Procedimiento : 2009/2228(INI)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : A7-0120/2010

Textos presentados :

A7-0120/2010

Debates :

PV 05/05/2010 - 25
CRE 05/05/2010 - 25

Votaciones :

PV 06/05/2010 - 7.7
Explicaciones de voto
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P7_TA(2010)0153

INFORME     
PDF 183kWORD 136k
14.4.2010
PE 438.144v04-00 A7-0120/2010

sobre la movilización de las tecnologías de la información y la comunicación para facilitar la transición a una economía de alta eficiencia energética y bajo nivel de emisión de carbono

(2009/2228(INI))

Comisión de Industria, Investigación y Energía

Ponente: Patrizia Toia

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO
 EXPOSICIÓN DE MOTIVOS
 OPINIÓN de la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria
 RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN COMISIÓN

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO

sobre la movilización de las tecnologías de la información y la comunicación para facilitar la transición a una economía de alta eficiencia energética y bajo nivel de emisión de carbono

(2009/2228(INI))

El Parlamento Europeo,

–   Vista la Comunicación de la Comisión, de 12 de marzo de 2008, al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones, sobre la movilización de las tecnologías de la información y la comunicación para facilitar la transición a una economía de alta eficiencia energética y bajo nivel de emisión de carbono (COM(2009)0111), así como la posterior Recomendación, de 9 de octubre de 2009 (C(2009)7604),

–   Vista la Comunicación de la Comisión titulada «Invertir hoy en la Europa de mañana» (COM(2009)0036),

–   Vistas las conclusiones del Consejo Europeo de los días 11 y 12 de diciembre de 2008 y, en particular, los objetivos establecidos en el ámbito climático y energético,

–   Vista la Comunicación de la Comisión «Un Plan Europeo de Recuperación Económica» (COM(2008)0800),

–   Vista la Comunicación de la Comisión titulada «Abordar el reto de la eficiencia energética mediante las tecnologías de la información y la comunicación» (COM(2008)0241),

–   Visto el acuerdo político entre el Parlamento Europeo y el Consejo sobre la propuesta de Directiva del Parlamento y del Consejo relativa al rendimiento energético de los edificios (COM(2008)0780),

–   Vista la Comunicación de la Comisión, de 16 de diciembre de 2008, titulada «Plan de acción para el despliegue de sistemas de transporte inteligentes (STI)» (COM(2008)0886),

–   Vista la Comunicación de la Comisión «Plan de acción para la eficiencia energética: realizar el potencial» (COM(2006)0545),

–   Visto el artículo 48 de su Reglamento,

–   Vistos el informe de la Comisión de Industria, Investigación y Energía y la opinión de la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria (A7-0012/2010),

A. Considerando que toda acción para atenuar el impacto del cambio climático requiere la adopción de medidas específicas para reducir el consumo de energía y las emisiones de gases de efecto invernadero, en particular mediante medidas que promuevan la eficiencia energética y el uso de energías renovables,

B.  Considerando que los objetivos ambiciosos en materia climática y energética establecidos por la Unión Europea para el año 2020 sólo podrán alcanzarse con una combinación de medidas para el ahorro y la eficiencia en materia de energía y otras medidas complementarias, en particular, en materia de investigación e innovación, y mediante la adopción permanente de objetivos ambiciosos relativos a sectores no regulados en el marco de la NET y a la eficiencia energética de los productos,

C. Considerando que el ahorro energético no avanza al ritmo suficiente para alcanzar los objetivos del año 2020 y que las medidas actuales para la explotación de las TIC no tienen la envergadura suficiente para hacer frente a las exigencias de la transición a un sistema de bajas emisiones de CO2,

D. Considerando que el sector de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) es responsable de alrededor del 8 % del consumo de electricidad y del 2 % de las emisiones de carbono en Europa (el 1,75 % se deriva de la utilización de productos y servicios TIC y el 0,25 % de su producción), y que su huella de carbono aumenta con rapidez,

E.  Considerando que el sector de las TIC representa casi el 7 % de la mano de obra y genera más del 6 % del PIB; que hay, por otra parte, un grave riesgo de que la UE pierda su posición de liderazgo en la tecnología digital, de modo que hay una necesidad apremiante de impulsar la innovación en este sector, tanto en interés del clima como de la creación de empleo verde,

F.  Considerando que las TIC ofrecen un enorme potencial sin explotar para el ahorro energético y pueden ayudar a mejorar la eficiencia energética por medio de una amplia gama de aplicaciones; considerando, además, que hasta la fecha estas aplicaciones no han sido suficientemente utilizadas,

G. Considerando que las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) pueden contribuir significativamente a la mejora de la eficiencia energética de la economía de la UE, especialmente en los edificios y en el sector del transporte, pero también en la sociedad en general, gracias a la mejora de la producción y distribución de energía, encaminada a conseguir el objetivo de un ahorro de energía del 20 % para 2020,

H. Considerando que las fuentes de energía renovables pueden ser muy útiles para el suministro de la energía eléctrica necesaria para las TIC; considerando que los sistemas basados en las TIC pueden reducir el consumo de energía de los edificios en un 17 %, y las emisiones de CO2 de los transportes en un 27 %,

I.  Considerando que las organizaciones profesionales y empresariales, en particular las de los sectores del transporte, industrial y de la construcción, tienen un papel clave que desempeñar para la reducción del consumo energético, y con este fin deberían impulsar la aplicación de las TIC,

J.   Considerando que las TIC ofrecen soluciones tecnológicas para la reducción de las emisiones gases de efecto invernadero a través de redes inteligentes de distribución eléctrica, edificios inteligentes, hogares inteligentes, transportes ecoeficientes y desmaterialización, procesos industriales ecoeficientes y sostenibilidad organizacional,

K. Considerando que los sistemas industriales motorizados absorben el 65 % del total del consumo eléctrico de las actividades industriales, y que un uso extendido de máquinas inteligentes permitiría reducir en 0,97 Gt las emisiones de CO2 de aquí al año 2020,

L.  Considerando que es necesario contar con metodologías y herramientas compatibles para medir y monitorear el rendimiento energético; considerando que el despliegue de contadores inteligentes puede reducir el consumo de energía hasta en un 10 %, fomentar un mayor uso de la generación distribuida (microgeneración) y reducir las pérdidas en redes de baja capacidad, fomentando de este modo la transición a energías renovables,

M.  Considerando que el uso de estas tecnologías está directamente relacionado con la difusión y el desarrollo de la banda ancha en Europa,

N. Considerando que las medidas adoptadas hasta la fecha en materia de política europea de investigación e innovación y el intercambio de información y buenas prácticas se deben integrar de la mejor manera posible; que para crear sinergias será preciso que se coordinen mejor las actividades de la UE en materia de I+D, con los fondos estructurales, así como la acción de los Estados miembros con los mecanismos de financiación del BEI,

O. Considerando que algunas responsabilidades y poderes en materia de ordenación del territorio, suministro de energía, edificios públicos y gestión del tráfico son de la competencia de las autoridades nacionales, regionales y locales,

P.  Considerando que es importante sensibilizar a los consumidores respecto de las nuevas tecnologías y de sus posibles beneficios de orden energético y económico, así como desarrollar mejores instrumentos para que puedan controlar sus consumos de energía,

Q. Considerando que, actualmente, entre el 15 y el 20 % del presupuesto de funcionamiento de los centros de datos se gasta en energía y refrigeración.

R.  Considerando los beneficios ecológicos de las TIC resultantes de la posibilidad de acceder a los servicios de diversos sectores en línea,

S.  Considerando que la eficiencia energética puede contribuir a atajar las crecientes preocupaciones por la seguridad energética en la Unión Europea,

1.  Acoge favorablemente y comparte el planteamiento general de la Comunicación y la posterior Recomendación de la Comisión;

2.  Pide que se introduzcan medidas para garantizar la privacidad de las informaciones personales cuando se utilicen contadores inteligentes;

3.  Pide a la Comisión, por tanto, que presente antes de finales de 2010 una serie de recomendaciones para garantizar la instalación de contadores inteligentes de acuerdo con el calendario establecido en el tercer paquete de liberalización del mercado energético, así como la definición de un conjunto de funcionalidades mínimas para los contadores inteligentes a fin de dar a los consumidores mejores posibilidades de gestión de su consumo de energía y facilitar la introducción de nuevos servicios de energía y de una red europea inteligente, innovadora, armonizada y compatible, teniendo en cuenta las mejores prácticas utilizadas en algunos Estados miembros; en la definición de estas funcionalidades mínimas se deberá tener en cuenta el trabajo realizado por las Organizaciones Europeas de Normalización, CEN, CENELEC y ETSI en relación con la definición de funcionalidades adicionales con arreglo a la norma M/441 relativa a los contadores inteligentes;

4.  Destaca que se espera un importante progreso tecnológico, con innovaciones logísticas estrechamente vinculadas a las TIC que permitirán, en las próximas décadas, explotar importantes potenciales en el ahorro de energía;

5.  Considera que las TIC son indispensables para romper el vínculo entre el crecimiento económico y las emisiones de gases de invernadero, por medio de las tres estrategias básicas para la mitigación del cambio climático: la reducción del consumo de energía, el incremento de la eficiencia energética, la integración de energías renovables;

6.  Señala que el único medio de garantizar la comparabilidad de los datos existentes en los distintos Estados miembros y mejorar la eficiencia energética es la adopción de una metodología común para medir el consumo de energía y las emisiones de carbono y un marco metodológico comparativo para el cálculo de parámetros optimizados en la relación entre costes y eficiencia energética en el sector de la construcción; destaca, además, la necesidad de una rápida normalización de las TIC como requisito mínimo para la interoperabilidad; considera que la normalización debe abarcar, además de las funciones de medición, el acceso a la información contractual y a los datos de consumo, la comunicación con los sistemas centrales de los operadores a través de la red eléctrica y la conexión y desconexión a distancia del servicio de que se trate;

7.  Subraya que la normalización de las TIC forma parte de las actividades de normalización generales, y además contribuye a mejorar la competitividad de la industria europea, de acuerdo con la estrategia de Lisboa; apoya la aplicación del programa de trabajo 2009 en materia de normalización de TIC en los ámbitos prioritarios que se han definido: salud electrónica, inclusión electrónica, transporte inteligente, TIC para el medio ambiente, comercio electrónico, competencias electrónicas, protección de datos personales, protección de la intimidad, y seguridad de las redes y de la información;

8.  Considera que si las TIC pueden ayudar al ahorro de energía mediante el control permanente de los datos, a fin de optimizar el consumo público y privado de energía y mejorar la eficiencia energética en numerosos sectores, el sector de las TIC, teniendo en cuenta el crecimiento exponencial de su propio consumo energético, debería mostrar una conducta ejemplar y acometer una reducción muy significativa de ese consumo; pide a la Comisión que examine el modo en que las TIC pueden contribuir a una economía eficiente en términos de utilización de recursos;

9.  Considera que Europa debería mantenerse en la punta de lanza del desarrollo de aplicaciones TIC con bajas emisiones de CO2; considera fundamental promover investigaciones de vanguardia en materia de TIC y favorecer la inversión pública y privada en proyectos de investigación e innovación cooperativa de alto riesgo en materia de TIC;

10. Considera que las TIC pueden desempeñar un importante papel en la medición y cuantificación de los efectos generales del cambio climático y la evaluación de las medidas de protección en ese terreno, y contribuir así a una articulación más ajustada de la política en este ámbito;

11. Subraya que los esfuerzos del sector de las TIC por reducir su consumo energético deberían concentrarse ante todo en sus centros de datos;

12. Subraya la importancia del consumo energético del propio sector de las TIC y urge al sector a que aplique la Recomendación de la Comisión (C(2009)7604) a la mayor brevedad, y en todo caso, dentro de los plazos establecidos por la Recomendación;

13. Considera que en interés de sacar partido del potencial de ahorro energético durante los próximos decenios, las redes eléctricas podrían convertirse en sistemas inteligentes, con flujos de energía flexibles y controlados, mediante el uso de avanzadas tecnologías informáticas;

14. Señala que en los hogares y en los sectores de la construcción, el transporte, la logística y los sectores industriales, las TIC tienen numerosas aplicaciones destinadas a mejorar la eficiencia y la gestión energética; observa que estas aplicaciones inciden, entre otros ámbitos, sobre la distribución eléctrica, la iluminación, los sistemas de calefacción, de ventilación y de aire acondicionado y las oportunidades que ofrecen los TIC en términos de medición, supervisión y automación; destaca que los contadores inteligentes, los sistemas de iluminación eficientes, la computación en nube y los sistemas informáticos distribuidos pueden transformar los perfiles de uso de las fuentes energéticas;

15. Destaca que las TIC pueden aportar a la planificación urbana y a la gestión de las infraestructuras urbanas soluciones innovadoras de reducción de emisiones de CO2;

16. Considera que la utilización de las TIC puede tener una importancia clave para la mejora de la eficiencia energética, en particular, en relación con la gestión y el funcionamiento de áreas urbanas; considera que el proyecto «ciudades inteligentes» es un ejemplo del potencial de las TIC para la reducción del consumo de energía, y alienta a otras ciudades a mejorar su rendimiento y a incorporar buenas prácticas en la materia;

17. Subraya que una cooperación más estrecha entre las autoridades públicas y los proveedores de servicios públicos en la introducción de contadores inteligentes podría redundar en una reducción de los costes y una mejora del servicio prestado a los consumidores;

18. Subraya la importancia de implicar a los servicios públicos y de las administraciones y concejos de ciudades y municipios en el proceso de decisiones relativo a la adopción de medidas concretas para la reducción del consumo de energía y la mejora de la eficiencia energética; destaca en este contexto la importancia de las TIC;

19. Destaca que todos los sectores que consumen energía deben hacer la mayor contribución posible a la mejora de la eficiencia energética; señala que la consecución del objetivo global de ahorro de energía a escala europea dependerá del ahorro realizado a todos los niveles;

20. Subraya que el sector de las TIC debe contribuir a mejorar la eficiencia energética y a promover una mayor utilización de recursos energéticos neutrales desde el punto de vista de las emisiones de CO2 , y desarrollar a este fin equipamientos, redes de comunicaciones y sistemas de transmisión. Al mismo tiempo, la Comisión deberá actuar con flexibilidad a la hora de ajustar la normativa al desarrollo técnico de este sector;

21. Subraya que en el sector industrial, las tecnologías de medición y de control, junto con los programas informáticos correspondientes, son fundamentales para sacar partido del potencial necesario para el ahorro de los recursos;

22. Lamenta la lentitud de los avances en el aprovechamiento del potencial de la eficiencia energética y el ahorro energético para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero; pide a la Comisión que, en la aplicación de la Directiva 2009/125/CE del Parlamento Europeo y el Consejo por la que se instaura un marco para el establecimiento de requisitos de diseño ecológico de los productos relacionados con la energía, tenga plenamente en cuenta el potencial de ahorro que suponen las TIC(1);

23. Destaca la importancia de la incidencia de las TIC en la eficiencia energética, algo que también quedó reflejado por la calificación de esta cuestión, en 2007, como prioridad especial en el ámbito de las TIC en el Séptimo Programa Marco de Investigación y Desarrollo Tecnológico(2);

24. Considera prioritario impulsar la economía europea mediante la inversión en nuevas tecnologías y, en particular, en el desarrollo de la banda ancha en los Estados miembros para asegurar el crecimiento económico, facilitando el acceso a los nuevos sistemas y aplicaciones a un número cada vez mayor de ciudadanos y empresas europeas, y para la consecución de los objetivos de eficiencia energética de la Unión Europa en 2020; además, el desarrollo de las TIC para la transición a una economía de bajas emisiones de CO2 contribuirá a reducir la dependencia en el suministro de energía y a hacer frente a los elevados costes de las materias primas;

25. Pide a los Estados miembros que faciliten, desarrollando las infraestructuras adecuadas, la disponibilidad de la conexión de banda ancha a Internet para todos los ciudadanos de la UE, a fin de garantizar la igualdad en el acceso a los servicios en línea, lo que puede reducir la necesidad de desplazamientos;

26. Pide el desarrollo y difusión de los servicios en línea (servicios bancarios electrónicos, comercio electrónico, administración, aprendizaje por medios electrónicos, salud pública) y del teletrabajo con miras a mejorar la calidad de los servicios prestados a los ciudadanos y, al mismo tiempo, reducir las emisiones de carbono; pide a los Estados miembros que desarrollen estos servicios, que no sólo significan un ahorro de tiempo para los ciudadanos, sino que también conllevan una reducción de los desplazamientos;

27. Subraya la importancia de la logística en la racionalización del transporte y la reducción de las emisiones de CO2; reconoce la necesidad de impulsar la inversión pública y privada en herramientas TIC a fin de desarrollar infraestructuras energéticas inteligentes para el transporte, en particular, con miras a la aplicación de conceptos como el transporte electrónico de mercancías (e-Freight) y los sistemas de transporte inteligente (STI);

28. Considera que la utilización de sistemas de transporte inteligentes (STI) en los transportes por carretera y su interconexión con otros medios de transporte puede ayudar a evitar congestiones de tráfico y a reducir los efectos perjudiciales para el medio ambiente; considera que las aplicaciones TIC al transporte de viajeros, la disponibilidad de nuevas tecnologías y de información mínima sobre las carreteras y su interacción con los neumáticos y las condiciones meteorológicas, y su visualización a bordo, permitirán viajar y transportar bienes de modo más eficiente, más rápido y más seguro;

29. Subraya la importancia de las TIC para la planificación de una nueva política europea de transportes; pide que la Comisión incluya soluciones TIC en todos sus planes en esta materia, en particular, por cuanto respecta a la regulación de los flujos de tráfico, al fomento de la intermodalidad en el sector del transporte y a la optimización del equilibrio entre los diferentes modos de transporte;

30. Pide a la Comisión y a los Estados miembros que saquen partido de los adelantos disponibles para desarrollar infraestructuras tecnológicas que permitan reducir el volumen de los transportes por carretera y fomentar la intermodalidad;

31. Destaca, con miras al ahorro en materia de transportes, que la organización de reuniones virtuales contribuirá a evitar desplazamientos, y los sistemas inteligentes de transporte permitirán organizar un transporte muy eficiente;

32. Pide a la Comisión que incremente sus esfuerzos en relación con la utilización de TIC en el ámbito de los transportes, sobre todo por cuanto concierne a los instrumentos de control y medición; considera muy importante que los resultados de las mediciones se tomen en consideración en el control del tráfico en tiempo real y en el desarrollo y la optimización de las redes de transporte urbanos y regionales;

33. Pide a la Comisión que promueva el rápido despliegue de motores inteligentes para los principales sectores y las correspondientes plataformas tecnológicas conjuntas;

34. Subraya la necesidad de adoptar una estrategia común para el desarrollo y la producción de vehículos eléctricos; pide a la Comisión, asimismo, que favorezca los vehículos inteligentes y los proyectos viarios inteligentes, así como proyectos piloto de I+D para dispositivos V2V y V2R, que pueden abrir nuevas oportunidades comerciales para las compañías europeas dedicadas a las TIC;

35. Recomienda, en el contexto del trabajo del Instituto Europeo de Innovación y Tecnología, que se conceda prioridad a las iniciativas enfocadas al desarrollo de TIC para ciudades sostenibles e inteligentes, teniendo en cuenta que más del 80 % de los ciudadanos de la UE viven en ciudades, que es donde más se acusan los grandes desafíos con los que se ven confrontadas las sociedades europeas, en relación con cuestiones tales como el desarrollo sostenible, la movilidad, las comunicaciones, la salud, el bienestar, etc.;

36. Subraya que la futura propuesta de la Comisión sobre la definición de una nueva agenda digital para Europa debería estar dirigida a enfocar las TIC a una economía de bajas emisiones de CO2; pide que se exploten las tecnologías TIC para reducir progresivamente, de aquí a 2020, las emisiones de CO2 en sectores fundamentales, y pide que se fomente el consumo responsable de la energía, en particular mediante la instalación de contadores inteligentes; destaca asimismo que deberían definirse objetivos específicos en materia de reducción de la huella del sector de las TIC de aquí a 2015;

37. Observa que un importante obstáculo a una mayor utilización de las TIC en la industria y los servicios públicos estriba en el insuficiente nivel de formación en este campo;

38. Recomienda que se cumpla la cláusula de revisión de la Directiva sobre el rendimiento energético de los edificios y que, en la próxima revisión, se incluyan los edificios más pequeños; insta a los Estados miembros a que apliquen esta Directiva; también recomienda la incorporación de las TIC en las medidas de ejecución en materia de eficiencia energética; alienta a los Estados miembros a que los certificados de eficiencia energética de los edificios públicos sean accesibles al público y fáciles de comparar;

39. Considera primordial la rápida difusión de los electrodomésticos inteligentes mediante el uso comercial de la Iniciativa Tecnológica Conjunta ARTEMIS;

40. Sostiene que un uso más generalizado de las TIC fomentará el crecimiento económico europeo, alentará la creación de nuevos puestos de trabajo cualificados y favorecerá el mercado de las nuevas tecnologías en materia de eficiencia energética y de creación de empleos verdes; opina que se requieren importantes inversiones tanto para actividades de I+D como en relación con la utilización de las tecnologías existentes; pide a los Estados miembros que alienten la inversión tanto pública como privada en materia de eficiencia energética; insiste a este respecto en la responsabilidad de los Estados miembros y de la Comisión en su calidad de poderes adjudicadores de contratos públicos;

41. Subraya el importante papel de las inversiones privadas para alcanzar los niveles de financiación que se requieren; opina, por consiguiente, que la UE debería garantizar un mercado favorable y un marco reglamentario que resulte incentivador para que las empresas aspiren a ambiciosos objetivos de eficiencia energética; considera que en estas condiciones, los mercados alcanzarán los objetivos fijados; pide, por consiguiente, a la Comisión que proponga objetivos concretos y ambiciosos con arreglo a las potencialidades de las diferentes TIC, de conformidad con la Comunicación COM(2009)0111;

42. Pide a los Estados miembros que inviertan en educación sobre eficiencia energética, a comenzar por las escuelas, y promueva el desarrollo de cursos educativos sobre la contribución de las TIC a la eficiencia energética en una amplia red de centros de enseñanza primaria y secundaria;

43. Considera que los contadores inteligentes y los proyectos TIC necesitan ir acompañados de amplias campañas de divulgación con objeto de explicar a los ciudadanos los objetivos de su aplicación; subraya que informar a la sociedad sobre la necesidad y los beneficios de los contadores inteligentes es crucial para evitar malas interpretaciones y la falta de apoyo público; mantiene, por tanto, que no hay tiempo que perder en la promoción de los contadores inteligentes, con objeto de que los consumidores puedan controlar su consumo de la manera más eficiente posible, con el fin de optimizar la producción de energía y las redes de transporte de electricidad; subraya, a este respecto, que la medición, el control y la automación del consumo serán elementos consustanciales de las arquitecturas de redes eléctricas optimizadas, con la misión, por una parte, de garantizar la eficiencia energética, y por otra, de incorporar las energías renovables, la gestión del almacenamiento de energía y la recarga de futuros vehículos eléctricos; subraya, a este respecto que aunque representen una etapa esencial, los sistemas de medición inteligente no son sino el primer paso en el desarrollo de redes inteligentes;

44. Subraya, a la vista de la notable influencia de las TIC sobre el desarrollo económico de las ciudades y las regiones de la UE, que la consulta a los representantes de los ciudadanos a escala local y regional reviste una importancia fundamental, máxime sabiendo que los programas de la UE ofrecen apoyo a la elaboración de marcos de acción prioritaria que tengan relevancia para las respectivas comunidades;

45. Destaca la necesidad de las redes de energía inteligentes a escala de los Estados miembros y a escala europea con el fin de aprovechar plenamente los beneficios de los contadores inteligentes; por lo tanto, pide a la Comisión Europea que elabore programas de inversión a escala europea; pide a los Estados miembros que promuevan y faciliten el uso de contadores inteligentes a los usuarios en los inmuebles de naturaleza comercial o residencial; Subraya que la introducción de contadores inteligentes solo es uno de los elementos necesarios en la construcción de una red inteligente integrada europea; alienta a los Estados miembros y a la Comisión a que sigan adelante con sus soluciones TIC a este respecto;

46. Destaca la necesidad de supervisar la incidencia del desarrollo de las TIC sobre los aspectos del desarrollo sostenible, especialmente los medioambientales y sociales, incluidas las amenazas al medio ambiente y a la salud relacionadas con el uso de equipos usados y las desigualdades derivadas de la exclusión digital;

47. Felicita a los Estados miembros que ya hayan introducido los contadores inteligentes, e insta a los demás Estados miembros a avanzar en este campo lo más rápidamente posible; pide a la Comisión que cofinancie el mayor número posible de proyectos piloto a gran escala, utilizando los instrumentos financieros y de investigación existentes;

48. Pide a la Comisión y a los Estados miembros que en su política de contratación pública fomenten soluciones TIC que sean eficientes, actualizables y ampliables;

49. Pide a la Comisión Europea que cree un portal web sobre las mejores prácticas en el uso de las TIC para la mejora de la eficiencia energética, con información útil para los consumidores y las autoridades públicas; Pide la puesta en marcha a escala europea de una campaña en los medios de comunicación que informe a la población sobre las posibilidades de economizar energía con ayuda de dispositivos electrónicos;

50. Pide a la Comisión que en el marco de su planificación en materia de TIC tome en consideración las regiones menos desarrolladas de la Unión y reserve recursos para cofinanciar la instalación de contadores inteligentes y otros proyectos de TIC en dichas regiones, garantizando así que éstas últimas puedan participar y no se vean excluidas de los programas comunes europeos;

51. Acoge con satisfacción la creación, en el seno de la Comisión, de un grupo de trabajo sobre redes inteligentes y recomienda que éste tenga debidamente en cuenta las opiniones de todos los interesados; pide a la Comisión que presente al Parlamento informes periódicos sobre los trabajos de dicho grupo;

52. Pide a la Comisión que, sobre la base de la labor llevada a cabo por el grupo de trabajo, elabore una comunicación sobre los contadores inteligentes, en la que:

a.  identifique los obstáculos a la utilización generalizada de los sistemas de medición inteligente,

b. acoja favorablemente el manual práctico elaborado en cooperación con el Comité de las Regiones, sobre las posibilidades de que disponen las autoridades locales y regionales para sacar partido de las TIC en sus planes de eficiencia energética y protección del medio ambiente, considerando que las mismas servirán para mejorar las oportunidades empresariales a escala local y regional,

c. proponga un procedimiento para la elaboración en el plazo más breve posible de una especificación funcional mínima común para los sistemas de medición inteligente,

d. establezca una hoja de ruta para la adopción de especificaciones y normas para el desarrollo de dispositivos inteligentes en la electrónica de consumo que sean compatibles con los sistemas de contadores inteligentes,

e. establezca una hoja de ruta, con objetivos y metas inteligentes (específicos, mensurables, adecuados, realistas y sometidos a plazos) para el despliegue de estos sistemas en los Estados miembros, y

f.   establezca un sistema de intercambio de las mejores prácticas en este ámbito;

53. Considera esencial que los Estados miembros acuerden, antes de finales de 2010, una especificación funcional mínima común para los sistemas de medición inteligente, que fomente la producción descentralizada de energía y la eficiencia energética, con el fin de proporcionar a los consumidores información amplia y relevante que les permita controlar en todo momento su consumo de energía y adaptarlo a sus necesidades, ayudándoles de este modo a gestionarlo con la mayor eficacia posible;

54. Pide a la Comisión que presente un plan de acción conciso para la reducción del consumo energético a través del uso de TIC en los edificios de las instituciones de la UE, que sirva de ejemplo para los Estados miembros y los ciudadanos europeos;

55. Pide a la Comisión que presente, a finales de 2010, un calendario con objetivos ambiciosos y vinculantes de ahorro energético, que todos los sectores de las TIC y los Estados miembros deberán cumplir, con miras a alcanzar los objetivos de reducción de las emisiones de carbono;

56. Considera que en el marco de las decisiones sobre los instrumentos legales y las medidas comunes a escala europea se conceda la debida atención a los costes adicionales que estas medidas pueden suponer para los ciudadanos europeos, así como la carga soportada por la industria europea en términos de costes productivos y administrativos;

57. Pide a la Comisión que proponga un instrumento financiero, como parte integrante de la financiación comunitaria, a fin de alentar a las PYME a impulsar el desarrollo de sus tecnologías energéticas sostenibles de bajas emisiones de CO2;

58. Pide a la Comisión que efectúe ajustes en el presupuesto de la UE con miras a acelerar el desarrollo y despliegue de tecnologías con una buena relación entre coste y eficacia y bajas emisiones de CO2, con miras, en particular, a financiar la aplicación del Plan Estratégico Europeo de Tecnología Energética (Plan SET);

59. Se felicita por la celebración del Pacto entre Alcaldes como foro para el intercambio de buenas prácticas y en tanto que iniciativa pionera para ciudades que se han propuesto ambiciosos objetivos en materia de eficiencia energética; felicita en este contexto a aquellas ciudades y asociaciones que han desarrollado buenas prácticas en la utilización de TIC para mejorar la eficiencia energética de las ciudades, y anima a la divulgación de dichas prácticas;

60. Insta a los Estados miembros y a la Comisión a apoyar la educación y sensibilización de los usuarios, a fin de que se pueda alcanzar el pleno potencial de las TIC en materia de ahorro de energía;

61. Pide a la Comisión que promueva, en cooperación con los interlocutores internacionales correspondientes, el desarrollo de normas comunes a escala internacional que regulen la información de las empresas sobre sus emisiones de CO2, con miras a que las empresas puedan medir sus emisiones de un modo comparable y eficiente;

62. Insta a la Comisión y a los Estados miembros a apoyar el desarrollo del procesamiento externo, dado el enorme potencial de esta tecnología en la mejora de la eficiencia energética y la reducción de los desechos normalmente asociados a la actualización periódica de las TIC;

63. Espera que se tomen medidas para aprovechar el potencial de las TIC de cara a evitar el despilfarro en la cadena logística de la producción de alimentos, en particular, mediante una acción coordinada en el marco de la Política Agrícola Común y el Séptimo Programa Marco;

64. Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo y a la Comisión, así como a los Gobiernos y Parlamentos de los Estados miembros.

(1)

DO L 285 de 31.10.2009, p. 10.

(2)

DO L 412 de 30.12.2006, p. 1.


EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

En diciembre de 2008, la Unión Europea se fijó unos objetivos ambiciosos de ahorro de energía y de reducción de las emisiones de carbono para el año 2020. Con miras a alcanzar esos objetivos, la Comunicación de la Comisión de 12 de marzo 2009 considera que las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) son un medio para mejorar la eficiencia energética en los Estados miembros.

El papel de las TIC

Las TIC pueden ayudar a:

controlar y administrar el consumo de energía en diversos sectores, en particular, la construcción y el transporte,

proporcionar nuevas aplicaciones y tecnologías para mejorar la utilización de los recursos naturales y fomentar el uso de tecnologías de producción e industriales más limpias.

Un uso más generalizado de las TIC puede contribuir a mejorar la eficiencia energética en la Unión y aumentar la competitividad de la industria europea. Las innumerables aplicaciones, infrautilizadas hasta la fecha, presentan un considerable potencial en términos de ahorro de energía en muchos sectores económicos, entre ellos, el alumbrado público y privado, la regulación de calefacción y aire acondicionado, la gestión del tráfico, la logística del transporte y los servicios en línea.

La Comisión ha calculado que los sistemas basados en las TIC pueden reducir el consumo energético de los edificios, que representa el 40 % del consumo total de energía en Europa, hasta el 17 % y las emisiones de carbono del transporte en un 27 %.

Una forma importante de racionalización del uso de energía es la lectura a distancia de los contadores, que ofrece a los consumidores información en tiempo real sobre su consumo de energía y su costo.

La lectura a distancia permite flujos de información bidireccionales entre los operadores de la red, los proveedores y los consumidores. Según algunos estudios, la puesta en marcha de la medición inteligente podría reducir el consumo de energía hasta en un 10 %.

Posición de la Comisión

Tras la publicación de la Comunicación de 12 de marzo de 2009, en que se basa este informe de propia iniciativa, la Comisión inició amplias consultas públicas que, con valiosas aportaciones de expertos y estudios de sectores concretos, han permitido aclarar la forma en que las TIC pueden ayudar a mejorar la eficiencia energética.

Se han identificado algunos sectores económicos dentro de Europa en los que la utilización de las TIC permitirá alcanzar los ambiciosos objetivos de ahorro de energía, así como el papel que la Comisión debe desempeñar en el fomento de la aplicación de estas nuevas tecnologías.

Uno de los principales obstáculos para el uso generalizado de las TIC es la falta de métodos y herramientas comunes para la medición, la cuantificación y la gestión de la lectura a distancia para medir el consumo de energía y las emisiones de carbono.

La Recomendación de la Comisión de 9 de octubre 2009 pide al sector de las TIC que defina, antes de finales de 2010, métodos comunes para el establecimiento de especificaciones comunes para los sistemas de medición inteligente. También propone una hoja de ruta para la introducción de contadores inteligentes en los hogares europeos y analiza las diversas opciones legislativas para acelerar la consecución de los objetivos fijados para 2020.

Posición de la ponente

La ponente apoya las líneas generales de la Comunicación y de la Recomendación de la Comisión. Considera, además, que una mayor aplicación de las TIC fomentará la industria europea y el mercado de las nuevas tecnologías. Sobre esta base, la ponente considera que se debe dar el mayor énfasis posible a algunas medidas prioritarias destinadas a la consecución de los objetivos de la Unión Europea, entre ellas:

· la normalización de los instrumentos de medida: muchos de los obstáculos al rápido despliegue de las herramientas y las innovaciones TIC se pueden atribuir a la falta de métodos comunes de medición; la ponente opina que, en este sector, se deben adoptar cuanto antes medidas vinculantes y un calendario preciso que todas las empresas que operan en el sector deberán cumplir. Con miras a ello, la Comisión debería tener en cuenta los criterios de medición ya en uso en algunas partes de Europa que han demostrado contribuir de manera tangible a la reducción del consumo de energía y a mejorar la eficiencia energética, con importantes beneficios económicos para los usuarios finales. Estas experiencias deben constituir el ejemplo de mejores prácticas sobre cuya base se ha de establecer un mínimo común denominador tecnológico europeo. La normalización debe abarcar tanto las funciones de medición como el acceso a la información contractual y los datos de consumo, la comunicación con los sistemas centrales de los operadores a través de la red eléctrica y la conexión y desconexión a distancia del servicio de que se trate. Además, la gestión a distancia de la gran mayoría de las transacciones comerciales y las principales operaciones de medición, que elimina de hecho la necesidad de una intervención in situ, tendrá efectos positivos en términos de reducción de emisiones de carbono. Un enfoque similar se debería aplicar a la medición del consumo de gas, ampliando los beneficios de la medición inteligente a la red de suministro de gas natural. Por último, el despliegue de los contadores inteligentes en toda Europa será de fundamental importancia para los coches inteligentes, sobre los que se basará la movilidad en un futuro próximo. En cuanto a la elección del instrumento jurídico, se debe dar prioridad a las medidas que permitan una rápida normalización. En este sentido, no debe descartarse la posibilidad de presentar una recomendación, si el enfoque legislativo es demasiado complicado desde el punto de vista administrativo y financiero;

· la puesta en marcha de proyectos piloto: con el fin de garantizar el despliegue masivo de las tecnologías TIC, la ponente considera necesario alentar las asociaciones entre sectores y sensibilizar a las comunidades urbanas y a las organizaciones locales y regionales sobre la necesidad de mejorar la eficiencia energética mediante las TIC. Con tal fin, la Comisión y los Estados miembros deberán intensificar sus esfuerzos para poner en marcha proyectos piloto, basándose en las herramientas y los programas de investigación existentes o elaborando nuevos proyectos específicos;

· la amplia gama de aplicaciones de las TIC: la mejora de la eficiencia energética requiere la adopción de un conjunto de medidas para reducir el consumo y mejorar la gestión de la producción y de la prestación de servicios. La ponente señala la importante contribución de las TIC para la consecución de los objetivos energéticos comunes y considera que las aplicaciones infrautilizadas hasta la fecha, en el futuro deberán ser objeto de un uso más generalizado en los diferentes sectores económicos. El rápido despliegue de soluciones basadas en las TIC también exige una amplia difusión de la banda ancha;

· la difusión de buenas prácticas: la población europea está cada vez más concentrada en las zonas urbanas; por esta razón, el éxito en la organización y el funcionamiento de las ciudades medianas y grandes será un factor importante para la consecución de los ambiciosos objetivos de reducción de las emisiones de carbono y de eficiencia energética. La ponente subraya que la aplicación de las TIC en la gestión y organización de las zonas urbanas puede contribuir a la mejora de la eficiencia energética. El proyecto «ciudades inteligentes» y la iniciativa «Pacto de alcaldes» han mostrado el camino a seguir. Una organización urbana eficiente mediante la aplicación de las TIC puede reducir sustancialmente el impacto energético de las zonas urbanas. Se deben difundir las buenas prácticas y aumentar la conciencia de los responsables de las decisiones a nivel local sobre el potencial de las TIC.


OPINIÓN de la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria (22.3.2010)

para la Comisión de Industria, Investigación y Energía

sobre la movilización de las tecnologías de la información y la comunicación para facilitar la transición a una economía de alta eficiencia energética y bajo nivel de emisión de carbono

(2009/2228(INI))

Ponente de opinión: Daciana Octavia Sârbu

SUGERENCIAS

La Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria pide a la Comisión de Industria, Investigación y Energía, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de resolución que apruebe:

A. Considerando que las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) pueden contribuir significativamente a la mejora de la eficiencia energética de la economía de la UE, especialmente en los edificios y en el sector del transporte, pero también en la sociedad en general, gracias a la mejora de la producción y distribución de energía, encaminada a conseguir el objetivo de un ahorro de energía del 20 % para 2020,

B.  Considerando que el ahorro de energía logrado a través de las TIC aumentará con un mayor compromiso y mejor acceso de los usuarios y con mejoras en la eficiencia energética en el propio sector de las TIC,

C. Considerando que las TIC son indispensables para una economía sostenible basada en la producción de energías renovables,

D. Considerando que las TIC pueden aplicarse para informar a los usuarios de su consumo eléctrico en tiempo real, permitiendo así un comportamiento más eficiente desde el punto de vista energético,

1.  Celebra los esfuerzos de la Comisión para fomentar el uso de contadores inteligentes y redes inteligentes en la producción, la distribución y el uso de energía; destaca que ello debiera permitir una comunicación bidireccional entre los operadores de la red, los proveedores y los usuarios, facilitando así un uso óptimo de los contadores inteligentes; pide que se introduzcan medidas para garantizar la privacidad de las informaciones personales cuando se utilicen contadores inteligentes;

2.  Destaca que la eficiencia energética constituye un modo de reducir el consumo de energía, aumenta la seguridad energética y contribuye a disminuir la contaminación del medio ambiente y en particular las emisiones de gases de efecto invernadero;

3.  Resalta el papel de las TIC en la reducción de la necesidad de efectuar desplazamientos, por ejemplo gracias a las teleconferencias, y en relación con el desarrollo de servicios electrónicos como la gobernanza o la salud en línea, y con la aportación de soluciones inteligentes y respetuosas con el medio ambiente en el ámbito del transporte, lo que puede dar lugar a una reducción de las emisiones de carbono, de la contaminación y del ruido, así como de la duración de los desplazamientos; destaca, no obstante, que las TIC por sí solas no bastarán para lograr la necesaria reducción de las emisiones asociadas al transporte;

4.  Observa, no obstante, que las sociedades con un uso elevado de TIC tienen también un alto grado de movilidad, y que reducir la necesidad de desplazarse para ciertas actividades no necesariamente equivale a reducir el número total de desplazamientos; considera que las soluciones TIC deben ir acompañados de sensibilización, educación y una determinada política de reducción de desplazamientos; estima también que unos objetivos de reducción para empresas y organizaciones serían útiles en este sentido;

5.  Lamenta la lentitud de los avances en el aprovechamiento del potencial de la eficiencia energética y el ahorro energético para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero; pide a la Comisión que, en la aplicación de la Directiva 2009/125/CE del Parlamento Europeo y el Consejo por la que se instaura un marco para el establecimiento de requisitos de diseño ecológico de los productos relacionados con la energía(1) tenga plenamente en cuenta el potencial de ahorro que suponen las TIC;

6.  Destaca la importancia de la incidencia de las TIC en la eficiencia energética, algo que también quedó reflejado por la calificación de esta cuestión, en 2007, como prioridad especial en el ámbito de las TIC en el Séptimo Programa Marco de Investigación y Desarrollo Tecnológico(2);

7.  Destaca la aportación que las TIC ya han hecho a la eficiencia energética de los edificios a través de soluciones como por ejemplo sistemas de gestión energética, sistemas de alumbrado con semiconductores y sistemas de alumbrado inteligente;

8.  Pide a los Estados miembros que apliquen tecnologías de redes inteligentes, especialmente con vistas a maximizar el uso de fuentes de energía renovables en las redes eléctricas lo antes posible;

9.  Reconoce el potencial de las TIC para contribuir a mejorar la eficiencia energética de los procesos de producción que generen altas emisiones de carbono, como por ejemplo la fabricación de materiales de construcción y otros procesos de fabricación;

10. Apoya el establecimiento de una metodología estándar para medir la eficiencia energética y las emisiones de carbono del sector de las TIC, para permitir una reducción comprobable de la intensidad energética y de las emisiones de carbono de la totalidad del ciclo de vida de los equipos y componentes TIC, lo que permitirá una competencia que fomente la innovación entre soluciones TIC realmente respetuosas con el medio ambiente;

11. Destaca la necesidad de supervisar la incidencia del desarrollo de las TIC sobre los aspectos del desarrollo sostenible, especialmente los medioambientales y sociales, incluidas las amenazas al medio ambiente y a la salud relacionadas con el uso de equipos usados y las desigualdades derivadas de la exclusión digital;

12. Insta a la Comisión y al sector privado a garantizar la inversión de I+D en TIC, para mejorar la eficiencia energética de las propias TIC, desarrollar su función en la futura infraestructura eléctrica de forma que se consigan flujos eléctricos bidireccionales y el alineamiento de la producción con el consumo y para desarrollar productos y servicios TIC que generen bajas emisiones de carbono y así garantizar que la UE siga liderando el desarrollo de puestos de trabajo ecológicos;

13. Pide a la Comisión que, en colaboración con el Comité de las Regiones y los Estados miembros, trabaje para crear en Internet una red de intercambio de mejores prácticas entre las autoridades regionales y locales para la mejorar del rendimiento energético mediante el uso de TIC;

14. Insta a los Estados miembros y a la Comisión a apoyar la educación y sensibilización de los usuarios, a fin de que se pueda alcanzar el pleno potencial de las TIC en materia de ahorro de energía;

15. Pide a la Comisión que promueva el uso de nuevos medios sociales para facilitar el intercambio interactivo de conocimientos, facilitar el acceso a la información sobre el potencial de las medidas de ahorro energético, y animar a los ciudadanos a que adopten acciones ecológicas;

16. Pide a los Estados miembros que faciliten, desarrollando las infraestructuras adecuadas, la disponibilidad de la conexión de banda ancha a Internet para todos los ciudadanos de la UE, a fin de garantizar la igualdad en el acceso a los servicios en línea, lo que puede reducir la necesidad de desplazamientos;

17. Pide a los Estados miembros que sigan aplicando soluciones TIC para reducir la congestión del tráfico y sus efectos negativos sobre la salud pública, como por ejemplo la contaminación y el ruido;

18. Insta a la Comisión y a los Estados miembros a apoyar el desarrollo del procesamiento externo, dado el enorme potencial de esta tecnología en la mejora de la eficiencia energética y la reducción de los desechos normalmente asociados a la actualización periódica de las TIC;

19. Pide a los Estados miembros que promuevan y faciliten el uso de contadores inteligentes a los usuarios en los inmuebles de naturaleza comercial o residencial;

20. Pide a la Comisión y a los Estados miembros que en su política de contratación pública fomenten soluciones TIC que sean eficientes desde el punto de vista energético, actualizables y ampliables.

RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN COMISIÓN

Fecha de aprobación

16.3.2010

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

51

1

0

Miembros presentes en la votación final

Elena Oana Antonescu, Kriton Arsenis, Pilar Ayuso, Paolo Bartolozzi, Sergio Berlato, Milan Cabrnoch, Martin Callanan, Nessa Childers, Chris Davies, Esther de Lange, Anne Delvaux, Bas Eickhout, Edite Estrela, Jill Evans, Elisabetta Gardini, Gerben-Jan Gerbrandy, Julie Girling, Nick Griffin, Satu Hassi, Jolanta Emilia Hibner, Dan Jørgensen, Karin Kadenbach, Christa Klaß, Jo Leinen, Peter Liese, Kartika Tamara Liotard, Linda McAvan, Radvilė Morkūnaitė-Mikulėnienė, Miroslav Ouzký, Vladko Todorov Panayotov, Antonyia Parvanova, Andres Perello Rodriguez, Pavel Poc, Vittorio Prodi, Frédérique Ries, Anna Rosbach, Daciana Octavia Sârbu, Richard Seeber, Theodoros Skylakakis, Bogusław Sonik, Anja Weisgerber, Åsa Westlund, Glenis Willmott, Sabine Wils, Marina Yannakoudakis

Suplente(s) presente(s) en la votación final

Christofer Fjellner, Matthias Groote, Judith A. Merkies, Michail Tremopoulos, Anna Záborská

Suplente(s) (art. 187, apdo. 2) presente(s) en la votación final

Dieter-Lebrecht Koch, Markus Pieper

(1)

             DO L 285 de 31.10.2009, p. 10.

(2)

             DO L 412 de 30.12.2006, p. 1.


RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN COMISIÓN

Fecha de aprobación

7.4.2010

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

30

1

23

Miembros presentes en la votación final

Jean-Pierre Audy, Zigmantas Balčytis, Bendt Bendtsen, Jan Březina, Maria Da Graça Carvalho, Giles Chichester, Pilar del Castillo Vera, Lena Ek, Ioan Enciu, Adam Gierek, Norbert Glante, Robert Goebbels, Fiona Hall, Jacky Hénin, Edit Herczog, Sajjad Karim, Arturs Krišjānis Kariņš, Marisa Matias, Judith A. Merkies, Jaroslav Paška, Aldo Patriciello, Miloslav Ransdorf, Herbert Reul, Michèle Rivasi, Jens Rohde, Paul Rübig, Amalia Sartori, Francisco Sosa Wagner, Konrad Szymański, Patrizia Toia, Evžen Tošenovský, Ioannis A. Tsoukalas, Claude Turmes, Niki Tzavela, Adina-Ioana Vălean, Kathleen Van Brempt, Alejo Vidal-Quadras

Suplente(s) presente(s) en la votación final

Lara Comi, António Fernando Correia De Campos, Rachida Dati, Françoise Grossetête, Cristina Gutiérrez-Cortines, Jolanta Emilia Hibner, Oriol Junqueras Vies, Bernd Lange, Marian-Jean Marinescu, Ivari Padar, Vladko Todorov Panayotov, Markus Pieper, Mario Pirillo, Silvia-Adriana Ţicău, Lambert van Nistelrooij, Hermann Winkler

Suplente(s) (art. 187, apdo. 2) presente(s) en la votación final

Isabelle Durant

Aviso jurídico - Política de privacidad