Procedimiento : 2008/2542(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B6-0301/2008

Textos presentados :

B6-0301/2008

Debates :

PV 18/06/2008 - 13
CRE 18/06/2008 - 13

Votaciones :

PV 19/06/2008 - 5.5

Textos aprobados :

P6_TA(2008)0309

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 122kWORD 55k
11.6.2008
PE407.528v01-00
 
B6‑0301/2008
tras las declaraciones del Consejo y de la Comisión
de conformidad con el apartado 2 del artículo 103 del Reglamento,
de Daniel Cohn-Bendit, Bart Staes, Satu Hassi, Hélène Flautre, Marie Anne Isler Béguin y Angelika Beer
en nombre del Grupo Verts/ALE
sobre los preparativos para la 11ª Cumbre UE-Rusia que se celebrará en Janti-Mansiisk los días 26 y 27 de junio de 2008

sobre los preparativos para la 11ª Cumbre UE-Rusia que se celebrará en Janti-Mansiisk los días 26 y 27 de junio de 2008 
B6‑0301/2008

El Parlamento Europeo,

–  Vistas sus anteriores resoluciones sobre la Federación de Rusia, en particular las de 26 de abril de 2007, 10 de mayo de 2007 y 13 de marzo de 2008,

Vista su Resolución de 14 de noviembre de 2007 sobre la Cumbre UE-Rusia,

–  Visto el Acuerdo de Colaboración y Cooperación UE-Rusia, que entró en vigor en 1997 y expiró a finales de 2007,

–  Vistas las consultas entre la UE y Rusia sobre derechos humanos,

–  Visto el apartado 2 del artículo 103 de su Reglamento

A.  Considerando que el 7 de mayo Dmitri Medvédev juró solemnemente su cargo de Presidente de la Federación de Rusia; considerando que a las pocas horas después de entrar en funciones el nuevo Presidente designó Primer Ministro al antiguo Presidente Vladimir Putin; considerando que, al día siguiente, la Duma, por aplastante mayoría, confirmó a Putin como Primer Ministro,

B.  Considerando que las relaciones económicas entre la UE y Rusia crecen sin cesar y acentúan la interdependencia de las partes, a pesar de que cada vez son mayores la falta de comprensión y la desconfianza en lo relativo a cuestiones políticas fundamentales;

C.  Considerando que después de los considerables progresos hechos en relación con el embargo ruso de las importaciones de carne y otros productos agrarios de Polonia y de las garantías ofrecidas en relación con el cierre del oleoducto Druzhba, considerado por Lituania una medida de represalia política, se llegó finalmente a un acuerdo entre los Estados miembros sobre el establecimiento de un mandato de negociación para un nuevo acuerdo que sustituyese al actual Acuerdo de Colaboración y Cooperación (ACC), que expiró a finales del pasado año,

D.  Considerando que es de primordial importancia para la UE hablar con una sola voz, mostrar una fuerte solidaridad interna, adoptar una posición común y no atender a las ofertas rusas de reforzar las relaciones bilaterales con los Estados miembros más dispuestos, considerando que, por otra parte, los Estados miembros deben actuar de forma responsable e imparcial, absteniéndose de usar su derecho de veto en unas negociaciones extensas y complejas,

E.  Considerando que en la reciente cumbre de la OTAN en Bucarest se ofrecieron a Rusia nuevas concesiones con objeto de obtener su apoyo para el escudo antimisiles balísticos que los Estados Unidos se proponen desplegar en Polonia y en la República Checa; considerando que la UE debe poder expresar su opinión en esas conversaciones y hacer todo lo posible para llegar a una posición común sobre esta cuestión, que afecta a su seguridad global, que podría poner en peligro su política exterior y podría desatar una nueva carrera de armamentos en Europa,

F.  Considerando que la misión de la PESD para la aplicación del acuerdo sobre el estatuto de Kosovo en el ámbito del Estado de Derecho sigue careciendo de un fundamento jurídico claro, debido a la oposición de Rusia a los planes de transición t traspaso gradual de funciones de UNMIK a EULEX; considerando que la falta de claridad en este extremo añade un elemento de incertidumbre a una situación ya inestable y tensa que podría desbordarse y afectar a países vecinos,

G.  Considerando que las últimas elecciones generales y presidenciales no se desarrollaron de conformidad con los estándares internacionales; considerando que no se han hecho esfuerzos sustanciales para invertir el proceso de erosión de los derechos humanos y las libertades democráticas que ha tenido lugar en la Federación de Rusia durante los últimos años ni frenar el ejercicio cada vez más extendido de autocensura por parte de los medios de comunicación y del control de los mismos por parte del Gobierno,

H.  Considerando que las investigaciones sobre la serie de asesinatos de periodistas, particularmente, el asesinato de Anna Politkovskaya, no han producido ningún resultado, mostrando la incapacidad de las autoridades policiales y judiciales de encontrar y perseguir a los responsables de estos crímenes,

I.  Considerando que la Federación de Rusia, como miembro de pleno derecho del Consejo de Europa y de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa, se ha comprometido a respetar la libertad de expresión y de reunión; considerando que se supone que la UE comparte con Rusia una asociación estratégica basada en los valores de la democracia, los derechos humanos y el Estado de Derecho,

J.  Considerando que la energía sigue desempeñando un papel esencial y estratégico en las relaciones entre la UE y Rusia; considerando que la fuerte dependencia de la UE de los combustibles fósiles mina los cimientos del desarrollo de un enfoque europeo equilibrado, coherente y regido por los valores con respecto a Rusia,

K.  Considerando que esta falta de coherencia se refleja ampliamente en las tímidas críticas del Consejo, de la Comisión y de los Estados miembros a propósito de las violaciones de los derechos humanos en Rusia y de la situación en el Cáucaso, especialmente en relación con Chechenia, asuntos que rara vez o apenas se abordan en las reuniones bilaterales,

L.  Considerando que varios Estados miembros se han adherido al proyecto de gasoducto «South Stream» dirigido por Gazprom y ENI; considerando que este proyecto pone en peligro el proyecto de gasoducto «Nabucco» que la UE considera estratégico,

M.  Considerando que la paz y la estabilidad en los países vecinos que tienen en común redundan en interés tanto de Rusia como de la UE; considerando que tras la decisión de las autoridades rusas de establecer vínculos jurídicos con las repúblicas secesionistas de Abjazia y Osetia del Sur la situación en estas regiones de Georgia sigue deteriorándose, lo que pone en tela de juicio el papel de las fuerzas rusas como mantenedoras neutrales de la paz y socava la integridad territorial de Georgia,

1.  Acoge con satisfacción las palabras con las que el nuevo presidente Medvédev destacó, en su discurso inaugural, la importancia de los derechos de los ciudadanos y observa con idéntica satisfacción que, en anteriores discursos, el señor Medvédev ha abogado públicamente por el estado de derecho y afirmado la importancia de los derechos humanos; espera que tras estas palabras vengan los hechos y Rusia emprenda las reformas necesarias y allane el camino hacia un sistema plenamente democrático;

2.  Reitera su opinión, a este respecto, de que en la actualidad la colaboración con la Federación de Rusia sólo puede tener un carácter pragmático; considera, no obstante, que después del acuerdo alcanzado entre los Estados miembros debe hacerse todo lo posible por comprometer y poner a prueba a Rusia de manera constructiva y abierta, con objeto de iniciar las negociaciones sobre un nuevo acuerdo de gran alcance basado en unos valores e intereses comunes verdaderamente compartidos;

3.  Considera que la hoja de ruta para la realización de los cuatro Espacios Comunes debe entenderse como el punto de partida para las negociaciones del nuevo acuerdo;

4.  Subraya una vez más que la democracia y los derechos humanos deben ser aspectos centrales de cualquier futuro acuerdo con la Federación de Rusia, en particular en lo relacionado con la definición e inclusión de una cláusula eficaz y operativa de derechos humanos, y que la calidad y la profundidad de las relaciones futuras dependerán del respeto y el apoyo de estos valores;

5.  Reitera su llamamiento para que se intensifiquen las consultas UE-Rusia sobre derechos humanos, con objeto de que sean más eficaces y centradas en los resultados, con la intervención de ministerios rusos distintos del de Asuntos Exteriores y con la plena participación del Parlamento Europeo en todos los niveles; considera, en este sentido, que las sesiones de información organizadas por la Comisión con los actores de la sociedad civil antes de las consultas oficiales es un instrumento útil que las autoridades rusas deberían reforzar y tener en cuenta en la medida adecuada, para transformarlas en un seminario sobre temas jurídicos que reúna todas las características de los foros de esta clase y en el que participen instituciones académicas, representantes de la sociedad civil y cargos oficiales de las dos partes;

6.  Observa con preocupación, a este respecto, la reticencia de las autoridades rusas a iniciar un verdadero diálogo sobre cuestiones relativas a los derechos humanos con el Parlamento Europeo, no participando en las reuniones de la Subcomisión de Derechos Humanos destinadas a preparar las consultas UE-Rusia sobre derechos humanos y no recibiendo en 2007 a una delegación de esta subcomisión;

7.  Insta a las autoridades rusas a que acaten todas las sentencias del Tribunal Europeo de Derechos Humanos y ratifiquen sin demora el protocolo de reforma de esta institución; insta asimismo a la Federación de Rusia a que ratifique el protocolo adicional 14 del Convenio Europeo de Derechos Humanos;

8.  Subraya una vez más que una sociedad civil fuerte e independiente constituye un elemento fundamental e insustituible de una verdadera democracia madura; manifiesta su profunda inquietud, a este respecto, por el deterioro de la situación de los defensores de los derechos humanos y por las dificultades que experimentan las ONG que se ocupan de promover los derechos humanos y la protección medioambiental además de otras cuestiones medioambientales para registrarse y desarrollar sus actividades; manifiesta su profunda preocupación por la reciente modificación de la legislación sobre el extremismo, que podría tener consecuencias para el libre flujo de información y llevar a las autoridades rusas a restringir aún más el derecho a la libertad de expresión de los periodistas independientes y de los opositores políticos;

9.  Manifiesta su profunda preocupación por los esfuerzos diplomáticos hechos por la Federación de Rusia para restringir las actividades de la Oficina para las Instituciones Democráticas y los Derechos Humanos (OIDDH) presentando propuestas a la OSCE encaminadas a reducir los efectivos de las misiones de observación de las elecciones y prohibiendo la publicación de sus informes inmediatamente después de las elecciones; destaca el papel insustituible que desempeña esta organización en la transición de los regímenes totalitarios hacia sistemas democráticos; subraya que un proceso electoral libre y justo es el fundamento de una democracia verdadera y plenamente operativa, y que las misiones de observación de la OSCE pueden aportar una contribución decisiva en este sentido;

10.  Hace hincapié en que el acuerdo de facilitación de visados debe considerarse un primer paso hacia el establecimiento de un régimen que prescinda de visados entre la UE y Rusia; pide, en este sentido, que se regularice el estatuto de los ciudadanos de la UE que residen en Rusia y, en particular, que se eliminen los obstáculos burocráticos que impiden a los ciudadanos de la UE obtener visados de larga duración;

11.  Constata la intensificación del diálogo sobre la energía, pero manifiesta su inquietud por el hecho de que el Estado ruso esté reasumiendo el control sobre todos los recursos, incluida la energía, mientras que no invierte políticamente en la democratización de las relaciones industriales ni en la mejora de la transparencia y la responsabilidad en el proceso de toma de decisiones de las empresas, en ausencia de objetivos políticos claros en lo relativo al desarrollo sostenible y a la eficiencia de los recursos; pide a Rusia que incorpore rápidamente en su legislación nacional las mejores prácticas internacionales en materia de transparencia y responsabilidad pública, así como los principios de la Carta de la Energía;

12.  Lamenta que no haya habido consultas de ninguna clase entre los Estados miembros antes de firmar con Moscú acuerdos bilaterales que encierran consecuencias para las políticas de la UE en general; deplora que Rusia utilice la energía como instrumento político y que los Estados miembros no se hayan coordinado para firmar acuerdos bilaterales de energía, lo que perjudica los intereses de la UE y compromete los proyectos de la UE en su conjunto y de otros Estados miembros; señala, en este sentido, que la fuerte dependencia energética de la UE respecto de la Federación de Rusia merma gravemente la coherencia, la firmeza y la sostenibilidad de su política exterior común;

13.  Anima firmemente a ambos socios a que acuerden un enfoque común para limitar el cambio climático a un aumento máximo de la temperatura de 2° C en comparación con los niveles preindustriales, mediante contribuciones justas a los esfuerzos destinados a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero por parte de los países desarrollados y en desarrollo, de conformidad con sus diferentes responsabilidades y sus capacidades respectivas;

14.  Reconoce que es necesario reducir las emisiones globales en al menos un 50 % para 2050 en comparación con los niveles de 1990; insiste, a este respecto, en que los países desarrollados tienen la responsabilidad específica de asumir el liderazgo en la reducción de las emisiones, y considera en los países industrializados deben lograrse reducciones del orden del 30 % para 2020; pide a Rusia que desempeñe un papel activo en las futuras negociaciones internacionales y que facilite un acuerdo rápido para 2009 a más tardar, con objeto de garantizar la continuidad del mercado mundial del carbono;

15.  Manifiesta su preocupación por lo que respecta a la seguridad del sector nuclear en la Federación de Rusia y a sus planes de exportar tecnología y material nuclear a otros países, así como a las amenazas que ello supone en materia de seguridad y proliferación nuclear; pide a la Federación de Rusia que ponga fin a los envíos de material nuclear y al reprocesamiento nuclear, puesto que estas actividades constituyen riesgos potenciales de proliferación;

16.  Insta a la Federación de Rusia a que apoye el desarrollo de su industria de energías renovables con objeto de utilizar los inmensos recursos ecológicamente sostenibles de que dispone; pide a la Federación de Rusia que garantice que todos los proyectos en el ámbito del petróleo y del gas en curso o previstos en su territorio responden a las normas medioambientales más avanzadas;

17.  Condena especialmente las continuadas violaciones de los derechos humanos en Chechenia, donde siguen registrándose ejecuciones sumarias, detenciones forzosas en centros ilegales, desapariciones y torturas; subraya a este respecto que en octubre de 2006 el Gobierno ruso rechazó el mandato del Relator Especial sobre la Tortura, que había planeado visitar varias prisiones en el Cáucaso septentrional sin previo aviso;

18.  Hace hincapié en que la Federación de Rusia ha firmado y ratificado la Convención de las Naciones Unidas contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, de diciembre de 1984, y el Convenio Europeo para la Prevención de la Tortura y de las Penas o Tratos Inhumanos o Degradantes, de 1987, y que, como miembro del Consejo de Europa, Rusia también está obligada a respetar el artículo 6 del Convenio Europeo de Derechos Humanos, que garantiza el derecho a un juicio justo;

19.  Pide a las autoridades rusas que luchen contra la arbitrariedad, que respeten el principio del Estado de Derecho y que no utilicen el poder judicial como instrumento político; subraya, a este respecto, el caso de los antiguos propietarios de Yukos, Mijaíl Jodorkovski y Platón Lébedev, que fueron condenados por fraude y evasión fiscal, pero a quienes el Parlamento Europeo consideraba presos políticos, tal como subrayó en una carta abierta dirigida al Presidente Putin en julio de 2006;

20.  Reitera su total escepticismo ante la posibilidad de que Europa necesite en el futuro inmediato un sistema de misiles para proteger su territorio de misiles balísticos hostiles de largo alcance equipados con armas de destrucción masiva lanzados por naciones rebeldes o por actores no estatales; toma nota de las preocupaciones rusas a este respecto, pero pide a Moscú que no interrumpa el cumplimiento del Tratado de Armas Convencionales en Europa; manifiesta su convencimiento de que, para evitar nuevas carreras armamentísticas, amenazas terroristas a largo plazo y otras amenazas que pongan en peligro la seguridad europea y mundial, deben realizarse inversiones de gran envergadura en políticas de prevención de conflictos e iniciativas de desarme, y que debe iniciarse urgentemente un diálogo directo con Moscú a fin de llegar a un acuerdo común que beneficie a todas las partes;

21.  Pide a Rusia que adopte una actitud más constructiva en relación con Kosovo y no se oponga al despliegue de la misión EULEX, para permitir que se cumplan todas las garantías previstas en la Constitución de Kosovo y los compromisos adquiridos por las autoridades de Kosovo en lo relativo a la descentralización institucional y la protección de las comunidades no mayoritarias y del patrimonio cultural y arquitectónico;

22.  Deplora la decisión de las autoridades rusas de establecer relaciones oficiales con las autoridades de facto de las repúblicas secesionistas de Georgia y la decisión unilateral de aumentar los efectivos rusos de mantenimiento de la paz en Abjazia, agravando la situación actual, de por sí tensa; cree que la actual fórmula de mantenimiento de la paz debe revisarse, puesto que las tropas rusas ya no pueden considerarse neutrales, y pide una intervención más activa de Europa en los conflictos latentes, con el fin de llevar adelante los procesos de paz; pide al Consejo y a la Comisión que no escatimen esfuerzos para rebajar la tensión y planteen de manera firme y resuelta esta cuestión a las autoridades rusas, e insta a éstas a que no se opongan a la presencia de la UE en las operaciones civiles y militares de mantenimiento de la paz;

23.  Expresa su profunda preocupación por la difícil situación en que se encuentran las comunidades indígenas (janti, mansi y nenets) que viven en la región donde se celebra esta Cumbre y pide a las autoridades de Moscú que adopten las medidas necesarias para proteger sus derechos;

24.  Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión, a los Estados miembros y al Gobierno y al Parlamento de la Federación de Rusia.

Aviso jurídico - Política de privacidad