Propuesta de resolución - B8-0058/2014Propuesta de resolución
B8-0058/2014

    PROPUESTA DE RESOLUCIÓN sobre el empleo juvenil

    15.7.2014 - (2014/2713(RSP))

    tras una declaración de la Comisión
    presentada de conformidad con el artículo 123, apartado 2, del Reglamento

    Marian Harkin, Beatriz Becerra Basterrechea, Martina Dlabajová, Mircea Diaconu, Ivo Vajgl, Anneli Jäätteenmäki, Marietje Schaake en nombre del Grupo ALDE

    Véase también la propuesta de resolución común RC-B8-0027/2014

    Procedimiento : 2014/2713(RSP)
    Ciclo de vida en sesión
    Ciclo relativo al documento :  
    B8-0058/2014
    Textos presentados :
    B8-0058/2014
    Debates :
    Textos aprobados :

    B8‑0058/2014

    Resolución del Parlamento Europeo sobre el empleo juvenil

    (2014/2713(RSP))

    El Parlamento Europeo,

    –       Vista la Comunicación de la Comisión, de 20 de diciembre de 2011, titulada «Iniciativa de Oportunidades para la Juventud» (COM(2011)0933),

    –       Vistas la pregunta oral dirigida a la Comisión y la Resolución conexa del Parlamento, de 24 de mayo de 2012, sobre la Iniciativa de Oportunidades para la Juventud[1],

    –       Vista la Comunicación de la Comisión, de 5 de diciembre de 2012, titulada «Promover el empleo juvenil» (COM(2012)0727),

    –       Vista su Resolución, de 16 de enero de 2013, sobre la Garantía Juvenil[2],

    –       Vista la Recomendación del Consejo, de 10 de marzo de 2014, sobre un marco de calidad para los períodos de prácticas,

    –       Vista la Recomendación del Consejo, de 22 de abril de 2013, sobre el establecimiento de la Garantía Juvenil,

    –       Vista su Resolución, de 11 de septiembre de 2013, sobre cómo combatir el desempleo juvenil: posibles soluciones[3],

    –       Vista su Resolución, de 16 de enero de 2014, sobre el respeto del derecho fundamental a la libre circulación en la UE[4],

    –       Visto el artículo 123, apartado 2, de su Reglamento,

    A.     Considerando que la economía de la UE se está recuperando gradualmente y que, por primera vez desde 2011, están aumentando los niveles de empleo, el PIB y las rentas de los hogares;

    B.     Considerando que los niveles de desempleo juvenil siguen siendo alarmantes; que, en abril de 2014, el 22,5 % de los jóvenes activos estaban en paro, y que las tasas de desempleo variaban entre el 7,8 % en Alemania y más del 50 % en Grecia, España y Croacia, lo que revela marcadas diferencias geográficas;

    C.     Considerando que 7,5 millones de europeos menores de 25 años ni trabajan, ni estudian, ni reciben formación alguna («ninis»); considerando que estas cifras siguen aumentando, con el consiguiente riesgo de que estos jóvenes se conviertan en una generación perdida;

    D.     Considerando que las políticas activas del mercado de trabajo y las estrategias de activación son clave para ayudar a los desempleados a encontrar un trabajo digno;

    E.     Considerando que, para garantizar la creación de empleo sostenible, se necesita asimismo una estrategia de crecimiento a escala de la UE que aproveche el pleno potencial que ofrecen nuestros mercados comunes;

    F.     Considerando que, pese a los elevados niveles generales de desempleo juvenil, determinados sectores, como las TIC y la sanidad, tienen dificultades crecientes para cubrir vacantes con personal cualificado;

    G.     Considerando que en algunos Estados miembros puede observarse una brecha creciente entre las cualificaciones de los titulados universitarios y las competencias que demanda el mercado laboral;

    H.     Considerando que, por la gran importancia que otorgan a las competencias prácticas, el sistema dual de formación profesional y las titulaciones combinadas de formación académica y profesional empleados en algunos Estados miembros han demostrado una gran eficacia, en particular durante la crisis, al aumentar la empleabilidad de los jóvenes y mantener así en niveles bajos el desempleo juvenil;

    I.      Considerando que se pueden observar asimetrías geográficas entre la oferta y la demanda de empleos y cualificaciones tanto dentro de los Estados miembros como entre ellos;

    J.      Considerando que en la UE hay dos millones de puestos de trabajo sin cubrir, y que existe la posibilidad de aprovechar el potencial de la libre circulación de trabajadores; considerando que la movilidad de trabajadores entre los Estados miembros, sin embargo, representa solo el 2,8 %;

    K.     Considerando que la asistencia financiera de la UE, fundamentalmente la financiación procedente del Fondo Social Europeo y en el contexto de la Iniciativa sobre Empleo Juvenil y el Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización, puede ayudar a los Estados miembros a luchar contra el desempleo juvenil;

    1.      Insta a los Estados miembros a que tomen medidas enérgicas para luchar contra el desempleo juvenil, en particular mediante una actuación preventiva contra el abandono escolar prematuro o mediante programas de formación y aprendizaje profesional (por ejemplo, la implantación de un sistema educativo dual o de estructuras de otro tipo igualmente eficaces), desarrollen estrategias integrales para los jóvenes que ni trabajan, ni estudian, ni reciben formación («ninis»), y apliquen plenamente los programas nacionales de Garantía Juvenil;

    2.      Pide a los Estados miembros que promuevan políticas que estimulen el crecimiento, y solicita una acción a escala europea en términos de una estrategia europea de crecimiento que impulse la inversión y el desarrollo en sectores clave, como el mercado digital, el mercado de las telecomunicaciones y una comunidad energética europea, para generar así empleo sostenible;

    3.      Pide a los Estados miembros que se centren en la creación de oportunidades de educación y formación o aprendizaje profesional en aquellos sectores que se enfrentan a dificultades crecientes para cubrir vacantes con personal cualificado;

    4.      Cree, además, que la mejora del acceso a la financiación y la simplificación de los trámites para la creación de empresas deben considerarse asuntos prioritarios a fin de dar empuje a nuevas pymes y garantizar la supervivencia de las existentes, que generan la mayoría de los nuevos empleos;

    5.      Pide a la Comisión Europea que busque activamente apoyo, iniciativas y otras formas de cooperación con el sector privado para atajar el desempleo juvenil;

    6.      Pide a los Estados miembros que, a fin de combatir el desempleo, eliminen las barreras burocráticas a las que se enfrentan los autónomos y las pequeñas empresas, introduzcan políticas tributarias propicias, creen un clima más favorable para la inversión privada y corrijan las leyes concursales desproporcionadamente punitivas;

    7.      Insta a los Estados miembros a que compartan estrategias eficaces y mejores prácticas, y a que coordinen sus estrategias y lleguen a soluciones comunes para el problema del desempleo juvenil, ya que en algunas zonas geográficas la mejor manera de abordarlo es mediante medidas transfronterizas, y también porque el nivel de desempleo constituye un desafío para la economía de la UE en su conjunto;

    8.      Pide a la Comisión y a los Estados miembros que apoyen nuevas modalidades de negocio, en especial el emprendimiento social, el cotrabajo y la colaboración masiva (crowdsourcing), y pongan en marcha medidas de apoyo a cooperativas jóvenes y nuevas empresas innovadoras con carácter social;

    9.      Hace hincapié en que el sistema dual de formación profesional y los estudios de doble vía, centrados en la experiencia práctica, han pasado la prueba de la crisis económica particularmente bien, aumentando la empleabilidad y contribuyendo así a reducir el desempleo juvenil, y pide, por consiguiente, que los Estados miembros afectados por la crisis reformen en este sentido sus sistemas de formación;

    10.    Pide a los Estados miembros que mejoren la cooperación entre las empresas y el sector educativo en todos los niveles, con el objetivo de adaptar mejor los planes de estudio a las demandas del mercado laboral; insta asimismo a los Estados miembros a que, para garantizar la movilidad, conviertan EURES en la herramienta de preferencia para ofertantes y solicitantes de empleo;

    11.    Hace hincapié, no obstante, en que la puesta en marcha de los programas nacionales de Garantía Juvenil debe ir acompañada de reformas estructurales y del mercado de trabajo de manera que todos los Estados miembros estén preparados para afrontar desafíos futuros;

    12.    Pide a los Estados miembros de la UE que, cuando presenten solicitudes al Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización, incluyan activamente, si procede, una solicitud en el marco de la Iniciativa sobre Empleo Juvenil, y les pide asimismo que otorguen prioridad al emprendimiento juvenil en este programa;

    13.    Anima a los Estados miembros a que opten por ampliar las medidas contra el desempleo juvenil a los jóvenes de entre 24 y 30 años, ya que, tras siete años de crisis, los jóvenes desempleados que antes trabajaban, por ejemplo, en sectores afectados por la burbuja inmobiliaria, sin una sólida formación previa, ya tienen más de 24 años;

    14.    Insta a los Estados miembros a que revisen su legislación laboral y su sistema de seguridad social cuando estos supongan un obstáculo para el acceso de los jóvenes al mercado de trabajo;

    15.    Insta a los Estados miembros a que vinculen sus políticas de empleo juvenil a contratos de trabajo sostenible y de calidad, a fin de atajar el creciente fenómeno de la precariedad y el subempleo estructurales;

    16.    Pide a los Estados miembros que sean rigurosos en la aplicación de la legislación vigente de la UE sobre la protección de los jóvenes en el trabajo, y que luchen contra cualquier abuso intensificando los controles que llevan a cabo los organismos nacionales de inspección de trabajo;

    17.    Subraya que la economía europea necesita que se hagan esfuerzos por mejorar, en vez de limitar, la libre circulación y la movilidad profesional en la UE, y pide a los Estados miembros que velen por la libre circulación de todos los ciudadanos y trabajadores con miras a permitir el desarrollo de un auténtico mercado laboral de la Unión, eliminar los estrangulamientos y hacer posible que los trabajadores de la UE se desplacen adonde exista demanda para sus aptitudes;

    18.    Pide a la Comisión y a los Estados miembros que sigan mejorando la transparencia y el reconocimiento de las cualificaciones dentro de la Unión, en particular a través del Sistema Europeo de Créditos para la Educación y la Formación Profesionales, Europass y el Marco Europeo de Cualificaciones;

    19.    Subraya la importancia de que los jóvenes adquieran competencias transversales, como las relacionadas con las TIC y las competencias de liderazgo, pensamiento crítico y lingüísticas, por ejemplo estudiando en el extranjero, a fin de mejorar sus perspectivas laborales, su adaptabilidad a los futuros cambios en el mercado de trabajo y su participación activa en la sociedad;

    20.    Recuerda que, en el contexto de la actual crisis económica, la educación, la formación y la creatividad son fundamentales para generar innovación, productividad y crecimiento en Europa; hace hincapié, por tanto, en la importancia del programa «Erasmus para todos», y anima a la Comisión a que ponga fin a las discrepancias que existen entre los Estados miembros en materia de normas educativas y logre el pleno reconocimiento de los títulos en toda la UE;

    21.    Insta a los Estados miembros a que eliminen las barreras existentes para los programas transfronterizos de formación de aprendices y prácticas profesionales, a fin de ajustar mejor la oferta y la demanda de oportunidades de formación en el trabajo para los jóvenes;

    22.    Pide a todas las instituciones que velen por una pronta adopción de la Directiva sobre las condiciones de entrada y residencia de los nacionales de terceros países para fines de investigación, estudios, intercambio de alumnos, prácticas remuneradas y no remuneradas, servicios de voluntariado y colocación au pair, a fin de fomentar la empleabilidad de los jóvenes.

    23.    Apoya la propuesta de la Comisión, presentada en su Informe sobre la ciudadanía de la UE 2013, de reformar el Reglamento de coordinación de los sistemas de seguridad social con el fin de ampliar de tres a seis meses el periodo mínimo obligatorio durante el cual los Estados miembros de origen deben proporcionar prestaciones a sus ciudadanos; considera que dicha propuesta contribuirá a ofrecer seguridad a los demandantes de empleo que se desplacen a otros países de la UE y a reducir los costes fiscales para los Estados miembros de acogida, al tiempo que servirá para prevenir cualquier tipo de abuso;

    24.    Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución a la Comisión y al Consejo.