Procedimiento : 2008/2329(INI)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : A6-0124/2009

Textos presentados :

A6-0124/2009

Debates :

Votaciones :

PV 02/04/2009 - 9.25
Explicaciones de voto
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P6_TA(2009)0217

INFORME     
PDF 151kWORD 104k
9.3.2009
PE 418.269v02-00 A6-0124/2009

sobre mejorar las escuelas: un programa de cooperación europea

(2008/2329(INI))

Comisión de Cultura y Educación

Ponente: Pál Schmitt

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO
 EXPOSICIÓN DE MOTIVOS
 RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN COMISIÓN

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO

sobre mejorar las escuelas: un programa de cooperación europea

(2008/2329(INI))

El Parlamento Europeo,

–       Vistos los artículos 149 y 150 del Tratado CE sobre educación, formación profesional y juventud,

–       Visto el artículo 14 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea sobre el derecho a la educación,

–       Vista la Comunicación de la Comisión de 3 de julio de 2008 titulada «Mejorar las competencias en el siglo XXI: agenda para la cooperación europea en las escuelas» (COM(2008)0425),

–       Vista la Comunicación de la Comisión de 16 de diciembre de 2008 titulada «Un marco estratégico actualizado para la cooperación europea en el ámbito de la educación y la formación» (COM(2008)0865),

–       Vista la Comunicación de la Comisión de 12 de noviembre de 2007 titulada «Facilitar el aprendizaje permanente para fomentar el conocimiento, la creatividad y la innovación: Proyecto de informe de situación de 2008 del Consejo y de la Comisión sobre la ejecución del programa de trabajo «Educación y Formación 2010»» (COM(2007)0703),

–       Visto el programa de trabajo decenal «Educación y Formación 2010»(1), y los subsiguientes informes conjuntos provisionales sobre los progresos de su aplicación,

–       Vista la Decisión nº 1720/2006/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 15 de noviembre de 2006, por la que se establece un programa de acción en el ámbito del aprendizaje permanente(2),

–       Vista la Recomendación del Parlamento Europeo y del Consejo de 18 de diciembre de 2006 sobre las competencias clave para el aprendizaje permanente(3),

–       Vistas las conclusiones de la Presidencia del Consejo Europeo de 13 y 14 de marzo de 2008, especialmente la sección dedicada a invertir en capital humano y modernizar los mercados laborales,

–       Vista la Resolución del Consejo de 15 de noviembre de 2007 sobre la educación y la formación como motor clave de la Estrategia de Lisboa(4),

–       Visto el informe a la Unesco de la Comisión Internacional sobre la Educación para el Siglo XXI,

–      Vistas las conclusiones del Consejo y de los Representantes de los Gobiernos de los Estados miembros reunidos en el seno del Consejo, de 21 de noviembre de 2008 — Preparar a los jóvenes para el siglo XXI: agenda para la cooperación europea en las escuelas(5),

–       Vista su Resolución de 26 de febrero de 2004 sobre el papel de las escuelas y de la educación escolar en el fomento del acceso público a la cultura(6),

–       Vista su Resolución de 8 de septiembre de 2005 sobre las opciones para desarrollar el sistema de las escuelas europeas(7),

–       Vista su Resolución de 27 de septiembre de 2007 sobre eficiencia y equidad en los sistemas europeos de educación y formación(8),

–       Vista su Resolución de 13 de noviembre de 2007 sobre el papel del deporte en la educación(9),

–       Vista su Resolución de 23 de septiembre de 2008 sobre «Mejorar la calidad de la formación del profesorado»(10),

–       Vista su Resolución de 18 de diciembre de 2008 sobre el aprendizaje permanente para fomentar el conocimiento, la creatividad y la innovación – Ejecución del programa de trabajo «Educación y Formación 2010»(11),

–       Visto el artículo 45 de su Reglamento,

–       Visto el informe de la Comisión de Cultura y Educación (A6-0124/2009),

A.     Considerando que los Estados miembros son responsables de la organización, el contenido y la reforma de la educación escolar; considerando que el intercambio de información y buenas prácticas, junto con la cooperación en torno a retos comunes constituyen herramientas excelentes para apoyar las reformas; considerando que la Comisión tiene un papel importante para facilitar esta cooperación,

B.     Considerando que los cambios económicos y sociales en la Unión Europea, los factores que condicionan el mercado interior y las nuevas oportunidades y exigencias de una economía globalizada están creando un conjunto de retos comunes para todos los sistemas educativos nacionales, haciendo más necesaria que nunca la cooperación a escala europea en el ámbito de la educación y la formación,

C.     Considerando que las grandes diferencias constatadas entre los resultados de los sistemas educativos en la UE podrían aumentar las disparidades en materia de desarrollo económico y social entre los Estados miembros y poner en peligro la consecución de los objetivos de la Estrategia de Lisboa,

D.     Considerando que son necesarias medidas sistemáticas para consolidar el papel de la educación en el «triángulo del conocimiento» (investigación, innovación y educación), respecto del cual la Unión presta apoyo a la estrategia a largo plazo relativa al desarrollo futuro, a la competitividad y a la cohesión social, así como para la inclusión de la educación entre las prioridades de la próxima ronda de negociaciones en el marco del Proceso de Lisboa,

E.     Considerando que los parámetros comparativos constituyen unas herramientas importantes para impulsar nuevas reformas, dado que permiten medir los progresos realizados en dirección a unos objetivos comunes claramente determinados,

F.     Considerando que el Consejo ha adoptado tres parámetros de referencia para 2010 directamente relacionados con la educación escolar, relativos al abandono escolar, las aptitudes de lectura y la finalización del ciclo superior de enseñanza secundaria; considerando que sigue siendo insuficiente el progreso con respecto a estos parámetros de referencia,

G.     Considerando que la adquisición de capacidades básicas y competencias clave por parte de todos los jóvenes y la mejora de los niveles de rendimiento educativo constituyen aspectos esenciales para alcanzar los objetivos de la Agenda de Lisboa,

H.     Considerando que el nivel educativo de los jóvenes repercute directamente en sus futuras perspectivas de empleo, participación social, formación o educación superior y nivel de ingresos,

I.      Considerando que la educación de las mujeres influye especialmente en el rendimiento educativo de las comunidades, y considerando que si la educación de las niñas es incompleta o deficiente, pueden verse afectadas no solo ellas, sino que también pueden transmitirse desventajas a la generación siguiente,

J.      Considerando que las desigualdades y el abandono escolar generan elevados costes socioeconómicos y perjudican la cohesión social, y considerando que toda forma de segregación escolar debilita el nivel de los sistemas de educación nacionales en su conjunto,

K.     Considerando que actualmente se constata un alarmante aumento de la violencia en la escuela, acompañado de incidentes racistas y xenófobos en el entorno escolar, que se deriva de dos tendencias básicas en los centros de enseñanza, el multiculturalismo y el aumento de las diferencias de clases sociales, agravado por la falta de intervención adecuada o de apoyo a los alumnos y mecanismos de contacto en el interior del sistema educativo,

L.     Considerando que los modelos educativos inclusivos fomentan la integración de los grupos de alumnos desfavorecidos y de los estudiantes con necesidades educativas especiales, y aumentan la solidaridad entre los alumnos procedentes de distintos entornos,

M.    Considerando que una enseñanza preescolar bien configurada contribuye de manera significativa a la integración de los grupos desfavorecidos (como los niños de entornos de bajos ingresos y de minorías), puede contribuir al incremento de las capacidades generales y es esencial para garantizar un incremento de la igualdad y la reducción de las tasas de abandono,

N.     Considerando que la escuela tiene una importancia esencial para la vida social y el aprendizaje de los niños y su desarrollo personal, así como para transmitirles conocimientos, capacidades y valores para participar en una sociedad democrática y ejercer una ciudadanía activa,

O.     Considerando que, en la actual crisis económica y financiera global, la educación y la formación desempeñan un papel clave en el desarrollo de los conocimientos y capacidades innovadoras y aseguran la libre circulación de los conocimientos como instrumento ideal para la recuperación económica y la consolidación del mercado de trabajo; señalando, sin embargo, que el objetivo primordial de las políticas en el ámbito de la educación y la formación no consiste en satisfacer las necesidades del mercado y los criterios de empleabilidad, sino en garantizar que los alumnos adquieran un nivel general de conocimientos que respondan a unos criterios uniformes en materia de educación y que den lugar a una personalidad bien formada y equilibrada,

P.     Considerando que los planes de estudio y los métodos de enseñanza y evaluación deben permitir que todos los estudiantes adquieran competencias clave y desarrollen todo su potencial; considerando que el bienestar físico y mental de los niños y un entorno de aprendizaje agradable constituyen aspectos cruciales para un aprendizaje con resultados positivos,

Q.     Considerando que una educación general, que comprenda materias tales como las artes y la música, puede contribuir al fomento de la realización personal, la confianza en uno mismo y el desarrollo de la creatividad y el pensamiento innovador,

R.     Considerando que el gasto en educación debe dirigirse particularmente a los ámbitos que producen las principales mejoras en el rendimiento y el desarrollo de los estudiantes,

S.     Considerando que la calidad del profesorado está reconocida como el factor más determinante del entorno escolar para los logros de los estudiantes,

T.     Considerando que la movilidad y los intercambios pueden promover las competencias interculturales, lingüísticas, sociales y referentes a materias concretas, potenciar la motivación de profesores y estudiantes y contribuir a la mejora de las capacidades pedagógicas del profesorado,

U.     Considerando que las escuelas no representan más que una parte de un grupo de agentes que comparten una responsabilidad colectiva en la educación de los jóvenes,

V.     Considerando la necesidad de crear una cultura de evaluación en los sistemas de educación y formación para garantizar un seguimiento de su evolución eficaz y a largo plazo,

W.    Considerando que, en su mencionada Resolución de 8 de septiembre de 2005(12), el Parlamento Europeo subrayó la necesidad de reformar el sistema de gobernanza de las Escuelas Europeas para responder, en particular, a los desafíos actuales, ligados en particular a la ampliación y sus consecuencias,

1.      Acoge con satisfacción la Comunicación de la Comisión de 4 de julio de 2008 y los ámbitos en los que pretende centrar la cooperación en un futuro;

2.      Acoge con satisfacción la Comunicación de la Comisión de 16 de diciembre de 2008 y las medidas que propone;

3.      Hace suya la opinión de que la educación escolar debe ser prioritaria en el próximo ciclo de la Estrategia de Lisboa;

4.      Acoge con satisfacción el acuerdo de los Estados miembros de cooperar en ámbitos clave de la educación escolar; insta a los Estados miembros a que aprovechen al máximo esta oportunidad de aprender unos de otros;

Mejorar las competencias de todos los estudiantes

5.      Insta a los Estados miembros a que hagan todo lo que esté en su mano a fin de dotar a los jóvenes de las capacidades básicas fundamentales para continuar su aprendizaje, y a que sigan esforzándose por aplicar la mencionada Recomendación de 18 de diciembre de 2008 y por alcanzar los puntos de referencia acordados anteriormente;

6.      Le preocupa la tendencia actual hacia una disminución del nivel de los estudiantes en lectura y aritmética, e insta a los Estados miembros a que tomen todas las medidas necesarias para contrarrestarla;

7.      Recomienda que los Estados miembros sigan examinando estrategias para reducir las desigualdades de género en cuanto a capacidades básicas;

8.      Insta a los Estados miembros a que sigan esforzándose por reducir la cifra de abandono escolar; subraya la necesidad de descubrir en una fase temprana a los alumnos «de riesgo» para proporcionarles apoyo adicional y actividades de aprendizaje extraescolares, así como para apoyarles durante la transición de un nivel escolar al siguiente y ofrecer enfoques de aprendizaje personalizados a quienes lo necesiten;

9.      Constata que, en la Unión, los jóvenes muestran una gran falta de capacidad de concentración, por lo que pide a la Comisión que lleve a cabo un estudio para investigar las principales razones de esta falta de concentración entre los alumnos;

10.    Opina que las escuelas deben proporcionar una educación de calidad para todos los niños y establecer objetivos ambiciosos para todos los estudiantes, sin dejar de ofrecer un amplio abanico de opciones de estudio y apoyo adicional para tener en cuenta las necesidades específicas de los estudiantes;

11.    Pide, por consiguiente, a los Estados miembros que velen por que sus políticas educativas logren un equilibrio entre la igualdad y la calidad, dedicando una especial atención a medidas sociales de apoyo para los alumnos y estudiantes de entornos desfavorecidos y a adaptar el proceso de aprendizaje a sus necesidades individuales, proporcionando de este modo igualdad de oportunidades en cuanto al acceso a la educación;

12.    Insta, además, a los Estados miembros a que mejoren el acceso de los grupos desfavorecidos a la formación profesional y a los estudios universitarios con arreglo a los estándares más elevados, estableciendo y anunciado unos sistemas de becas adecuados;

13.    Defiende unos modelos de educación inclusiva, en los que las comunidades escolares reflejen la diversidad social a la vez que eviten todo tipo de discriminación;

14.    Insta, por consiguiente, a los Estados miembros a que persigan el objetivo de acabar por completo con la segregación de los romaníes en las clases/centros de educación primaria, así como que vigilen y supriman la práctica ilegal de colocar a los niños romaníes en clases para alumnos con discapacidad mental;

15.    Considera importante preparar a los jóvenes, durante sus estudios primarios, secundarios y universitarios, para la flexibilidad en el mercado de trabajo, habida cuenta que las exigencias de los empleadores pueden cambiar rápidamente;

16.    Solicita la modernización y mejora de los programas escolares para que reflejen la realidad social, económica, cultural y técnica de hoy en día y estén estrechamente relacionados con la industria, las empresas y el mercado de trabajo;

17.    Considera, no obstante, que la reforma del sistema educativo debería estar dirigida fundamentalmente al desarrollo pleno y polifacético de la persona, cultivando el respeto de los derechos humanos y la justicia social, el aprendizaje permanente para el desarrollo personal y la promoción profesional, la protección del medio ambiente y el bienestar personal y colectivo; considera que, en este contexto, la adaptación de los conocimientos así adquiridos a las exigencias del mercado es, sin duda, una prioridad para los sistemas educativos, pero no es su objetivo fundamental y primordial;

18.    Opina que las escuelas deben esforzarse no solo por mejorar las posibilidades de empleo, sino también por proporcionar a todos los jóvenes oportunidades para desarrollar plenamente su potencial de acuerdo con sus aptitudes personales; subraya la importancia de crear un entorno de aprendizaje en el que los jóvenes puedan adquirir las competencias democráticas básicas que les permitan participar activamente en la sociedad civil;

19.    Considera que todos los niños deben disponer desde temprana edad de oportunidades para adquirir competencias musicales, artísticas, manuales, sociales y cívicas; cree firmemente, por lo tanto, que la educación musical, artística y física debe estar incluida de manera obligatoria en el plan de estudios de la escuela;

20.    Está convencido de que, con arreglo a las conclusiones del Consejo Europeo de Barcelona de 2002, los niños deben aprender idiomas extranjeros desde una edad temprana; acoge con satisfacción la propuesta de establecer un parámetro de referencia según el cual deben enseñarse como mínimo dos idiomas extranjeros al menos al 80 % de los alumnos de educación secundaria inferior; subraya la importancia de proseguir la enseñanza de lenguas extranjeras en la enseñanza secundaria superior para asegurar que los jóvenes adquieran unas competencias lingüísticas de alto nivel; pide a los Estados miembros que consideren la posibilidad de emplear más profesores nativos para la enseñanza de lenguas;

21.    Opina que los Estados miembros deberían tomar medidas para garantizar que los hijos de los inmigrantes legales reciban clase en su idioma materno y pide a la Comisión que establezca y difunda las mejores prácticas en este sentido;

22.    Subraya la importancia de la educación en materia de tecnologías de la información y la comunicación y de medios de comunicación; considera importante enseñar a los alumnos el uso y las aplicaciones de las nuevas tecnologías digitales de comunicación;

23.    Reconoce que la educación no formal contribuye a dotar a los jóvenes de valiosas capacidades complementarias de las adquiridas en las escuelas, y pide a los centros escolares que colaboren más estrechamente con los proveedores de educación no formal, tales como las organizaciones juveniles;

Escuelas y profesorado de gran calidad

24.    Considera que una educación de calidad es un derecho de todo niño, y que un primer paso importante para garantizarlo sería establecer una carta europea de los derechos de los alumnos;

25.    Insta a los Estados miembros y a los gobiernos regionales competentes a que inviertan en educación preescolar, a que garanticen unas instituciones de educación preescolar y guarderías de calidad, con profesorado y educadores debidamente formados, y a que garanticen la asequibilidad de dichos servicios; apoya la propuesta de un nuevo parámetro de referencia relativo a la tasa de participación en la educación preescolar;

26.    Considera que la educación pública debería seguir siendo principalmente un ámbito financiado por el Estado, que contribuya a la igualdad social y la inclusión; celebra, no obstante, las iniciativas encaminadas a desarrollar una cooperación fructífera con el sector privado y a examinar la posibilidad de nuevas formas de financiación complementaria;

27.    Recomienda que todos los tipos de escuelas reciban apoyo financiero en función de su tamaño e independientemente de su filosofía educativa; subraya, a este respecto, el importante papel que desempeñan las escuelas confesionales que imparten una educación de alta calidad y enseñan firmes valores morales;

28.    Considera que debería ofrecerse un apoyo adicional a los centros educativos públicos que se encuentran en una situación financiera más desfavorecida, especialmente, a los situados en regiones pobres de la Unión;

29.    Considera que un entorno educativo de buena calidad, que ofrezca infraestructuras, materiales y tecnologías modernos, constituye un requisito previo para lograr una educación de alta calidad en los centros escolares;

30.    Considera que la calidad de la enseñanza y el nivel de los resultados requieren unos planes de estudios exigentes y rigurosos y la evaluación periódica de los alumnos, y asimismo que la evaluación implique que los alumnos sean responsables de los progresos que hacen;

31.    Insta a los Estados miembros a que doten a las escuelas de autonomía suficiente para resolver las dificultades específicas a las que se enfrentan en el ámbito local, así como de un grado de flexibilidad adecuado en los planes de estudios, métodos de enseñanza y sistemas de evaluación, reconociendo al mismo tiempo la necesidad de garantizar la comparabilidad de los sistemas de cualificación en toda Europa;

32.    Considera que la evaluación es un instrumento útil para mejorar la calidad de los sistemas educativos; subraya, no obstante, que los sistemas de evaluación no deben basarse solo en los resultados cuantitativos y el rendimiento de los alumnos, pues ello daría lugar a una jerarquía social de centros de enseñanza, acompañada de sistemas educativos de «varias velocidades», sino también en el propio sistema y los métodos utilizados, teniendo claramente en cuenta las circunstancias socioeconómicas en las que funciona cada escuela;

33.    Considera que la calidad de la educación y su nivel de resultados también dependen, en una medida importante, del respeto a la autoridad del maestro en el ámbito de la vida escolar;

34.    Considera que, en la medida de lo posible, la composición del profesorado debe reflejar la creciente diversidad de las sociedades europeas, con el fin de ofrecer modelos para todos los alumnos; alienta la reflexión, a este respecto, sobre la necesidad de atraer a más hombres a la profesión docente, especialmente en el nivel de la enseñanza primaria;

35.    Está convencido de que es necesario ofrecer una formación inicial del profesorado basada en la teoría y la práctica y un proceso coherente de evolución profesional permanente y apoyo para que los profesores estén al día, a lo largo de su carrera, de las capacidades exigidas por la sociedad del conocimiento; considera que las políticas de formación y contratación del profesorado deben estar encaminadas a atraer al personal más cualificado y que debe ofrecerse a los profesores un cierto reconocimiento y estatus social y una remuneración acorde con la importancia de su función;

36.    Apoya firmemente que se proporcionen oportunidades al mayor número de estudiantes y profesores posible para participar en proyectos de movilidad y asociaciones de escuelas; subraya la importancia del Programa Comenius a este respecto; subraya la necesidad de seguir reduciendo los trámites administrativos para las escuelas candidatas; acoge con satisfacción la creación de Comenius Regio; apoya la propuesta de desarrollo de un parámetro de referencia sobre movilidad;

37.    Recomienda que se anime a los profesores, incluidos los profesores de materias artísticas, a utilizar al máximo los programas europeos y nacionales de movilidad, y que la movilidad se convierta en parte integral de su formación y carreras;

38.    Recomienda la participación de los padres en la vida escolar y la concienciación con respecto a la influencia de las condiciones de vida y las actividades extraescolares en la adquisición de capacidades y competencias en la escuela, aunque reconoce que ha fracasado el intento de contrarrestar las desigualdades en la educación mediante las meras políticas de enseñanza;

39.    Recomienda encarecidamente la creación de asociaciones entre centros de enseñanza y comunidades para luchar contra el problema de la violencia en la escuela, que amenaza con propagarse por toda la sociedad;

40.    Considera que todas las escuelas deberían promover la adquisición de competencias democráticas, apoyando la creación de consejos de alumnos y permitiendo a los estudiantes corresponsabilizarse en el ámbito escolar en asociación con padres, profesores y consejos escolares;

41.    Pide a los Estados miembros y a la Comisión que cooperen estrechamente para apoyar la puesta en práctica del sistema de escolaridad europeo en los respectivos sistemas educativos de los Estados miembros; pide, por consiguiente, a la Comisión que examine la conveniencia de integrar a las Escuelas Europeas en los trabajos de la red Eurydice;

42.    Pide a la Comisión que le informe regularmente sobre los progresos realizados a raíz de sus dos comunicaciones, con objeto de evaluar el rendimiento de los sistemas de educación y formación en la UE, prestando especial atención a la adquisición de capacidades clave por el alumnado;

* *

*

43.    Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión y a los Gobiernos y Parlamentos de los Estados miembros.

(1)

DO C 142 de 14.6.2002, p. 1.

(2)

DO L 327 de 24.11.2006, p. 45.

(3)

DO L 394 de 30.12.2006, p. 10.

(4)

DO C 300 de 12.12.2007, p. 1.

(5)

DO C 319 de 13.12.2008, p. 20.

(6)

DO C 98 E de 23.4.2004, p. 179.

(7)

DO C 193 E de 17.8.2006, p. 333.

(8)

DO C 219 E de 28.8.2008, p. 300.

(9)

DO C 282 E de 6.11.2008, p. 131.

(10)

Textos Aprobados, P6_TA(2008)0422.

(11)

Textos Aprobados, P6_TA(2008)0625.

(12)

DO C 193 E de 17.8.2006, p. 333.


EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

Antecedentes

En virtud del Tratado CE, la responsabilidad de la organización del sistema educativo y del contenido de la educación y la formación compete a los Estados miembros. La Unión desempeña un papel de apoyo, por ejemplo, mediante el fomento del intercambio de información y buenas prácticas.

La cooperación de la UE en materia de educación y formación se ha intensificado con los años, y los Estados miembros de la UE y la Comisión Europea han colaborado en cuestiones de educación y formación en virtud del programa de trabajo «Educación y Formación 2010». Este programa de trabajo se creó en 2002, en el marco de la Estrategia de Lisboa, con el objetivo principal de mejorar la calidad y la eficacia de los sistemas de educación y formación y de favorecer el acceso a ellos.

En este contexto, los Estados miembros y la Comisión también han colaborado en materia de educación escolar. Han abordado retos comunes, como las competencias clave, la calidad, la eficacia y la igualdad de los sistemas educativos, al igual que la calidad de la educación del profesorado. El programa de trabajo también define cinco parámetros de referencia. Tres de ellos están relacionados con la educación escolar: se refieren a las tasas de abandono escolar, a los estudiantes de 22 años que finalizan la educación secundaria superior y a las deficientes aptitudes de lectura de los jóvenes de quince años.

Las recientes evaluaciones muestran que el progreso alcanzado con respecto a los parámetros acordados unánimemente es insuficiente, y que los parámetros establecidos para 2010 en materia escolar no se lograrán. El progreso alcanzado con respecto al abandono escolar y al rendimiento en la educación secundaria superior es insuficiente, y la cifra de estudiantes con aptitudes de lectura deficientes se ha incrementado. A escala internacional, otros países de la OCDE registran un rendimiento más satisfactorio que muchos de los Estados miembros de la UE. Por ese motivo, el Consejo Europeo de primavera de 2008 instó a los Estados miembros a tomar medidas específicas en cuanto a aptitudes de lectura, abandono escolar y el escaso rendimiento de los estudiantes de origen migrante.

En este contexto la Comisión presentó en julio de 2008 una Comunicación titulada «Mejorar las competencias en el siglo XXI: agenda para la cooperación europea en las escuelas»(1). Desde la afirmación de que la educación escolar debe ser prioritaria en el próximo ciclo del proceso de Lisboa, la Comisión sugiere un programa para reforzar la cooperación europea sobre las escuelas(2).

Más concretamente, la Comisión propone reforzar la cooperación en tres ámbitos: competencias clave, aprendizaje de calidad para todos los estudiantes y profesores y personal educativo. En cada uno de los tres ámbitos, la Comisión identifica temas centrales en los que debe centrarse la cooperación futura, como las capacidades de lectura y escritura y de cálculo elemental, el aprendizaje personalizado y las técnicas de evaluación, la igualdad de los sistemas educativos escolares, el abandono escolar y la formación y contratación del profesorado.

En noviembre de 2008 el Consejo debatió la mencionada Comunicación y acordó las siguientes prioridades para la cooperación europea sobre las escuelas: garantizar y mejorar la adquisición de competencias clave, especialmente en cuanto a capacidades de lectura y escritura y de cálculo elemental, reforzar el papel esencial de las escuelas en el fomento de las sociedades inclusivas y el refuerzo de la cohesión social, mediante la garantía de una educación de calidad para todos los alumnos, de acuerdo con el principio de igualdad, fomentar la enseñanza como profesión y mejorar la formación inicial e interna para el profesorado y la dirección de los centros escolares(3).

En diciembre de 2008, la Comisión presentó otra Comunicación en la que proponía «Un marco estratégico actualizado para la cooperación europea en el ámbito de la educación y la formación»(4). Basándose en la reciente evaluación del progreso realizado en el marco del programa de trabajo «Educación y Formación 2010», este documento identifica retos estratégicos a largo plazo y prioridades inmediatas en materia de aprendizaje permanente. Varias secciones importantes de este documento abordan cuestiones relacionadas con la educación escolar. La Comisión propone mejorar la ejecución de los programas relativos a idiomas, formación del profesorado y abandono escolar, y desarrollar todavía más la cooperación política en cuestiones como las capacidades básicas, la educación preescolar, los inmigrantes, los estudiantes con necesidades específicas y las competencias transversales clave. La Comisión también plantea la revisión y actualización ­—cuando sea necesario— de los parámetros de referencia actuales, así como la integración de nuevos parámetros en el marco. Más concretamente, en el ámbito de la educación escolar, el documento propone ampliar el parámetro de referencia de los estudiantes con dificultades de lectura para incluir también las matemáticas y las ciencias, y desarrollar nuevos parámetros de referencia sobre el aprendizaje de idiomas, la movilidad y la tasa de participación en la educación preescolar.

Declaración del ponente

Los Tratados subrayan la competencia exclusiva de los Estados miembros con respecto al contenido de la enseñanza y la organización de su sistema educativo, y la Unión Europea ha intensificado sus iniciativas en este ámbito desde la adopción del Tratado de Maastricht, mediante el fomento de la cooperación entre Estados miembros y el apoyo y complementación de sus actividades. La aprobación de la recomendación sobre competencias clave, del marco europeo de cualificaciones o del sistema europeo de transferencia de créditos de formación profesional refleja este progreso.

Las escuelas del siglo XXI se enfrentan a un doble reto: por una parte, deben cumplir las directrices de política educativa impuestas por los gobiernos nacionales, y, por la otra, deben contribuir al logro de los objetivos descritos en el documento estratégico esencial de la UE, la Estrategia de Lisboa, diseñada para incrementar la competitividad de Europa.

Mi convicción personal es que los niños deben ser el centro del sistema escolar, y la política educativa no debe subordinarse de manera exclusiva a las consideraciones económicas y no debe considerarse una simple herramienta de crecimiento económico. La educación es una herramienta para el desarrollo individual y social, y la escuela constituye la primera experiencia de aprendizaje formalizado. Por tanto, influye de manera significativa sobre la opinión de los estudiantes con respecto al aprendizaje en general.

Las escuelas también son un entorno social en el que los niños se relacionan con sus compañeros y adultos a través de la comunicación. Por ello, el entorno escolar debe estar caracterizado por un clima social satisfactorio, la presencia de un amplio abanico de métodos de enseñanza, un entorno de aprendizaje positivo, apertura y flexibilidad que contribuyan a la adopción de una cultura de aprendizaje permanente.

Las escuelas deben prestar una atención especial a la igualdad de oportunidades, a la justicia social y a la diversidad cultural. Las comunidades escolares deben ser un reflejo de la sociedad que nos rodea y estar exentas de cualquier tipo de discriminación y segregación, con vistas a desarrollar en los niños un sentimiento de solidaridad y aceptación con respecto a sus compañeros desfavorecidos. La educación inclusiva también puede contribuir a la integración social de los alumnos inmigrantes o discapacitados, aumentar la motivación y la cohesión de la comunidad. Las autoridades deben compensar las necesidades financieras y personales de la educación inclusiva.

Las escuelas han de tener una relación excelente con el resto de instituciones públicas como las autoridades regionales y locales, las instituciones sociales y de bienestar de los niños y las asociaciones de padres y el entorno laboral. La accesibilidad y la cercanía de las escuelas constituyen factores clave para la inclusión y la justicia social, y representan un medio eficaz para combatir el abandono escolar prematuro.

Los sistemas escolares nacionales deben estar dispuestos a ofrecer una educación en la lengua materna de las minorías nacionales nativas a todos los niveles, mientras que los niños inmigrantes deben recibir clases en su lengua materna. La Unión Europea posee un papel esencial en la recopilación y distribución de las mejores prácticas en este ámbito.

Debe proporcionarse financiación adecuada y equitativa a todas las escuelas a la vez que se respeta la diversidad de los métodos pedagógicos y la escala y propiedad de las instituciones. Es preciso conceder financiación y apoyo adicional a las escuelas ubicadas en zonas remotas y desfavorecidas. A menudo estas instituciones no pueden solicitar proyectos comunitarios únicamente con sus propios recursos.

La calidad de la enseñanza constituye un factor decisivo con respecto al rendimiento de los estudiantes, por lo que deben duplicarse los esfuerzos para mejorar la inducción interna de los profesores, la formación interna, las perspectivas de movilidad, y es necesario establecer un apoyo y unas directrices continuos en relación con los nuevos métodos pedagógicos. El atractivo y el estatus social de la profesión de educador debe restaurarse, mediante la oferta de unas condiciones laborales adecuadas y una remuneración justa, así como sistemas de recompensa.

A modo de conclusión, la cuestión relativa al mejor modo de contribuir a los retos del siglo XXI debe plantearse de un modo opuesto: ¿qué debe hacerse por las escuelas para que puedan ofrecer un mejor servicio a nuestras sociedades y generaciones futuras? La cooperación europea brinda una oportunidad única a los Estados miembros y a las instituciones educativas para intercambiar sus experiencias y adoptar los métodos que más se ajusten a sus necesidades y expectativas.

(1)

COM(2008)0425. La Comunicación se basa en una consulta pública cuyos resultados pueden encontrarse en el siguiente enlace: http://ec.europa.eu/education/school21/results_en.html

(2)

En el texto de la Comisión «Escuela» hace referencia las instituciones de educación preescolar, primaria, secundaria inferior y superior, y a instituciones de formación profesional e instituciones preescolares.

(3)

14855/08 de 30 de noviembre de 2008.

(4)

COM(2008)0865.


RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN COMISIÓN

Fecha de aprobación

5.3.2009

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

20

0

4

Miembros presentes en la votación final

Maria Badia i Cutchet, Katerina Batzeli, Ivo Belet, Marie-Hélène Descamps, Daniel Petru Funeriu, Milan Gaľa, Claire Gibault, Vasco Graça Moura, Luis Herrero-Tejedor, Ruth Hieronymi, Mikel Irujo Amezaga, Adrian Manole, Manolis Mavrommatis, Zdzisław Zbigniew Podkański, Pál Schmitt, Hannu Takkula, Helga Trüpel, Henri Weber, Tomáš Zatloukal

Suplente(s) presente(s) en la votación final

Iosif Matula, Ewa Tomaszewska, Cornelis Visser

Suplente(s) (art. 178, apdo. 2) presente(s) en la votación final

Wolfgang Bulfon, Andres Tarand

Aviso jurídico - Política de privacidad