INFORME sobre los medios de comunicación europeos en la Década Digital: un plan de acción para apoyar la recuperación y la transformación

6.10.2021 - (2021/2017(INI))

Comisión de Cultura y Educación
Ponente: Dace Melbārde


Procedimiento : 2021/2017(INI)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento :  
A9-0278/2021
Textos presentados :
A9-0278/2021
Textos aprobados :


PR_INI

ÍNDICE

Página:

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

INFORMACIÓN SOBRE LA APROBACIÓN EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EL FONDO

VOTACIÓN FINAL NOMINAL EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EL FONDO



 

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO

sobre los medios de comunicación europeos en la Década Digital: un plan de acción para apoyar la recuperación y la transformación

(2021/2017(INI))

El Parlamento Europeo,

 Visto el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, y en particular sus artículos 167 y 173,

 Vista la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, y en particular su artículo 11,

 Visto el Protocolo n.º 29 sobre el sistema de radiodifusión pública de los Estados miembros anexo al Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (Protocolo de Ámsterdam),

 Vista la propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo relativo a un mercado único de servicios digitales (Ley de servicios digitales) y por el que se modifica la Directiva 2000/31/CE (COM/2020/0825),

 Vista la propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo sobre mercados disputables y equitativos en el sector digital (Ley de Mercados Digitales) (COM/2020/0842),

 Vistas las Conclusiones del Consejo, de 18 de mayo de 2021, relativas a los medios de comunicación europeos en la Década Digital: un plan de acción para apoyar la recuperación y la transformación,

 Vistas las Conclusiones del Consejo, de 15 de diciembre de 2020, sobre el refuerzo de la resiliencia y la lucha contra las amenazas híbridas, en particular la desinformación en el contexto de la pandemia de COVID-19,

 Vistas las Conclusiones del Consejo, de 7 de junio de 2019, sobre la mejora de la circulación transfronteriza de las obras audiovisuales europeas, prestando especial atención a las coproducciones,

 Vista la Comunicación de la Comisión, de 26 de mayo de 2021, titulada «Agencias europeas — Orientaciones para el futuro» (COM(2021)0262),

 Vista la Directiva (UE) 2019/882 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 17 de abril de 2019, sobre los requisitos de accesibilidad de los productos y servicios[1],

 Vistas las Conclusiones del Consejo, de 19 de diciembre de 2018, sobre el fomento de los contenidos europeos en la economía digital,

 Vista los resultados de la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa, publicada por Reporteros sin Fronteras, así como los del Observatorio del Pluralismo de los Medios de Comunicación del Centro para el Pluralismo y la Libertad de los Medios de Comunicación del Instituto Universitario Europeo, de julio de 2020,

 Vista la Directiva (UE) 2019/790 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 17 de abril de 2019, sobre los derechos de autor y derechos afines en el mercado único digital[2],

 Visto el Reglamento (UE) 2021/523 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 24 de marzo de 2021, por el que se establece el Programa InvestEU[3],

 Vista la Directiva (UE) 2018/1808, de 14 de noviembre de 2018, por la que se modifica la Directiva 2010/13/UE sobre la coordinación de determinadas disposiciones legales, reglamentarias y administrativas de los Estados miembros relativas a la prestación de servicios de comunicación audiovisual (Directiva de servicios de comunicación audiovisual), habida cuenta de la evolución de las realidades del mercado,

 Vistas las Conclusiones del Consejo, de 18 de noviembre de 2020, sobre la salvaguardia de un sistema de medios de comunicación libre y pluralista,

 Vista la Comunicación de la Comisión, de 3 de diciembre de 2020, titulada «Los medios de comunicación europeos en la Década Digital: un plan de acción para apoyar la recuperación y la transformación» (COM(2020)0784),

 Vista la Comunicación de la Comisión, de 3 de diciembre de 2020, titulada «Plan de Acción para la Democracia Europea» (COM(2020)0790),

 Vista la Comunicación de la Comisión, de 25 de noviembre de 2020, titulada «Aprovechar al máximo el potencial innovador de la UE: un plan de acción en materia de propiedad intelectual e industrial para apoyar la recuperación y la resiliencia de la UE» (COM(2020)0760),

 Vistas las disposiciones de la Carta Europea de las Lenguas Regionales o Minoritarias, de 1 de marzo de 1998,

 Vista la Comunicación conjunta de la Comisión Europea y de la alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, de 28 de marzo de 2018, titulada «Plan de Acción contra la Desinformación» (JOIN(2018)0036),

 Vista la Comunicación conjunta de la Comisión Europea y de la alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, de 6 de abril de 2016, titulada «Marco común para la lucha contra las amenazas híbridas: una respuesta de la Unión Europea» (JOIN (2016) 0018),

 Vista su Resolución, de 25 de noviembre de 2020, sobre el refuerzo de la libertad de los medios de comunicación: protección de los periodistas en Europa, discurso del odio, desinformación y papel de las plataformas[4],

 Vistos los objetivos digitales para 2030 expuestos en la Comunicación de la Comisión, de 9 de marzo de 2021, titulada «Brújula Digital 2030: el enfoque de Europa para el Decenio Digital» (COM(2021)0118),

 Vistas las Conclusiones del Consejo, de 26 de mayo de 2020, relativas al ámbito de la cultura y el sector audiovisual,

 Vistas las Conclusiones del Consejo, de 9 de junio de 2020, sobre la configuración del futuro digital de Europa,

 Vistas las Conclusiones del Consejo, de 12 de diciembre de 2018, sobre el Plan de trabajo en materia de cultura 2019-2022,

 Vistas las Conclusiones del Consejo, de 26 de noviembre de 2013, sobre la libertad y el pluralismo de los medios de comunicación en el entorno digital,

 Vista su Resolución, de 17 de abril de 2020, sobre la acción coordinada de la Unión para luchar contra la pandemia de COVID-19 y sus consecuencias[5],

 Vista la propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo, de 30 de mayo de 2018, por el que se establece el programa Europa Creativa (2021 a 2027) (COM(2018)0366),

 Visto el estudio de julio de 2020 solicitado por la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior titulado «Seguridad de los periodistas y lucha contra la corrupción en la UE»,

 Visto el informe del Observatorio Europeo del Sector Audiovisual titulado «IRIS Plus 2020-2: la industria audiovisual europea en la época de la COVID-19», de junio de 2020,

 Visto el informe de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, de 3 de enero de 2020, titulado «Amenazas a la libertad de los medios de comunicación y a la seguridad de los periodistas en Europa»,

 Visto el informe del Centro para el Pluralismo y la Libertad de los Medios de Comunicación, de julio de 2020, titulado «Media Pluralism Monitor 2020 Results» (Resultados del Seguimiento del pluralismo de los medios de comunicación 2020),

 Vista su Resolución, de 17 de septiembre de 2020, sobre la recuperación cultural de Europa[6],

 Vista su Resolución, de 15 de septiembre de 2020, sobre las medidas efectivas para ecologizar Erasmus+, Europa Creativa y el Cuerpo Europeo de Solidaridad[7],

 Visto el artículo 54 de su Reglamento interno,

 Visto el informe de la Comisión de Cultura y Educación (A9-0278/2021),

A. Considerando que, a efectos del presente informe, debe entenderse que el término «medios de información» incluye todos los medios de comunicación editorial, como la televisión, la radio y la edición, incluidos los periódicos y revistas y los medios digitales;

B. Considerando que, a efectos del presente informe, debe entenderse que el término «sector audiovisual» abarca los sectores e industrias de radiodifusión, audio, vídeo y multimedia en todas sus formas, incluidos los cines y otros espacios físicos;

C. Considerando que, a efectos del presente informe, los términos «medios de comunicación» y «sector de los medios de comunicación» comprenden tanto el sector de los medios informativos como el sector audiovisual;

D. Considerando que los sectores de la cultura y la creación, de los que son parte esencial el sector de los medios informativos y el sector audiovisual, se encuentran entre los más afectados por las consecuencias de la COVID-19, especialmente las microempresas, pequeñas y medianas empresas (pymes); que se espera, además, que estos sectores se recuperen a un ritmo más lento que la economía general; que las consecuencias de la pandemia han afectado de manera diferente a los distintos agentes de los sectores e industrias audiovisuales y de los medios informativos, por lo que estos se enfrentan a retos diversos que deben abordarse con medidas específicas para superar la crisis;

E. Considerando que el sector audiovisual se ha visto gravemente afectado y ha sufrido enormes pérdida económicas —una caída de casi el 70 % de los ingresos por taquilla de las salas de cine y los distribuidores en 2020, lo que ha supuesto una disminución total de los ingresos por valor de 4 000 millones de euros[8], una caída del 30 % de las actividades de producción y una paralización total de las coproducciones—, que amenaza la capacidad del sector para recuperarse y pone en jaque la financiación y la circulación de las películas y la cultura europeas[9]; que estos sectores se enfrentan a diversos retos, como el aumento de los costes de funcionamiento debido a medidas más estrictas en materia de salud y seguridad;

F. Considerando que las salas y los festivales de cine desempeñan un papel central en el ecosistema audiovisual europeo, en particular en lo que respecta a la distribución, pero también a la experiencia visual que brindan a los europeos; que las medidas sanitarias en vigor impiden que estos centros físicos funcionen a pleno rendimiento, si es que funcionan; que, en los lugares en los que los cines han vuelto a abrir, el número de espectadores ha vuelto a alcanzar una cifra similar a la de antes de la pandemia de COVID-19;

G. Considerando que la pandemia ha provocado el cese repentino de las inversiones publicitarias, las cuales son una fuente esencial de ingresos para el sector en general; que, según las primeras estimaciones, los ingresos publicitarios de los medios informativos cayeron entre un 20 % y un 80 %[10]; que las organizaciones de los medios de comunicación, especialmente las pymes, a menudo tienen problemas de liquidez;

H. Considerando que el abanico de organizaciones y empresas del sector de los medios informativos abarca desde profesionales independientes, como periodistas o personal técnico, hasta organismos públicos de radiodifusión y grandes conglomerados de medios de comunicación con un alto grado de integración vertical, pequeños medios informativos locales y regionales y una amplia gama de asociaciones sin ánimo de lucro; Considerando que la mayoría de Estados miembros se caracterizan por un alto grado de concentración del mercado con monopolios u oligopolios en los sectores de radiodifusión, oligopolios en la prensa y una competencia significativa en la publicación de libros y revistas[11];

I. Considerando que, además de los efectos de la pandemia, el sector de los medios de comunicación también se enfrenta a desafíos importantes relacionados con la transición digital y su impacto en el modelo de negocio global del sector; Considerando que deben tomarse más medidas para establecer un entorno en línea seguro, justo y competitivo que también salvaguarde los derechos fundamentales de los ciudadanos; que la Comisión debe promover la transformación de nuevos modelos empresariales de medios sonoros y audiovisuales en el ámbito digital;

J. Considerando que unos medios de comunicación y un periodismo profesional de calidad, dotados de una financiación adecuada e independientes constituyen un pilar esencial de la democracia y el Estado de Derecho; que durante la última década la libertad de los medios de comunicación se ha deteriorado gravemente; que la crisis de la COVID-19 ha reforzado la importancia de un periodismo de alta calidad que pueda informar a los ciudadanos y fomentar su pensamiento crítico; que es necesario reequilibrar el ecosistema de la información, desde el control de acceso a los contenidos hasta los medios de comunicación; que deben hacerse todos los esfuerzos posibles para garantizar la solidez del sector de los medios de comunicación, garantizar su independencia de las presiones económicas y políticas y aumentar la libertad y el pluralismo de los medios de comunicación[12], así como promover mejores normas en el sector, tanto en línea como fuera de línea, y garantizar la seguridad de los periodistas y las fuentes de información; que la transparencia de la financiación de los medios de comunicación es un elemento fundamental para fomentar la confianza de los ciudadanos europeos;

K. Considerando que el sector de los medios informativos y el sector audiovisual desempeñan un papel fundamental en el fomento de la resiliencia y la inclusividad de nuestras sociedades democráticas, de la diversidad cultural y del pluralismo de los medios de comunicación; que la cadena de valor del sector de los medios informativos y del sector audiovisual está formada por diversos agentes y empresas que producen, difunden o exhiben contenidos a menudo sujetos a derechos de propiedad intelectual, y que estos sectores están compuestos principalmente por pymes, lo que contribuye a promover, reforzar y fomentar la diversidad cultural, lingüística, social y política de Europa; que, por consiguiente, la estructuración del sector audiovisual y de los medios de comunicación europeos como una industria competitiva debe ir acompañada de la promoción de la diversidad cultural y del acceso al mercado para los operadores más pequeños;

L. Considerando que la estrategia sectorial prevista en el Plan de acción para los medios de comunicación y audiovisuales debe ser lo más holística posible, aprovechando plenamente todo el potencial de influencia para alentar las inversiones en los sectores informativo y de la edición, así como en el sector audiovisual; que el objetivo del plan debe ser fomentar la diversidad cultural, artística e industrial en todas las cadenas de valor; que las acciones previstas en el plan deben seguir basándose en la revisión de la Directiva de servicios de comunicación audiovisual y en el capítulo MEDIA del programa Europa Creativa para apoyar el acceso legal al cine y a las obras audiovisuales y su disponibilidad en toda Europa con el fin de ofrecer al público contenidos de calidad culturalmente diversos;

M. Considerando que la Unión y los Estados miembros deben poner en marcha medidas encaminadas a garantizar que los medios de comunicación se basen en valores públicos y que sean abiertos, democráticos, sostenibles e inclusivos y que este marco cree un espacio en el que las mujeres, las personas pertenecientes a minorías raciales y étnicas, los migrantes y los refugiados, así como los miembros de las comunidades de LGBTIQ+ y las personas con discapacidad ocupen puestos creativos y que impliquen la toma de decisiones;

N. Considerando que, debido a la crisis de la COVID-19, los Estados miembros sufrieron demoras en la aplicación de la Directiva (UE) 2019/790 sobre los derechos de autor y derechos afines en el mercado único digital, la Directiva (UE) 2019/789 por la que se establecen normas sobre el ejercicio de los derechos de autor y derechos afines aplicables a determinadas transmisiones en línea de los organismos de radiodifusión y a las retransmisiones de programas de radio y televisión, y la Directiva (UE) 2018/1808 sobre la prestación de servicios de comunicación audiovisual (Directiva de servicios de comunicación audiovisual); que los Estados miembros deben aprovechar estas demoras para incluir en su legislación de ejecución soluciones audaces para abordar los retos derivados de la crisis o que debido a ella se han vuelto aún más difíciles en el sector audiovisual europeo, como la remuneración de los creadores por la explotación en línea de sus obras y la inversión financiera de las plataformas mundiales en la producción local;

O. Considerando que los sectores de los medios informativos y la radiodifusión se beneficiarían de un enfoque más coherente y holístico; que la Comisión anunció su intención de presentar una Ley sobre la libertad de los medios de comunicación; que al presentarla, debería basarse en iniciativas existentes, como el Plan de Acción para la Democracia, el Plan de Acción para los Medios de Comunicación y el Sector Audiovisual, la Ley de Servicios Digitales y la Ley de Mercados Digitales, en lugar de centrarse en crear en nuevas leyes;

P. Considerando que los derechos de concesión de licencias territoriales y exclusivos resultan vitales para los sectores cinematográfico y audiovisual a efectos de preservar y garantizar su creatividad, financiación, libertad y sostenibilidad a largo plazo;

Q. Considerando que las políticas en materia de información y comunicación deben tener en cuenta la accesibilidad de los contenidos para las personas con discapacidad sensorial, de conformidad con las diferentes directivas de la Unión;

Recuperación y apoyo

1. Destaca las consecuencias de la recesión económica y reitera enérgicamente su llamamiento a la Comisión y a los Estados miembros para que aumenten el apoyo disponible para el sector audiovisual y el sector de los medios informativos, así como para los sectores de la cultura y la creación en general, prestando especial atención a las pymes; considera que deben incrementarse las asignaciones para el sector de los medios informativos y el sector audiovisual en los distintos programas del marco financiero plurianual (MFP); señala la necesidad de que la Unión y los Estados miembros apoyen a estos sectores y pide a la Comisión que anime encarecidamente a los Estados miembros a aumentar su apoyo con cargo a los fondos disponibles a través de sus planes nacionales de recuperación aprobados, de modo que estos sectores puedan recuperarse plenamente de la pandemia, ser más sostenibles y continuar su transición ecológica y digital; considera que debe prestarse una atención especial en todas las iniciativas a los medios de comunicación locales y regionales y a los medios informativos que operan en mercados pequeños; subraya la necesidad de un mecanismo de apoyo transparente y abierto para mantener la independencia de los medios de comunicación;

2. Acoge con satisfacción la puesta en marcha de la iniciativa «NOTICIAS» destinada al sector de los medios informativos, incluida la propuesta de crear un Foro Europeo de los Medios Informativos, que debe ser lo más inclusivo posible y dar lugar a profundos debates con los sectores pertinentes sobre sus transformaciones en curso; pide a la Comisión que desarrolle más esta iniciativa y la haga permanente, si así lo solicitan las partes interesadas; celebra que esta iniciativa reciba el respaldo de diferentes programas del MFP; subraya, no obstante, la necesidad de desarrollar una supervisión completa de la iniciativa para garantizar el uso apropiado de los fondos de la Unión; reitera enérgicamente sus numerosos llamamientos en favor de la creación de un fondo de la Unión permanente para los medios informativos, con el fin de potenciar la cobertura informativa independiente, salvaguardar la independencia de los periodistas y el periodismo europeos y garantizar la libertad de la prensa; destaca que los servicios de creación de capacidad que complementen la iniciativa «NOTICIAS» también deben hacer hincapié en los medios de comunicación locales y regionales;

3. Celebra la creación de una herramienta interactiva a medida que ayude a las organizaciones de medios de comunicación a acceder a las oportunidades de financiación tanto a escala nacional como de la Unión; considera que en particular las organizaciones de medios de comunicación de menor tamaño podrían beneficiarse en gran medida de formación y apoyo personalizados; hace hincapié en que dicha herramienta debe ser fácil de utilizar y ofrecer también un apoyo técnico adecuado a lo largo de todo el proceso de solicitud;

4. Celebra la adopción del nuevo programa Europa Creativa y subraya su importancia, y acoge con satisfacción la introducción de nuevas acciones, en el marco del capítulo intersectorial renovado, centradas en mejorar la libertad de los medios de comunicación, el periodismo de alta calidad y la alfabetización mediática; considera que el acceso a este apoyo y su pronta prestación son cruciales; considera, no obstante, que el apoyo disponible es insuficiente, dadas las necesidades financieras del sector; pide a la Comisión que haga pleno uso de la financiación disponible para el sector de los medios informativos en el marco del actual capítulo intersectorial del presente período de programación;

5. Señala que el sector audiovisual necesita con urgencia apoyo firme y sostenible a través de los diversos programas de financiación de la Unión, como Horizonte Europa, el capítulo MEDIA de Europa Creativa y los Fondos de Cohesión; recuerda que, en cuanto al acceso a la financiación, las barreras administrativas deben reducirse y se debe brindar una mayor flexibilidad a los solicitantes, en particular a las pymes, que representan la inmensa mayoría de las partes interesadas del sector;

6. Recuerda que el subprograma MEDIA de Europa Creativa debe esforzarse por garantizar una financiación equilibrada entre los Estados miembros y entre sus diferentes vertientes y géneros; recuerda que es esencial para el sector que los Estados miembros cultiven un ecosistema de agentes independientes como impulsor clave de la diversidad de la creación;

7. Acoge favorablemente la creación de una iniciativa piloto de inversiones en capital a través de InvestEU, que podrá apoyar al sector de los medios informativos de formas innovadoras; pide a la Comisión que dote a esta iniciativa piloto de medios financieros adecuados;

8. Lamenta que algunas partes del ecosistema de los medios de comunicación no estén comprendidas en las medidas de apoyo actuales; pide a la Comisión que siga explorando sistemas de apoyo específicos para los sectores informativos y que se plantee establecer este tipo de apoyos para el ámbito de la coproducción audiovisual; insiste en que las acciones de apoyo presten especial atención a los Estados miembros con escasa capacidad de producción audiovisual; subraya los beneficios de compartir mejores prácticas entre ellos para apoyar el ecosistema audiovisual;

9. Insta a la Comisión a que reconozca el carácter único de Euranet Plus como una red de radio independiente que colma con éxito la brecha de información entre la Unión y sus ciudadanos reforzando la comprensión y promoviendo el debate en todos los ámbitos de la elaboración de políticas de la Unión; pide una renovación de la actual financiación básica de Euranet Plus en forma de un convenio de subvención transitorio por un período de al menos dos años, de modo que pueda elaborar un plan estratégico a largo plazo que tenga como objetivo seguir desarrollando la red hasta finales de 2027, con vistas a ampliar el número de sus miembros y su cobertura geográfica y lingüística, prepararse para la transformación digital e invertir en nuevas mejoras de sus productos y servicios;

10. Pide a la Comisión que lleve a cabo un estudio sobre el apoyo financiero de los medios informativos en la Unión, desarrolle directrices y facilite el intercambio de información y buenas prácticas entre los Estados miembros en materia de mecanismos de financiación pública; reitera que el estudio debe ser realizado por organismos independientes; recuerda al mismo tiempo la responsabilidad de los Estados miembros en lo que respecta a las políticas de cultura, educación, juventud y medios de comunicación y, más concretamente, los mecanismos de financiación en estos ámbitos que deben ser claros y transparentes;

11. Recuerda que los medios de comunicación más pequeños no pueden competir con los grandes medios de comunicación en regímenes generales, y pide a los Estados miembros que apoyen la producción de contenidos en lenguas regionales y minoritarias y su difusión generalizada en diferentes plataformas;

12. Observa que, aunque la base de datos de LUMIERE VOD y otras bases de datos del Observatorio Europeo del Sector Audiovisual recopilan información abundante sobre el origen de los contenidos de las plataformas de vídeos a la carta, no se dispone datos sobre la presencia de subtítulos, lenguas de signos u otros idiomas utilizados en los diferentes medios de comunicación; considera que estos datos son de vital importancia, dado que sirven de base para el diseño y el seguimiento de las políticas audiovisuales de la Unión, así como para promover la accesibilidad de las personas con diversidad sensorial al sector del vídeo a la carta;

13. Considera que las políticas fiscales son un instrumento esencial que podría facilitar la recuperación y la resiliencia de los medios de comunicación y de los sectores de la cultura y la creación, y contribuir a impulsar las inversiones en estos sectores; anima a los Estados miembros con un margen presupuestario suficiente a que contribuyan a impulsar el consumo de los medios de comunicación y de las obras audiovisuales, incluidas las entradas de cine, a través de incentivos fiscales y financieros que tengan en cuenta esta consideración, teniendo en cuenta al mismo tiempo las diferencias entre los espacios físicos y el ciberespacio, en especial en lo que atañe a sus respectivos costes de mantenimiento; acoge con satisfacción el anuncio de la Comisión de un apoyo financiero adicional para la red europea de salas cinematográficas; pide también a la Comisión que facilite el intercambio de buenas prácticas entre los Estados miembros con el fin de apoyar la competitividad del sector de los medios de comunicación y el sector audiovisual; subraya, no obstante, que las políticas fiscales especiales deberían garantizar unas condiciones de competencia equitativas para todos los desarrolladores de medios de comunicación y no perjudicar a las pymes ni a los profesionales independientes;

14. Considera que el apoyo para reforzar la independencia de los medios de comunicación y la alfabetización mediática e informativa también debe ser parte integrante de la política exterior de la Unión;

Garantizar unas condiciones de competencia equitativas

15. Llama la atención sobre el hecho de que la crisis actual puede provocar una aceleración de la concentración de los medios de comunicación, en particular en los Estados miembros, que puede ir en detrimento del pluralismo de los medios de comunicación y de la calidad e imparcialidad de la información, especialmente en los mercados más pequeños, en los que las opciones ya son limitadas; reconoce, no obstante, que las condiciones de competencia están cambiando rápidamente en los sectores audiovisual y de los medios de comunicación, y advierte de que, si bien las fusiones pueden constituir un último recurso para evitar la quiebra de los operadores más pequeños, estas concentraciones no deben aceptarse sistemáticamente; pide, por tanto, que las autoridades de competencia se mantengan alerta y tengan en cuenta el impacto a largo plazo de las fusiones y adquisiciones no solo en la cuota de mercado, sino también en la diversidad lingüística y cultural; invita, asimismo, a la Comisión a que tenga más en cuenta la evolución del entorno competitivo digital para permitir a los agentes de los medios de comunicación europeos seguir compitiendo y desempeñando una función importante a largo plazo; subraya que los medios informativos pueden desempeñar un papel constructivo y activo en los mercados de menor tamaño y en los países y regiones con un bajo índice de libertad de medios de comunicación al permitir el acceso a una cobertura informativa independiente;

16. Observa con preocupación que las plataformas en línea mundiales tienen un efecto perturbador considerable en el sector de los medios de comunicación, ya que dominan el mercado de los datos y la publicidad y han cambiado radicalmente las pautas de consumo del público; subraya la necesidad de unas condiciones de competencia equitativas; destaca, a este respecto, que la legislación actual no crea un entorno completamente justo sobre cuestiones fundamentales del ecosistema en línea, como el acceso a los datos y la transparencia de estos, las responsabilidades de las plataformas y los algoritmos y la regulación de la publicidad, especialmente en lo que se refiere a la publicidad política en línea, cuestiones estas cruciales para que las partes interesadas de los medios de comunicación europeos y de los sectores audiovisuales puedan competir en condiciones justas con estas plataformas; manifiesta su preocupación por las prácticas comerciales de las plataformas de eliminar o interferir en el contenido lícito proporcionado al amparo de la responsabilidad editorial de un proveedor de servicios de medios de comunicación y que está sujeto a unas normas y un control específicos; considera que, para ayudar a subsanar estas deficiencias, es urgente legislar rápidamente a través de las disposiciones pertinentes, en particular, las futuras Ley de Servicios Digitales y Ley de Mercados Digitales, y un código de conducta mucho más reforzado sobre desinformación; observa que los ciudadanos acceden cada vez más a noticias y contenidos diversos a través de plataformas de terceros, como redes sociales y agregadores de noticias; subraya, al mismo tiempo, que un uso informado de las plataformas en línea también permite a las personas acceder a la información, especialmente en países y regiones con un índice bajo de libertad de los medios de comunicación;

17. Reconoce la necesidad de medidas ambiciosas, claras y jurídicamente vinculantes para luchar contra las violaciones de la propiedad intelectual, como la piratería en línea, y para combatir eficazmente todas las formas de elusión; considera, asimismo, que es preciso abordar los efectos negativos de la piratería en el panorama cultural y de los medios de comunicación europeos con herramientas prácticas, como, cuando proceda, el uso de medidas cautelares dinámicas, eliminaciones rápidas a partir de su notificación y aclaraciones del régimen jurídico aplicable a los servicios que publican hipervínculos a sitios web en los que se hayan puesto a disposición obras protegidas por derechos de autor sin el consentimiento de los titulares de los derechos; pide a los Estados miembros que transpongan urgentemente el artículo 18 de la Directiva 2019/790 y establezcan mecanismos de remuneración que proporcionen una remuneración adecuada y proporcionada para los autores y artistas intérpretes o ejecutantes por el uso de sus obras e interpretaciones en todos los medios de comunicación, en particular los medios en línea;

18. Señala que garantizar unas condiciones de competencia más equitativas que respeten los derechos de autor y los derechos de propiedad intelectual impulsará el componente económico del sector de los medios de comunicación, salvará miles de puestos de trabajo y salvaguardará y promoverá la rica diversidad cultural y lingüística de Europa; considera que la rápida aplicación y el cumplimiento efectivo de todas las disposiciones de la Directiva de servicios de comunicación audiovisual[13] y de la Directiva sobre derechos de autor[14] son importantes para garantizar la igualdad de condiciones y un mismo nivel de protección de los creadores, así como la seguridad jurídica para los consumidores y los titulares de derechos; destaca, en este contexto, la importancia de seguir reforzando la protección de los usuarios de las plataformas de distribución de vídeos, en particular de los menores, contra los contenidos nocivos mediante el fomento de medidas preventivas coordinadas y la aplicación efectiva de la legislación vigente, incluida la Directiva de servicios de comunicación audiovisual; pide a la Comisión que siga de cerca la evolución en este sentido y le anima a estudiar cómo puede apoyarse al sector de los medios de comunicación en relación con el nuevo derecho afín, con el objetivo de garantizar la posibilidad de negociar de forma equitativa con las plataformas; observa que debe reforzarse la función y la capacidad del Grupo de Entidades Reguladoras Europeas para los Servicios de Comunicación Audiovisual (ERGA);

19. Reconoce los otros retos a los que se enfrentan los medios informativos que operan en mercados más pequeños, como los medios de comunicación locales, regionales y especializados, que tienen unos ingresos limitados y que no son viables si utilizan los modelos empresariales comerciales actuales ni tampoco pueden aceptar nuevos modelos de la misma manera en que lo hacen los medios que operan en mercados más grandes; destaca la emergencia de los «desiertos informativos», que pueden tener un efecto negativo considerable en la diversidad cultural y lingüística; considera, por tanto, que hacen falta mecanismos de financiación pública que respeten plenamente la independencia editorial y estén basados en el principio de plena competencia, junto con un acceso sin obstáculos al mercado publicitario; subraya que la Unión debe apoyar la cooperación transfronteriza y reforzar la diversidad en los mercados, abordando de ese modo los retos de la fragmentación y el enfoque nacional; considera fundamental que todos los fondos de recuperación asignados a los medios de comunicación y canalizados a través de los Estados miembros estén sujetos a un proceso que garantice una distribución justa y objetiva en favor del periodismo de alta calidad independiente, y que la Comisión, en particular, debería prestar especial atención al apoyo a las organizaciones de medios de comunicación de los Estados miembros en los que los medios de comunicación independientes se enfrentan a presiones financieras y políticas concretas, como ocurre en los Estados miembros en los que las preocupaciones actuales en materia de Estado de Derecho ponen en duda la capacidad del Estado para prestar un apoyo imparcial al periodismo;

20. Pone de relieve la importancia del sistema dual de los medios de comunicación públicos y comerciales en Europa; pide a los Estados miembros que aseguren una financiación estable, abierta, transparente, sostenible y adecuada de los medios de comunicación públicos sobre una base plurianual, a fin de garantizar su independencia de las presiones gubernamentales, políticas y del mercado y proteger así el variado panorama europeo de los medios de comunicación;

21. Destaca la importancia de la disponibilidad de información y el acceso a los medios de información para todos los ciudadanos de la Unión en sus respectivas lenguas; considera que debe dedicarse una mayor cobertura a las noticias de la Unión para informar a los ciudadanos sobre las actividades de esta; reitera su apoyo a los medios informativos que han tomado la decisión editorial de cubrir los asuntos europeos; pide a la Comisión y a los Estados miembros que prosigan con los esfuerzos dirigidos a promover la creación de un auténtico ecosistema europeo de medios de comunicación; considera, además, los beneficios de mecanismos de financiación alternativos dirigidos por las comunidades, «por y para los medios de comunicación», con consejos independientes regidos por un sistema de «cascada»[15];

22. Subraya que es esencial garantizar la sostenibilidad financiera de los medios de comunicación públicos, y garantizar y mantener la independencia de los medios de comunicación públicos y privados frente a interferencias políticas internas y externas, ya provengan de Gobiernos, grupos de interés poderosos, terceros países u otros actores externos; reconoce la situación específica a la que se enfrentan los Estados miembros expuestos a riesgos geopolíticos derivados de interferencias de terceros países en su espacio informativo, también a través de la financiación de medios de comunicación; cree que el mejor remedio viable es un panorama mediático más sólido con flujos de ingresos constantes y fiables; considera que el aumento de las obligaciones de transparencia y verificación de los hechos es esencial, y acoge con satisfacción, por tanto, los instrumentos de seguimiento de la propiedad de los medios de comunicación y de seguimiento del pluralismo en los medios de comunicación; pide a la Comisión que garantice un seguimiento más exhaustivo de la economía política del sector de los medios informativos en la Unión y en la región de la vecindad europea y de la ampliación;

23. Advierte contra la precariedad en la profesión periodística, incluido el falso trabajo por cuenta propia, y anima a que se adopten medidas adecuadas para contribuir a garantizar unos ingresos justos y una seguridad social sólida para los periodistas;

24. Manifiesta honda preocupación por la captura del Estado de los medios de comunicación en algunos Estados miembros, impulsada por las distorsiones del mercado y la concentración de la propiedad y el uso indebido de los instrumentos reguladores para construir un sector mediático dependiente del Gobierno a expensas de un periodismo crítico y de interés público;

25. Considera que la Unión puede contribuir a garantizar que se fortalezcan aún más las normas internacionales sobre libertad de los medios de comunicación tanto en el seno de la Unión como fuera de ella; insta a la Comisión a que desarrolle un mecanismo ambicioso, sólido y completo que ampare a todos los medios de comunicación, basado en la legislación vigente, en particular la Directiva de servicios de comunicación audiovisual, y que esté encaminado a fortalecer la capacidad de la Unión para supervisar y sancionar las acciones que limiten o perjudiquen a la libertad de los medios de comunicación; subraya que el desarrollo de un panorama mediático sólido e independiente puede llevarse a cabo a través de la complementariedad con las acciones previstas en el Plan de Acción para la Democracia Europea, y opina que la próxima propuesta de la Comisión sobre la libertad de los medios de comunicación (Ley europea sobre la libertad de los medios de comunicación) podría contribuir aún más a estos esfuerzos, al tiempo que considera que los medios de comunicación son una piedra angular de la democracia europea y un actor económico;

26. Acoge con satisfacción la Recomendación de la Comisión, de 16 de septiembre de 2021[16], sobre la garantía de la protección, la seguridad y el empoderamiento de los periodistas y los otros profesionales de los medios de comunicación en la Unión Europea, y pide a la Comisión y a los Estados miembros que protejan eficazmente a las ONG de periodistas y a la sociedad civil con instrumentos legislativos y no legislativos contra el uso creciente de demandas temerarias (demandas estratégicas contra la participación pública) que pretenden intimidarlas y silenciarlas; hace hincapié en la importancia del periodismo de investigación, amenazado por los elevados costes, y acoge favorablemente el fondo Periodismo de Investigación para Europa (IJ4EU, por sus siglas en inglés), en apoyo de dicho periodismo;

27. Advierte de que determinados medios de comunicación se ven cada vez más perturbados por la presencia de las plataformas e interfaces mundiales, algunas de las cuales son competidores integrados verticalmente; expresa su preocupación por estas tendencias perturbadoras presentes en los medios de comunicación, puesto que pueden socavar la competencia a largo plazo y reducir las oportunidades para otros agentes; opina que, aun no invirtiendo ni en contenidos creativos ni en periodismo, muchas plataformas en línea obtienen gran parte de sus ingresos publicitarios de los contenidos que albergan; aboga por que se propicie un debate justo entre los medios de comunicación que producen contenidos editoriales y las plataformas que utilizan dichos contenidos mediante el uso de referencias en sus servicios de búsqueda y de comunicación y sus servicios en la nube que muestran a usuarios particulares, institucionales y empresariales; pide a la Comisión que siga de cerca la situación y, en su caso, adopte las medidas necesarias para que las condiciones de competencia sean más equitativas, a fin de garantizar que se preste un servicio adecuado a los ciudadanos de la Unión con independencia de los medios de distribución que elijan para acceder a contenidos e información;

28. Expresa su preocupación por el poder económico desproporcionado de los operadores en línea mundiales y su capacidad de comercialización para llegar a un público amplio, así como por los casos de prácticas predatorias en condiciones contractuales injustas; señala que dichas acciones pueden crear condiciones de competencia desleal y debilitar el sector audiovisual europeo, a menudo con efectos negativos para la producción y la distribución independientes de obras audiovisuales; pide a la Comisión, por tanto, que permanezca atenta a estos acontecimientos, siga de cerca la situación y, en su caso, adopte todas las medidas necesarias para que las condiciones de competencia sean equitativas;

29. Considera que la transparencia de los algoritmos y los sistemas de recomendación es necesaria para garantizar una presencia más justa de las obras europeas en las plataformas en línea y ofrecer posibilidades reales de elección a los consumidores; pide a la Comisión que evalúe el papel de los servicios de vídeo a la carta, en particular, teniendo en cuenta la convergencia del entorno de los medios de comunicación en línea, y que, en caso necesario, ofrezca incentivos para promover la diversidad cultural y la posibilidad de descubrir obras europeas en estos servicios, que pueden promoverse también a través de algoritmos;

30. Acoge con satisfacción los notables progresos realizados a lo largo de 2021 en la búsqueda de una solución global para gravar eficazmente la economía digital, en particular el acuerdo de julio de 2021, basado en un doble enfoque de conformidad con el Marco Inclusivo de la OCDE y del G-20 sobre el Plan de acción contra la erosión de la base imponible y traslado de beneficios (BEPS)[17]; destaca la necesidad de una rápida aplicación del acuerdo y el apoyo de todos los países afectados; subraya que dicho acuerdo debe basarse en el supuesto de que la interacción con los usuarios y consumidores contribuye de forma significativa a la creación de valor en los modelos de negocio digitales y, por ello, debe tenerse en cuenta al asignar derechos de imposición a los diferentes países; considera, además, que los Estados miembros deben canalizar adecuadamente estas nuevas fuentes de ingresos a fin de evitar la doble imposición y para apoyar a su sector audiovisual y su sector de medios de información, incluidos los agentes más pequeños que operan en el ámbito local;

31. Observa que, aunque comparten ciertas similitudes, los sectores audiovisual y de los medios de información se enfrentan a retos diferentes; pide a la Comisión, por tanto, que desarrolle estrategias europeas integrales específicas para el sector de los medios informativos y para el sector audiovisual, haciendo partícipes a las partes interesadas en actividades de alto valor añadido en las que la Unión sea un actor competitivo o tenga el potencial para serlo, como los videojuegos o la realidad virtual, que proporcionarán medidas de apoyo concretas para dichos sectores; subraya que dichas estrategias deben ser globales y explorar todas las opciones disponibles, incluidos los incentivos fiscales, la política comercial y el aumento de la rendición de cuentas y de las normas para las plataformas en línea, a fin de establecer una igualdad de condiciones desde el punto de vista normativo que permita que los medios de comunicación sigan invirtiendo en contenidos informativos y culturales a la vez que se protege a los consumidores europeos por igual, tanto en línea como fuera de línea;

Hacia la transformación y la promoción del sector audiovisual y el sector de los medios de comunicación europeos

32. Destaca la necesidad de transformar el sector de los medios informativos, en particular a través de más apoyo a la formación periodística, del desarrollo de capacidades individuales y colectivas para la innovación y la cooperación, facilitando así también una mayor diversidad en las funciones de liderazgo de los medios de comunicación, la digitalización de las salas de prensa, la aplicación de la inteligencia artificial, incluidas la traducción automática y la adaptación humana, los cambios y las mejoras en la creación y presentación de contenidos y la evolución de los modelos de distribución y suscripción, incluidos los micropagos; señala que esto requiere inversiones y competencias adicionales de las que, a menudo, carecen los operadores del sector de los medios informativos, incluidos los que representan una pequeña cuota de mercado; pide a la Comisión y a los Estados miembros que presten apoyo específico para la transformación digital de estos sectores, especialmente asignando fondos de Horizonte Europa;

33. Reconoce la importancia del periodismo independiente y su potencial de crecimiento gracias a que la tecnología ha reducido las barreras de entrada, a través, en particular, del aumento de soluciones innovadoras de edición y pago que ofrecen formas más sencillas de llegar a un público en línea y monetizar contenidos, lo que debería contribuir a mejorar la situación económica y las condiciones de trabajo en esta profesión independiente;

34. Pide a la Comisión que desarrolle una estrategia general de alfabetización mediática e informativa; subraya el valor añadido de incluir a las partes interesadas del sector de los medios informativos en las iniciativas de alfabetización mediática e informativa (también en el seguimiento y en las acciones); considera que las organizaciones de la sociedad civil desempeñan un papel fundamental en el fomento de la alfabetización mediática e informativa y pide, por tanto, a la Comisión y a los Estados miembros que las incluyan como partes interesadas en las iniciativas destinadas a promover el periodismo y la alfabetización mediática e informativa; hace hincapié en la necesidad de promover la educación mediática en contextos formales, informales y no formales bajo un prisma de aprendizaje permanente a fin de fomentar las competencias digitales y mediáticas a lo largo de la vida y desde una edad temprana; pide, en especial, a la Comisión que fomente el apoyo para los programas e iniciativas de educación mediática en las universidades; acoge con satisfacción la aplicación, en estrecha cooperación con el ERGA, de un conjunto de instrumentos de alfabetización mediática y la aplicación práctica de las nuevas obligaciones en materia de alfabetización mediática e informativa previstas por la Directiva de servicios de comunicación audiovisual;

35. Considera que el apoyo para reforzar la independencia de los medios de comunicación y la alfabetización mediática e informativa también debe formar parte de la política exterior de la Unión; subraya que, para contribuir a la diplomacia pública de la Unión, promover el uso del poder blando y aumentar la visibilidad geopolítica, es necesario un mayor apoyo político, técnico y financiero, en particular en la región de la vecindad europea y de la ampliación;

36. Considera que, para contribuir a estimular la competencia, la Unión también debe promover la creación y el crecimiento de empresas emergentes de los medios digitales facilitando el acceso a la financiación y estableciendo un marco de apoyo para la innovación que fomente la expansión;

37. Acoge con satisfacción el anuncio del informe bienal sobre la industria de los medios de comunicación, para explorar las tendencias de los medios de comunicación; subraya la necesidad de considerar el lenguaje como una unidad de análisis, más allá de las tendencias mundiales y los espacios nacionales, permitiendo de ese modo el seguimiento de las tendencias que afectan de diversas formas a los distintos espacios lingüísticos, incluidas las lenguas oficiales de la Unión y las lenguas regionales y minoritarias;

38. Destaca la importancia de la exclusividad territorial y los derechos de concesión de licencias para la supervivencia y el funcionamiento eficiente del sector audiovisual y, lo que no es menos importante, para la diversidad cultural; considera esencial mantener el principio de territorialidad, que es una de las piedras angulares de la industria audiovisual europea; subraya, por tanto, la necesidad de abordar el problema de la concentración de operadores dominantes en el mercado, que va en detrimento de las ofertas alternativas o independientes; observa que la titularidad de los derechos de propiedad intelectual a menudo está en manos de autores, artistas intérpretes o ejecutantes y productores independientes e integrados en Europa; alienta las medidas encaminadas a apoyar a los creadores de contenidos y a crear oportunidades y una justa igualdad de condiciones para ellos, de manera que puedan beneficiarse debidamente de los ingresos por sus esfuerzos, especialmente en el entorno digital;

39. Pide, al mismo tiempo, que se amplíe notablemente el público europeo poniendo a disposición contenidos, dentro de la legalidad, más allá de las fronteras de la Unión, salvaguardando al mismo tiempo el principio de libertad contractual y utilizando las oportunidades existentes disponibles en toda la Unión, como el Reglamento sobre portabilidad; destaca la necesidad de aumentar la oferta de alternativas para acceder legalmente a los contenidos, con el fin de reprimir la piratería en toda la Unión y también de remunerar a los creadores, y toma nota de que la digitalización progresiva está disolviendo cada vez más las fronteras nacionales; expresa su preocupación por el elevado precio de algunos derechos de radiodifusión, que hace muy difícil que los operadores más pequeños exploten obras audiovisuales, con el impacto que ello tiene en el contenido, la diversidad cultural y la competencia; acoge con satisfacción el diálogo entre las partes interesadas sobre la mayor disponibilidad de contenidos audiovisuales en toda la Unión iniciado por la Comisión, y pide a la Comisión que tenga debidamente en cuenta el resultado de dicho diálogo y lo utilice para explorar modelos de financiación alternativos, respetando plenamente las normas sobre derechos de autor, exclusividad territorial y remuneración justa de los titulares de derechos;

40. Considera que debe darse más visibilidad a los programas y las iniciativas de la Unión encaminados a promover la producción y circulación de las obras europeas de alta calidad con potencial internacional por toda la Unión y fuera de ella; reitera la necesidad de un apoyo específico en este sentido; opina que unas medidas específicas para apoyar la coproducción, la traducción, el subtitulado y el doblaje, la preventa de futuros derechos de distribución y la codistribución podrían contribuir a aumentar la disponibilidad de una amplia variedad de contenidos audiovisuales europeos; celebra las inversiones realizadas para promover la producción europea y toma nota con interés de varios proyectos innovadores llevados a cabo por organizaciones europeas de medios de comunicación de servicio público a este respecto; expresa su apoyo continuo al Premio LUX —el Premio del Público al Cine Europeo—, que ha incorporado recientemente el voto del público, con el objetivo de aumentar el conocimiento del público europeo sobre la diversidad del cine europeo, y reitera que los cines independientes y los festivales de cine independientes son de vital importancia para la resiliencia del sector;

41. Insta a la Comisión y a los Estados miembros a que creen herramientas y apoyen medidas que presten atención a la baja capacidad de producción audiovisual de algunos Estados miembros; recuerda la adopción de la revisión de la Directiva de servicios de comunicación audiovisual y pide, en particular, a los Estados miembros que apliquen correctamente el artículo 13, apartado 1, de dicha Directiva, lo que garantizará que los prestadores de servicio de comunicación audiovisual a la carta sujetos a su jurisdicción ofrezcan en sus catálogos al menos un 30 % de obras europeas; pide a la Comisión y al ERGA que supervisen de cerca la aplicación efectiva de esta medida y evalúen en qué medida se ha alcanzado de su objetivo;

42. Subraya que los servicios de vídeo a la carta y otras innovaciones son ahora parte integrante del panorama de los medios audiovisuales y que pueden generar problemas, pero también oportunidades, para los operadores históricos; observa que, en muchos aspectos, se está produciendo una transformación irreversible que incluye, entre otras cosas, la creación de nuevos mercados; anima a los operadores tradicionales del sector a que sigan accediendo a estos nuevos mercados y adopten modelos empresariales innovadores, con el fin de ofrecer el mejor servicio posible a su público; opina que el despliegue de servicios multiterritoriales de vídeo a la carta no debe poner trabas a la diversidad cultural y lingüística de la Unión;

43. Destaca las oportunidades que ofrecen los principales servicios de vídeo a la carta a los creadores y productores audiovisuales europeos; manifiesta su preocupación, sin embargo, por el sistema de «trabajo por contrato» y los contratos «buy-out» (contratos de compra total de derechos) utilizados con frecuencia por estos servicios, que tienden a comprar los derechos de propiedad intelectual de una obra a cambio de un pago puntual y, por tanto, se benefician de los ingresos generados por el uso de esas obras; reconoce que es primordial que exista una competencia leal en el mercado entre los organismos de radiodifusión televisiva y los servicios de vídeo a la carta para el futuro de los sectores, tal como se confirma en la Directiva de servicios de comunicación audiovisual; insta a la Comisión a que lleve a cabo un estudio sobre el impacto de los servicios de vídeo a la carta en el mercado cinematográfico y audiovisual europeo, en particular en las relaciones entre los distintos agentes de la cadena de valor, y a que adopte medidas concretas para evitar prácticas potencialmente coercitivas que puedan impedir que los creadores disfruten de una remuneración adecuada y proporcionada;

44. Hace hincapié en el papel fundamental que desempeñan los medios de comunicación a la hora de conformar las percepciones, las ideas, las actitudes y el comportamiento de la sociedad; señala la falta de diversidad en el sector y la insuficiente proporción de mujeres en puestos creativos y de liderazgo en la industria; destaca la importancia de fomentar el talento de los medios de comunicación europeos, en particular mediante el desarrollo de nuevos programas y campañas de tutoría en materia de diversidad tanto delante como detrás de la cámara para mejorar la representación de las mujeres y los grupos desfavorecidos de la sociedad y animarles a considerar la posibilidad de perseguir carreras mediáticas;

45. Destaca la importancia de reducir la huella de carbono del sector audiovisual, especialmente en la fase de producción, que genera la mayor parte de las emisiones de CO2; señala que las soluciones digitales, como las técnicas de producción virtual, pueden facilitar esta reducción; considera que el actual MFP brinda una oportunidad única para financiar proyectos ecológicos y eliminar las emisiones netas para el sector en esta década; pide a la Comisión que lleve a cabo un estudio sobre las emisiones de CO 2  en toda la cadena de valor y que proponga medidas específicas; pide a la Comisión que acelere este desarrollo y apoye el intercambio de mejores prácticas, herramientas comunes y normas con carácter voluntario aplicables a toda la cadena de valor para reducir la huella de carbono del sector audiovisual con el fin de cumplir el objetivo de la Unión de llegar a ser climáticamente neutro de aquí a 2050; celebra, por tanto, la intención de la Comisión de elaborar una guía de buenas prácticas para la producción ecológica y la prestación de servicios; subraya que la sostenibilidad medioambiental puede ser un factor y un activo clave para hacer que la industria sea más competitiva y más atractiva para la inversión;

46. Destaca que la alfabetización cinematográfica es especialmente importante para sensibilizar a los más jóvenes sobre la diversidad cultural y la historia europeas, y tiene un enorme potencial para crear y aumentar el sentimiento de pertenencia y una identidad europea común; señala que los creadores, productores, distribuidores y el cine europeos tienen un papel fundamental que desempeñar; considera necesario desarrollar un conjunto de herramientas de alfabetización cinematográfica; recuerda las especificidades de la producción cinematográfica europea y la excepción cultural en este ámbito para preservar la producción de calidad del continente europeo; pide, por tanto, a los Estados miembros que consideren la posibilidad de introducir la alfabetización cinematográfica en los planes de estudios escolares y en todos los niveles educativos;

47. Considera que es necesario aumentar la financiación de la digitalización e incentivar la disponibilidad del patrimonio audiovisual y cinematográfico europeo para preservarlo y hacerlo más accesible para un público más amplio; pide a la Comisión que explore opciones de apoyo al patrimonio audiovisual y cinematográfico en el marco del programa Europa Creativa, incluidas la promoción y facilitación de intercambios y el desarrollo de capacidades entre profesionales en el ámbito de la restauración y conservación de películas, teniendo debidamente en cuenta a las pymes independientes, que, a través de su modelo empresarial específico, desempeñan un papel fundamental en la protección del rico y diverso patrimonio audiovisual europeo;

48. Pide a la Comisión y a los Estados miembros que presten un mayor apoyo a la recuperación y transformación de todo el sector de los medios informativos y el sector audiovisual y que refuerce su resiliencia y competitividad de mercado a fin de afrontar los problemas actuales y las crisis futuras de la manera más eficaz posible, hace hincapié en la necesidad de promover sinergias entre los distintos sistemas de financiación de la Unión, con cantidades específicas destinadas a todo el sector de los medios informativos y el sector audiovisual, como Europa Creativa, Horizonte Europa, InvestEU y Europa Digital;

°

° °

49. Encarga a su presidente que transmita la presente Resolución al Consejo y a la Comisión.



 

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

Un sector de los medios informativos pluralista, independiente y dotado de una financiación adecuada[18] es fundamental para el buen funcionamiento de nuestras democracias y sociedades, mientras que un sector audiovisual europeo competitivo y resiliente[19] contribuye a promover la diversidad cultural y lingüística europea. La protección y la resiliencia de nuestros valores europeos dependen de estos sectores. Además, el sector de los medios de comunicación[20] también tiene una importancia económica significativa, ya que contribuye a la creación de empleo y al crecimiento, representando alrededor del 3 % del PIB de la Unión[21].

El informe reconoce que la sostenibilidad económica es un requisito para la libertad de expresión y la diversidad cultural, y se centra en restablecer la viabilidad financiera del sector de los medios informativos y el sector audiovisual. Aunque muchos de los problemas a los que se enfrentan el sector de los medios informativos y el sector audiovisual son similares, sigue habiendo diferencias sustanciales.

El ecosistema mediático ya era frágil antes del brote de COVID-19, y sufría el declive del pluralismo de los medios de comunicación[22][23]. La pandemia y la reciente crisis económica, además de agravar los problemas existentes, han traído consigo otros nuevos.

Con el fin de contribuir a mitigar las consecuencias de la COVID-19 y las continuas deficiencias del mercado, así como a reforzar la resiliencia y restablecer la viabilidad económica del sector de los medios de comunicación, la ponente considera que es necesario un enfoque holístico que abarque acciones legislativas y políticas en combinación con mecanismos de apoyo financiero. Por consiguiente, el informe pide a la Comisión que elabore estrategias industriales globales tanto para el sector de los medios informativos como para el sector audiovisual.

Abordar las cuestiones acuciantes: recuperación y apoyo

Cuando la pandemia golpeó al sector audiovisual, sus efectos fueron inmediatos. Se paralizaron las producciones cinematográficas, se cerraron las salas de cine y se suspendieron o retrasaron los estrenos. La recuperación sigue siendo difícil, ya que las medidas sanitarias y de salud siguen suponiendo una carga económica y logística para el sector. En paralelo, los mercados afectados están cambiando, sometidos a la creciente competencia de los servicios de vídeo a la carta y otras innovaciones. Si bien la fragmentación del sector audiovisual de la Unión contribuye a reforzar la diversidad cultural y lingüística, también impide, de diferentes formas, competir eficazmente en los mercados internacionales.

En lo que se refiere los medios informativos, la situación es más compleja. A pesar de que durante la pandemia los periodistas trabajaron incansablemente para proporcionar información fiable y el consumo de noticias aumentó exponencialmente, la situación financiera de los medios informativos siguió deteriorándose, debido principalmente a la enorme disminución de los ingresos publicitarios. Simultáneamente, en los últimos años, las plataformas en línea mundiales prácticamente se han apoderado de los mercados de datos y de publicidad de que se trata y también han cambiado radicalmente los patrones de consumo de contenidos mediáticos, sin reinvertir adecuadamente en el ecosistema mediático europeo[24]. Por otra parte, aunque los medios de comunicación tradicionales siguen estando muy regulados, la legislación actual no impone las mismas exigencias a las plataformas en línea.

Para que el sector de los medios informativos pueda hacer frente a esta crisis, son necesarias medidas de apoyo público directas e indirectas. Sin embargo, los problemas no son idénticos en toda la Unión. Los medios informativos que operan en mercados más pequeños, incluidos los medios de informativos locales, regionales, culturales y de otro tipo, se enfrentan todavía a más dificultades, ya que estos mercados son demasiado pequeños como para aplicar modelos de negocio viables económicamente. El panorama del sector está amenazado y los nuevos «desiertos de noticias» pueden repercutir negativamente en la diversidad cultural y lingüística. A esto se añade que para algunos Estados miembros los riesgos geopolíticos derivados de la interferencia de terceros países en el espacio de la información, por ejemplo, a través de inversión extranjera directa, son elevados.

Por lo que respecta al sector audiovisual, debe prestarse especial atención a los Estados miembros con escasa capacidad de producción audiovisual, y ayudar a internacionalizar y a exportar contenidos de países más pequeños.

Habida cuenta de los diversos problemas a los que se enfrentan los sectores mencionados, la ponente pide que se aborde el problema de la financiación de manera estructural, tanto a nivel de la Unión como de los Estados miembros, con un aumento sustancial de los fondos europeos. Asimismo, el informe pide un aumento de las asignaciones para el sector de los medios de comunicación en varios programas del MFP ya dentro de este período de programación, así como una ampliación significativa de la financiación disponible en el nuevo período de programación.

El informe acoge con satisfacción el hecho de que el capítulo intersectorial de Europa Creativa prevea por primera vez acciones centradas en los medios informativos y en la alfabetización mediática e informativa. La ponente aprecia muchas de las ideas presentadas por la Comisión, incluida la iniciativa «NEWS». Al mismo tiempo, debe reforzarse la financiación específica para los medios informativos, entre otras maneras, mediante la creación de un fondo europeo para medios informativos dotado de una financiación adecuada. La ponente subraya, asimismo, que todos los mecanismos de apoyo a los medios de comunicación deben ser transparentes, respetar plenamente la independencia editorial y garantizar un principio de plena competencia.

El informe también insta a la Comisión a seguir explorando sistemas de apoyo específicos para el ecosistema audiovisual, ya que algunos aspectos, como las garantías para la coproducción, no están cubiertos por las medidas de apoyo existentes.

De todos modos, los Estados miembros son los principales responsables del desarrollo de un entorno favorable para el sector de los medios de comunicación, por lo que los mecanismos de financiación directa a nivel de los Estados miembros deben mejorarse y ampliarse sustancialmente. Entre otras iniciativas, el informe destaca que la política fiscal puede contribuir a los esfuerzos de recuperación, dado que unos tipos de IVA flexibles pueden ayudar a impulsar el consumo. La ponente pide a la Comisión que apoye a los Estados miembros desarrollando directrices, realizando un estudio y coordinando la puesta en común de buenas prácticas en relación con mecanismos y programas de financiación pública.

A este respecto, el informe señala los progresos realizados en la búsqueda de una solución global para gravar eficazmente la economía digital, y considera que los Estados miembros deberían canalizar estas nuevas fuentes de ingresos para apoyar al sector audiovisual y al sector de los medios informativos.

En cuanto a la dimensión exterior de la Unión, la ponente considera que un importante apoyo político y financiero para reforzar la independencia de los medios de comunicación y la alfabetización mediática e informativa también debe formar parte integrante de la política exterior de la Unión, prestando especial atención a la región de la vecindad europea y de la ampliación.

Garantizar unas condiciones de competencia equitativas

El sector de los medios de comunicación ha estado a la vanguardia de la digitalización, la inteligencia artificial y la revolución de los datos. Sin embargo, el ecosistema digital, sin marcos jurídicos, regulatorios y políticos suficientes, no ha estado a la altura de lo que requería el sector de los medios de comunicación. Se necesita urgentemente un marco jurídico mejorado que ofrezca unas condiciones de competencia equitativas y fomente la democracia y la diversidad cultural.

La legislación vigente no ofrece un marco regulador que cubra cuestiones fundamentales del ecosistema de la información, como el acceso a los datos, la publicidad digital, la transparencia de los algoritmos, la rendición de cuentas de las plataformas, la protección de la integridad editorial, la obligación de mostrar determinados contenidos, entre otras. Por ejemplo, las plataformas en línea mundiales no comparten datos de consumo pertinentes con el sector de los medios de comunicación. De hecho, los datos sirven de ventaja competitiva, al orientar la publicidad y el contenido. El informe pide que se colmen las lagunas existentes y, a este respecto, que se aprovechen las oportunidades que ofrecen la Ley de servicios digitales y la Ley de mercados digitales.

Otro aspecto importante que debe abordarse es la aplicación y el cumplimiento de la legislación vigente, en particular la Directiva de servicios de comunicación audiovisual y la Directiva sobre derechos de autor, así como las normas de competencia. La Comisión debe velar por que las grandes plataformas en línea no eludan la aplicación de estas normas. La ponente considera que la Comisión podría prestar una ayuda esencial al sector de los medios de comunicación garantizando normas justas y transparentes en el marco de las negociaciones con las plataformas. Asimismo, debe reforzarse la cooperación en el seno del Grupo de entidades reguladoras europeas para los servicios de comunicación audiovisual (ERGA).

La ponente subraya que es esencial garantizar y mantener la independencia de los medios de comunicación públicos y privados frente a interferencias políticas, incluidas las procedentes de agentes externos. El informe acoge con satisfacción la iniciativa relativa al instrumento de seguimiento de la propiedad de los medios de comunicación. No obstante, es necesario un seguimiento más exhaustivo de la economía política del sector de los medios informativos en la Unión Europea y en la vecindad europea. Es necesario proteger los valores culturales y democráticos estratégicos europeos. Hay un gran riesgo de que la evolución económica en el sector de los medios de comunicación pueda conducir a una mayor concentración de la propiedad de los medios de comunicación, por ejemplo, a través de compras a bajo coste, también por parte de adversarios extranjeros.

Al mismo tiempo, expandir el sector de los medios de comunicación es crucial para poder mantener a flote títulos más pequeños y competir con éxito con operadores mundiales de internet, en particular aquellos que seleccionan información. La fragmentación del sector de los medios de comunicación plantea problemas a este respecto y el informe reconoce que es necesario encontrar el equilibrio adecuado en este sentido. Por ejemplo, el informe sugiere apoyar a los agentes de los medios de comunicación europeos en sus esfuerzos por expandirse de acuerdo con la propuesta de la Comisión, que considera el mercado único digital europeo como un mercado interno. A la vez, debe reconocerse que no existe un único mercado europeo de los medios de comunicación, sino muchos mercados diferentes, incluso dentro de un mismo Estado miembro. La diversidad de los medios de comunicación europeos y las ofertas locales son indispensables para nuestras democracias europeas, pero su fragmentación excesiva es un inconveniente en materia de competitividad.

El informe reconoce que los modelos de creación y distribución existentes en el sector audiovisual europeo se basan en gran medida en la exclusividad territorial y la titularidad de los derechos de propiedad intelectual por parte de productores y creadores independientes.

El informe reconoce que las plataformas de vídeo a la carta y otras innovaciones están reconfigurando el panorama de los medios audiovisuales y, por extensión, generan problemas, pero también oportunidades. La ponente opina que se está produciendo una transformación irreversible en muchos aspectos y, por ello, anima a los operadores tradicionales del sector a entrar en nuevos mercados y a adoptar modelos empresariales innovadores.

Hacia la transformación y la promoción del sector audiovisual y el sector de los medios de comunicación europeos

El sector audiovisual y el sector de los medios informativos europeos deberían ocupar un lugar central en la doble agenda ecológica y digital de la Unión.

Debe facilitarse la transformación de las salas de prensa y la adopción de modelos empresariales innovadores, así como la creación y el crecimiento de empresas emergentes de medios digitales mediante un acceso más sencillo a la financiación y un marco de apoyo que fomente la expansión. El informe señala que, en particular, los medios de comunicación europeos más pequeños carecen de financiación para la innovación y la inversión en transiciones digitales y ecológicas. De ahí la necesidad de un apoyo adicional para poder aprovechar plenamente las oportunidades que ofrece el entorno digital y competir con las plataformas en línea mundiales por la atención del público.

La ponente considera necesario aumentar la disponibilidad en toda la Unión de contenidos audiovisuales europeos variados, en particular procedentes de los Estados miembros más pequeños. Las medidas específicas para la coproducción, la traducción, el subtitulado, la codistribución y la promoción podrían desempeñar un papel importante.

La ponente presta especial atención a la financiación de la digitalización y la disponibilidad del patrimonio audiovisual y cinematográfico europeo para hacerlo más accesible. Esto debería ir acompañado de iniciativas de alfabetización cinematográfica, para las que el informe pide que se desarrolle un conjunto de herramientas de alfabetización cinematográfica con el fin de reunir las buenas prácticas ya existentes y desarrollar nuevos enfoques. Las grandes plataformas en línea también deben desempeñar un papel en la promoción de los medios de comunicación y la información, así como en la alfabetización cinematográfica.

El informe destaca la importancia de reducir la huella de carbono del sector audiovisual, especialmente en la fase de producción, y considera que se pueden eliminar las emisiones netas en esta década si se utilizan eficazmente las oportunidades que ofrece el actual MFP. Al mismo tiempo, la Comisión debería estudiar los efectos en toda la cadena de valor y elaborar medidas específicas.

Conclusiones

Un enfoque holístico en el desarrollo de políticas globales en materia de medios de comunicación a escala de la Unión requerirá combinar medidas, programas e iniciativas políticas que comprendan diversos ámbitos políticos. Otras muchas cuestiones importantes transcienden el ámbito del presente informe, como la protección de los periodistas, en particular la necesidad de una directiva contra las demandas estratégicas contra la participación pública («SLAPP» por sus siglas en inglés), la situación de los artistas y los profesionales de la cultura, las cuestiones relacionadas con la piratería y el impacto de la inteligencia artificial en el sector audiovisual, entre otras.

La aplicación de las iniciativas pertinentes en el marco del Plan de Acción para la Democracia Europea debe ser objeto de un estrecho seguimiento. Los numerosos problemas del sector de los medios de comunicación deben tenerse en cuenta expresamente en el trabajo legislativo sobre la Ley de Servicios Digitales, la Ley de Mercados Digitales y otras futuras leyes relacionadas con el ecosistema digital. Si estos instrumentos horizontales no bastan para colmar las lagunas existentes, las cuestiones no resueltas, inevitablemente, tendrán que abordarse a través de legislación sectorial específica.

La ponente subraya que este es un momento histórico para el desarrollo de políticas de la Unión en materia de medios informativos y audiovisuales. Con el fin de preservar y proteger nuestros valores europeos, promover el pluralismo y la diversidad, fortalecer el sector de los medios de comunicación europeo y aumentar su resiliencia y competitividad debemos adoptar un enfoque equilibrado y tener debidamente en cuenta a todos los agentes de toda la cadena de valor. A pesar de estar dirigido en gran medida por operadores privados, el sector de los medios de comunicación tiene un marcado componente de «bien público» y es fundamental para el buen funcionamiento de nuestras democracias.

INFORMACIÓN SOBRE LA APROBACIÓN EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EL FONDO

Fecha de aprobación

27.9.2021

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

28

0

1

Miembros presentes en la votación final

Asim Ademov, Ilana Cicurel, Gilbert Collard, Gianantonio Da Re, Laurence Farreng, Tomasz Frankowski, Romeo Franz, Chiara Gemma, Alexis Georgoulis, Irena Joveva, Petra Kammerevert, Predrag Fred Matić, Dace Melbārde, Victor Negrescu, Niklas Nienaß, Peter Pollák, Marcos Ros Sempere, Domènec Ruiz Devesa, Monica Semedo, Andrey Slabakov, Massimiliano Smeriglio, Michaela Šojdrová, Sabine Verheyen, Maria Walsh, Theodoros Zagorakis, Milan Zver

Suplentes presentes en la votación final

Marcel Kolaja, Elżbieta Kruk

Suplentes (art. 209, apdo. 7) presentes en la votación final

Evelyne Gebhardt

 



VOTACIÓN FINAL NOMINAL EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EL FONDO

28

+

ECR

Elżbieta Kruk, Dace Melbārde, Andrey Slabakov

ID

Gilbert Collard

NI

Chiara Gemma

PPE

Asim Ademov, Tomasz Frankowski, Peter Pollák, Michaela Šojdrová, Sabine Verheyen, Maria Walsh, Theodoros Zagorakis, Milan Zver

Renew

Ilana Cicurel, Laurence Farreng, Irena Joveva, Monica Semedo

S&D

Evelyne Gebhardt, Petra Kammerevert, Predrag Fred Matić, Victor Negrescu, Marcos Ros Sempere, Domènec Ruiz Devesa, Massimiliano Smeriglio

The Left

Alexis Georgoulis

Verts/ALE

Romeo Franz, Marcel Kolaja, Niklas Nienaß

 

0

-

 

 

 

1

0

ID

Gianantonio Da Re

 

Explicación de los signos utilizados

+ : a favor

- : en contra

0 : abstenciones

 

Última actualización: 15 de octubre de 2021
Aviso jurídico - Política de privacidad