Propuesta de resolución - B5-0753/2000Propuesta de resolución
B5-0753/2000

    PROPUESTA DE RESOLUCIÓN

    5 de septiembre de 2000

    tras una declaración de la Comisión
    presentada de conformidad con el apartado 2 del artículo 37 del Reglamento
    por Paul Lannoye y Hiltrud Breyer
    en nombre del Grupo Verts/ALE
    sobre la clonación humana

    Véase también la propuesta de resolución común RC-B5-0710/2000

    B5‑0753/2000

    Resolución del Parlamento Europeo sobre la clonación humana

    El Parlamento Europeo,

    –  Vista la propuesta del Gobierno del Reino Unido consistente en permitir la investigación médica que utiliza embriones creados mediante sustitución del núcleo de la célula (lo que se denomina "clonación terapéutica"),

    –  Visto que el Grupo de Consejeros para la ética de la biotecnología de la Comisión está preparando un informe sobre la investigación en el ámbito de las células madre humanas que se publicará en el transcurso de este año,

    –  Visto el quinto programa marco de investigación de la Comunidad y, en particular, la declaración de que "tampoco se realizará ninguna actividad de investigación, denominada "clonación", para sustituir un núcleo de célula germinal o embrionaria por un núcleo de célula de un individuo cualquiera, de un embrión, o que proceda de una fase de desarrollo posterior a la fase humana embrionaria" (nota a pie de página 1 del Tema 1 de la Sección II - Estudio de los problemas de ética biomédica y de bioética, de conformidad con los valores humanos fundamentales)

    –  Vistas sus anteriores resoluciones sobre esta cuestión, en particular las Resoluciones de 16 de marzo de 1989, 28 de octubre de 1993, 12 de marzo de 1997 y 15 de enero de 1998, su Resolución de 17 de diciembre de 1998 sobre el respeto de los derechos humanos en la Unión Europea y, en particular, teniendo en cuenta su convicción de que la prohibición de la clonación de seres humanos en cualquier fase de su desarrollo debería continuar en vigor en todo el territorio de la Comunidad, tal como afirmó en su Resolución de 30 de marzo de 2000,

    –  Reiterando su convicción de que la clonación de seres humanos, tanto con fines de experimentación en el contexto de los tratamientos de esterilidad, de diagnóstico previo a las implantaciones y de trasplantes de tejidos como con cualquier otro fin, no es ética, sino que es contraria al respeto de la persona y supone una grave violación de los derechos humanos fundamentales que no puede justificarse ni aceptarse bajo ninguna circunstancia,

    –  Vista la declaración de la Comisión de 6 de septiembre de 2000 sobre la clonación humana,

    A.  Considerando que la indudable necesidad de llevar a cabo investigaciones médicas como resultado del progreso en el conocimiento de la genética humana debe sopesarse frente a estrictas limitaciones éticas y sociales,

    B.  Considerando que existen vías de investigación alternativas y potencialmente útiles sobre las enfermedades y las discapacidades genéticas que no implican la "clonación terapéutica" ni la utilización de embriones humanos,

    C.  Considerando que está prohibida la utilización de fondos comunitarios, tanto directa como indirecta, para este tipo de investigación,

    D.  Considerando que la distinción entre "clonación terapéutica" y "clonación reproductiva" no es definitiva y que cualquier flexibilización de la prohibición vigente originará presiones para poder seguir desarrollando la producción y la utilización de embriones,

    E.  Considerando que las propuestas del Gobierno británico requieren la conformidad de los miembros de ambas cámaras del Parlamento del Reino Unido, a quienes se permitirá votar en conciencia sobre la cuestión,

    1.  Considera que la "clonación terapéutica", que conlleva la creación de embriones humanos con fines exclusivos de investigación, plantea un profundo dilema moral, significa traspasar de forma irreversible una frontera en las normas de investigación y es contraria a la política pública aprobada por la Unión Europea;

    2.  Reitera una vez más su oposición a la clonación humana en cualquiera de sus formas y a la producción de embriones humanos con fines exclusivos de investigación, y pide a la Comisión y a los Estados miembros que se reafirmen en su línea política de mantener en vigor la prohibición de la clonación humana en cualquiera de sus formas;

    3.  Pide a la Comisión que aplique estrictamente la prohibición de utilizar los fondos comunitarios para tales fines, tal como se establece en el quinto programa marco;

    4.  Pide a sus Señorías los miembros del Parlamento del Reino Unido que voten en conciencia y rechacen la propuesta objeto de examen, consistente en permitir la investigación que utiliza embriones creados por transplante de núcleos de células;

    5.  Reitera que debería establecerse una prohibición universal y específica a nivel de las Naciones Unidas sobre la clonación de seres humanos en cualquier fase de su formación y desarrollo;

    6.  Encarga a su Presidenta que transmita la presente resolución al Consejo, a la Comisión, a los Gobiernos de los Estados miembros, a los miembros del Parlamento del Reino Unido y al Secretario General de las Naciones Unidas.