Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B7-0042/2009

Textos presentados :

B7-0042/2009

Debates :

Votaciones :

PV 16/09/2009 - 7.3

Textos aprobados :


PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 105kWORD 66k
14.9.2009
PE428.646v01-00
 
B7-0042/2009

tras una declaración de la Comisión

presentada de conformidad con el artículo 110, apartado 2, del Reglamento


sobre los incendios forestales durante el verano de 2009


Michail Tremopoulos, François Alfonsi, Raül Romeva i Rueda, Oriol Junqueras Vies en nombre del Grupo Verts/ALE

Resolución del Parlamento Europeo sobre los incendios forestales durante el verano de 2009   
B7‑0042/2009

El Parlamento Europeo,

–   Vistas sus Resoluciones, de 7 de septiembre de 2006, sobre los incendios forestales y las inundaciones, de 5 de septiembre de 2002, sobre los desastres causados por las inundaciones en la Europa central, de 14 de abril de 2005, sobre la sequía en Portugal, de 12 de mayo de 2005, sobre la sequía en España, de 8 de septiembre de 2005, sobre las catástrofes naturales (incendios e inundaciones) acaecidas este verano en Europa, de 18 de mayo de 2006, sobre las catástrofes naturales (incendios, sequías e inundaciones) – aspectos agrícolas, aspectos del desarrollo regional y aspectos medioambientales, y en particular, de 4 de septiembre de 2007, sobre las catástrofes naturales,

–   Visto el informe Barnier relativo a la creación de una fuerza europea para la protección frente a catástrofes: EuropeAid,

–   Visto el artículo 110, apartado 2, de su Reglamento,

A. Considerando que la superficie total de vegetación y bosque afectada por los incendios de este verano en Europa se eleva a más de 200 000 hectáreas y que los países afectados más gravemente son Grecia, Francia (en especial, Córcega), Italia, Chipre, Portugal y España (en especial, las islas Canarias),

B.  Considerando que varios Estados miembros han ofrecido su ayuda para luchar contra la situación de emergencia provocada por los incendios forestales,

C. Considerando que en los últimos años se ha venido observando que los problemas provocados por los incendios forestales y la sequía se agudizarán cada vez más debido a la frecuencia creciente con que se registran veranos extremadamente secos, y que, por consiguiente, las inversiones para luchar contra el cambio climático sirven para prevenir las catástrofes provocadas por la sequía y los incendios forestales,

D. Considerando que el gran número y la extensión de los incendios en la Europa meridional en 2009 se deben a numerosos factores, entre los que se cuentan actos delictivos y la aplicación inadecuada de las leyes que prohíben la edificación en zonas quemadas, pero también el cambio climático, la definición y gestión inadecuadas de los bosques y la concomitancia de causas naturales y negligencia humana,

E.  Considerando que la presión ejercida para que se modifique la normativa que regula la utilización del suelo en zonas forestales y se edifiquen y toleren construcciones ilegales ha contribuido al deterioro de la protección de los bosques en Grecia, lo que ha dado lugar a incendios provocados en algunas regiones,

1.  Deplora la pérdida de vidas y las lesiones debidas a incendios forestales y expresa su solidaridad con los habitantes de las zonas devastadas;

2.  Deplora que no se hayan aplicado las recomendaciones formuladas en sus resoluciones anteriores sobre desastres naturales;

3.  Celebra que otros Estados miembros hayan ofrecido su cooperación y asistencia a las zonas afectadas, en el marco del Mecanismo comunitario de protección civil; apoya la continuación del proyecto piloto de lucha contra los incendios forestales, a la espera del establecimiento de la fuerza europea permanente de protección civil; insta a la Comisión a que dé curso al informe Barnier mediante la elaboración de propuestas concretas sobre una capacidad europea de cooperación que pueda reaccionar con más rapidez en caso de catástrofe natural;

4.  Toma nota de que los daños causados por los incendios forestales y otras catástrofes naturales podían haber sido evitados en gran medida y deberían constituir un incentivo para que las autoridades nacionales, regionales y locales interesadas desarrollen, financien y apliquen unas políticas de prevención más eficientes y una legislación adecuada sobre conservación y uso apropiado del suelo, así como sobre prácticas agrícolas y forestales sostenibles, gestión del agua y gestión eficiente de los riesgos;

5.  Lamenta que tantos de estos incendios forestales se deban aparentemente a actos intencionados, y se muestra particularmente preocupado por el hecho de que los incendios forestales en Europa se deban cada vez más a actos delictivos de este tipo; pide, por tanto, a los Estados miembros que refuercen las sanciones penales aplicables a los actos delictivos que dañen el medio ambiente y las impongan, en particular, a quienes provoquen incendios forestales, y considera que mediante investigaciones rápidas y eficaces para determinar responsabilidades, seguidas de castigos proporcionados, se podrían desalentar los comportamientos negligentes y deliberados;

6.  Insta a la Comisión y a los Estados miembros a que tomen medidas, entre otras de sensibilización de la opinión pública, en favor de un uso más sostenible del agua, el suelo y los recursos biológicos y una mejor gestión de los residuos, pues la falta de semejantes medidas es una frecuente causa de incendios;

7.  Pide a la Comisión, a los Estados miembros y a las regiones afectadas que elaboren planes de restauración y rehabilitación de las zonas afectadas, y que establezcan requisitos obligatorios que garanticen la aplicación en dichas regiones de todas las medidas posibles para prevenir los incendios y lograr la rápida extinción de los mismos;

8.  Pide que la cofinanciación de la ejecución de dichos planes con cargo a fondos comunitarios, en particular los Fondos Estructurales, el FEADER, el Fondo de Cohesión y el Fondo Europeo de Solidaridad, esté supeditada, por una parte, a una repoblación forestal auténtica de toda la superficie de las zonas afectadas, restableciendo los bosques existentes hasta entonces con variedades forestales locales equivalentes y, por otra, a medidas destinadas a impedir que se repitan semejantes catástrofes;

9.  Pide a la Comisión que informe sobre los fondos comunitarios concedidos para fines de protección contra los incendios forestales y que indique si se han utilizado de manera adecuada;

10. Considera que no se debería autorizar ningún cambio de la utilización del suelo tras incendios forestales, y pide que se impongan sanciones consistentes en la devolución de las ayudas comunitarias a aquellos Estados miembros que no repueblen completamente las zonas afectadas o que permitan cambios del uso del suelo en favor de actividades urbanísticas especulativas y de proyectos turísticos;

11. Opina que un requisito necesario para la protección a largo plazo de las zonas forestales consiste en programar y ejecutar de manera sostenible planes de desarrollo regional y rural destinados a impedir que la población rural abandone las zonas rurales, crear nuevas fuentes de ingresos rurales diversificados, especialmente para los jóvenes, y establecer las infraestructuras modernizadas necesarias para atraer actividades turísticas y servicios sostenibles a las zonas rurales;

12. Pide a la Comisión y a los Estados miembros que creen incentivos para que agricultores, empresarios rurales y propietarios forestales recurran a prácticas agrícolas y forestales que reduzcan de manera efectiva y medible los riesgos relacionados con condiciones climáticas extremas e incendios forestales;

13. Considera que debe prestarse especial atención a medidas destinadas a mejorar la accesibilidad de las comunidades rurales, instalar sistemas eficaces de alerta rápida en caso de incendio, mejorar las fuerzas de voluntarios y profesionales para la prevención de incendios y mejorar la gestión del agua, que deben formar parte de las políticas de prevención y lucha contra los incendios forestales, y asimismo que el apoyo futuro de la Unión Europea debe supeditarse a la ejecución de medidas de este tipo;

14. Opina que, junto a un papel eficaz e inequívoco de las políticas públicas, también es necesario que las autoridades competentes de todos los niveles pertinentes emprendan y ejecuten, como parte de los programas de desarrollo rural y regional y con el fin de prevenir las catástrofes naturales, medidas de sensibilización, educación y formación profesional que, asociadas entre sí, sirvan para aumentar la responsabilidad personal a la hora de prevenir los incendios reiterados en la región mediterránea;

15. Pide al Gobierno griego que establezca de inmediato un catastro forestal, que utilice con eficacia los mapas forestales existentes y elabore mapas nuevos cuando sea necesario, que organice servicios de protección forestal y lucha contra incendios y los dote de personal y que vele por su coordinación y cooperación;

16. Condena la práctica consistente en legalizar edificios construidos ilegalmente en suelo protegido y no autorizado;

17. Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo y a la Comisión, así como a los Gobiernos de los Estados miembros afectados.

Aviso jurídico - Política de privacidad