Procedimiento : 2014/2565(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B7-0191/2014

Textos presentados :

B7-0191/2014

Debates :

Votaciones :

PV 27/02/2014 - 10.8
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P7_TA(2014)0171

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 132kWORD 62k
Véase también la propuesta de resolución común RC-B7-0188/2014
19.2.2014
PE529.545v01-00
 
B7-0191/2014

tras una declaración de la Vicepresidenta de la Comisión / Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad

presentada de conformidad con el artículo 110, apartado 2, del Reglamento


sobre la situación en Irak (2014/2565(RSP))


José Ignacio Salafranca Sánchez-Neyra, Elmar Brok, Mairead McGuinness, Cristian Dan Preda, Ria Oomen-Ruijten, Tunne Kelam, Francisco José Millán Mon, György Schöpflin, Bernd Posselt, Krzysztof Lisek, Alf Svensson, Esther de Lange, Roberta Angelilli, Sari Essayah, Alejo Vidal-Quadras, Dubravka Šuica, Elena Băsescu, Davor Ivo Stier en nombre del Grupo PPE

Resolución del Parlamento Europeo sobre la situación en Irak (2014/2565(RSP))  
B7‑0191/2014

El Parlamento Europeo,

–       Vistas sus anteriores resoluciones sobre Irak,

–       Visto el Acuerdo de Asociación y Cooperación entre la Unión Europea y sus Estados miembros, por una parte, y la República de Irak, por otra,

–       Vista la declaración local de la UE sobre Irak realizada el 10 de diciembre de 2013 con ocasión del Día Internacional de los Derechos Humanos,

–       Vistas las Conclusiones del Consejo de Asuntos Exteriores sobre Irak, en particular, las del 10 de febrero de 2014,

–       Vistas las declaraciones de la Vicepresidenta de la Comisión / Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad (VP/AR), Catherine Ashton, sobre Irak y, en particular, las de 5 de febrero de 2014, 16 de enero de 2014 y 18 de diciembre de 2013,

–       Vista la declaración del portavoz de la VP/AR, Catherine Ashton, de 28 de diciembre de 2013, sobre el asesinato de residentes en el campo de Hurriya,

–       Vista la Declaración de la Presidencia del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) sobre Irak, de 10 de enero de 2014,

–       Vista la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948,

–       Visto el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de 1966, ratificado por Irak,

–       Visto el artículo 110, apartado 2, de su Reglamento,

A.     Considerando que, el 10 de enero de 2014, el CSNU condenó los ataques que estaban siendo perpetrados por el Estado Islámico de Irak y Levante (ISIL) contra el pueblo de Irak en un intento por desestabilizar el país y la región, y reconoció que las fuerzas de seguridad iraquíes, la policía local y las tribus de la provincia de Anbar estaban demostrando un gran valor en su lucha por derrotar al ISIL en sus ciudades;

B.     Considerando que, según los datos sobre el número de víctimas publicados por la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas para Irak (UNAMI) el 1 de febrero de 2014, en los diversos atentados terroristas perpetrados en enero de 2014 murieron 733 ciudadanos iraquíes y resultaron heridos otros 1 229; que las cifras de enero de 2014 no incluyen a las víctimas de los continuos combates en la provincia de Anbar, debido a problemas en la verificación y la determinación del estado de los muertos y los heridos;

C.     Considerando que el 5 de febrero de 2014 se produjo un ataque en Bagdad contra el Ministerio de Asuntos Exteriores iraquí, y que el 10 de febrero de 2014 fue atacado el convoy del Presidente de la Cámara de Representantes, Osama Al-Nujaifi, en la ciudad de Mosul en la provincia de Nínive;

D.     Considerando que, el 13 de febrero de 2014, más de 63 000 familias afectadas por los combates en la provincia de Anbar estaban registradas como desplazadas internamente; que muchas personas han huido a otras zonas del país, por ejemplo, a las provincias de Karbala, Bagdad y Erbil, mientras que otras han buscado refugio en comunidades periféricas de la provincia de Anbar o no pueden escapar de los combates; que su situación sigue siendo precaria, con unas existencias de alimentos y agua potable cada vez más escasas, unas condiciones de saneamiento inadecuadas y un acceso a la asistencia sanitaria limitado;

E.     Considerando que el Representante Especial del Secretario General de las Naciones Unidas en Irak, Nickolay Mladenov, afirmó el 13 de febrero de 2014 que, desde comienzos de enero de 2014, las Naciones Unidas han seguido trabajando con el Gobierno y las autoridades locales para proporcionar ayuda a los afectados por los combates en la provincia de Anbar, y manifestó su preocupación por el rápido deterioro de las condiciones en Faluya, donde muchos residentes están atrapados por los combates; que las Naciones Unidas siguen instando a que se facilite el acceso a la ciudad con fines humanitarios;

F.     Considerando que Irak continua afrontando desafíos importantes en materia de seguridad por parte de grupos armados que fomentan la violencia y quieren dividir a la población; que las divisiones políticas internas y las tensiones sectarias han contribuido también de manera significativa al deterioro de la situación en materia de seguridad en el interior de Irak;

G.     Considerando que, el 25 de diciembre de 2013, al menos treinta y cinco personas resultaron muertas y docenas más heridas en ataques con bomba en zonas cristianas de Bagdad; que la comunidad cristiana de Irak ha sufrido ataques terroristas intencionados y absurdos durante muchos años; que se cree que la mitad de los cristianos iraquíes ha abandonado el país desde 2003;

H.     Considerando que, el 10 de octubre de 2013, la UNAMI señaló con preocupación que entre el 8 y el 9 de octubre de 2013 fueron ejecutados cuarenta y dos condenados a la pena de muerte, tal y como confirmó el Ministerio de Justicia de Irak;

I.      Considerando que la UE reafirmó su compromiso de ayudar a Irak en su transición a la democracia, recordando que la unidad e integridad territorial de Irak constituyen elementos esenciales en pro de la construcción de un estado seguro y próspero para todos sus ciudadanos y la estabilización de toda la región;

J.      Considerando que el Consejo de Cooperación entre la UE y la República de Irak mantuvo su primera reunión en Bruselas el 20 de enero de 2014; que el Consejo de Cooperación, el cual se reúne en el marco del Acuerdo de Asociación y Cooperación entre la UE e Irak, reafirmó el compromiso de ambas partes de continuar fortaleciendo sus relaciones; que la UE seguirá aumentando la cooperación en todos los campos de interés mutuo, facilitando ayuda específica en ámbitos fijados de común acuerdo;

1.      Condena enérgicamente los ataques del ISIL en la provincia de Anbar; reconoce los esfuerzos de las fuerzas de seguridad y la policía local iraquíes, que son también objetivo de los atentados, y algunos de cuyos miembros han sido asesinados en ataques terroristas; apoya el llamamiento del CSNU al pueblo de Irak, incluidas las tribus iraquíes, los líderes locales y las fuerzas de seguridad de la provincia de Anbar, a proseguir, ampliar y fortalecer su cooperación contra la violencia y el terror; destaca que el ISIL está sujeto a un embargo de armas y bienes impuesto por las resoluciones 1267 (1999) y 2083 (2012) del CSNU, y subraya la importancia de una ejecución rápida y eficaz de estas medidas;

2.      Manifiesta su profunda preocupación por los acontecimientos en la provincia de Anbar y por el gran número de desplazados internos que huyen de las zonas de conflicto; pide que se facilite el acceso con fines humanitarios a Faluya; celebra el compromiso del Gobierno de Irak con la protección de la población civil en Faluya y en otros lugares, y con la prestación de ayuda humanitaria; alienta al Gobierno de Irak a que siga trabajando con la UNAMI y las organizaciones humanitarias para garantizar la entrega de la ayuda; acoge con satisfacción los esfuerzos de las Naciones Unidas por prestar auxilio a los afectados por los combates en la provincia de Anbar, pese a los desafíos que plantea el deterioro de la seguridad y las operaciones en curso en la provincia; pide que se establezca un corredor seguro para los civiles atrapados en las zonas de conflicto, así como el retorno seguro de los desplazados internos cuando las condiciones lo permitan;

3.      Condena enérgicamente todos los actos de terrorismo, incluidas las últimas series de atentados con bomba, y la violencia sectaria en Irak; muestra su seria preocupación por el deterioro de la situación en materia de seguridad en el país, el aumento de la amenaza terrorista sobre Irak y el notorio incremento de la violencia; reconoce las repercusiones negativas del conflicto sirio en la seguridad de Irak; transmite sus condolencias a los familiares y amigos de los fallecidos y heridos;

4.      Expresa su honda preocupación por los continuos actos de violencia dirigidos contra los civiles, los grupos vulnerables y las comunidades religiosas, entre ellas, la cristiana; insta a las autoridades iraquíes a que luchen contra el terrorismo y la violencia sectaria, protejan a la población civil ante nuevos actos de violencia, defiendan a los grupos vulnerables y las comunidades religiosas, incluida la cristiana, mejoren la seguridad y el orden público, y que hagan todo cuanto esté a su alcance para llevar ante la justicia a quienes perpetran, organizan, financian y patrocinan cualquier acto de violencia y terrorismo; exhorta a todos los Estados, en virtud de sus obligaciones con arreglo al Derecho internacional y las resoluciones pertinentes del CSNU, a cooperar a tal efecto con las autoridades iraquíes de forma activa; acoge con agrado el apoyo expresado por la UE a las autoridades iraquíes en su lucha contra el terrorismo, y que la UE esté lista para cooperar con Irak a fin de dar una respuesta integral a esta amenaza global, de conformidad con los derechos humanos y el Derecho internacional humanitario; acoge de manera positiva la decisión del Consejo de Ministros de Irak del 21 de enero de 2014 de preparar un estudio sobre la creación de una provincia en la llanura de Nínive, donde se asienta la mayor parte de la población cristiana de Irak;

5.      Insta a los líderes políticos y religiosos de Irak a que dialoguen y se manifiesten públicamente contra el sectarismo y la violencia; pide al Gobierno de Irak que fortalezca el Estado de Derecho y adopte medidas firmes que favorezcan la inclusión y permitan avanzar hacia la reconciliación; apoya los esfuerzos de la UE por prestar ayuda a Irak para el fomento de la democracia, los derechos humanos, la buena gobernanza y el Estado de Derecho, también mediante la consolidación de la experiencia y los logros de la Misión EUJUST LEX, junto con los esfuerzos de la UNAMI y del Representante Especial del Secretario General de las Naciones Unidas por ayudar al Gobierno de Irak a fortalecer las instituciones y los procesos democráticos, impulsar el Estado de Derecho, facilitar el diálogo regional, mejorar la prestación de los servicios básicos y garantizar la protección de los derechos humanos; acoge con satisfacción el programa de refuerzo de las capacidades iniciado el 22 de enero de 2014, financiado por la UE y llevado a cabo por la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos, para apoyar a la Alta Comisión para los Derechos Humanos de Irak a ejecutar su mandato de promoción y protección de los derechos humanos en dicho país;

6.      Se felicita por la celebración en Irak de la Semana Mundial de la Armonía Interconfesional del 1 al 7 de febrero de 2014; apoya este acontecimiento anual promovido por las Naciones Unidas, que anima a todos los Estados a reconocer la importancia del diálogo entre las distintas confesiones y religiones;

7.      Expresa su profunda preocupación por el alto número de ejecuciones en Irak; pide a las autoridades iraquíes que declaren una moratoria en la aplicación de todas las condenas a la pena de muerte;

8.      Acoge con satisfacción la aprobación de enmiendas a la ley electoral iraquí en noviembre de 2013, que ha allanado el camino hacia las elecciones generales previstas para el 30 de abril de 2014; destaca la importancia de estas elecciones en la continuación de la transición democrática de Irak; pide a todos los agentes que garanticen que se llevan a cabo de forma integradora, transparente, creíble y puntual; ve con agrado la petición de Irak de apoyo para la celebración de las elecciones, y que la UE esté evaluando todas las posibles opciones con vistas a ayudar a Irak;

9.      Se felicita por los progresos alcanzados en la aplicación del Acuerdo de Asociación y Cooperación, incluida la celebración con éxito de varias reuniones a nivel de expertos en octubre y noviembre de 2013 y de la primera reunión del Consejo de Cooperación UE-Irak el 20 de enero de 2014;

10.    Condena rotundamente el ataque con cohetes al campo de Hurriya el 26 de diciembre de 2013, que causó varios muertos y heridos entre los residentes, según diversos informes; subraya que deben aclararse las circunstancias bajo las que tuvo lugar este brutal incidente; pide a las autoridades iraquíes que refuercen las medidas de seguridad en torno al campo para proteger a los residentes de nuevos actos de violencia; insta al Gobierno de Irak a encontrar a los autores del ataque y exigirles responsabilidades; señala que la UE invita a todas las partes a facilitar la labor del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados en la reubicación de todos los residentes del campo de Hurriya a un emplazamiento permanente y seguro fuera de Irak tan pronto como sea posible;

11.    Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión, a la Vicepresidenta de la Comisión / Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, a los Gobiernos y Parlamentos de los Estados miembros, al Secretario General de las Naciones Unidas y al Gobierno y al Consejo de Representantes de Irak.

 

 

Aviso jurídico - Política de privacidad