Procedimiento : 2013/2960(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B7-0024/2014

Textos presentados :

B7-0024/2014

Debates :

PV 15/01/2014 - 15
CRE 15/01/2014 - 15

Votaciones :

PV 16/01/2014 - 8.5
CRE 16/01/2014 - 8.5
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P7_TA(2014)0037

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 126kWORD 64k
Véase también la propuesta de resolución común RC-B7-0016/2014
13.1.2014
PE527.214v01-00
 
B7-0024/2014

tras las declaraciones del Consejo y de la Comisión

presentada de conformidad con el artículo 110, apartado 2, del Reglamento


sobre el respeto del derecho fundamental a la libre circulación en la UE (2013/2960(RSP))


Renate Weber, Nadja Hirsch, Metin Kazak en nombre del Grupo ALDE

Resolución del Parlamento Europeo sobre el respeto del derecho fundamental a la libre circulación en la UE (2013/2960(RSP))  
B7‑0024/2014

El Parlamento Europeo,

–   Vistos los artículos 20, 21, 45, 47 y 151 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea y los artículos 15, 21, 29, 34 y 45 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea,

–   Vista la Directiva 2004/38/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 29 de abril de 2004, relativa al derecho de los ciudadanos de la Unión y de los miembros de sus familias a circular y residir libremente en el territorio de los Estados miembros por la que se modifica el Reglamento (CEE) nº 1612/68 y se derogan las Directivas 64/221/CEE, 68/360/CEE, 72/194/CEE, 73/148/CEE, 75/34/CEE, 75/35/CEE, 90/364/CEE, 90/365/CEE y 93/96/CEE(1),

–   Visto el Reglamento (UE) nº 492/2011 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 5 de abril de 2011, relativo a la libre circulación de los trabajadores dentro de la Unión(2),

–   Vistos el Reglamento (CE) nº 883/2004(3) y el Reglamento de aplicación (CE) nº 987/2009 sobre la coordinación de los sistemas de seguridad social(4),

–   Vista la Comunicación de la Comisión, de 25 de noviembre de 2013, titulada «Libre circulación de los ciudadanos de la UE y de sus familias: cinco medidas clave» (COM(2013)0837),

–   Vista la Comunicación de la Comisión, de 13 de julio de 2010, titulada «Reafirmación de la libre circulación de trabajadores: derechos y avances importantes» (COM(2010)0373),

–   Vista la declaración de 5 de diciembre de 2013 de la Vicepresidenta Reding ante el Consejo de Justicia y Asuntos de Interior sobre la libertad de circulación,

–   Vista su Resolución, de 2 de abril de 2009, sobre la aplicación de la Directiva 2004/38/CE relativa al derecho de los ciudadanos de la Unión y de los miembros de sus familias a circular y residir libremente en el territorio de los Estados miembros(5),

–   Vista su Resolución, de 29 de marzo de 2012, sobre el Informe sobre la ciudadanía de la UE 2010 ‑ La eliminación de los obstáculos a los derechos de los ciudadanos de la UE(6),

–   Visto el artículo 110, apartado 2, de su Reglamento,

A. Considerando que el derecho de los ciudadanos de la UE a desplazarse y residir libremente en cualquier país de la UE, junto con los miembros de su familia, es una de las cuatro libertades fundamentales consagradas en la legislación de la UE y una piedra angular de la integración de la UE;

B.  Considerando que la libre circulación es un derecho garantizado para todos los ciudadanos europeos, sin importar la presencia de posibles controles fronterizos establecidos por algunos Estados miembros para la entrada de ciudadanos de la UE en su territorio; que el hecho de que no todos los Estados miembros formen parte del espacio Schengen no afecta al derecho de todos los ciudadanos de la UE a circular libremente dentro de la Unión;

C. Considerando que el derecho de los ciudadanos de la UE a residir en cualquier lugar de la Unión se aplica a todos los ciudadanos de la UE sin restricciones, pero, conforme a la Directiva 2004/38/CE, depende de que, transcurridos tres meses, el ciudadano de la UE en cuestión haya demostrado su autosuficiencia para no convertirse en una carga para el país de acogida;

D. Considerando que, desde la década de 1960, los trabajadores de la UE se han beneficiado de esta libertad; que el Tratado de Maastricht reconocía el derecho a la libre circulación para todos los ciudadanos de la UE tanto si ejercían una actividad económica como si no; que la capacidad de desplazarse libremente a efectos distintos del trabajo, por ejemplo para jubilarse, estudiar o acompañar a la familia, se ha convertido en una característica esencial de la ciudadanía de la UE;

E.  Considerando que es imposible cubrir dos millones de puestos vacantes en la UE debido a la baja movilidad, y que, al mismo tiempo, la UE se enfrenta a un nivel de desempleo sin precedentes; que la libre circulación de trabajadores representa un ejemplo socio-económico positivo tanto para la UE como para los Estados miembros, pues constituye un hito para la integración de la UE, el desarrollo económico, la cohesión social, la mejora individual en el plano profesional, que contrarresta los efectos negativos de la crisis económica y consolida a la Unión como una potencia económica más fuerte, preparada para hacer frente a los retos del cambio mundial;

F.  Considerando que los flujos de movilidad se rigen principalmente por la demanda de trabajo y que, en periodos de desajustes entre la oferta y la demanda de mano de obra a escala europea, las barreras transitorias pueden obstaculizar el desarrollo económico de las empresas europeas y el derecho a trabajar y residir en el territorio de otro Estado miembro;

G. Considerando que las disposiciones transitorias relativas a la libre circulación de los trabajadores de Bulgaria y Rumanía se han abolido a partir del 1 de enero de 2014;

H. Considerando que el principio de igualdad de trato o de no discriminación implica que todos los ciudadanos de la UE tienen los mismos derechos y obligaciones que los nacionales del país en el que residen (los Reglamentos (CE) nº 883/2004 y (CE) nº 987/2009 se basan en este principio); que cada Estado miembro determina su propio sistema nacional de seguridad social, y que los sistemas nacionales de seguridad social están coordinados per no armonizados a escala de la UE;

I.   Considerando que la evolución reciente de nuestras sociedades, en particular debido a los cambios industriales, la mundialización, los nuevos modelos laborales, los cambios demográficos y el desarrollo de los medios de transporte, requiere un mayor grado de movilidad de los trabajadores;

J.   Considerando que, con la actual recesión económica en toda la UE, las remesas enviadas por los trabajadores desplazados a sus países de origen pueden tener un efecto positivo neto en la balanza de pagos de los países emisores; que, en relación con la situación económica de muchos Estados miembros, su estabilidad y su crecimiento económicos en el futuro dependerán de los trabajadores de otros Estados miembros;

K. Considerando que, gracias a la libre circulación de trabajadores en la UE, miles de desempleados, en especial jóvenes sin perspectivas de encontrar un trabajo como consecuencia de la actual crisis económica y financiera en Europa, han encontrado un empleo en otro Estado miembro;

L.  Considerando que los ciudadanos de la UE consideran la libre circulación como el derecho asociado más estrechamente con la ciudadanía de la UE, el logro más positivo de la Unión y una fuente de beneficios económicos para la economía de su país;

M. Considerando que el Consejo ha reiterado su apoyo a la libre circulación y ha reconocido los beneficios mutuos que aporta, por ejemplo, en un debate reciente en el Consejo de Justicia y Asuntos de Interior (8 de octubre de 2013, 5-6 de diciembre de 2013);

N. Considerando que, al acercarse las elecciones europeas, la libre circulación de los ciudadanos de la UE se ha convertido en un tema de campaña para algunos partidos políticos; que existe el riesgo de que este debate, si no se aborda racionalmente, pueda conducir a estigmatizar a los ciudadanos de la UE de algunos Estados miembros o a los ciudadanos que se desplazan en el interior de la UE, y podría conllevar un aumento del racismo y la xenofobia;

1.  Pide a los Estados miembros que cumplan sus obligaciones derivadas del Tratado en lo relativo a los normas de la UE sobre la libertad de circulación, y que garanticen que se respeta el principio de igualdad y el derecho fundamental a la libre circulación para todos los Estados miembros de la Unión Europea;

2.  Pide a la Comisión y a los Estados miembros que garanticen el estricto cumplimiento de la legislación de la Unión a fin de asegurar que todos los trabajadores de la UE sean tratados equitativamente y no se les discrimine en el acceso al empleo, las condiciones de trabajo y empleo, la remuneración, el despido y las ventajas sociales y fiscales, con lo que se garantiza la libre competencia entre las empresas; insta a las autoridades nacionales a que combatan las restricciones y los obstáculos injustificados al derecho de los trabajadores a la libre circulación, además de la explotación de estos trabajadores;

3.  Recuerda que la libre circulación de los trabajadores concede a cada ciudadano de la Unión, sin importar su lugar de residencia, el derecho a desplazarse libremente a otro Estado miembro a fin de trabajar y/o residir a efectos de trabajo;

4.  Rechaza de plano cualquier propuesta de limitar las cifras de migrantes de la UE al estar en contradicción con el principio de libertad de circulación de las personas recogido en el Tratado de la UE; señala que la movilidad profesional contribuye a la competitividad de la economía europea;

5.  Acoge con satisfacción la Comunicación de la Comisión COM(2013)0837 en la que se definen cinco acciones para ayudar a los Estados miembros y a sus entidades locales a aplicar plenamente la legislación y los instrumentos de la UE y, a este respecto, apoya firmemente las acciones siguientes, que deben ejecutarse conjuntamente con los Estados miembros: ayuda a los Estados miembros para luchar contra los matrimonios de conveniencia (manual), ayuda a las autoridades para aplicar las normas de la UE relativas a la coordinación de la seguridad social (guía práctica), ayuda a las autoridades para responder a los retos de la inclusión social (financiación), intercambio de buenas prácticas entre entidades locales, y formación y ayuda a las entidades locales para la aplicación de las normas de la UE relativas a la libre circulación;

6.  Apoya la propuesta de la Comisión, presentada en su Informe sobre la ciudadanía de 2013, de reformar el reglamento relativo a la coordinación de la seguridad social a fin de ampliar de tres a seis meses el periodo mínimo obligatorio en que los Estados miembros de origen deben proporcionar prestaciones a sus ciudadanos; considera que tal propuesta contribuirá a ofrecer seguridad a las personas que buscan empleo cuando se desplazan a otros países de la UE y reducirá los costes fiscales para los Estados miembros de acogida;

7.  Subraya que la economía europea ha de esforzarse en mejorar, en vez de limitar, la libre circulación y la movilidad profesional en la UE, y pide a los Estados miembros que velen por la libre circulación de todos los ciudadanos y trabajadores con miras a permitir el desarrollo de un auténtico mercado laboral de la Unión, eliminar los estrangulamientos y hacer posible que los trabajadores de la UE se desplacen donde existe demanda para sus aptitudes;

8.  Recuerda que trabajar en otro Estado miembro de la UE comporta obligaciones para los ciudadanos de contribuir al sistema de seguridad social de dicho Estado miembro y, por tanto, también el derecho de acceder a él;

9.  Lamenta y expresa su preocupación por el vínculo incorrecto y engañoso que establecen algunos medios de comunicación y agentes políticos de ámbito nacional y europeo entre los ciudadanos de la UE procedentes de Estados miembros y el número reducido de abusos del sistema, y pide a los Estados miembros que adopten medidas para evitar tales abusos, también por parte de sus propios nacionales; aplaude, en este sentido, la iniciativa de la Comisión de ayudar a las autoridades a aplicar las normas de la UE en materia de coordinación de la seguridad social y la guía práctica para determinar la «residencia habitual»;

10. Recuerda que la relación entre la movilidad de los trabajadores de la UE y la generosidad del sistema de previsión social del país de acogida carece de base estadística;

11. Pide a los Estados miembros y a los Gobiernos que no culpen a los ciudadanos de la UE procedentes de otros Estados miembros por las duras consecuencias económicas de la crisis económica y financiera y, en cambio, aprovechen la presencia de estos trabajadores y sensibilicen a sus nacionales sobre la contribución de dichos trabajadores a la economía de acogida;

12. Destaca la necesidad de apoyar a las ciudades a facilitar programas de educación e integración para los migrantes de la UE;

13. Pide a la Comisión y al Consejo que faciliten una mayor flexibilidad en el uso de fondos, en especial para su reasignación si los Estados miembros no han utilizado su presupuesto a tiempo; hace hincapié en que la Comisión debe respetar las competencias de los Estados miembros en el ámbito del bienestar social; pide a la Comisión que no aumente la burocracia en los Estados miembros exigiendo un examen inadecuado de casos individuales;

14. Anima a la Comisión a que continúe esforzándose por garantizar que los Estados miembros trasponen y aplican la Directiva 2004/38/CE plena y correctamente, haciendo uso pleno de su poder de iniciar procedimientos de infracción; pide a los Estados miembros que eliminen las prácticas y barreras jurídicas existentes al derecho de los ciudadanos a la libre circulación y que no introduzcan procedimientos administrativos lentos e injustificados, ni toleren prácticas inaceptables que restrinjan la aplicación de ese derecho;

15. Reitera sus anteriores llamamientos a los Estados miembros para que garanticen la libre circulación de todos los ciudadanos de la UE y de sus familias, sin discriminación por razones de orientación sexual o nacionalidad; reitera su llamamiento a los Estados miembros para que velen por el pleno ejercicio de los derechos reconocidos por los artículos 2 y 3 de la Directiva 2004/38/CE, no solo a los cónyuges de distinto sexo, sino también a las parejas registradas, los miembros de la familia del ciudadano de la UE y la pareja con quien el ciudadano mantiene una relación debidamente comprobada y estable, incluidas las parejas del mismo sexo, sobre la base de los principios de reconocimiento mutuo, igualdad, no discriminación, dignidad y respeto por la vida privada y familiar; pide a la Comisión, en este contexto, que garantice la aplicación estricta de la Directiva;

16. Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo y a la Comisión, así como a los Gobiernos y los Parlamentos de los Estados miembros.

(1)

DO L 158 de 30.4.2004, p. 77.

(2)

DO L 141 de 27.5.2011, p. 1.

(3)

DO L 166 de 30.4.2004, p. 1.

(4)

DO L 284 de 30.10.2009, p. 1.

(5)

DO C 137 E de 27.5.2010, p. 6.

(6)

DO C 257 E de 6.9.2013, p. 74.

Aviso jurídico - Política de privacidad