Procedimiento : 2011/2962(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B7-0226/2012

Textos presentados :

B7-0226/2012

Debates :

Votaciones :

PV 10/05/2012 - 12.56
CRE 10/05/2012 - 12.56
Explicaciones de voto
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P7_TA(2012)0203

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 148kWORD 84k
Véase también la propuesta de resolución común RC-B7-0223/2012
2.5.2012
PE486.800v01-00
 
B7-0226/2012

tras las declaraciones de la Comisión

presentada de conformidad con el artículo 110, apartado 2, del Reglamento


sobre la piratería marítima (2011/2962(RSP))


Georgios Koumoutsakos, Mathieu Grosch, Michael Gahler, Roberta Angelilli, Arnaud Danjean, Carlo Fidanza, Marietta Giannakou, Anna Ibrisagic, Tunne Kelam, Krzysztof Lisek, Mario Mauro, Francisco José Millán Mon, Dominique Vlasto en nombre del Grupo PPE

Resolución del Parlamento Europeo sobre la piratería marítima (2011/2962(RSP))  
B7‑0226/2012

El Parlamento Europeo,

–   Vista su Resolución, de 20 mayo 2008, sobre una Política Marítima Integrada para la Unión Europea,

–   Vistas sus resoluciones sobre la piratería marítima, en especial las de 23 de octubre de 2008 sobre los actos de piratería en el mar, y de 26 de noviembre de 2009 sobre una solución política al problema de la piratería frente a las costas de Somalia,

–   Vista la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (CNUDM), de 10 de diciembre de 1982,

–   Vista la Convención de 1988 de las Naciones Unidas para la represión de actos ilícitos contra la seguridad de la navegación marítima,

–   Vistas las Resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas 1814 (2008), de 15 de mayo de 2008, 1816 (2008), de 2 de junio de 2008, 1851 (2008), de 16 de diciembre de 2008, 1897 (2009), de 30 de noviembre de 2009, 1950 (2010), de 23 de noviembre de 2010, 1976 (2011), de 11 de abril de 2011, 2015 (2011), de 24 de octubre de 2011, 2020 (2011), de 22 de noviembre de 2011, y 2036 (2012), de 22 de febrero de 2012, sobre la situación en Somalia,

–   Vista la Acción Común 2008/749/PESC del Consejo, de 19 de septiembre de 2008, relativa a la acción de coordinación militar de la Unión Europea en apoyo a la Resolución nº 1816 (2008) del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (EU NAVCO),

–   Vistas la Acción Común del Consejo 2008/851/PESC, de 10 de noviembre de 2008, y la Decisión del Consejo 2010/766/PESC relativa a la operación militar de la Unión Europea denominada Atalanta para contribuir a la protección de los buques del Programa Mundial de Alimentos (PMA) que entregan ayuda alimentaria para las personas desplazadas en Somalia; la protección de los envíos de la Misión de la Unión Africana en Somalia (AMISOM), y la disuasión, prevención y represión de los actos de piratería y robo a mano armada frente a las costas de Somalia, así como la protección del transporte marítimo vulnerable frente a las costas de Somalia en una base de caso por caso, y que, además, la misión EU NAVFOR-Atalanta debe contribuir también a la supervisión de las actividades pesqueras frente a las costas de Somalia,

–   Vista la Decisión del Consejo, de 23 de marzo de 2012, de prolongar el mandato de la EU NAVFOR-Atalanta hasta diciembre de 2014 y de ampliar el área de operación de las fuerzas,

–   Vistas la Decisión 2010/96/PESC del Consejo, de 15 de febrero de 2010, y la Decisión 2010/197/PESC del Consejo, de 31 de marzo de 2010, relativa al inicio de la misión militar de la Unión Europea destinada a contribuir a la formación de las fuerzas de seguridad somalíes (EUTM Somalia),

–   Visto el concepto de gestión de crisis acordado por el Consejo de Asuntos Exteriores de 16 de diciembre de 2011 para la misión de creación de capacidades marítimas regionales (RMCB) del Consejo, como una misión civil de la PCSD con apoyo técnico militar en preparación,

–   Visto el marco estratégico para el Cuerno de África que orientará el compromiso de la UE en la región, adoptado por el Consejo el 14 de noviembre de 2011,

–   Visto el acuerdo para el reparto del poder que se firmó el 9 de junio de 2008 en Yibuti dirigido a iniciar una reconciliación nacional de amplia base y a crear una alianza política fuerte e integradora, capaz de garantizar la paz, la reconciliación del país y el restablecimiento de una autoridad central del Estado,

–   Vistas las Conclusiones de la Conferencia de Londres acerca de Somalia, de 23 de febrero de 2012,

–   Visto el artículo 110, apartado 2, de su Reglamento,

A. Considerando que el transporte marítimo ha sido uno de los catalizadores clave del crecimiento económico y de la prosperidad europeos a lo largo de su historia, y que más del 80 % del comercio mundial se lleva a cabo por mar, y que, por consiguiente, la UE tiene un interés genuino en contribuir a la seguridad marítima internacional;

B.  Considerando que la piratería debe ser considerada como un delito internacional; que la piratería en el mar requiere una respuesta coordinada en el marco jurídico general proporcionado por la UNCLOS; y que el artículo 100 de la Convención establece que todos los Estados tienen el deber de cooperar para la represión de la piratería;

C. Considerando que la piratería en alta mar es un problema que aún no está resuelto, aunque el número de ataques desarrollados con éxito ha disminuido de manera significativa durante el pasado año, debido principalmente a las actividades de Atalanta y al uso de destacamentos militares y privados de protección de los buques, pero sigue propagándose rápidamente en el Océano Índico, en particular frente a las costas de Somalia y del Cuerno de África, y también en algunas otras zonas, incluyendo el sudeste asiático y el África occidental, convirtiéndose así en un peligro creciente que amenaza tanto la vida como la seguridad de los marinos y de otras personas, así como el desarrollo y la estabilidad regional, el medio ambiente marino, el comercio mundial y todas las formas de transporte marítimo y de transporte por buque, incluidos los buques pesqueros, además de la entrega de ayuda humanitaria;

D. Considerando que cada año 10 000 buques europeos atraviesan zonas marítimas peligrosas y que, por consiguiente, además de una amenaza para la vida humana y la seguridad, la piratería constituye también un problema económico, ya que pone en peligro las líneas marítimas comerciales internacionales y tiene un impacto negativo considerable en el comercio internacional;

E.  Considerando que el número de intentos de ataque a buques va en aumento; que en 2011 se informó de que se cometieron 28 asaltos, 470 marinos fueron secuestrados, 15 fueron asesinados y que actualmente más de 7 buques están retenidos a la espera de un rescate y que unos 191 marinos están retenidos como rehenes en Somalia, a veces en condiciones degradantes e inhumanas, durante periodos cada vez más largos;

F.  Considerando que los piratas adaptan constantemente su táctica y sus métodos, y que han ampliado su radio de acción gracias a la utilización de grandes buques capturados como «buques nodriza»;

G. Considerando que la actual inestabilidad política en Somalia es una de las causas del problema de la piratería y que contribuye a fomentarla, y que ​​la piratería sigue siendo considerada por algunos somalíes como una fuente rentable y viable de ingresos;

H. Considerando que la lucha contra la piratería no se puede ganar sólo por medios militares, sino que depende principalmente del éxito en el fomento de la paz, el desarrollo y la configuración del Estado en Somalia;

I.   Considerando que la Agencia Europea de Seguridad Marítima (EMSA) dispone de instrumentos y datos que pueden ayudar a la operación EU NAVFOR ‑ Atalanta a mejorar la seguridad de los buques y de los marinos de la zona;

J.   Considerando que el problema de la piratería también tiene efectos negativos en toda la región, donde las operaciones de pesca están reguladas por una serie de acuerdos de pesca bilaterales y multilaterales, y que estas operaciones se han convertido en una empresa peligrosa y no sólo para los buques de la UE que pescan, por ejemplo, en las aguas de las Seychelles sobre la base de un acuerdo de asociación pesquera entre la UE y la República de Seychelles, sino también para los pescadores locales a los que se brinda ayuda sectorial y que, por consiguiente, asumen una responsabilidad social;

K. Considerando que la UE es el principal donante mundial de ayuda a Somalia y que ha comprometido 215,4 millones de euros hasta la fecha a través del Fondo Europeo de Desarrollo (FED) para el periodo 2008-2013; que el principal objetivo de esta financiación es que las personas pasen de la pobreza a un crecimiento económico autosostenible y facilitar una solución duradera para la estabilidad en el país combatiendo las causas profundas de la piratería mediante la financiación de proyectos para mejorar la gobernanza, el Estado de derecho, la educación, el crecimiento económico y el apoyo a sectores no prioritarios (salud, medio ambiente, agua y saneamiento); considerando que se han concedido 175 millones de euros adicionales para el período 2011-2015 en el marco del FED para que la UE pueda reforzar su compromiso y apoyar nuevas actividades en los ámbitos mencionados;

L.  Considerando que, si bien los esfuerzos de la UE para combatir la piratería han conseguido proteger todos los envíos del Programa Mundial de Alimentos y la Misión de la Unión Africana en Somalia (AMISOM), necesitan un compromiso permanente para asegurar niveles adecuados de fuerza y ​​corren el riesgo de verse debilitados en el futuro por la falta de fuerzas navales;

M. Considerando que muchos Estados miembros están desarrollando actualmente sus propias normas en cuanto al despliegue de agentes armados a bordo de los buques mercantes;

1.  Reitera su profunda preocupación por la creciente amenaza permanente que la piratería y el robo a mano armada en el mar contra los buques de ayuda humanitaria del Programa Mundial de Alimentos (PMA) y de la Misión de la Unión Africana en Somalia (AMISOM), así como contra los buques de pesca y de pasajeros de la UE e internacionales en el Océano Índico, en particular en los mares de Somalia y del Cuerno de África suponen para la seguridad de los marinos y de otras personas y la estabilidad regional;

2.  Pide a la Alta Representante y a los Estados que, con carácter de urgencia, estudien medios para liberar a los 191 marinos actualmente retenidos como rehenes, con objeto de poner fin a su encarcelamiento prolongado y terrible a manos de sus captores y hacer posible que puedan regresar a sus hogares y, al mismo tiempo, terminar con la detención de 7 buques secuestrados;

3.  Acoge con satisfacción la contribución de la ​​operación Atalanta de la EU NAVFOR a la seguridad marítima frente a las costas de Somalia protegiendo a los buques fletados por el Programa Mundial de Alimentos que transportan ayuda a Somalia y a otros buques vulnerables y mediante la disuasión, prevención y represión de los actos de piratería y robo a mano armada frente a las costas de Somalia;

4.  Acoge con satisfacción la Decisión del Consejo de 23 de marzo de 2012 de prolongar el mandato de la EU NAVFOR-Atalanta hasta diciembre de 2014 y de ampliar la zona de operaciones de la fuerza y pide la coordinación permanente de todas las fuerzas internacionales;

5.  Acoge con satisfacción la decisión adoptada por el Consejo de Asuntos Exteriores el 12 de diciembre de 2011 de lanzar el instrumento de desarrollo de capacidades marítimas regionales EUCAP Nestor y la formación en capacidades judiciales de los jueces y la policía costera en ocho países de la región del Cuerno de África y el Océano Índico Occidental;

6.  Acoge con beneplácito la Conferencia de Londres sobre Somalia del 23 de febrero de 2012 en Lancaster House y el Comunicado resultante de la Conferencia, que hace referencia, entre otras cosas, a la determinación de la comunidad internacional de erradicar la piratería, los esfuerzos de los socios de la industria contra la piratería y la afirmación de que no habrá impunidad para la piratería, y pide un mayor desarrollo de la capacidad judicial para perseguir y detener a quienes promueven la piratería en Somalia y en toda la región;

7.  Hace hincapié en que la continuación de la impunidad de la piratería va en contra de la disuasión; deplora que, a pesar de los acuerdos de transferencia de la UE con terceros países (Kenia, Seychelles, República de Mauricio), de los acuerdos bilaterales de repatriación de los piratas condenados entre Seychelles y Puntlandia y Somalia y de los marcos legales internacionales, muchos piratas y otros delincuentes todavía no han sido detenidos o, cuando lo fueron, se les puso en libertad por falta de pruebas jurídicas sólidas o de voluntad política de procesar, y también que algunos Estados miembros de la UE tengan instrumentos de protección insuficientes contra la piratería en alta mar;

8.  Pide, a este respecto, medidas inmediatas y eficaces para enjuiciar y castigar a los sospechosos de actos de piratería, e insta a los terceros países y a los Estados miembros que aún no lo hayan hecho a que transpongan en su legislación nacional todas las disposiciones establecidas en virtud del Convenio de las Naciones Unidas sobre el Derecho del mar y del Convenio contra la represión de actos ilícitos contra la seguridad de la navegación marítima, a fin de combatir la impunidad de los piratas, e invita al Consejo y a la Comisión a seguir examinando las oportunidades de juicio en los países de la región y de trabajar en la creación de tribunales especializados para luchar contra la piratería en Somalia y en otros Estados de la región como solución judicial sostenible para juzgar a los piratas en Somalia;

9.  Insta a los Estados miembros a que, en colaboración con Europol e Interpol, investiguen y rastreen los flujos de dinero y confisquen el dinero pagado como rescate a los piratas, pues existen indicios de que ese dinero se envía a cuentas bancarias en todo el mundo, incluyendo a bancos de Europa, y les insta además a que detecten y desmantelen las redes delictivas organizadas que recogen los beneficios de tales actos; pide al Consejo que facilite una mayor cooperación de la EU NAVFOR con Europol e Interpol;

10. Lamenta que el número de buques que los Estados miembros han facilitado a la operación EU NAVFOR-Atalanta haya disminuido de 8 a solo 2 o 3 a principios de 2012 y pide por consiguiente a los Estados miembros que faciliten más activos navales para hacer posible el éxito de la operación Atalanta;

11. Anima a la EU NAVFOR, a la OTAN y a la coalición de fuerzas navales a ocuparse con eficacia del problema del aumento de la utilización de buques mercantes abordados por los piratas como «buques nodriza», lo que constituye un incremento significativo de la capacidad operativa de los piratas y les permite lanzar sus ataques con mayor fuerza, determinación y flexibilidad en todo el Océano Índico;

12. Destaca asimismo la necesidad de mejorar la coordinación estratégica entre EU NAVFOR ‑ Atalanta, EUTM Somalia y otras acciones de la PCSD en la región del Cuerno de África; celebra a este respecto la Decisión del Consejo de 23 de marzo de 2012 de activar el Centro de operaciones de la UE en apoyo de las misiones de la política común de seguridad y defensa (PCSD) en el Cuerno de África; pide en este contexto una revisión de las estructuras de mando existentes de la UE NAVFOR – Atalanta y de EUTM Somalia;

13. Pide una mayor coordinación permanente en el marco del mecanismo SHADE entre la UE, la OTAN y la realización de las tres principales misiones de lucha contra la piratería naval en la región (EU NAVFOR, CTF-150/151 y TF-508 en el marco de la operación Ocean Shield de la OTAN) y las diversas fuerzas navales internacionales, a fin de evitar la duplicación innecesaria, ya que ambas organizaciones, la UE y la OTAN, sobre la base de su respectiva autonomía en la toma de decisiones, operan en la misma zona, tienen los mismos intereses y comprenden en gran parte las mismas naciones europeas;

14. Subraya que EMSA debe continuar cooperando con EU NAVFOR ‑ Atalanta, cuando convenga, facilitándole, previo consenso del Estado del pabellón, los datos detallados de identificación y seguimiento de largo alcance de los buques (LRIT) y las imágenes vía satélite de los buques con pabellón de la UE que transiten por la zona; para ello, se anima a los Estados miembros a autorizar a la Agencia a facilitar estos datos y esta información a la EU NAVFOR;

15. Apreciará todos los esfuerzos realizados por los Estados ribereños para cooperar, en el marco del Derecho internacional, con la UE y sus países miembros, con el objetivo de combatir la piratería y proteger a las personas, los bienes y el comercio de los ataques piratas;

16. Considera que la proliferación de la piratería debe conducir a una capacitación obligatoria de los marinos expuestos a las amenazas vinculadas a la piratería con el fin de reforzar su autoprotección; entre tanto, hace hincapié en la necesidad de que las compañías navieras se adhieran y apliquen en su totalidad el manual de buenas prácticas «Best Management Practices for protection against Somalia Based Piracy» (BMP-4), que ofrece a todas las partes interesadas información suficiente sobre cómo ayudar a los buques a evitar, disuadir o retrasar los ataques de piratas frente a las costas de Somalia; reitera su llamamiento a los buques que operan en la zona para que se registren ante los organismos pertinentes de coordinación de la seguridad marítima y que sigan las recomendaciones de EU NAVFOR ‑ Atalanta; pide a los Estados miembros que garanticen que todos sus buques estén debidamente registrados;

17. Insta al Consejo y a la Comisión a que, en colaboración con las Naciones Unidas y la Unión Africana, y respondiendo a las repetidas solicitudes del Gobierno Federal de Transición de Somalia (GFT) de asistencia internacional para proteger a los buques de ayuda humanitaria y combatir la piratería frente a sus costas, sigan cooperando y apoyen al GFT de Somalia en la lucha contra la piratería, Al Shabab y los autores que deben ser llevados ante la justicia, y que ayuden a Somalia y a la región a reforzar sus capacidades;

18. Reconoce que la formación es sólo una parte del aumento de la capacidad marítima y por consiguiente pide a los Estados Miembros que proporcionen asistencia material a la Misión o a la región, atendiendo de manera específica a los buques de patrulla marítima;

19. Apoya firmemente el proceso de paz y reconciliación de Yibuti; pide un enfoque global de la situación en Somalia, que asocie la seguridad con el desarrollo, el Estado de Derecho y el respeto de los derechos humanos y del Derecho humanitario internacional;

20. Celebra la decisión de la Comisión de proponer un apoyo financiero adicional de 100 millones de euros en el marco del Fondo de Apoyo a la Paz para África (APF) a la misión de la Unión Africana en Somalia (AMISOM) y pide a los Estados miembros y a la comunidad internacional que colaboren para fomentar la paz y el desarrollo económico y para construir un régimen democrático estable en Somalia que facilitaría la seguridad y la lucha contra la piratería a largo plazo; acoge con satisfacción el nombramiento de un Representante Especial de la UE para el Cuerno de África;

21. Manifiesta su preocupación ante el continuo deterioro de la situación humanitaria en el Cuerno de África y pide a la comunidad internacional, y especialmente a la UE, que incremente la prestación de asistencia humanitaria a las personas necesitadas a fin de satisfacer las crecientes necesidades humanitarias y evitar que la situación siga empeorando;

22. Acoge con satisfacción el proyecto MARSIC de la UE en el marco del programa sobre rutas marítimas estratégicas del Instrumento de Estabilidad con el objetivo de mejorar la protección y la seguridad marítimas en el Océano Índico occidental y el Golfo de Adén mediante la puesta en común de información y la creación de capacidades, destacando la cooperación regional entre los países de la región, y espera su extensión después de 2013;

23. Aplaude las iniciativas contra la piratería de los países del sur y el este de África y de la región del Océano Índico, como el nuevo proyecto MASE contra la piratería, que se ha beneficiado de una subvención de puesta en marcha de 2 millones de euros por parte de la UE; acoge con satisfacción la intención de complementariedad de los proyectos financiados por la Comisión y la misión de la PCSD para la creación de capacidades marítimas regionales;

24. Reitera que la piratería frente a las costas de Somalia guarda relación con la ausencia de un Estado de Derecho en dicho país y que por consiguiente la comunidad internacional debería proporcionar la ayuda técnica y económica necesaria para ayudar al Gobierno Federal de Transición a desarrollar las capacidades para controlar sus aguas territoriales y, respetando el Derecho internacional, su zona económica exclusiva;

25. Acoge con satisfacción la labor del Grupo de Contacto de las Naciones Unidas sobre la piratería frente a las costas de Somalia, que constituye un foro sin precedentes para mejorar el nivel y la calidad de la cooperación internacional en este ámbito, entre los Estados y con todas las organizaciones internacionales importantes interesadas; y alienta a la UE a asumir un papel de coordinación en este foro, sobre todo en el ámbito del desarrollo de la capacidad marítima (regional);

26. Acoge con satisfacción la estrecha coordinación con la OMI en materia de fomento de la capacidad marítima, así como el trabajo encaminado a la celebración de una Asociación Estratégica UE-OMI para combatir la piratería en todo el Cuerno de África;

27. Subraya que ha aumentado el uso de guardias privados armados a bordo, así como el hecho de que ninguna operación de piratería contra buques dotados de esa protección se ha llevado a cabo con éxito, aunque ésta es una medida que no puede sustituir a la necesaria solución integral de la polifacética amenaza de la piratería; toma en consideración que algunos Estados miembros han adoptado legislación a este respecto; pide a los Estados miembros que, en este contexto, apliquen las necesarias medidas de seguridad a bordo cuando sea posible, y pide a la Comisión y al Consejo que se esfuercen por desarrollar un enfoque de la UE relativo al uso de personal armado certificado a bordo, a fin de garantizar la correcta aplicación de las iniciativas de la OMI en este ámbito; recuerda que, según las MPG4 de la OMI (Mejores práctica de gestión), sin perjuicio del análisis de riesgos, la planificación cuidadosa y los acuerdos, la provisión de destacamentos militares de protección de los buques desplegados para proteger los cargamentos vulnerables es la opción recomendada cuando se considera la posibilidad de recurrir a guardias armados;

28. Recuerda que, de conformidad con el Derecho internacional, en alta mar, en todos los casos, incluyendo las medidas adoptadas en la lucha contra la piratería, se aplicará a los buques interesados y al personal militar empleado a bordo la jurisdicción nacional del Estado del pabellón; que, además, ninguna autoridad salvo las del Estado del pabellón ordenará el arresto o la detención del buque, ni siquiera como medida de investigación;

29. Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión, a los Estados miembros, a los Secretarios Generales de la Unión Africana, de las Naciones Unidas y de la Autoridad Intergubernamental de Desarrollo (AID), al Presidente del Gobierno Federal de Transición de Somalia y al Parlamento Panafricano.

Aviso jurídico - Política de privacidad