Procedimiento : 2010/2846(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B7-0497/2010

Textos presentados :

B7-0497/2010

Debates :

Votaciones :

PV 08/09/2010 - 6.3
CRE 08/09/2010 - 6.3

Textos aprobados :

P7_TA(2010)0310

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 128kWORD 69k
Véase también la propuesta de resolución común RC-B7-0494/2010
6.9.2010
PE446.580v01-00
 
B7-0497/2010

tras una declaración de la Vicepresidenta de la Comisión/Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad

presentada de conformidad con el artículo 110, apartado 2, del Reglamento


sobre los derechos humanos en Irán, en particular los casos de Sakineh Mohammadi Ashtiani y de Zahra Bahrami


Frédérique Ries, Marietje Schaake, Ramon Tremosa i Balcells, Marielle De Sarnez, Alexander Alvaro, Renate Weber, Leonidas Donskis, Niccolò Rinaldi, Sonia Alfano en nombre del Grupo ALDE

Resolución del Parlamento Europeo sobre los derechos humanos en Irán, en particular los casos de Sakineh Mohammadi Ashtiani y de Zahra Bahrami  
B7‑0497/2010

El Parlamento Europeo,

–   Vistas sus anteriores resoluciones sobre Irán, en particular las relativas a los derechos humanos,

–   Vistos el TFUE y las constituciones de los Estados miembros de la UE,

–   Vista la declaración de la Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Catherine Ashton, de 6 de julio de 2010, sobre las inminentes ejecuciones en Irán,

–   Vista la carta abierta, de 7 de julio de 2010, dirigida al Gobierno iraní sobre el caso de Sakineh Mohammadi Ashtiani, publicada en The Times y de la que el Presidente Buzek es cofirmante,

–   Vista la declaración común del Diálogo Transatlántico de Legisladores de junio de 2010, sobre los derechos humanos en Irán,

–   Visto el caso de Zahra Bahrami, ciudadana neerlandesa e iraní, encarcelada en régimen de aislamiento en la cárcel de Evin durante más de ocho meses,

–   Visto el caso de Sakineh Mohammadi Ashtiani, que se enfrenta a la pena de muerte por haber cometido supuestamente adulterio y espera en el corredor de la muerte desde 2006,

–   Vista la declaración del Presidente Buzek de 11 de agosto de 2010 sobre la condena de siete dirigentes de la religión Baha'i a 20 años de cárcel en Irán,

–   Vista la declaración de su Presidente, de 9 de octubre de 2009, en la que reiteraba el compromiso del Parlamento con la abolición de la pena de muerte en todo el mundo,

–   Visto el informe del Secretario General de las Naciones Unidas, de 23 septiembre de 2009, sobre la situación de los derechos humanos en la República Islámica de Irán,

–   Vistas las Resoluciones 62/149, de 18 de diciembre de 2007, y 63/168, de 18 de diciembre de 2008, de la Asamblea General de las Naciones Unidas, sobre la moratoria del uso de la pena de muerte,

–   Vistos el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, la Convención de las Naciones Unidas sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Racial y la Convención sobre los Derechos del Niño, de todos los cuales Irán es parte,

–   Vistas la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, de 1961, y la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares de 1963,

–   Visto el artículo 110, apartado 2, de su Reglamento,

A. Considerando que la situación general de los derechos humanos en Irán se ha seguido deteriorando,

B.  Considerando que el Parlamento Europeo está especialmente preocupado por los casos de Sakineh Mohammadi Ashtiani y de Zahra Bahrami,

C. Considerando que Sakineh Mohammadi Ashtiani, una mujer iraní azerí, espera en el corredor de la muerte desde 2006,

D. Considerando que su controvertido caso se ha dado a conocer a nivel internacional en 2010, después de ser declarada culpable de un supuesto delito de adulterio y condenada a la pena de muerte por lapidación,

E.  Considerando que la pena de muerte por lapidación se restableció en 1979, durante la Revolución Islámica Iraní, que esta pena se considera cruel y que es el último método vigente de ejecución mediante tortura,

F.  Considerando que los expertos calculan que desde 1979 han sido ejecutadas por lapidación entre 200 y 300 mujeres en aplicación de sentencias dictadas por el sistema judicial iraní,

G. Considerando que la ejecución por lapidación también se aplica en Nigeria, Sudán, Somalia, Arabia Saudí y Afganistán,

H. Considerando que una campaña iniciada por sus dos hijos consiguió detener la ejecución de Mohammadi Ashtiani en julio de 2010, pero no la anulación de su pena de muerte,

I.   Considerando que Zahra Bahrami, de 45 años de edad, ciudadana neerlandesa e iraní, fue detenida durante las protestas de la Ashura del 27 de diciembre de 2009, y ha sido encarcelada en régimen de aislamiento en la cárcel de Evin durante más de ocho meses, y que se le ha negado el derecho a recibir visitas,

J.   Considerando que las autoridades iraníes no han autorizado la asistencia consular de las autoridades neerlandesas a Zahra Bahrami ni han facilitado ningún tipo de información sobre su bienestar,

K. Considerando que es responsabilidad constitucional de los Estados miembros de la UE procurar el bienestar de sus ciudadanos,

L.  Considerando que los Gobiernos de los Estados miembros de la UE intentan ponerse en contacto con sus ciudadanos encarcelados en cárceles extranjeras independientemente de los delitos que hayan cometido,

M. Considerando que innumerables ciudadanos europeos tienen doble nacionalidad, una de ellas la iraní,

N. Considerando que Irán no reconoce la ciudadanía europea además de la ciudadanía iraní,

O. Considerando que la principal acusación contra Zahra Bahrami es que actuó contra la seguridad nacional de Irán; considerando que no se ha designado a ningún abogado para que asumiera su defensa,

P.  Considerando que, durante sus primeros meses de encarcelamiento, no se facilitó a su familia información alguna sobre su caso,

Q. Considerando probable que tanto Sakineh Mohammadi Ashtiani como Zahra Bahrami han sido acosadas sexualmente y torturadas física y psicológicamente durante interminables interrogatorios; considerando que quienes procedieron a los interrogatorios intentaron forzar a las presas a realizar falsas confesiones y a dar entrevistas televisadas,

R.  Considerando que la violación de los derechos humanos básicos mediante la práctica de la tortura y los malos tratos a los presos, la privación de sueño, el aislamiento, la detención clandestina, el trato cruel, inhumano y degradante, los abusos físicos, incluida la violencia sexual, y la impunidad de los agentes estatales siguen siendo fenómenos generalizados,

S.  Considerando que las sentencias contra los representantes de la religión Baha'i constituyen una señal alarmante y una inmensa frustración para todos aquellos que esperaban una mejora de la situación de los derechos humanos en Irán,

T.  Considerando que existen serias dudas sobre la imparcialidad y transparencia del procedimiento judicial,

U. Considerando que sigue aumentando la represión física, económica, política, jurídica y social de carácter violento contra opositores políticos, defensores de los derechos humanos, periodistas, blogueros, profesores, intelectuales, profesores universitarios, homosexuales, mujeres, estudiantes, sindicalistas y miembros de minorías religiosas, étnicas y lingüísticas,

V. Considerando que siguen aumentando las restricciones a la libertad de prensa y de expresión, como pone de manifiesto el número de periodistas y blogueros detenidos después de las elecciones, el bloqueo sistemático de Internet y de las fuentes de información, la interferencia de las transmisiones por satélite y la incautación de los pasaportes de varios destacados periodistas iraníes,

W. Considerando que el sistema judicial iraní ha asociado a personas acusadas de cometer delitos con la oposición política iraní, y a miembros de la oposición política con la comisión de delitos con el fin de equiparar oposición política y delincuencia,

X. Considerando que, debido al total aislamiento del país, la comunidad internacional no puede verificar que se respetan los derechos humanos, se celebra un juicio justo o los acusados tienen acceso a un abogado,

Y. Considerando que el Gobierno iraní ha detenido a numerosos abogados defensores de los derechos humanos, entre los que se cuentan Nasrin Sotoudeh, Mohammed Ali Dadkah, Mohammad Oliayifard, Mohammad Seifzadeh, y Mohammad Mostafei, que se vio obligado a huir del país cuando se ocupaba de la defensa de Sakineh Ashtiani,

Z.  Considerando que se hace un uso indebido de la legislación fiscal para impedir que los abogados defensores de los derechos humanos puedan realizar su trabajo,

1.  Rinde homenaje al valor de todos los hombres y mujeres iraníes que luchan por defender sus libertades fundamentales, el respeto de los derechos humanos y los principios democráticos, y que expresan su deseo de vivir en una sociedad libre de represión e intimidación;

2.  Pide al Gobierno iraní que vuelva a examinar los casos de la Sra. Ashtiani y de la Sra. Bahrami, les garantice un juicio justo con arreglo a las normas internacionales, y les permita el acceso a un abogado y a la asistencia consular;

3.  Pide al Gobierno iraní que promulgue inmediatamente una ley que prohíba la lapidación y otras formas de pena de muerte, así como las penas de latigazos y de encarcelamiento para los condenados por «adulterio» o por otros delitos, y que vuelva a imponer una moratoria sobre las ejecuciones, tal como exigen las Resoluciones 62/149 y 63/168 de la Asamblea General de las Naciones Unidas;

4.  Insta a las autoridades iraníes a que supriman, de hecho y de derecho, todas las formas de tortura y penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes, velen por el respeto de las garantías previstas en las leyes y pongan fin a la impunidad en caso de vulneración de los derechos humanos;

5.  Lamenta profundamente la falta de imparcialidad y transparencia del procedimiento judicial y pide a las autoridades iraníes que garanticen un procedimiento de apelación justo y abierto;

6.  Pide a los representantes de la UE y a la Alta Representante que reanuden el diálogo con Irán en materia de derechos humanos;

7.  Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución a la Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, a los Gobiernos y los Parlamentos de los Estados miembros, al Secretario General de las Naciones Unidas y al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, así como al Gobierno y al Parlamento de la República Islámica de Irán.

Aviso jurídico - Política de privacidad