Propuesta de resolución - B8-0041/2015Propuesta de resolución
B8-0041/2015

    PROPUESTA DE RESOLUCIÓN sobre la libertad de expresión en Turquía: detenciones recientes de periodistas y directivos de medios de comunicación y presión sistemática contra los medios de comunicación

    12.1.2015 - (2014/3011(RSP))

    tras una declaración de la Vicepresidenta de la Comisión / Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad
    presentada de conformidad con el artículo 123, apartado 2, del Reglamento

    Alexander Graf Lambsdorff, Johannes Cornelis van Baalen, Marietje Schaake, Ramon Tremosa i Balcells, Beatriz Becerra Basterrechea, Ivan Jakovčić, Jozo Radoš, Petr Ježek, Ivo Vajgl, Louis Michel, Gérard Deprez, Pavel Telička, Fredrick Federley, Marielle de Sarnez en nombre del Grupo ALDE

    Véase también la propuesta de resolución común RC-B8-0036/2015

    Procedimiento : 2014/3011(RSP)
    Ciclo de vida en sesión
    Ciclo relativo al documento :  
    B8-0041/2015
    Textos presentados :
    B8-0041/2015
    Debates :
    Textos aprobados :

    B8‑0041/2015

    Resolución del Parlamento Europeo sobre la libertad de expresión en Turquía: detenciones recientes de periodistas y directivos de medios de comunicación y presión sistemática contra los medios de comunicación

    (2014/3011(RSP))

    El Parlamento Europeo,

    –       Vistas sus anteriores Resoluciones sobre Turquía, en particular la Resolución de 12 de marzo de 2014 sobre el Informe de 2013 relativo a los progresos realizados por Turquía[1], la Resolución de 13 de junio de 2013 sobre la situación en Turquía[2] y la Resolución de 13 de noviembre de 2014 sobre las tensiones generadas por las acciones turcas en la zona económica exclusiva de Chipre[3],

    –       Vistas las detenciones de periodistas, directivos de medios de comunicación y otras personas que se llevaron a cabo en Turquía el domingo 14 de diciembre de 2014,

    –       Visto que, en los últimos años, Turquía ha sido uno de los países peor clasificados en lo que a libertad de prensa y de los medios de comunicación se refiere, en particular debido al número de periodistas encarcelados, que asciende a unos 70, a la prohibición de determinados libros y a la autocensura, así como a las multas fiscales impuestas a los medios de comunicación críticos, que son motivo de gran preocupación,

    –       Visto el artículo 123, apartado 2, de su Reglamento,

    A.     Considerando que las últimas detenciones se enmarcan dentro del proceso de socavación sistemática del Estado de Derecho, la independencia del poder judicial, la separación de poderes y el respeto de los valores democráticos y las libertades fundamentales; que los miembros del Gobierno del entonces primer ministro Erdogan fueron acusados de corrupción, y que la polarización y las represiones se han exacerbado;

    B.     Considerando que estas detenciones parecen estar relacionadas con el actual conflicto del presidente Erdogan con el movimiento Hizmet, encabezado por el intelectual musulmán afincado en los EE. UU., Fetulah Gülen, y que se producen un año después de que la policía y los fiscales acusaran a miembros del Gobierno de Erdogan de corrupción;

    C.     Considerando que Turquía ya cuenta con un gran número de periodistas encarcelados y que la presión contra los medios de comunicación se ha incrementado durante estos últimos años, ejerciéndose también contra los propietarios y directivos de grupos de medios de comunicación, así como contra plataformas de comunicación social y en línea;

    D.     Considerando que, en 2014, Freedom House clasificó a la prensa de Turquía en la categoría de «sin libertad», mientras que en 2013 lo había hecho en la de «parcialmente libre»;

    E.     Considerando que, en Turquía, la situación de prisión preventiva puede durar meses y que ya se ha prorrogado con anterioridad para castigar en la práctica a los sospechosos antes de llevarlos a juicio;

    1.      Lamenta las detenciones en masa que se produjeron en Turquía el 14 de diciembre de 2014 y pide a las autoridades que presenten inmediatamente pruebas creíbles de los delitos de los que se acusa a las personas detenidas, así como que incoen rápidamente los procedimientos judiciales, con total transparencia y con las oportunas salvaguardias legales y procesales para garantizar un juicio justo; pide al Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE) que intensifique su presencia durante los juicios a periodistas y defensores de los derechos humanos;

    2.      Lamenta que, el 6 de enero de 2015, las unidades de lucha contra el terrorismo registraran la casa de la periodista holandesa Frederike Geerdink y detuvieran a esta con fines de provocación, justamente cuando se encontraba en Turquía el ministro de Asuntos Exteriores de Holanda, Bert Koenders; pide la máxima transparencia en este asunto;

    3.      Recuerda a las autoridades turcas que deben ser extremadamente cuidadosas cuando traten con los medios de comunicación y los periodistas, ya que la libertad de expresión y de prensa sigue siendo esencial para el funcionamiento de una sociedad abierta y democrática;

    4.      Constata con gran preocupación que la sociedad turca sigue estando sumamente polarizada y que en los debates políticos suelen traerse a colación rumores especulativos, escuchas telefónicas obtenidas de forma ilegal, conspiraciones y complots sin sentido; subraya que solo un Estado de Derecho y una sociedad civil transparentes y que funcionen adecuadamente pueden infundir confianza a las distintas instituciones y a los ciudadanos en el marco de una sociedad madura y democrática;

    5.      Constata que las detenciones del 14 de diciembre de 2014 responden a un patrón de comportamiento deplorable por el que se incrementan las presiones y restricciones contra la prensa y los medios de comunicación, incluidos los medios y foros sociales en Internet, comportamiento del que son en última instancia responsables el Gobierno y los altos mandatarios turcos;

    6.      Acoge con satisfacción las declaraciones realizadas por la Vicepresidenta de la Comisión / Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, y por el Comisario responsable de las negociaciones de adhesión, en las que se destacaba que el empeoramiento de la libertad de prensa y de los medios de comunicación en Turquía va en contra de los valores de la UE y, como tal, supone un paso atrás en la vía de la adhesión;

    7.      Subraya la necesidad de adoptar, paralelamente a las negociaciones de adhesión, que están paralizadas, un nuevo enfoque en las relaciones UE-Turquía centrado en una cooperación pragmática en los muchos ámbitos de interés común para la UE y Turquía, como la política exterior y el comercio; reitera, no obstante, que el respeto del Estado de Derecho, los valores democráticos y las libertades fundamentales son criterios clave para la UE; anima al Gobierno turco a reformar su sistema judicial de modo que se respeten el Estado de Derecho y los derechos fundamentales;

    8.      Pide a las instituciones de la UE y a todos los actores turcos que hagan todo lo posible por mejorar drásticamente y superar la situación actual de punto muerto en la que se hallan las relaciones entre la UE y Turquía, mediante acciones concretas y criterios de referencia en un período determinado, y que la UE exponga de forma indiscutiblemente clara que cualquier paso atrás con respecto al Estado de Derecho y los derechos fundamentales, dado al amparo de los dirigentes del Gobierno, repercutirá de forma negativa y concreta en las relaciones;

    9.      Recuerda a Turquía las obligaciones que le corresponden como miembro del Consejo de Europa, así como la necesidad de seguir adelante con las reformas judiciales; recuerda los muchos asuntos interpuestos contra Turquía ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos;

    10.    Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Parlamento y al Gobierno de Turquía, así como a los Estados miembros, a la Comisión y al Servicio Europeo de Acción Exterior.