Procedimiento : 2009/2229(INI)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : A7-0185/2010

Textos presentados :

A7-0185/2010

Debates :

PV 14/06/2010 - 27
CRE 14/06/2010 - 27

Votaciones :

PV 15/06/2010 - 7.13
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P7_TA(2010)0208

INFORME     
PDF 197kWORD 165k
7.6.2010
PE 440.183v02-00 A7-0185/2010

sobre la gobernanza de Internet: los próximos pasos

(2009/2229(INI))

Comisión de Industria, Investigación y Energía

Ponente: Francisco Sosa Wagner

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO
 EXPOSICIÓN DE MOTIVOS
 OPINIÓN de la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor
 OPINIÓN de la Comisión de Cultura y Educación
 OPINIÓN de la Comisión de Asuntos Jurídicos
 OPINIÓN de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior
 RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN COMISIÓN

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO

sobre la gobernanza de Internet: los próximos pasos

(2009/2229(INI))

El Parlamento Europeo,

–     Vista la Comunicación de la Comisión titulada «La gobernanza de Internet: los próximos pasos» (COM(2009)0277),

–     Vista la Comunicación de la Comisión titulada «Proteger Europa de ciberataques e interrupciones a gran escala: aumentar la preparación, seguridad y resistencia» (COM(2009)0149),

–     Vista su Resolución, de 14 de octubre de 1998, sobre la mundialización y la sociedad de la información: necesidad de reforzar la coordinación internacional(1),

–     Vista su Resolución, de 19 de febrero de 2001, sobre la organización y gestión de Internet - aspectos de política europea e internacional - 1998-2000(2),

–     Vista su Resolución, de 2 de abril de 2001, sobre la siguiente generación de Internet y la necesidad de una iniciativa de investigación de la UE(3),

–     Vista su Resolución, de 23 de junio de 2005, sobre la sociedad de la información(4),

–     Vista su Resolución, de 15 de diciembre de 2005, sobre los derechos humanos y la libertad de prensa en Túnez y la evaluación de la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información celebrada en Túnez(5),

–     Vista su Resolución, de 6 de julio de 2006, sobre la libertad de expresión en Internet(6),

–     Vista su Resolución, de 17 de enero de 2008, sobre los resultados del II Foro sobre la Gobernanza de Internet, celebrado en Río de Janeiro del 12 al 15 de noviembre de 2007(7),

–     Vista su Recomendación al Consejo, de 26 de marzo de 2009, sobre el refuerzo de la seguridad y de las libertades fundamentales en Internet(8),

–     Visto el artículo 48 de su Reglamento,

–     Vistos el informe de la Comisión de Industria, Investigación y Energía y las opiniones de la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor, de la Comisión de Cultura y Educación, de la Comisión de Asuntos Jurídicos y de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior (A7‑0185/2010),

A.   Considerando que Internet es un medio de comunicación fundamental a nivel planetario y que su impacto es extraordinario en la sociedad en su conjunto,

B.   Considerando que la gobernanza de Internet incluye cuestiones como la protección y la garantía de los derechos y las libertades fundamentales, el acceso y la utilización de la red y su vulnerabilidad a los ciberataques, etc.,

C.   Considerando que la delincuencia informática constituye una amenaza creciente para las sociedades que recurren a las TIC, y que la incitación a cometer atentados terroristas, los delitos movidos por el odio y la pornografía infantil han aumentado y constituyen un peligro para las personas, incluidos los niños,

D.   Considerando que la intersección entre la delincuencia informática, la jurisdicción en materia de Internet y la «computación en la nube», como aspecto emergente de la gobernanza de Internet a nivel europeo, reviste una gran importancia,

E.   Considerando que los aspectos relativos a la gobernanza de Internet se refieren al direccionamiento y a otras cuestiones, principalmente técnicas, que inciden en el ámbito de actividad de entidades como la Internet Corporation for Assigned Names and Numbers (ICANN), la Internet Assigned Numbers Authority (IANA), la Internet Engineering Task Force (IETF), los registros regionales de Internet y otras entidades,

F.   Considerando que, en relación con la gobernanza de Internet, el sector privado ha desempeñado hasta ahora un papel director positivo y predominante; que, sin embargo, a la hora de definir una estrategia global, debe fortalecerse el papel de los agentes públicos,

G.   Considerando que los gobiernos desempeñan un importante cometido en determinados aspectos más amplios de la gobernanza relacionados con la defensa del interés público, especialmente con el fin de proteger y garantizar los derechos y las libertades fundamentales así como en materia de seguridad, integridad y resistencia de Internet, y considerando que el sector privado asume un papel crucial en la provisión de la inversión, las competencias y la iniciativa empresarial necesarias,

H.   Considerando que el Foro Mundial sobre la Gobernanza de Internet (FGI) y diversos foros nacionales y regionales representan importantes espacios de diálogo multilateral entre las partes interesadas en la política de Internet,

I.     Considerando que el Parlamento Europeo y las demás instituciones de la UE han asumido desde hace tiempo un compromiso con respecto a Internet como un bien público mundial y abierto,

1.    Considera que Internet constituye un bien público mundial que debería gestionarse atendiendo al interés común;

2.    Reconoce que Internet es esencial para el ejercicio práctico de la libertad de expresión, la diversidad cultural, el pluralismo de los medios de comunicación, la ciudadanía democrática y la educación y el acceso a la información, convirtiéndose así en uno de los principales motores de propagación de los valores democráticos en el mundo;

3.    Recuerda que Internet se ha convertido en una herramienta indispensable para promover las iniciativas democráticas, el debate político, la alfabetización digital y la difusión del conocimiento; recuerda que el acceso a Internet garantiza a la vez que depende del ejercicio de una serie de derechos fundamentales clave, incluyendo, entre otros, el respeto de la vida privada, la protección de datos, la libertad de expresión, de palabra y de asociación, la libertad de prensa, de expresión y participación política, la no discriminación, la educación y la diversidad cultural y lingüística; subraya que las instituciones y los interesados a todos los niveles tienen, por consiguiente, la responsabilidad general de contribuir a garantizar que todos puedan ejercer su derecho a participar en la sociedad de la información —en particular los ancianos, que tienen más problemas para familiarizarse con las nuevas tecnologías—, haciendo frente simultáneamente al doble reto del analfabetismo informático y la exclusión democrática en la era electrónica;

4.    Subraya en particular la necesidad de reforzar el desarrollo de planteamientos ascendentes y de la democracia informática, velando al mismo tiempo por que se establezcan salvaguardias significativas contra nuevas formas de vigilancia, de control y de censura por parte de los actores públicos o privados, de modo que la libertad de acceso a Internet y la protección de la vida privada sean reales y no ilusorias;

5.    Subraya la necesidad de proteger y promover el patrimonio cultural europeo, entre otras cosas mediante Internet; considera fundamental la función que desempeña Internet en el fomento de la innovación y de la reducción de la brecha digital, social y cultural en Europa con respecto a otras regiones del mundo; se congratula de que la Comisión entienda la importancia de salvar el abismo digital y las cuestiones de desarrollo implicadas en el ámbito de la gobernanza de Internet; considera, no obstante, que también se ha de prestar atención a los muchos ciudadanos de edad avanzada, tanto en los países en desarrollo como en los desarrollados, que con frecuencia se sienten abandonados en este nuevo mundo en línea; observa que Internet puede ser un instrumento eficaz de inclusión social y que se ha de incluir a nuestros ciudadanos mayores; insta a que se fomente la educación en el uso de los recursos que ofrece Internet y en la selección de criterios sobre cómo usarlos;

6.    Reconoce que el uso intensivo de Internet por parte de los ciudadanos, los consumidores, las empresas y las autoridades significa que este instrumento de comunicación se ha convertido en uno de los elementos fundamentales para la realización del mercado interior de la UE; destaca, en este contexto, la necesidad de una protección apropiada de los consumidores y de los titulares de derechos de propiedad intelectual en Internet; subraya asimismo que deben garantizarse los derechos y las libertades civiles de los usuarios de Internet; reconoce la importancia de Internet como medio de información y de promoción de los derechos de los consumidores;

7.    Subraya que la gobernanza de Internet debería favorecer el comercio electrónico y las transacciones transfronterizas mediante la descentralización de las funciones autorreguladoras, especialmente a la hora de establecer condiciones de entrada para nuevos competidores;

8.    Pide un acceso más fácil a Internet y su desarrollo en los Estados miembros nuevos, en particular en las zonas rurales, así como en los países en desarrollo mediante programas financiados por la Unión Europea; pide asimismo que a estos países se les conceda una mayor influencia a la hora de dar forma a la política de gobernanza de Internet;

9.    Considera que, con el fin de preservar el interés de la UE por mantener Internet como un bien público mundial, la gobernanza de Internet debería fundamentarse en un modelo público-privado amplio y equilibrado que impidiera su dominio por alguna entidad individual o algún grupo de entidades, así como cualquier tentativa de las autoridades estatales o supranacionales de controlar el flujo de información en Internet, interactuando al mismo tiempo en procesos sobre la gobernanza de Internet en los que participen múltiples interesados, que siguen siendo un mecanismo eficaz para promover la cooperación mundial;

10.  Subraya que los valores en que se basa la Unión, tal como se expresa en el artículo 2 del Tratado de la Unión Europea, son valores fundamentales y objetivos finales de la Unión Europea; pide, por tanto, a la Comisión Europea y a los Estados miembros que velen por que todas las actividades relacionadas con la gobernanza de Internet cumplan estos valores y objetivos, en particular en aquellos foros mundiales sobre la gobernanza de Internet en los que participan países cuyos valores difieren considerablemente de los de Europa; considera que, en aras de evitar conflictos, el diálogo internacional debe reforzarse con estos países en el ámbito de la regulación de Internet;

11.  Considera que los gobiernos deberían centrarse en cuestiones cruciales para la política pública de Internet a escala mundial, dado que el liderazgo del sector privado tiene que basarse en el respeto de los principios de la política pública y la legislación vigente, respetando al mismo tiempo el principio de no intervención, salvo en aquellos casos en que así lo requieran circunstancias excepcionales, y que incluso en ese caso sus acciones deben respetar los derechos humanos fundamentales y el principio de proporcionalidad;

12.  Considera que los gobiernos no deberían participar en la gestión cotidiana de Internet ni obstaculizar la innovación y la competencia con regulaciones excesivas, gravosas y restrictivas, y que deberían abstenerse de intentar controlar un fenómeno que ha de mantener su carácter de bien público mundial;

13.  Pide a los gobiernos que se abstengan de limitar el acceso a Internet por medio de la censura, el bloqueo, el filtrado u otros medios, así como de encargar a entidades privadas que lleven a cabo esas actividades; insiste en la necesidad de salvaguardar una Internet abierta, donde los usuarios puedan acceder a la información y difundirla o utilizar aplicaciones y servicios de su elección, conforme a lo establecido en el marco reglamentario reformado de las comunicaciones electrónicas;

14.  Destaca que toda restricción que se juzgue indispensable debería limitarse a lo estrictamente necesario en una sociedad democrática, fundamentarse en el Derecho y ser eficaz y proporcionada; subraya que debe garantizarse la protección de los menores e invita a los Estados miembros a que tomen asimismo medidas, recurriendo por ejemplo al sistema de notificación de interés público previsto en la Directiva 2009/136/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 25 de noviembre de 2009, por la que se modifica la Directiva 2002/22/CE, la Directiva 2002/58/CE y el Reglamento (CE) nº 2006/2004 por lo que se refiere a los derechos de los usuarios («Directiva sobre los derechos de los ciudadanos»)(9), para permitir que los menores hagan un uso responsable de Internet y de los servicios de información en línea, y mejorar el grado de concienciación sobre las amenazas potenciales de los nuevos servicios;

15.  Pide que se adopten más iniciativas para reforzar la seguridad de los niños cuando exploren Internet, divulgar las mejores prácticas en todo el mundo e intensificar la cooperación internacional en la lucha contra los contenidos dañinos e ilegales en línea, especialmente en cuanto al abuso sexual de menores en Internet;

16.  Toma también en consideración la necesidad especial de proteger a las personas vulnerables, en particular los menores, mediante una acción conjunta de las partes interesadas del sector público y privado; reitera que, al combatir la ciberdelincuencia y la pornografía infantil, se debería eliminar el contenido delictivo en la fuente antes de plantearse bloquear los sitios web;

17.  Considera que, además de los principios de gobernanza establecidos por la Comisión, los gobiernos deberían aplicar también los principios siguientes:

i)     la transparencia, el multilateralismo, la democracia y la protección de los derechos y las libertades fundamentales, de conformidad con las normas de la UE,

ii)    el respeto de unos principios de apertura, interoperabilidad y neutralidad tecnológica, así como del principio de «extremo a extremo» de la infraestructura de Internet,

iii)   la responsabilidad pública externa de las entidades del sector privado que se ocupan de la gestión cotidiana de los recursos de Internet a escala mundial,

iv)   el fomento de una cooperación en la gobernanza mundial de Internet mediante la interacción y el desarrollo de procesos multilaterales que cuenten con todas las partes interesadas y tomen en consideración la necesidad de incrementar la participación de los países en desarrollo,

v)    la protección de la integridad de una Internet mundial y la libertad de comunicación evitando eventuales medidas regionales, como la revocación de las direcciones IP o los nombres de dominio en terceros países;

18.  Destaca que la UE debería llegar a un consenso sobre la aplicación de los principios fundamentales de la gobernanza de Internet y defenderlo enérgicamente en los foros internacionales y en las relaciones bilaterales;

19.  Acoge con satisfacción los aspectos relativos a la gobernanza de Internet en la «Estrategia de Granada» de la Presidencia española, así como las disposiciones del informe del Parlamento sobre una nueva Agenda Digital para Europa: 2015.eu(10) en el sentido de elaborar una Carta europea de los derechos de los ciudadanos y de los consumidores en el entorno digital y desarrollar una «quinta libertad» que permita la libre circulación de contenidos y conocimientos;

20.  Toma nota de la nueva estrategia «Internet Policy 3.0» del Gobierno de los Estados Unidos, anunciada el 24 de febrero de 2010;

21.  Destaca que la UE debería abordar tres cuestiones fundamentales de política pública:

i)     la protección de la infraestructura de Internet para proteger su apertura, disponibilidad, seguridad y resistencia a los ataques informáticos,

ii)    la dependencia europea de soluciones de mercado dominantes y los riesgos asociados de seguridad pública, y

iii)   la protección de los datos y de la intimidad, especialmente en relación con el establecimiento de mecanismos internacionales eficaces para la solución de litigios; pide a la Comisión que presente una propuesta para la adaptación de la Directiva de Protección de Datos al actual entorno digital;

22.  Pide a los Estados miembros que velen, de forma concertada con la Comisión, por la protección de la infraestructura de Internet por medio de un enfoque armonizado a escala de la UE que permita hacer frente a amenazas e incidentes, y completando el establecimiento de equipos nacionales de intervención en caso de emergencia, así como de mecanismos de cooperación entre dichos equipos;

23.  Pide a la Comisión y a los Estados miembros que intensifiquen sus esfuerzos para aumentar la seguridad del espacio cibernético dentro de la UE, así como para participar adecuadamente en la cooperación internacional en estos ámbitos, y subraya la necesidad de un enfoque multilateral que tenga en cuenta a las partes interesadas para proporcionar una mejor comprensión y conciencia de la jurisdicción en materia de delincuencia cibernética y «computación en la nube», basado en una base igualitaria y en el establecimiento de obligaciones y responsabilidades claras para cada una de las partes interesadas;

24.  Subraya la importancia de la seguridad de los servicios electrónicos, especialmente de la firma electrónica, y de crear la infraestructura de clave pública (PKI) a nivel paneuropeo, y pide a la Comisión que establezca una «pasarela de autoridades europeas de validación» (European Validation Authorities Gateway) a fin de garantizar la interoperabilidad transfronteriza de las firmas electrónicas y aumentar la seguridad de las transacciones realizadas a través de Internet;

25.  Pide a la Comisión que proporcione una orientación clara a los Estados miembros que no han ratificado y aplicado el Convenio del Consejo de Europa sobre la ciberdelincuencia con el fin de hacer participar a todos los Estados miembros en un esfuerzo de cooperación para combatir la ciberdelincuencia y el correo basura, para mejorar la confianza de los usuarios y para asegurar el ciberespacio de la Unión Europea contra todo tipo de delitos y faltas; insta a todos los Estados miembros a ratificar y aplicar el Convenio del Consejo de Europa sobre la ciberdelincuencia;

26.  Pide a todos los Estados miembros que ratifiquen y apliquen el Convenio del Consejo de Europa para la Prevención del Terrorismo, que permitiría el desarrollo de una base para la cooperación internacional en la lucha contra la utilización terrorista de Internet por medio de ataques a gran escala en y a través de los sistemas informáticos que amenazan la seguridad nacional, la seguridad pública o el bienestar económico;

27.  Recomienda, además, que la Comisión y Estados miembros procuren lograr una mayor seguridad y estabilidad de Internet a través de medidas destinadas a incrementar la red y la diversidad del sistema mediante la aplicación de la ley de competencia, las normas de la UE y la política de contratación, así como:

i)     apoyando el trabajo de ICANN en materia de seguridad y estabilidad del sistema de nombres de dominio,

ii)    apoyando el trabajo en los foros internacionales, como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, las Naciones Unidas y el Consejo de Europa, sobre la mejora de los marcos legislativos y de coordinación nacional;

28.  Destaca que el éxito de las redes sociales, asociado a las capacidades técnicas de Internet en términos de memoria y tratamiento de datos, está suscitando problemas relacionados con la conservación de los datos y con el uso de los datos archivados; lamenta, a este respecto, que aún no exista el «derecho al olvido» en Internet;

29.  Hace hincapié en la necesidad de encontrar un equilibrio adecuado entre la protección de la intimidad del usuario y el registro de datos de carácter personal;

30.  Lamenta que la creciente utilización de las redes de Internet aún no vaya acompañada de normas que permitan a los usuarios gestionar los datos personales que introducen en dichas redes;

31.  Destaca que una gestión transparente y responsable de Internet puede desempeñar un papel importante en la supervisión del modo en que los buscadores tratan la información a escala mundial;

32.  Pide a la Comisión que presente una propuesta dirigida a ampliar el ámbito de aplicación del Reglamento (CE) nº 864/2007 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 11 de julio de 2007, relativo a la ley aplicable a las obligaciones extracontractuales («Roma II»)(11) a fin de incluir en él las violaciones del derecho a la protección de los datos y la vida privada, al tiempo que insta al Consejo a que autorice la apertura de negociaciones encaminadas a celebrar un acuerdo internacional que permita que los ciudadanos de la Unión puedan interponer recursos efectivos en caso de violaciones de los derechos que les garantiza la legislación de la UE en materia de protección de los datos y la vida privada;

33.  Apoya la promoción del principio de la « privacidad mediante el diseño», conforme al cual los requisitos de protección de los datos y de la vida privada se deben introducir lo antes posible en el ciclo de vida de los nuevos avances tecnológicos, asegurando a los ciudadanos un entorno seguro y fácil de usar;

34. Señala que la certificación de seguridad de los sitios web se está haciendo necesaria para dar a los consumidores una mayor confianza en el acceso a la información y a los servicios en línea;

35.  Destaca que las instituciones, los organismos y los Estados miembros de la UE deberían coordinar su posición con respecto a la gobernanza de Internet en los distintos órganos internacionales que se ocupan de ello, como la ICANN y sus órganos consultivos, incluido el Comité Asesor Gubernamental (GAC);

36.  Destaca la función de la Agencia Europea de Seguridad de las Redes y de la Información (ENISA) en la creación de un espacio único europeo de la información; señala que ENISA puede desempeñar un papel importante, en particular en materia de prevención, tratamiento y respuesta a los problemas de seguridad de la red y de la información, y acoge con satisfacción la propuesta que la Comisión presentará próximamente con miras a modernizar ENISA;

37.  Subraya la necesidad de aumentar en mayor medida la eficacia de ENISA:

–     identificando las prioridades de investigación, a nivel europeo, en el ámbito de la resistencia de las redes y de la seguridad de éstas y de la información, y facilitando a potenciales instituciones de investigación el conocimiento de las necesidades de la industria,

–     llamando la atención de los encargados de la toma de decisiones sobre las nuevas tecnologías en los ámbitos relacionados con la seguridad,

–     desarrollando foros de intercambio de información y proporcionando apoyo a los Estados miembros;

38.  Subraya que ENISA centra su apoyo en los Estados miembros con necesidades particulares y recomienda que ENISA siga desarrollando foros para el intercambio de información entre los Estados miembros y otras entidades;

39.  Considera que corresponde a la Comisión un cometido central en la tarea de iniciar y coordinar todos los aspectos relativos a la organización interna de la UE, con el fin de garantizar un enfoque coherente de la Unión, también en lo que se refiere al FGI;

40.  Sugiere que la Comisión debe crear la capacidad necesaria para una genuina representación de la sociedad civil europea en los foros internacionales de gobernanza de Internet y en las organizaciones o consorcios de normalización de Internet;

41.  Pide a la Comisión que facilite la adopción de un enfoque coherente y global de la UE en el FGI y en otros acontecimientos importantes relacionados con la gobernanza de Internet, y que presente al Parlamento Europeo y al Consejo, para debate, un proyecto de documento de posición de la UE con tiempo suficiente antes de que tengan lugar dichos acontecimientos;

42.  Apoya la continuación y el desarrollo del modelo de FGI a nivel mundial, regional (incluido EuroDIG) y nacional, de forma que se preserven sus principales características en cuanto proceso no vinculante en el que participan múltiples actores y siga siendo un espacio abierto para el diálogo y el intercambio de mejores prácticas entre los gobiernos, la sociedad civil y el sector privado, así como una nueva forma de democracia participativa;

43.  Hace hincapié en la importancia de asociar a exponentes asiáticos en las conversaciones sobre la gobernanza de Internet, habida cuenta de la especificidad de este mercado;

44.  Subraya la necesidad de implicar también a los consumidores finales en el proceso de creación de un modelo de gobernanza, haciendo hincapié en la colaboración entre las universidades y el mundo de los negocios a escala local, regional y nacional;

45.  Recomienda que se proceda a mejorar el FGI de la siguiente forma:

i)     reforzando la participación de los países en desarrollo, atendiendo especialmente a la forma de financiar dicha participación,

ii)    aumentando la visibilidad en los medios de comunicación,

iii)   organizando las reuniones de forma más eficiente, por ejemplo reduciendo el número de reuniones simultáneas, estableciendo una plataforma estable para facilitar la participación global y reforzando el multilingüismo,

iv)   mejorando la coordinación y la cooperación entre los foros internacionales, regionales y nacionales sobre la gobernanza de Internet, y

v)    reforzando la cooperación entre el Parlamento Europeo y los Parlamentos nacionales con todos los medios tecnológicos disponibles, como videoconferencias, así como con la red de intercambio de información interparlamentaria europea (IPEX);

46.  Respalda el trabajo de la Comisión y de las Presidencias española y belga en la tarea de organizar la reunión del FGI en Vilnius en septiembre de 2010 y pide una mayor participación del Parlamento Europeo;

47.  Respalda, en términos generales, la posición favorable de la Comisión con respecto al actual modelo de gestión de la ICANN basado en el liderazgo del sector privado;

48.  Reconoce que la ICANN ha logrado garantizar la estabilidad del sistema de nombres de dominio;

49.  Apoya la continuación del proceso iniciado recientemente por la ICANN para asignar nombres de dominio en alfabetos diferentes del alfabeto latino;

50.  Pide un nuevo dominio genérico de primer nivel para organizaciones culturales, portales, medios de comunicación y artistas, por ejemplo «.culture» o «.art»;

51.  Pide una mayor rendición de cuentas por parte de las empresas privadas que registran y distribuyen nombres de dominio, prestando un servicio del que la sociedad se ha hecho muy dependiente; considera necesario, a este respecto, establecer un conjunto común de criterios que deberán seguirse para acrecentar la transparencia y para que las empresas mencionadas asuman responsabilidades crecientes;

52.  Pide al Registro Europeo de Nombres de Dominio de Internet (EURid) que realice una campaña exhaustiva, a través de los medios de comunicación y en línea, para promover el dominio «.eu» en todos los Estados miembros y facilitar así el desarrollo de un entorno europeo en línea basado en los valores, características y políticas de la Unión Europea;

53.  Destaca la importancia del GAC en el proceso de formulación de políticas de la ICANN y recomienda que se mejore la eficacia del GAC, entre otras cosas mediante el establecimiento de una secretaría con capacidades de soporte adecuadas; considera importante que todos los Estados miembros participen activamente en el trabajo de este comité;

54.  Considera que debería mejorarse la ICANN mediante:

i)     la introducción, al tiempo que se evalúa el funcionamiento de los mecanismos de resolución de conflictos existentes (órgano de revisión independiente y mediador de la ICANN), de un mecanismo alternativo externo de solución de litigios que permitiera a las partes interesadas revisar las decisiones de la ICANN de forma eficaz, neutral, diligente y asequible,

ii)    la aplicación progresiva de una estructura de financiación diversificada en la que se limiten los fondos procedentes de cualquier entidad o sector, con el fin de impedir que se ejerza una influencia indebida en las actividades de la ICANN por parte de cualquier entidad individual o grupo de entidades,

iii)   una representación adecuada de todas las partes interesadas en la ICANN,

iv)   la garantía de que el Consejo de Administración y los altos directivos de la ICANN representan una amplia gama de intereses y regiones,

v)    la utilización de una parte razonable de su fondo de reserva para impulsar la participación de la sociedad civil en los foros de gobernanza de Internet (especialmente de los países en desarrollo);

55.  Apoya el enfoque de la Comisión en el sentido de que los acuerdos relativos a la IANA incluyan mecanismos de rendición multilateral de cuentas, al tiempo que se reafirma en su posición de que ningún gobierno debiera ejercer una influencia dominante sobre la IANA, que debería, por el contrario ser objeto de una internalización progresiva que lleve a una supervisión multilateral;

56.  Considera que la «afirmación de compromisos» de 2009 puede constituir una base positiva para el ulterior desarrollo de la ICANN, al tiempo que destaca que:

i)     la UE debería desempeñar (principalmente por medio de la Comisión) un papel activo en el proceso de aplicación, también mediante los paneles de revisión, asegurándose de que los miembros de dichos paneles sean independientes, no tengan conflictos de intereses y sean representativos de las diferentes regiones,

ii)    tras los comentarios públicos correspondientes, la ICANN debería aplicar las recomendaciones de los paneles de revisión, y, en caso de no hacerlo, justificarlo debidamente;

57.  Pide a la Comisión que remita al Parlamento Europeo y al Consejo informes anuales sobre los acontecimientos relacionados con la gobernanza de Internet durante el año anterior, de forma que presente el primero de esos informes en marzo de 2011;

58.  Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión y a los Estados miembros.

(1)

DO C 104 de 14.4.1999, p. 128.

(2)

DO C 343 de 5.12.2001, p. 286.

(3)

DO C 27 E de 31.1.2002, p. 84.

(4)

DO C 133 E de 8.6.2006, p. 140.

(5)

DO C 286 E de 23.11.2006, p. 495.

(6)

DO C 303 E de 13.12.2006, p. 879.

(7)

DO C 41 E de 19.2.2009, p. 80.

(8)

Textos Aprobados, P6_TA(2009)0194.

(9)

DO L 337 de 18.12.2009, p. 11.

(10)

Textos Aprobados, P7_TA(2010)0133.

(11)

DO L 199 de 31.7.2007, p. 40.


EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

Si queremos resumir la posición de la Comisión tal como se desprende de su Comunicación del mes de junio de 2009, cabe señalar:

a)    una clara apuesta por lo que expresivamente llama el «liderazgo del sector privado»;

b)   una preocupación por la estructura poco representativa de la ICANN (Internet Corporation for Assigned Names and Numbers);

c)    una clara inquietud por el escaso control que la comunidad internacional, incluida la UE, ejerce sobre el funcionamiento de la ICANN.

La Comisión propone, de un lado, una reforma interna de la ICANN que propicie «un máximo de transparencia y rendición de cuentas»; de otro, sustituir «los acuerdos actuales de supervisión unilateral en relación con la ICANN por un mecanismo alternativo que garantice una rendición de cuentas multilateral de la ICANN».

No está de más recordar muy sumariamente que la ICANN es una corporación sin ánimo de lucro sometida al Derecho de California, lo cual no deja de suscitar problemas jurídicos. En este contexto, Internet se configura como una «red de redes internacional, que no pertenece a ninguna nación particular, individuo o corporación» y por ello se compromete a atender los intereses globales, sin consideración a las fronteras entre los gobiernos.

Una figura tan singular dedicada a gestionar un mundo nuevo y complejo suscita inevitablemente controversia entre los sujetos implicados que, en este caso, se hallan diseminados por toda la comunidad globalmente considerada. Hay opiniones sobre la ICANN y su papel para todos los gustos, y tampoco faltan sus defensores y detractores. Entre estos últimos se oyen voces que sostienen que sus funciones deberían transferirse a una organización internacional, bien creada ad hoc, bien alojada en el marco de las Naciones Unidas. Una tesis esta que se halla sólidamente fundada, sobre todo si se parte de considerar al «sistema de nombres de dominio» como un «bien común», concepto este perfectamente definido en el Derecho internacional como un recurso que no se encuentra sometido a la soberanía nacional y que es utilizado por la comunidad internacional al tener esta sobre él un interés excepcional.

En las cumbres de Ginebra y Túnez de la World Summit on The Information Society (WSIS, 2003 y 2005) se destacó la necesidad de buscar una organización internacional más neutral que ICANN para gestionar los dominios y también se ha manejado la fórmula de la privatización total de la ICANN. Se decidió constituir un grupo de trabajo de la WSIS (Grupo de Trabajo sobre la Gobernanza de Internet). En su informe final, en el que formuló cuatro propuestas, el Grupo de Trabajo hacía hincapié en la consideración de que una posición de poder en el ciberespacio atribuida a un solo Estado no era una solución adecuada. Más allá de estas declaraciones, no se ha alcanzado un acuerdo consensuado entre los Estados para sustituir la fórmula actual. Para seguir reflexionando se creó en el marco de WISS, el Foro sobre la Gobernanza de Internet (FGI), que se ha revelado como un magnífico centro de discusión y debate. En su última reunión, celebrada en la ciudad egipcia de Sharm el-Sheikh, se concluye sobre la necesidad de prorrogar el mandato del FGI y se insiste, tal y como se había hecho en reuniones anteriores, en la necesidad de encontrar una solución al actual predominio estadounidense en la gestión de la ICANN.

De todo ello se deriva que, en el actual estado de las posiciones sobre la ICANN en la comunidad internacional, sería prudente mantener esta organización estadounidense —tal como postula la Comisión—, sobre todo si se tiene en cuenta que, a lo largo de sus años de existencia, ha cumplido sus funciones de una manera eficaz y satisfactoria.

Ahora bien, es evidente que la ICANN necesita reformas y correcciones de relevancia. Porque, si sostenemos que el ciberespacio es un ámbito de libertad, de innovación, de flexibilidad y de capacidad de adaptación, no podemos al mismo tiempo pretender que su central figura organizativa, la ICANN, sea rígida e inamovible. Si el mundo de Internet es dinámico, este dinamismo debe ser aplicable también a la ICANN.

Por todo ello, es necesaria una reforma si se pretende que la ICANN siga pilotando la gobernanza de Internet. Una reforma en la línea propuesta desde hace años por las instituciones de la UE garantizaría la presencia decisoria y la influencia en sus estructuras de toda la comunidad internacional. Se lograría así reforzar la cooperación internacional y la legitimidad en un aspecto del gobierno del mundo que es especialmente relevante para la Humanidad en su conjunto.

En efecto, los desafíos de la gobernanza de Internet son numerosos y, entre ellos, se halla el riesgo de una fragmentación de la red mundial —creándose redes nacionales, un peligro que ya parecen representar China o Irán— si el sistema actual de gestión no evoluciona.

II

En este sentido, desde el Parlamento Europeo, el ponente propone hacer hincapié en los siguientes aspectos:

1.    Internet tiene el carácter de «bien público mundial»; la gestión y control unilaterales por un solo gobierno provoca numerosas y razonables críticas.

2.    La Unión Europea debe desarrollar una estrategia que refleje una visión consensuada sobre los aspectos fundamentales de la gobernanza de Internet y que pueda ser defendida con firmeza en los foros internacionales y en su relación bilateral con los EE.UU.

3.    El respaldo a la posición favorable de la Comisión con respecto al actual modelo de gestión basado en el liderazgo del sector privado. Este apoyo debe estar condicionado a que se subsanen las críticas relativas a ciertos aspectos del funcionamiento y de la composición de la ICANN.

4.    En relación con la ICANN, cabe señalar lo siguiente:

a)    En lo que se refiere al control y la rendición de cuentas, la adopción en noviembre de 2009 del «Affirmation of Commitments» entre la ICANN y el Gobierno de los EE.UU. representa un progreso hacia el reconocimiento de dos principios fundamentales para la UE, a saber, la internacionalización y el reconocimiento del «interés público» de Internet. Este nuevo acuerdo establece un mecanismo de control (los «review pannels») en ámbitos fundamentales de la gestión de la red como la transparencia y la rendición de cuentas, la estabilidad y la seguridad de la red, la competencia y la protección de los consumidores. Si bien este acuerdo es ambicioso y prometedor, queda en todo caso por ver el modo en que dicho acuerdo se ejecutará. Las instituciones europeas deben participar activamente en la ejecución y el desarrollo del nuevo contrato velando por que la composición de los «paneles de revisión» respete la diversidad geográfica y la independencia de los miembros, evitando todo tipo de conflictos de intereses. Este aspecto es fundamental para asegurar la legitimidad, la independencia y la objetividad de este nuevo órgano ante la comunidad internacional. Debe resolverse asimismo la cuestión de la participación de la UE en el panel de revisión —preferiblemente mediante una representación única de la Comisión—. De la misma forma, el Comité Asesor Gubernamental (GAC) debe tener también una representación suficiente en los paneles. En cuanto a las recomendaciones que el panel de revisión emitirá, deberán ser aplicadas por el Consejo de Administración de la ICANN y, si éste no es el caso, deberá justificar los motivos de la no aplicación. Para estos casos, se necesita prever un mecanismo de recurso que bien podría ser el arbitraje internacional.

b)    Respecto a la participación democrática en las actividades de la ICANN, debe asegurarse la representatividad de todos los intereses presentes en el mundo de Internet (administraciones públicas, asociaciones, empresas, usuarios, etc.). En este sentido, cobra especial importancia el GAC, pues es el medio por el que los gobiernos pueden «controlar» la adopción de la normativa interna de la ICANN. Por ello, debe resolverse quién está llamado a integrar este Consejo, un extremo controvertido, ya que la participación de Estados no democráticos y con valores que difieren en gran medida de los europeos puede implicar un riesgo en la protección del acervo de la UE. Asimismo, debe reflexionarse sobre el procedimiento de toma de decisiones del GAC, el carácter tan solo consultivo de sus recomendaciones y los mecanismos de resolución de conflictos en caso de desacuerdo entre el GAC y el Consejo de Administración.

Finalmente, se debe seguir velando para que se mantenga la diversidad nacional entre los altos directivos de la ICANN.

c)    Por lo que a la financiación se refiere, cabe señalar que la mayor parte de los fondos proceden actualmente de las aportaciones de los EE.UU., a las que deben añadirse las tasas abonadas por los registros de nombres de dominio y los registros gTLD. Sería deseable abrir estas fuentes de financiación para diversificarlas e impedir así indeseadas posiciones dominantes.

5.    El FGI ha demostrado ser un éxito. Su naturaleza abierta, su flexibilidad, la gran participación de los diferentes sectores implicados, el desarrollo de la «familia» de la gobernanza (Eurodig, los foros nacionales, los foros regionales) son un modelo único (se debate y se discute sin restricción) y pertinente, muy apropiado para un ámbito nuevo como es Internet. El Parlamento Europeo es muy favorable a su continuidad.

Ciertos aspectos deben mejorarse; entre ellos, cabe mencionar:

–     la participación de los países en desarrollo y especialmente la financiación de dicha participación,

–     la visibilidad en los medios de comunicación,

–     el desarrollo interno de las reuniones anuales del FGI (reducción de las reuniones simultáneas, establecimiento de una plataforma estable para facilitar la participación mundial y refuerzo del multilingüismo),

–     la coordinación con los foros nacionales y regionales que forman ya una «familia» de debates sobre la gobernanza de Internet,

–     la necesidad de profundizar en la cooperación parlamentaria entre el PE y los Parlamentos nacionales.

En cuanto a la reunión en Vilnius a finales del 2010, el Parlamento Europeo debe apoyar el trabajo de la Comisión Europea y de las Presidencias española y belga.

6.    Teniendo en cuenta que los problemas de Internet en el mundo van a continuar muy vivos en los próximos años, es muy importante que las instituciones europeas sigan trabajando —como lo están haciendo en diversos frentes— en todo aquello que afecte a los valores europeos y al acervo de derechos fundamentales, para que sean acogidos en la gestión mundial de la red. En este sentido debe seguir avanzándose particularmente en las siguientes cuestiones:

–     la garantía del acceso plural y no discriminatorio a la red,

–     la defensa de la visión europea de la neutralidad de la red,

–     los aspectos relacionados con la seguridad ante amenazas o ciberataques,

–     la protección del derecho a la vida privada de los ciudadanos y la resolución de las cuestiones relacionadas con la jurisdicción competente y la ley aplicable para mediar allí donde se presente el litigio (dado que la Convención Roma II excluye expresamente los conflictos extracontractuales relacionados con el derecho a la vida privada),

–     la defensa de los derechos de propiedad intelectual y las garantías de acceso a la cultura de los usuarios,

–     la garantía de la libre competencia,

–     la lucha contra los delitos y, concretamente, la defensa de los derechos de los menores.

En este sentido ha de apoyarse la iniciativa de la Presidencia española de redactar una «Carta Europea de los derechos de los usuarios de Internet» así como la proposición de reconocer la «quinta libertad fundamental de la UE», a saber, la de acceso a la red.

7.    Por último, desde el punto de vista de la organización y el funcionamiento interno de la UE, procedería avanzar en la coordinación entre las instituciones europeas en sus relaciones con la ICANN, que no siempre se producen en términos de racionalidad. En este sentido, debe hacerse un esfuerzo para aclarar el papel del Consejo y de la Comisión y, por supuesto, la participación que corresponde al Parlamento. Lo mismo puede decirse respecto de las relaciones que deban establecerse entre las instituciones europeas y los Estados miembros, tanto en el seno del GAC como, a nivel interno de la propia UE, en el seno del Grupo de Alto Nivel sobre la Gobernanza de Internet.

8.    Por último, cabe insistir en que la gobernanza de Internet es otra oportunidad para que la UE esté presente y defienda su visión y sus valores con una sola voz en la escena internacional.


OPINIÓN de la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor (12.4.2010)

para la Comisión de Industria, Investigación y Energía

sobre la gobernanza de Internet: los próximos pasos

(2009/2229(INI))

Ponente de opinión: Catherine Stihler

SUGERENCIAS

La Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor pide a la Comisión de Industria, Investigación y Energía, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de resolución que apruebe:

1.      Reconoce que el uso intensivo de Internet por parte de los ciudadanos, los consumidores, las empresas y las autoridades significa que este instrumento de comunicación se ha convertido en uno de los elementos fundamentales para la realización del mercado interior de la UE; destaca, en este contexto, la necesidad de una protección apropiada de los consumidores y de los titulares de derechos de propiedad intelectual en Internet; subraya asimismo que deben garantizarse los derechos y las libertades civiles de los usuarios de Internet;

2.      Reconoce la importancia de Internet como medio de información y de promoción de los derechos de los consumidores;

3.      Pide que la estabilidad de Internet se mantenga, teniendo en cuenta el papel del sector privado, como herramienta esencial para la actividad económica y social, que incluye el comercio en línea, el intercambio de información (confidencial) y las transacciones financieras; pide a la Comisión que, a este respecto, establezca una estructura de coordinación formalizada para proteger los intereses públicos afectados;

4.      Pide una mayor rendición de cuentas por parte de las empresas privadas que registran y distribuyen nombres de dominio, prestando un servicio del que la sociedad se ha hecho muy dependiente; considera necesario, a este respecto, establecer un conjunto común de criterios que deberán seguirse para acrecentar la transparencia y para que las empresas mencionadas asuman responsabilidades crecientes;

5.      Pide a la Comisión Europea que informe anualmente al Parlamento Europeo, y que se efectúe seguidamente un debate, sobre la gobernanza de Internet y los trabajos de los paneles de revisión de la Corporación para la Asignación de Nombres y Números de Internet (ICANN); celebra la existencia del Foro de la Gobernanza de Internet (IGF); hace hincapié en la importancia de contar con representantes del Parlamento Europeo y de la Comisión, así como de las asociaciones de usuarios de Internet, en la reunión internacional de la ICANN de junio;

6.      Pide a la ICANN que garantice que los Gobiernos de los Estados tengan un lugar más destacado en la gobernanza de Internet; opina que el Consejo de Administración de la ICANN debería justificar debidamente sus posiciones cuando se aparten de las recomendaciones emitidas por el Comité Asesor Gubernamental (GAC);

7.      Pide que se concierten los esfuerzos para combatir la ciberdelincuencia, en particular para aumentar la protección de los datos personales y de los menores sin perjudicar a la naturaleza abierta de Internet;

8.      Pide un desarrollo y un acceso más fáciles de Internet en los Estados miembros nuevos, en particular en sus zonas rurales, y en los países en desarrollo mediante programas financiados por la Unión Europea; pide asimismo que a estos países se les conceda una mayor influencia a la hora de dar forma a la política de gobernanza de Internet;

9.      Subraya que la gobernanza de Internet debería favorecer el comercio electrónico y las transacciones transfronterizas mediante la descentralización de las funciones autorreguladoras, especialmente a la hora de establecer condiciones de entrada para nuevos competidores;

10.    Indica que todas las disposiciones futuras en materia de gobernanza deberían tener en cuenta el interés público de la sociedad en su conjunto y no deberían ser la mera expresión de intereses comerciales o regionales; considera conveniente mejorar el marco de la política de interés público a tal efecto;

11.    Apoya la Comunicación de la Comisión, que hace referencia a la importancia de los principios de transparencia, multilateralismo y responsabilidad para el funcionamiento de los órganos de la ICANN;

12     Lamenta que en la Comunicación de la Comisión no se considere como un principio de la gobernanza de Internet la protección de los derechos de propiedad intelectual, en particular la lucha contra las falsificaciones y la piratería;

13.    Celebra que la Comunicación de la Comisión, habida cuenta del contexto internacional, haga referencia explícita al respeto de los derechos humanos, en particular a la libertad de expresión, como principio esencial de la gobernanza de Internet.

RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN COMISIÓN

Fecha de aprobación

8.4.2010

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

30

0

6

Miembros presentes en la votación final

Adam Bielan, Cristian Silviu Buşoi, Lara Comi, Anna Maria Corazza Bildt, António Fernando Correia De Campos, Jürgen Creutzmann, Christian Engström, Evelyne Gebhardt, Louis Grech, Małgorzata Handzlik, Malcolm Harbour, Iliana Ivanova, Philippe Juvin, Toine Manders, Hans-Peter Mayer, Tiziano Motti, Gianni Pittella, Mitro Repo, Robert Rochefort, Zuzana Roithová, Heide Rühle, Christel Schaldemose, Andreas Schwab, Laurence J.A.J. Stassen, Catherine Stihler, Eva-Britt Svensson, Róża Gräfin Von Thun Und Hohenstein, Kyriacos Triantaphyllides, Emilie Turunen, Barbara Weiler

Suplente(s) presente(s) en la votación final

Regina Bastos, Constance Le Grip, Rareş-Lucian Niculescu, Konstantinos Poupakis, Sylvana Rapti, Kerstin Westphal


OPINIÓN de la Comisión de Cultura y Educación (23.2.2010)

para la Comisión de Industria, Investigación y Energía

sobre la gobernanza de Internet: los próximos pasos

(2009/2229(INI))

Ponente de opinión: Ivo Belet

SUGERENCIAS

La Comisión de Cultura y Educación pide a la Comisión de Industria, Investigación y Energía, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de resolución que apruebe:

1.   Reconoce que Internet es esencial para el ejercicio práctico de la libertad de expresión, la diversidad cultural, el pluralismo de los medios de comunicación, la ciudadanía democrática y la educación y el acceso a la información, siendo asimismo uno de los principales motores de propagación de los valores democráticos en el mundo;

2.   Considera, a este respecto, que toda restricción del ejercicio de esos derechos fundamentales debe ser conforme al Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales;

3.   Subraya la necesidad de mantener Internet en condiciones seguras, libres, fiables y plurilingües, y de abrirlo a todos y cada uno de los ciudadanos del mundo;

4.   Destaca que una gestión transparente y responsable de Internet puede desempeñar un papel importante en la supervisión del modo en que los buscadores tratan la información a escala mundial;

5.   Subraya la necesidad de proteger y promover el patrimonio cultural europeo, entre otras cosas mediante Internet;

6.   Considera fundamental la función que desempeña Internet en el fomento de la innovación y de la reducción de la brecha digital, social y cultural con respecto a otras regiones del mundo;

7.   Toma nota de las mejoras prometidas en el marco de la nueva Afirmación de compromisos por parte del Departamento de Comercio de los Estados Unidos y la Corporación para la asignación de números y nombres en Internet (ICANN); destaca, no obstante, que no ofrece una estructura multilateral plena de gobernanza;

8.   Recuerda, no obstante, que Internet, entendido como un recurso global, no debe estar vinculado a ningún gobierno nacional, y pide, en consecuencia, que se establezca un nuevo modelo global de gobernanza de Internet, sobre la base de una gobernanza más responsable y transparente;

9.   Destaca la importancia del Foro para la Gobernanza de Internet como foro multilateral en que están representadas todas las partes interesadas, como ya afirmó el Parlamento Europeo en su Resolución, de 17 de enero de 2008, referente al segundo Foro sobre la Gobernanza de Internet celebrado en Río de Janeiro del 12 al 15 de noviembre de 2007(1);

10. Insta a la Comisión Europea a que respalde las iniciativas encaminadas a organizar un Foro Europeo sobre la Gobernanza de Internet que sea eficaz;

11. Pide que se inicien conversaciones transatlánticas entre los EE.UU. y la UE para dar un mayor carácter internacional a la ICANN y desarrollar un modelo de gobernanza que garantice la libertad de acceso a Internet y su seguridad global, incluida la protección de los datos personales y de la vida privada;

12. Pide a la Comisión que inicie una concertación entre el Foro para la Gobernanza de Internet, la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) y la ICANN, entre otras instancias, con vistas a concluir acuerdos para prevenir los ataques en Internet (carrera de ciberarmas);

13. Hace hincapié en la importancia de cooptar a exponentes asiáticos en las conversaciones sobre la gobernanza de Internet, habida cuenta de la especificidad de este mercado;

14. Subraya la necesidad de implicar también a los consumidores finales en el proceso de creación de un modelo de gobernanza, haciendo hincapié en la colaboración entre las universidades y el mundo de los negocios a escala local, regional y nacional;

15. Acoge positivamente la decisión de ICANN de abrir el sistema de nombres de dominio a los caracteres no latinos;

16. Insta a que se fomente la educación en relación con el uso de los recursos que ofrece Internet y la selección de criterios sobre cómo usarlos;

17. Subraya la importancia que revisten las iniciativas y acciones de protección de los menores en línea, tales como el Programa para el fomento de un uso más seguro de Internet (Safer Internet Programme); considera además importante garantizar que padres y educadores dispongan de los conocimientos necesarios para ayudar a los menores en su uso seguro de las redes;

18. Pide que se adopten más iniciativas para reforzar la seguridad de los niños cuando exploren Internet, divulgar las mejores prácticas en todo el mundo e intensificar la cooperación internacional en la lucha contra los contenidos dañinos e ilegales en línea, especialmente en cuanto al abuso sexual de menores en Internet;

19. Se congratula de que la Comisión entienda la importancia de salvar el abismo digital y las cuestiones de desarrollo implicadas en el ámbito de la gobernanza de Internet; opina, no obstante, que también se ha de prestar atención a los muchos ciudadanos de edad avanzada, tanto en los países en desarrollo como en los desarrollados, que con frecuencia se sienten abandonados en este nuevo mundo en línea; opina que Internet puede ser un instrumento eficaz de inclusión social y que se ha de incluir a nuestros ciudadanos mayores;

20. Pide un nuevo dominio genérico de primer nivel para organizaciones culturales, portales, medios de comunicación y artistas, por ejemplo «.culture» o «.art»;

21. Respalda una estrecha cooperación entre la UE y el Foro sobre la Gobernanza de Internet para cuestiones relacionadas con Internet;

22. Hace hincapié en la necesidad de encontrar un equilibrio adecuado entre la protección de la intimidad del usuario y el registro de datos de carácter personal;

RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN COMISIÓN

Fecha de aprobación

22.2.2010

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

30

0

0

Miembros presentes en la votación final

Maria Badia i Cutchet, Malika Benarab-Attou, Piotr Borys, Silvia Costa, Santiago Fisas Ayxela, Mary Honeyball, Cătălin Sorin Ivan, Petra Kammerevert, Morten Løkkegaard, Emma McClarkin, Marek Henryk Migalski, Katarína Neveďalová, Chrysoula Paliadeli, Marie-Thérèse Sanchez-Schmid, Pál Schmitt, Marco Scurria, Timo Soini, Emil Stoyanov, Hannu Takkula, László Tőkés, Helga Trüpel, Gianni Vattimo, Sabine Verheyen, Milan Zver

Suplente(s) presente(s) en la votación final

Ivo Belet, Nessa Childers, Nadja Hirsch, Seán Kelly, Catherine Soullie, Rui Tavares

(1)

DO C 41 E de 19.2.2009, p. 80.


OPINIÓN de la Comisión de Asuntos Jurídicos (30.4.2010)

para la Comisión de Industria, Investigación y Energía

sobre la gobernanza de Internet: los próximos pasos

(2009/2229(INI))

Ponente de opinión: Cecilia Wikström

SUGERENCIAS

La Comisión de Asuntos Jurídicos pide a la Comisión de Industria, Investigación y Energía, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de resolución que apruebe:

A. Considerando que la gobernanza de Internet tiene importantes repercusiones en las políticas públicas debido al modo en que Internet ha transformado la vida y el entorno laboral de millones de europeos,

B.  Considerando que Internet se ha convertido en un recurso crítico, por lo que cualquier perturbación grave del servicio podría tener graves consecuencias para la sociedad y la economía,

C. Considerando que, en relación con la gobernanza de Internet, el sector privado ha desempeñado hasta ahora un papel director positivo y predominante, y que, sin embargo, a la hora de definir una estrategia global, debe fortalecerse el papel de los agentes públicos,

1.  Apoya el papel destacado del sector privado en el desarrollo de Internet y subraya que los gobiernos no deberían implicarse en decisiones relativas al funcionamiento ordinario de Internet;

2.  Subraya, no obstante, el importante papel y las responsabilidades de los gobiernos de cara al establecimiento y seguimiento de unas políticas públicas eficaces y la defensa del interés público;

3.  Subraya la importancia de Internet como bien público; reitera la necesidad de garantizar la libertad de acceso y de superar todo fenómeno de brecha digital; reconoce que la arquitectura abierta e interoperable de Internet es en gran medida el resultado de las decisiones relativas a la gobernanza que han tomado ingenieros y científicos, en vez de políticos y burócratas;

4.  Reconoce que la ICANN(1) ha logrado garantizar la estabilidad del sistema de nombres de dominio;

5.  Considera que la Comisión debería procurar garantizar una mayor transparencia y «rendición de cuentas» de la ICANN hacia la comunidad mundial de Internet y no sólo hacia el Gobierno estadounidense;

6.  Solicita a todas las partes implicadas en los debates sobre la «rendición de cuentas» de la ICANN que garanticen que los cambios no comprometan de ningún modo los principios clave de la gobernanza de Internet tal y como establece la Comisión(2), especialmente con respecto a la participación de los países que no respetan dichos principios;

7.  Acoge con satisfacción los últimos avances que permiten el uso de caracteres no latinos en los nombres de dominio, como un paso importante hacia un Internet incluyente y multilingüe a escala mundial;

8.  Subraya que los principios de gobernanza de Internet han de tener en cuenta tanto la necesidad de proteger los derechos de autor y otros derechos fundamentales, como la libertad de expresión y la protección de datos y de la vida privada, así como la lucha contra la discriminación, el racismo y la xenofobia; destaca la necesidad de que el Derecho de la UE asegure la protección de los derechos de autor, de los derechos humanos y de las libertades fundamentales;

9.  Lamenta que la creciente utilización de las redes de Internet aún no vaya acompañada de normas que permitan a los usuarios gestionar los datos personales que introducen en dichas redes;

10. Destaca que el éxito de las redes sociales, asociado a las capacidades técnicas de Internet en términos de memoria y tratamiento de datos, está suscitando problemas relacionados con la conservación de los datos y con el uso de los datos archivados; lamenta, a este respecto, que aún no exista el «derecho al olvido» en Internet.

RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN COMISIÓN

Fecha de aprobación

28.4.2010

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

22

1

0

Miembros presentes en la votación final

Raffaele Baldassarre, Luigi Berlinguer, Sebastian Valentin Bodu, Françoise Castex, Christian Engström, Lidia Joanna Geringer de Oedenberg, Daniel Hannan, Klaus-Heiner Lehne, Antonio López-Istúriz White, Antonio Masip Hidalgo, Alajos Mészáros, Bernhard Rapkay, Evelyn Regner, Francesco Enrico Speroni, Kay Swinburne, Alexandra Thein, Diana Wallis, Rainer Wieland, Cecilia Wikström, Tadeusz Zwiefka

Suplente(s) presente(s) en la votación final

Piotr Borys, Sergio Gaetano Cofferati, Eva Lichtenberger, József Szájer

(1)

   Corporación para la Asignación de Nombres y Números de Internet.

(2)

   COM(2009)0277, p. 5.


OPINIÓN de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior (31.5.2010)

para la Comisión de Industria, Investigación y Energía

sobre la gobernanza de Internet: los próximos pasos

(2009/2229(INI))

Ponente: Stavros Lambrinidis

SUGERENCIAS

La Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior pide a la Comisión de Control Presupuestario, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de resolución que apruebe:

1.  Recuerda que Internet se ha convertido en una herramienta indispensable para promover las iniciativas democráticas, el debate político, la alfabetización digital y la difusión del conocimiento; Recuerda que el acceso a Internet depende del ejercicio de una serie de derechos fundamentales, incluyendo, sin limitarse a ellos, el respeto de la vida privada, la protección de datos, la libertad de expresión, de palabra y de asociación, la libertad de prensa, la expresión y la participación política, la no discriminación, la educación y la diversidad cultural y lingüística, y cuyo ejercicio garantiza; subraya que las instituciones y los interesados a todos los niveles tienen, por consiguiente, la responsabilidad general de contribuir a garantizar que todos puedan ejercer su derecho a participar en la sociedad de la información, con un énfasis particular en los ancianos, que tienen más problemas para familiarizarse con las nuevas tecnologías, haciendo frente simultáneamente al doble reto del analfabetismo informático y la exclusión democrática en la era electrónica;

2.  Subraya en particular la necesidad de reforzar el desarrollo de planteamientos ascendentes y de la democracia informática, velando al mismo tiempo por que se establezcan salvaguardias significativas contra nuevas formas de vigilancia, de control y de censura por parte de los actores públicos o privados, de modo que la libertad de Internet y la protección de la vida privada sean reales y no ilusorias;

3.  Apoya la promoción del principio de la « privacidad mediante el diseño», conforme al cual los requisitos de protección de los datos y de la vida privada se deben introducir lo antes posible en el ciclo de vida de los nuevos avances tecnológicos, asegurando a los ciudadanos un entorno seguro y fácil de usar; alienta la incorporación de los principios fundamentales de la «Carta de los Derechos en Internet» en el proceso de investigación y desarrollo de las próximas etapas de la gobernanza de Internet; a este respecto, pide información adicional sobre la iniciativa de la Presidencia española de promover una Carta de Derechos Digitales en relación con las comunicaciones electrónicas y los servicios en línea;

4.  Hace hincapié en la necesidad de reflexionar y desarrollar una estrategia general para combatir la ciberdelincuencia, con particular énfasis en la jurisdicción en materia de delincuencia transfronteriza en el ámbito de la «computación en nube»; pide especial atención en lo que respecta a la seguridad y la protección de datos en línea, así como al uso de éstos por los proveedores de servicios de «computación en nube»;

5.  Toma también en consideración la necesidad especial de proteger a las personas vulnerables, en particular los menores, mediante una acción conjunta de las partes interesadas del sector público y privado; Reitera que al combatir la ciberdelincuencia y la pornografía infantil, se debe eliminar el contenido delictivo en la fuente antes de considerar la posibilidad de bloquear los sitios Internet;

6.  Opina que es necesario abordar las cuestiones de la responsabilidad y la transparencia de ICANN, en especial su reforma y su responsabilidad multilateral; Mantiene que la transparencia, el respeto de la intimidad, la neutralidad de la Red y un entorno de confianza entre las partes interesadas son elementos indispensables para conseguir una visión sostenible de la seguridad en Internet;

7.  Subraya la importancia de establecer, con la participación de todos los actores relevantes de la Unión Europea, un Foro europeo sobre la gobernanza de Internet que evalúe la experiencia adquirida por los foros nacionales sobre la gobernanza de Internet, funcione como un polo regional, y transmita de manera más eficiente los problemas, las posiciones y las preocupaciones europeas en los próximos FGI internacionales, de forma que la UE pueda hablar con una sola voz en las negociaciones;

8.  Acoge con satisfacción la variada naturaleza de los participantes en los foros FGI desde 2006 en términos tanto de representación regional como de las partes interesadas; reitera su opinión de que un compromiso pluripartito, multilateral, democrático y transparente con la gobernanza de Internet es esencial para asegurar un enfoque integrador y global en este ámbito.

RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN COMISIÓN

Fecha de aprobación

31.5.2010

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

38

1

1

Miembros presentes en la votación final

Jan Philipp Albrecht, Sonia Alfano, Rita Borsellino, Simon Busuttil, Philip Claeys, Carlos Coelho, Cornelis de Jong, Agustín Díaz de Mera García Consuegra, Tanja Fajon, Kinga Gál, Kinga Göncz, Nathalie Griesbeck, Sylvie Guillaume, Anna Hedh, Salvatore Iacolino, Sophia in ‘t Veld, Lívia Járóka, Teresa Jiménez-Becerril Barrio, Monica Luisa Macovei, Véronique Mathieu, Louis Michel, Antigoni Papadopoulou, Georgios Papanikolaou, Birgit Sippel, Wim van de Camp, Axel Voss, Renate Weber, Tatjana Ždanoka

Suplente(s) presente(s) en la votación final

Alexander Alvaro, Elena Oana Antonescu, Edit Bauer, Andrew Henry William Brons, Michael Cashman, Anna Maria Corazza Bildt, Ioan Enciu, Franziska Keller, Krisztina Morvai, Mariya Nedelcheva, Raül Romeva i Rueda, Cecilia Wikström


RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN COMISIÓN

Fecha de aprobación

1.6.2010

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

43

4

2

Miembros presentes en la votación final

Jean-Pierre Audy, Zigmantas Balčytis, Ivo Belet, Bendt Bendtsen, Jan Březina, Maria Da Graça Carvalho, Giles Chichester, Pilar del Castillo Vera, Christian Ehler, Lena Ek, Ioan Enciu, Gaston Franco, Adam Gierek, Robert Goebbels, Fiona Hall, Jacky Hénin, Arturs Krišjānis Kariņš, Philippe Lamberts, Bogdan Kazimierz Marcinkiewicz, Marisa Matias, Judith A. Merkies, Jaroslav Paška, Aldo Patriciello, Anni Podimata, Miloslav Ransdorf, Herbert Reul, Paul Rübig, Amalia Sartori, Francisco Sosa Wagner, Evžen Tošenovský, Ioannis A. Tsoukalas, Claude Turmes, Niki Tzavela, Vladimir Urutchev, Kathleen Van Brempt, Alejo Vidal-Quadras

Suplente(s) presente(s) en la votación final

António Fernando Correia De Campos, Francesco De Angelis, Françoise Grossetête, Oriol Junqueras Vies, Ivailo Kalfin, Werner Langen, Ivari Padar, Vladko Todorov Panayotov, Mario Pirillo, Catherine Trautmann

Suplente(s) (art. 187, apdo. 2) presente(s) en la votación final

Jürgen Creutzmann, Ramona Nicole Mănescu, László Surján

Aviso jurídico - Política de privacidad