INFORME sobre el Informe de la UE de 2013 sobre la coherencia de las políticas en favor del desarrollo

6.3.2014 - (2013/2058(INI))

Comisión de Desarrollo
Ponente: Charles Goerens

Procedimiento : 2013/2058(INI)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento :  
A7-0161/2014

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO

sobre el Informe de la UE de 2013 sobre la coherencia de las políticas en favor del desarrollo

(2013/2058(INI))

El Parlamento Europeo,

–       Vistos los artículos 9 y 35 de la Declaración conjunta del Consejo y de los Representantes de los Gobiernos de los Estados miembros reunidos en el seno del Consejo, del Parlamento Europeo y de la Comisión sobre la política de desarrollo de la Unión Europea titulada «El consenso europeo sobre desarrollo»[1],

–       Visto el artículo 208 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, que establece que «la Unión tendrá en cuenta los objetivos de la cooperación para el desarrollo al aplicar las políticas que puedan afectar a los países en desarrollo»,

–       Vistos las sucesivas conclusiones del Consejo, los informes bienales de la Comisión y las resoluciones del Parlamento Europeo sobre la coherencia de las políticas en favor del desarrollo (CPD), en particular su Resolución, de 25 de octubre de 2012, sobre el Informe de la UE de 2011 sobre la coherencia de las políticas en favor del desarrollo[2],

–       Visto el documento de trabajo de los servicios de la Comisión sobre el Plan de Acción de la UE para la igualdad de género y la autonomía de las mujeres en el desarrollo 2010-2015 (SEC(2010)0265) y las Conclusiones del Consejo, de 14 de junio de 2010, sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio en las que se aprueba el respectivo Plan de Acción de la UE,

–       Visto el documento de trabajo de la Comisión sobre la coherencia de las políticas en favor del desarrollo en 2013 (SWD(2013)0456),

–       Visto el artículo 48 de su Reglamento,

–       Visto el informe de la Comisión de Desarrollo (A7-0161/2014),

A.     Considerando que en el Marco Estratégico y el Plan de Acción para los derechos humanos y la democracia de la UE adoptados en 2012 se afirma que la UE ha de fomentar los derechos humanos en todos los ámbitos de su acción externa sin excepción;

B.     Considerando que una visión europea basada en la solidaridad, de manera que la pobreza «interna» no esté reñida con la existente fuera de las fronteras de la Unión, es la única capaz de superar los conflictos de intereses entre las distintas políticas de la Unión y conciliar estas últimas con los imperativos de desarrollo;

C.     Considerando que la CPD está reconocida en la actualidad como una obligación y se entiende como un instrumento de política global y un proceso destinado a integrar las múltiples dimensiones del desarrollo en todas las fases de elaboración de las políticas;

D.     Considerando que todas las políticas de la Unión tienen un impacto externo, por lo que deben concebirse para responder a las necesidades a largo plazo de los países en desarrollo con el fin de ayudarles a luchar contra la pobreza, garantizar una protección social y unos ingresos dignos, así como velar por el respeto de los derechos humanos fundamentales y los derechos económicos y medioambientales;

E.     Considerando que la CPD debe basarse en el reconocimiento del derecho de un país o de una región a definir democráticamente sus propias políticas, prioridades y estrategias con el fin de garantizar los medios de subsistencia de su población;

F.     Considerando que la Unión debe asumir un auténtico liderazgo en la promoción de la CPD;

G.     Considerando que el actual marco europeo de desarrollo carece de mecanismos eficaces para evitar o subsanar las incoherencias resultantes de las políticas aplicadas por la Unión;

H.     Considerando que el Parlamento Europeo, si bien ha progresado en cuanto al seguimiento de las políticas con un impacto notable en el desarrollo, aún dista mucho de poder garantizar una coherencia óptima y evitar algunas incongruencias con el fin de asumir plenamente el papel institucional que se le ha conferido;

I.      Considerando que, en el marco posterior a 2015, la CPD debe apoyarse en una acción orientada hacia responsabilidades comunes pero diferenciadas, que propicie un diálogo político integrador;

J.      Considerando las conclusiones que pueden extraerse de la experiencia de los países de la OCDE y, en particular, de la labor realizada por la unidad CPD en su secretaría general;

K.     Considerando que la coordinación de las políticas de desarrollo y de los programas de ayuda de los Estados miembros de la UE es un elemento importante del programa de la CPD; que se calcula que se podrían economizar hasta 800 millones de euros cada año en los costes de las transacciones si la UE y sus Estados miembros concentraran sus esfuerzos de ayuda en un menor número de países y actividades;

L.     Considerando que la eficacia de la política de desarrollo de la UE se ve obstaculizada por la fragmentación y la duplicación de las políticas y los programas de ayuda en los Estados miembros; que un enfoque más coordinado a escala de la UE reduciría la carga administrativa y los costes correspondientes;

M.    Considerando que en el informe del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) titulado «ICPD Beyond 2014 Global Report» (Informe global sobre la CIPD después de 2014) y presentado el 12 de febrero de 2014 se insiste en que la protección de las mujeres y los adolescentes afectados por la violencia debe ser una prioridad de la agenda internacional en materia de desarrollo;

Operatividad de la CPD

1.      Propone que para asegurar la CPD se establezca un mecanismo de arbitraje, que se confíe al Presidente de la Comisión Europea, y que, en caso de divergencias entre las distintas políticas de la Unión, corresponda al Presidente de la Comisión asumir plenamente su responsabilidad política sobre las grandes orientaciones y zanjar la cuestión en virtud de los compromisos contraídos por la Unión en el ámbito de la CPD; considera que, tras una fase de determinación de los problemas, podría preverse una reforma de los procedimientos de toma de decisiones dentro de los servicios de la Comisión y en el ámbito de la cooperación entre los diferentes servicios;

2.      Pide a la Unión Europea, a los Estados miembros y a sus instituciones colaboradoras que velen por que el nuevo marco posterior a 2015 incluya un objetivo relativo a la CPD que permita establecer indicadores fiables para medir los avances de los donantes y los socios, así como evaluar el impacto de las distintas políticas en el desarrollo aplicando, en particular, un enfoque CPD a cuestiones primordiales como el crecimiento demográfico, la seguridad alimentaria mundial, los flujos financieros ilícitos, la migración, el clima y el crecimiento ecológico;

3.      Señala la importancia que reviste el papel del Servicio Europeo de Acción Exterior en la aplicación de la CPD, especialmente la función que desempeñan las delegaciones de la UE a la hora de controlar, observar y facilitar las consultas y el diálogo con las partes interesadas y los países asociados sobre el impacto de la política de la UE en los países en desarrollo; subraya la necesidad de entablar un debate más amplio con todas las partes interesadas pertinentes, como las ONG y las organizaciones de la sociedad civil;

4.      Lamenta que el documento SWD(2013)0456 presentado por la Comisión sea un mero documento de trabajo que, a diferencia de la comunicación inicialmente prevista tras el documento de trabajo de 2011, no requiere la aprobación del Colegio de Comisarios, lo cual resulta paradójico tratándose de un texto que aborda un ámbito tan político como la CPD;

5.      Pide a la Comisión que mantenga su compromiso en el ámbito del desarrollo y los derechos humanos y recuerda el papel que corresponde a esta última a la hora de impulsar y coordinar las políticas de la Unión; considera que la Comisión debe promover activamente una visión coherente y moderna del desarrollo humano con el fin de alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio y cumplir sus compromisos;

6.      Pide a la Comisión que encargue la elaboración de evaluaciones retroactivas independientes y periódicas del impacto en materia de desarrollo de las políticas clave, tal y como ha solicitado el Consejo; hace hincapié en la necesidad de mejorar el sistema de evaluación del impacto de la Comisión recogiendo explícitamente la CPD y garantizando que el desarrollo se convierta en el cuarto elemento central del análisis, junto con los impactos económico, social y medioambiental;

7.      Subraya la necesidad de instaurar una verdadera pedagogía sobre la manera de integrar la CPD en los diversos ámbitos de acción política, ya que la pedagogía constituye el elemento clave para sensibilizar a los ciudadanos europeos en el marco de «2015 – Año Europeo del Desarrollo»; pide a la Comisión y al SEAE que ofrezcan una formación específica sobre CPD e impacto en materia de desarrollo al personal encargado de servicios no relacionados con el desarrollo;

8.      Reitera la necesidad de nombrar a un ponente permanente sobre la agenda del desarrollo posterior a 2015, que deberá velar asimismo por que se tenga debidamente en cuenta la CPD;

9.      Destaca el importante papel que podría desempeñar el Parlamento Europeo en el proceso de promoción de la CPD concediéndole prioridad en las agendas parlamentarias, aumentando el número de reuniones entre comisiones y de reuniones interparlamentarias sobre la CPD, impulsando el diálogo sobre la CPD con los países socios y favoreciendo el intercambio de opiniones con la sociedad civil; recuerda que las reuniones anuales estructuradas celebradas entre los Parlamentos nacionales de los Estados miembros y el Parlamento Europeo son un medio importante para reforzar la CPD y la coordinación;

10.    Subraya la necesidad de crear un mecanismo independiente dentro de la Unión que reciba y tramite oficialmente las quejas presentadas por ciudadanos o comunidades afectados por las políticas de la Unión;

11.    Hace hincapié en la necesidad de que la CPD garantice la participación activa de la sociedad civil (incluidos los grupos de mujeres), la capacitación de la mujer en los procesos de toma de decisiones y la participación plena de expertos en género;

Ámbitos de acción prioritarios

12.    Pide que la gestión de los flujos migratorios sea coherente con las políticas de desarrollo de la UE y de sus países socios; considera que ello exige una estrategia que aborde las circunstancias políticas, socioeconómicas y culturales y revitalice las relaciones globales de la Unión con sus vecinos más próximos; destaca asimismo la importancia de abordar los problemas relacionados con la integración social y profesional de los inmigrantes y con la ciudadanía, colaborando con los países de origen y de tránsito;

13.    Señala que comercio y desarrollo no siempre se conjugan a la perfección; considera que los países en desarrollo deberían aplicar aperturas selectivas de sus mercados; destaca la importancia de la responsabilidad social y medioambiental del sector privado y considera que la liberalización del comercio no debe dejar de lado las condiciones sociales y medioambientales, como las establecidas en las normas de la OIT; recuerda la necesidad de incluir estas referencias en los acuerdos de la OMC con objeto de evitar el dumping social y medioambiental;

14.    Recuerda, a este respecto, que el coste de la integración de dichas normas es muy inferior a las consecuencias que tendría su incumplimiento para la protección social, la salud humana y la esperanza de vida;

15.    Celebra que la UE haya reconocido la importancia de las pequeñas explotaciones agrícolas en la lucha contra el hambre, y pide que se evalúe sistemáticamente el impacto de las políticas agrícola, comercial y energética de la UE, incluida la política en materia de biocombustibles, que pueden tener efectos perjudiciales para los países en desarrollo;

16.    Reitera que debe prestarse más atención a un desarrollo óptimo de las sinergias entre las políticas de cambio climático de la UE y sus objetivos de desarrollo, especialmente en lo relativo a las herramientas y a los instrumentos empleados y a los beneficios colaterales para el desarrollo y/o la adaptación al cambio climático;

17.    Considera que debe hacerse frente al reto del cambio climático mediante reformas estructurales y solicita una evaluación sistemática de los riesgos vinculados al cambio climático en todos los aspectos de la planificación política y de la toma de decisiones, incluidos los ámbitos relacionados con el comercio, la agricultura y la seguridad alimentaria; solicita que los resultados de esta evaluación se utilicen en el marco del Instrumento de Cooperación al Desarrollo 2014-2020 para elaborar documentos de estrategia nacional y regional claros y coherentes;

18.    Considera, aun reconociendo la atención que se presta a diversos aspectos de la CPD, que la UE debe adoptar medidas concretas para luchar contra la evasión fiscal y acabar con los paraísos fiscales; pide a la Comisión que en el informe anual sobre la aplicación de la Iniciativa de las materias primas incluya también información sobre el impacto de los nuevos acuerdos, programas e iniciativas en los países en desarrollo que disponen de recursos abundantes;

19.    Reconoce el elevado grado de responsabilidad que tiene la UE de garantizar que sus actividades pesqueras respeten las mismas normas en términos de sostenibilidad ecológica y social y transparencia tanto dentro como fuera de las aguas de la Unión; señala que esa coherencia exige una coordinación en el seno de la Comisión y entre la Comisión y los Gobiernos de los distintos Estados miembros;

20.    Subraya que los acuerdos de pesca entre la Unión y terceros países, sobre todo en el caso de países en desarrollo, deben ser principalmente herramientas destinadas a consolidar las relaciones de asociación de la Unión con los países en desarrollo e inscribirse en un contexto de pesca sostenible que ayude a estos países a desarrollar su propia economía;

21.    Recuerda, en particular, su compromiso de evitar la financiación de infraestructuras energéticas a gran escala que tengan repercusiones sociales y medioambientales negativas;

22.    Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo y a la Comisión.

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

La coherencia de las políticas en favor del desarrollo (CPD) se ha convertido en un instrumento de política global.

El objetivo de dicho «instrumento» consiste en prevenir las incoherencias resultantes de las políticas aplicadas por la UE con objeto de evitar repercusiones negativas en los países en desarrollo.

Aunque el informe Schnieber-Jastram (2012/2063(INI)) del ejercicio anterior es de lo más exhaustivo y nos sirve de «guía», el ponente desearía centrarse en el método y los mecanismos capaces de garantizar una coherencia óptima para evitar algunas inconsecuencias.

Las propuestas en las que se basa este informe son:

−  un mecanismo de arbitraje que se confíe al Presidente de la Comisión Europea, quien deberá zanjar en virtud de los compromisos contraídos por la Unión en el ámbito de la CPD (apartado 1);

−  el importante papel que el Parlamento Europeo podría desempeñar en el proceso de promoción de la CPD (apartado 7);

−  la necesidad de crear un mecanismo independiente dentro de la Unión que reciba y tramite oficialmente las quejas presentadas por ciudadanos o comunidades afectados por las políticas de la Unión (apartado 8).

Por último, el ponente lamenta que, en lugar de presentar una comunicación tal como se había previsto inicialmente, la Comisión haya presentado un simple documento de trabajo.

Aún más de lamentar es que este tipo de documento no requiere la aprobación del Colegio de Comisarios a pesar de tratarse, en este caso, de una propuesta de gran envergadura política.

RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN COMISIÓN

Fecha de aprobación

3.3.2014

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

15

0

0

Miembros presentes en la votación final

Ricardo Cortés Lastra, Véronique De Keyser, Eva Joly, Miguel Angel Martínez Martínez, Gay Mitchell, Bill Newton Dunn, Maurice Ponga, Michèle Striffler, Ivo Vajgl

Suplente(s) presente(s) en la votación final

Kriton Arsenis, Agustín Díaz de Mera García Consuegra, Isabella Lövin, Csaba Őry, Judith Sargentini, Horst Schnellhardt