Procedimiento : 2014/2716(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B8-0061/2014

Textos presentados :

B8-0061/2014

Debates :

Votaciones :

PV 17/07/2014 - 10.7
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P8_TA(2014)0011

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 127kWORD 58k
Véase también la propuesta de resolución común RC-B8-0059/2014
15.7.2014
PE536.962v01-00
 
B8-0061/2014

tras una declaración de la Vicepresidenta de la Comisión / Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad

presentada de conformidad con el artículo 123, apartado 2, del Reglamento


sobre la situación en Irak (2014/2716(RSP))


Victor Boştinaru, Elena Valenciano Martínez-Orozco, Ana Gomes, Kati Piri, Eugen Freund, Demetris Papadakis en nombre del Grupo S&D

Resolución del Parlamento Europeo sobre la situación en Irak (2014/2716(RSP))  
B8‑0061/2014

El Parlamento Europeo,

–       Vistas sus anteriores resoluciones sobre Irak, en particular la Resolución de 27 de febrero de 2014 sobre los recientes actos de violencia en Irak(1),

–       Vistos el Acuerdo de Asociación y Cooperación (ACC) entre la Unión Europea y sus Estados miembros, por una parte, y la República de Irak, por otra parte, y la Resolución del Parlamento Europeo, de 17 de enero de 2013, sobre el Acuerdo de Asociación y Cooperación entre la UE e Irak(2),

–       Vistas las Conclusiones del Consejo de Asuntos Exteriores sobre Irak, en particular, las del 23 de junio de 2014,

–       Vista la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948,

–       Visto el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de 1966, ratificado por Irak,

–       Visto el artículo 123, apartado 2, de su Reglamento,

A.     Considerando que el grupo yihadista escindido de Al Qaeda Estado Islámico (EI) (anteriormente Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL)) ha conquistado zonas del noroeste de Irak, incluida la segunda ciudad más grande del país, Mosul, a lo que han seguido ejecuciones sumarias de ciudadanos iraquíes, la imposición de una interpretación severa de la ley islámica, la destrucción de lugares de culto y santuarios chiíes, sufíes y suníes, la profanación de iglesias y otras atrocidades contra la población civil; que el EI ha declarado su intención de librar Irak de chiíes y destruir sus lugares santos en las ciudades de Kerbala y Najaf;

B.     Considerando que existe un vínculo directo entre las situaciones en Irak y en Siria que ha sido crucial para el surgimiento del EI; que la libertad de movimientos del EI entre Siria e Irak le ha proporcionado la oportunidad de reforzar su presencia en ambos países, autoafirmarse y poder proclamar un «califato» en un territorio segregado de Siria e Irak;

C.     Considerando que el EI se ha asegurado fuentes de ingresos importantes saqueando bancos y empresas en los territorios que controla, vendiendo petróleo en las regiones del norte de Siria que tiene ocupadas y recibiendo fondos de donantes acaudalados, en particular de Arabia Saudí, Qatar, Kuwait y los Emiratos Árabes Unidos;

D.     Considerando que el rápido ascenso del EI ha revelado la fragilidad del ejército y las instituciones iraquíes, plagadas de corrupción, sectarismo y políticas exclusivistas del Gobierno del Primer Ministro, Nuri al Maliki, lo que ha conducido a una marginación significativa de la minoría suní de Irak;

E.     Considerando que el Presidente del Gobierno regional kurdo, Masud Barzani, ha pedido al Parlamento regional que constituya una comisión electoral independiente con vistas a la organización de un referéndum sobre la independencia de la región semiautónoma;

F.     Considerando que el 30 de abril de 2014 se celebraron en Irak elecciones legislativas que otorgaron una mayoría al bloque Estado de Derecho del Primer Ministro, Nuri al Maliki; que, ante los retos trascendentales a que se enfrenta Irak, como la ofensiva del EI y la inminencia de la votación por la independencia kurda, y habida cuenta de la incapacidad del Gobierno de al Maliki para gobernar de manera integradora y tolerante, se están multiplicando los llamamientos a al Maliki para que no aspire a un tercer mandato como primer ministro y, en su lugar, se forme un gobierno verdaderamente integrador; que el líder religioso chií, el Ayatolá Sistani, ha pedido a las partes iraquíes que alcancen urgentemente un acuerdo sobre un gobierno de esas características, pero que el Parlamento iraquí recién elegido ha sido incapaz de ello hasta el momento;

G.     Considerando que los Estados Unidos de América y la República Islámica de Irán se han comprometido a apoyar al Gobierno de Irak mediante el envío, por parte de los EE.UU., de asesores militares y la promesa de Irán de proteger las ciudades santas chiíes de Kerbala y Najaf; que el Presidente Hasán Ruhaní ha señalado su disposición a cooperar con los EE.UU. para hacer frente a la amenaza del EI en Irak y contribuir a la estabilización del país; que, no obstante, el Jefe Supremo de la República Islámica, el Ayatolá Jamenei, ha descartado dicha cooperación;

H.     Considerando que la desintegración de los Estados regionales podría tener efectos devastadores para la estabilidad del conjunto de la región, así como para la seguridad de los suministros energéticos;

I.      Considerando que se estima que alrededor de 3 000 ciudadanos de Estados miembros de la UE han viajado a Irak y Siria para unirse a grupos yihadistas terroristas como el EI; que los Gobiernos de los Estados miembros de la UE consideran a estos ciudadanos de la UE un riesgo para la seguridad; que uno de estos ciudadanos cometió un acto terrorista en el Museo Judío de Bruselas a su regreso de Siria, donde se había unido al EI;

J.      Considerando que la aparición del EI ha producido una crisis humanitaria, en particular el desplazamiento masivo de civiles; que la UE ha decidido aumentar su ayuda humanitaria a Irak en 5 millones de euros para proporcionar asistencia básica a las personas desplazadas, lo que sitúa la ayuda humanitaria destinada en 2014 a Irak en 12 millones de euros hasta la fecha;

1.      Expresa su profunda preocupación por el rápido deterioro de la situación de la seguridad en Irak; condena enérgicamente los ataques cometidos por el EI contra ciudadanos iraquíes con ejecuciones sumarias, la imposición de una interpretación severa de la ley islámica, la destrucción de lugares de culto y del patrimonio histórico, cultural y artístico de la región, y otras atrocidades; advierte que las posturas extremas del EI contra los chiíes aumentan el riesgo de asesinatos sectarios a gran escala en caso de que se permita al EI mantener el territorio del que se ha apropiado y expandirse;

2.      Apoya a las autoridades iraquíes en la lucha contra el terrorismo del EI, pero hace hincapié en que la respuesta en materia de seguridad debe ir acompañada de una solución política duradera que incluya a todos los componentes de la sociedad iraquí y aborde sus legítimas reivindicaciones; subraya además que en la lucha contra el terrorismo deben respetarse los derechos humanos y el Derecho humanitario internacional;

3.      Se congratula por la celebración de las elecciones legislativas del 30 de abril de 2014, en las que el pueblo iraquí ejerció su derecho democrático a elegir a sus representantes en una situación de seguridad inestable; pide la formación urgente de un auténtico gobierno de unidad nacional, que tenga en cuenta los resultados de las elecciones, como base para la reconciliación nacional; subraya la importancia de una inclusión significativa de representantes suníes en ese gobierno;

4.      Pide a todos los actores regionales que contribuyan a los esfuerzos encaminados a promover la seguridad y la estabilidad en Irak y en la región; pide, en particular, a Irán que utilice su influencia ante el Gobierno de al Maliki para que se lleven a cabo reformas reales y, en particular, se tienda la mano a la minoría suní y se renueve el ejército de manera inclusiva, no sectaria y no partidista;

5.      Pide a los EE.UU. y a Irán que actúen con arreglo a su interés compartido de garantizar un Irak estable y seguro y en oposición al EI; observa, no obstante, un estrecho vínculo entre la situación en Irak y la situación en Siria; subraya, por lo tanto, que para que una posible cooperación entre los EE.UU. e Irán en Irak produzca resultados tangibles debe abordarse al mismo tiempo la situación en Siria, donde debe llevarse a cabo urgentemente una auténtica transición política;

6.      Pide a los Gobiernos de Arabia Saudí, Kuwait, Qatar y los Emiratos Árabes Unidos que hagan todos los esfuerzos posibles para poner fin al flujo de fondos privados desde estos países hacia los diferentes grupos yihadistas iraquíes y sirios que tanto han contribuido al ascenso del EI y, en última instancia, representan una grave amenaza de seguridad también para estos países;

7.      Reitera su apoyo a la unidad y la integridad territorial iraquíes; pide al Gobierno de Irak y al Gobierno regional del Kurdistán que resuelvan sus diferencias mediante el diálogo, por ejemplo en lo que se refiere a la estructura del Estado iraquí y la naturaleza del autogobierno kurdo, las exportaciones de energía y el reparto de los ingresos del petróleo;

8.      Pide una cooperación más estrecha entre los Estados miembros de la UE a la hora de identificar, localizar, controlar y detener a ciudadanos y residentes de la UE que viajan a Oriente Próximo con la intención de unirse a grupos yihadistas violentos como el EI o regresan a la UE después de haber combatido para esos grupos;

9.      Acoge con satisfacción el aumento de la asistencia humanitaria de la UE a Irak; pide al Gobierno iraquí que haga todos los esfuerzos posibles para proteger a todos los ciudadanos y ofrecer servicios esenciales y seguridad a todas las poblaciones afectadas por la aparición del EI;

10.    Reafirma el compromiso de la UE de fortalecer sus relaciones con Irak, en particular mediante la aplicación del Acuerdo de Asociación y Cooperación UE-Irak; pide al Consejo que siga ayudando a Irak en su labor en favor de la democracia, el respeto de los derechos humanos y el Estado de Derecho y la buena gobernanza, apoyándose en especial en la experiencia adquirida por la Misión Integrada de la Unión Europea por el Estado de Derecho en Irak (EUJUST LEX-IRAK).

11.    Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución a la Vicepresidenta de la Comisión / Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, al Consejo, a la Comisión, al Representante Especial de la UE para los Derechos Humanos, a los Gobiernos y los Parlamentos de los Estados miembros, al Gobierno y al Consejo de Representantes de Irak, al Gobierno regional del Kurdistán, al Secretario General de las Naciones Unidas y al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

(1)

Textos Aprobados, P7_TA(2014)0171.

(2)

Textos Aprobados, P7_TA(2013)0023.

Aviso jurídico - Política de privacidad