Procedimiento : 2012/2789(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B7-0437/2012

Textos presentados :

B7-0437/2012

Debates :

Votaciones :

PV 13/09/2012 - 11.16

Textos aprobados :

P7_TA(2012)0352

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 129kWORD 70k
Véase también la propuesta de resolución común RC-B7-0427/2012
10.9.2012
PE493.598v01-00
 
B7-0437/2012

tras una declaración de la Vicepresidenta de la Comisión / Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad

presentada de conformidad con el artículo 110, apartado 2, del Reglamento


sobre el uso político de la justicia en Rusia (2012/2789(RSP))


Guy Verhofstadt, Kristiina Ojuland, Leonidas Donskis, Marielle de Sarnez, Robert Rochefort, Sonia Alfano, Sarah Ludford, Edward McMillan-Scott, Marietje Schaake, Graham Watson, Jelko Kacin en nombre del Grupo ALDE

Resolución del Parlamento Europeo sobre el uso político de la justicia en Rusia (2012/2789(RSP))  
B7‑0437/2012

El Parlamento Europeo,

–   Vistos sus anteriores informes y resoluciones sobre Rusia y las relaciones entre la UE y Rusia, en particular su Resolución, de 17 de febrero de 2011, sobre el Estado de Derecho en Rusia(1),

–   Visto el Acuerdo de Colaboración y Cooperación entre la Unión Europea y la Federación de Rusia(2), que entró en vigor en 1997 y que se ha prorrogado a la espera de su sustitución por un nuevo acuerdo,

–   Vista la declaración, de 17 de agosto de 2012, de la Vicepresidenta de la Comisión / Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Catherine Ashton, relativa a la condena de las componentes del grupo punk «Pussy Riot» en Rusia,

–   Vistas las declaraciones de 12 de junio y 10 de julio de 2012 del portavoz de la Alta Representante Catherine Ashton sobre las modificaciones a la legislación rusa en materia de ONG y sobre el derecho de reunión en Rusia,

–   Vistas las consultas entre la UE y Rusia sobre derechos humanos,

–   Vistos el Convenio para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales, la Declaración de las Naciones Unidas sobre los defensores de los derechos humanos y la Declaración de las Naciones Unidas sobre el derecho y la responsabilidad de las personas, los grupos y los órganos de la sociedad de fomentar y proteger los derechos humanos y las libertades fundamentales universalmente reconocidos,

–   Vista la Asociación para la Modernización y el compromiso expresado por los líderes rusos con el Estado de Derecho como base fundamental para la modernización de Rusia,

–   Visto el artículo 110, apartado 2, de su Reglamento,

A. Considerando que la Unión Europea sigue comprometida en la profundización y el desarrollo de las relaciones entre la UE y Rusia, de conformidad con los principios recogidos en la Asociación para la Modernización, basada en un compromiso profundo con los principios democráticos y el respeto de los derechos humanos y fundamentales y del Estado de Derecho;

B.  Considerando que, en su condición de Estado miembro del Consejo de Europa y de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) y de Estado signatario de las declaraciones de las Naciones Unidas, Rusia se ha comprometido a proteger y promover los derechos humanos, las libertades fundamentales y el Estado de Derecho;

C. Considerando que diversos juicios y procesos judiciales contra activistas de la sociedad civil, periodistas y opositores políticos celebrados durante los últimos años han puesto en duda la independencia y la imparcialidad de las instituciones judiciales de la Federación de Rusia;

D. Considerando que la comunidad internacional, incluida la UE, ha cuestionado la instrucción, el procedimiento judicial y la sentencia en el caso del grupo punk «Pussy Riot»;

E.  Considerando que figuras destacadas de la oposición siguen bajo investigación judicial a raíz de la organización y participación activa en las manifestaciones pacíficas de los días 6 de mayo y 12 de junio de 2012;

F.  Considerando que periodistas independientes, activistas de la sociedad civil, abogados y defensores de los derechos humanos han sido frecuentemente víctimas de amenazas y actos violentos;

G. Considerando que la legislación en materia de ONG y la legislación sobre el derecho a la libertad de reunión se utilizan para suprimir a la sociedad civil, silenciar las opiniones políticas contrarias y para acosar a ONG, a la oposición democrática y a los medios de comunicación;

H. Considerando que las autoridades rusas todavía no han resuelto los casos de las periodistas Anna Politkovskaya y Natalia Estemirova ni la muerte del abogado Serguéi Magnitski;

I.   Considerando que, en contra de las declaraciones y compromisos del Presidente Putin y del Primer Ministro Medvédev, aumenta la presión contra las libertades políticas de los ciudadanos rusos;

J.   Considerando que el pueblo ruso ha expresado, en una serie de manifestaciones masivas celebradas desde las elecciones a la Duma del 4 de diciembre de 2011, su deseo de una mayor democracia, que incluya unas elecciones libres y justas y una reforma general del sistema político;

K. Considerando que Guennadi Gudkov, diputado a la Duma estatal, se enfrenta a un cese inminente de la legislatura sin un fundamento jurídico apropiado ni el debido proceso político;

L.  Considerando que la libertad de expresión, la libertad de reunión y el pluralismo político son piedras angulares de la democracia y de la sociedad moderna, y una fuente de legitimidad política;

1.  Observa que unas relaciones significativas y constructivas entre la UE y Rusia dependen de los esfuerzos por fortalecer la democracia, el Estado de Derecho y el respeto de los derechos humanos en Rusia; destaca que la estabilidad política y económica a medio y largo plazo y el desarrollo de Rusia dependen de la prevalencia del Estado de Derecho y de la aparición de una elección realmente democrática;

2.  Expresa una especial preocupación por el Estado de Derecho en Rusia y por las carencias evidentes del sistema judicial de este país, pide a las autoridades rusas que emprendan reformas judiciales y administrativas para poner fin a la injerencia política en el poder judicial;

3.  Lamenta la continua utilización política de la justicia para suprimir la contestación de la sociedad civil, la oposición política y los medios de comunicación libres en Rusia;

4.  Recuerda a las autoridades rusas que están obligadas a respetar los derechos humanos, defender las libertades fundamentales y garantizar la independencia del poder judicial de conformidad con la Constitución de la Federación de Rusia, la legislación nacional y sus obligaciones internacionales;

5.  Ante el creciente nivel de compromiso de la sociedad civil rusa, destaca que esta tendencia necesita un apoyo político y moral; considera que las leyes modificadas relativas a las organizaciones no gubernamentales y al derecho de reunión pacífica son contrarias a las tendencias de la sociedad y perjudican al interés de construir una Rusia democrática y pluralista;

6.  Toma nota de las manifestaciones políticas para exigir elecciones democráticas que se celebraron en Moscú el 6 de mayo y el 12 de junio de 2012; lamenta que la manifestación del 6 de mayo comportara un uso desproporcionado de la violencia policial contra manifestantes pacíficos; lamenta los subsiguientes ascensos y recompensas a los agentes de policía implicados en la violencia y la persecución jurídica de líderes de la oposición por la organización de «desórdenes masivos»;

7.  Pide a las autoridades rusas que respeten la libertad de reunión y pongan fin al acoso continuo contra los líderes de la oposición democrática; considera que los procedimientos jurídicos en curso contra Alexéi Navalni, Iliá Yashin y otros activistas son ejemplos de la utilización política de la justicia;

8.  Expresa su profunda preocupación por la sentencia a raíz del reciente proceso y por la condena de Nadezhda Tolokónnikova, Maria Aliójina y Ekaterina Samutsévich, componentes del grupo punk «Pussy Riot»; lamenta las denuncias de malos tratos contra las integrantes del grupo mientras se encontraban en detención preventiva y las denuncias de irregularidades en el proceso; considera que la condena es desproporcionada ante la manifestación pacífica, aunque controvertida, de sus opiniones; pide a las autoridades rusas que revisen esta condena en consonancia con los compromisos internacionales de Rusia, en lo relativo al respeto por la libertad de expresión;

9.  Expresa su preocupación por la persecución política en curso y la posible expulsión de la asamblea legislativa de Guennadi Gudkov, diputado a la Duma estatal, y por la votación prevista sobre la expulsión de Guennadi Gudkov sin un procedimiento adecuado y la motivación política declarada por parte de las élites gobernantes;

10. Lamenta el acoso de activistas de la sociedad civil, defensores de los derechos humanos y periodistas independientes por medio de registros domiciliarios sin motivo, citaciones policiales, confiscación de propiedad privada, maltrato público de personas y de sus familiares;

11. Pide a las autoridades rusas que hagan justicia en el caso de Serguéi Magnitski y que lleven ante la justicia a los autores de los asesinatos de Anna Politkovskaya y Natalia Estemirova; pide una revisión judicial independiente de los procesos contra Mijaíl Jodorkovski y Platón Lébedev;

12. Condena las recientes propuestas de criminalización de la información pública sobre orientación sexual e identidad de género en algunas regiones rusas, así como los planes similares a escala federal; recuerda a las autoridades rusas sus obligaciones de defender la libertad de expresión y los derechos de la comunidad LGBT;

13. Destaca que el incumplimiento sistemático por parte de Rusia de los principios democráticos, el Estado de Derecho y los derechos fundamentales debe verse reflejado en la posición negociadora de la Unión Europea de cara a un nuevo Acuerdo de Colaboración y Cooperación;

14. Señala que Rusia, en su condición de miembro del Consejo de Europa, se ha comprometido a respetar plenamente las normas europeas en materia de democracia, derechos humanos y fundamentales y Estado de Derecho; pide a las autoridades rusas que respeten todas las sentencias del Tribunal Europeo de Derechos Humanos y apliquen medidas destinadas a corregir las violaciones en los distintos casos, por ejemplo, garantizando que se lleven a cabo verdaderas investigaciones y responsabilizando a los autores, y que adopten medidas generales con objeto de aplicar las sentencias, incluidos cambios políticos y jurídicos para impedir la repetición de violaciones similares;

15. Pide al Consejo de Europa y a la OSCE que hagan una valoración del cumplimiento por parte de Rusia de las obligaciones derivadas de su pertenencia a estas organizaciones;

16. Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión, a los Gobiernos y los Parlamentos de los Estados miembros, al Gobierno y al Parlamento de la Federación de Rusia, al Consejo de Europa y a la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa.

 

(1)

DO C 188 E de 28.6.2012, p. 37.

(2)

DO L 237 de 28.11.1997, p. 3.

Aviso jurídico - Política de privacidad