Procedimiento : 2011/2586(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B7-0195/2011

Textos presentados :

B7-0195/2011

Debates :

Votaciones :

PV 12/05/2011 - 12.3

Textos aprobados :

P7_TA(2011)0232

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 119kWORD 68k
Véase también la propuesta de resolución común RC-B7-0193/2011
16.3.2011
PE459.741v01-00
 
B7-0195/2011

tras la pregunta con solicitud de respuesta oral B7-0018/2011

presentada de conformidad con el artículo 115, apartado 5, del Reglamento


sobre las negociaciones para la renovación del Acuerdo de asociación en el sector pesquero entre la Comunidad Europea y Mauritania


Isabella Lövin, Raül Romeva i Rueda en nombre del Grupo Verts/ALE

Resolución del Parlamento Europeo sobre las negociaciones para la renovación del Acuerdo de asociación en el sector pesquero entre la Comunidad Europea y Mauritania  
B7‑0195/2011

El Parlamento Europeo,

–   Vista la Convención de las Naciones Unidas de 1982 sobre el Derecho del Mar y en particular sus artículos 61 y 62,

–   Visto el Reglamento (CE) nº 1801/2006 del Consejo, de 30 de noviembre de 2006, relativo a la celebración del Acuerdo de Asociación en el sector pesquero entre la Comunidad Europea y la República Islámica de Mauritania,

–   Visto el Informe de la cuarta reunión del Subcomité Científico del Comité de Pesca para el Atlántico Centro-Oriental (CPACO), que tuvo lugar en Accra (Ghana) del 24 al 26 de octubre de 2005,

–   Visto el artículo 208 del TFUE,

–   Vista la visita de la Comisión de Pesca a Mauritania de noviembre de 2010,

–   Visto el artículo 115, apartado 5, y el artículo 110, apartado 2, de su Reglamento,

A. Considerando que, con arreglo al Derecho internacional, la gestión de la pesca debe velar por «preservar o restablecer las poblaciones de las especies capturadas a niveles que puedan producir el máximo rendimiento sostenible con arreglo a los factores ambientales y económicos pertinentes»,

B.  Considerando que el vigente Protocolo al Acuerdo de asociación en el sector pesquero (AAP) expirará el 31 de julio de 2012 y deberá ser renegociado para que buques de pabellón de la UE sigan faenando en aguas mauritanas,

C. Considerando que, en su reciente visita a Mauritania, la Comisión de Pesca no pudo encontrar aclaraciones para varias cuestiones importantes sobre la política pesquera en ese país, como la situación de las poblaciones y el nivel de pesca de la flota mauritana y de otras flotas,

D. Considerando que desde hace mucho tiempo existen pruebas de que varias poblaciones de las aguas mauritanas están sobreexplotadas,

E.  Considerando que se tiene constancia del conflicto que desde hace muchos años enfrenta a buques de la UE y buques mauritanos, incluidas las flotas costeras y artesanales, por el acceso a los lucrativos caladeros de cefalópodos,

1.  Insiste en que cualquier acceso que se negocie en favor de los buques con pabellón de la UE para faenar en aguas de Mauritania debe basarse en el principio de recursos excedentarios como se recoge en el Derecho del mar de las Naciones Unidas; en que debe existir, en particular, una evaluación reciente, detallada y rigurosa de todas las poblaciones para las que se pida acceso o que puedan convertirse en capturas accesorias, y en que todo acceso de la UE debe referirse a las cantidades que no puedan ser capturadas por la flota mauritana;

2.  Observa con gran preocupación que el informe más reciente del Subcomité Científico del CPACO, de 2005, constató que en ese momento todas las poblaciones de pequeñas especies pelágicas estaban totalmente explotadas y que la mayoría de las poblaciones de especies demersales estaban sobreexplotadas y algunas totalmente explotadas; que un estudio del Grupo de Trabajo de la FAO sobre Peces Pelágicos Pequeños en África Noroccidental llegó a la conclusión en 2010 de que la situación se había deteriorado, con dos poblaciones de especies pelágicas pequeñas (jurel y sardinela) que están siendo sobreexplotadas;

3.  Considera que, en caso de resultar necesarias reducciones debido a la sobreexplotación de las poblaciones, las flotas de terceros países (UE y otras) deben ser las primeras en sufrirlas, empezando por las flotas que causan mayores daños ambientales;

4.  Considera que en aras de la transparencia, la información sobre cualquier acuerdo o protocolo que se negocie con Mauritania debe ser de dominio público, como las evaluaciones a posteriori, los nombres de los buques autorizados a faenar por el acuerdo y su cuota (cuando proceda), las capturas obtenidas al amparo del acuerdo, las condenas por incumplimiento de las normas aplicables y los informes sobre la aplicación de la programación sectorial plurianual;

5.  Considera que, todos los buques que faenen en aguas mauritanas al amparo del Acuerdo deben estar dotados, con independencia de sus dimensiones, de un sistema SLB, y que las señales de posición deben transmitirse directamente a las autoridades mauritanas en tiempo real; considera asimismo que el Protocolo debe estipular que, en caso de fallo del sistema SLB de un buque, este último debe repararlo en el plazo de dos semanas, so pena de suspensión de su autorización para faenar hasta que la reparación esté concluida;

6.  Considera que los buques con pabellón de la UE deben aplicar normas de selectividad que sean al menos tan estrictas como las aplicables a los buques que faenan en aguas de la UE en caladeros comparables (por ejemplo, rejillas de selectividad, redes de malla cuadrada, dimensiones y forma de los anzuelos, etc.);

7.  Estima que, en el caso de poblaciones compartidas con otros Estados de África Occidental, la negociación de los niveles de acceso a la pesca en Mauritania deben tener en cuenta los niveles de pesca en los demás Estados y, en última instancia, la UE debe tratar de negociar un acuerdo de asociación regional en lugar de acuerdos bilaterales;

8.  Considera que la compensación pagada por acceder a los caladeros en aguas mauritanas debe disociarse claramente de la ayuda financiera destinada a la programación plurianual en el sector de la pesca, de modo que las reducciones de las posibilidades de pesca no implique la reducción de los pagos de la UE a la programación plurianual;

9.  Estima que la ayuda financiera a la programación plurianual mauritana en el sector de la pesca debe ajustarse a las necesidades de Mauritania en materia de desarrollo sostenible de la pesca, en especial la gestión de la pesca (investigación, control, mecanismos de participación de las partes interesadas, infraestructuras, etc.), como se afirma en el marco de cooperación y desarrollo UE-Mauritania; que la ayuda financiera del AAP debe apoyar y reforzar los objetivos de cooperación para el desarrollo de la UE, con el fin de dar cumplimiento a la obligación jurídica de la UE de «coherencia en favor del desarrollo» impuesta por el artículo 208 del TFUE;

10. Considera que, dada su importancia para la creación de empleo, la seguridad alimentaria, etc., el programa sectorial plurianual debe prestar especial atención al apoyo al desarrollo de un marco que lleve a un sector a pequeña escala que sea sostenible ambiental y socialmente (aplicación del plan de gestión de los caladeros costeros mauritanos, promoción de la adición de valor local, vigilancia y control, etc.);

11. Estima que la Comisión debe ser más proactiva en la planificación, ejecución y evaluación del programa sectorial plurianual;

12. Alienta a la Comisión a que, en el contexto de la cooperación para el desarrollo, aborde con Mauritania el objetivo de garantizar que todas las cuotas o los esfuerzos pesqueros asignados por las autoridades mauritanas tanto a sus flotas nacionales como a las de terceros países (UE y otros) se encuadren en un plan de gestión a largo plazo que vele por que las poblaciones de peces se conserven a niveles superiores a los que garantizan el rendimiento máximo sostenible (RMS);

13. Felicita a la Comisión por su financiación del programa de vigilancia en la región subsahariana, que incluye a Mauritania, y la alienta a que preste asimismo ayuda financiera o de otro tipo para los programas de investigación científica;

14. Insiste en que debe reservarse una zona costera de dimensiones adecuadas para la flota artesanal mauritana y que toda incursión en esta zona debe suponer la privación inmediata del derecho a pescar del buque infractor;

15. Señala que, con arreglo al artículo 208 del TFUE, la política pesquera en Mauritania debe guardar coherencia con la política de desarrollo;

16. Considera que los recursos marinos de la zona económica exclusiva mauritana deben emplearse para conseguir la seguridad alimentaria de las comunidades mauritanas y alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio;

17. Insiste en que, en los casos en que no se renueve el acceso de determinados buques de la UE a determinados tipos de pesca por razones de sobreexplotación de los recursos o degradación ambiental, la UE y Mauritania deberán elaborar y aplicar un programa para gestionar los caladeros sobreexplotados que incluya disposiciones para evitar que dichos buques sigan faenando al amparo de otros regímenes;

18. Pide a la Comisión que garantice que se cumplan plenamente todas las obligaciones de información sobre las actividades pesqueras y las capturas, así como sobre los desembarques en el país, y que los incumplimientos impliquen la suspensión del buque infractor;

19. Respalda la inclusión de una cláusula sobre derechos humanos;

20. Alienta a Mauritania a ratificar los instrumentos internacionales pertinentes en materia de pesca, como el Acuerdo sobre medidas del Estado rector del puerto y el Acuerdo de las Naciones Unidas sobre las Poblaciones de Peces;

21. Pide a la Comisión y al Consejo que permitan que diputados al Parlamento Europeo asistan como observadores a las sesiones de negociación y a las reuniones de la comisión mixta;

22. Considera que el Parlamento Europeo solo podrá dar su aprobación en el caso de que el Protocolo dé respuesta cabal a todas estas causas de preocupación.

Aviso jurídico - Política de privacidad