Propuesta de resolución - B7-0158/2014Propuesta de resolución
B7-0158/2014

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN sobre la situación en Ucrania

4.2.2014 - (2014/2547(RSP))

tras una declaración de la Vicepresidenta de la Comisión/Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad
presentada de conformidad con el artículo 110, apartado 2, del Reglamento

José Ignacio Salafranca Sánchez-Neyra, Elmar Brok, Mairead McGuinness, Jacek Saryusz-Wolski, Laima Liucija Andrikienė, Roberta Angelilli, Elena Băsescu, Ivo Belet, Jerzy Buzek, Arnaud Danjean, Mário David, Mariya Gabriel, Michael Gahler, Andrzej Grzyb, Gunnar Hökmark, Elisabeth Jeggle, Tunne Kelam, Andrey Kovatchev, Eduard Kukan, Vytautas Landsbergis, Krzysztof Lisek, Elżbieta Katarzyna Łukacijewska, Monica Luisa Macovei, Francisco José Millán Mon, Nadezhda Neynsky, Radvilė Morkūnaitė-Mikulėnienė, Ria Oomen-Ruijten, Alojz Peterle, Andrej Plenković, Bernd Posselt, Cristian Dan Preda, Jacek Protasiewicz, György Schöpflin, Salvador Sedó i Alabart, Bogusław Sonik, Davor Ivo Stier, Inese Vaidere, Paweł Zalewski, Marietta Giannakou en nombre del Grupo PPE

Véase también la propuesta de resolución común RC-B7-0138/2014

Procedimiento : 2014/2547(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento :  
B7-0158/2014
Textos presentados :
B7-0158/2014
Debates :
Textos aprobados :

B7‑0158/2014

Resolución del Parlamento Europeo sobre la situación en Ucrania

(2014/2547(RSP))

El Parlamento Europeo,

–       Vista su Resolución, de 12 de diciembre de 2013, sobre los resultados de la Cumbre de Vilna y el futuro de la Asociación Oriental, en particular en relación con Ucrania[1],

–       Vista su Resolución, de 23 de octubre de 2013, sobre la política europea de vecindad: hacia una cooperación reforzada. Posición del Parlamento Europeo sobre los informes de 2012[2],

–       Vista su Resolución, de 12 de septiembre de 2013, sobre la presión ejercida por Rusia sobre los países de la Asociación Oriental (en el marco de la próxima cumbre de la Asociación Oriental en Vilna)[3],

–       Vista la Declaración Conjunta de la Cumbre de la Asociación Oriental de Vilna de 29 de noviembre de 2013,

–       Visto el deterioro de la situación en Ucrania tras la decisión del Presidente ucraniano, Víctor Yanukóvich, de no firmar el Acuerdo de Asociación en la Cumbre de Vilna de los días 28 y 29 de noviembre de 2013, que ha provocado un estallido de manifestaciones populares multitudinarias en apoyo de la elección de la vía europea de Ucrania en la plaza Euromaidán de Kiev y en ciudades de toda Ucrania, que se han ido transformando en un movimiento contra las autoridades tras las brutales represiones por parte de la policía antidisturbios (Berkut),

–       Vista la dimisión del Primer Ministro Mikola Azárov y de su Gobierno, el 28 de enero de 2014,

–       Visto el hecho inaceptable de que la ley de amnistía aprobada el 29 de enero de 2014 convirtió las víctimas en rehenes, sin ofrecer garantías de una liberación plena e incondicional de todas las personas encarceladas y detenidas,

–       Vista la visita a Kiev realizada del 28 al 30 de enero de 2014 por la delegación ad hoc del Parlamento Europeo, que se reunió con las autoridades y con el Euromaidán, la oposición política y dirigentes religiosos y recabó un análisis profundo y pormenorizado de la situación en Ucrania,

–       Vista la Cumbre UE-Rusia de 28 de enero de 2014,

–       Visto el artículo 110, apartado 2, del Reglamento,

A.     Considerando que la situación política en Ucrania ha seguido deteriorándose progresivamente en las últimas semanas, lo cual ha dado lugar a una escalada de la violencia;

B.     Considerando que, pese a la presión internacional, las autoridades ucranianas siguen practicando una política de represión y violencia contra los manifestantes, con el consiguiente balance de más de 2 000 personas heridas, numerosas personas desaparecidas y al menos cinco personas muertas;

C.     Considerando que el levantamiento popular en Ucrania se ha extendido a la mayoría de las regiones, y que las administraciones de diez regiones están controladas por el pueblo;

D.     Considerando que el Presidente Yanukóvich, su Administración y el Gobierno son los responsables de los muertos y heridos de los Euromaidán;

E.     Considerando que cualquier represión violenta o declaración del estado de emergencia se considerará un acto criminal y una violación de los derechos fundamentales con repercusiones internacionales de amplio alcance;

F.     Considerando que la dimisión del Primer Ministro Azarov y su Gobierno es un primer paso acertado, pero que solo un cambio sustancial en las políticas por parte de un nuevo gobierno demostrará un compromiso de búsqueda de soluciones a la actual crisis;

1.      Aplaude el espíritu democrático y la resistencia del pueblo ucraniano tras dos meses de valientes protestas que han sido objeto de una brutal represión por parte de las autoridades, y expresa su plena solidaridad y apoyo a los esfuerzos del pueblo en pro de una Ucrania libre, democrática e independiente con una perspectiva europea;

2.      Condena enérgicamente la escalada de violencia en contra de los ciudadanos pacíficos, periodistas, estudiantes, activistas de la sociedad civil, políticos de la oposición y miembros del clero, y expresa su más sentido pésame a las familias de las víctimas de la violencia en Ucrania;

3.      Pide, en particular, que el Presidente Yanukóvich ponga fin a las prácticas vergonzosas de la policía antidisturbios Berkut y otras fuerzas de seguridad, consistentes en secuestrar, acosar, torturar, golpear y humillar a los partidarios de los Euromaidán;

4.      Pide la liberación inmediata y la rehabilitación política de todos los manifestantes del Euromaidán así como de los presos políticos, incluida Yulia Timoshenko;

5.      Recuerda la voluntad de la UE de firmar un AA/ZLCAP con Ucrania en cuanto se haya superado la crisis política y se hayan cumplido los requisitos pertinentes definidos por el Consejo de Asuntos Exteriores del 10 de diciembre de 2012 y respaldados por la Resolución del Parlamento de 13 de diciembre de 2012;

6.      Acoge con satisfacción la derogación, el pasado 28 de enero, de las leyes antidemocráticas y discriminatorias aprobadas el 16 de enero por la Rada Suprema mediante procedimientos absurdos, pero recuerda que tres de las doce leyes siguen oficialmente en vigor y podrían seguir entrañando una violación del sistema democrático;

7.      Acoge con satisfacción el diálogo instaurado entre el Presidente Yanukóvich y los líderes de la oposición del Euromaidán, confiando en que este conduzca a una solución pronta y pacífica a la crisis;

8.      Opina que el Presidente Yanukóvich será personalmente responsable ante el pueblo ucraniano y la comunidad internacional si no deja de recurrir a métodos autoritarios y no soluciona la actual crisis política;

9.      Recuerda que Ucrania es plenamente responsable de su destino, y reitera que la UE está dispuesta a participar en la búsqueda de una solución a la actual crisis política en la medida en que resulte necesario y deseable para los ucranianos, a través de una mediación que podría ayudar a superar la brecha de la absoluta falta de confianza entre las dos partes en el conflicto;

10.    Pide al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que se reúna urgentemente para examinar la situación en Ucrania;

11.    Pide a las instituciones de la UE y a sus Estados miembros que tomen medidas con carácter inmediato, entre ellas una mayor presión diplomática y el establecimiento de medidas selectivas concretas (prohibiciones de viajes y congelación de bienes y propiedades) con respecto a todos los funcionarios ucranianos, legisladores y sus patrocinadores (oligarcas) que sean responsables de la represión y de las muertes de manifestantes;

12.    Pide que la UE, los EE.UU., el FMI, el Banco Mundial, el BERD y el BEI continúen preparando un paquete de medidas concretas de apoyo financiero a largo plazo que ayuden a Ucrania a hacer frente al deterioro de su situación financiera, y faciliten apoyo económico para acometer las reformas exhaustivas y profundas que precisa la economía de este país; pide al Gobierno de Ucrania que se muestre dispuesto a acometer tales reformas;

13.    Considera que, si se cumplen las condiciones necesarias para ello, debe prepararse un paquete de medidas de apoyo a corto plazo para ofrecerlo a un gobierno provisional creíble a fin de aliviar la actual situación de tensión con respecto a los pagos;

14.    Opina que una de las medidas importantes para solucionar la crisis en Ucrania consiste en el retorno a la Constitución de 2004, que fue derogada de forma ilegal en 2010 por el Tribunal Constitucional sin tener en cuenta al Parlamento ucraniano, y en el establecimiento de un gobierno provisional y la convocatoria de elecciones anticipadas;

15.    Pide a las instituciones de la UE y a los Estados miembros que emprendan una amplia apertura a la sociedad ucraniana, en particular mediante un rápido acuerdo sobre un régimen de exención de visados, la cooperación en materia de investigación, el incremento de los intercambios entre jóvenes y el aumento del número de becas disponibles;

16.    Opina que conviene prever una reducción drástica de las tasas de tramitación de los visados para los jóvenes ucranianos;

17.    Pide a Rusia que se abstenga de cualquier injerencia en los asuntos internos de Ucrania mediante métodos coercitivos de carácter político, económico u otro que supongan una violación del Acta Final de Helsinki y del Memorando de Budapest de 1994 relativo a la seguridad de Ucrania; opina que el no contribuir a una solución no violenta perjudicará al espíritu de paz, diálogo y reconciliación de los Juegos Olímpicos de Sochi;

18.    Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión, a la Vicepresidenta de la Comisión/Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, a los Estados miembros, al Presidente de Ucrania, al Gobierno de Ucrania, a la Rada Suprema, a la Asamblea Parlamentaria Euronest, y a las Asambleas Parlamentarias del Consejo de Europa y la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa.