Procedimiento : 2009/0128(COD)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : A7-0212/2010

Textos presentados :

A7-0212/2010

Debates :

Votaciones :

PV 07/09/2010 - 6.2
Explicaciones de voto
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P7_TA(2010)0292

INFORME     ***I
PDF 307kWORD 222k
28.6.2010
PE 439.411v02-00 A7-0212/2010

sobre la propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo relativo a la autentificación de las monedas de euros y el tratamiento de las monedas de euros no aptas para la circulación

(COM(2009)0459 – C7‑0207/2009 – 2009/0128(COD))

Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios

Ponente: Slavi Binev

ENMIENDAS
PROYECTO DE RESOLUCIÓN LEGISLATIVA DEL PARLAMENTO EUROPEO
 EXPOSICIÓN DE MOTIVOS
 PROCEDIMIENTO

PROYECTO DE RESOLUCIÓN LEGISLATIVA DEL PARLAMENTO EUROPEO

sobre la propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo relativo a la autentificación de las monedas de euros y el tratamiento de las monedas de euros no aptas para la circulación

(COM(2009)0459 – C7‑0207/2009 – 2009/0128(COD))

(Procedimiento legislativo ordinario: primera lectura)

El Parlamento Europeo,

–    Vista la propuesta de la Comisión al Consejo (COM (2009)0459),

–    Visto el artículo 123, apartado 4, del Tratado CE, conforme al cual ha sido consultado por el Consejo (C7-0207/2009),

–    Vista la Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo y al Consejo titulada «Consecuencias de la entrada en vigor del Tratado de Lisboa sobre los procedimientos interinstitucionales de toma de decisiones en curso» (COM(2009)0665) y el addendum a la misma (COM(2010)0147),

–    Vistos el artículo 294, apartado 3, y el artículo 133 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea,

–    Visto el dictamen del Banco Central Europeo de 16 de noviembre de 2009(1),

–    Visto el artículo 55 de su Reglamento,

–    Visto el informe de la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios (A7-0212/2010),

1.   Aprueba la posición en primera lectura que figura a continuación;

2.   Pide a la Comisión que le consulte de nuevo, si se propone modificar sustancialmente esta propuesta o sustituirla por otro texto;

3.   Encarga a su Presidente que transmita la Posición del Parlamento al Consejo, a la Comisión y a los Parlamentos nacionales.

POSICIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEOEN PRIMERA LECTURA

(2)*

---------------------------------------------------------

REGLAMENTO DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO

relativo a la autentificación de las monedas de euros y el tratamiento de las monedas de euros no aptas para la circulación

EL PARLAMENTO EUROPEO Y EL CONSEJO DE LA UNIÓN EUROPEA,

Visto el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea y, en particular, su artículo 133,

Vista la propuesta de la Comisión Europea,

Visto el dictamen del Banco Central Europeo(3),

Con arreglo al procedimiento legislativo ordinario(4),

Considerando lo siguiente:

(1)         El Reglamento (CE) n° 1338/2001 del Consejo, de 28 de junio de 2001, por el que se definen las medidas necesarias para la protección del euro contra la falsificación(5), exige a las entidades de crédito y, dentro de los límites de su actividad de pago, a los demás prestadores de servicios de pago, así como a cualesquiera otras entidades que participen en el tratamiento y entrega al público de billetes y monedas, garantizar que se ha verificado la autenticidad de los billetes y monedas de euros que han recibido y que tienen previsto volver a poner en circulación y que se han detectado las falsificaciones.

(2)         La Recomendación de la Comisión, de 27 de mayo de 2005, sobre la autentificación de las monedas de euros y el tratamiento de las monedas de euros no aptas para la circulación(6) establece las prácticas recomendadas relativas a la autentificación de las monedas de euros y el tratamiento de las monedas de euros no aptas para la circulación. Sin embargo, la ausencia de un marco obligatorio común para la autentificación de monedas tiene como resultado la existencia de diferentes prácticas entre los Estados miembros y, por lo tanto, no puede garantizar una protección uniforme de la moneda en el conjunto de la Unión.

(3)         Con el fin de lograr una autentificación efectiva y uniforme de las monedas de euros en el conjunto de la zona del euro, es necesario, por lo tanto, introducir normas vinculantes para la aplicación de procedimientos comunes para autentificar las monedas de euros en circulación y de los mecanismos de control de estos procedimientos por las autoridades nacionales.

(4)         Durante el proceso de autentificación se identifican también las monedas de euros auténticas ▌ que ya no son aptas para la circulación. Las monedas no aptas, en circulación, son más difíciles de usar, especialmente en las máquinas que funcionan con monedas, y pueden crear confusión entre los usuarios sobre su autenticidad. Las monedas no aptas deben retirarse de la circulación. Por consiguiente los Estados miembros necesitan una normas vinculantes comunes para el tratamiento y reembolso de las monedas de euros auténticas no aptas.

(5)         Con el fin de lograr la necesaria coordinación en la aplicación de los procedimientos de autentificación, el Centro Técnico y Científico Europeo (CTCE) creado por la Decisión 2005/37/CE (7), tras haber consultado al grupo de expertos en materia de falsificación de moneda a que se hace referencia en esa Decisión, deberá precisar los detalles de los requisitos en materia de comprobación y formación para la autentificación de las monedas de euros, así como las especificaciones para verificar las monedas de euros no aptas y otras disposiciones de aplicación práctica.

(5 bis)   Con el fin de permitir un ajuste gradual del actual sistema de normas y prácticas a las disposiciones del presente Reglamento, conviene que durante un período de tres años a partir del 1 de enero de 2012 los Estados miembros puedan prever exenciones con respecto a los tipos de máquinas de tratamiento de monedas que deben utilizarse para la autentificación de monedas de euros y con respecto al número de esas máquinas que deben verificarse anualmente.

(6)         Dado que el objetivo del presente Reglamento, es decir, la autentificación efectiva y uniforme de las monedas de euros en el conjunto de la zona del euro no se puede alcanzar de manera suficiente por los Estados miembros en razón de las diferencias entre las prácticas nacionales y, por consiguiente, puede lograrse mejor en el ámbito de la Unión, la Unión puede adoptar medidas, de acuerdo con el principio de subsidiariedad consagrado en el artículo 5 del Tratado de la Unión Europea. De conformidad con el principio de proporcionalidad enunciado en dicho artículo, el presente Reglamento no excede de lo necesario para alcanzar este objetivo.

(6 bis)   Conviene que cada Estado miembro prevea las sanciones aplicables a las infracciones con vistas a lograr en el conjunto de la Unión una autentificación equivalente de las monedas de euros y un tratamiento equivalente de las monedas de euros no aptas para la circulación.

(6 ter)   Las entidades nacionales designadas para el tratamiento de las monedas de euros no aptas para la circulación pueden retener un derecho de tratamiento de conformidad con el presente Reglamento, a fin de cubrir los gastos derivados de ese proceso. No se detraen derechos de tratamiento de las entregas de pequeñas cantidades de monedas no aptas efectuadas por personas físicas. Los Estados miembros deben estar facultados para eximir de la retención de los derechos de tratamiento a las personas jurídicas que cooperan estrechamente con las autoridades en la retirada de las monedas falsificadas y no aptas de la circulación. Los Estados miembros deben tener potestad para aceptar monedas falsificadas y no aptas en un mismo paquete sin aplicar un derecho de tratamiento adicional cuando ello obedezca al interés público.

HAN ADOPTADO EL PRESENTE REGLAMENTO:

Capítulo I: Objeto y definiciones

Artículo 1

Objeto

El presente Reglamento establece los procedimientos necesarios para la autentificación de las monedas de euros y el tratamiento de las monedas de euros no aptas para la circulación.

Artículo 2

Definiciones

A efectos del presente Reglamento, se entenderá por:

(a)       «autentificación de las monedas de euros», el proceso de verificar que las monedas de euros son auténticas y aptas para la circulación;

(b)      «monedas de euros no aptas para la circulación», las monedas de euros auténticas rechazadas durante el proceso de autentificación o cuyo aspecto se haya alterado sensiblemente;

(c)       «autoridad nacional designada», el Centro Nacional de Análisis de Monedas (CNAM) o la autoridad definida por el Estado miembro de que se trate;

(d)      «entidades», las entidades contempladas en el artículo 6, apartado 1, del Reglamento (CE) n° 1338/2001, con exclusión de los agentes económicos a que se refiere su tercer guión;

(d bis) «GEFM», el grupo de expertos en materia de falsificación de moneda a que se hace referencia en la Decisión 2005/37/CE.

Capítulo II: Autentificación de las monedas de euros

Artículo 3

Autentificación de las monedas de euros

1.      Las entidades garantizarán que las monedas de euros que hayan recibido y que pretendan devolver a la circulación, se presenten para su autentificación. Ejecutarán esta obligación:

(a)    ▌mediante las máquinas de tratamiento de monedas incluidas en la lista de máquinas de este tipo mencionada en el artículo 5, apartado 3; o

(b)    mediante ▌el personal formado con arreglo a las modalidades definidas por los Estados miembros.

2.      Tras el procedimiento de autentificación todas las monedas de euros de las que se sospeche que pudieran estar falsificadas ▌y las monedas de euros no aptas para la circulación se enviarán a las autoridades nacionales designadas. ▌

3.      Las monedas de euros falsificadas entregadas a las autoridades nacionales competentes de conformidad con el artículo 6 del Reglamento (CE) nº 1338/2001 no estarán sujetas a derechos de tratamiento o de otro tipo. Por lo que respecta a las monedas de euros no aptas para la circulación, se aplicará lo dispuesto en el Capítulo III.

Artículo 4

Pruebas requeridas

1.      En aplicación del artículo 3, apartado 1, letra a), las entidades deberán utilizar exclusivamente los tipos de máquinas de tratamiento de monedas que hayan superado con éxito una prueba de detección llevada a cabo por las autoridades nacionales designadas o por el Centro Técnico y Científico Europeo (CTCE) y que en su fecha de adquisición figuraran en la lista publicada en el sitio de la web mencionado en el artículo 5, apartado 3. Las entidades deberán velar por que esas máquinas se ajusten regularmente para mantener su capacidad de detección, teniendo en cuenta las modificaciones introducidas en la lista a que se hace referencia en el artículo 5, apartado 3. La prueba de detección deberá estar concebida para garantizar que la máquina de tratamiento de monedas puede rechazar los tipos conocidos de monedas falsificadas de euros y asimismo, en ese proceso, las monedas de euros no aptas para la circulación y todas las demás piezas similares a monedas que no cumplen las especificaciones de las monedas de euros auténticas.

1 bis.     Durante un período transitorio de tres años a partir del 1 de enero de 2012, los Estados miembros podrán prever exenciones específicas a las disposiciones de la primera frase del apartado 1 con respecto a las máquinas de tratamiento de monedas que hayan estado en funcionamiento en la fecha de entrada en vigor del presente Reglamento y hayan demostrado su capacidad de detectar monedas falsificadas de euros, monedas de euros no aptas para la circulación y otros objetos similares a monedas que no sean monedas de euros auténticas, incluso cuando no hayan sido incluidas en la lista publicada en el sitio de la web mencionado en el artículo 5, apartado 3. Tales exenciones deberán adoptarse tras haberse consultado al GEFM.

2.      La Comisión deberá velar por que el CTCE, tras haber consultado al GEFM. defina, en un plazo razonable, las especificaciones técnicas de las pruebas de detección y otras disposiciones de aplicación práctica como las prácticas de formación, el período de validez del informe sobre la prueba de detección, la información que debe incluirse en la lista a que se hace referencia en el artículo 5, apartado 3, las directrices relativas a los controles, comprobaciones y auditorías que deben realizar los Estados miembros y el reglamento para la corrección de los incumplimientos, así como los umbrales pertinentes para la aceptación de las monedas auténticas.

Artículo 5

Ajuste de las máquinas de tratamiento de monedas

1.      Con objeto de facilitar a los fabricantes de máquinas de tratamiento de monedas la obtención de las indicaciones necesarias para el ajuste de sus máquinas con el fin de que puedan detectar las monedas de euro falsificadas, las pruebas con arreglo a lo establecido en el artículo 4 podrán llevarse a cabo en los centros nacionales de análisis de monedas, el CTCE o, en virtud de un acuerdo bilateral, en las dependencias del fabricante.

2.      Una vez que la máquina de tratamiento de monedas haya superado las pruebas, se redactará un informe sucinto destinado al fabricante de la máquina con copia al CTCE.

3.      La Comisión publicará en su sitio de la web una lista consolidada de todas las máquinas de tratamiento de monedas en relación con las cuales un informe sucinto y válido haya sido recibido o haya sido preparado por el CTCE.

Artículo 6

Control y fiscalización por los Estados miembros

1.      Los Estados miembros establecerán los controles previstos en los apartados 2 a 7.

2.      Los Estados miembros efectuarán anualmente controles in situ en las entidades con el fin de verificar el correcto funcionamiento de un número representativo de las máquinas de tratamiento de monedas en funcionamiento a través de pruebas de detección. En caso de que el personal de las entidades controladas compruebe manualmente la autenticidad de las monedas de euros que se vuelven a poner en circulación, los Estados miembros obtendrán de esas entidades garantías de que su personal ha recibido la formación adecuada a tal efecto.

3.      El número de máquinas que deberá verificarse anualmente en cada Estado miembro será tal que el volumen de monedas de euros procesado por estas máquinas durante ese año represente como mínimo el 25 % del volumen neto acumulado total de monedas acuñadas por dicho Estado miembro desde la introducción de las monedas de euros hasta el final del año anterior. El número de máquinas que deberá verificarse se calculará sobre la base del volumen de las tres denominaciones más altas de las monedas de euros destinadas a la circulación. Sin perjuicio del apartado 4, los Estados miembros velarán por que las máquinas se verifiquen de forma rotatoria.

3 bis.     En caso de que el número de máquinas que debe verificarse, tras haberse aplicado el método de cálculo previsto en el apartado 3, sea superior al número de máquinas utilizadas en un Estado miembro, se verificarán todas las máquinas utilizadas en ese Estado miembro.

3 ter.     Durante un período transitorio de tres años a partir del 1 de enero de 2012, los Estados miembros podrán decidir, previa notificación a la Comisión, que el número de máquinas que deberá verificarse anualmente en cada Estado miembro sea tal que el volumen de monedas de euros procesado por estas máquinas durante ese año represente como mínimo el 10 % del volumen neto acumulado total de monedas acuñadas por dicho Estado miembro desde la introducción de las monedas de euros hasta el final del año anterior.

4.      Como parte de estos controles anuales, los Estados miembros supervisarán también la capacidad de las entidades de autentificar las monedas de euros sobre la base de:

(a) la existencia de orientaciones por escrito en las que se den instrucciones relativas, según proceda, a la utilización de equipos automáticos de tratamiento de monedas o a la selección manual;

(b) la asignación de los recursos humanos apropiados;

(c) la existencia de un plan de mantenimiento consignado por escrito para garantizar el funcionamiento adecuado de las máquinas;

(d) la existencia de procedimientos consignados por escrito para la entrega de las falsificaciones y demás piezas similares a las monedas de euros así como las monedas no aptas para la circulación a las autoridades nacionales designadas; así como

(d bis)   la existencia de procedimientos internos de control en los que se describan las modalidades y la frecuencia de los controles que debe llevar a cabo la entidad para velar por que los centros de selección o su personal acaten las instrucciones indicadas más arriba.

4 bis.     En caso de que un Estado miembro detecte que se incumple el presente Reglamento, deberá velar por que la entidad implicada adopte las medidas necesarias para corregir sin demora tal incumplimiento.

Capítulo III: Tratamiento de las monedas de euros no aptas para la circulación

Artículo 7

Retirada y reembolso de las monedas de euros no aptas para la circulación

1.      Los Estados miembros retirarán de la circulación las monedas de euros no aptas para la circulación.

2.      Los Estados miembros reembolsarán o sustituirán las monedas de euros que hayan dejado de ser aptas debido a su larga circulación o por accidente o que hayan sido rechazadas por otras causas durante el procedimiento de autentificación. Los Estados miembros podrán rechazar el reembolso de las monedas de euros no aptas para la circulación que hayan sido alteradas bien deliberadamente o por un proceso del que sería razonable esperar que tuviera por efecto alterarlas, sin perjuicio del reembolso de las monedas recogidas con fines caritativos, como las monedas que se arrojan a las fuentes.

3.      Los Estados miembros garantizarán que, una vez retiradas, las monedas de euros no aptas para la circulación se destruyan mediante una deformación física y permanente, de forma que no puedan volver a introducirse en la circulación o entregarse para el reembolso.

Artículo 8

Derechos de tratamiento

1.      Podrán retenerse del reembolso o sustitución de las monedas de euros no aptas para la circulación entregadas, unos derechos de tratamiento del 5 % del valor nominal de dichas monedas. A los derechos de tratamiento podrá añadirse un derecho adicional del 15 % del valor nominal de las monedas de euros entregadas en caso de que se inspeccione toda la bolsa o caja tal como se establece en el artículo 10, apartado 2.

2.      Los Estados miembros podrán prever exenciones generales o parciales de los derechos de tratamiento cuando las personas jurídicas o físicas que realicen la entrega cooperen estrecha y regularmente con las autoridades nacionales designadas en la retirada de la circulación de las monedas de euros falsas y de las no aptas para la circulación o cuando ello sirva al interés público.

3.      El transporte y los costes conexos correrán por cuenta de la persona jurídica o física que realice la entrega.

4.      Sin perjuicio de la exención prevista en el apartado 2, cada año quedará exenta de los derechos de tratamiento una cantidad máxima de un kilogramo de monedas de euros no aptas para la circulación por denominación y por persona jurídica o física que realice la entrega. Si se rebasa ese límite, podrá retenerse un derecho sobre todas las monedas entregadas.

4 bis.     Si una entrega concreta contiene monedas tratadas con productos químicos u otras sustancias peligrosas de tal manera que pudieran suponer un riesgo sanitario para las personas encargadas de su tratamiento, se añadirá a los derechos retenidos de conformidad con el apartado 1 un derecho adicional equivalente al 20 % del valor nominal de las monedas de euros entregadas.

Artículo 9

Empaquetado de las monedas de euros no aptas para la circulación

1.      La persona jurídica o física que realice la entrega deberá separar las monedas de euros entregadas para el reembolso o la sustitución por denominación en bolsas o cajas normalizadas, como sigue:

(a) las bolsas o cajas deberán contener:

         (i)     500 monedas de cada una de las denominaciones de 2 euros y de 1 euro,

         (ii)    1 000 monedas de cada una de las denominaciones de 0,50 euros, 0,20 euros y 0,10 euros,

         (iii)  2 000 monedas de cada una de las denominaciones de 0,05 euros, 0,02 euros y 0,01 euros,

         (iv)   para cantidades menores, 100 monedas de cada denominación;

(b)    cada bolsa o caja deberá llevar las indicaciones de la entidad que realiza la entrega, el valor y la denominación del contenido, el peso, la fecha del empaquetado y el número de la bolsa/caja; la entidad que realice la entrega deberá proporcionar una lista en la que se relacionen las bolsas o cajas entregadas; cuando las monedas hayan sido tratadas con productos químicos u otras sustancias peligrosas, los diferentes paquetes normalizados irán acompañados de una declaración escrita en la que se indiquen exactamente las sustancias que han sido utilizadas.

(c)    en caso de que la cantidad total de monedas de euros no aptas para la circulación sea más pequeña que los requisitos a que se hace referencia en la letra a), estas monedas de euros se separarán por denominación y podrán entregarse en un empaquetado no normalizado.

2.      No obstante lo dispuesto en el apartado 1, los Estados miembros podrán mantener requisitos de empaquetado diferentes previstos en sus normas nacionales cuando entre en vigor del presente Reglamento.

Artículo 10

Controles de las monedas de euros no aptas para la circulación

1.      Los Estados miembros podrán controlar las monedas de euros no aptas para la circulación entregadas como sigue:

(a)    la cantidad declarada se verificará pesando cada bolsa o caja;

(b)    la autenticidad y el aspecto se controlarán por muestreo de al menos el 10 % de la entrega.

2.      En caso de que esos controles detecten anomalías o divergencias respecto a lo dispuesto en el artículo 9, se controlará toda la bolsa o caja.

2 bis.     Los Estados miembros también podrán rehusar aceptar monedas de euros, cuando la aceptación o tratamiento de tales monedas represente un riesgo sanitario para el personal encargado de su tratamiento o cuando la entrega no se ajuste a las normas de empaquetado y etiquetado, y prever las medidas que conviene adoptar con respecto a las personas físicas o jurídicas que han entregado tales monedas.

Capítulo IV: Disposiciones finales

Artículo 12

Informes, comunicaciones y evaluaciones

1.        Los Estados miembros presentarán anualmente a la Comisión informes sobre sus actividades de autentificación de las monedas de euros. La información suministrada incluirá el número de controles efectuados de conformidad con el artículo 6, apartado 2, y las máquinas de tratamiento de monedas verificadas, los resultados de las pruebas, el volumen de monedas tratadas por estas máquinas, el número de monedas de euros sospechosas analizadas y el número de monedas de euros no aptas para la circulación reembolsadas, así como las exenciones previstas en los artículos 4, apartado 1 bis, y 6, apartado 3 ter.

1 bis.  A fin de que los Estados miembros puedan supervisar el cumplimiento del presente Reglamento por parte de las entidades, éstas, previa solicitud, proporcionarán a los Estados miembros al menos una vez al año, como mínimo, la siguiente información:

(a)      los tipos y el número de máquinas utilizadas;

(b)      la ubicación de cada máquina; así como

(c)       el volumen de monedas tratadas anualmente por cada máquina y por denominación al menos para las tras mayores denominaciones.

1 ter.  Los Estados miembros garantizarán que la información referente a las autoridades designadas para el reembolso o la sustitución y a las modalidades específicas, como los requisitos de empaquetado y los derechos de tratamiento, esté disponible en los sitios oportunos de la web y en las publicaciones apropiadas.

2.        Después de haber analizado los informes recibidos de los Estados miembros, la Comisión presentará un informe anual al Comité Económico y Financiero sobre los acontecimientos y los resultados que afectan a la autentificación de las monedas de euros y a las monedas de euros no aptas para la circulación.

2 bis.  La Comisión presentará al Parlamento Europeo y al Consejo antes del 30 de junio de 2014 un informe sobre la aplicación y los efectos del presente Reglamento. En caso necesario, podrán adjuntarse al informe propuestas legislativas para aplicar más detalladamente o modificar las disposiciones del presente Reglamento, en particular en lo relativo al contenido de sus artículos 6 y 7.

Articulo 13 bis

Sanciones

Los Estados miembros establecerán las normas relativas al régimen de sanciones aplicables en caso de infracción de las disposiciones del presente Reglamento, y tomarán todas las medidas necesarias para garantizar su aplicación. Las sanciones establecidas deberán ser efectivas, proporcionadas y disuasorias.

Artículo 14

Entrada en vigor

El presente Reglamento entrará en vigor el vigésimo día siguiente al de su publicación en el Diario Oficial de la Unión Europea.

Será aplicable a partir del 1 de enero de 2012, a excepción de las disposiciones del capítulo III, que serán aplicables a partir de su fecha de entrada en vigor.

El presente Reglamento será obligatorio en todos sus elementos y directamente aplicable en cada Estado miembro de conformidad con los Tratados.

Hecho en, el […]

Por el Parlamento Europeo                                       Por el Consejo

El Presidente                                                          El Presidente

(1)

DO C 284 de 25.11.2009, p. 6.

(2)

* Modificaciones: el texto nuevo o modificado se señala en negrita y cursiva; las supresiones se indican con el símbolo ▌.

(3)

DO C 284 de 25.11.2009, p. 6.

(4)

Posición del Parlamento Europeo de …

(5)

DO L 181 de 4.7.2001, p. 6.

(6)

DO L 184 de 15.7.2005, p. 60.

(7)

DO L 19 de 21.1.2005, p. 73.


EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

El objetivo de esta propuesta de Reglamento es establecer procedimientos sobre la autentificación de las monedas de euros y el tratamiento de las monedas de euros no aptas para la circulación.

La falsificación de las monedas de euros es una amenaza importante, sobre todo en las denominaciones más altas de las monedas. La ausencia de un marco común obligatorio para la autentificación de las monedas puede constituir en algunos Estados miembros un impedimento para que las entidades interesadas busquen falsificaciones activamente, lo que crea diferencias dentro de la UE entre los grados de protección de la moneda. El Reglamento propuesto constituye el instrumento jurídicamente vinculante ahora necesario para establecer un método común de autentificación de las monedas de euros que aplicarán las entidades interesadas y los controles necesarios por parte de los Estados miembros.

En este contexto, la presente propuesta pretende garantizar la aplicación efectiva, en toda la zona del euro, de procedimientos comunes para la autentificación de las monedas de euros en circulación y de los mecanismos de control de estos procedimientos por parte de las autoridades.

En mi calidad de ponente respaldo el enfoque de la Comisión y las propuestas del Consejo (incluidas las correcciones lingüísticas al texto). A fin de lograr un texto mejor y más exacto para el Reglamento proponemos introducir diferentes enmiendas en la propuesta de la Comisión.

Uno de los principales objetivos del Reglamento es velar por que las entidades garanticen que las moneas de euros vueltas a poner en circulación se sometan a un proceso de verificación de su autenticidad. La autentificación debe llevarse a cabo mediante las máquinas de tratamiento de monedas incluidas en la lista a que se hace referencia en el artículo 5, apartado 3, o mediante el personal debidamente formado con arreglo a la metodología elaborada por los Estados miembros. Asimismo, dado que la autentificación de las monedas de euros genera inevitablemente gastos para las entidades que intervienen en el proceso (entidades de crédito y otras entidades como los transportistas de dinero), proponemos incluir la potestad de las entidades de retener unos derechos de tratamiento.

Proponemos añadir un nuevo apartado en que se prevea un período transitorio de tres años a partir del 1 de enero de 2012, a fin de que los Estados miembros puedan prever exenciones específicas a las disposiciones de la primera frase del artículo 4, apartado 1, para las máquinas de tratamiento de monedas que se encuentren en funcionamiento en la fecha de entrada en vigor del presente Reglamento y hayan demostrado su capacidad de detectar monedas de euros falsificadas, monedas de euros no aptas para la circulación y otros objetos similares a las monedas que no sean monedas de euros auténticas, incluso cuando no hayan sido incluidas en la lista del sitio de la web a que se hace referencia en el artículo 5, apartado 3. Tales exenciones deberán adoptarse tras haberse consultado al GEFM. La citada disposición ofrecerá mayor flexibilidad para la inclusión de máquinas en la lista.

En lo relativo al artículo 6, apartado 2, consideramos que debería ser obligación de los Estados miembros aplicar procedimientos y directrices para asegurar una formación adecuada y suficiente del personal que interviene en el proceso de autentificación de las monedas de euros. Así se aclara en la enmienda propuesta por el Consejo, pero hemos previsto una aclaración adicional para que los Estados miembros obtengan de las entidades que intervienen en el proceso la garantía de que su personal ha sido debidamente formado para esa tarea.

Con respecto al número de máquinas que deben controlarse anualmente en cado Estado miembro, respaldamos la transacción del 25 % del volumen neto total acumulado de las monedas acuñadas por el Estado miembro de que se trate desde la introducción de las monedas de euros hasta el final del año anterior. Se trata de un volumen de monedas practicable tanto para los pequeños Estados miembros como para los Estados miembros con un gran número de máquinas y consideramos asimismo que se trata del mínimo necesario para asegurar el principal objetivo del Reglamento, es decir, la protección del euro contra la falsificación. Hemos propuesto otra disposición que consideramos indispensable para asegurar que se inspeccione un mayor número de máquinas en el futuro: el requisito de que las máquinas de tratamiento de monedas se revisen alternativamente.

Al hilo de nuestro deseo de permitir y respetar la transparencia del proceso en las entidades, así como la accesibilidad y eficiencia de su trabajo, hemos propuesto que se prevea el requisito de que la Comisión, después de recibir y examinar los informes de los Estados miembros, presente un informe anual al Comité Económico y Financiero sobre los acontecimientos y los resultados que afectan a la autentificación de las monedas de euros y a las monedas de euros no aptas para la circulación.

Como colofón nos gustaría indicar que el presente informe se ha elaborado respetando los principios de subsidiariedad y proporcionalidad.


PROCEDIMIENTO

Título

Autentificación de las monedas de euros y el tratamiento de las monedas de euros no aptas para la circulación

Referencias

COM(2009)0459 – C7-0207/2009 – 2009/0128(COD)

Fecha de la presentación al PE

11.9.2009

Comisión competente para el fondo

       Fecha del anuncio en el Pleno

ECON

7.10.2009

Comisión(es) competente(s) para emitir opinión

       Fecha del anuncio en el Pleno

LIBE

7.10.2009

 

 

 

Opinión(es) no emitida(s)

       Fecha de la decisión

LIBE

6.10.2009

 

 

 

Ponente(s)

       Fecha de designación

Slavi Binev

20.10.2009

 

 

Examen en comisión

26.4.2010

2.6.2010

 

 

Fecha de aprobación

22.6.2010

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

43

0

1

Miembros presentes en la votación final

Burkhard Balz, Slavi Binev, Godfrey Bloom, Sharon Bowles, Udo Bullmann, Pascal Canfin, Nikolaos Chountis, George Sabin Cutaş, Rachida Dati, Leonardo Domenici, Diogo Feio, Elisa Ferreira, Vicky Ford, José Manuel García-Margallo y Marfil, Jean-Paul Gauzès, Sven Giegold, Enikő Győri, Liem Hoang Ngoc, Othmar Karas, Wolf Klinz, Jürgen Klute, Rodi Kratsa-Tsagaropoulou, Astrid Lulling, Hans-Peter Martin, Arlene McCarthy, Íñigo Méndez de Vigo, Sławomir Witold Nitras, Ivari Padar, Alfredo Pallone, Anni Podimata, Antolín Sánchez Presedo, Olle Schmidt, Edward Scicluna, Peter Simon, Theodor Dumitru Stolojan, Ivo Strejček, Kay Swinburne, Ramon Tremosa i Balcells, Corien Wortmann-Kool

Suplente(s) presente(s) en la votación final

Elena Băsescu, David Casa, Saïd El Khadraoui, Sari Essayah, Carl Haglund, Iliana Ivanova, Syed Kamall, Philippe Lamberts

Fecha de presentación

28.6.2010

Aviso jurídico - Política de privacidad