Procedimiento : 2021/0804(NLE)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : A9-0003/2022

Textos presentados :

A9-0003/2022

Debates :

Votaciones :

PV 20/01/2022 - 3
CRE 20/01/2022 - 3

Textos aprobados :

P9_TA(2022)0004

<Date>{12/01/2022}12.1.2022</Date>
<NoDocSe>A9‑0003/2022</NoDocSe>
PDF 206kWORD 66k

<TitreType>INFORME</TitreType>

<Titre>sobre la propuesta de nombramiento de Mihails Kozlovs como miembro del Tribunal de Cuentas</Titre>

<DocRef>(C9‑0407/2021 – 2021/0804(NLE))</DocRef>


<Commission>{CONT}Comisión de Control Presupuestario</Commission>

Ponente: <Depute>Tomáš Zdechovský</Depute>

PROPUESTA DE DECISIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO
 ANEXO 1: CURRICULUM VITAE DE MIHAILS KOZLOVS
 ANEXO 2: RESPUESTAS DE MIHAILS KOZLOVS AL CUESTIONARIO
 PROCEDIMIENTO DE LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EL FONDO

PROPUESTA DE DECISIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO

sobre la propuesta de nombramiento de Mihails Kozlovs como miembro del Tribunal de Cuentas

(C9‑0407/2021 – 2021/0804(NLE))

(Consulta)

El Parlamento Europeo,

 Visto el artículo 286, apartado 2, del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, conforme al cual ha sido consultado por el Consejo (C9‑0407/2021),

 Visto el artículo 129 de su Reglamento interno,

 Visto el informe de la Comisión de Control Presupuestario (A9-0003/2022),

A. Considerando que, mediante carta de 5 de noviembre de 2021, el Consejo consultó al Parlamento Europeo sobre el nombramiento de Mihails Kozlovs como miembro del Tribunal de Cuentas;

B. Considerando que su Comisión de Control Presupuestario evaluó las cualificaciones del candidato propuesto, en particular con respecto a las condiciones enunciadas en el artículo 286, apartado 1, del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea;

C. Considerando que, posteriormente, dicha comisión celebró, el 10 de enero de 2022, una audiencia con el candidato, durante la cual este realizó una declaración preliminar y a continuación respondió a las preguntas formuladas por los miembros de la comisión;

1. Emite dictamen favorable respecto a la propuesta del Consejo de nombramiento de Mihails Kozlovs como miembro del Tribunal de Cuentas;

2. Encarga a su presidente que transmita la presente Decisión al Consejo y, para información, al Tribunal de Cuentas, así como a las demás instituciones de la Unión Europea y a las entidades fiscalizadoras de los Estados miembros.

 


 

ANEXO 1: CURRICULUM VITAE DE MIHAILS KOZLOVS

Profesional independiente, cualificado y motivado, con más de veinte años de amplia experiencia en la elaboración de políticas económicas nacionales y de la Unión, el presupuesto de la Unión, la hacienda pública, la auditoría y la buena gestión financiera, la gestión pública, las relaciones institucionales, la banca de desarrollo, la diplomacia, la representación, la comunicación y la gestión de recursos humanos, cambios y proyectos, con una extensa red de contactos en todos los niveles de las instituciones de la Unión, a lo que se suman una sólida base educativa y un historial irrefutable de logros.

Formación académica

Título universitario de posgrado en auditoría de las organizaciones y las políticas públicas, Universidad de Lorena (Francia)

Máster ejecutivo, City University London, Cass Business School, con mención especial

Máster en Ciencias Sociales, Universidad de Letonia; licenciatura en Ciencias Sociales, Universidad Técnica de Riga

Eirofakultāte, Universidad de Letonia

 

Experiencia profesional

Desde mayo de 2016:

Miembro del Tribunal de Cuentas Europeo

 

 Actualmente adscrito a la Sala IV «Regulación de mercados y economía competitiva».

Miembro ponente de las auditorías y análisis sobre la financiación de la UE para Euronews, los marcos éticos en las instituciones de la UE, el control de las ayudas estatales a las entidades financieras, los activos espaciales de la UE, el blanqueo de capitales de la UE, las observaciones del Tribunal sobre el marco financiero plurianual 2021-2027 y el capítulo 4 (Competitividad para el crecimiento y el empleo) de los informes anuales relativos a los ejercicios 2018, 2019 y 2020.

Miembro del Comité de Control de Calidad de la Auditoría y miembro suplente del Comité Administrativo. Miembro del grupo consultivo de estrategia y previsión responsable de la Estrategia del Tribunal 2021-2025. Representante del Tribunal en el Comité de Conciliación del acuerdo tripartito entre el Tribunal, la Comisión y el BEI sobre las disposiciones de auditoría; asimismo responsable de la negociación del nuevo acuerdo tripartito.

o De mayo de 2016 a febrero de 2018, trabajó en la Sala V «Financiación y administración de la Unión». Miembro ponente del análisis del marco financiero plurianual, el dictamen sobre el Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIE), el plan de auditoría de gestión para el FEIE y para la participación pública en el proceso legislativo de la UE y el capítulo 2 (Gestión presupuestaria y financiera) de los informes anuales relativos a los ejercicios 2016 y 2017.

Miembro suplente del Comité de Ética del Tribunal de octubre de 2016 a junio de 2017.

 

Desde abril de 2012 hasta abril de 2016:

Director adjunto (economía, finanzas, presupuesto de la UE (ECOFIN)), consejero, presidente del grupo de trabajo del Consejo de Ministros de la UE sobre el Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas y del grupo de consejeros financieros durante la Presidencia letona de la UE. Ministerio de Hacienda de Letonia y Representación Permanente de Letonia ante la UE (Bruselas).

 

Desde octubre de 2010 hasta abril de 2012:

Asesor del director del Consejo Ejecutivo (que representa a Finlandia, Noruega y Letonia) del Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (Londres)

 

Desde mayo de 2003 hasta octubre de 2010:

Asesor (economía, finanzas, presupuesto de la UE, fiscalidad) en la Representación Permanente de Letonia ante la UE (Bruselas).

 

Desde enero de 2002 hasta mayo de 2003:

Director del Departamento de Integración Europea, Ministerio de Hacienda (Riga).

 

Desde febrero de 2001 hasta enero de 2002:

Jefe de la Unidad de Integración Europea, Ministerio de Hacienda (Riga).

 

Desde enero de 2000 hasta abril de 2000:

Licenciado en prácticas, Comisión Europea, Dirección de Asuntos Económicos y Financieros (Bruselas).

 

Desde junio de 1996 hasta diciembre de 1999:

Distintos puestos de nivel inicial en los sectores público y privado y en el mundo universitario.

 

Conocimientos lingüísticos

Inglés – fluido. Francés – buen nivel de trabajo. Alemán – básico a intermedio. Letón y ruso – nativo.

 

Distinciones y reconocimientos

Reconocimiento oficial del Consejo de Ministros de la República de Letonia, noviembre de 2015.

Reconocimiento oficial del primer ministro por su contribución personal al éxito de la Presidencia letona de la UE en 2015 y a la introducción del euro en Letonia en 2014.

Reconocimiento del ministro de Asuntos Exteriores por su contribución a la introducción del euro en Letonia en 2014.

Diploma al mérito concedido por el ministro de Hacienda por su destacada labor de representación y promoción de los intereses económicos y financieros de Letonia en la UE, 2008.

Deporte: excampeón de esquí náutico de Letonia.

 

Publicaciones

«Sixth edition of the ECA Award - for research on EU added value and public sector auditing» (Sexta edición del Premio del Tribunal de Cuentas Europeo de investigación en auditoría del sector público y del valor añadido europeo), ECA Journal, n.º 3/2020.

«Auditing the ethical framework of EU institutions: easier said than done» (Auditar el marco ético de las instituciones de la UE: es más fácil decirlo que hacerlo), ECA Journal, n.º 2/2019.

«Future EU budget decision-making enters the crucial stage» (El futuro proceso decisorio del presupuesto de la UE entra en una fase crucial), ECA Journal, n.º 11/2017.

«Professor Mario Monti at the European Court of Auditors: Results of the work of the High Level Group on Own Resources (HLGOR)» (El catedrático Mario Monti en el Tribunal de Cuentas Europeo: resultados del trabajo del Grupo de Alto Nivel «Recursos Propios»), ECA Journal, n.º 4/2017.

«Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIE): el proceso de negociación», Intereses de Letonia en la UE, noviembre de 2015 (en letón).

 


 

ANEXO 2: RESPUESTAS DE MIHAILS KOZLOVS AL CUESTIONARIO

Cuestionario para la renovación de los miembros del Tribunal de Cuentas

Ejercicio de las funciones: lecciones aprendidas y compromisos futuros

Los pilares fundamentales del trabajo del Tribunal de Cuentas Europeo (TCE) son la colegialidad y el espíritu de equipo, de ahí que muchos de los logros que mencionaré en mis respuestas no habrían sido posibles sin el apoyo de los demás miembros y del personal. Ha sido para mí un honor y un placer formar parte del Colegio y de diversos equipos estratégicos, de reflexión y de auditoría a lo largo de mi mandato hasta la fecha.

1. ¿Cuáles han sido sus principales logros como miembro del TCE? ¿Cuáles han sido los mayores contratiempos?

Los miembros del TCE son responsables de la estrategia del Tribunal y rinden cuentas, en última instancia, de su aplicación, a título individual y como colegio. He contribuido regularmente a la elaboración de la estrategia, así como para garantizar una evolución constante del Tribunal en su conjunto para convertirse en una organización preparada para el futuro. He puesto mi ambición, mi voluntad de mejora y mis conocimientos a disposición del Tribunal, con, como resultado, una serie de productos de auditoría variados y otros documentos durante mi mandato.

Me di cuenta de que era necesario mejorar el proceso de elaboración de la estrategia en el Tribunal, así como seguir las recomendaciones de la revisión inter pares. Por ello, me ofrecí a trabajar como miembro del grupo consultivo de estrategia y previsión y posteriormente como miembro activo del grupo de desarrollo de la estrategia dentro del Tribunal, que dio lugar a la adopción de la estrategia del TCE para el período 2021-2025. No se trata simplemente de una nueva estrategia, sino de un documento que se ha elaborado a través de un proceso cualitativamente diferente. Su misión, visión, valores, objetivos y elementos posibilitadores son ahora ampliamente compartidos por el Colegio y el personal, ya que se han desarrollado a través de un extenso proceso de consulta y reflexión en el que ha participado todo el personal. Por supuesto, la aplicación es clave, por lo que, ahora también como miembro del Comité Administrativo, continúo siguiendo de cerca la elaboración de los diferentes planes de acción para garantizar su plena conformidad con nuestros objetivos estratégicos.

Estoy convencido de que, para contribuir de la mejor manera posible a los principios de buena gestión financiera, el trabajo de cualquier entidad fiscalizadora superior debe traducirse en productos de auditoría oportunos, pertinentes e influyentes. Creo que, bajo mi dirección, los equipos de auditoría han conseguido elaborar varios informes especiales verdaderamente eficaces y oportunos, como el Informe Especial 13/2021: «Los esfuerzos de la UE en la lucha contra el blanqueo de capitales en el sector bancario son fragmentarios y su aplicación, insuficiente», o el Informe Especial 21/2020: «Control de las ayudas estatales a las instituciones financieras de la UE: es necesario un control de adecuación» (informe sobre ayudas estatales a bancos). También salí de mi «zona de confort en materia de auditoría» (a saber, llevar a cabo auditorías que uno puede realizar pero no necesariamente las que deben realizarse) y dirigí al equipo que auditó los marcos éticos de las principales instituciones de la Unión – Informe Especial n.º 13/2019: «Marcos éticos de las instituciones de la UE auditadas: se pueden mejorar». De hecho, esta auditoría llevó al propio Tribunal a someterse a una revisión inter pares de sus normas éticas que dio lugar a diferentes mejoras. En general, uno de los elementos principales que sirven para medir la eficacia de una entidad fiscalizadora superior es si los auditados dan curso a las conclusiones y recomendaciones, y creo que así fue en estas ocasiones.

Para reforzar las capacidades del Tribunal, dirigí el equipo, renegocié y firmé, en nombre del Tribunal, el acuerdo tripartito con la Comisión y el Banco Europeo de Inversiones (BEI). El nuevo acuerdo se firmó a principios de noviembre de 2021. Estoy convencido de que hemos conseguido mejorar las disposiciones de auditoría de los fondos de la Unión ejecutados por el BEI.

El compromiso activo con las autoridades nacionales es importante para mejorar la repercusión del trabajo del Tribunal. Mejorar la visibilidad del Tribunal en mi país de origen fue una de mis prioridades en estos años. Gracias a numerosas medidas adoptadas a distintos niveles que apliqué con el apoyo del personal de mi gabinete, estoy convencido de que nuestros compañeros en Letonia no solo saben más sobre nuestro trabajo e informes, sino que también los utilizan en su día a día.

En lo que respecta a los contratiempos, en mi opinión, no deben disuadirnos a la hora de avanzar hacia lo que uno considera correcto, sino más bien motivarnos para actuar mejor. Para este cuestionario, permítanme centrarme en el nivel institucional y aportar varios ejemplos.

Considero que, a pesar del reconocimiento general del valor añadido que aporta la inversión en herramientas digitales en el ámbito de la auditoría, su adopción sigue produciéndose a un ritmo bastante lento, por lo que hay margen de mejora. Sigo de cerca estas actividades en el Tribunal y las apoyo.

La incapacidad para dar visibilidad y promover con éxito nuestro trabajo resulta a veces decepcionante, razón por la que contribuí activamente al desarrollo de la estrategia de comunicación del Tribunal. 

2. ¿Cuáles han sido las principales lecciones aprendidas en su ámbito de competencia / los resultados logrados en el desempeño de sus funciones y de sus tareas de auditoría?

Cada miembro aporta su experiencia profesional y conocimientos en beneficio del Tribunal. Mi experiencia previa se enmarca en el ámbito económico y financiero, si bien también he trabajado en otros ámbitos y he aprendido mucho. Creo que la principal lección que he aprendido de la labor de auditoría que he dirigido es que el proyecto europeo, aunque en constante evolución, aún tiene un gran margen de mejora y el Tribunal puede contribuir a dicha mejora. Creo que esto es cierto en los ámbitos de la gobernanza económica y financiera, la política exterior, la defensa y la investigación y la innovación, por citar solo algunos.

También he aprendido que no basta con elaborar y publicar un buen informe. Igual de importante es no escatimar esfuerzos para sacarle todo el partido posible al informe a través de diferentes actividades, como presentaciones, conferencias, publicaciones, debates, etc. 

La experiencia que he adquirido hasta ahora en el Tribunal también me ha demostrado una vez más la importancia de comportarse con arreglo a las normas éticas más estrictas y de predicar con el ejemplo.

En cuanto a los resultados, creo que mi trabajo durante los primeros años en el Tribunal sobre el presupuesto de la Unión (por ejemplo, el examen intermedio) y sobre los marcos éticos en las instituciones de la Unión dio lugar a mejoras, como, por ejemplo, se observó en la conferencia de alto nivel sobre ética que organicé en septiembre de 2020 sobre la base del informe de auditoría. Más adelante, me centré en la gobernanza financiera y económica, ya que considero que hay margen de mejora. Hasta ahora he dirigido dos auditorías en este ámbito: sobre ayudas estatales a los bancos y sobre el marco de la Unión en materia de lucha contra el blanqueo de capitales. En ambos casos, el ámbito de la auditoría se definió de tal modo que cubriera al sector bancario, ya que este es el sector que garantiza la estabilidad financiera y puede afectar a todos los ciudadanos. Estoy seguro de que nuestras recomendaciones están dando frutos, tal como se vio, por ejemplo, en la conferencia sobre la gobernanza económica y financiera que propuse y organicé en julio de 2021 en nombre del Tribunal y de la Sala IV, con la participación de todas las partes interesadas en el marco de gestión de crisis de la Unión. Además, como parte de la auditoría sobre la lucha contra el blanqueo de capitales, puse a prueba con éxito el memorando de entendimiento entre el Tribunal y el BCE. Por último, en el ámbito del mercado interior, la auditoría que dirigí dio lugar a recomendaciones específicas sobre cómo aprovechar la considerable inversión de la Unión en sus activos espaciales en beneficio de administraciones públicas, pymes y empresas innovadoras.

En lo que respecta al trabajo sobre la declaración de fiabilidad, considero que es una herramienta de seguimiento constante y una buena fuente de información sobre la aplicación de las políticas de la Unión. En este ámbito, fui responsable de dos capítulos: «Capítulo 2 – Gestión presupuestaria y financiera» (2 años) y «Capítulo 4 – Competitividad para el crecimiento y el empleo» (3 años y en la actualidad). Por lo que se refiere al capítulo 2, amplié el alcance habitual de la auditoría centrándola en mayor medida en la complejidad del presupuesto de la Unión, y publiqué más análisis sobre las capacidades de absorción de los Estados miembros. En el capítulo 4, cuando fui nombrado miembro ponente, el Tribunal dirigió el proyecto destinado a valorar la posibilidad de aplicar el encargo de atestiguamiento en la auditoría. Aunque, por el momento, hemos concluido que, debido a una serie de deficiencias, el Tribunal no podría basarse en la información facilitada por los auditores de la Comisión, también hemos identificado varios ámbitos significativos en el sistema de control de la Comisión respecto de los que el Tribunal ha formulado recomendaciones, por ejemplo, para garantizar que los auditores privados contratados por los beneficiarios realicen un trabajo de auditoría de mayor calidad. Con el trabajo relativo a la declaración de fiabilidad también hemos contribuido a la nueva propuesta legislativa sobre Horizonte Europa.

3. ¿Qué valor añadido podría usted aportar al TCE en su segundo mandato y/o, en particular, en su ámbito de competencia? ¿Le gustaría cambiar de ámbito de competencia? ¿Cuáles son sus motivaciones? 

En el actual período estratégico 2021-2025, el TCE se enfrentará a diversos retos. Me convertí en decano sobre la base de un programa que presenté a mis colegas, y aportaré valor mejorando aún más el rendimiento de la Sala gracias a la realización de lo establecido en dicho programa.

Uno de los retos es definir nuestro enfoque de auditoría con respecto a Next Generation EU, tanto en lo que se refiere a la legalidad/regularidad como al rendimiento. La Sala IV ha asumido un papel de liderazgo, en particular en relación con la auditoría de gestión del nuevo fondo. Aportaré mis conocimientos en el ámbito del presupuesto de la Unión y la gobernanza económica.

Sobre la base de mi experiencia en el Tribunal contribuiré al logro de diversos objetivos estratégicos, por ejemplo, mejorando las disposiciones de auditoría en el marco del actual mandato del TCE, detectando y eliminando las lagunas en materia de auditoría, argumentando en contra del enfoque compartimentado con el fin de crear una cartera óptima de auditoría que refleje las cuestiones de actualidad y apoyando toda la labor de refuerzo de la repercusión del trabajo del TCE.

En concreto, considero necesario que el Tribunal realice una serie de aportaciones en el ámbito de la gobernanza presupuestaria y financiera. En cuanto a los marcos presupuestarios, creo que el Tribunal debería contribuir al debate en curso sobre la base de su trabajo de auditoría anterior. Lo mismo se aplica a la gobernanza financiera en la Unión, ámbito en el que el Tribunal ha acumulado una cartera de auditorías de alta calidad. Abogaré a favor de estas contribuciones, y también estoy dispuesto a asumir la responsabilidad de su realización.

Es importante señalar que defenderé formas de trabajo abiertas y colaborativas con nuestros interlocutores, en particular el Parlamento Europeo y el Consejo, así como con las entidades auditadas, en especial la Comisión, y todo ello con plena independencia de conformidad con las disposiciones de los Tratados.

Mi experiencia anterior demuestra que la rotación de los miembros entre diferentes salas y comités contribuye a mejorar el rendimiento del Tribunal. Empecé en la Sala V y, a continuación, pasé a la Sala IV (actualmente como decano), al tiempo que asumí un mandato ampliado en el Comité de Control de Calidad de la Auditoría. Creo que, a corto y medio plazo, puedo aportar valor añadido a la labor de la Sala IV, si bien, más adelante, no excluyo asumir funciones en otras salas o a nivel del Tribunal

Como ya he indicado anteriormente, mi principal motivación es que existen muchas maneras de mejorar el proyecto europeo en diversos ámbitos. Me siento satisfecho cuando veo que el trabajo del Tribunal ha contribuido a este proceso, aunque esta contribución no siempre sea visible, ya que los auditores externos no tienen como objetivo salir en los titulares de los medios de comunicación, sino apoyar con su labor a los responsables políticos informándoles y respaldándoles de cara a la toma de decisiones.

4. ¿Cómo se asegura de alcanzar los objetivos previstos de una misión de auditoría? ¿Se ha encontrado alguna vez en una situación en la que no pudiera llevar a cabo su tarea de auditoría? En caso afirmativo, ¿por qué razones? ¿Cómo actúa en ese tipo de situación?

En primer lugar, preparándome bien para la tarea de auditoría y fijando correctamente el alcance de la auditoría. Antes de aprobar el plan de trabajo de la auditoría, siempre estudio ampliamente el ámbito de la auditoría. Formulo preguntas y busco respuestas, por ejemplo, cuáles son las cuestiones más pertinentes, qué es importante para las distintas partes interesadas (incluidos los responsables políticos), cuáles son los puntos de vista de los académicos, o si podré obtener pruebas suficientes y adecuadas. También es muy importante ceñirse al plan de auditoría, aunque puedan presentarse obstáculos, por ejemplo, objeciones del auditado a los métodos de recopilación de pruebas de la auditoría, o con respecto a su alcance o sus conclusiones.

Siempre he logrado completar todas las tareas de auditoría bajo mi dirección; la única desviación del plan de auditoría ha sido el retraso debido a la necesidad de convencer a los auditados para que cooperen plenamente. Por ejemplo, en una auditoría, la entidad auditada pidió que no continuara la auditoría debido a la pandemia de COVID-19, y yo propuse retrasar la fase activa del trabajo de auditoría durante dos meses para darle el tiempo necesario para adaptarse a la nueva realidad y, a continuación, procedí de acuerdo con el plan de auditoría.

A veces, nos enfrentamos a situaciones en las que el Tribunal carece de derechos de auditoría o estos son limitados, por ejemplo en el ámbito de la gobernanza económica y financiera. Sin embargo, para evaluar verdaderamente la eficacia de la acción de la Unión en su totalidad, habría que examinar de forma conjunta la eficacia de la acción tanto a nivel de la Unión como nacional. A menudo nos tenemos que limitar a la acción a nivel de la Unión porque el mandato del TCE tiene limitaciones. 

En resumen, en estos casos, trato de ejecutar el mandato del Tribunal recurriendo a diferentes medidas que permiten completar los procedimientos de auditoría acordados en la Sala.

5. En el supuesto de que se confirmara su segundo mandato y saliera usted elegido como decano de una sala del TCE, ¿cómo orientaría el trabajo para definir sus prioridades? ¿Podría darnos dos o tres ejemplos de ámbitos en los que centrarse en el futuro?

Mis colegas de la Sala IV me respaldaron como decano en septiembre de 2021; ha sido un honor aceptar esta función. Esto fue el resultado de debates en profundidad sobre la manera en que la Sala IV podría contribuir mejor a la labor del TCE en las circunstancias actuales. Basé mi propuesta en los tres puntos siguientes. 1) Como decano, intentaré centrar la labor de la Sala IV en las tendencias clave en Europa a través de un trabajo de auditoría oportuno, pertinente y de impacto realizado por equipos de auditoría sólidos. 2) Esto requerirá un enfoque más cuidadoso y estratégico de la planificación del trabajo de nuestra Sala, combinando la coordinación descendente (miembros) y ascendente (dirección y personal). 3) Sería necesario reforzar el enfoque de nuestra cartera de auditoría y garantizar una cobertura equilibrada de los distintos ámbitos políticos. También tendremos que asegurarnos de que encaja bien con el enfoque amplio del TCE.

Más concretamente, además de varios ámbitos prioritarios (como NextGenerationEU) —ya lo he mencionado en mis respuestas a preguntas anteriores—, señalaría también la necesidad de trabajar más en el funcionamiento del mercado único de la UE y la eficacia de la acción de la UE en el ámbito de la investigación y la innovación. Por ejemplo, en lo que respecta al mercado único de la UE, creo que el TCE puede arrojar luz sobre cuántos de los objetivos que existen sobre el papel se han perseguido en la práctica y se han alcanzado en beneficio de la economía de la UE y de sus ciudadanos. Esto tiene que ver con la presentación de informes sobre la gestión, y me alegro de formar parte del grupo de reflexión entre el Parlamento y el TCE sobre cómo informar mejor sobre la gestión en la acción de la UE. 

6. Si tuviera que gestionar la selección de las tareas de auditoría con vistas a la preparación del programa de trabajo anual del TCE, ¿en qué criterios se basaría para efectuar su elección de entre la lista de prioridades recibida del Parlamento y/o de la Comisión de Control Presupuestario?

¿Qué haría si una prioridad política no correspondiese a la evaluación de riesgos hecha por el TCE sobre las actividades de la Unión?

La lista de prioridades del Parlamento y de la Comisión CONT representa una importante fuente de información para reflexionar sobre el programa de trabajo anual del TCE. Me congratulo de que cada año el Parlamento proponga muchos temas para las auditorías, lo que refleja las prioridades políticas actuales y, lo que también es importante, las futuras. El TCE también lleva a cabo su propia evaluación de riesgos (utilizando también las técnicas de prospectiva) y recibe un número cada vez mayor de propuestas del Consejo. Hacer una composición de lugar no es tarea fácil, pero creo que en los últimos años el TCE ha examinado en profundidad las propuestas del Parlamento, ya que, por ejemplo, sus ideas están cubiertas en 31 de las 38 tareas de auditoría del programa de trabajo anual para 2022. Esto es el resultado de un sólido procedimiento interno en el TCE por el que cada idea de auditoría se evalúa con arreglo a la lista del Parlamento.

Creo que una introducción gradual del programa de trabajo evolutivo plurianual permitiría al TCE cubrir aún mejor las ideas del Parlamento.

A un nivel más práctico, utilizo dos criterios: plazos y pertinencia. También sigo los procesos legislativos en los ámbitos políticos de nuestra Sala e intento apoyar ideas de auditoría que puedan contribuir y aportar un valor añadido al debate legislativo. Así es como aplico el criterio de «oportunidad».

Apoyo un incremento de las auditorías relacionadas con las políticas a las que el TCE deba contribuir, aunque el importe del presupuesto de la UE en cuestión pueda ser limitado (es decir, solo para la administración). Así entiendo la pertinencia de nuestro trabajo de auditoría, es decir, la capacidad de apoyar el proceso legislativo o presupuestario con evidencias útiles y empíricas.

Por supuesto, el «filtro» general de los cientos de ideas de auditoría que estudiamos es nuestra nueva estrategia que proporciona un marco claro para distinguir entre lo que estaría bien hacer y lo que debe hacerse.

Gestión de carteras, métodos de trabajo y resultados

7. La producción de informes fiables, oportunos y de alta calidad es fundamental:

 ¿Cómo garantizaría que los datos utilizados en una auditoría son fiables y que las conclusiones no están desfasadas?

En efecto, una de las principales responsabilidades del auditor profesional es recabar evidencias de auditoría adecuadas. Estamos vinculados por normas de auditoría que definen claramente los datos que los auditores pueden utilizar en sus apreciaciones. Abogaría por una aplicación estricta de las normas de auditoría para evitar situaciones en las que alguien cuestione los datos que utilizamos o las conclusiones que publicamos.

El marco para la recogida y evaluación de las evidencias de auditoría está establecido por las normas internacionales de auditoría. La ISA 500 — EVIDENCIA DE AUDITORÍA establece que la evidencia de auditoría es fiable si cumple los requisitos necesarios de credibilidad, si se producen las mismas conclusiones cuando se realizan pruebas repetidamente o cuando la información se obtiene de fuentes diferentes. La fiabilidad de la evidencia de auditoría se ve afectada por su origen y tipo y depende de las circunstancias en las que se obtenga.

La obtención de evidencias de auditoría de distintas fuentes o de diferente naturaleza puede indicar que un elemento concreto de la evidencia de auditoría no es fiable, por ejemplo, cuando las evidencias de auditoría obtenidas de una fuente no son coherentes con las obtenidas de otra. Este puede ser el caso, por ejemplo, cuando las respuestas a las preguntas formuladas a la dirección, los auditores internos y otros sean incoherentes, o cuando las respuestas a las preguntas a los responsables de la gobernanza formuladas para corroborar las respuestas a las preguntas planteadas a la dirección no sean coherentes con las respuestas de la dirección. La ISA 230 incluye un requisito específico de documentación si el auditor ha hallado información que no es coherente con la conclusión final del auditor en relación con un asunto significativo.

La ISSAI 100 — PRINCIPIOS FUNDAMENTALES DE AUDITORÍA DEL SECTOR PUBLICO establece que el auditor debe evaluar la evidencia de auditoría con vistas a obtener resultados de auditoría. Al evaluar la evidencia de auditoría y la importancia relativa de los resultados, el auditor debe tener en cuenta factores tanto cuantitativos como cualitativos. Esto incluye también el aspecto temporal.

Sobre la base de los resultados, el auditor debe ejercer su juicio profesional para llegar a una conclusión sobre el asunto o la información sobre el asunto.

El TCE también dispone de sólidos procedimientos internos para garantizar la solidez de las evidencias de auditoría y, como miembro del Comité de control de calidad de la auditoría, formo parte de este marco.

 ¿Cómo mejoraría la calidad y pertinencia de las recomendaciones?

Abogaría por una mayor coherencia y una aplicación estricta de la norma de auditoría ISSAI 300 — PRINCIPIOS DE AUDITORÍA DE DESEMPEÑO, que establece que las recomendaciones deben estar bien fundamentadas y añadir valor. Deben abordar las causas de los problemas y/o deficiencias. Sin embargo, deben ser redactadas de una forma que evite obviedades o que se inviertan las conclusiones de auditoría, y no deben inmiscuirse en las responsabilidades de la dirección. Debe estar claro a quién se dirigen y qué aborda cada recomendación, quién es responsable de tomar cualquier iniciativa y qué significan las recomendaciones, por ejemplo, cómo contribuirán a mejorar la gestión. Las recomendaciones deben ser prácticas y estar dirigidas a las entidades que tengan la responsabilidad y la competencia de aplicarlas.

En el trabajo cotidiano, mi práctica habitual es participar plenamente en la elaboración de conclusiones y recomendaciones basadas en el trabajo de auditoría realizado y en las evidencias recogidas.

8. El objetivo de la reforma del TCE es establecer una relación de rendición de cuentas más sólida entre el equipo de auditoría y el miembro ponente:

 Habida cuenta de su experiencia, ¿cree que el papel de un miembro es el de participar más activamente en el trabajo de auditoría?

Para dar una respuesta directa: sí, creo que este es el único enfoque para realizar un trabajo de auditoría de calidad y colaborar con los colegisladores, los auditados y las partes interesadas al presentar los resultados. Esto es lo que me comprometí a hacer durante la primera audiencia ante su comisión en 2016 y creo que he cumplido este compromiso.

En primer lugar, colaboro activamente con mis colegas miembros del Colegio y los auditores ya antes de aprobar las tareas de auditoría en el programa de trabajo anual con el fin de fomentar el debate sobre la oportunidad, la pertinencia y el posible impacto de toda auditoría propuesta. A continuación, antes de la adopción del plan de trabajo, me reúno varias veces con el equipo de auditoría y las principales partes interesadas para asegurar que, durante el denominado análisis de cuestiones, contemos con toda la información necesaria para adoptar las preguntas de auditoría más pertinentes. Más adelante, yo y mi gabinete estamos en contacto permanente con el equipo de auditoría y el director para guiar su trabajo, abordar los posibles obstáculos y realizar adaptaciones, en caso necesario, para mejorar el valor añadido final. Es importante destacar que, al preparar la observación preliminar para su adopción en una reunión de la Sala, examino el trabajo de auditoría (prácticamente punto por punto) junto con el equipo de auditoría, con el fin de garantizar una base empírica completa y de máxima calidad. También creo que es importante mantener un estrecho contacto con el equipo de auditoría después de la publicación para aprovechar los resultados de la auditoría, presentándolos a los colegisladores y otras partes interesadas, en conferencias y otros actos. Considero que una implicación tan sustancial (sin caer en la microgestión) es la única manera de elaborar recomendaciones pertinentes y defenderlas en diversos foros. La estrecha participación del miembro ponente también es un factor de motivación para el equipo de auditoría.

Por lo tanto, mi receta para un buen informe de gestión consiste en implicarme en el trabajo con el equipo, confiar en los miembros del equipo profesional, motivarlos a través del apoyo en situaciones difíciles y mantener el contacto una vez publicado el informe.

 ¿Cambiaría usted su manera de trabajar con un equipo de auditoría? En caso afirmativo, ¿cómo? E

Habida cuenta de mi modus operandi desde el primer día en el TCE, mantendría y reforzaría la aplicación de los principios antes mencionados.

9. ¿Cuáles serían sus propuestas para seguir mejorando y modernizando el funcionamiento, la programación y el trabajo (ciclo de auditoría) del TCE? Tras su primer mandato, ¿podría usted mencionar un aspecto positivo del trabajo del TCE y otro negativo? E, L

Creo que cualquier organización siempre puede hacerlo mejor. Lo mismo se aplica al TCE, y el TCE lo ha demostrado a lo largo del tiempo. Creo que el Colegio puede demostrar más liderazgo y apropiación, mejorar su fijación de objetivos (por ejemplo, por lo que se refiere a emitir más dictámenes), acortar el ciclo de auditoría, pasar al programa de trabajo evolutivo plurianual, ser más ambicioso a la hora de identificar y utilizar herramientas digitales en la auditoría, comunicar mejor su labor y fomentar la cultura ética. También hay margen de mejora en términos de cooperación con los colegisladores, tanto el Parlamento como el Consejo. Hemos realizado ciertos progresos en relación con el Consejo, pero, lamentablemente, la intensidad de la cooperación sigue estando muy por detrás de la que mantenemos con el Parlamento.

Quisiera referirme a la flexibilidad del TCE, por ejemplo, en lo que respecta a la adaptación a las nuevas formas de trabajo en el mundo pospandémico, lo que nos ha permitido mantener y, en algunos aspectos, aumentar nuestra producción, salvaguardando al mismo tiempo la calidad.

Creo que, en cierta medida, el enfoque de silos sigue estando presente en nuestra organización, que es relativamente pequeña. Los esfuerzos para abordar este problema deben continuar en el nuevo período estratégico, especialmente debido a la necesidad de realizar más auditorías intersectoriales o temáticas.

10. En virtud del Tratado, el TCE debe asistir al Parlamento Europeo en el ejercicio de su función de control de la ejecución del presupuesto a fin de reforzar tanto el control público como la rentabilidad del gasto general:

 Con la experiencia adquirida en su primer mandato, ¿cómo cree que podría mejorarse aún más la cooperación entre el TCE y el Parlamento Europeo (Comisión de Control Presupuestario) en lo relativo a la auditoría del presupuesto de la UE?

El Parlamento Europeo es el socio más cercano del TCE en el ejercicio del mandato del TCE en virtud del Tratado. En general, considero que la cooperación ha mejorado durante los últimos años y deben mantenerse y reforzarse varias buenas prácticas introducidas, como las reuniones anuales entre la Comisión CONT y el TCE. También solía reunirme periódicamente con los ponentes, los ponentes alternativos, los coordinadores y cualquier diputado al Parlamento Europeo dispuesto a colaborar, práctica que se vio interrumpida por la pandemia y que me esforzaré por retomar lo antes posible.

También podríamos estudiar la posibilidad de celebrar reuniones más específicas entre, por ejemplo, las Salas del TCE y grupos de diputados al Parlamento Europeo dedicados a una serie de cuestiones específicas en varias comisiones.

Tenemos que reflexionar sobre cómo podría reaccionar el TCE ante una situación que evolucione rápidamente en relación con una cuestión concreta, con aportaciones rápidas. Los dictámenes son un elemento importante, pero también pueden tenerse en cuenta otros productos. Por ejemplo, quisiera recordar una rápida revisión de un caso sobre la financiación de la UE para Euronews.

A pesar del papel clave de la Comisión CONT en la aprobación de la gestión, también apoyo en gran medida la práctica de las reuniones conjuntas con la Comisión CONT y comisiones sectoriales para debatir sobre informes especiales más específicos. Considero que se trata de una idea muy buena, ya que ofrece perspectivas distintas y enriquece el debate, y también ahorra tiempo a ambas partes.

He participado en algunas audiencias públicas organizadas por el Parlamento y considero que son un foro muy útil para intercambiar ideas y ayudar a la Comisión CONT y otras comisiones en su labor.

Creo que sería beneficioso para ambas partes celebrar conferencias compartidas o debates formales o informales sobre temas importantes de interés para la UE.

 Del mismo modo, ¿cómo cree que podrían reforzarse las relaciones entre el TCE y las instituciones nacionales de auditoría?

Creo que el TCE y las entidades fiscalizadoras superiores (EFS) nacionales deberían verse recíprocamente como socios y no como competidores, porque trabajamos con el mismo fin. La mejor manera probada de cooperar es organizar actos comunes periódicos con intercambio de información y experiencias.

Los foros internacionales para la cooperación de las EFS representan una excelente oportunidad para estrechar lazos. A escala de la UE, las reuniones del Comité de Contacto suelen ser muy útiles. Desde una perspectiva más amplia, las formaciones centrales EUROSAI e INTOSAI contribuyen a desarrollar la profesión de auditoría pública. Por ejemplo, represento al TCE en el grupo de trabajo de la INTOSAI sobre modernización financiera y reforma regulatoria, en el que intercambio puntos de vista con colegas de todo el mundo, incluidas EFS de la UE.

NextGenerationEU es una oportunidad más para trabajar juntos, es decir, los fondos nacionales de recuperación se ejecutarán a nivel nacional y los fondos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia se gastarán a nivel nacional, por lo que también están en el punto de mira de las EFS. Considero que puede y debe haber sinergias de auditoría en este ámbito. Por ejemplo, la Sala IV audita ahora el proceso de evaluación por la Comisión de los planes nacionales de recuperación y resiliencia. Al mismo tiempo, me consta que algunas EFS auditan el proceso de desarrollo de dichos planes a nivel nacional. Es evidente que este trabajo es beneficioso para ambas partes, ya que, finalmente, proporcionará una imagen completa.

Si bien sigue siendo un reto, el trabajo de auditoría común sobre temas de interés compartido o, al menos, presentaciones comunes y coordinadas de los resultados de las auditorías independientes en el mismo ámbito político podría mejorar el impacto. Por ejemplo, organicé la presentación del informe del TCE sobre los megaproyectos de la UE en materia de transporte en Letonia en la misma semana en la que la EFS letona presentó el trabajo de auditoría de las tres EFS bálticas sobre la ejecución del proyecto Rail Baltica. Ambos informes recibieron mucha atención, amplificándose mutuamente.

Antes de la pandemia, estaba a punto de poner a prueba una escuela de verano en la que, junto con las EFS de los Estados bálticos reuniríamos al mundo académico, profesionales de la auditoría del sector público y profesionales de la auditoría del sector privado para el intercambio de sus conocimientos y estudiar los últimos avances innovadores en el ámbito de la auditoría. Desgraciadamente, debido a la pandemia, este proyecto se interrumpió, pero tengo la intención de continuar con él cuando mejore la situación sanitaria.

11. ¿Cómo piensa apoyar al Parlamento para agilizar el procedimiento de aprobación de la gestión? ¿Qué medidas pueden ser tomadas por su parte?

El actual procedimiento de aprobación de la gestión se deriva de varios plazos legales para las instituciones implicadas; es, en efecto, una cadena de acontecimientos interconectados. El TCE ya ha adelantado la publicación de su informe anual de otoño del año n + 1 varias semanas en comparación con la práctica del pasado reciente. Dado que el TCE aprueba el informe anual a mediados de julio del año n + 1, tal vez su publicación podría adelantarse aún más, a reserva de la cooperación de la entidad auditada.

Una idea menos convencional sería estudiar detenidamente si es necesario debatir en el formato actual las rúbricas del MFP en las que, según la evaluación del TCE, el porcentaje de error sea inferior al 2 %, ya que el porcentaje de error por debajo de este umbral de importancia relativa indica que no existen problemas relevantes en la divulgación de información en las cuentas.

Independencia e integridad

12. ¿Qué garantías de independencia puede usted dar al Parlamento Europeo y cómo garantizaría usted que ninguna de sus actividades pasadas, actuales o futuras pueda comprometer la realización de las labores que se le encomienden en el TCE?

La piedra angular de la independencia de las EFS es la Declaración de México. Creo que mi actuación en el TCE ha demostrado mi independencia. He participado en el procedimiento de aprobación de la gestión como miembro ponente en dos capítulos del informe anual, he dirigido varias auditorías de gestión (también sobre los marcos éticos de las instituciones de la UE) y he contribuido regularmente a procesos internos clave en el seno del TCE (por ejemplo, desarrollo de estrategias, prospectiva o control de calidad). En el marco de este trabajo, me he hallado en situaciones en las que he tenido que ejercer mi juicio independiente para llevar a cabo conclusiones y recomendaciones a los auditados a veces difíciles, a pesar de su resistencia y presión. Esto se debe a mi participación activa en el trabajo de auditoría de principio a fin y a mi confianza en sus resultados.

Supongo que la segunda parte de la pregunta se refiere a las actividades externas. Durante mi mandato, he llevado a cabo una actividad externa (un seminario no remunerado de dos días de duración para altos funcionarios rumanos) para compartir mi experiencia en el éxito de la Presidencia letona de la UE; la notifiqué debidamente al Comité de Ética del TCE, del que recibí una opinión favorable, obteniendo el respaldo del TCE. Dada mi convicción de que ser miembro del TCE es un trabajo a tiempo completo, no tengo intención de emprender ninguna actividad externa que pueda comprometer el cumplimiento de mis obligaciones como tal. He recibido varias propuestas para participar en actividades externas durante mi mandato actual, pero, tras una cuidadosa reflexión, decidí no comprometerme.

Más allá de las actividades externas, seguiré observando en mi trabajo las normas más estrictas de responsabilidad personal y financiera, integridad y compromiso con el proyecto europeo y utilizando los recursos del TCE en consonancia con las directrices aplicables y mis principios éticos personales.

13. ¿Cómo abordaría usted un caso de graves irregularidades, o incluso de fraude o corrupción, en el que estén implicadas personas de su Estado miembro de origen? ¿Se ha visto usted en esta situación durante su actual mandato?

Nunca me he visto en esta situación, pero en caso de que se dé en el marco de mi labor relativa a la ejecución del presupuesto de la UE, aplicaré el procedimiento habitual, es decir, informaré al Servicio Jurídico del TCE, que evaluará la necesidad de transferir la información a la OLAF y a la Fiscalía Europea. El sistema de control interno establecido en el TCE no permitiría a nadie ocultar determinadas cuestiones nacionales, ya que los equipos son internacionales y el grado de profesionalidad es muy alto. También discutiría el caso con el presidente del TCE.

Opino asimismo que este tipo de casos merecen un análisis serio para comprender los motivos y esforzarse por evitar que se produzcan casos similares. En términos generales, las acciones preventivas sistémicas resultan más eficaces, ya que reducen la aparición de irregularidades graves, fraude y corrupción, reforzando así la confianza de los ciudadanos. Sin embargo, la detección y la ejecución son también herramientas poderosas que deben aplicarse.

14. La existencia de un conflicto de intereses puede poner en riesgo la reputación del TCE. ¿Cómo gestionaría un conflicto de intereses?

El sistema de control interno establecido en el TCE y mejorado hace varios años garantiza la existencia de herramientas para evitar los conflictos de intereses. Los conflictos de intereses percibidos y potenciales también se evalúan cuidadosamente. Para los miembros, el Comité de Ética y el presidente son el primer punto de contacto. Es una práctica habitual consultarles mucho antes de presentar una solicitud, por ejemplo, para una actividad externa. También puede consultarse al Servicio Jurídico del TCE.

Por lo que se refiere al ejercicio de sus funciones, los miembros, por ejemplo, los miembros ponentes para el informe anual o los informes especiales, evalúan cuidadosamente los posibles conflictos de intereses. Pueden informar a un decano o al presidente y solicitar que se les asigne otra tarea. En caso de duda, el Comité de Ética proporcionaría asesoramiento tanto formal como informal.

El conflicto de intereses posterior a la contratación es, probablemente, un problema menor para el TCE. Sin embargo, el Comité de Ética del TCE lleva a cabo un análisis muy detallado y, sobre la base de mi experiencia, la aplicación de las normas es estricta.

15. ¿Está usted incurso en algún procedimiento judicial? En caso afirmativo, ¿de qué tipo?

No existen procedimientos judiciales relacionados con el desempeño de mis funciones como cargo público.

16. ¿Qué compromisos específicos está dispuesto a asumir en términos de una mayor transparencia y cooperación y de un seguimiento efectivo de las posiciones y solicitudes del Parlamento en materia de auditoría?

Quisiera subrayar que las posiciones y opiniones del Parlamento siempre han sido un ingrediente clave de mi trabajo. Por ejemplo, en el marco de todas las auditorías de gestión realizadas bajo mi dirección siempre he contactado con los diputados al Parlamento dedicados al ámbito político en cuestión. Estos intercambios han resultado muy útiles. También considero muy útil la práctica de las audiencias públicas organizadas por el Parlamento, y siempre acepto las invitaciones a participar en ellas.

La lista de prioridades de auditoría propuesta por el Parlamento es una gran fuente de inspiración e información, ya que nos ayuda a diseñar un programa que incluya auditorías oportunas, pertinentes y de impacto.

Por último, aunque no por ello menos importante, siempre estoy abierto a cualquier intercambio profesional sobre el trabajo y la cooperación del TCE con el Parlamento.

Una importante fuente de información sobre la opinión del Parlamento sobre el TCE es el procedimiento de aprobación de la gestión del TCE, que he seguido con atención y del que también seguiré haciendo un atento seguimiento como miembro del comité administrativo. Me alegro de que el marco de transparencia y rendición de cuentas del TCE haya evolucionado con el tiempo teniendo en cuenta la evolución pertinente y las posiciones del Parlamento.

Asuntos varios

17. ¿Retirará usted su candidatura de renovación del mandato en caso de que el dictamen del Parlamento sobre su nombramiento como miembro del TCE sea desfavorable?

Dado que mi posición sobre este asunto no ha cambiad desde mi primera nominación, me gustaría mantener la misma respuesta que di en el pasado, adaptada a la situación de renovación.

El Gobierno de Letonia ha depositado su confianza en mi candidatura al proponer, sobre la base de una decisión unánime, mi candidatura a la renovación. Habida cuenta de mi actuación en el TCE y de mis esfuerzos por promover la labor del TCE a nivel nacional, confío en poder estar a la altura de las altas expectativas y contribuir aún más a la labor del TCE. 

Si el Parlamento Europeo tuviera serias dudas sobre mi compromiso y mi capacidad para seguir contribuyendo al proyecto europeo como miembro del Tribunal de Cuentas Europeo y considerara que no estoy a la altura de sus expectativas, o si el Parlamento considerara que mi conducta o rendimiento durante el primer mandato hubiera estado por debajo de sus expectativas, retiraría mi candidatura. La confianza del Parlamento es necesaria para el buen funcionamiento del Colegio del TCE.

De manera más general, si cualquiera de las partes considera que existen deficiencias en el Tratado en vigor en lo que respecta al equilibrio institucional en el nombramiento de los miembros del TCE, estas deben analizarse y, si se considera necesario, corregirse en cuanto se revise el Tratado.

18. El nombramiento como miembro del TCE requiere plena atención y dedicación a la propia institución, así como garantizar que la ciudadanía confíe en la UE:

 ¿Cuál cree usted que es la mejor manera de asumir estas obligaciones profesionales?

Estoy totalmente de acuerdo con esta afirmación: ser miembro del TCE es un trabajo a tiempo completo en beneficio de la UE y de sus ciudadanos. Los miembros deberían participar plenamente en todos los aspectos del trabajo del TCE (por ejemplo, el trabajo de auditoría y la gestión interna). Por consiguiente, los miembros deben dar prioridad a su trabajo en el TCE y ejercer su mandato con toda la diligencia y la integridad necesarias. En el caso de cualquier otra actividad, deben actuar de plena conformidad con el Código de Conducta. Los miembros también deben actuar de manera que mejoren la reputación del TCE, prediquen con el ejemplo y eviten cualquier conflicto de intereses, ya sea real, potencial o percibido. Creo que durante mi trabajo en el TCE he seguido muy atentamente estos principios.

 ¿Cómo se ha organizado personalmente en lo relativo al número de días de presencia en Luxemburgo? ¿Tiene previsto organizarse de otro modo?

Desde el primer día de mi mandato he establecido (al igual que mi familia) mi residencia permanente en Luxemburgo, de conformidad con la legislación aplicable. Vivo en Luxemburgo. No tengo previsto organizarme de otro modo.


PROCEDIMIENTO DE LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EL FONDO

Título

Renovación parcial de los miembros del Tribunal de Cuentas - candidato de Letonia

Referencias

13353/2021 – C9-0407/2021 – 2021/0804(NLE)

Fecha de la consulta / solicitud de aprobación

5.11.2021

 

 

 

Comisión competente para el fondo

 Fecha del anuncio en el Pleno

CONT

10.11.2021

 

 

 

Ponentes

 Fecha de designación

Tomáš Zdechovský

26.11.2021

 

 

 

Examen en comisión

10.1.2022

 

 

 

Fecha de aprobación

10.1.2022

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

28

2

0

Miembros presentes en la votación final

Matteo Adinolfi, Olivier Chastel, Caterina Chinnici, Lefteris Christoforou, José Manuel Fernandes, Luke Ming Flanagan, Isabel García Muñoz, Monika Hohlmeier, Jean-François Jalkh, Pierre Karleskind, Joachim Kuhs, Claudiu Manda, Alin Mituța, Younous Omarjee, Tsvetelina Penkova, Markus Pieper, Sabrina Pignedoli, Michèle Rivasi, Petri Sarvamaa, Simone Schmiedtbauer, Vincenzo Sofo, Angelika Winzig, Tomáš Zdechovský

Suplentes presentes en la votación final

Pascal Durand, Maria Grapini, Mikuláš Peksa, Elżbieta Rafalska, Sándor Rónai, Viola Von Cramon-Taubadel

Suplentes (art. 209, apdo. 7) presentes en la votación final

Robert Roos

Fecha de presentación

12.1.2022

 

 

Última actualización: 13 de enero de 2022Aviso jurídico - Política de privacidad