INFORME sobre el proceso de evaluación recíproca de la Directiva de servicios

4.10.2011 - (2011/2085(INI))

Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor
Ponente: Małgorzata Handzlik

Procedimiento : 2011/2085(INI)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento :  
A7-0324/2011
Textos presentados :
A7-0324/2011
Textos aprobados :

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO

sobre el proceso de evaluación recíproca de la Directiva de servicios

2011/2085(INI)

El Parlamento Europeo,

–   Visto el artículo 3 del Tratado de la Unión Europea,

–   Vistos los artículos 9, 49 y 56 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea,

–   Vista la Comunicación de la Comisión titulada «Hacia un mejor funcionamiento del mercado único de servicios, partiendo de los resultados del proceso de evaluación recíproca de la Directiva de servicios» (COM(2011)0020) y el documento de trabajo de los servicios de la Comisión sobre el proceso de evaluación recíproca de la Directiva de servicios (SEC(2011)0102),

–   Vista la Comunicación de la Comisión titulada «Acta del Mercado Único. Doce prioridades para estimular el crecimiento y reforzar la confianza — “Juntos por un nuevo crecimiento”» (COM(2011)0206),

–   Vista la Comunicación de la Comisión titulada «Hacia un Acta del Mercado Único» (COM(2010)0608),

–   Vistas las Conclusiones del Consejo, de 10 de marzo de 2011, sobre un mejor funcionamiento del mercado único de servicios, partiendo de los resultados de la evaluación recíproca de la Directiva de servicios,

–   Vista la Directiva 2006/123/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 12 de diciembre de 2006, relativa a los servicios en el mercado interior[1],

–   Vista la Directiva 2005/36/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 7 de septiembre de 2005, relativa al reconocimiento de cualificaciones profesionales[2],

–   Vista su Resolución, de 6 de abril de 2011, sobre gobernanza y asociación en el mercado único[3],

–   Vista su Resolución, de 15 de febrero de 2011, sobre la aplicación de la Directiva 2006/123/CE relativa a los servicios[4],

–   Visto el artículo 48 de su Reglamento,

–   Vistos el informe de la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor y la opinión de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales (A7-0324/2011),

A. Considerando que los servicios aún representan solamente cerca de una quinta parte del comercio total interno de la UE, mientras que les corresponden más de dos tercios del PIB y el empleo de la UE;

B.  Considerando que las actividades cubiertas por la Directiva relativa a los servicios representan el 40 % del PIB y el empleo de la UE, pero que dichas actividades también representan un importantísimo potencial de crecimiento económico y creación de puestos de trabajo por explotar en la UE, dado que siguen existiendo numerosos obstáculos al comercio en el ámbito de los servicios dentro del mercado interior;

C. Considerando que los servicios impulsan las economías de los Estados miembros por generar empleo, crecimiento e innovación, y que, por consiguiente, un mercado interior de los servicios operativo e integrado es aún más necesario en las circunstancias actuales de crisis financiera y económica y como condición para la recuperación;

D. Considerando que la Directiva de servicios es una palanca para el crecimiento de la Unión Europea y que su implantación plena y correcta está contemplada en el marco de la Estrategia Europa 2020 y el Acta del Mercado Único;

E.  Considerando que, si bien la transposición correcta y en el momento previsto de la Directiva relativa a los servicios ha supuesto un reto para las administraciones de los Estados miembros, era algo necesario y que también sienta una base sólida para el desarrollo de la cooperación administrativa entre los Estados miembros;

F.  Considerando que se han notificado a la Comisión Europea cerca de 34 000 requisitos en el contexto del ejercicio de cribado;

I. Introducción

1.  Acoge con satisfacción la Comunicación de la Comisión sobre el proceso de evaluación recíproca de la Directiva relativa a los servicios y reconoce la considerable cantidad de trabajo realizado por la Comisión y, sobre todo, las administraciones nacionales de los Estados miembros, incluidas las administraciones locales y regionales;

2.  Subraya que el buen funcionamiento del mercado único en los servicios constituye un requisito previo para generar crecimiento, empleo e innovación en Europa y para mantener la competitividad de Europa en la escena mundial;

3.  Observa que no se ha explotado plenamente el potencial total del mercado común de los servicios, ya que, debido a las restricciones del mercado en los Estados miembros, solo una pequeña parte de las PYME ofrece servicios transfronterizos;

4.  Considera que la primera prioridad para la creación de un mercado único de servicios es la implantación cabal de la Directiva relativa a los servicios en todos los Estados miembros y el establecimiento de ventanillas únicas plenamente operativas;

5.  Pide, en consecuencia, que se considere la posibilidad de facilitar en las ventanillas únicas información en inglés y también en el idioma local, en beneficio de los proveedores y usuarios de servicios de otros Estados miembros, y la posibilidad de que los proveedores y usuarios puedan utilizar la firma electrónica;

6.  Subraya que el ejercicio de evaluación recíproca ha permitido la evaluación del mercado interior de servicios desde la aplicación de la Directiva, particularmente en relación con los requisitos de los artículos 9, 15 y 16;

II. Experiencias con el proceso de evaluación recíproca

7.  Observa la vaguedad del artículo 39 de la Directiva de servicios a la hora de establecer los objetivos exactos del proceso de evaluación recíproca; observa que existían diferentes percepciones y expectativas entre las partes interesadas por lo que respecta a sus propósitos y resultados;

8.  Señala que la evaluación recíproca se organizó tras la fecha límite para la transposición de las disposiciones de la Directiva de servicios; subraya que la ejecución de la Directiva de servicios no debe confundirse con el ejercicio de la evaluación recíproca;

9.  Lamenta los retrasos de la aplicación de la Directiva relativa a los servicios en algunos Estados miembros, y considera que dichos retrasos han repercutido en el proceso de evaluación recíproca;

10. Opina que, si bien el calendario del procedimiento de evaluación recíproca suponía un desafío, también contribuyó a mantener el impulso tras la aplicación de la Directiva;

11. Considera que el proceso de evaluación recíproca ha demostrado ser un ejercicio que conviene hacer, pues permite que la Comisión Europea y los Estados miembros comprendan mejor las barreras aún existentes y la situación de los distintos Estados miembros; observa que el proceso ha permitido a los Estados miembros obtener información sobre sus opciones políticas y ha facilitado el fomento de buenas prácticas reguladoras;

12. Pide a los Estados miembros y a la Comisión que entablen un diálogo sobre los obstáculos que están permitidos y los que no lo están;

13. Considera que el proceso de evaluación recíproca ha sido un factor clave para clarificar ciertas situaciones ambiguas que persisten en la prestación de servicios a escala tanto nacional como transfronteriza, tales como el reconocimiento mutuo de las cualificaciones profesionales y las obligaciones en materia de seguros impuestas a los proveedores de servicios transfronterizos; destaca que, en último extremo, ha contribuido a evaluar si las medidas de ejecución adoptadas en cada uno de los Estados miembros se aplican o no con arreglo al espíritu de la Directiva relativa a los servicios;

14. Destaca los «debates en grupo» como el elemento central de la evaluación recíproca; acoge con satisfacción el espíritu de cooperación y confianza mutua que ha reinado durante los debates;

15. Considera que el ejercicio de evaluación recíproca ha contribuido al desarrollo de un «espíritu europeo» entre las administraciones nacionales y ha permitido a las administraciones nacionales conocerse mejor; pide a la Comisión y a los Estados miembros que garanticen que los conocimientos y la experiencia obtenidos de la evaluación recíproca se conserven y se utilicen para la mejora del mercado único de servicios;

16. Señala que la participación de partes interesadas en el proceso de evaluación recíproca ha sido limitada; reconoce que un cierto grado de confidencialidad constituía una condición importante para crear confianza mutua entre Estados miembros; no obstante, lamenta que a las partes interesadas no se les haya facilitado la información regular de retorno del proceso;

17. Es consciente de los costes administrativos relacionados con la evaluación recíproca, sobre todo en aquellos Estados miembros en los que ha participado en el proceso la administración a nivel regional;

III. Resultados y seguimiento para mejorar el funcionamiento del mercado interior de servicios

18. Opina que el proceso de evaluación recíproca en el marco de la Directiva relativa a los servicios es un instrumento importante para seleccionar nuevas iniciativas que mejoren el funcionamiento del mercado interior de los servicios; acoge con satisfacción el hecho de que la Comisión haya propuesto un conjunto de acciones para intensificar el impulso adquirido durante las fases de implantación y evaluación recíproca;

19. Insta a la Comisión a que le mantenga informado sobre los progresos y los resultados del diálogo mantenido con los Estados miembros acerca de la ejecución de la Directiva relativa a los servicios; pide a la Comisión que adopte ulteriores medidas ejecutivas cuando lo considere necesario;

20. Espera con interés la anunciada evaluación económica de la ejecución de la Directiva relativa a los servicios y de su impacto en el funcionamiento del mercado de los servicios; expresa el deseo de que esta evaluación permita medir el impacto real de la Directiva en la actividad económica y sus repercusiones en el empleo; pide a la Comisión que garantice la máxima transparencia a la hora de realizar la evaluación y que presente al Parlamento sus resultados en cuanto estén disponibles;

21. Aplaude la iniciativa de verificación del funcionamiento del mercado interior y espera que este ejercicio mejore de manera significativa la comprensión práctica de cómo se aplican diferentes elementos de la legislación de la UE e interactúan sobre el terreno; considera que el ejercicio de verificación del funcionamiento debe realizarse teniendo en cuenta la perspectiva de los usuarios del mercado único;

22. Pide a la Comisión que asocie estrechamente al Parlamento a la iniciativa de verificación del funcionamiento;

23. Pide que se aborden los obstáculos reglamentarios que aún persisten, como las normas sobre actividades reservadas, las obligaciones en materia de seguros y los requisitos sobre la forma jurídica y la propiedad del capital; pide a la Comisión que concentre sus esfuerzos en los requisitos injustificados o desproporcionados que deben eliminarse a fin de garantizar el buen funcionamiento del mercado único;

24. Lamenta que no se haya actuado antes en ámbitos en los que se habían detectado problemas desde hace tiempo;

25. Lamenta que la Comisión no haya establecido criterios para la elección de tipos específicos de requisitos para las acciones puntuales; pide a la Comisión que aclare las razones por las que los otros tipos de requisitos mencionados en el artículo 15 de la Directiva relativa a los servicios, tales como el número mínimo de empleados y las tarifas obligatorias mínimas y/o máximas, se consideraron menos importantes que los mencionados en su Comunicación;

26. Pide a la Comisión que recopile y presente datos que cuantifiquen el impacto de los diferentes requisitos restantes cuya posible supresión mejoraría el funcionamiento del mercado único de los servicios; pide a la Comisión que dé prioridad a las acciones puntuales destinadas a eliminar aquellos requisitos cuya supresión aportaría el máximo valor añadido al funcionamiento del mercado único de los servicios, cumpliendo cabalmente el artículo 1 de la Directiva relativa a los servicios; solicita además a la Comisión que centre su acción en los sectores y profesiones con un elevado potencial de crecimiento para la prestación transfronteriza de servicios;

27. Pide a la Comisión que prosiga e intensifique los trabajos con los diferentes Estados miembros por separado, a fin de lograr en todos ellos una transposición y una aplicación completas y correctas de la Directiva relativa a los servicios;

28. Opina que aún persisten numerosas barreras nacionales que frenan sobre todo el crecimiento de los servicios profesionales entre empresas; pide a los Estados miembros que garanticen que los requisitos nuevos y restantes no son discriminatorios pero sí necesarios y proporcionados; pide a la Comisión que se asocie más activamente a los Estados miembros para llevar un seguimiento estrecho y garantizar la debida notificación de las correspondientes medidas legislativas nacionales de aplicación del artículo 15 de la Directiva relativa a los servicios;

29. Insta a la Comisión y a los Estados miembros a que colaboren más estrechamente para garantizar la correcta aplicación en los Estados miembros de la cláusula sobre la libre prestación de servicios del artículo 16 de la Directiva relativa a los servicios; pide a la Comisión que emprenda una evaluación global de la situación de la prestación de servicios transfronterizos en la UE que examine también las razones del moderado índice de crecimiento del sector, así como una visión de conjunto pormenorizada de la efectividad de la aplicación por los Estados miembros de las disposiciones del artículo 16 de la Directiva relativa a los servicios;

30. Subraya la necesidad de velar por la coherencia en la aplicación de los diferentes actos legislativos de relevancia fundamental para las actividades de servicios;

31. Insta a los Estados miembros a que velen por la aplicación completa y adecuada de las disposiciones de la Directiva relativa a los servicios que no se incluyeron en el proceso de evaluación recíproca, como las relativas a las ventanillas únicas, y pide a la Comisión que garantice el cumplimiento estricto de las disposiciones correspondientes;

32. Pide a la Comisión que preste una escrupulosa atención a las comprobaciones y las evaluaciones periódicas del funcionamiento de las ventanillas únicas en los Estados miembros, que desempeñan un papel clave para que la información necesaria que facilitan a los proveedores de servicios esté actualizada y resulte fácil de usar;

33. Señala el importante papel de los mecanismos alternativos de resolución de conflictos y problemas, tales como SOLVIT, para garantizar que los proveedores de servicios, en particular las PYME, puedan disfrutar plenamente de sus derechos en el mercado único; acoge con satisfacción el anuncio de la Comisión de que evaluará la eficacia de estos instrumentos e informará sobre la necesidad de nuevas iniciativas específicas;

34. Comparte el parecer de la Comisión de que debe ayudarse a los prestadores de servicios a hacer valer sus derechos, pero también a los receptores de los mismos, y le recomienda que perfeccione los instrumentos existentes, como SOLVIT;

IV. El proceso de evaluación recíproca como instrumento

35. Reitera su apoyo al uso de la evaluación recíproca en otros entornos políticos, cuando proceda; opina que la evaluación recíproca ha demostrado ser innovadora y útil y podría contemplarse como un instrumento para mejorar el funcionamiento del mercado único;

36. Propone, en consecuencia, que se contemple la posibilidad de una evaluación recíproca «leve», que se introduciría, si procede, en la evaluación recíproca de los ámbitos políticos cubiertos por las directivas «horizontales», en cuyo marco los Estados miembros conservan un considerable margen de maniobra, con el fin de disponer de una legislación más uniforme, establecer mejores relaciones y fomentar el entendimiento mutuo entre los Estados miembros, e impedir la sobrerregulación;

37. Recomienda que se utilice la evaluación recíproca como «instrumento flexible» en cada caso puntual; que la herramienta debe proponerse de manera específica para su inclusión en determinadas Directivas de naturaleza «horizontal» que impliquen numerosas medidas de transposición y proporcionen un amplio margen de discrecionalidad a los Estados miembros; sugiere además una utilización puntual de la evaluación recíproca en virtud de la cual solamente las disposiciones fundamentales de una Directiva estén supeditadas al procedimiento;

38. Pide a la Comisión, no obstante, que defina claramente los fines perseguidos por la evaluación recíproca y sus resultados concretos esperables antes de proponerla para otras directivas, con objeto de garantizar que el proceso no impondrá cargas innecesarias a las autoridades encargadas de la evaluación;

39. Cree que los «debates en grupo» deben seguir siendo el elemento central del proceso de evaluación recíproca; estima que la participación de expertos bien seleccionados y en número limitado en los debates en grupo crea las condiciones necesarias para la eficiencia del ejercicio y la obtención de resultados; considera que la evaluación recíproca debe continuar desarrollándose como procedimiento para intercambiar buenas prácticas y experiencias de desarrollo de políticas entre Estados miembros, y que debería clarificarse la función de la Comisión en materia de orientación y dirección del proceso, particularmente durante estos debates en grupo; opina que la composición del grupo debe reflejar siempre las expectativas de los Estados miembros y el impacto potencial en el mercado único;

40. Pide a la Comisión que aumente la transparencia informando al Parlamento Europeo de los contenidos y los progresos de los debates entre Estados miembros y presentando informes periódicos en todas las etapas de la evaluación recíproca, al objeto de mantener informadas a todas las partes interesadas; solicita a la Comisión que haga públicas las principales conclusiones de las reuniones en grupo y plenarias;

41. Señala que los cuadros de correspondencia y la evaluación recíproca cumplen propósitos diferentes, por lo que deben contemplarse como instrumentos políticos independientes y no intercambiables, y que , en consecuencia, para la transposición de la legislación europea son necesarios los cuadros de correspondencia;

42. Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión y a los Parlamentos de los Estados miembros.

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

OBJETIVO DEL INFORME

Este informe examina las experiencias de la evaluación recíproca dentro del marco de la Directiva de servicios y expresa su apoyo general, aunque condicional, a la aplicación de este método a otros ámbitos políticos. Este informe reflexiona asimismo sobre los resultados y el seguimiento de la evaluación recíproca para el mejor funcionamiento del mercado interno de servicios y apoya las acciones propuestas por la Comisión.

ANTECEDENTES

La Directiva de servicios fue aprobada en 2006 y continúa siendo una herramienta esencial para la implantación de un mercado único de servicios en pleno funcionamiento. Los Estados miembros han realizado un esfuerzo considerable para lograr su implantación. No obstante, es necesario intensificar los esfuerzos para la ejecución plena y correcta de la Directiva de servicios y la creación de ventanillas únicas totalmente operativas.

El proceso de evaluación recíproca está previsto en el artículo 39 de la Directiva de servicios. Se trata de una herramienta nueva utilizada por primera vez en el instrumento jurídico de la UE. Su principal objetivo en el contexto de la Directiva de servicios consistía en evaluar el estado del mercado interior de servicios tras la implantación de la Directiva.

El proceso de evaluación recíproca no cubría todas las disposiciones de la Directiva, sino que se centraba en los tipos específicos de requisitos para los que la Directiva no establecía ninguna prohibición, aunque dejaba un cierto grado de discrecionalidad a los Estados miembros. La evaluación recíproca se centraba en el conjunto de requisitos jurídicos impuestos habitualmente a los proveedores de servicios, que afectan a:

1. el establecimiento de empresas;

2. la prestación transfronteriza de servicios.

El documento de trabajo de los servicios de la Comisión sobre el proceso de evaluación recíproca de la Directiva de servicios proporciona una visión general de la labor emprendida por los Estados miembros. Asimismo arroja una cierta luz sobre los planteamientos aplicados y las opciones políticas de los Estados miembros a la hora de evaluar determinados requisitos. Proporciona, además, una primera evaluación detallada de la implantación de las disposiciones de la Directiva de servicios (por lo que se refiere, sobre todo, a los artículos 9, 15 y 16).

EXPERIENCIAS CON EL PROCESO DE EVALUACIÓN RECÍPROCA

Conviene señalar que el artículo 39 de la Directiva de servicios continúa siendo vago en cuanto a los objetivos precisos de la evaluación recíproca. Esta falta de precisión se ha traducido en diferentes expectativas y percepciones del proceso tanto entre las partes interesadas, como entre los responsables políticos. La confusión habitual consiste en asociar la evaluación recíproca a la labor de implantación y transposición de la Directiva de servicios. Por tanto, la ponente piensa que es necesario subrayar que la evaluación recíproca se produjo después de la implantación.

Esta secuencia parece estar justificada si se tiene en cuenta que durante la evaluación recíproca, los Estados miembros estaban debatiendo los cambios en su marco regulador y los requisitos mantenidos, suprimidos o modificados como resultado de la ejecución de la Directiva de servicios. De esa forma, los debates permitieron una mejor comprensión de la situación en cada Estado miembro y de las barreras aún existentes tras la implantación de la Directiva de servicios. Todo ello debe contemplarse como una gran contribución a la mejor evaluación de la situación actual del mercado único de servicios. No obstante, los retrasos en la implantación de la Directiva de servicios han supuesto un reto al proceso de evaluación recíproca, ya que han hecho más difíciles los debates sobre todo para los Estados miembros en que no estaba concluida la transposición.

A la hora de trabajar en la evaluación recíproca, los Estados miembros quedaron divididos en 6 grupos de 5 países cada uno. La composición de los grupos fue propuesta por la Comisión, teniendo en cuenta los idiomas, los niveles comerciales y la proximidad geográfica. No todos los Estados miembros quedaron satisfechos con la asignación realizada. Los debates en grupo merecen la consideración de elemento central de la evaluación recíproca. La ponente espera que la experiencia de la participación directa de las administraciones nacionales y el «espíritu europeo» se utilicen en mayor medida para el mercado único de servicios.

La evaluación recíproca ha planteado, no obstante, las cuestiones acerca de la transparencia del proceso y de si, o en qué medida, las partes interesadas deben participar en el proceso que les afecta directamente. La ponente cree que la eficiencia del proceso exige un cierto grado de confidencialidad, pero que la información sobre los avances debería haberse facilitado a las partes interesadas.

RESULTADOS Y SEGUIMIENTO PARA MEJORAR EL FUNCIONAMIENTO DEL MERCADO INTERIOR DE SERVICIOS

La Comunicación de la Comisión «Hacia un mejor funcionamiento del mercado único de servicios, partiendo de los resultados del proceso de evaluación recíproca de la Directiva de servicios» aprovecha las conclusiones de la evaluación recíproca para presentar nuevos pasos para sacar un beneficio pleno del mercado único de servicios. La ponente apoya las acciones puntuales propuestas por la Comisión, pero considera que deben centrarse en las medidas que aporten el valor añadido máximo al funcionamiento del mercado único.

Sin lugar a dudas, la transposición plena y correcta de la Directiva de servicios continúa siendo una prioridad urgente. Las reuniones bilaterales entre la Comisión y los Estados miembros sobre la ejecución de la Directiva ya se están celebrando. La ponente cree que el Parlamento debe estar informado acerca de los avances de este diálogo y que, en caso necesario, la Comisión no debe dudar en adoptar medidas ejecutivas.

La primera evaluación económica de la implantación actual de la Directiva también va a ser realizada por la Comisión. Puesto que el Parlamento ya ha solicitado la evaluación exhaustiva de la Directiva de servicios en su Resolución, de 28 de enero de 2011, sobre la aplicación de la Directiva 2006/123/CE sobre servicios, la ponente piensa que deben facilitase sus conclusiones al Parlamento tan pronto estén disponibles.

La Comisión también ha propuesto realizar «comprobaciones de funcionamiento» para evaluar cómo están funcionando en la práctica los distintos elementos de la legislación de la UE y cómo interactúan. Los requisitos sobre actividades reservadas, la forma jurídica y la propiedad del capital, así como la obligación del seguro también serán sometidos a un análisis en profundidad, ya que se ha detectado que aún siguen constituyendo obstáculos para las empresas y los ciudadanos.

La libertad de prestar servicios que establece el artículo 16 de la Directiva de servicios es una de las principales disposiciones de dicha Directiva. Los resultados de la evaluación recíproca muestran que los requisitos aplicados a servicios transfronterizos continúan considerándose un problema grave. Los Estados miembros y la Comisión deben continuar trabajando para garantizar su aplicación correcta. Según las disposiciones del artículo 16, apartado 4 de la Directiva, el informe de la aplicación de la cláusula de la libertad de prestar servicios debe publicarse antes de finales de 2011. El Parlamento espera este informe para comprender mejor los problemas detectados en la prestación transfronteriza de servicios.

LA EVALUACIÓN RECÍPROCA COMO HERRAMIENTA

La valoración global de la evaluación recíproca como herramienta política es positiva. La ponente cree que las experiencias y los resultados de la evaluación recíproca son útiles y valiosos y propone, por tanto, ampliar su utilización a otros ámbitos políticos. No obstante, la decisión sobre la aplicación de la evaluación recíproca a otras Directivas de la UE debe ser equilibrada y debe efectuarse caso a caso, supeditada a las siguientes condiciones:

· el proceso debe limitarse a la Directiva marco que proporcione un cierto grado de discrecionalidad a los Estados miembros;

· la evaluación recíproca solamente debe contemplar disposiciones fundamentales, evitando la situación en que numerosas disposiciones estén sujetas al procedimiento y causen una carga burocrática innecesaria a las administraciones de los Estados miembros.

La ponente cree que los «debates en grupo» deben utilizarse más en el proceso de evaluación recíproca. No obstante, la composición de los grupos debe debatirse más a fondo con los Estados miembros, teniendo en cuenta sus expectativas y, en concreto, el impacto sobre el mercado único. La ponente considera asimismo que debe mejorarse la transparencia del proceso. Parece necesario un cierto grado de confidencialidad para fomentar los debates entre las administraciones de los Estados miembros, pero hay que facilitar los informes periódicos a las partes interesadas.

OPINIÓN de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales (13.9.2011)

para la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor

sobre el proceso de evaluación recíproca de la Directiva de servicios
(2011/2085(INI))

Ponente de opinión: Frank Engel

SUGERENCIAS

La Comisión de Empleo y Asuntos Sociales pide a la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de resolución que apruebe:

A. Considerando que los servicios representan alrededor del 75 % del PIB de la UE y el 70 % del empleo total en la UE y que, aunque los servicios cubiertos por la Directiva de servicios representan el 45 % del PIB y el 43 % del empleo en la UE, el comercio de servicios en el interior de la UE únicamente representa el 5 % del PIB y solo el 8 % de las PYME desarrollan actualmente negocios en el extranjero;

1.  Toma nota de los resultados de la evaluación y acoge con satisfacción los planes futuros expuestos por la Comisión; pide que se aborden los obstáculos normativos que siguen existiendo, como las normas sobre actividades reservadas, las obligaciones en materia de seguros y los requisitos sobre la forma jurídica y la propiedad del capital; pide a la Comisión que concentre sus esfuerzos en los requisitos injustificados o desproporcionados que deben eliminarse a fin de garantizar el buen funcionamiento del mercado único;

2.  Considera que aún no se ha alcanzado el pleno potencial del mercado único y que, dado que en los últimos años los servicios han sido la fuente de toda la creación neta de empleo en la UE, la Directiva de servicios es una herramienta importante para seguir desbloqueando ese potencial de crecimiento y empleo sostenibles y socialmente integradores;

3.  Destaca que, como resultado de la crisis actual, el mercado laboral de la UE podría seguir fragmentado a largo plazo y que se requieren voluntad política renovada y medidas firmes para seguir desarrollando el sector europeo de servicios, aumentando el comercio de servicios y promoviendo la libertad de prestar servicios transfronterizos;

4.  Pide a la Comisión que, con vistas a crear un mercado único eficaz y que funcione adecuadamente en el ámbito de los servicios, preste una atención minuciosa a la comprobación y la evaluación periódicas del funcionamiento de las ventanillas únicas en los Estados miembros, que desempeñan un papel clave para poner a disposición de los proveedores de servicios la información necesaria de una manera actualizada y de fácil uso;

5.  Toma nota de que se han excluido ciertos servicios del ámbito de aplicación de la Directiva de servicios a causa de su naturaleza específica y que puede ser necesaria la adopción de legislación sectorial de la UE, en el respeto de los principios de proporcionalidad y subsidiariedad;

6.  Subraya, con vistas a la protección de los ciudadanos y de los trabajadores de la UE contra los proveedores de servicios cuyas acciones son gravemente perjudiciales para su salud y seguridad o dañan gravemente su entorno, la necesidad potencial de una mayor asistencia mutua y de un mayor intercambio de información entre los Estados miembros sobre sus comprobaciones, inspecciones e investigaciones relativas a los proveedores de servicios, establecidos en sus territorios, que ejercen sus actividades de manera ilegal;

7.  Recuerda que el Acta del Mercado Único incluye una propuesta para presentar, en 2011, un paquete de medidas que deben mejorar el funcionamiento del mercado único de servicios; acoge con satisfacción las medidas propuestas en el Acta del Mercado Único que abordan las condiciones laborales de los trabajadores que prestan servicios en la UE, especialmente en lo que respecta a los trabajadores desplazados; subraya la necesidad de basar el mercado único europeo en unas normas económicas y sociales sólidas a fin de crear unas condiciones de competencia equitativas;

8.  Considera que, además de la Directiva de servicios, es necesario abordar los asuntos complementarios relacionados con la movilidad de los proveedores de servicios y los trabajadores a efectos de la aplicación de la Estrategia Europa 2020 y del Acta del Mercado Único; pide, por tanto, a la Comisión, como parte de su «comprobación del funcionamiento» del mercado único de los servicios, que tenga en cuenta otros instrumentos de la UE además de la Directiva de servicios, en concreto, en lo que se refiere al reconocimiento de las cualificaciones profesionales, la portabilidad de los derechos de pensión, la clarificación de la interpretación y aplicación de las normas sobre el desplazamiento de trabajadores y determinadas disposiciones en materia de seguridad social y legislación laboral, protegiendo en todo momento los derechos de pensión de los trabajadores;

9.   Subraya que los pequeños y medianos proveedores de servicios, que son actores clave para el empleo y la integración social, son los que resultan más afectados por los requisitos injustificados o desproporcionados; señala el importante papel de los mecanismos alternativos de resolución de conflictos, tales como Solvit, para garantizar que los proveedores de servicios, y en particular las PYME, puedan disfrutar plenamente de sus derechos en el mercado único; acoge con satisfacción el anuncio de la Comisión de que evaluará la eficacia de esas herramientas e informará sobre la necesidad de nuevas iniciativas específicas.

RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN COMISIÓN

Fecha de aprobación

12.9.2011

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

38

3

0

Miembros presentes en la votación final

Regina Bastos, Edit Bauer, Jean-Luc Bennahmias, Mara Bizzotto, Philippe Boulland, Milan Cabrnoch, David Casa, Alejandro Cercas, Sergio Gaetano Cofferati, Tadeusz Cymański, Frédéric Daerden, Proinsias De Rossa, Sari Essayah, Richard Falbr, Ilda Figueiredo, Thomas Händel, Marian Harkin, Liisa Jaakonsaari, Danuta Jazłowiecka, Martin Kastler, Olle Ludvigsson, Elizabeth Lynne, Thomas Mann, Elisabeth Morin-Chartier, Siiri Oviir, Rovana Plumb, Konstantinos Poupakis, Sylvana Rapti, Licia Ronzulli, Elisabeth Schroedter, Joanna Katarzyna Skrzydlewska, Jutta Steinruck, Traian Ungureanu

Suplente(s) presente(s) en la votación final

Georges Bach, Raffaele Baldassarre, Jürgen Creutzmann, Kinga Göncz, Evelyn Regner, Csaba Sógor, Cecilia Wikström

Suplente(s) (art. 187, apdo. 2) presente(s) en la votación final

Emma McClarkin

RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN COMISIÓN

Fecha de aprobación

26.9.2011

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

30

5

1

Miembros presentes en la votación final

Pablo Arias Echeverría, Adam Bielan, Lara Comi, Anna Maria Corazza Bildt, António Fernando Correia De Campos, Jürgen Creutzmann, Cornelis de Jong, Evelyne Gebhardt, Małgorzata Handzlik, Malcolm Harbour, Philippe Juvin, Sandra Kalniete, Edvard Kožušník, Kurt Lechner, Toine Manders, Phil Prendergast, Mitro Repo, Heide Rühle, Matteo Salvini, Christel Schaldemose, Andreas Schwab, Emilie Turunen, Bernadette Vergnaud, Barbara Weiler

Suplente(s) presente(s) en la votación final

Pascal Canfin, Frank Engel, Marielle Gallo, Anna Hedh, María Irigoyen Pérez, Othmar Karas, Constance Le Grip, Antonyia Parvanova, Sylvana Rapti, Olle Schmidt, Kyriacos Triantaphyllides, Anja Weisgerber