como son las regiones montañosas, las regiones insulares, las regiones ultraperiféricas, las ciudades transfronterizas alejadas, las regiones que experimentan procesos de despoblación y las regiones fronterizas; reitera que el desarrollo económico respetuoso del medio ambiente y la reducción de las diferencias regionales siguen siendo los objetivos principales de la política regional de la UE;

4.      Resalta que la experiencia muestra que la convergencia entre los países puede ocultar un aumento de las disparidades entre las regiones y dentro de ellas; constata además que dichas disparidades regionales e intrarregionales pueden observarse en varios ámbitos, como el empleo, la productividad, las rentas, los niveles de educación y la capacidad de innovación; subraya la importancia de la dimensión territorial de la cohesión para superar estos problemas;

La política de cohesión al servicio de la Agenda de Lisboa

5.      Agradece los esfuerzos hechos por las autoridades nacionales para garantizar que la asignación media de gastos para la realización de la Agenda de Lisboa sea del 65 % de los fondos disponibles en las regiones del objetivo de convergencia y del 82 % en las regiones del objetivo de competitividad regional y empleo, que es más de lo solicitado inicialmente;

6.      Tiene la convicción de que sería necesaria una inversión mucho más cuantiosa en este ámbito; considera que, a la luz de la revisión intermedia de la aplicación de los Fondos Estructurales, deberían establecerse unas directrices de la UE más estrictas y deberían asignarse mayores recursos financieros para la consecución de estos objetivos y, en concreto, debería gastarse al menos un 5 % de la financiación estructural en mejorar la eficiencia energética de las viviendas existentes; pide a la Comisión, en este sentido, que dé curso a las Conclusiones del Consejo de Competitividad de los días 9 y 10 de octubre de 2008 sobre la eficiencia energética; subraya el papel clave y el potencial de desarrollo que representan las energías renovables descentralizadas para las regiones de la UE, tanto en términos de creación de empleo como de fomento del desarrollo sostenible local;

7.      Anima a las regiones a hacer esfuerzos por alcanzar los objetivos de Lisboa a través de una ejecución exhaustiva y eficaz de sus programas operativos; pide, asimismo, a la Comisión que supervise de cerca la ejecución de estos programas para garantizar que los objetivos se materializan en la práctica y que informe al Parlamento sobre los problemas que hayan surgido;

8.      Considera que resultan insuficientes los recursos financieros consagrados a las redes transeuropeas de energía, indispensables para la realización del mercado interior de la energía;

9.      Recuerda el importante papel que desempeñan las pequeñas empresas y las microempresas, y en particular las empresas artesanales, en la cohesión económica, social y territorial, por su importante contribución al crecimiento y al empleo; reclama, por consiguiente, la aplicación de una política activa en apoyo de todas las formas de innovación en esas empresas y anima asimismo a la Comisión a crear posibilidades de cooperación mutua entre las empresas, el sector público, las escuelas y las universidades para crear núcleos regionales de innovación de conformidad con la Estrategia de Lisboa;

Respuesta a la globalización y los cambios estructurales

10.    Agradece que todos los Estados miembros hayan destinado una cantidad importante de sus cuotas financieras a la inversión en I+D e innovación, desarrollando una economía de servicios basada en el conocimiento y promoviendo el espíritu empresarial y los servicios de apoyo a las empresas, así como que hayan ayudado a las empresas y los trabajadores a adaptarse a las nuevas condiciones; constata que, para la mayoría de las regiones de la UE del objetivo de convergencia, garantizar la accesibilidad sigue siendo un problema significativo, ya que no disponen de infraestructuras de transporte adecuadas;

11.    Opina que, con el fin de incrementar la competitividad de los Estados miembros y de la UE, debe apoyarse la política industrial mediante los Fondos Estructurales; apoya, por consiguiente, la prioridad concedida a la política de cohesión para desbloquear el potencial de las empresas, en particular el de las PYME;

Cambios demográficos y mercados laborales más inclusivos

12.    Felicita a los Estados miembros por los esfuerzos realizados por dar prioridad a inversiones con las que se pretende aumentar la participación laboral, garantizar la igualdad de oportunidades y, por ende, asumir las medidas apoyadas por el FSE y el programa PROGRESS (2007-2013), destinadas a contribuir a la eliminación de la discriminación y a mejorar la situación de la mujer en el mercado de trabajo; valora positivamente las medidas de los Estados miembros destinadas a mejorar los conocimientos y luchar contra la pobreza y la exclusión social con los programas financiados por el FSE; subraya que es importante y necesario proseguir los esfuerzos en apoyo del empleo ante la creciente crisis económica en Europa, teniendo particularmente en cuenta las necesidades especiales de las personas con discapacidad y de las personas mayores en cada una de las fases de la ejecución y evaluación de la política de cohesión;

13.    Apoya el «principio de cooperación» aplicado por la Comisión en la política de cohesión y pide a la Comisión que incluya a organizaciones de mujeres de escala local y nacional en todas las fases de negociación y ejecución;

Respuesta a los desafíos del desarrollo sostenible, el cambio climático y la energía

14.    Considera que las medidas para proteger el medio ambiente, luchar contra el cambio climático y promover la eficiencia energética deben introducirse en todos los programas operativos y agradece el compromiso de los Estados miembros para hacer frente a estos problemas, a los que han destinado casi un tercio del total del presupuesto de la política de cohesión; considera, no obstante, que las dotaciones específicas para luchar contra el cambio climático y promover la eficiencia energética son insuficientes para responder a las necesidades reales;

15.    Considera que es fundamental el desarrollo de polos de competitividad mediante la utilización de los Fondos Estructurales, pues no solo ofrecen un gran potencial de creación de puestos de trabajo bien remunerados y de generación de crecimiento económico, sino que también reducen la presión sobre las grandes aglomeraciones; acoge con satisfacción, a este respecto, la continuación del programa URBAN, pues es necesario revitalizar las zonas urbanas y rehabilitar las infraestructuras urbanas anticuadas;

16.    Subraya que en los Reglamentos relativos a los Fondos Estructurales se establece que los Estados miembros y la Comisión han de garantizar que en las diferentes fases de ejecución de dichos fondos se fomenta la igualdad entre mujeres y hombres y la integración de la perspectiva de género;

17.    Pide a los Estados miembros que suministren información completa a los ciudadanos, a las autoridades locales, a las ONG y a las organizaciones de mujeres sobre las posibilidades de financiación, especialmente en relación con programas específicos, el derecho a recibir cofinanciación con cargo a los Fondos Estructurales, las normas de cofinanciación, las normas de reembolso y el acceso a los anuncios de convocatorias de propuestas en el marco del nuevo periodo de programación 2007-2013;

18.    Pide a los Estados miembros que no permitan que un exceso de obstáculos administrativos impida a las organizaciones no gubernamentales solicitar financiación para proyectos, especialmente a las organizaciones dedicadas a apoyar a las mujeres que están en una situación económica desfavorable, a las inmigrantes, a las mujeres pertenecientes a minorías étnicas, a las mujeres con discapacidad, a las que cuidan a personas en situación de dependencia y a las mujeres víctimas de la violencia o la tortura;

19.    Constata que hay una diferencia importante en la manera en que los Estados miembros de la UE-15 y los de la UE-12 han asignado los recursos a este campo, y reconoce la necesidad de que los nuevos Estados miembros destinen muchos más recursos a la realización de los objetivos de la UE en materia de medio ambiente, clima y biodiversidad establecidos en el acervo comunitario;

20.    Subraya la importancia de que se consoliden las capacidades de cooperación y absorción de los fondos disponibles por todos los medios posibles, como el intercambio de buenas prácticas, las campañas de información, las acciones comunes, el intercambio de nuevas tecnologías y el desarrollo de asociaciones, pues ello contribuye a la ejecución eficiente de los programas de cooperación en curso y, en concreto, a un incremento de la capacidad de absorción de los nuevos Estados miembros;

21.    Considera que, en momentos de crisis económica, los Estados miembros deberían aprovechar la posibilidad de lograr sinergias entre la protección del medio ambiente y la creación de empleo, como prevén las directrices estratégicas en materia de cohesión, y asignar más recursos a proyectos que fomenten la economía e innovación ecológicas y los empleos «verdes»;

Fortalecimiento de la gobernanza y la asociación a múltiples niveles

22.    Considera que el principio de gobernanza y asociación a múltiples niveles es fundamental para la legitimidad de los programas operativos y de su transparencia y eficacia durante la fase de programación y, en particular, durante el proceso de ejecución; acoge con satisfacción, por consiguiente, los esfuerzos realizados por los Estados miembros, de conformidad con sus marcos institucionales y tradiciones específicos, para reforzar el principio de cooperación en sus programas del presente periodo, con arreglo al artículo 11 del Reglamento general del FEDER, el FSE y el Fondo de Cohesión; recomienda, en especial a los Estados miembros que tienen poca experiencia en establecer asociaciones eficaces, que refuercen los principios de asociación y de transparencia a la vez que ejecutan los programas operativos;

23.    Pide a los Estados miembros que eviten alargar excesivamente el plazo de reembolso de los costes de los proyectos finalizados, habida cuenta de que la insolvencia generada por semejante práctica impide a menudo que los receptores —en su mayoría autoridades locales y organizaciones sin ánimo de lucro— lleven a cabo actividades adicionales propias de sus ámbitos de competencia;

24.    Recuerda que los retrasos en la ejecución de la política estructural se deben, entre otras cosas, a la excesiva rigidez de los procedimientos, y que, por consiguiente, es necesario simplificar estos procedimientos y establecer un reparto claro de las responsabilidades y las competencias entre la UE, los Estados miembros y las autoridades regionales y locales;

25.    Pide a los Estados miembros que cooperen estrechamente con las autoridades regionales y locales, desde la fase de planificación de los marcos de referencia estratégicos nacionales, para garantizar la aplicación óptima de las estrategias nacionales y lograr plenamente los ideales que subyacen en el concepto de gobernanza a múltiples niveles;

26.    Subraya la necesidad de promover la cooperación entre los sectores público y privado en forma de asociaciones público-privadas, para hacer posible la realización de muchos proyectos clave con objeto de reforzar los efectos de las inversiones;

27.    Observa que se requiere una evaluación de la coordinación y complementariedad de los programas de los Fondos Estructurales con los programas relativos al desarrollo rural; toma nota de que la experiencia sobre el terreno indica que no se aprovechan suficientemente las sinergias entre los dos programas;

Creación de capacidades institucionales

28.    Agradece la mayor sensibilización sobre la importancia de reforzar las capacidades institucionales y administrativas para una aplicación eficaz de las políticas públicas y la gestión de los fondos de la UE; pide que se hagan grandes esfuerzos en todas las regiones del objetivo de convergencia para reforzar la capacidad institucional y aumentar la profesionalidad de las autoridades públicas;

29.    Subraya la necesidad de que las políticas de cohesión atiendan también a las zonas rurales, pues solo con un desarrollo equilibrado de las zonas rurales y las zonas urbanas puede alcanzarse la cohesión territorial;

Integración de las políticas eficaces, intensificación del conocimiento y difusión de las buenas prácticas

30.    Agradece especialmente que los nuevos Estados miembros hayan incorporado en los programas operativos para el periodo de programación 2007-2013 los resultados de las iniciativas comunitarias URBAN y EQUAL; reconoce los esfuerzos realizados por los Estados miembros para establecer planes integrados de desarrollo urbano sostenible, puesto que las ciudades son la sede de las industrias y las responsables del crecimiento económico y la creación de empleo; considera, además, que se debe explotar todo el potencial de los programas de cooperación territorial europea, así como los instrumentos Jessica, Jaspers, Jeremie y Jasmine, para agilizar el desarrollo y alcanzar niveles de crecimiento más elevados;

31.    Pide a los Estados miembros que, en relación con todos los proyectos de los Fondos Estructurales, tengan en cuenta las repercusiones de los mismos sobre las mujeres y el aspecto del género;

Conclusiones

32.    Considera que no se pueden hacer juicios de valor sobre la manera en que los Estados miembros han decidido aplicar el marco previsto en las directrices estratégicas en materia de cohesión al crear sus propios marcos de referencia estratégica nacionales y programas operativos; agradece a todos los Estados miembros los esfuerzos realizados en todo momento para alcanzar los objetivos de la política de cohesión, dentro de sus necesidades y limitaciones particulares;

33.    Considera que la transparencia del proceso de concesión de fondos, junto con la simplificación administrativa y la consiguiente simplificación del acceso a la información por parte de los beneficiarios potenciales de los Fondos Estructurales representa un requisito importante para alcanzar el objetivo general de la política de cohesión;

34.    Pide a los Estados miembros que refuercen los procedimientos que emplean para garantizar que se aplique un enfoque integrado plenamente operativo en la ejecución de la política de cohesión, de forma que se garantice que todos los elementos de los programas operativos se tienen debidamente en cuenta;

35.    Anima a la Comisión a que siga haciendo esfuerzos para garantizar que los Estados miembros apliquen sistemas de control eficaces para que se pueda aplicar una buena gestión financiera a los gastos de la Comunidad;

36.    Constata que la actual crisis financiera mundial ha creado una situación desconocida en todos los Estados miembros que requiere una reevaluación y un posible cambio de los objetivos de inversión; acoge con satisfacción las propuestas de la Comisión anteriormente citadas por las que se modifican los reglamentos para responder a las necesidades de la UE en estas circunstancias excepcionales, y reitera su opinión de que la política de cohesión es fundamental para la recuperación económica en todo el territorio de la UE; rechaza, por consiguiente, cualquier intento de renacionalizar la política;

o

o       o

37.    Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo y a la Comisión, así como a los Gobiernos y los Parlamentos de los Estados miembros.

(1)

DO L 210 de 31.7.2006, p. 25.

(2)

DO L 291 de 21.10.2006, p. 11.

(3)

Textos Aprobados, P6_TA(2008)0492.


EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

Introducción

En muchos ámbitos de las políticas europeas, los informes de ejecución se limitan a llevar a cabo una auditoría legislativa de la transposición de la legislación comunitaria a la legislación nacional. Suele llevarse a cabo mediante un proceso de toma de muestras de la legislación en cuestión y la de los Estados miembros afectados por el informe. En el caso de los Fondos Estructurales, no se puede utilizar este enfoque de momento al ser legislación que rige en este ámbito reglamentos directamente aplicables o estar incluidas en el procedimiento de dictamen conforme(1). Las medidas de aplicación establecidas por la Comisión Europea en forma de Decisiones de la Comisión no se presentan ante el Parlamento ni el Consejo. No obstante, esta situación podría cambiar si entra en vigor el Tratado de Lisboa o su equivalente.

Información general

A largo de esta legislatura y en armonía con la Comisión Europea y el Consejo, el Parlamento Europeo ha resaltado la necesidad de invertir la mayor parte de los fondos de desarrollo regional disponibles en actividades que ayuden a los Estados miembros y regiones menos avanzados en términos de desarrollo económico, social y medioambiental. Sin embargo, concede la misma importancia a garantizar que también haya recursos disponibles para ayudar a todas las regiones de Europa y, en particular, a las más desarrolladas, a financiar actividades de investigación y desarrollo, crear economías de servicios basados en las altas tecnologías y servicios de apoyo empresarial para que la Unión pueda alcanzar los objetivos establecidos en los programas de Lisboa y Gotemburgo. En opinión del Parlamento, limitar las acciones de esta política a los Estados miembros más pobres habría resultado contraproducente. La política de desarrollo regional es precisamente el ámbito político en el que los resultados afectan y son evidentes para todos los ciudadanos europeos que se encuentren en su proximidad inmediata y, para tener éxito, ha de estar presente en todos los Estados miembros, sin distinción.

Considerando lo anterior, y para el periodo de cinco años, el Parlamento ha detallado las acciones estratégicas que se apliquen en los Estados miembros, entre ellas:

    Ø   Medidas para mejorar el medio urbano, en particular, en lo que se refiere al transporte urbano y medidas para luchar contra las emisiones de CO2, controlar la expansión de zonas urbanas y garantizar la disponibilidad de viviendas asequibles de calidad y espacios abiertos;

    Ø   Medidas para garantizar un desarrollo policéntrico;

    Ø   Medidas para mejorar las condiciones de vida y la integración de minorías, en particular de la romaní;

    Ø   Medidas para garantizar la difusión y distribución de buenas prácticas;

    Ø   Medidas para adaptar las economías y entornos locales para que puedan hacer frente al reto del cambio climático;

    Ø   La adopción y aplicación sistemática del enfoque integrado a la planificación estratégica y la ejecución de proyectos;

    Ø   Animar al sector privado a involucrarse en la realización de proyectos y resaltar la importancia de la asociación entre el sector público y el privado;

    Ø   El papel fundamental de las autoridades locales y regionales en la creación y preparación de los marcos estratégicos nacionales.

El objetivo principal de este informe es mostrar la manera en que los Estados miembros han interpretado y seguido las directrices estratégicas comunitarias en materia de cohesión de 2006 a la hora de elaborar sus marcos de referencia estratégicos nacionales y los programas operativos concomitantes que se han adaptado para responder a sus limitaciones y necesidades específicas.

La aplicación de estrategias y programas operativos para el periodo de programación 2007-2013 acaba de comenzar. Considerando que la Comisión Europea sólo terminó el proceso de aprobación de los programas operativos en junio de 2008, es ahora cuando los nuevos proyectos están empezando a tomar forma y tendrá que transcurrir, como mínimo, un año, antes de que se puedan ver resultados positivos de su aplicación. Por consiguiente, se han limitado el ámbito y los objetivos de este informe a determinar cómo y en qué medida los Estados miembros y las regiones han considerado los objetivos de la Comunidad incluidos en las directrices estratégicas en materia de cohesión a la hora de preparar y establecer los programas operativos que rigen la aplicación de la política de desarrollo regional durante todo el periodo de programación. Sólo se podrá llevar a cabo un verdadero análisis del proceso de ejecución de los programas operativos cuando los Estados miembros presenten sus informes con la información relativa a la contribución de los programas cofinanciados por los fondos a la aplicación de los objetivos de la política de cohesión, a la consecución de las acciones de los fondos, la aplicación de las prioridades detalladas en las directrices estratégicas de la Comunidad en materia de cohesión y a la consecución del objetivo de promover la competitividad y la creación de empleo, con arreglo al artículo 29 del Reglamento general.

La Comunicación de la Comisión Europea sobre los resultados de las negociaciones relativas a las estrategias y los programas de la política de cohesión del periodo de programación nos da una idea de cómo va a emplear la nueva generación de programas de la política de cohesión regional los 347 000 millones de euros(2) destinados para esta política durante un periodo de siete años.

Evaluaciones principales

De conformidad con el principio básico de solidaridad, que representa la piedra angular de la política de cohesión, el objetivo principal sigue siendo «reducir las disparidades entre los Estados miembros, las regiones y los particulares en cuanto a nivel de vida y oportunidades, y de fomentar la cohesión económica, social y territorial en un contexto de economía globalizada(3)».

Dicho esto, durante el periodo de programación 2007-2013, el marco político estratégico revela que todos los Estados miembros, incluidos los de las últimas adhesiones, han hecho un esfuerzo concertado por moldear las políticas e inversiones para alcanzar los objetivos de Lisboa y Gotemburgo. Por consiguiente, se puede advertir que las regiones del objetivo de convergencia han asignado el 65 % de sus recursos y las regiones y países del objetivo de competitividad regional el 82 % de los recursos, es decir, el 70 % del total de recursos, a las prioridades de la Agenda de Lisboa. En realidad, estas cuotas son más elevadas que las exigidas inicialmente por el artículo 9 del Reglamento general (60 % del gasto para el objetivo de convergencia y el 75 % del gasto para el objetivo de competitividad regional y empleo). Este hecho demuestra tanto el reconocimiento de que las políticas relacionadas con la Agenda de Lisboa tienen el potencial de garantizar una ventaja comparativa para la economía europea en un entorno cada vez más globalizado, como un compromiso admirable por parte de los países y las regiones menos desarrolladas, que han entendido la urgencia de tratar como algo prioritario los problemas de competitividad, innovación y dinamismo.

Adaptar nuestras economías y, por supuesto, nuestros estilos de vida para hacer frente a los retos de la globalización y el cambio climático, es un requerimiento que afectará a la política de desarrollo regional en un futuro próximo. Para poder avanzar en estos campos hacen falta recursos para investigación, innovación, espíritu empresarial y eficiencia energética, así como también fondos específicos destinados exclusivamente a luchar contra los efectos del cambio climático. El ponente agradece que se vayan a invertir más de 100 000 millones de euros en la protección del medio ambiente, pero también considera que las dotaciones para eficiencia energética (9 000 millones), por una parte, y para medidas destinadas a luchar contra el cambio climático (48 000 millones) por otra, son inferiores a lo requerido. En un momento en que el planeta ya está manifestando un comportamiento errático y en que regiones enteras del mundo sufren inundaciones inesperadas o un agravamiento de las sequías, los avances conseguidos durante estos siete años cruciales no sólo marcarán nuestro futuro, sino también cuál será la región económica que domine las nuevas industrias y las actividades económicas emergentes del siglo XXI.

El informe también aborda otros asuntos importantes de conformidad con los objetivos de la política de cohesión, de entre los que destacan medidas para:

    Ø   aumentar los niveles de empleo;

    Ø   fomentar un mercado laboral más flexible;

    Ø   promover sociedades inclusivas socialmente y combatir la pobreza;

    Ø   resaltar la necesidad de buena gobernanza y de capacidades institucionales reforzadas, cuando proceda, para la ejecución de los programas operativos;

    Ø   la integración de iniciativas comunitarias eficaces;

    Ø   desarrollar una sociedad del conocimiento y compartir las buenas prácticas.

Conclusiones

La hipótesis de trabajo del ponente, es decir, que todos los Estados miembros han suscrito las prioridades generales de la política de cohesión a la vez que elaboran y negocian los programas operativos, ha demostrado ser cierta. Los Estados miembros han suscrito abiertamente los objetivos comunitarios y después los han trasladado a sus objetivos particulares, de conformidad con los límites impuestos por sus niveles particulares de desarrollo económico y territorial.

El presente informe se ha elaborado en un momento de agitación económica sin precedentes. Millones de contribuyentes europeos se están viendo obligados a pagar miles de millones de euros para refinanciar los sistemas monetarios europeos; Gran Bretaña, Francia, España, Alemania e Italia están ya en recesión o van encaminados a ella. Si bien el ponente no pretende abordar en este informe la grave crisis económica, sí acoge con satisfacción las revisiones del marco legislativo para asegurarse de que la política de cohesión es un instrumento sólido capaz de promover un desarrollo continuo, equilibrado y sostenible, incluso en un periodo de cambios económicos inesperados. La Comisión Europea ha presentado propuestas al Parlamento para proporcionar a la política de cohesión los medios necesarios para que desempeñe un papel central en los esfuerzos de Europa por hacer frente a este reto incomparable y, sin lugar a dudas, los métodos, los programas y las normas se adaptarán en consecuencia a las necesidades. Por consiguiente, es más importante, si cabe, analizar en detalle los planes ya establecidos, qué Estados miembros y regiones se consideran de fundamental importancia según las condiciones que prevalecían al principio del periodo de programación actual y analizar en qué medida reflejan las actividades de la Unión la realidad.

Considerando que la concentración demográfica de la Unión se encuentra en aglomeraciones urbanas y que las ciudades juegan un papel importante en el rendimiento económico de la Unión, la dimensión urbana de los programas operativos que se han de ejecutar en el periodo 2007-2013 es fundamental en la estrategia para alcanzar los objetivos de Lisboa y Gotemburgo. En su documento de trabajo de 14 de noviembre, la Comisión informa de que más de la mitad de los programas del FEDER analizados durante el periodo de referencia tienen una dimensión urbana. Los programas operativos para obras urbanas, conservación energética y desarrollo de sistemas de transporte ecológicos protegerán y mejorarán el medio ambiente a la vez que estimularán la actividad urbana y la creación de empleo. Se sabía que la revolución posindustrial era inevitable y ha llegado con limitaciones y retos, pero también con ventajas y posibilidades. Sólo si reconocemos los aspectos positivos de dichos retos y los incorporamos en todos los aspectos de la ejecución de los programas operativos, el tejido económico y social de nuestra Unión será magnífico.

Sin duda, en la investigación y el desarrollo está la clave del descubrimiento de nuevas tecnologías capaces de explotar recursos naturales renovables para producir energía ecológica y abastecernos de los medios necesarios para mantener y mejorar nuestro nivel de vida y, sobre todo, nuestra posición de potencia mundial a nivel económico y político.

Los acontecimientos del mundo actual subrayan la necesidad de sistemas de control eficaces que protejan el gasto público, en la medida de lo posible, del fraude y la malversación. Considerando la reputación que se ha ganado el mundo financiero en las últimas semanas, la gestión de los fondos europeos deber ser clara y transparente. No obstante, sería un error tomar medidas drásticas contra los procedimientos y métodos, pues ello sólo ralentizaría el sistema, ya de por sí pesado. Todos los interesados han reconocido la necesidad de simplificar los procedimientos y agilizar su ejecución y, en la actualidad, el Parlamento está recibiendo un aluvión de propuestas legislativas y comunicaciones de la Comisión Europea por las que se modifican muchas de las disposiciones legislativas con el objetivo, precisamente, de simplificar y acelerar la aplicación de la política de cohesión. Esperemos que nuestros esfuerzos encuentren el camino del éxito.

(1)

Véase el Reglamento (CE) n° 1083/2006 del Consejo por el que se establecen las disposiciones generales relativas al Fondo Europeo de Desarrollo Regional, al Fondo Social Europeo y al Fondo de Cohesión y se deroga el Reglamento (CE) n° 1260/1999.

(2)

Representa en la actualidad la segunda partida más elevada del presupuesto comunitario.

(3)

Fuente: Comisión Europea COM(2008)0301 final.


OPINIÓN de la Comisión de Industria, Investigación y Energía (21.1.2009)

para la Comisión de Desarrollo Regional

sobre la aplicación del Reglamento sobre los Fondos Estructurales 2007‑2013: los resultados de las negociaciones relativas a las estrategias y los programas de la política de cohesión

(2008/2183(INI))

Ponente de opinión: Atanas Paparizov

SUGERENCIAS

La Comisión de Industria, Investigación y Energía pide a la Comisión de Desarrollo Regional, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de resolución que apruebe:

1.  Acoge con satisfacción el estrecho vínculo existente entre la nueva política de cohesión de 2007-2013 y la Agenda de Lisboa; constata con satisfacción que más del 65 % de los 347 000 millones de euros reservados a la política de cohesión «se dedica» a los gastos vinculados con Lisboa, como la innovación, la investigación y el capital humano;

2.  Acoge con satisfacción el hecho de que los Estados miembros hayan invertido prioritariamente en investigación, desarrollo e innovación por un importe total de 86 000 millones de euros; destaca la importancia de la dimensión regional en el ámbito de la innovación; muestra su satisfacción por que más de la mitad del importe total de las inversiones se destinará a mejorar las capacidades de innovación de las empresas;

3.  Expresa su preocupación en cuanto al importe relativamente limitado de los fondos destinados a las acciones para luchar contra el cambio climático y mejorar la eficacia energética así como las energías renovables; tiene la convicción de que sería necesaria una mayor inversión en este ámbito; considera que, a la luz de la revisión intermedia de la aplicación de los Fondos Estructurales, deberían asignarse mayores recursos financieros para la consecución de estos objetivos y, específicamente, que debería gastarse al menos un 5 % de la financiación estructural en mejorar la eficiencia energética de las viviendas existentes; pide a la Comisión, en este sentido, que dé curso a las Conclusiones del Consejo de Competitividad de los días 9 y 10 de octubre de 2008 sobre la eficiencia energética; subraya el papel clave y el potencial de desarrollo que representan las energías renovables descentralizadas para las regiones de la UE, tanto en términos de creación de empleo como de fomento del desarrollo sostenible local; pide a la Comisión que considere todas las posibilidades para financiar la construcción de aquí a 2015 de un máximo de 12 centrales experimentales de captura y almacenamiento de carbono y que presente sus propuestas oportunamente;

4.  Considera que resultan insuficientes los recursos financieros consagrados a las redes transeuropeas de energía, indispensables para la realización del mercado interior de la energía;

5.  Opina que, con el fin de incrementar la competitividad de los Estados miembros y de la UE, debe apoyarse la política industrial mediante los Fondos Estructurales; apoya, por consiguiente, la prioridad concedida a la política de cohesión, con objeto de desbloquear el potencial de las empresas, en particular el de las PYME;

6.  Destaca la necesidad de tener en cuenta, como condición previa para la consecución de los objetivos de Lisboa, la necesidad específica que tienen los nuevos Estados miembros de invertir para un desarrollo de las infraestructuras básicas.

7.  Considera que es fundamental el desarrollo de polos de competitividad mediante la utilización de los Fondos Estructurales, pues no solo ofrecen un gran potencial de creación de puestos de trabajo bien remunerados y de generación de crecimiento económico, sino que también reducen la presión sobre las grandes aglomeraciones; acoge con satisfacción, a este respecto, la continuación del programa Urban, pues es necesario revitalizar zonas urbanas y rehabilitar infraestructuras urbanas anticuadas;

8.  Subraya la importancia de que se consoliden las capacidades de cooperar y de absorber los fondos disponibles, por todos los medios posibles, como el intercambio de buenas prácticas, las campañas de información, las acciones comunes, el intercambio de nuevas tecnologías y el desarrollo de asociaciones, pues ello contribuye a la ejecución eficiente de los programas de cooperación en curso y, en concreto, a un incremento de la capacidad de absorción de los nuevos Estados miembros;

9.  Afirma la importancia de que se elaboren y apliquen programas especiales en las regiones en las que predominan las actividades industriales en declive con el fin de apoyar las iniciativas de reestructuración económica y dar lugar a un crecimiento significativo del peso del sector terciario en la economía;

10. Subraya la necesidad de que las políticas de cohesión atiendan también a las zonas rurales, pues solo con un desarrollo equilibrado de las zonas rurales y las zonas urbanas puede alcanzarse la cohesión territorial;

11. Considera que el problema demográfico representa un desafío clave para los Estados miembros en el contexto del proceso de disminución y envejecimiento de la población que afecta a la mayoría de ellos y subraya que este aspecto no se aborda lo suficiente en la Comunicación de la Comisión (COM(2008)0301);

12. Considera que la transparencia del proceso de concesión de fondos, junto con la simplificación administrativa y la consiguiente simplificación del acceso a la información por parte de los beneficiarios potenciales de los fondos representa un requisito importante para alcanzar el objetivo general de la política de cohesión.

RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN COMISIÓN

Fecha de aprobación

20.1.2009

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

46

1

0

Miembros presentes en la votación final

Šarūnas Birutis, Jan Březina, Jerzy Buzek, Jorgo Chatzimarkakis, Giles Chichester, Dragoş Florin David, Den Dover, Lena Ek, Nicole Fontaine, Adam Gierek, Norbert Glante, Fiona Hall, Erna Hennicot-Schoepges, Mary Honeyball, Ján Hudacký, Romana Jordan Cizelj, Werner Langen, Anne Laperrouze, Pia Elda Locatelli, Patrick Louis, Eluned Morgan, Angelika Niebler, Atanas Paparizov, Aldo Patriciello, Francisca Pleguezuelos Aguilar, Anni Podimata, Miloslav Ransdorf, Vladimír Remek, Herbert Reul, Teresa Riera Madurell, Mechtild Rothe, Paul Rübig, Patrizia Toia, Catherine Trautmann, Claude Turmes, Nikolaos Vakalis, Alejo Vidal-Quadras, Dominique Vlasto

Suplente(s) presente(s) en la votación final

Pilar Ayuso, Juan Fraile Cantón, Matthias Groote, Françoise Grossetête, Edit Herczog, Vittorio Prodi, Esko Seppänen, Silvia-Adriana Ţicău, Vladimir Urutchev


OPINIÓN de la Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género (10.11.2008)

para la Comisión de Desarrollo Regional

sobre la aplicación del Reglamento sobre los Fondos Estructurales 2007-2013: resultados de las negociaciones relativas a las estrategias nacionales de cohesión y los programas operativos

(2008/2183(INI))

Ponente de opinión: Zita Pleštinská

SUGERENCIAS

La Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género pide a la Comisión de Desarrollo Regional, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de resolución que apruebe:

- Vistos el artículo 2 y el apartado 2 del artículo 3 del Tratado CE,

1. Apoya el objetivo que mantienen los nuevos programas, consistente en eliminar los obstáculos al empleo, en particular en beneficio de las mujeres y más en particular en beneficio de las personas que viven en el medio rural, de los jóvenes, de las personas con discapacidad, de las personas de edad avanzada y de los trabajadores cualificados, y observa que dista mucho de haberse alcanzado el objetivo de elevar la tasa de empleo de las mujeres;

2. Subraya que en los Reglamentos relativos a los Fondos Estructurales se establece que los Estados miembros y la Comisión han de garantizar que en las diferentes fases de ejecución de dichos fondos se fomenta la igualdad entre mujeres y hombres y la integración de la perspectiva de género;

3. Pide que se pongan en marcha de programas operativos en los que se respeten los principios de integración de la perspectiva de género, se luche contra la discriminación y se promueva la igualdad de trato, de retribución y de oportunidades entre hombres y mujeres en el lugar de trabajo y en la sociedad en su conjunto, se fomente el espíritu empresarial femenino facilitando, en particular, la participación de las mujeres en los procesos de decisión y se impulse la presencia de las mujeres en los ámbitos científicos, académicos y tecnológicos, mediante la puesta en marcha de campañas de sensibilización del público general, el intercambio de mejores prácticas y el diálogo permanente con los ciudadanos;

4. Respalda las iniciativas promovidas por el Fondo Social Europeo y el Programa Progress para el período 2007-2013, que mejoran la situación de las mujeres en el mercado laboral y contribuyen a eliminar la discriminación;

5. Hace hincapié en que, para garantizar las condiciones necesarias para una participación equitativa de las mujeres y los hombres en el ámbito privado y público y al mismo tiempo hacer frente al desafío demográfico, estos programas deben centrarse también en la conciliación de la vida familiar y la profesional; señala que es necesario mejorar la disponibilidad, la calidad y la accesibilidad de los servicios de atención a la infancia y a las personas dependientes, las personas de edad avanzada, los enfermos crónicos y las personas con discapacidad, en consonancia con los objetivos de Barcelona;

6. Apoya el «principio de cooperación» aplicado por la Comisión en la política de cohesión y pide a la Comisión que incluya a organizaciones de mujeres de escala local y nacional en todas las fases de negociación y ejecución;

7. Pide a los Estados miembros que suministren información completa a los ciudadanos, a las autoridades locales, a las ONG y a las organizaciones de mujeres sobre las posibilidades de financiación, especialmente con referencia a programas específicos, derecho a recibir cofinanciación con cargo a los Fondos Estructurales, normas de cofinanciación, normas de reembolso y acceso a los anuncios de convocatorias de propuestas en el marco del nuevo periodo de programación 2007-2013;

8. Pide a los Estados miembros que no permitan que un exceso de obstáculos administrativos impida a las organizaciones no gubernamentales solicitar financiación para proyectos, especialmente a las organizaciones dedicadas a apoyar a las mujeres que están en una situación económicamente desfavorable, a las mujeres pertenecientes a minorías étnicas, a las mujeres con discapacidad o que cuidan de personas en situación de dependencia y a las mujeres víctimas de la violencia o la tortura;

9.  Pide a los Estados miembros que eviten alargar excesivamente el plazo de reembolso de los costes de los proyectos finalizados, habida cuenta de que la insolvencia generada por tales prácticas impide a menudo que los receptores —en su mayoría autoridades locales y organizaciones sin ánimo de lucro— lleven a cabo actividades adicionales propias de sus ámbitos de competencia;

10. Pide a los Estados miembros que, en el marco de la programación y la ejecución de los proyectos estratégicos, y según proceda, tengan en cuenta las necesidades de las mujeres, las familias, en particular monoparentales y numerosas, las personas discapacitadas y los grupos vulnerables en las regiones geográfica y socialmente desfavorecidas;

11. Pide a los Estados miembros que en relación con todos los proyectos de los Fondos Estructurales tengan en cuenta las repercusiones de los mismos sobre las mujeres, así como el aspecto del género.

RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN COMISIÓN

Fecha de aprobación

6.11.2008

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

27

0

0

Miembros presentes en la votación final

Emine Bozkurt, Věra Flasarová, Claire Gibault, Lissy Gröner, Zita Gurmai, Rodi Kratsa-Tsagaropoulou, Urszula Krupa, Roselyne Lefrançois, Astrid Lulling, Siiri Oviir, Marie Panayotopoulos-Cassiotou, Zita Pleštinská, Anni Podimata, Raül Romeva i Rueda, Eva-Britt Svensson, Britta Thomsen, Anne Van Lancker, Anna Záborská, Iva Zanicchi

Suplente(s) presente(s) en la votación final

Lena Ek, Iratxe García Pérez, Donata Gottardi, Mary Honeyball, Christa Klaß, Ria Oomen-Ruijten, Maria Petre

Suplente(s) (art. 178, apdo. 2) presente(s) en la votación final

Inger Segelström


RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN COMISIÓN

Fecha de aprobación

12.2.2009

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

48

2

3

Miembros presentes en la votación final

Emmanouil Angelakas, Stavros Arnaoutakis, Elspeth Attwooll, Rolf Berend, Jana Bobošíková, Victor Boştinaru, Wolfgang Bulfon, Giorgio Carollo, Bairbre de Brún, Gerardo Galeote, Iratxe García Pérez, Monica Giuntini, Ambroise Guellec, Pedro Guerreiro, Gábor Harangozó, Filiz Hakaeva Hyusmenova, Mieczysław Edmund Janowski, Gisela Kallenbach, Evgeni Kirilov, Miloš Koterec, Constanze Angela Krehl, Florencio Luque Aguilar, Jamila Madeira, Miguel Angel Martínez Martínez, Iosif Matula, Miroslav Mikolášik, Jan Olbrycht, Maria Petre, Markus Pieper, Giovanni Robusti, Wojciech Roszkowski, Catherine Stihler, Margie Sudre, Lambert van Nistelrooij, Oldřich Vlasák

Suplente(s) presente(s) en la votación final

Domenico Antonio Basile, Jan Březina, Den Dover, Emanuel Jardim Fernandes, Lidia Joanna Geringer de Oedenberg, Stanisław Jałowiecki, Zita Pleštinská, Samuli Pohjamo, Christa Prets, Miloslav Ransdorf, Flaviu Călin Rus, Richard Seeber, László Surján, Nikolaos Vakalis, Iuliu Winkler

Suplente(s) (art. 178, apdo. 2) presente(s) en la votación final

Wolf Klinz, Sepp Kusstatscher, Toine Manders

Aviso jurídico - Política de privacidad