Procedimiento : 2011/2899(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B7-0584/2011

Textos presentados :

B7-0584/2011

Debates :

PV 14/02/2012 - 3
CRE 14/02/2012 - 3

Votaciones :

PV 16/02/2012 - 8.4
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P7_TA(2012)0052

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 123kWORD 70k
Véase también la propuesta de resolución común RC-B7-0579/2011
9.11.2011
PE472.795v01-00
 
B7-0584/2011

tras la declaración de la Comisión

presentada de conformidad con el artículo 110, apartado 2, del Reglamento


sobre la contribución de la política pesquera común a la producción de bienes públicos


Ulrike Rodust, Josefa Andrés Barea, Ole Christensen, Iliana Malinova Iotova, Guido Milana, Catherine Trautmann en nombre del Grupo S&D

Resolución del Parlamento Europeo sobre la contribución de la política pesquera común a la producción de bienes públicos   
B7‑0584/2011

El Parlamento Europeo,

–   Visto el Reglamento (CE) nº 2371/2002 del Consejo, de 20 de diciembre de 2002, sobre la conservación y la explotación sostenible de los recursos pesqueros en virtud de la política pesquera común,

–   Vista la Comunicación de la Comisión titulada «Estrategia de la UE sobre la biodiversidad hasta 2020: nuestro seguro de vida y capital natural» (COM(2011)0244),

–   Vista la Comunicación de la Comisión titulada «Rio+20: hacia la economía ecológica y la mejora de la gobernanza (COM(2011)0363),

–   Vista la Comunicación de la Comisión titulada «Europa 2020» (COM(2010)2020),

–   Vista la Directiva marco sobre la estrategia marina (2008/56/CE),

–   Visto el paquete de reformas en relación con la política pesquera común presentado por la Comisión el 13 de julio de 2011,

–   Visto el artículo 110, apartado 2, de su Reglamento,

A. Considerando que la pesca constituye una de las actividades humanas más antiguas y que el pescado constituye un elemento importante e imprescindible de la nutrición humana que conviene garantizar —preservando y manteniendo la salud de las poblaciones de peces— no solo para las generaciones actuales sino también para las generaciones futuras;

B.  Considerando que la función de la pesca como fuente de alimento para la sociedad humana se ha aceptado de forma generalizada desde hace tiempo;

C. Considerando que los productos del mar constituyen una fuente importante de proteínas para casi 3 000 millones de personas en todo el mundo y contribuye al sustento de más de 540 millones de personas;

D. Considerando que el sector de la pesca, incluidas la captura y la acuicultura, es una actividad que contribuye a la producción de unos bienes comunes indispensables a través de tres vertientes principales, la pesca, la transformación y la comercialización;

E.  Considerando que la acuicultura, tanto marina como de agua dulce, costera o en alta mar, constituye una parte complementaria e integrante del sector pesquero cada vez más importante;

F.  Considerando que unas poblaciones de peces sanas, unos ecosistemas marinos sanos y la protección de la biodiversidad marina constituyen importantes bienes comunes que conviene preservar;

G. Considerando que la reforma de la política pesquera común debe garantizar la explotación sostenible de los recursos pesqueros, que es el fundamento que permite garantizar la sostenibilidad ambiental, social y económica del sector pesquero, en las diferentes cuencas hidrográficas así como en las zonas costeras en las que tiene lugar esta actividad;

H. Considerando que un sector pesquero sostenible y moderno, necesario para garantizar unas oportunidades de empleo sostenible y mantener a los jóvenes en las zonas subdesarrolladas, requiere el recurso a unos instrumentos nuevos y modernos en consonancia con la evolución y las necesidades del mercado;

I.   Considerando que la modernización del sector pesquero requerirá una diversificación de sus actividades tanto para garantizar una gestión sostenible del medio ambiente y los ecosistemas como para garantizar unos ingresos sostenibles y atender a las necesidades del mercado;

J.   Considerando que el impacto de la actividad pesquera se extiende principalmente a las zonas costeras e insulares, contribuyendo a su gestión y también a su dinámica social y económica, lo que resulta particularmente importante para sus comunidades, a menudo desfavorecidas y con escasez de empleo y economías débiles;

K. Considerando que el sector pesquero de la UE contribuye directa e indirectamente al crecimiento económico de la UE y al desarrollo social en varias regiones, zonas costeras e islas europeas, que dependen en gran medida de esta actividad;

L.  Considerando que, a través de la política marítima integrada, que incluye el medio ambiente entre sus principales objetivos, el sector europeo de la pesca puede promover y mejorar también una amplia gama de estudios científicos que amplían nuestros conocimientos sobre la dinámica oceanográfica, los ecosistemas y la biología de las especies acuáticas involucradas directa o indirectamente en la actividad pesquera;

1.  Subraya que la pesca constituye un sector importante de la UE que proporciona a los ciudadanos europeos unos alimentos de gran calidad y crea un valor añadido tanto económico como social para la Unión Europea; destaca, en consecuencia, la necesidad de que la política pesquera común reformada garantice una explotación sostenible de los recursos pesqueros y la conservación y el mantenimiento de las poblaciones de peces a un nivel sano, de tal forma que puedan continuar las actividades pesqueras en sus zonas y comunidades tradicionales a largo plazo;

2.  Subraya que la principal prioridad de la política pesquera común debe ser el establecimiento de un sector pesquero que actúe en consonancia con los principios de sostenibilidad medioambiental a fin de asegurarles a las generaciones actuales y futuras los beneficios sociales y económicos de la pesca;

3.  Subraya que la existencia de unas poblaciones de peces sanas, unos ecosistemas marinos sanos y la conservación de la biodiversidad marina constituyen por sí solos unos bienes comunes que solo se dan si se gestionan las poblaciones de peces de forma sostenible y se minimiza el impacto negativo innecesario sobre el medio ambiente;

4.  Subraya que la política pesquera común contribuye a la realización de los objetivos de la Estrategia de la UE sobre la biodiversidad hasta 2020 y a la intención de la UE de detener la pérdida de biodiversidad y el deterioro de los servicios ecosistémicos antes de 2020 mediante el reglamento adoptado, de asegurar una pesca sostenible mediante la adopción de medidas precautorias que pongan fin a la pesca destructiva, asegurando la recuperación de las poblaciones de peces sobreexplotadas y adoptando medidas de protección de especies no afectadas por la pesca;

5.  Recuerda que se calcula que, a escala económica, el sector de la pesca (incluida la acuicultura) genera unos 34 200 millones de euros y que, a escala social, crea más de 350 000 puestos de trabajo en los sectores de la pesca, la transformación de productos pesqueros y la comercialización de los mismos, en especial en las zonas costeras, periféricas e insulares;

6.  Subraya que el sector pesquero, más allá de sus tres dominios de actividad tradicionales y su impacto más visible en los planos económico y social, también desempeña un importante papel en otros ámbitos diferentes, como el medioambiental, el cultural, el recreativo y turístico, el científico, el energético y el educativo;

7.  Subraya que el sector pesquero (incluidas la captura y la acuicultura) constituye uno de los pilares más importantes de la seguridad alimentaria de la Unión Europea y que, por tanto, conviene garantizar su carácter sostenible y estabilidad mediante la reforma de la política pesquera común, de tal modo que esta pueda suministrar en el futuro unos productos de suficiente calidad y en tal cantidad que pueda satisfacer la demanda de más de 500 millones de ciudadanos europeos;

8.  Destaca la importancia del potencial de la acuicultura marina y de agua dulce como complemento de la pesca a la hora de garantizar una parte importante de la seguridad alimentaria en la UE;

9.  Aplaude la disposición de la Comisión de reforzar el sector acuícola en la UE y de facilitar los fondos necesarios para ello; pide a la Comisión que establezca unos criterios generales de calidad en relación con la acuicultura, que deben garantizarse en todo el territorio de la UE y que tengan en cuenta el impacto ecológico y social de la acuicultura; pide además a la Comisión que garantice que la producción de los productos acuícolas importados se ha desarrollado con arreglo a las normas de calidad europeas pertinentes, es decir, las normas medioambientales o de bienestar animal;

10. Subraya que debe reconocerse y valorarse el hecho de que el sector pesquero tenga una dimensión multifuncional, a través de la cual se ofrecen a las comunidades unos bienes públicos adicionales, que benefician a los ciudadanos europeos en general y no solo a los directa o indirectamente relacionados con la pesca; señala, además, que un número considerable de ciudadanos europeos que viven sobre todo en zonas costeras se benefician de dicha multifuncionalidad de la actividad pesquera; subraya que la producción de estos bienes públicos adicionales no deben servir de excusa para retrasar las reformas necesarias de la política pesquera común y el sector pesquero, como la reconstitución de las poblaciones y la supresión del exceso de capacidad;

11. Subraya que una mayor diversificación de las actividades vinculadas directa o indirectamente con la pesca podría ayudar a ralentizar el éxodo de trabajadores del sector, mantener vivas las costumbres y tradiciones de las distintas regiones, y detener la despoblación de algunas zonas costeras;

12. Destaca que la gestión de la pesca se ha ido apoyando cada vez más en datos científicos, lo que estimula la investigación aplicada en este ámbito, promoviendo el conocimiento y fomentando el desarrollo y la innovación tecnológicos, en consonancia con la Estrategia UE 2020 para un crecimiento inteligente;

13. Subraya que el sector pesquero depende plenamente de la salud de las poblaciones y del equilibrio del ecosistema, por lo que la reforma de la política pesquera común volverá a centrarse en este aspecto como el guardián y el gestor de los recursos marinos, aplicando una economía más eficiente, más verde y más competitiva, en consonancia con la Estrategia UE 2020 para un crecimiento inteligente;

14. Subraya que la actividad pesquera, habida cuenta de todas sus dimensiones (incluida la acuicultura) y de sus impactos directos e indirectos, así como de la producción de bienes públicos, garantiza la cohesión social y territorial, promueve la formación profesional y el dinamismo social y económico, en consonancia con la Estrategia 2020 para un crecimiento integrador;

15. Subraya que el sector pesquero por sí solo, y a través de la política marítima integrada, contribuye a la realización de los objetivos «Rio +20» de una economía abierta, y también a la creación de puestos de trabajo y la erradicación de la pobreza;

16. Pide a la Comisión que reconozca la dimensión multifuncional del sector pesquero y el valor de su producción amplia y diversificada de bienes comunes;

17. Pide a la Comisión que, en sus propuestas y decisiones políticas futuras, garantice que la política pesquera común contribuya a objetivos globales como la Estrategia UE 2020, la Estrategia de la UE sobre la biodiversidad hasta 2020 y la realización de los objetivos de la Directiva marco sobre la estrategia marina; pide a la Comisión que tenga en cuenta las peculiaridades de la pesca y las regiones costeras a la hora de desarrollar y aplicar estas políticas;

18. Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo y a la Comisión.

Aviso jurídico - Política de privacidad