Procedimiento : 2012/2004(INI)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : A7-0305/2012

Textos presentados :

A7-0305/2012

Debates :

PV 19/11/2012 - 26
CRE 19/11/2012 - 26

Votaciones :

PV 20/11/2012 - 6.18
Explicaciones de voto
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P7_TA(2012)0429

INFORME     
PDF 173kWORD 143k
4.10.2012
PE 489.349v03-00 A7-0305/2012

sobre la Iniciativa en favor del emprendimiento social - Construir un ecosistema para promover las empresas sociales en el centro de la economía y la innovación sociales

(2012/2004(INI))

Comisión de Empleo y Asuntos Sociales

Ponente: Heinz K. Becker

ENMIENDAS
PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO
 EXPOSICIÓN DE MOTIVOS
 OPINIÓN de la Comisión de Industria, Investigación y Energía
 OPINIÓN de la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor
 RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN COMISIÓN

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO

sobre la Iniciativa en favor del emprendimiento social - Construir un ecosistema para promover las empresas sociales en el centro de la economía y la innovación sociales

(2012/2004 (INI))

El Parlamento Europeo,

–   Vista la Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones, de 18 de abril de 2012, titulada «Hacia una recuperación generadora de empleo» (COM(2012)0173),

–   Visto el documento de trabajo de la Sección Especializada de Mercado Único, Producción y Consumo sobre la «Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones: Iniciativa en favor del emprendimiento social – Construir un ecosistema para promover las empresas sociales en el centro de la economía y la innovación sociales», INT/606 de 22 de febrero de 2012,

–   Vista la propuesta de Reglamento del Consejo, de 8 de febrero de 2012, por el que se aprueba el Estatuto de la Fundación Europea (FE) (COM(2012)035),

–   Vista la propuesta de Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo, de 20 de diciembre de 2011, relativa a la contratación pública (COM(2011)0896),

–   Vista la propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo, de 7 de diciembre de 2011, sobre los fondos de emprendimiento social europeos (COM(2011)0862),

–   Vista la Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones, de 25 de octubre de 2011, titulada «Iniciativa en favor del emprendimiento social - Construir un ecosistema para promover las empresas sociales en el centro de la economía y la innovación sociales» (COM(2011)0682),

–   Vista la Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones, de 25 de octubre de 2011, titulada «Estrategia renovada de la UE para 2011-2014 sobre la responsabilidad social de las empresas» (COM(2011)0681),

–   Vista la Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones, de 13 de abril de 2011, titulada «Acta del Mercado Único - Doce prioridades para estimular el crecimiento y reforzar la confianza “Juntos por un nuevo crecimiento”» (COM(2011)0206),

–   Vista la Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones, de 27 de octubre de 2010, titulada «Hacia un Acta del Mercado Único - Por una economía social de mercado altamente competitiva» (COM(2010)0608),

–   Vista la propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo, de 6 de octubre de 2010, relativo a un Programa de la Unión Europea para el Cambio y la Innovación Sociales (COM(2011)0609),

–   Vista la Comunicación de la Comisión, de 3 de marzo de 2010, titulada «Europa 2020: Una estrategia para un crecimiento inteligente, sostenible e integrador» (COM(2010)2020),

–   Vista la propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo, de 6 de octubre de 2011, relativo al Fondo Social Europeo y por el que se deroga el Reglamento (CE) nº 1081/2006 del Consejo (COM(2011)0607),

–   Vista la Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones, de 16 de diciembre de 2010, titulada «La Plataforma Europea contra la Pobreza y la Exclusión Social: Un marco europeo para la cohesión social y territorial» (COM(2010)0758),

–   Vista la publicación del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y la red europea de investigación EMES, de 2008, titulada «Social Enterprise: A new model for poverty reduction and employment generation»(1),

–   Visto el dictamen exploratorio del Comité Económico y Social Europeo, de 26 de octubre de 2011, titulado «Espíritu empresarial social y las empresas sociales» (NAT/589),

–   Vista su Resolución, de 19 de febrero de 2009, sobre economía social(2);

–   Vista su Declaración por escrito 0084/2010, adoptada el 10 de marzo de 2011,

–   Vista su Resolución, de 13 de marzo de 2012, sobre el Estatuto de la sociedad cooperativa europea en lo que respecta a la implicación de los trabajadores(3),

–   Visto el artículo 48 de su Reglamento,

–   Visto el informe de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales y las opiniones de la Comisión de Industria, Investigación y Energía y de la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor (A7-0305/2012),

A. Considerando que las empresas de la economía social, que dan trabajo al menos a 11 millones de personas en la UE y representan un 6 % del total de la fuerza de trabajo, o un 10 % del conjunto de las empresas europeas, es decir, 2 millones de sociedades, contribuyen de forma significativa al modelo social europeo y a la Estrategia Europa 2020;

B.  Considerando que los distintos cambios históricos han dado lugar a marcos jurídicos para empresas de todo tipo, incluyendo las empresas de la economía social y las empresas sociales, que muestran diferencias importantes entre los Estados miembros;

C. Considerando que la mayoría de las empresas de la economía social no están reconocidas por un marco jurídico a escala europea y que solo están reconocidas a escala nacional en algunos Estados miembros;

D. Considerando que los efectos de la actual crisis social, económica y financiera, así como los cambios demográficos y, en particular, el envejecimiento de la población, plantean un reto para los sistemas de protección social, incluidos los regímenes de seguros obligatorios y voluntarios y, por tanto, es necesario promover sistemas innovadores en el ámbito de la protección social para garantizar una seguridad social decente y adecuada;

E.  Considerando que el Acta del Mercado Único y la Estrategia Europa 2020 —que pretenden generar un crecimiento inteligente, sostenible e integrador, y aumentar así la cantidad y la calidad de los empleos y luchar contra la pobreza— están estrechamente interrelacionadas y que las empresas sociales pueden realizar una contribución significativa gracias a su potencial de innovación y a su capacidad para responder adecuadamente a las necesidades sociales;

F.  Considerando que la Comisión reconoce que los actores de la economía social y las empresas sociales son impulsores del crecimiento económico y de la innovación social, con potencial para crear empleos sostenibles y para favorecer la inclusión de grupos vulnerables en el mercado laboral;

G. Considerando que las propuestas de la Comisión relativas a un Reglamento sobre los fondos de emprendimiento social europeos y al Programa de la Unión Europea para el Cambio y la Innovación Sociales deben acogerse favorablemente;

H. Considerando que las empresas sociales pueden contribuir a la prestación de los servicios sociales, que son elementos fundamentales del Estado del bienestar y que, por tanto, ayudan a alcanzar los objetivos de la Unión Europea;

I.   Considerando que muchas empresas sociales encuentran dificultades para acceder a la financiación a fin de ampliar sus actividades y necesitan, por tanto, un apoyo específico y adaptado, como la banca social, instrumentos de riesgo compartido, fondos filantrópicos o microcréditos, en especial en el caso de las microempresas y las PYME; considerando que, en este sentido, los Fondos Estructurales y los programas de la UE contribuyen de forma significativa a facilitar el acceso a la financiación de las empresas sociales y también de aquellas empresas que realizan grandes inversiones;

J.   Considerando que la mayoría de las empresas sociales favorecen la reforma de las políticas mediante la promoción de la buena gobernanza, en particular, implicando a los trabajadores, los clientes y las partes interesadas, apoyan el aprendizaje mutuo y la innovación social, y, por tanto, responden a la demanda creciente de los ciudadanos de un comportamiento empresarial ético, social y respetuoso con el medio ambiente;

K. Considerando que las empresas sociales, debido a su naturaleza y su modus operandi, contribuyen al establecimiento de una sociedad más cohesionada, democrática y activa, y a menudo ofrecen (o deberían ofrecer) unas condiciones laborales favorables, así como el mismo salario por el mismo trabajo, y respaldan la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, permitiendo así la conciliación de la vida laboral y personal,

L.  Considerando que se toma nota de la propuesta de la Comisión de añadir una categoría nueva de personas desfavorecidas a los contratos reservados;

Introducción

1.  Acoge con beneplácito las Comunicaciones de la Comisión tituladas «Iniciativa en favor del emprendimiento social» y «Hacia una recuperación generadora de empleo», que recogen recomendaciones para los Gobiernos de los Estados miembros en materia de mejora de las condiciones generales para las empresas sociales, a fin de crear nuevas oportunidades y empleos, entre otros, en el ámbito de la atención sanitaria y social, que experimenta un rápido crecimiento (el denominado sector blanco), y en el ámbito medioambiental (el denominado sector ecológico), dos áreas que ofrecen nuevas oportunidades para la economía social en sentido amplio;

2.  Afirma que la economía social es parte de la economía ecológica y social de mercado y del Mercado Único Europeo, y señala su gran resistencia contra las crisis y sus sólidos modelos empresariales; subraya que las empresas sociales suelen intentar responder a las necesidades sociales y humanas que no cubren (o no de forma suficiente) los operadores comerciales o el Estado; destaca que los empleos de la economía social presentan una mayor tendencia a permanecer en el ámbito local;

3.  Afirma que la empresa social es una empresa que, independientemente de su forma jurídica, presenta las siguientes características:

a)  tener como objetivo primordial la consecución de un impacto social positivo y medible, de conformidad con su escritura de constitución, sus estatutos o cualquier otro documento fundacional de la empresa, siempre que:

–   proporcione servicios o bienes a personas vulnerables, marginadas, desfavorecidas o excluidas; o

–   emplee un método de producción de bienes o servicios que incorpore su objetivo social;

b)  utilizar sus beneficios principalmente para la consecución de sus objetivos primordiales, en lugar de repartirlos, y haber implantado procedimientos y normas predefinidos que regulen todas las circunstancias en las cuales se repartan beneficios a los accionistas y propietarios, garantizándose que dicho reparto de beneficios no socave su objetivo primordial; así como

c)  ser objeto de una gestión responsable y transparente, en especial involucrando a los empleados, los clientes y los interesados afectados por su actividad empresarial;

Medidas recomendadas para distintos tipos de empresas

4.  Hace hincapié en que las actividades realizadas por voluntarios en varios sectores de la economía social —incluidos los jóvenes que comienzan sus carreras profesionales y aportan su entusiasmo y nuevas competencias, y las personas mayores que poseen una amplia experiencia y han desarrollado sus habilidades— constituyen una contribución importante al crecimiento económico, la solidaridad y la cohesión social, y dan un sentido a la vida de muchas personas; pide que se reconozca esta labor y se les conceda una ayuda financiera y normativa adecuada, a escala local, nacional y europea;

5.  Pide a la Comisión y a los Estados miembros que velen por que las empresas sociales no resulten perjudicadas por otro tipo de empresas que elijen únicamente las zonas rentables de la economía social; señala que dichas zonas son, en su mayoría, urbanas, de modo que otras zonas, principalmente rurales o periféricas —en las que los aspectos logísticos implican mayores costes— deben contentarse con menos servicios o con servicios de peor calidad; destaca que los usuarios deben poder escoger entre distintos proveedores;

6.  Destaca la importancia de una estrategia y de medidas que fomenten el emprendimiento social y las empresas sociales innovadoras, en particular en relación con los jóvenes y las personas desfavorecidas, a fin de garantizar a los emprendedores y las emprendedoras un acceso mejor y más fácil a los programas y los fondos de la UE y de los Estados miembros; pide que se siga apoyando adecuadamente al programa Erasmus para Jóvenes Emprendedores para aumentar su atractivo y visibilidad en la economía social; recuerda, no obstante, que el empleo por cuenta propia debe acompañarse de una orientación suficiente;

7.  Observa la diversidad de la economía social; hace hincapié en que el desarrollo de cualquier nuevo marco jurídico a escala de la UE debe ser voluntario para las empresas y estar precedido de una evaluación de impacto a fin de tomar en consideración la existencia de diversos modelos empresariales sociales en los Estados miembros; subraya que cualquier medida debe demostrar su valor añadido para toda la UE;

8.  Apoya las iniciativas a escala de la UE para ampliar y reforzar el ya avanzado sector asociativo que existe en varios Estados miembros; pide un estatuto de asociación europeo que complemente los estatutos jurídicos ya existentes en los Estados miembros;

9.  Celebra la intención de la Comisión de presentar una propuesta para simplificar las disposiciones del Estatuto de la Sociedad Cooperativa Europea;

10. Acoge con satisfacción el estudio de la Comisión sobre la situación de las mutuas en Europa, que ha contado con la estrecha colaboración del sector; recalca que un estatuto europeo debería reconocer a las mutuas como un actor distinto e importante en el marco de la economía y la sociedad europeas; subraya los beneficios de un estatuto europeo que facilite la actividad transfronteriza de las mutuas; anima a los Estados miembros que todavía no hayan establecido un estatuto nacional para las mutuas a que lo hagan;

11. Acoge con satisfacción la propuesta de Reglamento del Consejo por el que se aprueba el Estatuto de la Fundación Europea (FE)(4);

12. Recuerda que, en su Comunicación COM(2004)0018, la Comisión se comprometió a realizar doce acciones concretas para apoyar el desarrollo de las cooperativas y lamenta que se haya avanzado tan poco en este ámbito; pide a la Comisión que proponga más medidas ambiciosas —en consonancia con la iniciativa de 2004— para mejorar las condiciones de funcionamiento de las cooperativas, las mutuas, las asociaciones y las fundaciones, apoyando así el desarrollo de la economía social en general;

13. Celebra la adopción del paquete revisado de normas sobre ayudas públicas de la UE para los servicios sociales y locales al tiempo que insta a la Comisión a que clarifique más esas normas para facilitar su comprensión y aplicación por parte de las autoridades locales y regionales, en particular en lo relativo a las empresas sociales;

Empresas que cumplen objetivos sociales o tienen un impacto social

14. Señala que las empresas sociales son importantes proveedores de servicios sociales de interés general; apunta que dichas empresas suelen tener su origen en las organizaciones de la sociedad civil, las organizaciones de voluntarios o las asociaciones de bienestar que prestan servicios orientados a las personas y concebidos para responder a las necesidades humanas vitales, en particular las necesidades de los usuarios en situación de vulnerabilidad, o están muy vinculadas a ellas; destaca que las empresas sociales a menudo se encuentran entre los sectores privado y público tradicionales que prestan servicios públicos, por ejemplo en el marco de la contratación pública;

15. Considera que el concepto de responsabilidad social de las empresas (RSE) debería distinguirse del concepto de economía social y empresas sociales, si bien algunas empresas comerciales que realizan importantes actividades de RSE pueden interactuar intensamente con las empresas sociales;

Perspectivas financieras: mejorar el entorno jurídico y fiscal

16. Cree que el Programa de la Unión Europea para el Cambio y la Innovación Sociales para el período 2014-2020, con su eje de microfinanciación y emprendimiento social, contribuye al esfuerzo por garantizar a las microempresas de la economía social un mejor acceso a los microcréditos, a la vez que tiene en cuenta la diversidad de las necesidades de las empresas sociales en materia de financiación;

17. Considera que se necesitan distintos instrumentos financieros, como los fondos europeos de emprendimiento social, los fondos europeos de capital riesgo y los European Angels Funds (EAF), para ampliar el acceso de las empresas sociales a los mercados financieros;

18. Destaca la necesidad de apoyar a las empresas sociales con medios financieros suficientes a escala local, regional, nacional y de la UE, y señala los fondos pertinentes con arreglo al Marco Financiero Plurianual 2014-2020 (como el Fondo Social Europeo, el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural, el Programa de la Unión Europea para el Cambio y la Innovación Sociales, el Programa de Investigación e Innovación y Horizonte 2020); pide explícitamente que se apoye a las empresas sociales innovadoras, en particular a aquellas que fomentan el empleo de calidad, luchan contra la pobreza y la exclusión social e invierten en educación, formación y aprendizaje continuo;

19. Subraya que se debe simplificar el acceso a los fondos europeos, permitiendo una flexibilidad suficiente a escala de los Estados miembros, que las oportunidades de financiación deben ofrecerse de forma más amplia y presentarse con mayor transparencia, y que, además, deben simplificarse los requisitos organizativos, administrativos y contables;

20. Señala que la introducción de nuevas formas de apoyo financiero vendrá precedida por un análisis de los instrumentos actuales con objeto de comprobar su eficiencia, por lo que considera necesario obtener instrumentos que permitan medir y comparar el rendimiento social de las inversiones a fin de propiciar el desarrollo de un mercado de inversiones más transparente;

21. Considera necesario crear unas condiciones que permitan a las empresas sociales adquirir independencia financiera y participar en actividades empresariales comerciales;

22. Considera necesarios unos procesos de gestión responsables respaldados por unos mecanismos de financiación sujetos a un seguimiento y transparencia adecuados a fin de mantener la orientación de la iniciativa empresarial social y de las empresas sociales;

Parámetros, apoyo y promoción

23. Pide que la Comisión ponga en marcha un estudio comparativo, que se realice en cooperación con empresas sociales, sobre los diversos marcos jurídicos nacionales y regionales en la UE, y sobre las condiciones de funcionamiento y las características de las empresas sociales, especificando su tamaño y la cantidad y el ámbito de sus actividades, así como los sistemas nacionales de certificación y etiquetado;

24. Hace hincapié en que existe una gran variedad de empresas sociales en lo que se refiere a su forma, tamaño, actividad comercial, situación económica y cooperación; observa que existen empresas sociales que son líderes en el desarrollo de su área y que tienen la capacidad adecuada para su propio desarrollo, mientras que otras necesitan conocimientos especializados para poner en marcha, desarrollar y gestionar sus empresas;

25. Considera que, para aumentar la competitividad de las empresas sociales en toda la UE, se debe fomentar la creación de polos de innovación social con un valor añadido que supere el ámbito local; considera, asimismo, que, con los incentivos adecuados, las empresas sociales pueden ser vitales para la ocupación de trabajadores cualificados de más de 50 años que hayan abandonado el mercado de trabajo;

26. Apoya la propuesta de la Comisión de crear una plataforma en línea, multilingüe, accesible y fácil de utilizar, para las empresas sociales, la cual debería, entre otras cosas, permitir el aprendizaje entre iguales y el intercambio de modelos de eficacia comprobada, fomentar el desarrollo de asociaciones, facilitar el intercambio de información sobre el acceso a la financiación y las oportunidades de formación, y servir de red para la cooperación transfronteriza; pide a la Comisión y a los Estados miembros que presten atención a las empresas sociales en el marco del método abierto de coordinación;

27. Apoya la propuesta de la Comisión de crear un grupo de expertos sobre emprendimiento social (GECES) a fin de seguir y evaluar los avances de las medidas contempladas en su Comunicación COM(2011)0682;

28. Pide a la Comisión y a los Estados miembros que estudien la viabilidad y la conveniencia de desarrollar una «etiqueta social europea» que se otorgaría a las empresas sociales a fin de mejorar su acceso a la contratación pública innovadora desde el punto de vista social, sin transgredir las normas de competencia; sugiere que se supervise regularmente el cumplimiento de las disposiciones establecidas en la etiqueta por parte de las empresas que las porten;

29. Pide la creación de normas de contratación pública de la UE que apliquen el principio de «la oferta económicamente más ventajosa», en lugar del principio del «precio más bajo», a la hora de contratar servicios externos;

30. Pide a la Comisión que mejore el entendimiento y el conocimiento de las empresas sociales y de la economía social, que promueva la visibilidad de ambas, respaldando la investigación académica, entre otros ámbitos, dentro del Octavo Programa Marco (Horizonte 2020), y que elabore un informe anual de actividades sobre las empresas sociales y sus resultados en el plano social; pide a los Estados miembros que den seguimiento a la convocatoria de propuestas de la Comisión para disponer de estadísticas fiables sobre empresas sociales elaboradas por los institutos nacionales de estadística;

31. Pide a la Comisión y a los Estados miembros que incluyan a las empresas sociales en los planes de acción relativos al empleo y a la integración social, y respalda el establecimiento de un premio europeo de emprendimiento social como reconocimiento a su contribución social;

32. Señala que es necesario proporcionar el mayor apoyo y aceptación posibles a las empresas sociales mediante un esfuerzo de sensibilización, en particular, poniendo de manifiesto las ventajas que superen los aspectos puramente económicos, y pide que se realice una amplia campaña de información, respaldada por la Comisión, los Estados miembros y los interlocutores sociales, por medio de una plataforma multilingüe y accesible en Internet que proporcione a los ciudadanos información sobre productos y servicios sociales de forma rápida y fácil;

33. Pide que los Estados miembros tengan en cuenta los beneficios que proporciona la inclusión de los principios de empresas sociales, espíritu empresarial social y responsabilidad social en los planes de estudios de escuelas, universidades y otros centros de formación, así como en los programas de formación continua, a fin de desarrollar competencias sociales y cívicas y apoyar el empleo en las empresas sociales; pide, asimismo, a la Comisión y a los Estados miembros que apoyen la formación convencional y en línea de los emprendedores sociales, y que promuevan una cooperación más estrecha entre las empresas sociales, las empresas comerciales y el mundo académico, a fin de aumentar la conciencia pública respecto a las empresas sociales, así como para lograr una mejor comprensión de dichas empresas y combatir cualquier estereotipo que pueda existir;

34. Considera que la introducción de un marco común europeo en materia de publicación de datos garantizará una información más clara y eficaz sobre las inversiones en empresas sociales;

35. Celebra el compromiso de la Comisión de estudiar y contemplar la posible utilización de patentes inactivas por parte de las empresas sociales a fin de facilitar su desarrollo, y confía en que se propongan medidas concretas en un futuro próximo.

36. Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo y a la Comisión, así como a los Gobiernos y Parlamentos de los Estados miembros.

(1)

http://www.emes.net/fileadmin/emes/PDF_files/News/2008/11.08_EMES_UNDP_publication.pdf.

(2)

DO C 76E de 25.3.2010, p.16.

(3)

Textos Aprobados, P7_TA(2012)0071.

(4)

COM(2012)0035 final.


EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

Desde un principio habría que hacer referencia expresa al subtítulo de la Comunicación de la Comisión, de 25 de octubre de 2011, titulada «Iniciativa en favor del emprendimiento social», pues describe de forma muy compacta y afortunada los complejos objetivos de la UE:

Construir un ecosistema para promover las empresas sociales en el centro de la economía y la innovación sociales.

El objetivo formulado en este subtítulo incluye tanto el reconocimiento de las estructuras ya existentes como la apertura a nueva formas innovadoras de la economía social, y ambas cosas serán necesarias en el futuro si queremos superar los retos que se plantean en el ámbito social en el contexto de la estrategia Europa 2020 y llevar a cabo con éxito las principales tareas que ello supone. Aquí se exponen dos piedras angulares de este concepto europeo:

A.  No cabe duda de que nos encontramos ante una necesidad cada vez mayor de servicios sociales, por ejemplo, en el ámbito de la sanidad y la dependencia, debido a los cambios demográficos que conducen a una sociedad formada por un creciente número de personas mayores.

B.   Europa intenta lograr un crecimiento económico para aumentar nuestra competitividad a nivel mundial y crear nuevos puestos de trabajo; de acuerdo con un pronóstico ampliamente aceptado, estos puestos de trabajo se encuentran en una «economía verde y blanca».

Estas conclusiones demuestran que la agenda política que sigue la UE es la correcta, desde la Resolución sobre la economía social de 2009, pasando por el Fondo Europeo de Inversión de 2012, hasta la Iniciativa en favor del emprendimiento social.

A diferencia de muchos otros sectores de la economía, el emprendimiento social requiere nuevos instrumentos de financiación. Las iniciativas de la Comisión en este sentido deben ir seguidas lo antes posible de medidas adecuadas a nivel nacional y regional.

A fin de permitir un rápido desarrollo del emprendimiento social, así como un fomento selectivo de las personas y organizaciones que se dedican a él, el presente informe del Parlamento Europeo pretende que se consolide un marco lo más preciso y claro posible, y al mismo tiempo abierto y que ofrezca posibilidades, para la siguiente fase de la economía social europea que se desarrollará bajo nuevos augurios.

Este informe reconoce igualmente que la próxima fase debería ir acompañada de grandes capacidades de innovación y, por ende, de experimentación, cuyo éxito o fracaso deberán evaluar las instituciones de la UE junto con los Estados miembros en un futuro próximo. De esta evaluación podrán sacarse conclusiones concretas para los pasos y medidas de optimización correspondientes, mediante los cuales podrá continuar un desarrollo eficiente del emprendimiento social a largo plazo.

En otras palabras, un marco y ámbitos de acción ordenados deben mantener al mismo tiempo el espacio para la diversidad y la pluralidad donde ya existe dicho espacio o bien crearlo cuando no exista.

Un fundamento útil para ello podrían ser las medidas clave que propone la Comisión, como una cartografía del emprendimiento social en Europa, la creación de una base de datos sobre certificaciones o amplias plataformas de información para el aprendizaje mutuo. Asimismo, la creación de una marca de calidad para empresas sociales debería contribuir a su desarrollo ulterior.

A menudo dos aspectos se exponen de forma contradictoria:

1.   La definición del emprendimiento social y su concepto incluyen términos como utilidad pública, utilidad social, efectos y factores sociales y medioambientales, así como una mayor reinversión de los beneficios o modelos para la cogestión de los trabajadores, al igual que los principios de apertura y transparencia.

2.   El fundamento del próspero desarrollo que se pretende para el emprendimiento social es la convicción general de que las empresas sociales son parte integrante de la sociedad de mercado ecológica y social del mercado interior europeo, pues también el emprendimiento social requiere una competencia ordenada que genere una mayor calidad y eficiencia.

Sin embargo, el presente informe pretende igualmente que estos dos aspectos contribuyan de forma armoniosa a un desarrollo positivo del emprendimiento social.

La cita de una consigna de una organización de beneficencia austríaca (Hilfswerk) resume acertadamente el sentido común:

           «Quien necesita ayuda, merece el servicio».

En cuanto a la «competencia ordenada» cabe señalar que una característica específica de los servicios sociales es que se ofrecen a precios más asequibles en los centros urbanos que en las zonas rurales (debido a la densidad logística, las vías de acceso, etc.). Como es lógico, en este ámbito no debe producirse una competencia sin normas, de modo que quienes persiguen un lucro se concentren en determinadas zonas y dejen a otros la tarea de prestar servicios deficientes para los pobres.

En la siguiente fase de desarrollo habrá que prestar especial atención a la banca social que, por ejemplo, en Austria (Zweite Sparkasse) ya ha ayudado de forma eficiente a muchas personas en situaciones sociales de emergencia.

También los modelos de franquicia social deben ser objeto de un minucioso examen en lo tocante a la posible utilidad de las empresas sociales de este tipo.

Así pues, pongámonos a trabajar para desarrollar al máximo el emprendimiento social. Ya que:

¡El futuro comienza ahora mismo!


OPINIÓN de la Comisión de Industria, Investigación y Energía (19.6.2012)

para la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales

sobre la Iniciativa en favor del emprendimiento social – Construir un ecosistema para promover las empresas sociales en el centro de la economía y la innovación sociales

(2012/2004(INI))

Ponente de opinión: Bogdan Kazimierz Marcinkiewicz

SUGERENCIAS

La Comisión de Industria, Investigación y Energía pide a la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de resolución que apruebe:

1.  Acoge favorablemente la propuesta de la Comisión de aumentar el acceso a la financiación para las empresas sociales por medio del establecimiento de un marco normativo que permita la introducción de instrumentos de inversión a escala de la UE; anima a la Comisión a que, habida cuenta del potencial de estas empresas sociales, en gran parte aún no explorado, proponga cuanto antes un acto legislativo concreto; señala que la introducción de nuevas formas de apoyo financiero vendrá precedida por un análisis de los instrumentos actuales con objeto de verificar su eficiencia, por lo que considera necesario obtener instrumentos que permitan medir y comparar el rendimiento social de las inversiones a fin de propiciar el desarrollo de un mercado de inversiones mas transparente; está firmemente convencido de que se necesitan, y deben fomentarse y propiciarse, distintos instrumentos financieros, como fondos europeos de emprendimiento social o fondos europeos de capital-riesgo, la emisión de bonos de solidaridad, e iniciativas relacionadas con los inversores informales;

2.  Hace hincapié en que existe una gran variedad de empresas sociales en lo que se refiere a su forma, dimensiones, actividad comercial, situación económica y cooperación; observa que existen empresas sociales que son líderes en el desarrollo de su área y que tienen la capacidad adecuada para su propio desarrollo, mientras que otras necesitan conocimientos especializados para poner en marcha, desarrollar y gestionar sus empresas;

3.  Considera que la definición de empresa social que se recoge en la Comunicación sobre una Iniciativa en favor del emprendimiento social es un paso positivo hacia el reconocimiento del carácter específico de este tipo de organizaciones, y pide que todas las instituciones de la UE utilicen esta descripción; insiste en la necesidad de que esta descripción se utilice en la propuesta de Reglamento sobre la financiación europea de la Iniciativa en a favor del emprendimiento social; insiste, asimismo, en la necesidad de tener presentes las tres dimensiones clave que distinguen a las empresas sociales, a saber, el objetivo o la finalidad social, la actividad empresarial y una gobernanza participativa;

4.  Destaca que el concepto de «empresa social» está relacionado inequívocamente con una gobernanza empresarial democrática que garantice plenamente la democracia económica, la participación y la transparencia de las partes interesadas, y la gestión del cambio empresarial de conformidad con los principios de la Unión Europea, la OCDE y las Naciones Unidas; pide a la Comisión Europea que tenga en cuenta estos aspectos a la hora de analizar y determinar las buenas prácticas y los modelos reproducibles, así como al elaborar una base de datos pública de las etiquetas y certificaciones aplicables a las empresas sociales en Europa para mejorar su visibilidad y facilitar la comparación, y al elaborar propuestas de mejora del entorno jurídico.

5.  Considera necesario crear unas condiciones que permitan a las empresas sociales alcanzar la independencia financiera y participar en actividades empresariales comerciales; observa que, en muchos Estados miembros, los mecanismos financieros y la disminución de la contratación pública obligan a las empresas sociales a centrarse en la obtención de subvenciones y fondos de organismos gubernamentales y no en la mejora de la calidad de sus servicios y productos, que contribuiría a estimular su competitividad; destaca la necesidad de ampliar el acceso a los instrumentos de deuda y de capital en la fase pertinente del desarrollo empresarial teniendo en cuenta las modalidades específicas de funcionamiento de las empresas sociales;

6.  Considera que para aumentar la competitividad de las empresas sociales en Europa se debe fomentar la creación de polos de innovación social que tengan un valor añadido no sólo local; considera asimismo que, con los incentivos adecuados, las empresas sociales pueden ser vitales para la ocupación de trabajadores cualificados de más de 50 años que hayan abandonado el mercado de trabajo;

7.  Pide a la Comisión y a los Estados miembros que adopten las medidas oportunas para ofrecer a las empresas sociales las mismas oportunidades cuando participan en la contratación pública;

8.  Acoge favorablemente la iniciativa de la Comisión para simplificar los principios contables aplicables a las PYME, que contribuirá a que el ahorro sea aún más eficaz;

9.  Considera que la introducción de un marco común europeo en materia de publicación de datos garantizará una información más clara y eficaz sobre las inversiones en empresas sociales;

10. Considera que los problemas del mercado de las empresas sociales residen, por una parte, en la falta de conocimientos especializados adecuados y, por otra, en la atención insuficiente que se presta a las características específicas de las empresas sociales, por lo que es importante compartir conocimientos a escala internacional, cuando proceda, así como en los distintos Estados miembros, y garantizar la disponibilidad, en este contexto, de servicios de asesoramiento, formación (incluidas la formación inicial y la formación continua) e información; considera que gracias al apoyo y al fomento de las empresas sociales podemos aprovechar al máximo su potencial de crecimiento y su capacidad para crear valor social;

11. Pide a la Comisión y a los Estados miembros que desarrollen programas de formación profesional, también basados en la utilización de las tecnologías de la información y la comunicación, dedicados a las empresas que prestan servicios sociales y/o bienes y servicios destinados a personas vulnerables;

12. Insiste en que es esencial dar a conocer mejor las empresas sociales, especialmente las que operan en el sector de la economía social, mediante campañas de información adecuadas; considera, por otra parte, que este objetivo exige que se dé una mayor visibilidad a las ventajas y las finalidades del emprendimiento social recurriendo a evaluaciones e indicadores distintos de los que tienen un carácter puramente económico; observa que, en muchos casos, la actividad de las empresas sociales, y en particular de las que operan en el sector de la economía social, se ve obstaculizada por problemas de sensibilización o por los estereotipos que existen en torno a estas empresas; observa por tanto que, según la Comisión, la prioridad absoluta consiste en reforzar la sensibilización de todas las autoridades públicas y, en particular, de las comunidades locales, ya que la utilización del potencial local podría contribuir a involucrar a estas comunidades locales y al mismo tiempo a incrementar el atractivo de las empresas sociales activas en las regiones en cuestión;

13. Subraya la oportunidad que aporta la Comunicación para favorecer la participación de las empresas sociales en el mercado de la contratación pública; pide a la Comisión, a este respecto, que adopte medidas para fomentar el uso de cláusulas sociales o de contratos públicos reservados para las empresas que contraten a personas desfavorecidas;

14. Celebra el compromiso de la Comisión de estudiar y contemplar la posible utilización de patentes inactivas por parte de las empresas sociales a fin de facilitar su desarrollo, y confía en que se propongan medidas concretas en un futuro próximo.

15. Pide a la Comisión que tome las medidas necesarias para garantizar que las normas elaboradas por los organismos europeos de normalización sean más accesibles a las empresas sociales.


OPINIÓN de la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor (28.6.2012)

para la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales

sobre la Iniciativa en favor del emprendimiento social - Construir un ecosistema para promover las empresas sociales en el centro de la economía y la innovación sociales

(2012/2004(INI))

Ponente: Małgorzata Handzlik

SUGERENCIAS

La Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor pide a la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de resolución que apruebe:

1.  Reconoce que las empresas sociales tienen la capacidad de convertirse en motores importantes de la innovación y, de este modo, de dar respuestas a los problemas sociales y económicos que se registran en la actualidad y contribuir de manera importante a la cooperación transfronteriza y apoyar, así, el crecimiento en el sector; alienta, por tanto, el desarrollo de un marco reglamentario de apoyo y racionalizado que promueva la diversidad en el plano organizativo de las empresas sociales, responda a la naturaleza específica de sus actividades y facilite ayuda financiera más adecuada al espíritu empresarial social y a las empresas sociales, en particular las PYME, fomentando, de este modo, su crecimiento y sostenibilidad;

2.  Considera necesarios unos procesos de gestión responsables respaldados por unos mecanismos de financiación sujetos a una gestión y transparencia adecuadas a fin de mantener centrada la atención de la iniciativa empresarial social y de las empresas sociales;

3.  Subraya que el reconocimiento de las empresas sociales a escala de la UE no debe limitarse a incluir los objetivos sociales en determinadas empresas comerciales sino que también debe tener en cuenta la naturaleza específica de cada categoría de empresa social, en particular las empresas en los ámbitos de la economía social y solidaria; pone de relieve que para alcanzar este objetivo es necesario adoptar y aplicar herramientas de financiación que permitan a dichas empresas llevar a cabo sus actividades de conformidad con sus propios fines y objetivos y fomentar la solidaridad entre ellas; insiste, asimismo, en que un mejor conocimiento de las empresas sociales así como una evaluación cualitativa, multilateral e independiente de sus actividades permitiría reforzar su contribución a la sociedad en su conjunto y reforzar el grado de conocimiento existente sobre el modo en que la cohesión social es una fuente de riqueza económica y social y no solamente un coste;

4.  Acoge con satisfacción la propuesta relativa a los microcréditos para apoyar a las PYME europeas;

5.  Destaca la importancia de la contribución de las empresas sociales, de todos los sectores, en el refuerzo de la cohesión social y la inclusión y para comprender y hacer frente a las necesidades de los consumidores en general y de los consumidores vulnerables en particular;   pone de relieve que las empresas sociales, si bien su objetivo principal consiste en satisfacer las necesidades sociales o de interés general, también desean responder a las demandas crecientes de los ciudadanos en relación con comportamientos éticos más respetuosos con el ser humano, el medio ambiente, las normas sociales y el civismo;

6.  Pide a la Comisión que adopte medidas destinadas a incrementar el conocimiento de las actividades de la opinión pública en general sobre las actividades de las empresas sociales y reforzar la confianza en dichas empresas, y que anime al público en general a apoyar activamente este tipo de empresas;

7.  Pide a los Estados miembros que promocionen, estimulen y desarrollen las entidades de la economía social mediante la eliminación de los obstáculos que impiden el inicio y el desarrollo de las empresas sociales, la promoción de la formación y readaptación profesional en el ámbito de las entidades de la economía social y el incremento de las ayudas a los empresarios en el ámbito de las empresas sociales;

8.  Hace hincapié en que las empresas sociales, debido a la naturaleza de sus actividades y de su modus operandi, contribuyen a crear una sociedad más solidaria, democrática y activa, que contribuye a la creación de empleo y a un desarrollo económico inclusivo y sostenible, en particular mediante el fomento de la solidaridad y de la sostenibilidad, la cohesión social y la inclusión, empleos estables de buena calidad, la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, y la conciliación de la vida personal, familiar y laboral;

9.  Considera que la responsabilidad social de las empresas y la «empresa social» son aspectos complementarios de la misma política y que, por consiguiente, deberían desarrollarse de manera coordinada, sin duplicar los esfuerzos realizados por los Estados miembros;

10. Opina que la reforma de la normativa de la UE en materia de contratación pública brinda una buena oportunidad para mejorar el respecto de las normas sociales, incrementar la participación y mejorar el acceso de las empresas sociales a los contratos públicos; acoge con satisfacción el régimen sobre los servicios sociales incluido en la propuesta de la Comisión relativa a la revisión de las directivas en materia de contratación pública y subraya la importancia que reviste esta herramienta para las entidades adjudicadoras a nivel local para proporcionar unos servicios de calidad que favorezcan la cohesión social;

11. Toma nota de la propuesta de la Comisión de añadir una categoría nueva de personas desfavorecidas en los contratos reservados; subraya el potencial de la nueva disposición relativa a los contratos reservados para impulsar el desarrollo territorial y social innovador, al mismo tiempo que se respetan los principios de la adjudicación competitiva de los contratos;

12. Pide a la Comisión que lleve a cabo una evaluación minuciosa del impacto para desarrollar una estrategia a largo plazo para salvaguardar los objetivos sociales y medioambientales y fomentar la participación de las empresas sociales en la contratación pública sin obstaculizar la adjudicación competitiva de contratos ni crear incentivos para burlar las normas; solicita a los Estados miembros que supriman los obstáculos que impidan el inicio y el desarrollo de las actividades económicas de las entidades de la economía social, en particular en relación con realización de los trámites administrativos.

RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN COMISIÓN

Fecha de aprobación

21.6.2012

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

27

2

2

Miembros presentes en la votación final

Pablo Arias Echeverría, Adam Bielan, Sergio Gaetano Cofferati, Birgit Collin-Langen, Lara Comi, Anna Maria Corazza Bildt, Cornelis de Jong, Christian Engström, Evelyne Gebhardt, Malcolm Harbour, Toine Manders, Hans-Peter Mayer, Sirpa Pietikäinen, Robert Rochefort, Heide Rühle, Christel Schaldemose, Andreas Schwab, Catherine Stihler, Róża Gräfin von Thun und Hohenstein, Emilie Turunen, Bernadette Vergnaud, Barbara Weiler

Suplente(s) presente(s) en la votación final

Raffaele Baldassarre, Mario Borghezio, Simon Busuttil, Pier Antonio Panzeri, Laurence J.A.J. Stassen, Marc Tarabella, Kyriacos Triantaphyllides, Anja Weisgerber, Kerstin Westphal

RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN COMISIÓN

Fecha de aprobación

19.6.2012

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

50

1

3

Miembros presentes en la votación final

Amelia Andersdotter, Josefa Andrés Barea, Zigmantas Balčytis, Ivo Belet, Reinhard Bütikofer, Maria Da Graça Carvalho, Giles Chichester, Jürgen Creutzmann, Pilar del Castillo Vera, Christian Ehler, Vicky Ford, Gaston Franco, Adam Gierek, Norbert Glante, Fiona Hall, Kent Johansson, Romana Jordan, Krišjānis Kariņš, Lena Kolarska-Bobińska, Philippe Lamberts, Bogdan Kazimierz Marcinkiewicz, Marisa Matias, Jaroslav Paška, Aldo Patriciello, Vittorio Prodi, Miloslav Ransdorf, Teresa Riera Madurell, Michèle Rivasi, Paul Rübig, Salvador Sedó i Alabart, Francisco Sosa Wagner, Konrad Szymański, Patrizia Toia, Ioannis A. Tsoukalas, Claude Turmes, Niki Tzavela, Marita Ulvskog, Vladimir Urutchev, Adina-Ioana Vălean, Kathleen Van Brempt, Alejo Vidal-Quadras, Henri Weber

Suplente(s) presente(s) en la votación final

Antonio Cancian, António Fernando Correia de Campos, Ioan Enciu, Roger Helmer, Jolanta Emilia Hibner, Ivailo Kalfin, Seán Kelly, Werner Langen, Mario Pirillo, Peter Skinner, Lambert van Nistelrooij

Suplente(s) (art. 187, apdo. 2) presente(s) en la votación final

Jorgo Chatzimarkakis


RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN COMISIÓN

Fecha de aprobación

18.9.2012

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

36

5

0

Miembros presentes en la votación final

Regina Bastos, Edit Bauer, Heinz K. Becker, Pervenche Berès, Vilija Blinkevičiūtė, Philippe Boulland, Milan Cabrnoch, Alejandro Cercas, Ole Christensen, Derek Roland Clark, Minodora Cliveti, Marije Cornelissen, Emer Costello, Andrea Cozzolino, Frédéric Daerden, Sari Essayah, Thomas Händel, Marian Harkin, Nadja Hirsch, Stephen Hughes, Danuta Jazłowiecka, Ádám Kósa, Jean Lambert, Veronica Lope Fontagné, Olle Ludvigsson, Thomas Mann, Elisabeth Morin-Chartier, Csaba Őry, Siiri Oviir, Licia Ronzulli, Elisabeth Schroedter, Nicole Sinclaire, Jutta Steinruck, Traian Ungureanu, Inês Cristina Zuber

Suplente(s) presente(s) en la votación final

Jan Kozłowski, Svetoslav Hristov Malinov, Antigoni Papadopoulou, Birgit Sippel, Csaba Sógor

Suplente(s) (art. 187, apdo. 2) presente(s) en la votación final

Cornelia Ernst

Aviso jurídico - Política de privacidad