Propuesta de resolución - B6-0216/2007Propuesta de resolución
B6-0216/2007

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN

21.5.2007

tras las declaraciones del Consejo Europeo y de la Comisión
presentada de conformidad con el artículo 113 del Reglamento
por André Brie, Gabriele Zimmer, Pedro Guerreiro, Marco Rizzo y Miguel Portas
sobre el traslado del monumento conmemorativo de la Segunda Guerra Mundial en Tallin y las relaciones entre Estonia y Rusia

Procedimiento : 2007/2567(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento :  
B6-0216/2007
Textos presentados :
B6-0216/2007
Textos aprobados :

B6‑B6‑0216/2007

Propuesta de resolución del Parlamento Europeo sobre el traslado del monumento conmemorativo de la Segunda Guerra Mundial en Tallin y las relaciones entre Estonia y Rusia

El Parlamento Europeo,

–  Visto el informe de Amnistía Internacional sobre Estonia, de 7 de diciembre de 2006, que critica que la minoría de lengua rusa, que representa una tercera parte de la población del país, goza de derechos restringidos en su condición de minoría étnica,

–  Vistas las observaciones finales del Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial, de 19 de octubre de 2006, sobre Estonia, que incluye una serie de recomendaciones relativas a la eliminación de la discriminación contra las personas que pertenecen a minorías,

–  Vista la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas,

–  Visto el apartado 2 del artículo 103 de su Reglamento,

A.  Considerando que el Gobierno de Estonia decidió trasladar a un cementerio militar un monumento soviético levantado en memoria de los caídos en la lucha para derrotar al régimen nazi, monumento que estuvo presente durante décadas en el centro de la capital estonia,

B.  Considerando que esta decisión se tomó sin consultar de forma adecuada a los habitantes de Tallin e ignorando la opinión de una parte importante de la población de la ciudad,

C.  Considerando que las autoridades estonias no autorizaron las manifestaciones pacíficas contra el traslado del monumento, contribuyendo así a la escalada de las protestas,

D.  Considerando que las fuerzas del orden estonias utilizaron medios desproporcionados contra los manifestantes y arrestaron a dirigentes de las organizaciones que se oponían al traslado del monumento, lo que provocó nuevos actos de violencia y tensiones en las calles de ciudades estonias; considerando, asimismo, que se han denunciado malos tratos a los detenidos,

E.  Considerando que, tras los sucesos de Tallin, se suspendió el normal funcionamiento de la embajada de Estonia en Moscú y que varios diplomáticos de este país, incluido el jefe de misión, así como diplomáticos de otros Estados miembros de la UE, sufrieron agresiones físicas por parte de manifestantes que asediaban la embajada; considerando, asimismo, que algunos políticos rusos reaccionaron con ataques verbales desproporcionados y con amenazas de tipo económico,

F.  Considerando que estos sucesos han provocado una profunda crisis en las relaciones entre Estonia y Rusia que tendrá graves consecuencias para las relaciones entre la UE y la Federación de Rusia,

1.  Condena el traslado por el Gobierno estonio del monumento conmemorativo de la Segunda Guerra Mundial y considera que este acto refleja una lamentable falta de sensibilidad con respecto a la gravedad de los crímenes nazis y una inaceptable falta de respeto hacia todos aquellos que combatieron el fascismo;

2.  Expresa su preocupación por el hecho de que, al mismo tiempo, las autoridades estonias muestren su indiferencia frente a los crímenes perpetrados por los colaboradores estonios de ideología nazi, especialmente en lo que se refiere a su participación en crímenes cometidos contra la población judía, así como frente a las manifestaciones anuales de organizaciones neofascistas reaparecidas después de la independencia de Estonia; insiste en que se resuelva el problema de la negación de la ciudadanía que afecta a miles de personas en los países bálticos;

3.  Condena el uso desproporcionado de la fuerza por la policía estonia contra manifestantes pacíficos, al tiempo que hace hincapié en que los disturbios y el vandalismo son injustificables; expresa su preocupación por la detención de opositores al traslado del monumento; insta a que se lleve a cabo una investigación rápida, completa e independiente de los violentos disturbios de Tallin;

4.  Expresa su profunda preocupación por el hecho de que la actual discriminación y exclusión de las minorías de lengua rusa en Estonia y en los demás países bálticos, así como la falta de diálogo, hayan generado una situación de profunda desconfianza y peligrosas tensiones entre la mayoría de la población y estas minorías de lengua rusa; insiste en que se reconozcan a las minorías de lengua rusa en los países bálticos los derechos de las minorías generalmente reconocidos en la Unión Europea; insta al Gobierno estonio a que siga las recomendaciones contenidas en las observaciones finales del Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial, de 19 de octubre de 2006, con el fin de superar esta situación inaceptable;

5.  Pide que se lleve a cabo un debate constructivo y exhaustivo sobre los hechos históricos del siglo pasado en la región báltica, de forma que participen todas las partes afectadas, con el fin de superar las líneas que dividen a las sociedades bálticas entre sí y a los países bálticos de Rusia;

6.  Lamenta profundamente la reacción en Rusia, y en especial la vulneración de las obligaciones derivadas de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas; insta a Rusia a que garantice la protección del personal diplomático extranjero y el normal funcionamiento de las embajadas extranjeras; insta a todas las partes interesadas a que contribuyan a la reducción de las tensiones entre Estonia y Rusia, así como a la normalización de las relaciones entre ambos países;

7.  Destaca la importancia que revisten unas relaciones mutuamente beneficiosas y de buena vecindad entre los Estados miembros de la UE y Rusia; señala que las relaciones entre la UE y la Federación de Rusia se encuentran en una fase crítica, e insta, por tanto, a todos los socios a que adopten un planteamiento pragmático y constructivo;

8.  Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión, a los Gobiernos y los Parlamentos de los Estados miembros y al Gobierno y el Parlamento de la Federación de Rusia.