Procedimiento : 2011/2645(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B7-0253/2011

Textos presentados :

B7-0253/2011

Debates :

PV 06/04/2011 - 13
CRE 06/04/2011 - 13

Votaciones :

PV 07/04/2011 - 6.3

Textos aprobados :

P7_TA(2011)0148

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 124kWORD 66k
Véase también la propuesta de resolución común RC-B7-0249/2011
4.4.2011
PE459.790v01-00
 
B7-0253/2011

tras la declaración de la Vicepresidenta de la Comisión/Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad

presentada de conformidad con el artículo 110, apartado 2, del Reglamento


sobre la situación en Siria, Bahréin y Yemen


Véronique De Keyser, Hannes Swoboda, Kristian Vigenin, Kader Arif, Harlem Désir, Roberto Gualtieri, Richard Howitt, María Muñiz De Urquiza, Vincent Peillon, Boris Zala en nombre del Grupo S&D

Resolución del Parlamento Europeo sobre la situación en Siria, Bahréin y Yemen  
B7‑0253/2011

El Parlamento Europeo,

–   Vistas sus anteriores resoluciones sobre Oriente Próximo y el norte de África, con especial atención a Siria, Bahréin y Yemen,

–   Visto su Informe, de 24 de marzo de 2011, sobre las relaciones de la Unión Europea con el Consejo de Cooperación del Golfo,

–   Vista la declaración del Presidente del Parlamento Europeo Jerzy Buzek sobre el mortífero ataque contra los manifestantes en Siria, de 23 de marzo de 2011,

–   Vista la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948,

–   Visto el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de 1966,

–   Vistas las Conclusiones del Consejo Europeo del 24 marzo 2011,

–   Vistas las Conclusiones del Consejo del 21 de marzo de 2011 sobre Bahréin y sobre Yemen,

–   Vistas las Declaraciones de la Alta Representante/Vicepresidenta de la Comisión, de los días 10, 15 y 17 de marzo de 2011, sobre Bahréin, de los días 18, 22, 24 y 26 de marzo, sobre Siria, y de los días 10, 12 y 18 de marzo de 2011, sobre Yemen,

–   Vista la Comunicación conjunta de la Alta representante y de la Comisión sobre una Asociación para la Democracia y la Prosperidad Compartida con el Mediterráneo Meridional, de 8 de marzo de 2011,

–   Vistas las Directrices de la Unión Europea sobre los defensores de los derechos humanos, de 2004, en su versión actualizada de 2008,

–   Visto el artículo 110, apartado 2, de su Reglamento,

A. Considerando que, tras otros países árabes, las manifestaciones en Bahréin, Siria y Yemen han expresado las aspiraciones democráticas legítimas y la fuerte demanda popular de reformas políticas, económicas y sociales para implantar una democracia auténtica, luchar contra la corrupción y el nepotismo, garantizar el respeto de los derechos humanos y las libertades fundamentales, reducir las desigualdades sociales y establecer mejores condiciones económicas y sociales,

B.  Considerando que la violenta reacción de las fuerzas de seguridad durante las manifestaciones pacíficas en Bahréin, Siria y Yemen se ha traducido en un número importante de muertos y heridos y en el encarcelamiento de manifestantes,

C. Considerando que la violenta respuesta de las fuerzas de seguridad no ha podido impedir que la oleada de protestas se generalice en toda Siria; que las fuerzas de seguridad sirias han disparado balas reales contra los manifestantes; que las autoridades sirias han movilizado a manifestantes favorables al régimen en Damasco y en otras ciudades; que el Gobierno sirio dimitió el 29 de marzo de 2011 y se ha designado a Adel Safar para que forme un nuevo gobierno; y que el discurso del Presidente Bachar el Asad ante el Parlamento sirio, el 30 de marzo de 2011, no satisfizo las expectativas y esperanzas de reformas significativas,

D. Considerando que el Acuerdo de Asociación entre la Comunidad Europea y sus Estados miembros, por una parte, y la República Árabe Siria, por otra, todavía no ha sido firmado; que la firma de este Acuerdo se ha aplazado a petición de Siria desde octubre de 2009; y que el respeto de los derechos humanos y las libertades fundamentales constituye una parte esencial de dicho Acuerdo,

E.  Considerando que en Siria rige la Ley de emergencia desde 1963, y que en Bahréin y Yemen se ha declarado recientemente el estado de emergencia,

F.  Considerando que, según informes de organizaciones de derechos humanos, se ha tomado el control de los hospitales y se ha acosado y aislado en hospitales a personal médico, manifestantes antigubernamentales y defensores de los derechos humanos, a la vez que, en Bahréin y Yemen, las fuerzas de seguridad han obstaculizado el paso de las ambulancias que transportaban a manifestantes antigubernamentales heridos,

G.  Considerando que, a petición del Gobierno de Bahréin, se han desplegado en dicho país tropas de Arabia Saudí, Kuwait y los Emiratos Árabes Unidos, bajo el estandarte del Consejo de Cooperación del Golfo, para que participen en la represión de los manifestantes, lo que contrasta sumamente con el apoyo del Consejo de Cooperación del Golfo a la protección de los ciudadanos que exigen libertad y democracia en Libia,

H. Considerando que el Presidente yemení Ali Abdullah Saleh, que lleva 32 años dirigiendo el país, ha prometido dimitir, pero hasta el momento no ha tomado ninguna medida seria para cumplir sus promesas en favor de una transición democrática,

1.  Condena enérgicamente la violenta represión ejercida por las fuerzas de seguridad sobre los manifestantes pacíficos en Bahréin, Siria y Yemen, y transmite sus condolencias a las familias de las víctimas;

2.  Expresa su solidaridad con la población de Bahréin, Siria y Yemen, aplaude su valentía y determinación, y apoya firmemente sus legítimas aspiraciones democráticas;

3.  Pide a las autoridades de Bahréin, Siria y Yemen que se abstengan de recurrir a la violencia contra los manifestantes, respeten su libertad de reunión y expresión, y garanticen su seguridad; pide que se investiguen de manera independiente los hechos que causaron muertos y heridos y el encarcelamiento de manifestantes pacíficos en dichos países, y que los responsables sean llevados ante la justicia; pide que se ponga en libertad de manera inmediata e incondicional a todas las personas detenidas durante las manifestaciones, así como a todos los presos políticos y defensores de los derechos humanos;

4.  Pide a los Gobiernos de Bahréin, Siria y Yemen que inicien un proceso político y un diálogo abiertos y profundos sin demora ni condiciones previas, con la participación de todas las fuerzas políticas democráticas y la sociedad civil, con el fin de allanar el camino hacia una democracia auténtica, levantar el estado de emergencia y aplicar unas reformas políticas, económicas y sociales auténticas, ambiciosas y significativas, que son elementos esenciales para la estabilidad y el desarrollo a largo plazo;

5.  Pide a los Gobiernos de Bahréin, Siria y Yemen que respeten plenamente los derechos humanos y las libertades fundamentales, con especial atención a la libertad de reunión y expresión y al derecho a manifestarse pacíficamente; insta al Gobierno de Bahréin a que garantice el pleno respeto de la libertad religiosa en el país;

6.  Pide al Presidente Bachar el Asad que ponga término a la política de represión contra la oposición política y los defensores de los derechos humanos, levante verdaderamente el estado de emergencia en vigor desde 1963, apoye el proceso de transición democrática en Siria y establezca un calendario concreto para las reformas políticas, económicas y sociales;

7.  Expresa su profunda preocupación por la participación de tropas extranjeras bajo el estandarte del Consejo de Cooperación del Golfo en la represión de los manifestantes en Bahréin, y pide su retirada incondicional; pide asimismo que se establezca un diálogo que pueda conducir a las reformas políticas necesarias en el país;

8.  Pide al Presidente yemení Ali Abdullah Saleh que cumpla sus promesas en favor de una transición democrática, incluidos la organización de elecciones libres y justas y el traspaso pacífico del poder a través de unas instituciones constitucionales; pide a todas las fuerzas políticas que cumplan sus responsabilidades y emprendan un diálogo político abierto y constructivo en el que participen todos los partidos y movimientos políticos democráticos y también la sociedad civil;

9.  Pide a la Unión Europea y a sus Estados miembros que tengan plenamente en cuenta los acontecimientos recientes y en curso y la evolución posterior en Bahréin, Siria y Yemen en las relaciones bilaterales con dichos países, incluida la suspensión de las futuras negociaciones sobre el Acuerdo de Asociación entre la UE y Siria, que todavía está pendiente; pide a la Alta Representante/Vicepresidenta de la Comisión que elabore y aplique propuestas y medidas concretas a este respecto; pide a la Unión Europea y a sus Estados miembros que apoyen los llamamientos en favor de investigaciones independientes sobre los ataques dirigidos contra manifestantes en estos países;

10. Pide a la Unión Europea y a sus Estados miembros que apoyen las aspiraciones democráticas y pacíficas de la población de Bahréin, Siria y Yemen, y que se prepare para prestar su asistencia, si las autoridades nacionales asumen un compromiso firme, en la puesta en práctica de agendas concretas de reformas políticas, económicas y sociales en dichos países;

11. Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo y a la Comisión, a la Vicepresidenta de la Comisión/Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, al Gobierno y al Parlamento del Reino de Bahréin, al Gobierno y al Parlamento de la República Árabe Siria y al Gobierno y al Parlamento de la República de Yemen.

Aviso jurídico - Política de privacidad