Procedimiento : 2010/0820(NLE)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : A7-0185/2011

Textos presentados :

A7-0185/2011

Debates :

PV 07/06/2011 - 15
CRE 07/06/2011 - 15

Votaciones :

PV 08/06/2011 - 6.1
Explicaciones de voto
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P7_TA(2011)0254

INFORME     *
PDF 168kWORD 200k
4.5.2011
PE 456.684v03-00 A7-0185/2011

sobre el proyecto de Decisión del Consejo sobre la plena aplicación de las disposiciones del acervo de Schengen en la República de Bulgaria y en Rumanía

(14142/2010 – C7‑0369/2010 – 2010/0820(NLE))

Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior

Ponente: Carlos Coelho

ENMIENDAS
PROYECTO DE RESOLUCIÓN LEGISLATIVA DEL PARLAMENTO EUROPEO
 EXPOSICIÓN DE MOTIVOS
 RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN COMISIÓN

PROYECTO DE RESOLUCIÓN LEGISLATIVA DEL PARLAMENTO EUROPEO

sobre el proyecto de Decisión del Consejo sobre la plena aplicación de las disposiciones del acervo de Schengen en la República de Bulgaria y en Rumanía

(14142/2010 – C7‑0369/2010 – 2010/0820(NLE))

(Consulta)

El Parlamento Europeo,

–   Visto el proyecto de Decisión del Consejo (14142/2010),

–   Visto el artículo 4, apartado 2, del Acta relativa a las condiciones de adhesión de 2005, conforme al cual ha sido consultado por el Consejo (C7-0369/2010),

–   Visto el artículo 55 de su Reglamento,

–   Visto el informe de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior (A7-0185/2011),

1.  Aprueba el proyecto de Decisión del Consejo en su versión modificada;

2.  Pide al Consejo que le informe, si se propone apartarse del texto aprobado por el Parlamento;

3.  Pide al Consejo que le consulte de nuevo, si se propone modificar sustancialmente su proyecto;

4.  Encarga a su Presidente que transmita la Posición del Parlamento al Consejo y a la Comisión.

Enmienda  1

Proyecto de Decisión

Considerando 4

Proyecto del Consejo

Enmienda

(4) El XX de XXXX de 20XX [fecha de adopción de las Conclusiones del Consejo correspondientes], el Consejo llegó a la conclusión de que en Bulgaria y Rumanía se han cumplido las condiciones relativas a cada uno de los ámbitos mencionados.

(4) El XX de XXXX de 20XX [fecha de adopción de las Conclusiones del Consejo correspondientes], el Consejo llegó a la conclusión de que en Bulgaria y Rumanía se han cumplido las condiciones relativas a cada uno de los ámbitos mencionados. En el plazo de seis meses a partir de la fecha de entrada en vigor de la presente Decisión, cada uno de los Estados miembros interesados informará por escrito al Parlamento Europeo y al Consejo del curso dado a las recomendaciones formuladas en los informes de evaluación y mencionadas en los informes de seguimiento que estén pendientes de aplicación.


EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

Antecedentes Schengen

La cooperación Schengen comenzó el 14 de junio de 1985 con el Acuerdo Schengen, por el que se suprimían los controles fronterizos sistemáticos en las fronteras internacionales de los Estados signatarios y se creaba un espacio común, con libre circulación de personas, y una única frontera exterior común (con normas comunes sobre los controles fronterizos exteriores, una política de visados común, cooperación policial y judicial y la creación del Sistema de Información de Schengen (SIS)).

El número inicial de Estados miembros (Bélgica, Alemania, Francia, Luxemburgo y los Países Bajos) se ha ampliado a lo largo del tiempo. En la actualidad, el espacio Schengen está formado por 25 Estados miembros de Schengen: los países de la UE Austria, Bélgica, Dinamarca, Francia, Finlandia, Alemania, Grecia, Italia, Luxemburgo, los Países Bajos, Portugal, España, Suecia, la República Checa, Estonia, Hungría, Letonia, Lituania, Malta, Polonia, Eslovaquia, Eslovenia, así como los 3 países asociados que no son Estados miembros de la UE (Noruega, Islandia y Suiza). Lichtenstein se convertirá en el cuarto país asociado; el protocolo correspondiente entrará en vigor el 7 de abril de 2011 y le seguirán las visitas de evaluación necesarias. En la actualidad, Bulgaria, Rumanía y Chipre aplican solo parcialmente el acervo de Schengen y por ello aún se efectúan controles en las fronteras con estos tres Estados miembros.

En la actualidad, la libre circulación está garantizada en un territorio de 42 673 km de fronteras marítimas exteriores y 7 721 km de fronteras terrestres, abarcando 25 países y 400 millones de ciudadanos.

Criterios de evaluación de Schengen

Rumanía y Bulgaria adoptaron el acervo de Schengen cuando se adhirieron a la UE en 2007. De conformidad con el artículo 4, apartado 2, del Acta relativa a las condiciones de adhesión, la verificación, mediante los procedimientos de evaluación, del cumplimiento por parte de los nuevos Estados miembros de las condiciones necesarias para la aplicación de todas las partes del acervo de Schengen (protección de datos, Sistema de Información de Schengen, fronteras terrestres, fronteras aéreas, fronteras marítimas, cooperación policial y visados) es un requisito previo para que el Consejo decida acerca de la supresión de los controles en las fronteras interiores con dichos Estados miembros.

Las evaluaciones relativas a todo nuevo Estado miembro han de iniciarse a petición del Estado miembro de que se trate (declaración de preparación). Han de llevarse a cabo bajo la responsabilidad del Grupo de trabajo de evaluación de Schengen (SCH-EVAL), comenzando con el envío al Estado miembro interesado de un cuestionario sobre todas las partes del acervo de Schengen y realizándose a continuación visitas de evaluación. Los equipos de expertos han de dirigirse a los locales del SIS, las oficinas de SIRENE, los consulados, las fronteras, etc., y elaborar informes exhaustivos que contengan descripciones factuales, evaluaciones y recomendaciones que pueden requerir medidas adicionales y visitas de seguimiento. En el informe final se determinará si el nuevo Estado miembro en cuestión, tras haber sido objeto de un procedimiento completo de evaluación, cumple todas las condiciones previas para la presentación de la solicitud.

La decisión sobre la integración ha de adoptarla el Consejo, por decisión unánime de todos los gobiernos de los Estados que ya pertenecen al espacio Schengen.

Conclusiones con respecto a Bulgaria

Bulgaria emitió su declaración de preparación el 25 de enero de 2008.

La evaluación sobre la protección de datos fue positiva. El Consejo adoptó la decisión, previo dictamen favorable del Parlamento Europeo, y a partir del 5 de noviembre de 2010 se conectó y empezó a funcionar plenamente el SIS.

La visita de evaluación del SIS puso de manifiesto la adecuada aplicación de las funciones del SIS y de SIRENE, de conformidad con el correspondiente acervo Schengen. Entre las cuestiones que requieren más atención se encuentra: aplicar un modelo de tres turnos para las oficinas de SIRENE; impartir más formación a los usuarios finales sobre el uso de caracteres latinos; minimizar las intervenciones manuales en las oficinas de SIRENE.

Por cuanto respecta a las estructuras institucionales y operativas, se ha realizado la mayor parte del trabajo preparatorio para la aplicación del acervo de Schengen en el ámbito de la cooperación policial. Los acuerdos con los países vecinos (Rumanía, Grecia y Serbia) sobre cooperación policial transfronteriza en materia penal están finalizados y se están preparando más acuerdos con otros Estados miembros.

La evaluación sobre la emisión de visados fue fundamentalmente positiva y, en algunos aspectos, un ejemplo de buenas prácticas. Teniendo en cuenta los resultados de algunas medidas de seguimiento, se consideró que Bulgaria estaba en condiciones de aplicar plenamente el acervo de Schengen. Se aplican ya las recomendaciones formuladas. No obstante, el personal debe seguir siendo consciente del riesgo de inmigración ilegal y de otras formas de mal uso de los visados, así como de la posible presión sobre el personal una vez que empiecen a expedir visados Schengen.

Fronteras aéreas: La infraestructura utilizada para los controles fronterizos responde a los requisitos del Código de fronteras de Schengen y el equipamiento de la primera y la segunda línea es en su mayor parte suficiente y moderno. No obstante, se detectaron algunas deficiencias en el ámbito de los equipamientos, los controles fronterizos y la formación, y se está trabajando actualmente en los ámbitos de la separación física total en el aeropuerto de Burgas y la obligación de comunicar los datos de los pasajeros, las capacidades lingüísticas y la aplicación de la responsabilidad del transportista.

Fronteras marítimas: análisis de riesgos tácticos sistemáticos, control de los buques pesqueros y controles fronterizos a buques de recreo se podrían considerar buenas prácticas. El sistema de control de fronteras cumplía en general los requisitos del Código de fronteras de Schengen. De una evaluación posterior se dedujo que el Sistema Integrado de Vigilancia de Costas había sido mejorado y que las deficiencias anteriormente detectadas (en el ámbito de los controles fronterizos, el control de las fronteras, la emisión de visados, las infraestructuras, el personal y las capacidades lingüísticas) se habían subsanado.

Fronteras terrestres: nivel profesional de cooperación en las fronteras tanto por lo que respecta a los controles fronterizos como a la vigilancia de las fronteras. También se consideró positivo el volumen de equipamientos disponible en la primera y segunda líneas, a pesar de que aún está pendiente el proceso de provisión de equipamientos así como la necesaria formación en este contexto. Se siguieron detectando deficiencias en el ámbito de los controles fronterizos y la vigilancia de las fronteras, en particular por lo que respecta a la mejora del conocimiento de la situación, la cooperación entre organismos, la vigilancia aérea y el enfoque táctico elegido. Los resultados de la nueva visita realizada en diciembre de 2010 siguieron siendo poco satisfactorios y del 21 al 23 de marzo de 2011 se efectuó otra visita a las fronteras terrestres. El Comité de Evaluación llegó a la conclusión de que Bulgaria había progresado mucho y de que, por lo que respecta al ámbito del control de las fronteras en las fronteras terrestres exteriores, cumple ahora los requisitos de Schengen.

No obstante, para que mejore aún más las medidas ya adoptadas y para que se prepare adecuadamente ante el posible incremento de la presión migratoria tras la plena adhesión, el Comité de Evaluación pide a Bulgaria que elabore un «paquete especial» de medidas de acompañamiento.

Conclusiones con respecto a Rumanía

Rumanía emitió su declaración de preparación en 2007 y 2008.

La evaluación sobre la protección de datos fue positiva. El Consejo adoptó la decisión, previa aprobación del Parlamento Europeo, y a partir del 5 de noviembre de 2010 se conectó y empezó a funcionar plenamente el SIS.

La visita de evaluación al SIS puso de relieve la adecuada aplicación de las funciones del SIS y de SIRENE, de conformidad con el correspondiente acervo Schengen. Se consideró que el equipamiento y las instalaciones utilizados para N.SIS y SIRENE eran muy modernos. No obstante, ha de prestarse más atención a algunas cuestiones, a saber, la falta de formularios A y M para las alertas con arreglo al artículo 95 del CAS (orden de detención europea), pero se llegó a la conclusión de que las autoridades rumanas habían resuelto satisfactoriamente esta cuestión. Se formularon recomendaciones y se realizaron seguimientos con respecto a otras cuestiones (más formación, minimización de las intervenciones manuales, mejora de las terminales móviles APD).

Se han ratificado los acuerdos de cooperación policial bilateral con Hungría y Bulgaria. Tras algunas medidas de seguimiento, actualmente se puede considerar que todo el trabajo preparatorio para la aplicación del acervo de Schengen por lo que respecta a la cooperación policial está terminado.

Los controles realizados en la sección de expedición de visados de la Embajada de Rumanía en Chisinau y en el Consulado General de Estambul, así como las medidas de seguimiento adoptadas, muestran que Rumanía está actualmente en condiciones de aplicar plenamente el acervo de Schengen, ya que se han resuelto satisfactoriamente todas las cuestiones que requerían atención o revisión (mejora de la evaluación de riesgos, mejora de las normas de seguridad de los edificios, mejora del proceso de presentación y tramitación de las solicitudes de visados, etc.) y que, en algunos aspectos, se puede considerar un ejemplo de buenas prácticas.

Fronteras aéreas: Hay, en general, una autoridad pública bien estructurada que gestiona las fronteras, así como policías y agentes muy profesionales y un conocimiento satisfactorio de los requisitos del Código de fronteras de Schengen. Fue necesario realizar una nueva visita, y se pudo constatar que las deficiencias detectadas se habían subsanado (responsabilidad de los transportistas, infraestructura para separar a los pasajeros Schengen de los pasajeros no Schengen, pequeños problemas en el equipamiento de la primera y la segunda líneas).

Fronteras marítimas: Hay un buen nivel de cooperación y comunicación, un buen conocimiento de la situación, buena capacidad de reacción y un buen nivel de análisis de los riesgos. Las deficiencias detectadas con relación a la responsabilidad de las compañías aéreas, la realización de los controles fronterizos y la formación se han subsanado.

Fronteras terrestres: buen nivel en los controles fronterizos y enfoque táctico y operativo profesional en la vigilancia de las fronteras. Se consideró que las infraestructuras disponibles y la dotación de personal sobre el terreno eran suficientes. Las pequeñas deficiencias detectadas se solventaron adecuadamente en el proceso posterior y la mayor parte de las recomendaciones se han aplicado (ejecución de controles fronterizos, disponibilidad de equipamientos en la primera y segunda líneas y creciente número de inspecciones no anunciadas como medio de lucha contra la corrupción). Los dos puestos de control fronterizo que fue necesario volver a visitar son ahora plenamente operativos y están equipados conforme a las recomendaciones pertinentes. También se han subsanado adecuadamente las deficiencias de los equipos de vigilancia de las fronteras.

Según los informes de evaluación, Rumanía ha demostrado que, en líneas generales, está suficientemente preparada para aplicar de manera satisfactoria tanto las disposiciones del acervo de Schengen no relacionadas con el SIS como las disposiciones relacionadas con el SIS. Se han cumplido las condiciones previas para que el Consejo adopte la decisión a que se hace referencia en el artículo 4, apartado 2, del Acta relativa a las condiciones de adhesión, que permite la supresión de los controles en las fronteras interiores terrestres, marítimas y aéreas.

Acceso del Parlamento Europeo a los resultados del proceso de evaluación

Mediante carta de 12 de noviembre de 2010, el Consejo remitió al Parlamento, para opinión, el proyecto de decisión del Consejo sobre la plena aplicación de las disposiciones del acervo de Schengen en la República de Bulgaria y en Rumanía.

Conforme a la jurisprudencia consolidad del Tribunal de Justicia sobre el principio de cooperación sincera entre las instituciones, reflejado en el artículo 13, apartado 2, del TUE, el Parlamento debe recibir toda la información necesaria para desempeñar plenamente su función en le procedimiento.

Mediante carta de 16 de diciembre de 2010 del Presidente de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior Juan Fernando López Aguilar a la Ministra de Asuntos Interiores de la Presidencia belga del Consejo Annemie Turtelboom, el Parlamento solicitó los informes de evaluación relativos a Bulgaria y Rumanía y todos los informes relativos a nuevas visitas, así como las recomendaciones formuladas a cada uno de los dos países y la información sobre la situación de la aplicación de dichas recomendaciones por parte de los Estados miembros en cuestión.

El 25 de enero llegó la respuesta del Consejo al Parlamento, y en ella se afirmaba que los documentos solicitados se podían hacer llegar al presidente, los coordinadores de los grupos políticos y los ponentes. El acceso a los documentos debía realizarse en una sala de seguridad en los edificios del Consejo. De conformidad con los Reglamentos de seguridad del Consejo relativos a la protección de información clasificada de la UE, los documentos seguirán en posesión del Consejo y en ninguna reunión pública deberá hacerse referencia directa al contenido de dichos documentos.

Es importante poner de relieve el hecho de que, en su respuesta, el Consejo dio un gran paso atrás con respecto a su posición de 2007, cuando se pidió al Parlamento que emitiera su opinión sobre la adhesión al espacio Schengen de 9 países (República Checa, Estonia, Hungría, Letonia, Lituania, Malta, Polonia, Eslovaquia y Eslovenia), lo que es inaceptable.

Simultáneamente, los Embajadores de Rumanía y Bulgaria han enviado una carta al Consejo pidiendo la desclasificación y el envío de dichos documentos a todos diputados. El Coreper aprobó dicha solicitud por mayoría de sus miembros, y el 15 de febrero de 2011 los documentos se enviaron finalmente al Parlamento, lo que permitió a todos los diputados acceder al contenido de las evaluaciones, recomendaciones y conclusiones finales.

No obstante, el Parlamento decidió tratar esos documentos como «clasificados» debido a su carácter sensible por lo que respecta a la seguridad de las fronteras exteriores de los mencionados dos Estados miembros.

El pleno acceso a los informes de evaluación de los expertos sobre los progresos de los preparativos de los dos países de que se trata es esencial para poder realizar una evaluación clara, con todos los elementos necesarios para determinar si, en opinión del Parlamento Europeo, los dos países mencionadas están preparados para adherirse al espacio Schengen.

Conclusiones del ponente

Teniendo en cuenta los resultados de las evaluaciones y de las necesarias visitas de seguimiento llevadas a cabo por los equipos de expertos, el ponente constata que, aunque algunos problemas aún sigan pendientes y requieran información regular y seguimiento en el futuro, no constituyen un obstáculo para la plena adhesión de esos dos Estados miembros al espacio Schengen.

Las conclusiones de los expertos ya han sido aprobadas por el Consejo y enviadas al Parlamento Europeo, con excepción del último informe de seguimiento sobre la nueva visita a las fronteras exteriores de Bulgaria, que aún debe ser aprobado y enviado formalmente al Parlamento Europeo (incluso si el ponente hubiera tenido la oportunidad de recibirlo de «manera informal».

El ponente y algunos de los ponentes alternativos pudieron visitar ambos países (22 a 25 de marzo) y observar in situ la situación actual y todas las mejoras necesarias realizadas. Por lo tanto, el ponente apoya la decisión de abrir las fronteras a dichos Estados miembros.

En estos momentos, Rumanía y Bulgaria han demostrado que están suficientemente preparados para aplicar satisfactoriamente todas las disposiciones del acervo de Schengen.

No obstante, ha de tenerse en cuenta que la zona Bulgaria-Turquía-Grecia es una de las zonas más sensibles de las fronteras exteriores de la UE por lo que respecta a la inmigración ilegal. Ello requiere que Bulgaria adopte algunas medidas adicionales, a saber, la elaboración de un plan especial que incluya las medidas que deberán aplicarse en el momento de la adhesión a Schengen, así como un enfoque conjunto (entre Grecia, Turquía y Bulgaria) para poder responder a un posible incremento de la presión migratoria.

En este contexto, el ponente presenta una enmienda en la que pide que los Estados miembros en cuestión informen por escrito al Parlamento Europeo y al Consejo, en un periodo de seis meses a partir de la fecha de entrada en vigor de la presente Decisión, sobre la aplicación de dichas medidas adicionales así como sobre las deficiencias.

Es esencial tener presente que la supresión de los controles en las fronteras interiores requiere un alto nivel de confianza mutua entre los Estados miembros con respecto a la existencia de controles efectivos en las fronteras exteriores, dado que la seguridad de la zona Schengen depende del rigor y de la eficacia con que cada Estado miembro realicen los controles en sus fronteras exteriores.


RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN COMISIÓN

Fecha de aprobación

2.5.2011

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

31

5

0

Miembros presentes en la votación final

Jan Philipp Albrecht, Emine Bozkurt, Philip Claeys, Carlos Coelho, Agustín Díaz de Mera García Consuegra, Kinga Gál, Kinga Göncz, Nathalie Griesbeck, Anna Hedh, Sophia in ‘t Veld, Juan Fernando López Aguilar, Monica Luisa Macovei, Louis Michel, Claude Moraes, Jan Mulder, Georgios Papanikolaou, Birgit Sippel, Csaba Sógor, Wim van de Camp, Daniël van der Stoep, Renate Weber, Tatjana Ždanoka

Suplente(s) presente(s) en la votación final

Elena Oana Antonescu, Edit Bauer, Anna Maria Corazza Bildt, Ioan Enciu, Stanimir Ilchev, Iliana Malinova Iotova, Franziska Keller, Marian-Jean Marinescu, Mariya Nedelcheva, Jens Rohde, Cecilia Wikström

Suplente(s) (art. 187, apdo. 2) presente(s) en la votación final

Andrey Kovatchev, Traian Ungureanu, Pablo Zalba Bidegain

Aviso jurídico - Política de privacidad