Procedimiento : 2010/2846(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B7-0496/2010

Textos presentados :

B7-0496/2010

Debates :

Votaciones :

PV 08/09/2010 - 6.3
CRE 08/09/2010 - 6.3

Textos aprobados :

P7_TA(2010)0310

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 125kWORD 68k
Véase también la propuesta de resolución común RC-B7-0494/2010
6.9.2010
PE446.579v01-00
 
B7-0496/2010

tras una declaración de la Comisión

presentada de conformidad con el artículo 110, apartado 2, del Reglamento


sobre los derechos humanos en Irán, en particular los casos de Sakineh Mohammadi Ashtiani y de Zahra Bahrami


Véronique De Keyser, María Muñiz De Urquiza, Ana Gomes, Edite Estrela, Emine Bozkurt, Rovana Plumb, Silvia Costa, Francesca Balzani, Patrizia Toia, Rita Borsellino, Debora Serracchiani, Marc Tarabella en nombre del Grupo S&D

Resolución del Parlamento Europeo sobre los derechos humanos en Irán, en particular los casos de Sakineh Mohammadi Ashtiani y de Zahra Bahrami  
B7‑0496/2010

El Parlamento Europeo,

–   Vistas sus anteriores Resoluciones sobre Irán, especialmente las relativas a los derechos humanos, y en particular las de 31 de enero de 2008 y 10 de febrero de 2010,

–   Vista la declaración de la Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Catherine Ashton, de 6 de julio de 2010, sobre las inminentes ejecuciones en Irán,

–   Vista la declaración de la Secretaria de Estado de los Estados Unidos, Hillary Clinton, de 10 de agosto de 2010, en la que instaba a Irán a que respetara las libertades fundamentales de sus ciudadanos,

–   Vistos la Declaración Universal de Derechos Humanos y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, de los que Irán es parte,

–   Visto el artículo 110, apartado 2, de su Reglamento,

A. Considerando que Sakineh Mohammadi Ashtiani, de 43 años y madre de dos hijos, sufrió en mayo de 2006 una condena de 99 latigazos por mantener una «relación ilícita» con dos hombres, y que, a pesar de haber recibido ya su castigo, ha sido condenada de nuevo por «adulterio» a la pena capital mediante lapidación,

B.  Considerando que, a pesar de la condena internacional de la pena de muerte por lapidación, esta sentencia se ha mantenido y podría ejecutarse en cualquier momento por decisión del jefe del poder judicial Sadegh Larijani,

C.  Considerando que Sakineh Mohammadi Ashtiani aparece en una «confesión» televisada en la que se acusa a sí misma del asesinato de su marido, y que existen fuertes indicios de que dicha «confesión» fue obtenida con procedimientos coercitivos,

D. Considerando que Sakineh Mohammadi Ashtiani ha sido condenada a otros 99 latigazos por «indecencia» y «corrupción» al haber aparecido supuestamente sin velo en una fotografía publicada en un periódico británico,

E.  Considerando que el abogado de Sakineh Mohammadi Ashtiani, Mohammad Mostafaei, huyó de Irán después de que las fuerzas de seguridad iraníes decretaran una orden de detención y detuvieran a su esposa y a su cuñado,

F.  Considerando que Ebrahim Hamidi, un joven de 18 años acusado de homosexualidad, se enfrenta a una ejecución inminente a pesar de que en estos momentos no tiene asistencia letrada,

G. Considerando que la sentencia de lapidación vulnera de forma flagrante las obligaciones internacionales suscritas por Irán en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (ICCRP), y que, en la reciente revisión periódica universal efectuada en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Irán se ha comprometido a respetar al menos las normas mínimas y las disposiciones del ICCRP sobre la pena de muerte, durante el tiempo en el que esté en vigor,

H. Considerando que, el 1 de agosto, el presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, ofreció asilo a Sakineh Mohammadi Ashtiani, pero el gobierno iraní rechazó la oferta de Brasil con el pretexto de que Lula «no disponía de información suficiente sobre el caso»,

I.   Considerando que Zahra Bahrami, una ciudadana neerlandesa-iraní, fue detenida después de participar en actos de protesta en la Ashura (27 de diciembre de 2009) contra las elecciones presidenciales fraudulentas celebradas en Irán; que ha estado privada de libertad en la prisión de Evin, en Teherán, desde su detención, y que presenta señales de tortura,

J.   Considerando que Zahra Bahrami ha sido acusada de crear una organización contraria al gobierno, de pertenecer a un grupo monárquico que no ha sido nombrado y de difundir propaganda contra el régimen; que le ha sido negada la representación letrada, y que la embajada de los Países Bajos en Teherán no está autorizada a ofrecerle ningún tipo de asistencia,

K. Considerando que se niega a Zahra Bahrami el derecho a recibir visitas en la cárcel de Evin, y que, según las informaciones, sufre una grave enfermedad física y psicológica,

L.  Considerando que Nasrin Sotoudeh, un conocido abogado de derechos humanos muy respetado por sus esfuerzos en favor de los derechos de los menores condenados a la pena capital y por su defensa de los presos de conciencia, fue detenido el 4 de septiembre de 2010 acusado de «propaganda contra el Estado» y de «colusión y reunión con el fin de atentar contra la seguridad nacional»,

M. Considerando que las autoridades de la República Islámica de Irán prosiguen su campaña de detenciones y encarcelamientos de activistas de la sociedad civil, al tiempo que persiguen y enjuician a abogados independientes; que un nuevo método para desplegar el acoso gubernamental contra los abogados de derechos humanos consiste en imputarles delitos fiscales de forma infundada, y que miembros de la campaña «Un Millón de Firmas», que aboga por la igualdad entre hombres y mujeres, y del Consejo Central de ADVAR, una organización de antiguos estudiantes dedicada a la promoción de los derechos humanos y a la mejora social, han sido encarcelados con imputaciones falsas,

N. Considerando que la residencia del antiguo candidato presidencial Mehdi Karroubi fue atacada por docenas de miembros de las fuerzas armadas con indumentaria civil, y que este ataque se tradujo en pintadas, actos de vandalismo, rotura de cristales y tiroteos en el interior del domicilio de Mehdi Karroubi; que el dicho ataque tuvo lugar después de las declaraciones proferidas por el Comandante de la Guardia Revolucionaria, Mohammad Ali Jafari, en el sentido de que el pueblo de Irán juzgaría a los «cabecillas de la sedición», refiriéndose a los líderes de la oposición, y que la policía no intentó en ningún momento poner fin al ataque,

1.  Expresa su horror y consternación por la condena a muerte mediante lapidación de Sakineh Mohammadi Ashtiani, al tiempo que insta a las autoridades de la República Islámica del Irán a que no ejecuten a Sakineh Mohammadi Ashtiani, ni mediante lapidación ni por ningún otro método;

2.  Insta a las autoridades de la República Islámica del Irán a que emprendan una revisión del caso en todos sus extremos;

3.  Condena la «confesión» televisada de Sakineh Mohammadi Ashtiani, aparentemente orquestada por las autoridades iraníes en un intento de inventar nuevos cargos de asesinato de su marido, y observa que este tipo de emisiones ponen en tela de juicio la independencia del poder judicial;

4.  Insta al Gobierno de Irán a que prohíba la lapidación, que considera un método de ejecución particularmente cruel;

5.  Reitera la firme oposición de la UE a la pena de muerte en todas las circunstancias, y hace un llamamiento a Irán para que decrete una moratoria de las ejecuciones en espera de la abolición de la pena de muerte, de conformidad con las Resoluciones 62/149 y 63/168 de la Asamblea General de Naciones Unidas;

6.  Insta al Gobierno de Irán a que suspenda la ejecución de Ebrahim Hamidi, un joven de 18 años acusado de homosexualidad;

7.  Expresa su oposición a cualquier intento de criminalizar las relaciones sexuales consentidas entre adultos, e insta a las autoridades de Irán a que despenalicen el adulterio;

8.  Exige la liberación inmediata de Zahra Bahrami, y pide a Catherine Ashton, Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad y Vicepresidenta de la Comisión, que aborde la cuestión del arresto de Zahra Bahrami con las autoridades iraníes;

9.  Exige la inmediata liberación del conocido abogado de derechos humanos Nasrin Sotoudeh, y pide que se retiren todos los cargos que pesan sobre él;

10. Expresa su profunda preocupación por los actos de violencia orquestados por el Gobierno contra el anterior candidato presidencial Mehdi Karrubi y por la propagación de una atmósfera de miedo e intimidación mediante el recurso a matones profesionales y miembros de las fuerzas armadas con indumentaria civil coordinados por las fuerzas de seguridad; pide que el Gobierno de abstenga de sancionar este tipo de actos delictivos; considera al líder supremo iraní, ayatolá Ali Jamenei, responsable de la seguridad del candidato presidencial Mehdi Karroubi y de su familia;

11. Expresa su profunda preocupación por el abuso de los poderes judiciales por parte de las autoridades iraníes con el fin de actuar contra miembros de las organizaciones de derechos humanos y activistas de la sociedad civil, como los miembros de la campaña «Un Millón de Firmas» y del Consejo Central de ADVAR, entre otros;

12. Pide un mandato de las Naciones Unidas para investigar los abusos y alentar la rendición de cuentas por parte de quienes hayan vulnerado los derechos humanos en Irán;

13. Recuerda a Irán las obligaciones contraídas en virtud del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (ICCRP), así como los compromisos asumidos en la revisión periódica universal efectuada en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, al tiempo que exige la liberación inmediata de todos los presos políticos y de todos los defensores de los derechos humanos encarcelados;

14. Pide que se amplíe la actual lista de personas y organizaciones sobre las que pesa la prohibición de viajar a la UE y la congelación de activos, para incluir a los responsables de violaciones de los derechos humanos, de actos de represión y de la limitación de las libertades en el país;

15. Pide a la Comisión y al Consejo que elaboren medidas complementarias en el marco del Instrumento Europeo para la Democracia y los Derechos Humanos y de la política europea de inmigración con el fin de proteger activamente a los defensores de los derechos humanos en Irán;

16. Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución a la Alta Representante / Vicepresidenta de la Comisión, a los Parlamentos de los Estados miembros, al Secretario General de las Naciones Unidas, al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas y al Gobierno y al Parlamento de la República Islámica de Irán.

Aviso jurídico - Política de privacidad