Procedimiento : 2008/2217(INI)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : A6-0199/2009

Textos presentados :

A6-0199/2009

Debates :

PV 22/04/2009 - 18
CRE 22/04/2009 - 18

Votaciones :

PV 23/04/2009 - 8.33
Explicaciones de voto
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P6_TA(2009)0307

INFORME     
PDF 184kWORD 125k
1.4.2009
PE 416.379v02-00 A6-0199/2009

sobre el plan de acción sobre movilidad urbana

(2008/2217(INI))

Comisión de Transportes y Turismo

Ponente: Gilles Savary

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO
 EXPOSICIÓN DE MOTIVOS
 OPINIÓN de la Comisión de Desarrollo REGIONAL
 RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN COMISIÓN

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO

sobre el plan de acción sobre movilidad urbana

(2008/2217(INI))

El Parlamento Europeo,

–   Visto el Libro Verde de la Comisión, de 25 de septiembre de 2007, titulado «Hacia una nueva cultura de la movilidad urbana» (COM(2007)0551),

–   Visto el Libro Blanco de la Comisión titulado «La política europea de transportes de cara al 2010: la hora de la verdad» (COM(2001)0370),

–   Vista la Comunicación de la Comisión de 18 de octubre de 2007 titulada «Plan de acción para la logística del transporte de mercancías» (COM(2007)0607),

–   Vista la Comunicación de la Comisión de 17 de septiembre de 2007 titulada «Hacia una movilidad más segura, más limpia y más eficiente en Europa: primer informe sobre el vehículo inteligente» (COM(2007)0541),

–   Vista la Comunicación de la Comisión de 7 de febrero de 2007 titulada «Marco reglamentario para un sector del automóvil competitivo en el siglo XXI — Posición de la Comisión sobre el informe final del Grupo de alto nivel CARS 21 — Una contribución a la estrategia de crecimiento y empleo de la UE» (COM(2007)0022),

–   Vista la Comunicación de la Comisión de 28 de junio de 2006 titulada «La logística del transporte de mercancías en Europa – la clave para la movilidad sostenible» (COM(2006)0336),

–   Vista la Comunicación de la Comisión de 22 de junio de 2006 titulada «Por una Europa en movimiento — Movilidad sostenible para nuestro continente — Revisión intermedia del Libro Blanco del transporte de la Comisión Europea de 2001» (COM(2006)0314),

–   Vista la Comunicación de la Comisión de 15 de febrero de 2006 titulada «Iniciativa del vehículo inteligente – Sensibilización sobre las TIC al servicio de vehículos más inteligentes, seguros y limpios» (COM(2006)0059),

–   Vista la Comunicación de la Comisión de 11 de enero de 2006 sobre una Estrategia temática para el medio ambiente urbano (COM(2005)0718),

–   Vistas las propuestas y directrices de la Comisión y las posiciones del Parlamento Europeo sobre los Fondos Estructurales, el Fondo de Cohesión y el Séptimo Programa Marco de investigación,

–   Vista la propuesta revisada de Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo relativa a la promoción de vehículos limpios y eficientes energéticamente de transporte por carretera (COM(2007)0817),

–   Vista su Resolución de 9 de julio de 2008 titulada «Hacia una nueva cultura de la movilidad urbana»(1),

–   Vista su Resolución de 19 de junio de 2008 titulada «Hacia una movilidad más segura, más limpia y más eficiente en Europa – Primer informe sobre el vehículo inteligente»(2),

–   Vista su Resolución, de 20 de febrero de 2008, sobre las aportaciones al Consejo Europeo de primavera de 2008 en relación con la Estrategia de Lisboa(3),

–  Vista su Resolución, de 12 de octubre de 1988, sobre la protección del peatón y la carta europea de los derechos del peatón(4),

–   Vista su Resolución, de 15 de enero de 2008, sobre CARS 21: Marco reglamentario para un sector del automóvil competitivo(5),

–   Vista su Resolución, de 5 de septiembre de 2007, sobre la logística del transporte de mercancías en Europa – la clave para la movilidad sostenible(6),

–   Vista su Resolución de 12 de julio de 2007 titulada «Por una Europa en movimiento — movilidad sostenible para nuestro continente»(7),

–   Vista la Directiva 2008/50/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 21 de mayo de 2008, relativa a la calidad del aire ambiente y a una atmósfera más limpia en Europa(8),

–   Visto el Reglamento (CE) nº 1370/2007 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 23 de octubre de 2007, sobre los servicios públicos de transporte de viajeros por ferrocarril y carretera(9),

–   Vista la Directiva 2004/49/CE, de 29 de abril de 2004, sobre la seguridad de los ferrocarriles comunitarios(10) (Directiva de seguridad ferroviaria),

–   Vista la Directiva 2000/40/CE, de 26 de junio de 2000, relativa a la aproximación de las legislaciones de los Estados miembros sobre la protección delantera contra el empotramiento de los vehículos de motor(11),

–   Visto el anuncio realizado por la Comisión sobre la publicación de un plan de acción para los transportes urbanos, aplazado en diversas ocasiones y sin plazo preciso,

–   Visto el fundamento jurídico constituido por los artículos 70 a 80 del Título V del Tratado CE,

–   Visto el artículo 45 de su Reglamento,

–   Vistos el informe de la Comisión de Transportes y Turismo y la opinión de la Comisión de Desarrollo Regional (A6-0199/2009),

A.  Considerando que los transportes urbanos constituyen una parte considerable de la totalidad de los transportes y que, por este motivo, los artículos 70 a 80 del Tratado CE son el fundamento jurídico que confiere a la Unión Europea una competencia compartida con los Estados miembros en este sector,

B.   Considerando que un gran número de directivas y reglamentos europeos, transversales o modales, tienen un impacto en los transportes urbanos y que se requiere establecer su coherencia mediante un enfoque específico de los desplazamientos urbanos,

C.  Considerando que el plan sobre el clima europeo, adoptado por el Consejo Europeo celebrado los días 8 y 9 de marzo de 2007, fija objetivos ambiciosos de reducción en un 20 % del consumo de energía, del 20 % de ahorro en combustibles fósiles y del 20 % de suministro en energías renovables en 2020, y que estos objetivos no pueden lograrse sin una estrategia adaptada en consecuencia a los transportes urbanos,

D.  Considerando que el programa de investigación y desarrollo CIVITAS registró un enorme éxito que refleja la importancia que, para las autoridades locales y las empresas organizadoras del transporte, revisten las inversiones europeas destinadas a programas de desplazamientos urbanos innovadores,

E.   Considerando que los Fondos de Cohesión y los Fondos Estructurales financian programas de movilidad urbana, pero presentan el doble inconveniente, por una parte, de estar desprovistos de estrategia y objetivos europeos de movilidad urbana y, por otra, de estar localizados desigualmente en el territorio de la Unión,

F.   Considerando que las zonas urbanas constituyen polos de intermodalidad y conexión privilegiados entre las redes transeuropeas de transportes, que deben contribuir al logro de sus objetivos generales en favor de una movilidad europea sostenible y de una competitividad duradera de las redes de ciudades de la UE,

G.  Considerando que las ciudades son importantes centros de actividad económica y que el transporte de mercancías es vital para el abastecimiento de la población pero se enfrenta al mismo tiempo a desafíos debido a las superficies de almacenamiento restringidas y a los limitados horarios de suministro,

H.  Considerando que el respeto estricto del principio de subsidiariedad y del derecho de autonomía municipal en materia de planificación no permite contemplar una política preceptiva europea, pero permite a la Unión adoptar una estrategia de estímulo similar a la que representa su política regional y de cohesión, sin imponer soluciones desde arriba,

I.    Considerando que los problemas que plantean las zonas urbanas no pueden abordarse con políticas modales, sino mediante un enfoque en términos de usuarios y sistemas de transporte integrados,

J.    Considerando que una política de transporte urbano eficaz y sostenible en beneficio tanto de los ciudadanos europeos como de la economía europea solamente quedará garantizada si se asegura un trato justo entre el transporte de mercancías y el de pasajeros y entre los diversos modos de transporte,

K.  Considerando que una planificación urbana que tenga en cuenta el cambio demográfico de la sociedad, proporcionando, por ejemplo, una oferta de vivienda especialmente para las personas de edad avanzada en el centro de las ciudades y tiendas en las proximidades de sus viviendas puede contribuir sensiblemente a evitar el tráfico,

L.   Considerando la necesidad de disponer de estrategias sólidas respecto de los desplazamientos urbanos para optimizar sus instrumentos mediante el desarrollo de plataformas de intercambios intermodales y la integración de los distintos sistemas de desplazamiento,

M.  Considerando la necesidad de disponer de una información estadística fiable y más sistemática que permita una evaluación de las políticas públicas locales y un intercambio de las mejores prácticas en materia de desplazamientos urbanos,

N.  Considerando la importancia económica y tecnológica que tienen las distintas técnicas aplicadas en los transportes urbanos para la competitividad y el comercio exterior de la Unión,

O. Considerando que, a raíz de los plazos impuestos por la celebración de las próximas elecciones legislativas europeas, es obligado respetar el calendario inicialmente previsto para el debate parlamentario sobre el plan de acción para los transportes urbanos anunciado por la Comisión,

1.   Lamenta que no se haya publicado el plan de acción sobre la movilidad urbana anunciado por la Comisión y se muestra dispuesto a aceptar iniciativas distintas, pero insiste en la necesidad de un planteamiento coherente; decide, por tanto, dar curso a su informe de iniciativa y formular propuestas respecto del plan de acción europeo sobre la movilidad urbana;

2.   Recuerda que los transportes urbanos están sujetos al principio de subsidiaridad, pero señala que, con frecuencia, las autoridades locales no pueden hacer frente a estos retos sin la cooperación y la coordinación europea, por lo que la Comisión debe facilitar estudios, preparar el marco jurídico, financiar la investigación y promover y difundir las buenas prácticas, conforme al principio de que debe estar al alcance de todos, en todas las lenguas de la Unión Europea;

3.   Pide a la Comisión que publique una recopilación de las disposiciones reglamentarias europeas aplicables en este ámbito y que proponga a las regiones y a las ciudades marcos comunes de referencia que les faciliten la toma de decisiones en materia de planificación y ejecución de las estrategias de desarrollo;

Acelerar la investigación y la innovación europea en materia de movilidad urbana

4.   Propone el lanzamiento inmediato de un programa de mejora de las estadísticas y las bases de datos sobre la movilidad urbana en Eurostat, que integre en particular:

- datos sobre las diversas formas de tráfico, incluidos los modos menos agresivos de desplazamiento (bicicletas, marcha a pie, etc.),

- estadísticas sobre la contaminación del aire y el ruido, los accidentes, los embotellamientos y la congestión,

- estadísticas e indicadores cuantitativos y cualitativos sobre la oferta y los servicios de transporte;

5.   Sugiere que se abra inmediatamente un portal y un foro en Internet de ámbito europeo sobre la movilidad urbana, con el fin de facilitar el intercambio y la difusión de información, buenas prácticas y experiencias innovadoras, en particular en materia de desplazamientos no agresivos con el medio ambiente;

6.   Sugiere que se cree un premio europeo anual, que integre los trofeos CIVITAS, en el marco la semana europea de la movilidad, para recompensar las iniciativas o los proyectos de transporte urbano que se hayan distinguido y puedan reproducirse;

7.   Propone el desarrollo de una nueva generación de CIVITAS (CIVITAS IV), en torno a convocatorias de proyectos que integren en particular:

- los servicios anexos vinculados al transporte intermodal (tarificación, etc.),

- programas de ergonomía (comodidad) de los transportes urbanos,

- innovaciones en términos de accesibilidad intermodal, en particular, para las personas de movilidad reducida (PMR),

- programas de información integrada sobre la red de transportes urbanos destinados a los usuarios, que les permitan optimizar sus desplazamientos y adaptarlos en función de las variaciones de la red;

8.   Propone reforzar la investigación y el desarrollo ITS, coordinarlos mejor con las necesidades y los objetivos de los residentes urbanos y las autoridades locales y dirigirlos hacia:  

      −  unos sistemas de gestión integrada de información y de gestión del tráfico,

      −  la reducción de las perturbaciones y de los accidentes,

      −  la utilización de las nuevas tecnologías de la información y comunicación           interoperables, incluidas las tecnologías por satélite y NFC(12), mediante el uso de   telefonía móvil (GSM), para la información de los usuarios y la expedición de billetes   integrados,

      −  la seguridad activa y pasiva en los transportes públicos;

      −  el desarrollo de una generación de vehículos urbanos;

      −  soluciones innovadoras para un transporte eficiente de mercancías, en particular, para   el reparto de proximidad en las ciudades;

9.   Pide que se aumenten los fondos nacionales y europeos para las aplicaciones ITS a fin de permitir un mayor despliegue de ITS por las autoridades locales;

Fomentar el máximo aprovechamiento de los distintos métodos de desplazamiento mejorando la programación urbana

10. Pide que se promueva el principio del enfoque integrado en el marco de una gobernanza compartida en la que participen los agentes urbanos y periféricos, nacionales y europeos, y que tenga en cuenta los asuntos vinculados al transporte: inserción social, ruido, seguridad, competitividad, medio ambiente, etc.; reitera su petición de que la aplicación del enfoque integrado sea obligatoria en la programación y en la elección de los proyectos con cargo a los Fondos Estructurales;

11. Recomienda la aplicación de planes de desplazamiento urbano duraderos e integrados en las poblaciones de más de 100 000 habitantes, lo que entraña:

- un diagnóstico, indicadores y objetivos de movilidad con sus impactos económicos, sociales y medioambientales,

- un plan de desarrollo e interconexión de las redes de transporte coordinado con el del transporte regional y con las políticas de urbanismo,

- un plan de desarrollo de la circulación poco agresiva con el medio ambiente (carril

 - 

-  de bicicletas, zonas peatonales, etc.) plenamente integradas con el transporte público,

- un plan rector de los aparcamientos y las plataformas de intercambios intermodales,

- un programa de adaptación de la gestión de las redes de movilidad urbana y sus interconexiones a las necesidades de los usuarios con movilidad reducida,

−  un plan rector de logística urbana, incluyendo la posibilidad de utilizar la            infraestructura pública para este tipo de transporte,

- un procedimiento de participación directa de los ciudadanos;

12. Recomienda la creación de un foro europeo permanente sobre la gobernanza de los transportes urbanos en el que participen autoridades representativas de los organizadores de transportes, incluyendo asociaciones de usuarios y ciudadanos y federaciones profesionales de operadores de transporte, con el fin de fomentar el intercambio y la difusión de las buenas prácticas;  

13. Propone que se condicione la financiación europea en materia de transportes urbanos a la existencia de planes integrados de movilidad urbana (planes de desplazamientos urbanos);

14. Aboga por la cooperación y la integración operativa de las autoridades responsables de la organización de los transportes públicos, la circulación y el estacionamiento en las ciudades europeas de más de 250 000 habitantes, en territorios comparables en función de los flujos de población y mercancías, y respetando las especificidades locales;

15. Alienta a las autoridades organizadoras a asignarse objetivos proactivos y coherentes para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero por medio de políticas de movilidad fijadas en los planes de desplazamiento (véase el apartado 7) y a traducir estos objetivos en obligaciones específicas de resultados asignadas a los operadores de los servicios de transporte públicos o privados;

16. Propone evaluar las experiencias de integración tarifaria (entre ellas, el proyecto «Interoperable Fare Management») y de información intermodal e información entre las autoridades organizadoras en los núcleos urbanos de la Unión, con el fin de facilitar el intercambio de las mejores prácticas;

El valor añadido de la UE: un incentivo a la movilidad sostenible en los espacios urbanos

17. Aboga por la creación de un observatorio de la movilidad urbana en la Comisión, pero no desea la creación de una nueva agencia;

18. Lamenta que, en el actual período de programación 2007-2013, sólo se prevea asignar al transporte urbano alrededor de un 9 % (es decir, 8 mil millones de euros) de los Fondos Estructurales destinados al transporte (a saber, 82 mil millones de euros); considera que ese porcentaje es demasiado reducido para afrontar los desafíos de una movilidad adecuada en las ciudades europeas y de la protección ambiental y climática;

19. Insta a que se examine la posibilidad, en el marco de las perspectivas financieras 2014-2020, de un instrumento financiero europeo dedicado a la movilidad urbana (programa integrado del tipo Marco Polo) que permita cofinanciar:

- los estudios de los planes de desplazamiento urbano con el fin de alentar su aplicación general,

- una parte de las inversiones en formas de transporte que respondan a los objetivos medioambientales y socioeconómicos de la Unión;

propone que esta financiación se asigne de manera que sirva de estímulo, sobre la base de licitaciones con pliego de condiciones europeo;

20. Solicita a la Comisión que elabore un informe sobre las zonas de acceso regulado en medio urbano con el fin de evaluar su impacto en la movilidad, la calidad de vida, las emisiones y los efectos externos, la salud y la seguridad, teniendo en cuenta la necesidad de un sistema que permita sancionar las infracciones transfronterizas penales y no penales de tráfico;

21. Propone la creación de una red de información y venta de títulos de transporte urbano para las principales ciudades de destino de la Unión Europea en las estaciones y los aeropuertos de salida, cuando éstos estén situados en la Unión;

22. Insta a que se defina una «carta de los usuarios» de los transportes urbanos, que incluya a los peatones, los ciclistas y la distribución de mercancías y servicios, que incluya la forma de compartir la calle, con objeto de poder reducir las disparidades existentes;

23. Opina que el modelo de ciudad caracterizado por trayectos cortos es el más adecuado para establecer una movilidad respetuosa con el medio ambiente y el clima en las ciudades;

24. Insta a la Comisión y a las autoridades locales a que intensifiquen y amplíen sus iniciativas relativas a los días sin vehículos, como se ha venido practicando con ocasión del día europeo sin coches que se celebra anualmente;

25. Pide a la Comisión que presente cuanto antes un planteamiento armonizado sobre las «zonas verdes» y el desarrollo de un distintivo europeo único de acceso a las «zonas verdes» para evitar el desarrollo de planteamientos diversos por ciudades o Estados miembros con inconvenientes considerables para los ciudadanos y las empresas;

26. Considera que es importante que las iniciativas sobre movilidad incluyan la creación de redes interurbanas que permitan conectar las grandes ciudades entre sí, asegurar su desarrollo económico y facilitar el desplazamiento rápido de personas y mercancías;

Los transportes urbanos: un sector industrial y de las tecnologías europeas que debe tenerse en cuenta en la Estrategia de Lisboa y en el Plan Europeo de Recuperación Económica

27. Sugiere el establecimiento de una política europea de normalización y homologación de los equipos en cuanto a la seguridad y la salud, la comodidad (ruido, vibraciones), la interoperatividad de las redes (carril-bus, tranvía-tren, etc.), la posibilidad de acceso para las personas con movilidad reducida o con cochecitos de niños, los modos de transporte no agresivos con el medio ambiente y los motores limpios (autobús, taxis, etc.), basándose en un balance del carbono y en un análisis del impacto de los costes para los operadores y los usuarios;

28. Propone obrar de manera permanente para garantizar que todas las decisiones tienen en cuenta la proporcionalidad de los costes y los beneficios y la posibilidad de subvencionar a los usuarios con posibilidades económicas limitadas (personas con discapacidad, familias numerosas, beneficiarios de ayudas sociales);

29. Aconseja elaborar directrices con recomendaciones mínimas para la calidad de los servicios, la evaluación y participación de los usuarios y ciudadanos, en el marco de la apertura a la competencia de las redes de transporte urbano, con arreglo al Reglamento (CE) n° 1370/2007;

30. Sugiere que se destine una parte importante de los créditos liberados por el Plan Europeo de Recuperación Económica a financiar las inversiones y los trabajos en los transportes urbanos y los transportes colectivos en curso, cuya financiación sea inmediata y que puedan aplicarse antes del 31 de diciembre de 2009;

31. Observa que, en el Plan Europeo de Recuperación Económica, se están asignando recursos procedentes de los Fondos Estructurales a los proyectos de infraestructura sostenible; pide a los Estados miembros y a las regiones que, con carácter urgente, destinen una parte importante de esos fondos al transporte urbano respetuoso con el clima;

32. Pide a la Comisión que tome nota de las propuestas incluidas en la presente Resolución, así como del deseo del Parlamento Europeo de que lleve la iniciativa en este ámbito, para desembocar, cuanto antes, en un plan de acción;

o

o        o

33. Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo y a la Comisión, así como a los Gobiernos y Parlamentos de los Estados miembros.

(1)

Textos Aprobados, P6_TA(2008)0356.

(2)

Textos Aprobados, P6_TA(2008)0311.

(3)

Textos Aprobados, P6_TA(2008)0057.

(4)

DO C 290 de 14.11.1988, p. 51.

(5)

Textos Aprobados, P6_TA(2008)0007.

(6)

DO C 187 E de 24.7.2008, p. 154.

(7)

DO C 175 E de 10.7.2008, p. 556.

(8)

DO L 152 de 11.6.2008, p. 1.

(9)

DO L 315 de 3.12.2007, p. 1.

(10)

DO L 164 de 30.4.2004, p. 44.

(11)

DO L 203 de 10.8.2000, p. 9.

(12)

NFC significa Near Field Comunicación y consiste en una tecnología de intercambio de datos a muy corta distancia que permite la radioidentificación.


EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

Desde que se firmó el Tratado de Roma en 1957, la política de transportes constituye una de las grandes competencias comunitarias. Se trata de una competencia compartida entre los Estados miembros y la Unión Europea que se encuentra regida por el título V del Tratado CE (artículos del 70 al 80) y cuyo ejercicio estipula el artículo 251 del Tratado CE (codecisión).

Con un 60 % de los europeos residiendo en zonas urbanas en 2005 y la previsión de que esta cifra ascienda al 80 % en 2020, el transporte urbano constituye un componente importante de los transportes de bienes y personas en el espacio europeo.

Las múltiples legislaciones europeas de carácter transversal, como la Directiva relativa a la calidad del aire (Directiva 2008/50/CE aprobada el 21 de mayo de 2008), el Reglamento relativo a las obligaciones de servicio público (Reglamento (CE) nº 1370/2007, de 23 de octubre de 2007) o la Directiva relativa a la adquisición de vehículos limpios (2005/0283/CE, aprobada por el Parlamento el 22 de octubre de 2008); o las legislaciones de carácter modal, como las Directivas y Reglamentos relativos a la seguridad ferroviaria y aeroportuaria y la tarificación de las infraestructuras ferroviarias (Directivas 2001/14/CE o 2004/49/CE), las Directivas relativas a la protección de los vehículos de motor (Directiva 2000/40/CE) y diversas normas sobre material de transporte ferroviario, aéreo y por carretera, han repercutido en el trasporte urbano, aunque la Unión Europea sigue sin elaborar una estrategia específica al respecto.

I. El transporte urbano: un tema emergente

No obstante, cabe mencionar dos iniciativas de la Comisión creadas específicamente para el transporte urbano:

el programa CIVITAS (elaborado en 2002), que financia la investigación e innovación en materia de transporte urbano a través de los fondos del Programa Marco de Investigación y Desarrollo. Este programa ha ayudado hasta ahora a más de cuarenta ciudades europeas con una financiación en torno a los cien millones de euros (el presupuesto asignado al conjunto de la iniciativa asciende a más de trescientos millones de euros) y es objeto de un foro permanente en el que se intercambian experiencias y buenas prácticas.

-          en el contexto de la orientación de la política de transportes hacia un objetivo de movilidad sostenible, el Libro Blanco titulado «La política europea de transportes de cara al 2010: la hora de la verdad» que publicó la Comisión en 2001 por iniciativa de la Comisaria Loyola de Palacio, anticipó la integración de la problemática del transporte urbano en la política europea de movilidad sostenible que éste promueve. Se trata de «marcar un auténtico punto de inflexión en su política común de transportes y de alimentar nuestra política común con nuevas ambiciones, como el reequilibrio sostenible de la distribución de los modos de transporte y el desarrollo de la intermodalidad, la lucha decidida contra la congestión y la conversión de la seguridad y la calidad de los servicios en el punto de mira de nuestra actuación, sin abandonar por ello el mantenimiento del derecho a la movilidad», para lo que desarrolla más de 60 propuestas relativas a los diferentes modos de transporte (ferrocarril, carretera, mar y aire).

Las grandes expectativas de las redes de ciudades europeas, y también de los agentes del transporte urbano (autoridades organizadoras, operadores y fabricantes) y las asociaciones de usuarios llevaron al Comisario Jacques Barrot a comunicar una iniciativa de la Comisión en este ámbito en junio de 2007 que retomó y confirmó su sucesor, Antonio Tajani, quien expresó su deseo de darle prioridad durante su mandato.

II. Interés de la Unión Europea por emprender acciones en materia de transporte urbano

1. El Libro Verde «Hacia una nueva cultura de la movilidad urbana»: una iniciativa de la Comisión y una resolución parlamentaria a la espera de un plan de acción

El 25 de septiembre de 2007, la Comisión publicó un Libro Verde sobre transporte urbano titulado «Hacia una nueva cultura de la movilidad urbana», que ha estado sujeto a una amplia consulta cuyos resultados, aún a día de hoy, no se han difundido ni publicado.

El 9 de julio de 2008, el Parlamento Europeo votó una resolución relativa a dicho Libro Verde (a raíz del informe de Reinhard Rack publicado el 12 de junio de 2008) que puso de manifiesto los siguientes ejes de reflexión:

- la definición clara de las competencias de la Unión Europea;

- la enumeración de los ámbitos que requieren la actuación de la Unión Europea:

*la elaboración de un concepto general integrado,

*la obtención y correcta difusión de datos fiables y comparables,

*la creación de una «plataforma europea para la movilidad urbana»,

*la evaluación de los gastos externos de los distintos modos de transporte;

- la difusión e intercambio de buenas prácticas;

- la financiación de proyectos con créditos de la UE debe estar vinculada en el futuro en mayor medida a condiciones y requisitos referentes a la sostenibilidad del transporte y a la protección del medio ambiente.

De conformidad con los anuncios políticos de la Comisión, esta resolución parlamentaria se aprobó a la espera del proyecto de plan de acción que no ha podido presentarse antes del fin de 2008 como estaba previsto en un principio.

2. El Parlamento Europeo retoma la iniciativa de un plan de acción para el transporte urbano

A falta de la publicación del proyecto de plan de acción de la Comisión y vista la proximidad de las elecciones europeas de junio de 2009, el Parlamento Europeo ha decidido, a propuesta de la Comisión de Transportes y con carácter excepcional, elaborar el presente informe de propia iniciativa sobre el plan de acción ex nihilo.

3. Un componente fundamental de la política de transportes de la Unión

La cuestión del transporte urbano no puede permanecer eternamente ajena a la política de transportes de la Unión Europea, puesto que condiciona:

- la movilidad de personas y bienes en virtud del principio de libertad de circulación sobre el que se erige el mercado interior europeo;

- la organización de los intercambiadores entre los modos de transporte aéreo, marítimo, fluvial, ferroviario y por carretera dentro del territorio de la Unión;

- la conexión de zonas urbanas con las redes transeuropeas de transportes y la correcta realización de los treinta proyectos prioritarios contenidos en la programación de 2004 de dichas redes.

De lo contrario, la política de transportes de la Unión dejaría a un lado uno de sus ámbitos territoriales y sociales fundamentales.

Asimismo, la Unión Europea no puede ignorar las cuestiones de competitividad económica de su ingeniería y de los diferentes sectores industriales del transporte que se encuentran vinculadas a su adaptación a una estrategia de movilidad sostenible y a los esfuerzos técnicos dirigidos a dicha movilidad.

4. La implicación del transporte urbano en los objetivos del plan sobre el clima

A partir de la publicación del Libro Blanco en 2001 y tras el Consejo Europeo de marzo de 2007, la Unión Europea decidió imponerse el especialmente ambicioso objetivo de incrementar en un 20 % la eficiencia energética, reducir en un mismo porcentaje las emisiones de gases de efecto invernadero y lograr que un 20 % del consumo energético total de la Unión Europea corresponda a energías renovables de aquí al 2020.

La importante porción de gases de efecto invernadero que produce el transporte por carretera (40 %), predominante en las zonas urbanas, así como los considerables problemas de atascos, accidentes, congestión y de respeto del entorno de los residentes, legitiman la creación de una iniciativa europea en virtud de los fundamentos jurídicos relativos al transporte y al medio ambiente y de conformidad con los objetivos políticos del Consejo.

III. Papel de la Unión Europea en materia de transporte urbano

· Cumplimiento estricto del principio de subsidiariedad

La mayoría de los Estados miembros de la Unión Europea, sean o no de carácter federal, cumplen el principio (a menudo con valor constitucional) de la libre administración de las entidades locales. Las autoridades locales y las asambleas tienen libertad para establecer sus propias políticas, programas e inversiones en materia de transporte urbano y periurbano.

Por tanto, la Unión Europea no puede proyectar la menor iniciativa prescriptiva en lo relativo a la política de transportes de las autoridades locales. Sin embargo, como ya lo ha hecho, tras un largo debate en torno a este principio y a raíz de las conversaciones que tuvieron lugar en relación con el Reglamento (CE) nº 1370/2007 sobre las obligaciones de servicio público en transporte(1), Europa puede fomentar la contribución del transporte urbano al logro de los objetivos generales de su política de conservación del medio ambiente y de lucha contra el cambio climático por todos los medios que le permitan aportar un valor añadido a las decisiones locales.

· Un concepto «basado en el usuario»

Fomentar una movilidad urbana más sostenible implica al mismo tiempo:

- influir en los comportamientos de los usuarios de transporte y del espacio público para animarlos a optimizar y diversificar sus medios de desplazamiento en relación con los modos de vida y los condicionamientos específicos del espacio urbano;

- adaptar física y cualitativamente la oferta de viajes y modos de transporte urbano con el fin de lograr la mejora del entorno, el cumplimiento de los objetivos climáticos y medioambientales de la Unión, la diversificación, la accesibilidad física y tarifaria para todo tipo de público y la seguridad y comodidad de los medios de desplazamiento urbano.

· Un enfoque en términos de «sistemas de desplazamiento urbano»

La complejidad e interdependencias de los sistemas de desplazamiento y modos de transporte individual y colectivo en los espacios urbanos restringen en gran medida la creación de un enfoque exclusivamente técnico por modo de transporte.

Por el contrario, conviene pensar en términos de «sistemas de desplazamiento integrados», mediante la asociación simultánea de medios de desplazamiento ecológicos y modos de transporte diversificados y complementarios.

Cabe prestar especial atención a la calidad del servicio prestado y de los materiales empleados, así como a la integración de la funciones tarifarias, técnicas y de red entre las diferentes modalidades.

(1)

Reglamento (CE) nº 1370/2007 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 23 de octubre de 2007, sobre los servicios de transporte de viajeros por ferrocarril y carretera y por el que se derogan los Reglamentos (CEE) nº 1191/69 y (CEE) nº 1107/70 del Consejo.


OPINIÓN de la Comisión de Desarrollo REGIONAL (20.2.2009)

para la Comisión de Transportes y Turismo

sobre el plan de acción sobre movilidad urbana

(2008/2217(INI))

Ponente de opinión: Jean Marie Beaupuy

SUGERENCIAS

La Comisión de Desarrollo Regional pide a la Comisión de Transportes y Turismo, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de resolución que apruebe:

1.  Destaca que es indispensable una estrategia europea de movilidad urbana sostenible para que la Unión Europea pueda cumplir su objetivo de reducir en un 20 % las emisiones de gases de efecto invernadero en 2020; lamenta las reticencias de la Comisión para publicar su Plan de acción, previsto inicialmente para finales de 2008;

2.  Opina que el modelo de ciudad caracterizado por trayectos cortos es el más adecuado para establecer una movilidad respetuosa con el medio ambiente y el clima en las ciudades;

3.  Recuerda que los transportes urbanos están sujetos al principio de subsidiaridad, pero señala que, con frecuencia, las autoridades locales no pueden hacer frente a estos retos sin la cooperación y la coordinación europea, por lo que la Comisión debe facilitar estudios, preparar el marco jurídico, financiar la investigación y promover y difundir las buenas prácticas, conforme a principios al alcance de todos, en todas las lenguas de la Unión Europea; pide a la Comisión que publique una recopilación de las disposiciones reglamentarias europeas aplicables en este ámbito y que proponga a las regiones y a las ciudades marcos comunes de referencia que les faciliten la toma de decisiones en materia de planificación y ejecución de las estrategias de desarrollo;

4.  Considera que es importante que la movilidad incluya la creación de redes interurbanas que permitan conectar las grandes ciudades entre sí, asegurar su desarrollo económico, facilitar el desplazamiento rápido de personas y mercancías y promover el turismo;

5.  Pide que se promueva el principio del enfoque integrado en el marco de una gobernanza compartida en la que participen los agentes urbanos y periféricos, nacionales y europeos, y que tenga en cuenta los temas vinculados al transporte: inserción social, ruido, seguridad, competitividad, medio ambiente, etc.; reitera su petición de que la aplicación del enfoque integrado sea obligatoria en la programación y en la elección de los proyectos con cargo a los Fondos estructurales;

6.  Deplora que en el actual período de promoción 2007-2013 sólo se prevea asignar al transporte urbano alrededor de un 9 % (es decir, 8 000 000 000 euros) de los Fondos estructurales destinados al transporte (a saber, 82 000 000 000 euros); considera que ese porcentaje es demasiado reducido para afrontar los desafíos de una movilidad adecuada en las ciudades europeas y de la protección ambiental y climática;

7.  Constata que en el Programa Coyuntural Europeo se prima la asignación de Fondos estructurales a los proyectos de infraestructura sostenible; insta encarecidamente a los Estados miembros y a las regiones a que destinen una parte importante de esos fondos al transporte urbano respetuoso con el medio ambiente;

8.  Pide a la Comisión que desarrolle instrumentos que faciliten la aplicación y la evaluación de una política integrada de transporte urbano sostenible, en particular:

- que ayude a los Estados miembros y a las ciudades a mejorar la sostenibilidad del ordenamiento del territorio y la planificación de los transportes en las zonas urbanas y periféricas, en particular mediante el establecimiento de planes de movilidad urbana; a este respecto, pide a los agentes económicos que participen plenamente en esta estrategia a través de los planes de movilidad empresariales;

- que facilite la aplicación del enfoque integrado y de la gobernanza compartida elaborando una guía destinada a los operadores del sector y estudios que hagan hincapié en el coste de un enfoque no integrado;

- que defina indicadores pertinentes y armonizados y establezca un cuadro de control del transporte urbano que permita una evaluación comparativa entre ciudades.

RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN COMISIÓN

Fecha de aprobación

12.2.2009

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

45

0

0

Miembros presentes en la votación final

Emmanouil Angelakas, Stavros Arnaoutakis, Elspeth Attwooll, Rolf Berend, Victor Boştinaru, Wolfgang Bulfon, Giorgio Carollo, Bairbre de Brún, Gerardo Galeote, Iratxe García Pérez, Monica Giuntini, Ambroise Guellec, Pedro Guerreiro, Gábor Harangozó, Filiz Hakaeva Hyusmenova, Mieczysław Edmund Janowski, Gisela Kallenbach, Evgeni Kirilov, Miloš Koterec, Constanze Angela Krehl, Florencio Luque Aguilar, Jamila Madeira, Iosif Matula, Miroslav Mikolášik, Maria Petre, Markus Pieper, Giovanni Robusti, Wojciech Roszkowski, Bernard Soulage, Catherine Stihler, Margie Sudre, Lambert van Nistelrooij, Oldřich Vlasák

Suplente(s) presente(s) en la votación final

Emanuel Jardim Fernandes, Stanisław Jałowiecki, Zita Pleštinská, Samuli Pohjamo, Christa Prets, Flaviu Călin Rus, Richard Seeber, László Surján, Iuliu Winkler

Suplente(s) (art. 178, apdo. 2) presente(s) en la votación final

Wolf Klinz, Sepp Kusstatscher, Toine Manders


RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN COMISIÓN

Fecha de aprobación

31.3.2009

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

28

1

2

Miembros presentes en la votación final

Gabriele Albertini, Inés Ayala Sender, Paolo Costa, Luis de Grandes Pascual, Petr Duchoň, Saïd El Khadraoui, Robert Evans, Emanuel Jardim Fernandes, Francesco Ferrari, Brigitte Fouré, Mathieu Grosch, Georg Jarzembowski, Timothy Kirkhope, Jaromír Kohlíček, Jörg Leichtfried, Eva Lichtenberger, Erik Meijer, Luís Queiró, Reinhard Rack, Ulrike Rodust, Gilles Savary, Brian Simpson, Dirk Sterckx, Ulrich Stockmann, Michel Teychenné, Yannick Vaugrenard, Armando Veneto, Roberts Zīle

Suplente(s) presente(s) en la votación final

Elisabeth Jeggle, Anne E. Jensen, Marie Panayotopoulos-Cassiotou

Aviso jurídico - Política de privacidad