Propuesta de resolución - B6-0374/2006Propuesta de resolución
B6-0374/2006

    PROPUESTA DE RECOMENDACIÓN DESTINADA AL CONSEJO

    22.6.2006

    presentada de conformidad con el apartado 1 del artículo 114 del Reglamento
    por Luis Yañez-Barnuevo García
    en nombre del Grupo del PSE
    sobre las directivas de negociación de un Acuerdo de Asociación entre la Unión Europea y sus Estados miembros, de una parte, y la Comunidad Andina y sus países miembros, de otra

    B6‑0374/2006

    Recomendación del Parlamento Europeo destinada al Consejo sobre las directivas de negociación de un Acuerdo de Asociación entre la Unión Europea y sus Estados miembros, de una parte, y la Comunidad Andina y sus países miembros, de otra

    El Parlamento Europeo,

    –  Visto el párrafo 31 de la Declaración de Viena, que recoge la decisión tomada por la Unión Europea y la Comunidad Andina en la IV Cumbre UE-ALC de entablar, durante el año 2006, un proceso conducente a la negociación de un acuerdo de Asociación, que incluya un diálogo político, programas de cooperación y un acuerdo comercial,

    –  Visto el Título V del Tratado de la Unión Europea,

    –  Visto el apartado 1 del artículo 114 de su Reglamento en relación con el artículo 83 del mismo,

    A.  Considerando que la CAN y la UE decidieron en Viena celebrar todas las reuniones necesarias antes del 20 de julio próximo para clarificar y definir las bases de la negociación que permitan una participación plena y beneficiosa para las partes en el futuro Acuerdo de Asociación,

    B.  Considerando que el respeto de la democracia, del Estado de derecho y el pleno disfrute de los derechos humanos por todas las personas, incluidos los derechos y las libertades fundamentales de los pueblos indígenas, así como la protección de los defensores de los derechos humanos y la eliminación de la impunidad, deben constituir condiciones básicas para el desarrollo de la Asociación entre las partes,

    1.  Formula las siguientes recomendaciones destinadas al Consejo:

    • a)que el mandato de negociación incluya de forma expresa la base jurídica sobre la que se negociará el nuevo Acuerdo de Asociación, la cual debe estar constituida por el Artículo 310 del Tratado constitutivo de la Comunidad Europea en relación con la primera frase del párrafo primero del apartado 2 del artículo 300 y el párrafo segundo del apartado 3 del artículo 300 de dicho Tratado;
    • b)que las directivas de negociación incluyan señales claras de apoyo a los socios andinos en sus esfuerzos por superar la crisis generada por la retirada de Venezuela, privilegiando un Acuerdo entre bloques regionales que no excluya sin embargo el tratamiento diferenciado que pueda requerir la evolución del proceso integrador en el interior de la Comunidad Andina;
    • c)que dichas directivas identifiquen los temas centrales en torno a los cuales se desarrollará la agenda y el diálogo político, incluida la actualización de los objetivos y enfoques en temas como la gobernabilidad democrática, el mantenimiento de la paz y la seguridad y la gestión de conflictos; que incluyan otros nuevos como la reducción de la pobreza, el apoyo a la cohesión social, y la migración y los intercambios humanos; y planteen acciones nuevas en asuntos como la adopción de posiciones comunes en foros internacionales y en las Naciones Unidas, respeto de los derechos humanos, etc.;
    • d)que el mandato de negociación recoja en particular el consenso UE-CAN sobre la responsabilidad compartida en materia de lucha contra el tráfico de drogas ilícitas, así como sus implicaciones sociales y económicas a la hora de aplicar las medidas propuestas, y en particular las relativas al acceso al mercado de los cultivos alternativos y a los mecanismos de control específicos orientados a frenar y reducir progresivamente los delitos conexos de blanqueo de capitales y tráfico de armas;
    • e)que las directivas de negociación prevean el acceso progresivo a los mercados europeos para los productos andinos, en condiciones competitivas, evitando que el futuro acuerdo agrave las asimetrías existentes; que las directivas prevean, por tanto, un trato especial, diferenciado y flexible en los plazos que se acuerden, en función de los compromisos en la integración regional y las mejoras en la competitividad alcanzada por los países andinos, a partir de medidas de apoyo por parte de la Unión, como la transferencia de tecnología, la inclusión de requisitos de contenido nacional en las reglas de origen y la creación de programas de cooperación y asistencia técnica, todo ello, promoviendo al tiempo un entorno jurídico que garantice la seguridad de las inversiones y relaciones económico-comerciales de las partes;
    • f)que no se incluya, en particular, subordinación alguna, expresa o tácita, que condicione la celebración del futuro Acuerdo UE-CAN a la finalización previa de las negociaciones de la ronda de la OMC, sin perjuicio de que se incorporen en su día a dicho Acuerdo los resultados del programa de trabajo de Doha que sean compatibles con el objetivo último de la asociación UE-CAN, todo ello como muestra de apoyo tangible y decisivo al proceso andino de integración regional;
    • g)que las disposiciones en materia de cooperación al desarrollo del nuevo Acuerdo tengan en cuenta las particularidades de la región andina y partan de la base de que la formación del capital humano resulta prioritaria para la superación de la pobreza en la región, de modo que se preste especial atención a la educación, la investigación, la ciencia y la tecnología, así como a la cultura;
    • h)que la Comisión informe exhaustivamente al Parlamento, si es preciso con carácter confidencial, sobre sus recomendaciones en lo que atañe al mandato de negociación;

    2.  Encarga a su Presidente que transmita la presente Recomendación al Consejo y, para información, a la Comisión, así como a los Gobiernos de los Estados miembros de la Unión Europea.