Procedimiento : 2011/0138(COD)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : A7-0139/2013

Textos presentados :

A7-0139/2013

Debates :

PV 10/09/2013 - 10
CRE 10/09/2013 - 10

Votaciones :

PV 12/09/2013 - 13.3
CRE 12/09/2013 - 13.3
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P7_TA(2013)0370

INFORME     ***I
PDF 345kWORD 294k
19.4.2013
PE 475.760v02-00 A7-0139/2013

sobre la propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo por el que se modifica el Reglamento (CE) n° 539/2001 del Consejo por el que se establecen la lista de terceros países cuyos nacionales están sometidos a la obligación de visado para cruzar las fronteras exteriores y la lista de terceros países cuyos nacionales están exentos de esa obligación

(COM(2011)0290 – C7‑0135/2011 – 2011/0138(COD))

Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior

Ponente: Agustín Díaz de Mera García Consuegra

ENMIENDAS
PROYECTO DE RESOLUCIÓN LEGISLATIVA DEL PARLAMENTO EUROPEO
 EXPOSICIÓN DE MOTIVOS
 OPINIÓN de la Comisión de Asuntos Exteriores
 PROCEDIMIENTO

PROYECTO DE RESOLUCIÓN LEGISLATIVA DEL PARLAMENTO EUROPEO

sobre la propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo por el que se modifica el Reglamento (CE) n° 539/2001 del Consejo por el que se establecen la lista de terceros países cuyos nacionales están sometidos a la obligación de visado para cruzar las fronteras exteriores y la lista de terceros países cuyos nacionales están exentos de esa obligación

(COM(2011)0290 – C7‑0135/2011 – 2011/0138(COD))

(Procedimiento legislativo ordinario: primera lectura)

El Parlamento Europeo,

–  Vista la propuesta de la Comisión al Parlamento Europeo y al Consejo (COM(2011)0290),

–  Vistos el artículo 294, apartado 2, y el artículo 77, apartado 2, letra a), del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, conforme a los cuales la Comisión le ha presentado su propuesta (C7‑0135/2011),

–  Visto el artículo 294, apartado 3, del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea,

–  Vistos el artículo 55 de su Reglamento,

–  Vistos el informe de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior y la opinión de la Comisión de Asuntos Exteriores (A7-0139/2013),

1.  Aprueba la Posición en primera lectura que figura a continuación;

2.  Pide a la Comisión que le consulte de nuevo si se propone modificar sustancialmente su propuesta o sustituirla por otro texto;

3.  Encarga a su Presidente que transmita la Posición del Parlamento al Consejo y a la Comisión, así como a los Parlamentos nacionales.

Enmienda    1

ENMIENDAS DEL PARLAMENTO EUROPEO(1)*

a la propuesta de la Comisión

---------------------------------------------------------

Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo por el que se modifica el Reglamento (CE) nº 539/2001 del Consejo por el que se establecen la lista de terceros países cuyos nacionales están sometidos a la obligación de visado para cruzar las fronteras exteriores y la lista de terceros países cuyos nacionales están exentos de esa obligación

EL PARLAMENTO EUROPEO Y EL CONSEJO DE LA UNIÓN EUROPEA,

Visto el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, y, en particular, su artículo 77, apartado 2,

Vista la propuesta de la Comisión Europea,

Previa transmisión del proyecto de acto legislativo a los Parlamentos nacionales,

De conformidad con el procedimiento legislativo ordinario(2),

Considerando lo siguiente:

(3 bis)  La Unión debe afanarse por conseguir la plena reciprocidad del régimen de visados en sus relaciones con terceros países, contribuyendo así a mejorar la credibilidad y coherencia de la política exterior de la Unión a nivel internacional.

(3 ter)  Tras recibirse la notificación de un Estado miembro de que un tercer país que figura en el anexo III del Reglamento (CE) nº 539/2011 ha decidido introducir la obligación de visado para los nacionales de ese Estado miembro, todos los Estados miembros deben reaccionar al unísono, dando así una respuesta común de la Unión a una situación que afecta a la Unión en su conjunto y permite la diferencia de trato de sus ciudadanos.

(3 quater) El presente Reglamento establece un mecanismo para la suspensión temporal de la exención de visado para un tercer país que figure en el anexo II del Reglamento (CE) nº 539/2001 ante una situación de emergencia, cuando se necesite una respuesta urgente para resolver las dificultades a las que se enfrenten uno o más Estados miembros, y teniendo en cuenta las consecuencias generales de la situación de emergencia en la Unión Europea en su conjunto.

(3 quinquies) Se considerará incremento súbito y sustancial el que supere el umbral del 50 %. Este umbral podrá ser inferior si la Comisión lo considera oportuno en el caso concreto notificado por el Estado miembro sometido a presión.

(3 sexies) Se considerará una tasa baja de reconocimiento de solicitudes de asilo la inferior al 3 %. Este umbral podrá ser superior si la Comisión lo considera oportuno en el caso concreto notificado por el Estado miembro sometido a presión.

(3 septies) Es necesario evitar y hacer frente a cualquier posible abuso derivado de la concesión de la exención de visado para las estancias de corta duración de nacionales de un tercer país determinado cuando esta suponga una amenaza para el orden público y la seguridad interior de los Estados miembros.

(3 octies) A fin de establecer un mecanismo transparente y eficiente aplicable a la suspensión de la exención de visado para los nacionales de un tercer país que figure en la lista del anexo II del Reglamento (CE) nº 539/2001, sobre la base de la reciprocidad o ante una situación de emergencia, deben delegarse en la Comisión los poderes para adoptar actos con arreglo al artículo 290 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE) por lo que respecta a la modificación del anexo II del Reglamento (CE) nº 539/2001 en relación con el tercer país para el que se restablezca temporalmente la obligación de visado. Reviste especial importancia que la Comisión lleve a cabo las consultas oportunas durante la fase preparatoria, en particular con expertos. Al preparar y elaborar actos delegados, la Comisión debe garantizar que los documentos pertinentes se transmitan al Parlamento Europeo y al Consejo de manera simultánea, oportuna y adecuada. En casos excepcionales ante una situación de emergencia, cuando se necesite una respuesta urgente para resolver las dificultades a las que se enfrenten uno o más Estados miembros, deben delegarse en la Comisión los poderes para adoptar actos con arreglo al artículo 290 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE) por lo que respecta a la modificación del anexo II del Reglamento (CE) nº 539/2001 en relación con el tercer país para el que se restablezca temporalmente la obligación de visado, con arreglo al procedimiento de urgencia.

(6)  Puesto que ▌las normas sobre visados aplicables a los refugiados y apátridas introducidas por el Reglamento (CE) n 1932/2006 del Consejo, de 21 de diciembre de 2006, por el que se modifica el Reglamento (CE) n.° 539/2001, no se aplican a tales personas si residen en el Reino Unido o en Irlanda, es necesario aclarar la situación relativa a la obligación de visado para ciertos refugiados y apátridas que residan en el Reino Unido o en Irlanda. El presente Reglamento debe dejar libertad a los Estados miembros para decidir sobre la exención u obligación para esta categoría de personas de conformidad con sus obligaciones internacionales. Dichas decisiones nacionales deben notificarse a la Comisión.

(8)  El presente Reglamento debe proporcionar una base jurídica para la obligación o exención de visado de los titulares de documentos de viaje expedidos por determinadas entidades sujetas al Derecho internacional y que no sean organizaciones internacionales intergubernamentales.

(8 bis)  El Reglamento (CE) nº 539/2001 no afectará a la aplicación de acuerdos internacionales celebrados por la Comunidad Europea antes de su entrada en vigor que impliquen la necesidad de establecer excepciones a las normas comunes de visado, teniendo en cuenta asimismo la Jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

(9)  El presente Reglamento constituye un desarrollo del acervo de Schengen, de conformidad con el Protocolo por el que se integra el acervo de Schengen en el marco de la Unión Europea, definido en el anexo A de la Decisión 1999/435/CE(3) del Consejo, de 20 de mayo de 1999, sobre la definición del acervo de Schengen a efectos de determinar, de conformidad con las disposiciones pertinentes del Tratado constitutivo de la Comunidad Europea y del Tratado de la Unión Europea, la base jurídica de cada una de las disposiciones o decisiones que constituyen dicho acervo.

(10)  Por lo que respecta a Islandia y Noruega, el presente Reglamento constituye un desarrollo de las disposiciones del acervo de Schengen a efectos del Acuerdo celebrado por el Consejo de la Unión Europea y la República de Islandia y el Reino de Noruega sobre la asociación de estos dos últimos a la ejecución, aplicación y desarrollo del acervo de Schengen(4), que pertenece al ámbito mencionado en el artículo 1, punto B, de la Decisión 1999/437/CE del Consejo, de 17 de mayo de 1999, relativa a determinadas normas de desarrollo de dicho Acuerdo(5).

(11)  Por lo que respecta a Suiza, el presente Reglamento constituye un desarrollo de las disposiciones del acervo de Schengen a efectos del Acuerdo celebrado entre la Unión Europea, la Comunidad Europea y la Confederación Suiza sobre la asociación de esta última a la ejecución, aplicación y desarrollo del acervo de Schengen(6), que pertenecen al ámbito mencionado en el artículo 1, punto B, de la Decisión 1999/437/CE del Consejo, leído en relación con el artículo 3 de la Decisión 2008/146/CE del Consejo(7).

(12)  Por lo que respecta a Liechtenstein, el presente Reglamento constituye un desarrollo de las disposiciones del acervo de Schengen a efectos del Protocolo entre la Unión Europea, la Comunidad Europea, la Confederación Suiza y el Principado de Liechtenstein sobre la adhesión de este último al Acuerdo entre la Unión Europea, la Comunidad Europea y la Confederación Suiza sobre la adhesión de esta última a la ejecución, aplicación y desarrollo del acervo de Schengen(8), que pertenece al ámbito mencionado en el artículo 1, punto B, de la Decisión 1999/437/CE ▌, leído en conjunción con el artículo 3 de la Decisión ▌2011/350/UE del Consejo(9).

(13)  El presente Reglamento constituye un desarrollo de las disposiciones del acervo de Schengen en el que no participa el Reino Unido, con arreglo a la Decisión 2000/365/CE del Consejo, de 29 de mayo de 2000, sobre la solicitud del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte de participar en algunas de las disposiciones del acervo de Schengen(10). Por lo tanto, el Reino Unido no participa en su adopción, y dicho Reglamento no le vincula ni le es aplicable.

(14)  El presente Reglamento constituye un desarrollo de las disposiciones del acervo de Schengen en el que no participa Irlanda, con arreglo a la Decisión 2002/192/CE del Consejo, de 28 de febrero de 2002, sobre la solicitud de Irlanda de participar en algunas de las disposiciones del acervo de Schengen(11). Por lo tanto, Irlanda no participa en su adopción, y dicho Reglamento no le vincula ni le es aplicable.

HAN ADOPTADO EL PRESENTE REGLAMENTO:

Artículo 1

El Reglamento (CE) nº 539/2001 se modifica como sigue:

1.  El artículo 1 se modifica como sigue:

a bis)  El apartado 4 se sustituye por el texto siguiente:

«4.  La instauración, reintroducción o mantenimiento por un tercer país que figure en la lista del anexo II de la obligación de visado para los nacionales de uno o varios Estados miembros dará lugar a la aplicación de las siguientes disposiciones:

a)  En el plazo de (30) días tras la aplicación por el tercer país de la obligación de visado o, en caso de mantenimiento por el tercer país, en el plazo de (30) días tras la fecha de entrada en vigor del presente Reglamento, el Estado o los Estados miembros afectados lo notificarán por escrito al Parlamento Europeo, al Consejo y a la Comisión.

En esta notificación:

i) figurará la fecha de aplicación de la medida y el tipo de documentos de viaje y de visados que se verán afectados;

ii) figurará una explicación detallada de las medidas preliminares que el Estado miembro afectado ha tomado a fin de restablecer la exención de visado para el tercer país en cuestión y toda la información pertinente.

La Comisión publicará sin demora información sobre la notificación en el Diario Oficial de la Unión Europea, serie C, indicando la fecha de aplicación de la obligación de visado y el tipo de documentos de viaje y de visados que se verán afectados.

Si el tercer país decide suspender la obligación de visado antes de la expiración de dicho plazo, la notificación no se hará o se retirará

b)  La Comisión, inmediatamente después de la fecha de publicación de dicha notificación y previa consulta con el Estado miembro afectado, emprenderá acciones ante las autoridades del tercer país de que se trate a fin de lograr el restablecimiento e el establecimiento de la exención de visado e informará sin demora al Parlamento Europeo y al Consejo acerca de las acciones emprendidas.

c)  Si en el plazo de (90) días a partir de la fecha de publicación de la notificación o notificaciones y a pesar de todas las medidas adoptadas de conformidad con la letra b), en especial en los ámbitos político, económico y comercial, el tercer país no ha suprimido la obligación de visado, el Estado o Estados miembros afectados podrán solicitar a la Comisión que proponga suspender la exención de la obligación de visado para los nacionales del tercer país afectado.

Cuando un Estado miembro realice dicha solicitud, informará al respecto al Parlamento Europeo y al Consejo.

d)  Cuando considere la adopción de otras medidas, la Comisión tendrá en cuenta en cuenta el resultado de las medidas tomadas por el Estado miembro afectado, las acciones emprendidas de conformidad con la letra b) a fin de restablecer o establecer la exención de visado, y las consecuencias de la supresión de la exención de la obligación de visado para las relaciones exteriores de la Unión y sus Estados miembros con el tercer país en cuestión.

e)  Si, en el plazo de 6 meses tras la fecha de publicación de la notificación, el tercer país afectado no ha suprimido la obligación de visado, la Comisión, a instancia del Estado miembro o por propia iniciativa:

  i) podrá adoptar, de conformidad con los artículos 4 bis y 4 ter, un acto delegado por el que se modifique el anexo II y se suspenda por un periodo de (12) meses la exención de visado para los nacionales del tercer país de que se trate; o

ii) presentará al Parlamento Europeo y al Consejo un informe en el que analizará la situación y expondrá los motivos por los que no propone la suspensión de la exención de visado. En este informe se tendrán en cuenta todos los factores pertinentes, como el resultado de las medidas tomadas por el Estado miembro afectado, los pasos dados de conformidad con la letra b) a fin de restablecer o establecer la exención de visado, y las consecuencias de la supresión de la exención de visado para las relaciones externas de la Unión y sus Estados miembros con el tercer país en cuestión.

f)  Si, en un plazo de 24 meses tras la fecha de publicación de la notificación, el tercer país afectado no ha suprimido la obligación de visado, la Comisión adoptará, de conformidad con los artículos 4 bis y 4 ter, un acto delegado por el que se modifique el anexo II y se suspenda por un periodo de 12 meses la exención de visado para los nacionales del tercer país de que se trate.

g)  Si, en un plazo de 6 meses desde que surta efecto el acto delegado contemplado en la letra e), inciso i), o en la letra f), el tercer país afectado no ha suprimido la obligación de visado, la Comisión podrá presentar una propuesta legislativa para su adopción con arreglo al procedimiento legislativo ordinario a fin de transferir la referencia al tercer país de que se trate del anexo II al anexo I.

h)  Los procedimientos mencionados en las letras e), f) y g) no evitarán que la Comisión presente una propuesta para modificar el presente Reglamento a fin de transferir la referencia al tercer país de que se trate del anexo II al anexo I en cualquier momento.

i)  Cuando el tercer país de que se trate suprima la obligación de visado, el Estado o los Estados miembros afectados lo notificarán inmediatamente al Parlamento Europeo, al Consejo y a la Comisión. La Comisión publicará esta notificación en la serie C del Diario Oficial de la Unión Europea. Los actos delegados adoptados de conformidad con la letra e), inciso i), o con la letra f) dejarán de tener efecto a los siete días de la publicación de la notificación en el Diario Oficial de la Unión Europea. Si el tercer país de que se trate ha introducido la obligación de visado para los nacionales de dos o más Estados miembros, ello se aplicará únicamente tras la publicación de la última notificación.

j)  La Comisión adoptará mediante actos delegados, de conformidad con el artículo 4 ter, las adaptaciones adecuadas del anexo II a fin de reflejar la cesación de efectos de los actos delegados contemplados en la letra i).».

b ter)  Se suprime el apartado 5.

2.  Se insertan los artículos siguientes:

«Artículo 1 bis

1.  No obstante lo dispuesto en el artículo 1, apartado 2, se aplicará temporalmente lo dispuesto en el artículo 1, apartado 1, en situaciones de emergencia, como último recurso, en relación con un tercer país incluido en la lista del anexo II, cuando así se determine de conformidad con el presente artículo.

2.  Un Estado miembro que se enfrente a una o más de las circunstancias enumeradas a continuación y que den lugar a una situación de emergencia que dicho Estado miembro no pueda resolver por sí solo, podrá notificarlo a la Comisión:

a)  un ▌incremento súbito y sustancial, en un período de seis meses, del número de nacionales de un tercer país enumerado en el anexo II que se compruebe residen ▌en el territorio del Estado miembro sin derecho a hacerlo, en comparación con el mismo período del año anterior;

b)  un ▌incremento súbito y sustancial que dé lugar a presiones específicas sobre el sistema de asilo durante un período de seis meses, en comparación con el mismo período del año anterior, del número de solicitudes de asilo de los nacionales de un tercer país enumerado en el anexo II para el cual la tasa de reconocimiento de solicitudes de asilo sea baja;

c)  un ▌incremento súbito y sustancial, en un período de seis meses, del número de solicitudes de readmisión denegadas presentadas por un Estado miembro a un tercer país enumerado en el anexo II para sus propios nacionales, en comparación con el mismo período del año anterior.

Esta notificación indicará las razones en que se basa e incluirá datos y estadísticas relevantes, así como una explicación detallada de las medidas preliminares que haya tomado el Estado miembro en cuestión con vistas a remediar la situación. La Comisión informará al Parlamento Europeo y al Consejo inmediatamente después de haber recibido tal notificación del Estado miembro afectado.

3.  La Comisión examinará la notificación o notificaciones efectuadas por uno o más Estados miembros a tenor del artículo 2 teniendo en cuenta:

a)  el número de Estados miembros afectados por cualquiera de las situaciones descritas en el apartado 2,

b)  si el incremento responde a las letras a), b) o c) del apartado 2;

c)  el impacto global del aumento de la situación migratoria de la Unión con arreglo a los datos proporcionados por los Estados miembros ▌;

d)  los informes preparados por FRONTEX ▌, la Oficina Europea de Apoyo al Asilo o Europol, según lo exijan las circunstancias del caso concreto notificado;

e)  la cuestión general del orden público y la seguridad interior, en consulta con el Estado o los Estados miembros afectados.

La Comisión informará al Parlamento Europeo y al Consejo de los resultados de su examen.

3 bis.  La Comisión tendrá en cuenta las consecuencias de la suspensión de la exención de visado para las relaciones externas de la Unión y sus Estados miembros con el tercer país de que se trate y colaborará estrechamente con ese tercer país para encontrar soluciones alternativas a largo plazo.

3 ter.   Cuando la Comisión, sobre la base del examen contemplado en el apartado 3 bis, determine que se requiere una actuación, adoptará, en un plazo de tres meses a partir de la recepción de la notificación, y de conformidad con los artículos 4 bis y 4 ter, un acto delegado por el que se modifique el anexo II y se suspenda por un periodo de (12) meses la exención de visado para los nacionales del tercer país de que se trate.

  Cuando, en el caso de una decisión por la que se suspenda la exención de la obligación de visado para los nacionales del tercer país de que se trate, existan razones imperiosas de urgencia que lo exijan, se aplicará a los actos delegados adoptados en virtud del presente artículo el procedimiento establecido en el artículo 4 quater.

4.  Antes de que acabe el período de vigencia del acto delegado adoptado de conformidad con el apartado 3 ter, la Comisión, en cooperación con el Estado o Estados miembros de que se trate, presentará un informe al Parlamento Europeo y al Consejo. El informe podrá ir acompañado de una propuesta de modificación del presente Reglamento con vistas a transferir la referencia al tercer país de que se trate al anexo I.

Artículo 1 ter

A más tardar cuatro años después de la entrada en vigor del presente Reglamento, la Comisión presentará un informe al Parlamento Europeo y al Consejo en el que se evalúe la efectividad de la reciprocidad y los mecanismos de suspensión y, si fuera necesario, presentará una propuesta legislativa tendente a modificar el presente Reglamento con miras a enmendar los mecanismos contemplados en los artículos 1 y 1 bis. El Parlamento Europeo y el Consejo actuarán respecto a dicha propuesta con arreglo al procedimiento legislativo ordinario.».

4.  El artículo 4 se modifica como sigue:

a)  El apartado 1 se sustituye por el texto siguiente:

«1.  Los Estados miembros podrán establecer excepciones a la obligación de visado prevista en el apartado 1 del artículo 1 o a la exención de visado prevista en el apartado 2 del artículo 1 por lo que se refiere a:

a)  los titulares de pasaportes diplomáticos, pasaportes de servicio u oficiales, o pasaportes especiales;

a bis)  la tripulación civil de aviones y buques cuando actúe en el ejercicio de sus funciones;

a ter)  la tripulación civil de buques cuando desembarque y esté provista de un documento de identidad de la gente de mar expedido con arreglo a los Convenios de la Organización Internacional del Trabajo (nº 108 de 13 de mayo de 1958 y nº 185 de 16 de junio de 2003) o al Convenio de la Organización Marítima Internacional para facilitar el tráfico marítimo internacional de 9 de abril de 1965;

a quater) la tripulación y miembros de las misiones de emergencia o rescate en caso de catástrofe o accidente;

b)  la tripulación civil de buques que operen en las vías fluviales internacionales,

c)  los titulares de documentos de viaje expedidos por ▌organizaciones internacionales intergubernamentales a las que pertenecen uno o más Estados miembros, o por entidades reconocidas por el Estado miembro afectado como sujetas al Derecho internacional, a ▌funcionarios de dichas organizaciones o entidades.».

b)  En el apartado 2, se añade la letra siguiente:

«d)   sin perjuicio de las obligaciones derivadas del Acuerdo europeo relativo a la exención de visados para los refugiados, firmado en Estrasburgo el 20 de abril de 1959, los refugiados reconocidos, apátridas y otras personas que no posean la nacionalidad de ningún país, que residan en el Reino Unido o en Irlanda y que sean titulares de un documento de viaje expedido por el Reino Unido o Irlanda y reconocido por el Estado miembro de que se trate.».

5.  Se añaden los artículos siguientes:

«Artículo 4 bis

1.Los actos delegados contemplados en el artículo 1, apartado 4, letra e), inciso i) y letra f) y en el artículo 1 bis, apartado 3 ter, modificarán el anexo II insertando en la referencia al tercer país de que se trate la información relativa a las fechas de inicio y final de la suspensión de la exención de la obligación de visado para los nacionales de dicho tercer país.

2.Los actos delegados contemplados en el artículo 1, apartado 4, letra e), inciso i) y letra f) y en el artículo 1 bis, apartado 3 ter, fijarán una fecha en la que la suspensión de la exención de la obligación de visado surtirá efecto, teniendo en cuenta los recursos disponibles en los consulados de los Estados miembros. La fecha deberá situarse entre seis y nueve meses después de la notificación del acto delegado al Parlamento Europeo y al Consejo con arreglo al artículo 4 ter, apartado 4.

3.No obstante lo dispuesto en el apartado 2, los actos delegados contemplados en el artículo 1 bis, apartado 3 ter, párrafo segundo, serán aplicables a partir de la fecha de su entrada en vigor, de conformidad con el artículo 4 quater.

4.La Comisión podrá prorrogar el periodo de validez de los actos delegados contemplados en el artículo 1, apartado 4, letra e), inciso i) y letra f) y en el artículo 1 bis, apartado 3 ter, por un periodo máximo de 12 meses. Cuando la Comisión proponga una modificación del presente Reglamento a fin de transferir la referencia de un tercer país al anexo I de conformidad con el artículo 1, apartado 4, letras g) o h) o con el artículo 1 bis, apartado 4, prorrogará la validez del acto delegado en vigor por un periodo máximo de 12 meses. La decisión de prorrogar la validez del acto delegado se adoptará de conformidad con el artículo 4 ter y modificará el anexo II de conformidad con el apartado 1.

Artículo 4 ter

1.  Se otorgan a la Comisión los poderes para adoptar actos delegados en las condiciones establecidas en el presente artículo.

2.  Los poderes para adoptar actos delegados mencionados en el artículo 1, apartado 4, letra e), inciso i) y letras f) y j), y en el artículo 1 bis, apartado 3 ter, se otorgan a la Comisión por un período de cinco años a partir de la entrada en vigor del presente Reglamento. La Comisión elaborará un informe sobre la delegación de poderes a más tardar nueve meses antes de que finalice el período de cinco años. La delegación de poderes se prorrogará tácitamente por períodos de idéntica duración, excepto si el Parlamento Europeo o el Consejo se oponen a dicha prórroga a más tardar tres meses antes del final de cada período.

3.  La delegación de poderes mencionada en el artículo 1, apartado 4, letra e), inciso i) y letra f) y en el artículo 1 bis, apartado 3 ter, podrá ser revocada en cualquier momento por el Parlamento Europeo o por el Consejo. La decisión de revocación pondrá término a la delegación de los poderes que en ella se especifiquen. La decisión surtirá efecto al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Unión Europea o en una fecha posterior indicada en la misma. No afectará a la validez de los actos delegados que ya estén en vigor.

4.  Tan pronto como la Comisión adopte un acto delegado lo notificará simultáneamente al Parlamento Europeo y al Consejo.

5.  Los actos delegados adoptados en virtud del artículo 1, apartado 4, letra e), inciso i) y letra f) y del artículo 1 bis, apartado 3 ter, entrarán en vigor únicamente si, en un plazo de dos meses desde su notificación al Parlamento Europeo y al Consejo, ni el Parlamento Europeo ni el Consejo formulan objeciones, o si, antes del vencimiento de dicho plazo, tanto el uno como el otro informan a la Comisión de que no las formularán. El plazo se prorrogará dos meses a iniciativa del Parlamento Europeo o del Consejo.

Artículo 4 quater

1.  Los actos delegados adoptados de conformidad con el presente artículo entrarán en vigor inmediatamente y serán aplicables en tanto no se formule ninguna objeción con arreglo al apartado 2. La notificación de un acto delegado al Parlamento Europeo y al Consejo expondrá los motivos por los cuales se ha aplicado el procedimiento de urgencia.

2.  Tanto el Parlamento Europeo como el Consejo podrán formular objeciones a un acto delegado de conformidad con el procedimiento a que se refiere el artículo 4 ter, apartado 5. En tal caso, la Comisión derogará el acto sin demora alguna tras la notificación de la decisión del Parlamento Europeo o del Consejo de formular objeciones.».

Artículo 2

El presente Reglamento entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Unión Europea.

El presente Reglamento será obligatorio en todos sus elementos y directamente aplicable en los Estados miembros de conformidad con los Tratados.

Hecho en…,

Por el Parlamento Europeo  Por el Consejo

El Presidente  El Presidente

Or. en

(1)

* Enmiendas: el texto nuevo o modificado se señala en negrita y cursiva; las supresiones se indican mediante el símbolo ▌.

(2)

Posición del Parlamento Europeo de ...

(3)

  DO L 176 de 10.7.1999, p. 1.

(4)

  DO L 176 de 10.7.1999, p. 36.

(5)

  DO L 176 de 10.7.1999, p. 31.

(6)

  DO L 53 de 27.2.2008, p. 52.

(7)

  DO L 53 de 27.2.2008, p. 1.

(8)

  DO L 160 de 18.5.2011, p. 21.

(9)

  DO L 160 de 18.5.2011, p. 19.

(10)

  DO L 131 de 1.6.2000, p. 43.

(11)

  DO L 64 de 7.3.2002, p. 20.


EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

El Reglamento (CE) nº 539/2001 establece la lista de países terceros cuyos nacionales están sometidos a la exigencia de visado para cruzar las fronteras exteriores de la Unión y la lista de aquellos otros cuyos nacionales están exentos. Dicho Reglamento establece las condiciones por las que los nacionales de un país tercero podrán beneficiarse de la exención del visado para estancias de corta duración en territorio de la Unión Europea.

La decisión relativa a la exención se produce tras un procedimiento de evaluación del país concernido en relación con la inmigración clandestina, el orden público y la seguridad, las relaciones exteriores de la Unión Europea, la coherencia territorial y el principio de reciprocidad.

La propuesta de modificación del Reglamento (CE) nº 539/2001 que nos ocupa tiene como objetivos establecer una cláusula de salvaguardia que permita la suspensión rápida y temporal de la exención del visado en situaciones de emergencia; la modificación del mecanismo de reciprocidad; el establecimiento de definiciones de conformidad con el Código Comunitario de Visados; las condiciones para la exención del Visado respecto a ciudadanos de un país tercero, refugiados y apátridas, determinadas categorías de nacionales de un país extracomunitario y titulares de salvoconductos o pasaportes expedidos por entidades sujetas al Derecho Internacional; y, finalmente, las obligaciones de los Estados miembros derivadas de los acuerdos internacionales.

CONSIDERACIONES DEL PONENTE.

Es preciso que este informe, aun cuando sólo sea a mero título enunciativo, refleje una visión objetiva de todos los elementos que en el mismo se examinan, valorando no solo la perspectiva comunitaria sino también la posición de países no pertenecientes a la Unión Europea.

Resulta contradictorio que, en el ámbito de la Unión, el visado sea considerado como un instrumento necesario a la hora de controlar el crecimiento de la inmigración irregular y que, al mismo tiempo, sorprenda el hecho de que países no comunitarios puedan imponer tal requisito con la misma finalidad.

La política común de visados constituye un elemento fundamental en el ámbito de la Inmigración, otorgando al visado un papel esencial como instrumento de control de la inmigración irregular.

La propuesta de modificación del Reglamento constituye la reacción de la Comisión al mal uso que en fechas recientes ha experimentado el sistema comunitario de visados. Se ha podido constatar que un número significativo de ciudadanos de países terceros, aprovechando la exención de visados, viajaban a territorio de la Unión para solicitar protección internacional de forma poco justificada.

La propuesta de la Comisión, lejos de limitarse a establecer disposiciones de carácter meramente técnico, contiene medidas de calado político. La introducción de la llamada cláusula de salvaguardia, junto con el mecanismo de reciprocidad, constituyen instrumentos cuya activación puede afectar a la esfera de las relaciones internacionales de la Unión Europea.

En cuanto a la terminología, el Parlamento Europeo ya ha manifestado en varias ocasiones la necesidad de que el término inmigración, cuando esta se produzca de forma contraria a lo dispuesto en las legislaciones de los Estados miembros, no quede vinculado al calificativo «ilegal» sino a los términos «irregular» o «clandestino».

Cláusula de Salvaguardia: dicho instrumento debería recibir una denominación más acertada ya que su objetivo es «suspender» la exención del requisito del visado cuando se den determinadas circunstancias, razón por lo que tal vez sería más adecuado utilizar otra formulación como «cláusula o mecanismo de suspensión» o, sencillamente, eliminar la actual.

La formulación de la cláusula suscita varias cuestiones. En primer lugar es preciso concretar si su activación debe obedecer a criterios estrictos, tal y como plantea la Comisión, o, por el contrario, pudiera activarse de forma más flexible, tal y como plantean algunos Estados miembros.

Parece lógico que la activación del mecanismo se produzca solo en casos muy concretos de urgencia y en los que se haya detectado un incremento «sustancial» y repentino del número de inmigrantes irregulares o de peticiones infundadas de protección internacional.

La decisión relativa a cuándo el incremento reviste la entidad suficiente y, por tanto, cuándo procede acordar la suspensión de la exención de visados, se adoptará no solo por el hecho de que se alcancen los porcentajes previstos en la propuesta de modificación del Reglamento (CE) nº 539/2001, sino cuando el proceso de evaluación de cado caso así lo aconseje. Para ello, la Comisión deberá examinar la denuncia efectuada por el Estado miembro concernido, los datos y estadísticas proporcionados, los informes de Frontex, de la Oficina Europea de Apoyo al Asilo o de Europol, según los exijan las circunstancias del caso, y el impacto global para la Unión del aumento de la situación migratoria.

Así pues, la cuestión relativa al uso de porcentajes como elemento objetivo a la hora de incoar el procedimiento de evaluación, no resulta del todo insatisfactoria. Los porcentajes deberán servir exclusivamente a tal efecto, es decir, iniciar el proceso de evaluación. Solamente después de haber realizado una evaluación completa de cada caso, la Comisión Europea podrá concretar si las circunstancias examinadas son de suficiente entidad como para acordar la suspensión de la exención del visado. Tales circunstancias deberán corresponderse con un crecimiento «sustancial» de las cifras relativas a la inmigración irregular o a las solicitudes de protección internacional en comparación con el periodo anual previo.

En cuanto al procedimiento de comitología, sería deseable que el Parlamento Europeo pudiera participar en el mismo desde el momento inicial en el que la Comisión Europea decida examinar la petición formulada por cualquier Estado miembro, petición de la que, además, debería darse traslado a la Eurocámara. Es decir, el Parlamento debe ser informado al mismo tiempo que la Comisión cuando un Estado miembro presente una solicitud de suspensión, no solo cuando se anuncie el comienzo del proceso de comitología.

En cuanto a la reciprocidad: este es uno de los principios inspiradores de la política común de visados, siendo necesario que un país tercero beneficiado por la exención de visado adopte la misma medida en favor de los ciudadanos de la Unión Europea.

Pero si bien es cierto que tal principio inspira nuestra política en el ámbito que nos ocupa, este no debe servir de argumento para poner en tela de juicio la licitud de la obligación del visado impuesta por un país tercero a los ciudadanos de un Estado miembro cuando aquel considere que este se ha convertido en origen de inmigración irregular.

En este punto sería necesario recapacitar sobre las razones por las que ciudadanos comunitarios solicitan protección internacional fuera de la Unión Europea. Ya fuera cierto o no que la mayoría de tales solicitudes obedecen a criterios puramente económicos, vinculados a las expectativas que generan sistemas de asilo ampliamente generosos, tal extremo no debe ser un obstáculo para reconocer la necesidad de reforzar los sistemas europeos de integración en favor de las minorías, ámbito reservado a la esfera competencial de los Estados miembros y que, tal vez, debería ser objeto de impulso y formulación común en la Unión.

En cuanto a la reciprocidad en si misma, es evidente que, a pesar de lo puesto de manifiesto por la Comisión, el actual sistema, modificado por el Reglamento (CE) nº 851/2005, no es eficiente. Si bien no es necesario reintroducir el automatismo previsto originalmente en el Reglamento (CE) nº 539/2001, sí es preciso efectuar una profunda revisión del actual mecanismo con la finalidad de garantizar la unidad de acción y la solidaridad entre los Estados miembros. Otras consideraciones como, por ejemplo, las relaciones comerciales de la Unión Europea, no deberían poner en riesgo los pilares básicos de la política común de visados.

En este sentido es preciso alcanzar los objetivos de la Declaración escrita 2011/2053, aprobada en marzo del presente año, por la que el Parlamento Europeo pedía a la Comisión y al Consejo que ejerciera presión sobre los países terceros que incumplían el régimen de reciprocidad, subrayando la necesidad de reimponer el requisito de visado en caso de no obtener una reacción positiva por parte del país concernido. A tal efecto, el Parlamento pedía a la Comisión Europea el establecimiento de «un nuevo mecanismo que garantice la plena reciprocidad para todos los Estados miembros asegurando así que, si un país tercero incumple la reciprocidad del régimen de visados, todos los Estados miembros deberán establecer la obligación del visado para los ciudadanos de dicho país».

El 14 de julio de 2009, Canadá reintrodujo el requisito del visado para los ciudadanos checos. Desde aquel momento han transcurrido dos años y medio sin que el país norteamericano haya revocado su decisión, todo ello a pesar de las presiones que en este sentido pudiera haber ejercido la Comisión Europea.

La imposibilidad de encontrar una solución favorable en el caso citado constituye un antecedente notablemente perjudicial para la política común de visados de la Unión Europea y pone en evidencia las debilidades del mecanismo vigente. Por ello es preciso dotarse de un mecanismo que permita a la Unión Europa reaccionar, si bien no automáticamente, sí rápidamente en casos de vulneración del principio de reciprocidad.

Bastaría con reintroducir la obligación de visado de forma provisional y por un periodo de tiempo prudencial pero suficiente como para que el país tercero pudiera reconsiderar su decisión y la Unión Europea ofrecer garantías respecto a la inmigración irregular. Transcurrido dicho plazo, la Comisión podría proponer la inclusión del país concernido en el anexo I del Reglamento (CE) nº 539/2001.

En cuanto a la situación de los prestadores de servicios de países terceros: la referencia a ciudadanos de un país concreto, como es el caso de Turquía, parece lógica si tomamos en consideración que, hoy por hoy, se trata de un caso único. Sin embargo, resultaría inoportuno hacer un pronunciamiento relativo exclusivamente a tal situación, máxime cuando la Jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea pudiera exigir nuevas modificaciones del Reglamento si en el futuro se debiesen examinar situaciones similares. Por ello sería adecuado modificar la propuesta haciendo una referencia a la toma en consideración de la Jurisprudencia emanada del Tribunal de Justicia, sin establecer referencia alguna a la nacionalidad de ciudadanos extracomunitarios.

Otras cuestiones: las demás cuestiones recogidas en la reforma tienen un mayor carácter técnico y no plantean problemas desde este punto de vista.

Nuevas definiciones: se actualizan de conformidad a las contenidas en el Código de Visados y se toma en consideración la interpretación del Tribunal Europeo de Justicia en relación con la estancia de corta duración.

Refugiados y apátridas residentes en el Reino Unido o en Irlanda: al no haber reconocimiento mutuo de visados ni equivalencia con instrumentos similares o permisos de residencia con los citados Estados miembros, la propuesta otorga plena libertad a los Estados miembros para decidir sobre la exención o el mantenimiento de la obligación del visado para esta categoría de personas.

Armonización con ciertas categorías de nacionales de países terceros: el Reglamento estipula las posibilidad de que los Estados miembros puedan eliminar el requisito del visado en favor de ciertas categorías de nacionales no comunitarios, concretamente los miembros de las aeronaves y buques civiles, titulares de pasaportes diplomáticos, especiales, oficiales o emitidos por organizaciones internacionales intergubernamentales o sujetas a Derecho internacional.


OPINIÓN de la Comisión de Asuntos Exteriores (24.11.2011)

para la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior

sobre la propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo por el que se modifica el Reglamento (CE) nº 539/2001 del Consejo por el que se establecen la lista de terceros países cuyos nacionales están sometidos a la obligación de visado para cruzar las fronteras exteriores y la lista de terceros países cuyos nacionales están exentos de esa obligación

(COM(2011)0290 – C7‑0135/2011 – 2011/0138(COD))

Ponente de opinión: Andrey Kovatchev

BREVE JUSTIFICACIÓN

La Comisión de Asuntos Exteriores celebra la propuesta de la Comisión de modificar el Reglamento (CE) nº 539/2001.

Tal como se detalla con precisión en la propuesta de la Comisión, es necesario actualizar el mecanismo de reciprocidad para que se atenga plenamente a las disposiciones del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE).

La Comisión de Asuntos Exteriores está de acuerdo en que el mecanismo de reciprocidad actual ha demostrado ser eficaz y no debe modificarse más allá del necesario ejercicio de codificación. Considera asimismo que es necesario debatir la cuestión en el Consejo y en el Parlamento Europeo antes de que la Comisión presente su propuesta de restablecimiento temporal de la obligación de visado para el tercer país de que se trate.

Acerca de la propuesta de inclusión de una cláusula de salvaguardia, esta comisión reconoce que la existencia de dicha cláusula, que ofrece un marco general para el futuro, puede ayudar a superar las reticencias de determinados Estados miembros a la hora de abrir el camino a nuevos procesos de liberalización de visados y aumentar la transparencia de las políticas y mecanismos de toma de decisiones de la UE frente a sus socios.

Si bien comprende la necesidad de indicadores relativos planteada en el artículo 1 bis, considera que debe producirse un aumento sustancial en números reales antes de activar la cláusula de salvaguardia. Acoge con satisfacción el compromiso de la Comisión de no automatizar y de evaluar si procede suprimir la exención de visado para un tercer país teniendo en cuenta el número de Estados miembros afectados y las repercusiones globales de la «situación de emergencia» concreta sobre la situación migratoria de la UE.

Insiste en que toda evaluación de una «situación de emergencia» por parte de la Comisión Europea debe tomar en consideración el contexto más amplio de la política exterior de la UE y, en particular, los efectos de la suspensión de la exención de visados sobre las políticas y la posición de la UE respecto del tercer país afectado y la región que lo rodea. La concesión de un régimen de exención de visados es siempre un elemento de las relaciones, más amplias, entre la UE y un tercer país o una región. De esta manera, la reintroducción de la obligación de visado no puede disociarse de este proceso más general y, en particular, no debe poner en peligro la coherencia de la política exterior de la UE.

Por lo tanto, esta comisión propone que la Comisión examine la notificación de un Estado miembro no solo a partir de los datos facilitados por los Estados miembros y los informes elaborados por Frontex o por la Oficina Europea de Apoyo al Asilo, sino basándose también en las evaluaciones preparadas por el Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE). Por lo tanto, los servicios pertinentes de la Comisión, al igual que Frontex y la Oficina Europea de Apoyo al Asilo, deben permitir la participación del SEAE en la fase más temprana posible.

ENMIENDAS

La Comisión de Asuntos Exteriores pide a la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior, competente para el fondo, que incorpore en su informe las siguientes enmiendas:

Enmienda    1

Propuesta de Reglamento

Considerando 1

Texto de la Comisión

Enmienda

(1) El presente Reglamento establece una cláusula de salvaguardia de visados que permite la suspensión rápida y temporal de la exención de visado para un tercer país de la lista positiva en caso de una situación de emergencia, cuando se necesite una respuesta urgente para resolver las dificultades a las que se enfrenten uno o más Estados miembros, y teniendo en cuenta el impacto global de la situación de emergencia en la Unión Europea en su conjunto.

(1) El presente Reglamento establece una cláusula de salvaguardia de visados que permite la suspensión rápida y temporal de la exención de visado para un tercer país de la lista positiva en caso de una situación de emergencia, cuando se necesite una respuesta urgente para resolver las dificultades a las que se enfrenten uno o más Estados miembros, y teniendo en cuenta el impacto global de la situación de emergencia en la Unión Europea en su conjunto y las repercusiones para sus políticas de relaciones exteriores con terceros países en los casos de suspensión de la exención de visado.

Justificación

Es importante destacar la necesidad de prestar atención también a las repercusiones de la reintroducción de la obligación de visado sobre la política exterior de la UE y sobre las relaciones con terceros países.

Enmienda    2

Propuesta de Reglamento

Artículo 1 – punto 2

Reglamento (CE) nº 539/2001

Artículo 1 bis – apartado 1

 

Texto de la Comisión

Enmienda

1. Los apartados 2 a 5 de este artículo se aplicarán en caso de que uno o más Estados miembros se enfrenten a una situación de emergencia, caracterizada por cualquiera de las situaciones siguientes:

1. Los apartados 2 a 5 de este artículo se aplicarán en caso de que uno o más Estados miembros se enfrenten a una situación de emergencia, caracterizada por cualquiera de las situaciones siguientes:

(a) un súbito incremento de al menos el 50 %, en un período de seis meses, del número de nacionales de un tercer país enumerado en el anexo II que se compruebe residen ilegalmente en el territorio del Estado miembro, en comparación con el anterior período de seis meses;

(a) un incremento súbito y sustancial, que afecte fuertemente a la situación migratoria general de los Estados miembros afectados, en un período de seis meses, del número de nacionales de un tercer país enumerado en el anexo II que se compruebe residen ilegalmente en el territorio del Estado miembro, en comparación con el mismo período del año anterior;

(b) un súbito incremento de al menos el 50 %, en un período de seis meses, en comparación con el periodo de seis meses anterior, del número de solicitudes de asilo de los nacionales de un tercer país enumerado en el anexo II para el cual la tasa de reconocimiento de solicitudes de asilo fue inferior al 3 % en ese período anterior de seis meses;

(b) un incremento súbito y sustancial, que afecte fuertemente a la situación migratoria general de los Estados miembros afectados, en un período de seis meses, en comparación con el mismo período del año anterior, del número de solicitudes de asilo de los nacionales de un tercer país enumerado en el anexo II para el cual la tasa de reconocimiento de solicitudes de asilo fue inferior al 3 % en ese período anterior de seis meses;

(c) un súbito incremento de al menos el 50 %, en un período de seis meses, del número de solicitudes de readmisión denegadas presentadas por un Estado miembro a un tercer país enumerado en el anexo II para sus propios nacionales, en comparación con el periodo de seis meses anterior.

(c) un incremento súbito y sustancial, que afecte fuertemente a la situación migratoria general de los Estados miembros afectados, del número de solicitudes de readmisión denegadas presentadas por un Estado miembro a un tercer país enumerado en el anexo II para sus propios nacionales, en comparación con el mismo período del año anterior.

Enmienda    3

Propuesta de Reglamento

Artículo 1 – punto 2

Reglamento (CE) nº 539/2001

Artículo 1 bis – apartado 3

 

Texto de la Comisión

Enmienda

3. La Comisión examinará la notificación teniendo en cuenta el número de Estados miembros afectados por cualquiera de las situaciones descritas en el apartado 1 y el impacto global del aumento de la situación migratoria de la Unión con arreglo a los datos proporcionados por los Estados miembros y los informes preparados por FRONTEX o por la Oficina Europea de Apoyo al Asilo, y podrá decidir suspender, en un plazo de tres meses tras la recepción de la notificación, la exención de visado para los nacionales del tercer país de que se trate por un período de seis meses. Dicha decisión se adoptará con arreglo al procedimiento establecido en el artículo 4 bis, apartado 2. La decisión determinará la fecha en la que la suspensión de la exención de visado surtirá efecto.

3. La Comisión examinará la notificación teniendo en cuenta el número de Estados miembros afectados por cualquiera de las situaciones descritas en el apartado 1 y el impacto global del aumento de la situación migratoria de la Unión con arreglo a los datos proporcionados por los Estados miembros y los informes preparados por Frontex o por la Oficina Europea de Apoyo al Asilo. La Comisión Europea tomará en consideración asimismo los efectos de una posible reintroducción de la obligación de visado sobre las políticas y la posición de la Unión respecto del tercer país afectado y la región que lo rodea, basándose en un informe del Servicio Europeo de Acción Exterior. Podrá decidir suspender, en un plazo de tres meses tras la recepción de la notificación, la exención de visado para los nacionales del tercer país de que se trate por un período de seis meses. Dicha decisión se adoptará con arreglo al procedimiento establecido en el artículo 4 bis, apartado 2. La decisión determinará la fecha en la que la suspensión de la exención de visado surtirá efecto.

Enmienda    4

Propuesta de Reglamento

Artículo 1 – punto 2

Reglamento (CE) nº 539/2001

Artículo 1 bis – apartado 3

 

Texto de la Comisión

Enmienda

3. La Comisión examinará la notificación teniendo en cuenta el número de Estados miembros afectados por cualquiera de las situaciones descritas en el apartado 1 y el impacto global del aumento de la situación migratoria de la Unión con arreglo a los datos proporcionados por los Estados miembros y los informes preparados por FRONTEX o por la Oficina Europea de Apoyo al Asilo, y podrá decidir suspender, en un plazo de tres meses tras la recepción de la notificación, la exención de visado para los nacionales del tercer país de que se trate por un período de seis meses. Dicha decisión se adoptará con arreglo al procedimiento establecido en el artículo 4 bis, apartado 2. La decisión determinará la fecha en la que la suspensión de la exención de visado surtirá efecto.

3. La Comisión informará sin demora al Parlamento Europeo y al Consejo sobre la notificación recibida por los Estados miembros afectados y examinará la notificación teniendo en cuenta el número de Estados miembros afectados por cualquiera de las situaciones descritas en el apartado 1 y el impacto global del aumento de la situación migratoria de la Unión con arreglo a los datos proporcionados por los Estados miembros y los informes preparados por Frontex o por la Oficina Europea de Apoyo al Asilo, y la Comisión enviará los resultados de su examen al Parlamento Europeo y al Consejo, que emitirán su dictamen en un tiempo oportuno, y, una vez emitido, la Comisión podrá decidir suspender la exención de visado para los nacionales del tercer país de que se trate por un período de seis meses. Dicha decisión se adoptará con arreglo al procedimiento establecido en el artículo 4 bis, apartado 2. La decisión determinará la fecha en la que la suspensión de la exención de visado surtirá efecto.

PROCEDIMIENTO

Título

Modificación del Reglamento (CE) n° 539/2001 del Consejo por el que se establecen la lista de terceros países cuyos nacionales están sometidos a la obligación de visado para cruzar las fronteras exteriores y la lista de terceros países cuyos nacionales están exentos de esa obligación

Referencias

COM(2011)0290 – C7-0135/2011 – 2011/0138(COD)

Comisión competente para el fondo

       Fecha del anuncio en el Pleno

LIBE

9.6.2011

 

 

 

Comisión(es) competente(s) para emitir opinión

       Fecha del anuncio en el Pleno

AFET

9.6.2011

 

 

 

Ponente(s)

       Fecha de designación

Andrey Kovatchev

21.6.2011

 

 

 

Fecha de aprobación

22.11.2011

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

40

1

2

Miembros presentes en la votación final

Frieda Brepoels, Elmar Brok, Marietta Giannakou, Andrzej Grzyb, Takis Hadjigeorgiou, Anna Ibrisagic, Othmar Karas, Ioannis Kasoulides, Evgeni Kirilov, Andrey Kovatchev, Eduard Kukan, Krzysztof Lisek, Sabine Lösing, Ulrike Lunacek, Barry Madlener, Francisco José Millán Mon, Annemie Neyts-Uyttebroeck, Raimon Obiols, Justas Vincas Paleckis, Ioan Mircea Paşcu, Cristian Dan Preda, Libor Rouček, José Ignacio Salafranca Sánchez-Neyra, Jacek Saryusz-Wolski, Werner Schulz, Marek Siwiec, Charles Tannock, Inese Vaidere, Kristian Vigenin

Suplente(s) presente(s) en la votación final

Laima Liucija Andrikienė, Elena Băsescu, Tanja Fajon, Diogo Feio, Monica Luisa Macovei, Emilio Menéndez del Valle, György Schöpflin, Traian Ungureanu, Ivo Vajgl, Renate Weber, Janusz Władysław Zemke

Suplente(s) (art. 187, apdo. 2) presente(s) en la votación final

Luís Paulo Alves, Sylvie Guillaume, Vladimir Urutchev


PROCEDIMIENTO

Título

Modificación del Reglamento (CE) n° 539/2001 del Consejo por el que se establecen la lista de terceros países cuyos nacionales están sometidos a la obligación de visado para cruzar las fronteras exteriores y la lista de terceros países cuyos nacionales están exentos de esa obligación

Referencias

COM(2011)0290 – C7-0135/2011 – 2011/0138(COD)

Fecha de la presentación al PE

24.5.2011

 

 

 

Comisión competente para el fondo

       Fecha del anuncio en el Pleno

LIBE

9.6.2011

 

 

 

Comisión(es) competente(s) para emitir opinión

       Fecha del anuncio en el Pleno

AFET

9.6.2011

 

 

 

Ponente(s)

       Fecha de designación

Agustín Díaz de Mera García Consuegra

12.7.2011

 

 

 

Examen en comisión

31.8.2011

29.11.2011

8.4.2013

 

Fecha de aprobación

8.4.2013

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

33

7

3

Miembros presentes en la votación final

Jan Philipp Albrecht, Edit Bauer, Emine Bozkurt, Arkadiusz Tomasz Bratkowski, Philip Claeys, Carlos Coelho, Agustín Díaz de Mera García Consuegra, Ioan Enciu, Frank Engel, Cornelia Ernst, Hélène Flautre, Kinga Gál, Kinga Göncz, Ágnes Hankiss, Anna Hedh, Salvatore Iacolino, Sophia in ‘t Veld, Lívia Járóka, Teresa Jiménez-Becerril Barrio, Timothy Kirkhope, Monica Luisa Macovei, Véronique Mathieu Houillon, Anthea McIntyre, Nuno Melo, Claude Moraes, Georgios Papanikolaou, Jacek Protasiewicz, Carmen Romero López, Birgit Sippel, Rui Tavares, Nils Torvalds, Wim van de Camp, Josef Weidenholzer, Tatjana Ždanoka, Auke Zijlstra

Suplente(s) presente(s) en la votación final

Jan Mulder, Salvador Sedó i Alabart, Marie-Christine Vergiat

Suplente(s) (art. 187, apdo. 2) presente(s) en la votación final

Preslav Borissov, Verónica Lope Fontagné, Gabriel Mato Adrover, Vittorio Prodi, José Ignacio Salafranca Sánchez-Neyra

Fecha de presentación

23.4.2013

Aviso jurídico - Política de privacidad