Procedimiento : 2011/2899(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B7-0065/2012

Textos presentados :

B7-0065/2012

Debates :

PV 14/02/2012 - 3
CRE 14/02/2012 - 3

Votaciones :

PV 16/02/2012 - 8.4
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P7_TA(2012)0052

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 123kWORD 67k
Véase también la propuesta de resolución común RC-B7-0579/2011
13.2.2012
PE483.123v01-00
 
B7-0065/2012

tras las preguntas con solicitud de respuesta oral B7‑0038/2012 y B7‑0029/2012

presentada de conformidad con el artículo 115, apartado 5, del Reglamento


sobre la contribución de la política pesquera común a las comunidades costeras (2011/2899(RSP))


Isabella Lövin, Raül Romeva i Rueda, Jean-Paul Besset en nombre del Grupo Verts/ALE

Resolución del Parlamento Europeo sobre la contribución de la política pesquera común a las comunidades costeras (2011/2899(RSP))  
B7‑0065/2012

El Parlamento Europeo,

–   Visto el Reglamento (CE) nº 2371/2002 del Consejo, de 20 de diciembre de 2002, sobre la conservación y la explotación sostenible de los recursos pesqueros en virtud de la política pesquera común(1),

–   Vista la Comunicación de la Comisión titulada «Río+20: hacia la economía ecológica y la mejora de la gobernanza» (COM(2011)0363),

–   Vista la Directiva marco sobre la estrategia marina (2008/56/CE),

–   Vistas las distintas propuestas legislativas y comunicaciones acerca del paquete de reforma de la política pesquera común presentadas por la Comisión el 13 de julio de 2011,

–   Vistos el artículo 115, apartado 5, y el artículo 110, apartado 2, de su Reglamento,

A. Considerando que se reconoce, en general, que las pesquerías europeas forman parte integral de la vida económica y social de las comunidades costeras;

B.  Considerando que, según la Comisión, el sector pesquero (captura, transformación, acuicultura y actividades accesorias) proporciona empleo a menos del 0,2 % de la población activa de la UE, y que existen diferencias significativas entre Estados miembros, desde el 0,04 % en Bélgica al 1,53 % en Grecia, que en Bretaña representa el 0,8 % del total de empleos, en Galicia llega al 3 % y, en algunas comunidades costeras, supera este porcentaje;

C. Considerando que un sector pesquero dinámico, económicamente independiente y bien administrado puede contribuir cada vez más a la sociedad y la economía europeas y, por consiguiente, desempeñar un papel importante en la Estrategia Europa 2020;

D. Considerando que reconstruir las poblaciones de peces en Europa no solo crearía puestos de trabajo sino que también aliviaría la dependencia europea de las importaciones de pescado, lo que contribuiría a la seguridad alimentaria en los países en desarrollo;

E.  Considerando que el sector pesquero es una actividad que depende por completo de ecosistemas que funcionen y que, por lo tanto, se necesitan poblaciones de peces abundantes y ecosistemas marinos en buenas condiciones ecológicas para alcanzar la sostenibilidad y existencia a largo plazo de la extracción, la transformación y la comercialización de los productos de la pesca;

F.  Considerando que el sector pesquero se enfrenta actualmente a desafíos importantes que incluyen, dependiendo de cada pesquería, falta de rentabilidad, pérdida de posibilidades, hundimiento del empleo y una situación alarmante de la abundancia de las poblaciones de peces;

G. Considerando que solo algunos de estos desafíos se deben a factores que quedan fuera del control del sector pesquero o de la responsabilidad de la gestión de las pesquerías, tales como el cambio climático, la contaminación, las fuerzas del mercado, etc., y que otros problemas se derivan de una mala gestión general de las pesquerías que no ha conseguido limitar elementos tales como el tamaño de las flotas, las posibilidades de pesca, etc. y otros que dependen del comportamiento del propio sector;

H. Considerando que la reacción tradicional de la UE ante estas dificultades consiste en recurrir a ayudas públicas, que, evidentemente, no han podido resolverlas sino que, en realidad, a menudo han empeorado la situación;

1.  Cree firmemente que las pesquerías, si se gestionan correctamente, podrían contribuir más a la sociedad europea en términos de seguridad alimentaria, empleo, mantenimiento de comunidades pesqueras dinámicas y de muchas otras maneras;

2.  Destaca que la actual reforma de la política pesquera común (PPC) debe tener como objetivo principal restablecer la sostenibilidad del sector pesquero europeo y sus actividades relacionadas (tales como transformación, comercialización y acuicultura);

3.  Destaca que, en su valoración de impacto sobre la nueva propuesta de Reglamento de base, la Comisión concluye que la sostenibilidad ecológica, social y económica mejorarían significativamente todas las posibles evoluciones descritas, excepto la posibilidad de mantener el status quo, lo que subraya la necesidad de una reforma;

4.  Considera que la sostenibilidad ecológica, económica y social son objetivos importantes de la PPC pero que la recuperación de la viabilidad económica y social depende de una mejora de las condiciones de las poblaciones de peces, de manera que la sostenibilidad ecológica constituye claramente un requisito previo para la sostenibilidad económica y social;

5.  Considera que la reforma debe cumplir un programa ambicioso, que incluya:

· la adopción de objetivos claros, en orden de prioridad, mensurables y alcanzables, con plazos estrictos para su realización,

· la recuperación de las poblaciones de peces a niveles superiores a los que permitirían producir el rendimiento máximo sostenible,

· una mejora significativa en la selección de artes y prácticas de pesca con objeto de poner fin al derroche provocado por los descartes de grandes cantidades de peces y otras especies,

· la asignación del derecho a pescar preferentemente a aquellos que lo hacen de la manera más sostenible, desde un punto de vista ecológico y social, a fin de reducir los efectos destructivos de determinados segmentos y operadores,

· el logro de un equilibrio adecuado entre el tamaño y la composición de las flotas pesqueras de la UE y los recursos disponibles para ser pescados de manera sostenible,

· la descentralización de la toma de decisiones al ámbito más adecuado, que podría ser regional, nacional o local, dependiendo de cada pesquería concreta,

· la instauración de lo anterior para la pesca dentro de la UE y para la pesca por parte de buques de la UE en otras aguas,

· la adopción de una política para la acuicultura que garantice que este sector es sostenible desde el punto de vista ecológico y no comporta la contaminación o el agotamiento de otras especies capturadas como pienso,

· la inclusión de la pesca recreativa en la PPC;

6.  Considera que, si se cumple este programa, las pesquerías de la UE se fundarían finalmente en una base sostenible;

7.  Considera que solo en tal caso el sector pesquero sería capaz de realizar todo su potencial de contribuir a la seguridad alimentaria, crear empleo sostenible, fomentar el mantenimiento y el crecimiento de las comunidades costeras y de sus habitantes, promover la innovación en las flotas pesqueras y en las industrias derivadas, mejorar la gestión de las pesquerías en los países en desarrollo, contribuir al conocimiento científico y a la comprensión del entorno marino, reducir su consumo de energía y sus emisiones de gases de efecto invernadero y preservar el medio marino;

8.  Considera que esta es la mejor manera en que las pesquerías pueden contribuir a realizar la Estrategia Europa 2020;

9.  Aguarda con impaciencia la inminente publicación por parte de la Comisión de su propuesta de Fondo Europeo Marítimo y de la Pesca, y considera que sus objetivos y las medidas que pueden recibir subvenciones deben contribuir a estos puntos;

10. Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo y a la Comisión.

(1)

DO L 358 de 31.12.2002, p. 59.

Aviso jurídico - Política de privacidad