Procedimiento : 2010/2502(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B7-0143/2010

Textos presentados :

B7-0143/2010

Debates :

PV 10/03/2010 - 6
CRE 10/03/2010 - 6

Votaciones :

PV 10/03/2010 - 7.11

Textos aprobados :

P7_TA(2010)0062

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 152kWORD 78k
Véase también la propuesta de resolución común RC-B7-0137/2010
3.3.2010
PE433.003v01-00
 
B7-0143/2010

tras las preguntas con solicitud de respuesta oral B7-0010/2010 y B7- 0009/2010

presentada de conformidad con el artículo 115, apartado 5, del Reglamento


sobre el Tratado de No Proliferación


Pino Arlacchi, Annemie Neyts-Uyttebroeck, Andrew Duff en nombre del Grupo ALDE

Resolución del Parlamento Europeo sobre el Tratado de No Proliferación  
B7‑0143/2010

El Parlamento Europeo,

- Vista la propuesta de recomendación destinada al Consejo presentada por Annemie Neyts-Uyttebroeck, en nombre del Grupo ALDE, y Angelika Beer, en nombre del Grupo Verts/ALE, sobre la no proliferación y el futuro del Tratado sobre la No Proliferación de armas nucleares (TNP) (B6-0421/2008),

- Vista la próxima Conferencia de Examen de 2010 de las Partes del Tratado sobre la No Proliferación de armas nucleares,

- Vistas sus Resoluciones anteriores de 26 de febrero de 2004(1), 10 de marzo de 2005(2), 17 de noviembre de 2005(3) y 14 de marzo de 2007(4), sobre la no proliferación nuclear y el desarme nuclear,

–   Vista su Resolución, de 5 de junio de 2008, sobre la aplicación de la Estrategia Europea de Seguridad y la PESD(5),

- Vista la Estrategia de la UE contra la proliferación de armas de destrucción masiva, aprobada por el Consejo Europeo el 12 de diciembre de 2003,

–   Vista la declaración del Consejo, de 8 de diciembre de 2008, sobre el refuerzo de la seguridad internacional y, en particular, sus puntos 6, 8 y 9, en la que se expresa la «resolución de la UE de luchar contra la proliferación de armas de destrucción masiva y de sus vectores»,

–   Visto el papel fundamental del Grupo de Suministradores Nucleares en el contexto de la no proliferación,

–   Vistas las Resoluciones 1540 (2004) y 1673 (2006) del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre la no proliferación de armas de destrucción masiva (ADM),

–   Vistos el Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares, los acuerdos de salvaguardias generalizadas del OIEA y sus protocolos adicionales, la Convención sobre la Protección Física de los Materiales Nucleares, el Convenio Internacional para la represión de los actos de terrorismo nuclear, el Código de Conducta de La Haya contra la Proliferación de Misiles Balísticos, el Tratado de Reducción de Armas Estratégicas (START I), que expiró en 2009, y el Tratado de Reducciones Estratégicas Ofensivas (SORT),

- Visto el Informe sobre la aplicación de la Estrategia Europea de Seguridad ratificado por el Consejo Europeo el 11 de diciembre de 2008,

–   Visto el informe de la Comisión de Asuntos Exteriores (A6-0234/2009),

–   Vistos el artículo 115, apartado 5, y el artículo 110, apartado 2, de su Reglamento,

A.  Considerando que la proliferación de armas de destrucción masiva (ADM) y sus medios de suministro, a agentes tanto estatales como no estatales, representa una de las amenazas más graves para la estabilidad y la seguridad internacionales,

B.  Considerando que se ha registrado una clara falta de progresos en la consecución de objetivos concretos (tales como los llamados «13 pasos»(6)) en el marco de la realización de los fines del TNP, según se acordó en las anteriores conferencias de examen, especialmente ahora que surgen amenazas de varias fuentes, incluida la proliferación creciente; considerando asimismo que a ello se añade una mayor demanda y disponibilidad de tecnología nuclear, la posibilidad de que esa tecnología nuclear y material radiactivo caigan en manos de organizaciones delictivas y terroristas, y la renuencia de los Estados poseedores de armas nucleares signatarios del TNP a reducir o eliminar sus arsenales nucleares y a disminuir su adhesión a la doctrina militar de la disuasión nuclear,

C.  Considerando que el TNP, piedra angular del régimen mundial de no proliferación, ha de ser reforzado, y que también urge contar con un liderazgo político audaz y emprender una serie de acciones progresivas para reafirmar la validez del TNP y reforzar los acuerdos, tratados y organismos que configuran el régimen existente de proliferación y desarme, incluidos, en particular, el Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (CTBT) y el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA),

D.  Considerando que es necesario reforzar en mayor medida los tres pilares del TNP, a saber, la no proliferación, el desarme y la cooperación en el uso civil de la energía nuclear,

E.  Considerando que la Comisión goza del estatuto de observador en el Grupo de Suministradores Nucleares y en la Conferencia de Examen del TNP, y que la Secretaría del Consejo también participa en la Conferencia del TNP, bien dentro de la Delegación de la Comisión, bien en conjunción con la Presidencia de la UE,

F.  Considerando que la UE se ha comprometido a hacer uso de todos los instrumentos a su alcance para prevenir, disuadir, detener y, si es posible, eliminar los programas de proliferación que suscitan preocupación a nivel mundial, como quedó claramente expuesto en la Estrategia de la UE contra la proliferación de armas de destrucción masiva adoptada por el Consejo Europeo el 12 de diciembre de 2003,

G.  Considerando que es necesario que la UE intensifique sus esfuerzos para contrarrestar los flujos y la financiación de la proliferación, sancionar los actos de proliferación y desarrollar medidas para impedir las transferencias de conocimientos y saber, utilizando todos los instrumentos disponibles, incluidos los tratados multilaterales y los mecanismos de verificación, unos controles de las exportaciones coordinados a nivel nacional e internacional, programas de cooperación para la reducción de las amenazas y medios de presión de carácter político y económico,

H.  Considerando que la UE ha respaldado otras iniciativas sobre no proliferación y desarme fuera del marco de las Naciones Unidas, tales como la Iniciativa de Seguridad contra la Proliferación y la Asociación Mundial del G8,

I.  Considerando que las cláusulas sobre no proliferación se han convertido en un elemento de carácter general de los acuerdos celebrados entre la UE y terceros países desde 2003,

J.  Considerando que son necesarias una coordinación y una cooperación estrechas entre la UE y sus socios, en particular los Estados Unidos y Rusia, con vistas a reactivar y reforzar el régimen de no proliferación,

K.  Considerando que el Presidente Barack Obama ha hecho declaraciones en las que subrayaba que los EE.UU. se esforzarán en favor de un mundo en el que no haya armas nucleares, colaborarán con Rusia para retirar misiles balísticos estadounidenses y rusos del estado de alerta instantánea, y reducirán drásticamente sus existencias de armas y materiales nucleares, y considerando asimismo que la ratificación por parte de los EE.UU. del Protocolo adicional a los Acuerdos de salvaguardias del OIEA es un paso positivo de fomento de la confianza, como también lo es la intención del Presidente Obama de ultimar la ratificación por parte de los Estados Unidos del CTBT,

L. Considerando que las nuevas propuestas de desarme solicitadas por Henry Kissinger, George P. Shultz, William J. Perry y Sam Nunn en enero de 2007 y enero de 2008, y campañas como «Global Zero», sostienen que una manera crucial de garantizar que se impide la proliferación nuclear y se alcanza la seguridad global consiste en avanzar hacia la eliminación de las armas nucleares,

M.  Acogiendo con satisfacción, a este respecto, la iniciativa conjunta británico-noruega encaminada a evaluar la viabilidad del eventual desmantelamiento de las armas nucleares, así como a establecer pasos procedimentales claros para ello, y la verificación de los procedimientos conexos; considerando que dicha iniciativa es muy positiva para la UE, la OTAN y otros agentes relevantes,

N. Considerando que, en 2008, los Gobiernos francés y británico anunciaron reducciones del número de cabezas operativas en su poder,

1. Subraya la necesidad de que la UE haga todo lo posible para conseguir la desaparición de las armas nucleares en el mundo en el plazo de diez años;

 

2. Pide a todas las partes interesadas que aprovechen la oportunidad que ofrece la próxima Conferencia de Examen de las Partes del Tratado sobre la no proliferación de armas nucleares de las Naciones Unidas de 2010 para avanzar en la consecución del objetivo consistente en el desarme nuclear completo, sobre la base de un tratado internacional para la eliminación progresiva de las armas nucleares a escala mundial;

 

3. Pide al Consejo que contribuya a dicho tratado a) prohibiendo el desarrollo, las pruebas, la producción, el almacenamiento, la transferencia, el uso de las armas nucleares y la amenaza de usarlas, y animando a los países que poseen armas nucleares, independientemente de que formen o no parte del régimen del TNP, a adoptar medidas tanto unilaterales como bilaterales para lograr el desarme nuclear, y b) prohibiendo la producción de armas con material fisible, y exigiendo la destrucción o transformación de los vehículos destinados al suministro de armamento, de manera que sean incompatibles con la utilización de cabezas nucleares;

 

4. Subraya la necesidad de desarrollar estrategias en la Conferencia de Examen del TNP de 2010, con vistas a alcanzar un acuerdo sobre un tratado para poner fin, de manera no discriminatoria, a la producción de material fisible para armas;

 

5. Reitera su petición para que se reexamine y actualice la Posición Común 2005/329/PESC del Consejo, de 25 de abril de 2005, sobre la Conferencia de las Partes del Año 2005 encargada del examen del Tratado sobre la no proliferación de las armas nucleares(7), para que se obtengan resultados satisfactorios en la Conferencia de Examen del TNP de 2010, que reforzará en mayor medida los tres pilares existentes del TNP;

 

6. Insta al Consejo a que mantenga al Parlamento periódicamente informado sobre todas las reuniones preparatorias en el período previo a la Conferencia de Examen del TNP de 2010 y tome debidamente en consideración sus puntos de vista con respecto a las cuestiones de la no proliferación y el desarme en el contexto de dicha Conferencia;

 

7. Reitera la importancia que reviste que el Consejo preste un apoyo activo, en cooperación con sus socios, a propuestas concretas para poner la producción, el uso y el reprocesamiento de todo el combustible nuclear bajo el control del OIEA, inclusive mediante la creación de un banco internacional de combustible; apoya también otras iniciativas de multilateralización del ciclo del combustible nuclear con vistas a garantizar el uso pacífico de la energía nuclear, teniendo presente que el Parlamento acoge con satisfacción la disposición del Consejo y de la Comisión a contribuir con una financiación de hasta 25 millones de euros a la creación de un banco de combustible nuclear controlado por el OIEA, y desea que se apruebe rápidamente la Acción Común sobre este asunto;

 

8. Apoya los nuevos esfuerzos para reforzar el mandato del OIEA, incluida la aplicación generalizada de los protocolos adicionales a los acuerdos de salvaguardias del OIEA, y otras acciones destinadas a desarrollar medidas de fomento de la confianza y garantizar la disponibilidad de recursos suficientes que permitan a dicho Organismo cumplir con su mandato de vital importancia consistente en conseguir que las actividades nucleares sean seguras;

 

9. Respalda plenamente los esfuerzos destinados a reforzar y mejorar los medios de verificación del cumplimiento de todos los instrumentos de no proliferación disponibles;

 

10. Pide que se intensifiquen los esfuerzos para garantizar la aplicación universal y la ejecución efectiva de las normas e instrumentos de no proliferación, en particular mejorando los medios de verificación;

 

11. Solicita que se evalúe la eficacia de la inclusión de cláusulas de no proliferación de armas de destrucción masiva en los acuerdos celebrados entre la UE y terceros países;

 

12. Acoge positivamente el anuncio hecho por el Presidente Obama en el sentido de que seguirá adelante con la ratificación del CTBT; pide al Consejo que contribuya positiva y activamente, en estrecha cooperación con los EE.UU. y Rusia, a los preparativos de la próxima conferencia de revisión del TNP de 2010;

 

13. Toma nota de que los EE.UU. han abandonado sus planes originales para un escudo antimisiles en Europa; pide una nueva arquitectura mundial en materia de seguridad en la que participen, en particular, la UE, los EE.UU., Rusia y China;

 

14. Pide que se profundice el diálogo con el nuevo Gobierno de los EE.UU. y todas las potencias con armas nucleares, con objeto de llevar adelante una agenda común dirigida a la reducción progresiva del arsenal de cabezas nucleares; insiste en que se ratifique el CTBT y se renueve el Acuerdo START;

 

15. Celebra, en este contexto, la decisión de la Federación de Rusia y de los EE.UU. de entablar negociaciones con vistas a celebrar un nuevo acuerdo global y jurídicamente vinculante que sustituya al Tratado START, que expiró en diciembre de 2009, así como la firma de la «Declaración conjunta sobre un acuerdo de continuación del Tratado START-1» por parte de los Presidentes Barack Obama y Dmitri Medvédev, el 6 de julio de 2009, en Moscú;

 

16. Hace hincapié en que la incertidumbre en cuanto a la naturaleza del programa nuclear iraní constituye una seria amenaza para el sistema de no proliferación y la estabilidad en la región y en el mundo; apoya el objetivo de llegar a una solución negociada con Irán, siguiendo la doble estrategia de diálogo y sanciones, en coordinación con otros miembros del Consejo de Seguridad y con el OIEA;

 

17. Lamenta el último ensayo nuclear realizado por Corea del Norte y su rechazo de la Resolución 1887 (2009) del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, de 24 de septiembre de 2009; apoya, no obstante, el enfoque de diálogo bilateral adoptado por los EE.UU. en el marco del diálogo a seis bandas destinado a lograr la desnuclearización de la península de Corea;

 

18. Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución a la Vicepresidenta de la Comisión/Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, al Consejo, a la Comisión, al Secretario General de las Naciones Unidas, al Presidente de la Conferencia de Examen del TNP de 2010 y al Director General del OIEA.

(1)

DO C 320 E de 15.12.2005, p. 253.

(2)

DO C 280 E de 18.11.2006, p. 453.

(3)

DO C 301 E de 13.12.2007, P. 146.

(4)

DO C 98 E de 23.4.2004, p. 152.

(5)

Textos Aprobados, P6_TA(2008)0255.

(6)

Naciones Unidas: Conferencia de Examen de 2000 de las Partes del Tratado sobre la no proliferación de armas nucleares, TNP/CONF. 2000/28 (partes I y II).

(7)

DO L 106 de 27.4.2005, p. 32.

Aviso jurídico - Política de privacidad